FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Platón) ¿Son identicos el hombre y la mujer? ¿Tendríamos que exigirles exactamente lo mismo? ¿Hay funciones propias de la mujer y del hombre?

¿Somos iguales o diferentes en posibilidades, capacidades, derechos, oportunidades...?

Visitas: 3956

Respuestas a esta discusión

Obviamente hombre y mujer no son idénticos en todos los aspectos, pero realmente nadie es idéntico. Un hombre puede tener mayor fuerza que otro y, a su vez, una mujer ser más fuerte que el primero. Es cierto que las diferencias físicas de las mujeres pueden hacernos diferentes, pero no porque los hombres desarrollen más unas capacidades, no significa que las mujeres no las podamos desarrollar. Sin embargo, siempre habrá diferencias entre hombres y mujeres. Pero de la misma manera en que hombres y mujeres actualmente llevamos (en la sociedad occidental) los mismos estilos de vida, deberíamos tener igualdad en derechos, oportunidades, posibilidades. Porque dos personas que están en las mismas condiciones, deben tener unas mismas oportunidades.

El hombre y la mujer no son iguales, pues ya físicamente las diferencias son obvias. Tenemos diferencias psíquicas, físicas y, en general, hasta de gustos (deportes, comidas, colores, ropas,...), pero nada de esto tenía que ser diferenciador a la hora de valorar a la persona, pues tendría que ser por su capacidad, esfuerzo y trabajo, teniendo como objetivo el mismo salario ante un mismo trabajo, valorándose que las obligaciones y las responsabilidades no estén marcadas por una sociedad en la que tenga más valor la opinión de un hombre, sino la capacidad de desarrollo de la persona.

Indudablemente si miramos la parte física, no son iguales, hay diferencias bastante claras, por dentro del cuerpo y por fuera.La mujer desde que nace tiene un papel impuesto y es el de ama de casa, desde el mismo momento que llega al mundo ya parece que nace sabiendo, limpiar, cocinar, fregar, pero gracias a Dios eso está cambiando, aunque muy poco a poco. Tanto el hombre como la mujer son seres humanos y en cuestión de derechos, deberían tener los mismos, los dos trabajan y tienen la misma capacidad intelectual, pueden hacer el mismo trabajo, evidentemente la mujer no tiene la misma condición física. Pero tanto el hombre como la mujer nacen sin saber nada, todo lo aprenden a lo largo de su vida , así que deberían e estar en igualdad de condiciones.

La mujer y el hombre no son idénticos físicamente, pero sí son idénticos ante su calidad de seres humanos. Esto quiere decir que existen claras diferencias físicas y anatómicas. Por ejemplo, el hombre tiene un mayor porcentaje de músculo, mientras que la mujer tiene mayor porcentaje de materia grasa. No podemos exigir lo mismo a ambos en ámbitos como las pruebas físicas, porque biológicamente, el cuerpo del hombre es más fuerte, posee más musculatura y su metabolismo es más rápido; mientras que las mujeres tienen más especificidad técnica ( en términos generales, siempre hay excepciones). No obstante, sus almas son iguales. Ambos son seres humanos y, por el simple hecho de serlo, tienen los mismos derechos y deberes.

Asimismo, creo que hay funciones propias del hombre y la mujer, pero sólo hablando en términos biológicos. El cuerpo de la mujer está preparado por su anatomía para albergar y engendrar al bebé, gracias al útero; mientras que el del hombre no. En cualquier otro aspecto, sobre todo en la sociedad actual en la que vivimos, hombre y mujer tienen o pueden tener las mismas funciones. Eso de distinguir entre tareas de mujeres y hombres es algo que hemos heredado de la tradición machista que durante años ha perdurado en las sociedades de todo el mundo, y aún lo hace en muchas. Independientemente del sexo, toda persona está capacitada para hacer cualquier tarea o desempeñar cualquier función. No depende de ser hombre o mujer el realizar una tarea adecuadamente. 

La respuesta a esta pregunta varía según el medio en el cual lo compares. Pues si hablamos físicamente obviamente no es iguales pues el hombre es mucho más fuerte y alto que la mujer, o intelectualmente la mujer es superior al hombre, sin embargo judicialmente ambos son iguales, o deberían serlo. Por lo cual deberíamos exigirles lo mismo en aquellas cosas en las que son iguales como judicialmente, pero en aquellas cosas en las que no son iguales deberíamos pedirle cosas adaptadas a sus capacidades, pero también es cierto que cualquier hombre o mujer puede a llegar a superar a una persona del sexo contrario si se esfuerza pero no pueden llegar al mismo punto final.

Está claro que el hombre y la mujer no son iguales ni biológicamente, ni psicológicamente, ni físicamente. El hombre normalmente tiene ,por ejemplo, el cuerpo más musculoso que la mujer y la mujer tiene, entre otras, la capacidad de distinguir más gamas de colores que los hombres. A nivel psicológico también existen diferencias entre los dos géneros, las mujeres son mejores en ejercicios matemáticos y en pruebas de habilidad mental, mientras que los hombres son mejores en pruebas de reflejos y en el razonamiento matemático.

Estas diferencias biológicas entre los géneros hacen que no se les pueda exigir los mismo a un hombre que a una mujer o viceversa. Las mujeres tienen ventajas en ciertas actividades y los hombre las tienen sobre otras.

A pesar de estas diferencias biológicas, socialmente el hombre y la mujer deben ser completamente iguales. A lo largo de la historia se ha seguido en la sociedad la filosofía de Aristóteles, que despreciaba completamente a la mujer por considerarla solo como un receptáculo donde se forma el niño y nada más. Este machismo ha continuado hasta nuestros días, en los que por fin se han empezado a tomar medidas para favorecer esa igualdad.

Aunque se han llevado a cabo una gran cantidad de avances en el terreno de la igualdad, aún queda un largo camino que recorrer para alcanzar la igualdad total, por lo que debemos seguir exigiendo que se promuevan leyes en favor de la igualdad y fomentar el respeto entre los dos géneros.

Esta claro que los hombres y las mujeres son diferentes tanto biologicamente como fisicamente, por el hecho del hombre tener un cuerpo más musculoso y la mujer más capacidad para diferenciar una mayor gamma de colores. Por el hecho del hombre tener un fisico más fuerte, no se le deberia exigir lo mismo en pruebas fisicas, aunque con el esfuerzo todo se consigue y se puede superar. Obviando estas diferencias fisicas yo pienso que si somos iguales en cuanto a derechos y oportunidades, somos iguales ante la ley, puesto que somos ciudadanos de una misma sociedad y lo que implica igualdad, aunque hoy en día se sigan dando discriminaciones de género en el ámbito laboral por ejemplo, como el sueldo es mayor para el hombre en comparación con el de la mujer, la valoración del esfuerzo ocurre algo similar, y así en diversos ámbitos relacionados con el trabajo, y no deberia ser así ya que lo que no aporta el hombre lo puede aportar la mujer y viceversa, por lo que debe de existir esta igualdad de género para todo.

No, es un hecho científico que no compartimos experiencias semejantes en cuanto a nuestra observación, experimentación o concepción de los contextos, las exigencias no dependen de esto, sino de otros aspectos a tener en cuenta, en cuanto a su comportamiento, contienen puntos únicos o inconexos.

Siempre han existido y existirán diferencias entre el hombre y la mujer, no solo físicas sino también psicológicas. Todos sabemos que los hombre tienen más facilidad para llevar a cabo actividades que requieran esfuerzo físico porque tienen (generalmente) más fuerza y masa muscular que las mujeres, al igual que las mujeres tienen (generalmente) más capacidad para expresar sus sentimientos o la capacidad de albergar vida y mantener durante 9 meses a un embrión.

Muchas veces estereotipamos a hombres y a mujeres simplemente por el hecho de serlo, pero es verdad que sí hay diferencias entre ambos. ¿Esto implica que tengamos que exigirles actividades diferentes? Hay actividades que por lo general le serán más fáciles a los hombres que a las mujeres y viceversa.

La sociedad está mejorando cada vez más la igualdad ante las diferencias de género pero bajo mi punto de vista, siendo mujer considero que muchas veces intentando mejorarlo solo se afianzan más estas diferencias. Tenemos que aceptar que somos diferentes y lo que debemos de tratar es de que no haya discriminación de género tanto en el ámbito laboral como personal.

No hay funciones propias de la mujer y del hombre, la sociedad las ve propias porque alguien decidió verlas así. El hecho de que a un hombre le guste cocinar no significa que sea menos masculino que uno que prefiere arreglar el coche. Igual ocurre con las mujeres, una mujer que prefiere estudiar ingeniería no es menos femenina que otra que prefiere estudiar peluquería.

Bajo mi punto de vista estas creencias están muy arraigadas en la sociedad en la que vivimos y no es tan fácil eliminarlas.

No hay persona que sea idéntica a otra, generalmente tanto los hombres como las mujeres somos distintos física como mentalmente. Sin embargo, eso no debe llevarnos a elevar a uno sobre otro o a que haya distintos derechos y deberes para el hombre y otros para la mujer. Todos somos seres humanos y por tanto, merecemos ser  tratados de la misma manera, con las mismas libertades y con el mismo respeto.

Deberíamos exigirles lo mismo, pero no por el hecho de ser mujer u hombre y unos deban hacer unas cosas y otros otras, sino por las capacidades y habilidades que posee cada persona, es decir, debemos exigir a un hombre que haga tareas de casa no por ser hombre sino porque está igualmente capacitado a hacerlas al igual que cualquier otra mujer.

Sin embargo, eso no implica que tanto la mujer como el hombre no tengamos nuestras propias funciones pues somos biologicamente distintos y el cuerpo de un hombre no está capacitado para realizar determinadas cosas y viceversa.

Si comenzamos esta comparación desde el punto de vista físico es obvio que hay muchas diferencias entre el hombre y la mujer, ya que el hombre por ejemplo, de forma innata posee una mayor fuerza que la mujer, dando lugar a que en algunos trabajos se prefiera hombres debido a su condición física, es una actitud discriminatoria ya que aunque sea cierto y la mujer tenga una condición física innata peor que la del hombre, esta puede realizar cualquier trabajo sin necesidad por tanto de su exclusión.

Por tanto, si queremos una sociedad igualitaria deberíamos exigirle lo mismo a tanto mujer como a hombre, no existiendo por tanto funciones propias ni de mujer ni de hombre.

Puede que el hombre y la mujer seamos distinto en físico, pues desde el punto de vista biológico tenemos cualidades claramente distintas, pero a nivel intelectual, tampoco somos iguales, pero exalto en que ningún hombre se parece a otro hombre ni una mujer se parece a otra mujer. Dependiendo del desarrollo que haya tenido cada individuo a lo largo de su vida ha podido ejercitarse en una función o en otra.Pero eso si independiente del genero. Por tanto se nos debería juzgar por individuos no por el genero. Por tanto hombre y mujeres tienen los mismos derechos y se les debería exigir a los dos géneros por igual y exactamente lo mismo. Hay funciones propias de la mujer pero a nivel biológico, como el de amamantar a un recién nacido o ejercer el parto pero como he dicho antes todos los individuos somos diferentes.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio