FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Qué crees que sentirían los que te rodean si murieras?.Pregúntales y escribe su respuesta

Tal vez nos llevemos algunas sorpresas con esas respuestas, tal vez confirmemos lo que ya sabíamos

Visitas: 4812

Respuestas a esta discusión

REALIZADO POR MI PADRE:

Hoy en día, los medios de comunicación, sobre todo los audiovisuales, nos ponen al día de los dramas  que sufren algunas familias que han perdido un ser querido, tan querido como puede ser un hijo. Son tantas las causas que pueden ser las responsables de esas muertes, como una enfermedad, un accidente de circulación, un atentado o un crimen, que es inevitable que pasen desapercibidas. Lo que sí tienen en común todos estos casos es el sufrimiento y el dolor que expresan los rostros de esos padres. Siempre la misma imagen de unos ojos ahogados en lágrimas, de una voz rota que,  por muchos intentos,  no puede transmitir otra cosa que rabia e incomprensión. Y yo como padre me dejo llevar por la emoción, llegando a pensar en los sentimientos que tendría que vivir si a mi hija la muerte se la llevase. Desde luego que desapercibida la muerte de mi hija. Aunque fuera por motivo de una larga enfermedad que ya ha llegado a su fin, con el resultado de una muerte sin dolor, una muerte anunciada, donde  día a día la llama de la vida se va haciendo más pequeña, dando a entender que lo inevitable está cada vez más cerca. Aunque la última expresión de su cara sea la de un angelito, que es lo que siempre ha sido. No, nada d3 esto podría quitarme la rabia y la incomprensión de que mi hija con solo dieciséis años no pueda seguir viviendo, no habría persona, ni Dios que en el momento de su último suspiro, podría consolarme, ni darme a entender que después de una larga enfermedad es lo que mejor le podía pasarle. Porque con su edad, no hay derecho que la muerte le arrebate lo mucho que le queda por descubrir en este mundo, aunque no siempre sean alegrías. La vida es así, un día ganamos, otro día perdemos pero hay que vivirla lo mejor posible, hay que disfrutarla como si fuera una carrera con varias etapas, donde en cada etapa hay diferentes obstáculos que hay que superar y descubrir por sí mismo que lo más importante no es llegar el primero, pero si terminar la carrera y poder compartir con más gente todas las experiencias. Pero volviendo al tema, con tan corta edad mi hija perdiese la vida como yo podría tener la tranquilidad de decir que lo ha sentido, lo ha disfrutado, lo ha sufrido, todo lo bueno y lo malo de este mundo. Siento que mis gritos solo van dirigidos en contra de la injusticia de perder  a esta persona que no ha terminado de crecer tanto físicamente como mentalmente. Me siento insumiso, rebotado ante el pensamiento de esa desgracia y al mismo tiempo pienso que la culpa es mía. Llego a sentir ese remordimiento de no haber hecho bien mis obligaciones que son de proteger a los míos. Ni los recuerdos que tengo de mi hija desde que nació consiguen aliviar ese dolor que se hace cada vez más profundo, al contrario, volver a revivir esos buenos ratos que nos ha dado, hace que mi idea hacia la injusticia de que mi hija muera tan joven se haga más fuerte. Por mucho que me esfuerce, por muchas vueltas que le dé, no consigo pensar que el futuro que me espera vivir sin mi hija valga la pena conocerlo. Ojala se pueda detener el mundo antes de ese momento tan trágico o poder cambiarse y entregarle mi propia vida para que ella pueda seguir.

Tengo claro que mis pensamientos ante la muerte de mi hija serían de mucho dolor. Sirva este ejercicio para mi hija que aún vive, y hacerle llegar este pensamientos tan profundos para que disfrute con sus padres y hermano los muchos años que le quedan por vivir siendo plenamente feliz con lo que tiene, aunque a veces piense, equivocadamente, que esta vida no vale la pena y prefiera no vivirla, porque siempre algo malo trae algo mucho mejor después y hay que ser conscientes de que las personas que nos rodean y queremos algún día desaparecerán y Dios quiera que ese día yo no esté aquí para vivirlo porque la muerte de un hijo es lo más doloroso que a una persona le puede pasar.

¿Qué pasaría si Moret muriese? Que yo iría detras.
Ella es una de esas personas que si se fuera de mi vida, muero yo también. Es una de las personas por las que lucharías hasta el infinito. Si ella en cinco minutos que la tengo al lado, diez minutos, una hora, un dia, una semana, un mes, un año, el tiempo que fuese muriere yo no se que hacer. Me quedaría en un shock del que nunca saldría. No sería capaz ni derramar ni una lágrima es que me quedaría petrificada sin saber que hacer, es que habría perdido algo muy pero que muy importante en mi vida, habría perdido mas que una amiga una hermana. Sin ella mi vida... no volvería a lucir el sol. No volvería a pasar por una tarde de sonrisa, mil risas millones de fotos en cualquier momento y lugar, por que sencillamente no podríamos. Intentar repetir algo de eso sin ella sería undirnos en la tristeza. Es que no ella no ella no puede morir, no antes que yo. Es que no, me encerraría en mi habitación hasta que me dijeran que es mentira. Imaginar que muere una de tus mejores amigas en imaginar tu peor pesadilla, nunca me lo plantearía si no fuera por que Moret lo necesita para filosofía, es que la quiero a morir, ella es demasiado en mi vida para que se desvanezca como la nieve en un caluroso día de agosto. 
Imaginate que ella se muere por un accidente, nunca me perdonaría haberla dejado sola, la culpabilidad me persiguiría siempre. Yo tendría que haber sido su angel de la guarda, su pequeña mamá. Es que llegar a ese lugar y verla inerte, sin vida, sin soltar gritos por la boca, sin decir tonterias, sin decirme nada, sería lo mas duro que me puede pasar, sería lo mismo que si se muriese mi hermana pequeña y yo la viera. Y mucho menos presenciar su muerte por que no daría lugar, antes pongo mi vida en riesgo, es que verla morir sería mi suicidio. Es que no joder, que es imposible que ella muera por que si no me mata a mí. 
Y si la secuestrasen... ese tiempo sería el peor sufrimiento de mi vida, por que no sería yo la que estuviera en su lugar... y mas sabiendo que luego esa persona sin sentimientos por no insultarla la matase. Por que como yo me enterase quién era juro que la mataba haciendola sufrir como esta le ha hecho Moret y a mi. Me da igual lo que me pasara a mi después o muriera en el intento pero es que por ella hago lo que sea.
Sinceramente, no puedo, no puedo hacerme la idea que esto pueda pasar, por que si estoy perdida. Es que no es perder a ella es perder todo lo que venía con ella. No es recordarla como buenos momentos que puedo llamarla y pasar otros iguales o mejor con ella. Sería recordar con tristeza y lágrimas, todo lo que he perdido y que no puedo volver a recuperar, ni si quiera vivir algo parecido por que ella no está. Lo que siento en mi corazón, ese encogimiento por decirlo así no lo puedo describir, es algo muy doloroso que no se lo deseo a nadie, es horrible. 
En fin Moret que no quiero que te mueras, bueno no hace falta llegar a eso, que no quiero que desaparezcas de mi vida que no se que haría sin ti. Que eres algo mas que bueno en mi vida, que lo necesito para seguir adelante. Que me has hecho llorar hasta hace cinco minutos pero no te has dado ni cuenta por que eres un poco lila...Te quiere muchismo yo, que ya sabes quién soy. Que ya se que no eres inmortal pero yo lo creo, es una manera de saber que siempre te voy a tener mi pequeña.

Es algo que no me he planteado nunca, pues me da auténtico terror. El tema de la muerte de siempre me ha horrorizado, desde que era pequeña pensar en la muerte de mis padres me angustiaba. Algunas veces tenía sueños (auténticas pesadillas) en las que algunos de mis padres morían y lo pasaba fatal. Pensar en la muerte de un ser querido es muy duro, yo siempre he dicho que soy tan egoísta que prefiero morir la primera para no sufrir la ausencia de la persona querida.

Ponerse en la piel de una madre que pierde a un hijo es espantoso, sea en la situación que sea pues no creo que una muerte pueda resultar más o menos dolorosa que otra. Cuando aparecen en los informativos noticias sobre estos temas : padres que pierden a sus hijos en atentados terroristas, padres que tienen que vivir con la incertidumbre de no saber qué ha pasado con sus hijas de las que llevan años sin saber  nada de ellas( el caso de la chica de Motril que lleva muchos años desaparecida), padres que tienen que sufrir la pérdida de sus hijas que han sido violadas, maltratadas y asesinadas, me angustio pensando en lo que pueden sentir esos padres, tiene que ser un desgarro tan grande , un sufrimiento tan profundo y doloroso que no sé cómo pueden seguir  adelante. Los admiro por la capacidad que tienen, me imagino que en muchos casos gracias a la existencia de otros hijos siguen luchando día a día para poder sobrevivir.

Plantearme  que mi hijo algún día me pudiera faltar no lo he hecho nunca. Tengo compañeros de trabajo que han perdido a sus hijos, unos en accidentes de tráfico, otros debido a enfermedades y los he visto auténticamente hundidos. Con el tiempo lo han ido superando, aunque siempre queda en ellos un rasgo de amargura. Parece que este tipo de situaciones nunca le van a pasar a uno.

A mi me costaría mucho seguir adelante, dicen que estamos preparados para asumir la muerte de nuestros padres, pero nunca la muerte de un hijo, que lo natural es que un hijo entierre a un padre y no al contrario.

Yo soy una persona muy emocional, vivo todas las situaciones con mucha intensidad, para mi ser madre ha sido lo mas maravilloso que me ha pasado en la vida, y es donde centro casi toda mi energía; en ser una buena madre. No hay nada que se interponga entre mis hijos y yo, ellos  son los primero. Cuando alguien me pregunta, que a qué me dedico yo contesto lo siguiente: soy madre, profesora y esposa. Madre siempre por delante, planifico mi tiempo libre en función de las necesidades de ellos. Disfruto compartiendo sus aficiones, no hay actividad en la que ellos participen y yo  no asista como espectadora.

Hay una canción de Juan Manuel Serrat que dice: “Qué sería de mi, sin ti “, pues bien qué sería de mi en el caso de que mi hijo muriera, sin su sonrisa, sin sus abrazos, sin su cariño, sin esas palabras cariñosas que me dice cada mañana, sin esos días en los cuales se mete en la cama conmigo y me dice; dónde está mi madre rechulona. A quién iba yo a hacerle caricias como las que él me pide: mami por el pelo, mami por la espalda, mami con las uñas. Sin esas mañanas de sábado donde compartimos sus aficiones, él como participante y yo como espectadora. No lo quiero ni pensar, no me lo puedo imaginar y además por qué vivir con esa angustia, prefiero seguir pensando que eso nunca me ha a pasar a mi. Si todas las madres nos planteáramos la remota posibilidad de perder a un hijo no lo podríamos soportar.

Hay una cosa que tengo claro y es cuando una persona fallece nadie te la puede quitar de tú corazón, se que siempre mi hijo estaría conmigo y que siempre lo tendría presente. Intentaría ser feliz, pues sé que a él eso es lo que le gustaría, recordaría todos los momentos buenos que hemos pasado juntos. Intentaría seguir adelante por él, pero claro, todo esto es muy fácil decirlo sin saber lo que realmente se puede llegar a sentir ante una perdida tan dolorosa.

Espero no tener que encontrarme nunca en esta situación  así.

 

Esta pregunta no me gusta porque me cuesta muchisimo expresar esto porque la gente sufriria mucho y mi familia los primeros mis padres, mis amigos..empezando por mi familia a mi padre le daría algo nose como se sentiría ya que mi padre es un hombre bastante frío no demuestra sus sentimientos es como si fuera de piedra es mas en casi estos dieciocho años que tengo lo he visto llorar una vez en la vida pero se que me quiere que me cuida y me protege. A mi madre ella yo creo que caería incluso hasta en una depresión si esque no intentaría suicidarse para ella lo soy todo ella si me lo demuestra día a día siempre esta hay..no levantaría cabeza nunca y más que soy hija única y sería una verdadera tragedia, tal vez si hubiera tenido hermanos seguro que hubiera sido distinto porque estarían ellos para consolar a mis padres pero bueno espero que para esto pase mucho mucho tiempo, respecto a lo que sentirian mis abuelos pues no tengo a nadie ahora mismo me abuela la madre de mi madre se murió en noviembre hace dos años y desde luego si yo me hubiera muerto estando ella viva seguro que también le hubiera dado algo era su nieta preferida era más que una nieta una hija ppero por desgracia se murió cosa que creo aún no e podido superar ha sido el golpe mas duro de mi vida algo que no se explica con palabras... mi otra abuela se murió cuando yo era bastante pequeña entonces no lo e sentido tanto ya que no tenía mucho roce con ella pero en fin abuelos tampoco he tenido mi abuelo por parte de mi madre se murió cuando mi madre era pequeña imposible que lo hubiera conocido y el otro prefiero no hablar existe pero como si no existiera. Mis titas y titos también lo sentirían mucho ya que me quieren bastante la que mas lo sentiría de mis titas sería mi tia ana ella es la pequeña de todos los hermanos de mi madre y me críe con ella ahora tiene veinticinco años y es como una hermana para mi la hermana que nunca me dierón para mi es ella que yo creo que lo pasaría demasiado mal... sería un golpe bastante duro para ella.
Los demás titos que tengo también lo sentirían mucho ya que soy bastante cariñosa y buena y me quieren bastante al ser la única sobrina que podriamos decir que tienen porque tengo tres primos solo por parte de madre y dos son hermanas viven en el pueblo sin embargo el otro es el niño y también lo quieren pero es distinto conmigo tienen muchisimo roce, pero ellos con el tiempo lo podrían sobre llevar cada uno a su manera..mis primas y mi primo supongo que lo pasarían mal pero el que mas mi primo jose el pobre hace un año y poco mas perdío a su padre (que era mi tito de sangre, hermano de mi madre) pues imaginate si me pierde a mi ahora que e sido un punto de apoyo bastante grande en su vida, con mi primo tengo mucho roce se podría decir que desde chicos pues hemos estado juntos de mis primas pues eso si que es verdad que nose como les sentaría (espero que mal) pero al vivir en el pueblo pues las veo como mucho una vez al año o cuando pasa una tragedia y nos vemos todos o por que de la casualidad que yo este un día andando por Granada y me las encuentre así de casualidad así que eso no lo puedo decir ..
Mis amigas pues la verda esque amigas se cuentan con los dedos de la mano y mi mejor amiga si lo pasaría mal porque amigas verdaderas tengo dos y creo que se llevarían un golpe bastante duró pienso que siempre me recordarían pero que con el tiempo y el paso de los años me olvidarían..asin que por lo demás pues nose no me echo gracia hacer esta pregunta es bastante trite y sinceramente me queda mucha vida por delante o eso espero y muchos proyectos por hacer en mi vida.
También en esta pregunta se me plantea que si algún dia muriera me gustaría que hubiera otra vida (que yo se que hay otra vida ) para poder ver a esas personas que han fallecido y a las que tengo tantas ganas de ver y lo que mas me gustaría es en esta vida que si me pasará algo poder salirle a mi madre y decirle que no se preocupe que hay arriba hay otro mundo en el que me va a ver pero bueno aunque pienso también que a lo mejor si hay otro mundo pero una vez que te mueres en paz no puedes bajar aqui para nada ni verlos porque se supone que el que se muere se queda descansando en paz y tranquilo y si viera a sus seres mas queridos aqui pasandolo mal pues nose yo prefiriria no ver nada de eso. En fin..ahora mismo estoy viva y espero estarlo durante muchisimo tiempo..y no pensar nunca mas en todo esto...

Esta pregunta es muy difícil para mí, porque lo primero que no entiendo es la muerte, y además tampoco entiendo que personas con las que compartes toda una vida junta , y que nunca piensas que un día no lo tendrás a tu lado , es imposible que yo entienda la muerte y para mucha gente también creo que le pasará.Sobre todo , las personas jóvenes , es impensable, imposible de entender esto, por lo menos para mí, porque las personas mayores también es muy duro perderles, pero algunas veces, cuando las ves sufriendo por la enfermedad de su desgaste en la vida, que tanto ellos , me refiero a los enfermos, como los familiares, cuando desaparecen , te pueda dar un poco de tranquilidad en cuanto a que dejan de sufrir, aunque los eches mucho de menos, y no se olvidan nunca, pero cuando es alguien joven , es imposible comprender esa situación , siempre te preguntas ¿y por qué?, nunca lo llegarías a entender, y lo peor es que tienes que aceptarlo y sobre todo tienes que seguir viviendo.
Todo esto viene referido a que según yo , no lo entiendo el tema de la muerte así que voy a intentar responder a la pregunta después de la introducción que he hecho desde mi punto de vista.
Mi familia, a la quiero con locura, no sé como lo aceptarían .Creo que nunca y además, como los quiero tanto ,que no puedo ni escribir lo que pueden sentir si yo me muriera. Estoy hasta nerviosa , no solo porque sea yo la que me muera, sino por el daño tan grande que le haría mi familia, aunque no tenga la culpa yo.Para mis padres seria un palo grande, muy grande porque he sido muy deseada para venir al mundo , mis padres me han criado con mucho cariño, amor y deseo de tenerme con ellos , han sufrido cuando he estado algo enferma, cuando he tenido problemas …Siempre me han ayudado en todo lo que han podido, siempre pensando en que esté lo mejor con ellos, en todos los aspectos, no le ha molestado cuando era pequeña y se tenían que levantar por la noche, porque me quieren mucho, aunque esté feo que lo diga yo , es lo que siento.Lo siento así.
Por esto , entonces mis padres no creo que aceptaran que no me iban a ver mas, lo creo seguro, porque en el día a día te das cuenta que esto es verdad.No vivirían de la misma manera ,estoy muy apenada con esta situación, no puedo ponerme en esta situación: es imposible pensar en el daño tan grande para mis padres.
En cuanto a mi hermana es igual , porque aunque los padres es lo más grande del mundo , mi hermana lo es también para mi, aunque es otra relación distinta que con mis padres y tengamos nuestras diferencias, nos queremos mucho , mucho , mucho y sé seguro que mi hermana se siente muy orgullosa de que yo sea su hermana, les habla mucho a sus amigas de mí, de que tiene una hermana mas alta que ella, para alucinación de las amigas.También sufre por mi mucho.Lo se porque s muy llorona y de momento se le nota, que lástima de que tuviera que aceptar mi muerte: es impensable, totalmente imposible.
Luego está el tema de mis abuelos, mis tíos , mis primos…vaya palo para todos ellos.Con mis abuelos he tenido muy buenos momentos, me quisieron mucho desde pequeña , se han reído de todo aunque les diera problemas, me refiero a tocarles todos los mueble, todas las cosas, a estar detrás mía …pero siempre nos llevaban a conocer muchas cosas nuevas para mí.los abuelos de parte de mi padre siempre los recuerdo con mucho cariño: a mi abuelo con su insaciable pasión hacia los animales (cómo me los enseñaba, con qué cariño…) me enseño , aunque este feo decirlo pero como se lo tengo muy en cuenta, a ordeñar vacas.Mi abuela me ha dado muy buenos consejos , porque en el fondo, tras su larga edad, es muy lista.Y mi abuela de parte de mi madre, porque a mi abuelo no lo conocí, también me quiere mucho y está muy orgullosa de mí(aunque lo demuestre con acciones algo fatigosas para mí…)
Y mis primos también .Nos queremos mucho y por su edad tampoco lo entenderían.
Presumiendo, creo yo , que todo los que me rodean siento yo que me quieren mucho y sufrirían todos y creo que no es justo hacerle a todos que me quieren tanto daño .

Ésta pregunta me la ha respondido una de mis dos mejores amigas.

¿Que pasaría si Serrano Domínguez se muriera?

Dios, esto es demasiado duro, algo que nunca me había planteado siquiera pensarlo, porque aunque ahora mismo, te tengo a mi lado, se me hace demasiado difícil imaginarme una vida sin tí porque si tu me faltas, me falta la vida, pero bueno, es algo que debo de hacer y aunque ahora lo pase mal, incluso llore, se que cuando termine de escribir esto, miraré a la izquierda y tu seguirás ahí, como siempre a mi lado, y esto sólo habrá sido como un mal sueño.

Creo que mi primera impresión sería de: esto es demasiado surrealista como para que esté ocurriendo, no puede ser verdad, desde aquel momento, en el que recibiese la llamada que me dijera que tú ya no estás, me sentiría como si lo que estuviese pasando a mi alrededor no fuese verdad, iría corriendo hacia dónde tu cuerpo estuviese, sin podérmelo creer, necesitaría verlo con mis propios ojos, porque se me haría imposible imaginar que la persona a la que más quiero ya no estuviese, llegaría y cuando te encontrase ahí tumbada aún en la calle, tan guapa como siempre, me acercaría corriendo, pasaría por encima de quien se interpusiese entre tu y yo, te abrazaría corriendo suplicando que todo fuese un puto sueño, pero no, no sería igual ahí te tengo entre mis brazos, sin poder moverte ahora sí, no puedo contener las lágrimas, estas igual que siempre, guapa con tus típicas camisetas de tirantes y un chaquetón que no ha sido lo suficientemente grueso como para parar tu golpe contra el suelo, el golpe de ese coche contra tu cuerpo, el corrector se te ha salido del bolsillo y el dinero está esparcido por el suelo, tú y tu manía de no llevar monedero, esas manias que siempre te he reprochado y que ahora parecen insignificantes joder, no puedo imaginarme ese momento, porque ayer estabas a mi lado, ayer me hiciste reir, no es lo mismo que desaparezcas de repente que si desapareces después de una larga enfermedad, sería igual de doloroso y por mucho que me quedasen los buenos recuerdos no podría seguir, no, no te soltaría aunque supiese q es inútil me negaría a separarme de ti, me da igual la gente que tenga a mi alrededor yo seguiría ahí tirada en la calle, a tu lado como siempre suplicando que no fuese real, pero no, por mucho que no quisiera, hay algo que no podría cambiar y es el hecho de que tu ya no estés, te han arrancado de mi lado, sin pedir permiso y ahora te tengo que soltar porque te tienes que ir, solo puedo decirte un último te echaré de menos y nadie sabrá hasta que punto es cierto, no puedo llegar a imaginar lo horrible que sería esa noche, no he sentido nunca un dolor que pudiese comparar, supongo que la noche se pasaría igual que el día, las horas eternas, consumidas por las lágrimas, supongo que intentaría estar al lado de Natalia, que estaría sufriendo igual que yo, pero por mucho que nos abrazásemos y llorásemos juntas, no se podría aliviar nuestro dolor, porque precisamente el vernos allí abrazadas las dos, sin saber que decir nos haría sufrir mas el saber que falta una, que nunca volveríamos a ser tres, que juramos toda la vida juntas, pero la tuya se ha acabado demasiado pronto, pero como todo esa noche pasaría y el día siguiente no tendría fuerzas para ir a ningún lado creo que ni siquiera sería capaz de seguir abrazada a Natalia, y si lo hiciese, seguiríamos las dos como unas extrañas, compartiendo un dolor tan grande que nadie debería pasar por ello jamás, los días pasarían y llegaría tu funeral, no me veo siquiera capaz de levantarme de la cama, y vestirme para ir, pero debo hacerlo, tengo que verte por última vez, y ahí estoy entre todas las personas que te quieren deseando que de pronto te levantes con tu sonrisa de siempre y me abraces, me veas llorar y me digas q todo era mentira, que sigues a mi lado, pero no, no puede ser, te has ido, y eso no se puede cambiar, los días pasarían y aunque a ratos fingiese estar bien, no sería verdad, porque hay demasiadas cosas en mi día a día que me recuerdan a ti y de pronto aparecería siempre una foto, un video o un puto anuncio que me hiciese plantearme ¿Qué coño hago aquí? Sin ella mi vida carece de sentido, y al final, llegaría un momento en el que el dolor sería demasiado insoportable, tanto que no tuviese más remedio que ir detrás de ti, porque si hay algo que tengo claro es que no quiero vivir en un mundo en el que tu no existas, porque has convertido en una parte demasiado grande de mí y te amo.

HOLA SOY EL PADRE DE AZCARRAGA PALMERO Y A CONTINUACION VOY A INTENTAR EXPONER ALGO MUY DIFICIL Y DURO DE DESCRIBIR QUE POR SUERTE NO ES LA REALIDAD ANTE LA MUERTE DE MI HIJO SOBRE TODO CUANDO HACE MUY POCO TIEMPO ESTE MISMO AÑO HA FALECIDO EN REALIDAD UNA PERSONA MUY IMPORTANTE EN NUESTRA FAMILIA MIS SENTIMENTOS Y LAS SENSACIONES DE TODOS  Y SOBRE TODO CUANDO SE ACERCAN ESTOS DIAS ESTAN A FLOR DE PIEL Y EL HECHO DE SIMPLEMENTE TENER  QUE  IMAGINAR QUE EL TAMBIEN SE FUERA ME PRODUCE YA UN DOLOR QUE ME EMBARGA LA GARGANTA Y ME LLENA LOS OJOS DE LAGRIMAS, CREO QUE ES LO PEOR QUE TE PUEDE PASAR EN LA VIDA.

 

EL DIA QUE TU FALTARAS EN MI VIDA AUNQUE POR LEY DE VIDA Y ESPERO QUE SEA ASI ALGUNOS DE ESTOS SENTIMIENTOS  LOS SENTIRAS TU CUANDO YO NO ESTE EN ESTE MUNDO ESPERANDO TAMBIEN QUE SEA A MUY LARGO PLAZO ESPERO IRME YO MUCHO ANTES QUE TU.

 

SI ALGUN DIA OCURRE QUE TU NO ESTES Y YO SIGA AQUI LO MAS DOLOROSO SERIA QUE DEJARIA DE SER PADRE YA QUE  FUE LO MAS BONITO QUE ME HA PASADO EN MI VIDA HA SIDO EL REGALO MAS ESPECIAL QUE LE PUEDE PASAR A UNA PERSONA HAS SIDO UN HIJO MUY DESEADO MUY QUERIDO Y AMADO.

CUANDO NACISTE TU, LA VIDA POR COMPLETO NOS CAMBIO, PERO PARA LLENARNOS DE AMOR A TODOS Y SI FALTARAS ALGUN DIA DONDE IRIA ESE AMOR QUE NECESITO DARTE DIA A DIA QUE HARIA YO ?

 

SERIA LA VIVENCIA MAS DURA  QUE NUNCA HABIA IMAGINADO EL NO TENERTE CERCA  A NUESTRO LADO TODOS  LOS DIAS ,NO OLERTE,ACARICIARTE,TOCARTE

 

NO PUEDO LLEGAR A IMAGINAR LO QUE PODRIA SER NUESTRAS VIDAS SIN ILUSION DE VIVIR PARA PODER SUPERAR LO QUE POR DESGRACIA ESTAMOS HARTOS DE ESCUCHAR EN TELEVISION O LEER EN PRENSA Y NUNCA PENSAMOS QUE NOS PUEDE PASAR A NOSOTROS

 

NO PODER OLERTE TODOS LOS DIAS CUANDO ME ACERCO A TI PARA DESPERTARTE AL VERTE SALIR O ENTRAR A CASA CUANDO TE DOY LOS BUENOS DIAS O BUENAS NOCHES CUANDO VIAJAMOS JUNTOS CUANDO VAMOS DE COMPRAS CUANDO DESAYUNAMOS

 

NO PODER VERTE A LA ENTRADA O SALIDA DE CLASE SABER QUE NO PODRE VERTE EN COSAS DE DIARIO EN EL FUTURO EN TUS ESTUDIOS EN TU TRABAJO EN CREAR TU PROPIA FAMILIA

 

NO TENERTE TODOS LOS DIAS PARA HABLAR DE CÓMO HAS PASADO EL DIA EN TU COLEGIO,CON TUS AMIGOS COMENTAR EL DIA A DIA

 

TENER ESOS RECUERDOS DE HABER PASADO TANTOS MOMENTOS CONTIGO DE TU INFANCIA EN TANTOS LUGARES QUE HEMOS ESTADO QUE SIEMPRE HA SIDO PARA NOSOTROS INOLVIDABLES CON LA ILUSION DE VERTE SIEMPRE DISFRUTAR

 

NO PODER ACARICIAR TU PIEL TU PELO TUS MANOS Y NOTAR EL CONTACTO DE NUESTRAS MANOS

 

ESTOS SENTIMIENTOS QUE ESTOY ESCRIBIENDO ES ALGO QUE SIENTO TODOS LOS DIAS Y QUE RECONOZCO QUE NO TE LO DIGO A DIARIO POR LAS CIRCUNSTANCIAS EN LA QUE VIVIMOS EN ESTA VIDA EN LA CUAL ESTAMOS MAS TIEMPO TRABAJANDO QUE CON NUESTRA FAMILIA PERO ES LA VIDA QUE TENEMOS.

 

AL NO ESTAR TU NO SOY LA MISMA PERSONA NOTO QUE ME FALTA LA MITAD DE MI VIDA NO PUEDO SER EL MISMO NO PUEDO ESTAR ALEGRE NO ME PODRIA REIR NI SEGUIR DISFRUTANDO DE LA VIDA SERIA VIVIR SIN VIDA SERIA VIVIR MUERTO SIN ALICIENTES POR QUE PARA MI , MI VIDA ERES TU.

 

TODAS AQUELLAS COSAS QUE HACIAMOS JUNTOS  Y  DE COMENZAR DE NUEVO SIN TI, SERIA MUY DOLOROSO, EL NO TENERTE NO SERIA UNA VIDA FELIZ  Y SATISFACTORIA EN TODOS LOS ASPECTOS

DOLOR,DESCONSUELO,DESASOSIEGO,VACIO,SOLEDAD, DESESPERACION, INCOMPRESION,TRISTEZA, EL SIGNIFICADO DE ESTAS PALABRAS SOLO SERIAN LA MINIMA EXPRESION DE LO QUE SE DEBE SENTIR CUANDO LA PERSONA MAS IMPORTANTE DE TU VIDA SE VA PARA NO VOLVER.

CREO QUE ME AFERRARIA A TUS RECUERDOS Y ME SENTIRIA CULPABLE SI CADA  DIA CADA HORA O CADA MINUTO NO TE RECORDARA EN CADA COSA QUE HICIESE Y TU NO FUESES PARTICIPE DE ELLA.

 

SOLO LE PIDO A DIOS TENER LA OPORTUNIDAD DE SEGUIR DISFRUTANDO DE TI TODA MI VIDA Y QUE SEAS TU EL QUE ME RECUERDES ALGUN DIA.

 

Y POR ULTIMO RECONOCER QUE ESTA EXPERIENCIA DE DESCRIBIR MIS SENTIMIENTOS ANTE ESTA SITUACION QUE GRACIAS A DIOS NO ES REAL HA SERVIDO  DE FORMA POSITIVA QUE  TU LEAS EN ESTA CARTA LO QUE NO TE DIGO Y PIENSO TODOS LOS DIAS Y PARA MI COMO PADRE LO NEGATIVO DE ESTAS LINEAS ES LLEGAR A PENSAR QUE PARTE POSTIVA SALE DE ESTE TRABAJO AL PONER A UN PADRE ANTE ESTA SITUACION

 

TODO LO QUE ESCRIBO EN ESTA CARTA TANTO BUENO COMO MALO LA RESPONSABILIDAD ES MIA YA QUE ENTIENDO QUE ES UN TRABAJO PARA MI HIJO PERO REDACTADO POR MI

 

 

Difícilmente me puedo poner en esta circunstancia tan tremenda, pero dicen que el hombre está preparado para superar cualquier dolor, aunque el más tremendo debe ser sin lugar a dudas la pérdida de un hijo.

 

La pérdida de mi hija sería en cierto modo, un final, o mejor dicho un punto y a parte, otra vida distinta, otra vida sin ella.

 

Al igual que cuando nació supuso para mí la mayor de las alegrías, abrirme a un mundo nuevo, abrir una ventana de ilusiones, de esperanza, de trayectoria de vida junto a ella.

 

Vivir sin ella sería cerrar todas esas puertas, hundirme en lo más profundo, en una tristeza inmensa. Si esto ocurriera, la vida ya no sería igual, viviría continuamente pensando en todas las situaciones y en todas las ocasiones en que ella pudiera estar y no estuviera, siempre estaría pensando lo que comentaría ella al ver una película, lo que sentiría ella al escuchar una canción, como solucionaría ella tal problema, en definitiva como viviría ella al lado nuestro toda nuestra vida.

 

Dónde quedarían nuestras conversaciones, la relación tan estrecha que tenemos, nuestras confidencias, nuestros anhelos, nuestras risas juntas... Todo sería un condicional respecto a ella. Mi mente siempre iría viajando por la vida junto a ella unidas para siempre en mi memoria.

 

En muchas ocasiones cuando en los medios de comunicación dan noticias referentes de personas jóvenes, que han fallecido porque han sido asesinadas, o han sufrido un accidente de tráfico y han muerto, veo a los padres y familiares con ese dolor tan impresionante, con sus vidas destrozadas para siempre. Piensas como lo pueden resistir, son familias como la mía y difícilmente te puedes poner en su lugar.

 

Yo misma cuando hablo con mi madre y me expresa el miedo que ella puede sentir a la muerte, por su edad y por ley de vida se supone que será antes que la nuestra. La reconforto diciéndole que no piense en ello, que viva a tope sus días y disfrute al máximo mientras pueda, porque nadie tiene la vida comprada y cuando menos te lo esperas le puede suceder a cualquiera. Difícilmente nos podemos poner a pensar que toda persona que está viva, algún día llegará su muerte y antes o después le diremos adiós a la vida.

 

Yo no sé si sobreviviría a la muerte de mi hija, supongo que sí, que aunque es lo más

terrible y doloroso que me podría pasar en mi existencia, y psicológicamente jamás volvería a estar bien, la vida sigue y nadie se muere físicamente de tristeza, viendo a las personas que le ha sucedido esto, aunque cada persona vive su duelo de manera diferente y  exteriorizan sus sentimientos de muchas maneras, siempre supongo que con el gran apoyo de sus familiares y amigos. Yo particularmente me ataría a su recuerdo y así podría vivir,  recordando  cada una de sus caricias y de sus besos y eso llenaría mi mundo.

 

Vivo con ese miedo, de que le pase algo y no volverla a ver jamás, pero trato de no infundírselo demasiado, eso queda para mí, pero si le aconsejo y la guío en su andadura, hasta ser la madre más pesada del mundo, para que sea precavida y sensata, que vaya por la vida con los ojos bien abiertos, pero al mismo tiempo que vuele, y que vuele alto y sin miedos, porque tener miedos te hace no vivir.

 

Darle todo mi amor y mi cariño, cientos de besos y los achuchones más grandes, disfrutarla en su plenitud, es todo lo que hago ahora mismo, para nunca arrepentirme de no haberlo hecho en su momento, en el hipotético caso de que algo tan fuerte como la muerte le sucediera.

 

Te quiero muchísimo hija.

Esta pregunta la ha contestado mi padre

¿QUÉ CREES QUE SENTIRÍAN LOS QUE TE RODEAN SI MURIERAS?

 

La inesperada pregunta nos paraliza por un instante y te pedimos que nos la confirmes. ¿Te hemos entendido mal? Una vez aclarado que no, un tropel de sentimientos acuden a nosotros anegando esta realidad en la que nos movemos: tristeza, desolación, pena; un enorme vacío y frustración; una gran pérdida para nosotros y también para otras muchas personas.

Nos estás planteando una situación muy distinta a la de no haber nacido. Porque, ¿dónde estábamos todos nosotros hace 300, o hace 500 años?. No estábamos, no existíamos. Simplemente.  El mundo seguía su rodar continuo de cambios incesantes que no alteraban para nada ese girar y desplazarse por el vacío de manera constante.

Como en cualquier otra época, nada de lo que nos suceda a los humanos afecta  a la marcha del mundo, indiferente a lo que acontece en su superficie.  Pero mucho tiempo atrás, los seres humanos aprendieron a leer los ritmos de ese movimiento y tomaron conciencia del paso del tiempo, de lo inexorable de su devenir, de su fugacidad. Y ese conocimiento lo transmitieron a sus hijos. Desde ese momento brota y se agudiza una nueva fuente de dolor "humano, demasiado humano". Ya no es el que produce un desgarro o una herida en el cuerpo. Se experimenta sufrimiento cuando es otro ser cercano, conocido o amado el que sufre. Aparece la compasión, la empatía hacia el otro y su dolor lo hacemos, en parte, dolor nuestro. No van a faltar ocasiones para experimentarlo. Sin embargo, sobre este telón de fondo resalta nítida y fresca  la alegría de un encuentro, el amor porque sí, esas pequeñas cosas que compartimos juntos...y la alegría de estar vivos.    

Bañamos el tiempo con nuestra subjetividad, lo teñimos con nuestros deseos y anhelos. Muchas veces quisiéramos azuzarlo para que se deslice deprisa. Son menos las ocasiones, y ello da la medida de nuestros aciertos, en que nos gustaría detenerlo en un instante pleno de sentido y significación, en esas raras ocasiones en que no sobra ni falta nada. Pero el campo donde nos movemos los humanos está sembrado de dificultades y con ellas vienen aparejados los deseos y los pesares.

Tu pérdida definitiva, tu muerte sería un hachazo para nosotros que nos sumergiría bajo un denso pesar, abriendo una herida que aunque se curara con el paso de los años, dejaría para siempre una gran cicatriz en nuestra alma,  amenazando siempre con ahogar nuestras ganas de vivir.

Sufriríamos con viveza difícilmente soportable la sensación de que una vida prometedora se ha roto definitivamente, la interrupción de una vida plena de frutos prometedores. Pues, ¿qué puede decirse sobre la muerte de cualquier chica de 16 años?  ¿Qué palabra podemos pronunciar si esa chica es nuestra hija?

Todo lo compartido y vivido juntos, con tu hermana y con nosotros, sería arrancado de cuajo de nuestras vidas. ¿Qué podemos sentir sino dolor y desesperación? Con el corazón anudado y la mente girando desolada tras los recuerdos, pasarían días y semanas y meses en la espera vana de que el tiempo sane esa brutal herida.

Ahora resuenan en mi cabeza unos versos de nuestro entrañable y sencillo poeta Miguel Hernández, versos que dedicó a  su amigo Ramón Sijé:

 

                                "Tanto dolor se agrupa en mi costado

                                que por doler me duele hasta el aliento"

 

 

 

 

 

Es difícil contestar a una pregunta así cuando el único destino que puedo concebir es la eternidad a tu lado. Ni siquiera me podría plantear el fin de nuestros días en la vejez porque cuando se ama así ya no se muere nunca y me hago eterna a tu lado.

Con un solo beso tuyo el tiempo se detiene un instante. Un segundo puede parecer la infinitud en el tiempo, como caer en el limbo: todo a nuestro alrededor desaparece, incluso el tiempo, y todo se enmudece y lo único que percibo son tus labios, el calor de tu piel, el chasquido de un beso, los dientes al chocar y tu latidos cada vez mas rápidos... Y en ese instante solo hay dos cuerpos luchando por formar uno de una manera perfecta como dos piezas que solo pueden encajar la una con la otra y con ninguna más, y entonces desaparece esa multiplicidad de cuerpos: ya no puedo diferenciar mis labios de los tuyos ni tampoco mi piel de la tuya, e incluso los latidos de nuestros corazones parecen haberse coordinado para latir al unísono. Esos dos cuerpos se vuelven uno y al final ni siquiera se si lo que estoy tocando es tu piel suave ni si lo que me esta mirando son esos dos ojos azules que me hacen pequeño como si pudiera bañarme en ellos como en un océano, o si lo que estoy viendo es el amor personificado en él. Su forma humana se difumina y se torna un ángel y todo es claridad a su alrededor.

Es difícil contestar a qué sentiría si muriera si la única muerte que concibo es la del beso, como si de alguna manera ambos muriéramos en contacto con los labios del otro pero a la vez nos sintiéramos más vivos que nunca, como alcanzando un nivel superior de nuestra existencia. Ese beso que ahoga mis palabras y que me priva del aire pero que me insufla amor y me mantiene vivo.

Es difícil contestar a esta pregunta cuando te he dado mi vida y si murieras moriría yo también contigo, porque mi vida ya no me pertenece y mientras sigamos vivos la compartiremos pero si mañana te fueras mi vida sse iría contigo.

Es extraño como ese frío azul de tus ojos me aporte más calidez que el mismo sol y es extraño como ese cálido rojo de tus labios me hiela la sangre por pensar que mientras escribo esto están a la intemperie desprotegidos de mis besos y que la blanca luz de tu sonrisa se pierde en el aire sin poder recogerla con mis labios. Se me hace imposible plantearme esta pregunta, yo que soy la única que puede percibir esto como solo yo lo percibo.

Cómo se me puede preguntar eso, si muero un poco cada segundo que no estas a mi lado, y ahora se me plantea lo que sentiría si no puediera estar el resto de mi vida contigo?! Sería peor que morir, el dolor más intenso que pueda alguien sentir. Es perderlo todo, porque te lo habré dado todo, es morir durante el resto de mi vida y ser castigada a vivirla sin ti, es tener un corazón que late a medias...

No hay pregunta más difícil que la que ahora se me plantea, pero creo que estoy obligado a contestar. Qeé sería lo que haría? Qué podría hacer en especial la víspera de tu muerte? La verdad, no podría hacer mucho más de lo que ya hiciera los días anteriores, pues contigo cada día es especial y mágico y, de la manera en que yo te amo, viviría cada día como si mañana fueras a morir de verdad, como si el fin del mundo fuera inminente, como si cayera la última noche y la luna bañara nuestros cuerpos en plata por última vez, como si no hubiera más amaneceres que compartir juntos...

Esta pregunta es dura de contestar, pero vamos a ello.

El hombre tiene una tendencia natural a hacer proyectos, sobre la vida, se hace un proyecto de felicidad, bienestar, pero casi siempre este proyecto viene truncado por la enfermedad y la muerte. El hombre no sabe  lo que va a ocurrir en la vida, los proyectos nunca se realizan o pocos veces se realizan, no sabemos si me voy a casar o no me voy a casar, no sabemos que vamos a hacer un viaje largo o no. Solo una cosa el hombre tiene cierto y es que sabemos que nos vamos a morir. En esta realidad el hombre tiene como tendencia natural a rechazar la muerte, aun sabiendo que esta realidad nos llega al hombre y a los que nos rodean, los rechazamos, siempre pensamos que esto le va a pasar a otros y a nosotros no. A pesar de los avances científicos, la ciencia no ha sido capaz de dar una respuesta. La ciencia no tiene el secreto de la inmortalidad, la única que es capaz de dar una respuesta sobre la muerte es la Iglesia. Porque el hombre no ha sido creado para la muerte sino para la vida, por eso en la Fé la Iglesia sabe y los cristianos también, pues que un día los muertos resucitaran. Esta Fé nos hace vivir en la esperanza, la esperanza de la vida eterna, forzosamente tenemos que pasar por la muerte. Cuando esta realidad nos llega, se nos muere alguien cercano, siempre nos sorprende aunque es una verdad que todos conocemos en especial, si es una persona joven, parece que le tiene que llegar cuando sea mayor, es como más esperado. Aún así, si es un ser querido, más resulta muy doloroso.

Por un lado está la sensación de muerte en sí, en que esa persona no tiene vida, que ayer se reía y que hoy, no tiene vida, no siente frío, calor, esta sensación nos deja estremecidos, es decir nos frena, nos para la vida, nos pone frente a la realidad.

Por otro lado aparece el dolor, por la sensación de que no lo vamos a volver a ver y aparece  el luto que es esta tristeza, por la separación, por la ausencia de esta persona, etc. Para el hombre de Fé, este sentimiento de dolor por la ausencia o separación de la persona , lo experimenta igual que un hombre que no tiene Fé. Sin embargo tiene la  esperanza de la vida eterna, de que un día nos volveremos a encontrar , que esta separación es temporal y esta esperanza de vida eterna  nos hace creer que esta vida no tiene fin, que es para toda la eternidad, una vida sin sufrimiento, sin dolor, sin limitaciones, entonces la idea de pensar que esta persona que se nos ha ido, vive estupendamente, y eso  nos consuela muchísimo.

Yo personalmente aunque me faltan dos de mis cuatro abuelos, y un hermano, no he llegado a sentirlo, ya que no tenía uso de razón . No obstante he sido testigo en muchas familiar cristianas. Yo tengo la suerte de haber nacido en una familia cristiana, en la que se me está transmitiendo la Fé y las situaciones que yo he vivido de muerte cercanas han sido también en familias de Fé, de mis mejores amigos como se despidieron todos de ella ya que sabía que le llegaba el momento de morir. Como lo arreglaron todas entre ellas con muchísimo respeto, el respeto es importantísimo, la enterraron cristianamente, con una celebración de la eucaristía.

Mi experiencia es que sentíamos paz inmensa que certificaba que la muerte no tiene la última palabra, después subimos al cementerio, que esta palabra significa para los cristianos lugar donde duermen esperando la resurrección. Este hecho me impresionaba, como la familia, nos sostenía a todos, ver como un familiar muy cercano y bastante importante iba a estar descansando . Nos ayudó bastante.

Siempre es dificil hablar de las reacciones que uno mismo puede o no tener ante diferentes circunstancias.La muerte es algo con lo que tenemos que convivir día a día pero que sin embargo siempre que le llega a alguien lo hace por sorpresa
Ricardo muere, un accidente supongo, algo que llega sin avisar. Imagino estar un día en el colegio, un día normal y ver que esta Sandra pero él no,Sandra estaría rara, más triste de lo normal, pero sin llegar a narrarlo en público. Supongo que no iría a preguntarle a ella por su hermano pero si lo comentaría entre los amigos y sería ahí cuando me darían la noticia.El mundo se para por unos segundos,mi cara sería de sorpresa pero aún sabiendo que lo que me han dicho es verdad,una risa floja saldría de mí, no me lo creería y seguramente pensaría que es una broma de mal gusto,una broma en la que yo era la víctima. La risa iría desvaneciendose conforme el sentimiento de culpabilidad se haría más y más grande por haberme reído de una desgracia como esta. A partir de ese momento empezaría a observar todas las actitudes y comportamientos de los compañeros con dicho suceso. Tardaría semanas, meses e incluso años en superas este duro palo que me plantea la vida. Pasarían los días intentando evitar el tema pero se perfectamente que estaría presente en más de un pensamiento a diario. Seguramente imaginaría que él estaría en el cielo con su madre, que no estaría mal e incluso estaría feliz pero me sobre todo me gustaría que siguiese vivo aún para decirle todo lo que me quede con ganas de decirle.
Pienso que si se diese esta circunstancia creo que estaría un tiempo bastante largo teníendolo como una especia de diario o acompañante personal, le hablaría , le contaría cosas y le pediría consejo, sabiendo que no me va a responder directamente pero si confiando en que estuviese velando por mí allá donde estuviese
Creo que estas reacciones serían las que con más probabiliad se darían en mí, es verdad que podría haberme puesto a llorar e incluso ir a su tumba y llevarle flores pero otras experiencias vividas me hacen decantarme por la primera opción como la más válida porque es como yo realmente me sentiría mejor y no viviendo amargada como en la segunda opción.
Para finalizar me gustaría acabar diciendo lo realmente importante para mí en la pérdida de Ricardo como es perder su apoyo incondicional, el que se diese cuenta de que me pasaba algo y venga a darme un abrazo sin ni siquiera yo decir palabra alguna, el pasar por su calle y ver la luz de su cuarto apagada, cuarto en el que yo, Ricardo y Sandra hemos pasado muy buenos momentos o el no ver a Ricardo buscando a su hermana cuando es la hora de volver, son pequeños gestos que a mi me harían estristecerme mucho más que por grandes cosa,ya que con estos pequeños gestos es verdad que estaría muerto, pero no del todo ya que su recuerdo por pequeños detalles como estos permanecerán en la memoria de toda las personas que han tenido la oportunida de conocer a esta grandísima persona . Decir que espero que esta situación tarde mucho tiempo en llegar y que la vida sea algo duradero para este gran amigo mío, porque se lo merece por lo buena persona que es y por esa capacidad que tiene de animar a todo el mundo que haga falta, las 24 horas, así que creo que esta persona es muy necesaria para todo el mundo que lo conoce , y al que no lo conoce, invitarle a conocerlo, porque es una persona en la que se confía rapidamente y muy necesaria y para mí sería una de las peores pérdidas aunque no me quiero imaginar como se sentiría Sandra, su melliza con la que pasa tanto tiempo, con la que ha vivido numeros experiencias, los hermanos inseparables que a todos lados van juntos etc, si para mí sería una pérdida muy dura, para ella será lo peor que le puede pasar en la vida y más en esta edad donde necesita de su apoyo en los estudios y todas las tareas que desempeña en la vida porque ella realmente confía ciegamente en su hermano porque sabe que este no le ha fallado realmente ni le fallará nunca

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio