FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Esta es una pregunta que podéis responder vosotros mismos, pero lo ideal es que sean otros los que las respondan hablando de vosotros. Así que pedid a quien os ame que la responda y luego escribid la respuesta aquí vosotros mismos (o invitad a ese alguien a participar en FILOSOFIESTA y que responda ese alguien)

Visitas: 3577

Respuestas a esta discusión

Desde el primer momento que la miré, supe que la amaría siempre. Pensé que podía perderla, y se aferró a la vida con todas sus fuerzas, ese fue su comienzo y esa parece que es su filosofía de vida. Poner todas sus energías en cualquier cosa que vaya a hacer. Curiosa, inteligente, con las emociones siempre a flor de piel… a través de sus ojos el mundo parece un lugar mejor donde todo está por descubrir, por realizar.  Llena de inquietudes, de planes, de futuro, sus ilusiones son las mías y sus ganas de vivir me dan energía para seguir confiando en que con personas como ella, el mundo llegará a ser un lugar mejor. Cada día que paso con ella es como si las cosas cotidianas se renovasen, como si los años no pasaran, como si la rutina no lo fuera tanto, porque me hace ver que todo es nuevo y diferente.

Es una luchadora incansable, que nunca se rinde, que busca retos, que los supera y que sigue buscando más y más allá, cómo probando sus propios límites.

La veo feliz y en paz consigo misma, y cuando se tiene la suerte de tener a alguien así a tu lado, los problemas son menos problemas, las alegrías son mayores y la vida en general transcurre en paz. Su alegría constante es contagiosa, llenando mi mundo con sus risas. Es mi cascabel incansable. También me llenan sus silencios, su sola presencia me da paz y me tranquiliza.

Me enorgullece que sea una persona capaz de comprender y perdonar porque su corazón es  grande. La quiero porque pone pasión en todo lo que hace, aún sabiendo que las cosas no son fáciles y que  requieren un esfuerzo. Me alegra porque disfruta con la vida y sus desafíos, porque no se rinde, porque se indigna con las injusticias, porque quiere luchar para conseguir un mundo mejor. La quiero por ese espíritu valiente que contagia a quien la conoce.

 

Si he de responder a la pregunta de  por qué considero que debe ser amada, diría:

Porque llegará a ser una gran mujer, porque nada ni nadie cambiará sus principios. Su corazón seguirá siendo grande, pase lo que pase.  Estoy segura de que con el paso del tiempo, la vida le irá poniendo obstáculos, pero los superará y sé que de todo ello aprenderá algo positivo. No se dará por vencida fácilmente. Porque allí dónde alguien la necesite, estará. Porque no abandonará nunca por muy difícil que sea el camino. Porque su interior es hermoso y lleno de luz…una luz que todos necesitamos y que nos regala cada día, cada instante que pasamos a su lado. Porque ya casi no quedan personas que como ella tengan ilusiones y sepan ilusionar, que acepten a sus amigos con sus defectos y virtudes y los comprendan y los perdonen. ¡Qué gran suerte tienen al tenerla cerca! Porque ahora es más fácil quitarse de en medio cuando las cosas se ponen feas, cuando los demás sufren o tienen problemas… pero yo se que ella estará siempre cerca, ofreciendo lo mejor de sí misma.

Merece ser amada, porque es dulce y comprensiva, porque su amor por la vida, va más allá…  y eso la hace ser una criatura muy especial. Alguien capaz de ver lo bueno que tenemos todos y cada uno de nosotros, de mirar por encima de las apariencias, de no juzgar a la ligera.

Merece ser amada porque es feliz con lo que posee y no ambiciona, no es caprichosa, valora el esfuerzo que se hace cada día en un mundo difícil y complicado donde aún quedan muchas personas que sufren y no tienen nada. Ella se considera afortunada y está dispuesta a luchar mucho para perseguir sus sueños y eso no la acobarda ni le hacen perder sus ilusiones y esperanzas.

Merece ser amada, porque sinceramente creo que a pesar de lo mucho que le queda por vivir, encontrará siempre la manera de ser feliz sin renunciar a sus principios, a su alegría, a su manera de ver la vida y tendrá hijos a los que transmitirá su pasión y su esperanza.

 

No me cabe ninguna duda, hará feliz a los que tenga cerca, porque ya lo hace ahora.

Y ¿Quién no amaría a alguien así?

Todas las personas necesitamos ser amadas, de la misma forma que necesitamos amar; esa sería la respuesta simple. Podría decirte que te amo porque eres precioso, o porque eres muy tierno, o quizá porque solo tú me has dado lo que siempre necesite...

Pero no solo te amo por eso…Te amo por ser como eres, te amo por cómo me tratas, por cómo me haces sentir…

No voy a decirte que eres perfecto, cualquier imperfección es más real  que una perfección, ya que esta no existe y podría crear “desconfianza”.

Aunque sea tu novia no voy a hacer de esto una declaración de amor o algo menos eso voy a intentar, ya que no solo eres amado por mí, sino también por tu familia y amigos. Eres una persona increíblemente maravillosa tienes a tu alrededor gente que te ama por cómo eres, por lo entregado que eres, y una de las cosas que más te favorece es tu madurez, a tu edad, puedes decir que eres una persona madura, que tienes las cosas claras, sabes lo que quieres, y sobretodo sabes lo que no quieres. Eres tan entregado que con solo saber que una persona tiene algún problema no dudas en interesarte, darle vueltas a la cabeza y ofrecer todo lo posible de ti.

También, la verdad,  eres un poco “cabezota” pero eso no es malo, significa que eres persistente en lo que quieres, cosa que por la que también te amo. Eres muy risueño, a cada momento estas desprendiendo alegría con la gente que realmente te importa y no tienes ni idea de lo bonito que eres y lo que alegras a las personas, no puedes hacerte una idea…

Eres un chico con unos principios envidiables, los cuales respetas, eres luchador como pocos y muy valiente, arriesgas al máximo todo de ti por conseguir lo que deseas…

Respecto a la bondad y la humildad, antepones tus sentimientos ante tu orgullo permitiéndote dar todo de ti.

Te preocupas por las personas y eso provoca que no pares de pensar las cosas hasta que llegues a dar con una solución para ayudar a la persona que necesita tu ayuda. Eres muy bueno, tanto conmigo como con tu familia. En definitiva, eres increíble, quizá todo esto se deba a que desde pequeño, la vida te ha enseñado como se ha de ser para afrontar la vida.

Todo lo que te he dicho es lo que siento, te amo, para m no hay ninguna persona otra persona como tú, porque soy realmente feliz contigo a mi lado, y  yo tu novia te amo porque contigo he vivido muchísimas cosas, buenas y malas pero hemos salido adelante porque importa más el ser que él no ser.

Te amo porque aun teniendo otros planes has decidido quedarte conmigo, porque me encanta esos textos que me escribes aunque de ser a mano tengan una letra fea y solo tengan dos renglones… Te amo porque cuando discutimos lo mandas todo “ahí” dejando a un lado tu orgullo, que me digas todas esas canciones de amor que te recuerden a mí, que hablemos de nuestros planes cuando nos aconsejamos mutuamente que hacer con nuestros “problemillas” cuando nos damos apoyo con un  “no te preocupes”, por esa despedida interminable cuando nos dependimos Lo tengo claro, cuando vi tu sonrisa la primera vez lo supe, era la sonrisa que quería ver siempre durante el resto de mi vida. En definitiva, como dice una autora en una frase que me gusta mucho: yo quiero “creer contigo el amor, y hacer contigo la vida”. Haberte conocido, compartir mi vida contigo es lo más bonito que me ha pasado en la vida. Solo intento hacerte feliz, como tú me haces sentir a mi cada día. Siempre habrá momentos buenos y malos, pero no cambio ningún de ellos por nada, soy feliz a tu lado y solo espero que seamos capaces de serlo para siempre. Quizá no haya sido la persona más indicada para responderte a esta pregunta, pero de lo que si estoy segura con lagrimas en los ojos es que te amo tal y como eres.

Qué hay en mí para ser digno de ser amado.

 

Simplemente TODO.

Tal vez no sea la persona más objetiva del mundo, pero me siento una privilegiada porque mi hija  es la mejor del mundo,  mi más preciado tesoro y lo que más valoro de la vida, no la cambiaría por otra aunque no sea perfecta.

Es la alegría de mi casa, siempre contenta y con una sonrisa en su linda cara, su risa contagiosa y sus comentarios tontos hacen que sea imposible estar triste a su lado.

Muy estrobertida y charlatana hasta aburrir, habla hasta con la tele, pero eso sí, a su lado no te aburres porque no para un segundo.

Sens¡ble aunque parezca una chica dura, cariñosa al máximo, optimista hasta la muerte, súper sincera y  con un corazón más grande que ella.

Como amiga creo que es la mejor que puedas tener porque se entrega en cuerpo y alma, si la necesitas ahí está, siempre fiel y atenta,  dispuesta para lo que sea.

Guerrera y super protectora no solo con su familia sino también con las personas que aprecia, que no son pocas pero eso sí,  respetuosa con los demás aunque no esté de acuerdo con ellos.

Bastante impaciente, todo lo quiere para ayer pero comprensiva y muy buena persona.

Me siento muy orgullosa de ella.

El amor,…el ser amado, abarca tantísimas cosas, existe de  formas diferentes. El amor en muchas ocasiones viene dado incondicionalmente, como mayor ejemplo el de una madre. Como he dicho anteriormente existe de muchas maneras, una persona te puede amar por como tú la amas a ella.

No siempre va a depender de lo que uno tenga en sí para que una persona te ame, si no que generalmente depende de un conjunto de cosas, como todo en esta vida, o al menos esa es mi opinión.

Antes de responder a esta pregunta, que  hace a uno mismo pararse a pensar no solo sobre el sino sobre todo lo que le rodea, he querido plantearme una serie de cosas desde una opinión  objetiva.

Generalmente alguien que ama se siente feliz, por lo que quizás lo que tengan las personas dentro de ellas sea positivo, aunque no siempre. Para mi amar y ser amado tiene que salir de dentro, y es mucho más complejo amar, que sentirse amado, ya que tu puedes sentir que las personas de tu alrededor  te aman, aunque haya veces que dudes de ello, relativamente entenderás que tienes a alguien que te ama. De otro modo amar es más difícil, ya que los seres humanos nos movemos en ocasiones por el interés personal y amamos solo a quien nos ama, y aun así no logramos hacerlo de una forma completa y verdadera.

 

Considero que esta pregunta que me ha planteado responder mi profesor  de filosofía, es algo compleja de responder, ya que uno mismo no sabrá nunca que hay en sí mismo para que los demás lo amen. Una cosa es como es uno como persona, con su carácter, sus cualidades y su personalidad…, y otra muy distinta y que tiene millones de opiniones es que ven en ti los demás para tomarte ese gran afecto. Evidentemente influye el cómo es una persona, pero quien te ama no lo hace por obligación, (aunque también podría ser), aun así un sentimiento sobre alguien no es siempre manipulable, ya que no sería amor. Solo uno mismo es el semáforo de su vida, solo uno decide cuando para, espera o avanza.

 

Ahora comenzare a hablar  sobre mí... Que puedo decir sobre mi?…quizás me haga de querer, quizás las personas vean cosas en mi por las cuales amarme. En general puedo decir que me siento amada tanto por como soy, como por lo que hago.

Me suena demasiado material que las personas amen por conveniencia de lo que hagas por ellas, o simplemente por puro interés. Yo nunca permitiré que nadie me ame de esa forma, ni amo ni ame ni amare a nadie así, ya que es algo que va en contra de mi forma de ser  y   de actuar.

Por otro lado yo soy una persona que necesita de la confianza suficiente para amar, y que cuando lo hago, siempre es con la verdad por delante, para mí la verdad del ser humano no está en sus palabras si no en sus acciones. También me gustaría que las personas actuasen del mismo modo conmigo, pero como ya bien se sabe no todo el mundo es igual.

En mi…en mi? Vuelvo a repetir que no sería capaz de encontrar  totalmente que hay en mí por lo que merezco ser amada, podría comenzar  a decir que cosas creo que tengo…pero…seria una opinión que cada uno lleva dentro de sí mismo, y de creer a ser hay un trecho enorme, de creencias está lleno el mundo…y de tanto creer y creer demasiadas veces en la vida acabamos siendo decepcionados.

Obligada por lo que rige la pregunta si tuviese que decir, serian cosas que yo creo, cosas buenas en definitiva ya que, una persona tiende siempre ha hablar bien de ella y a guardarse sus errores y  fallos para sí. En esta ocasión teniendo que compartir ideas sobre mi  persona intentare ser lo más realista posible, no ocultando nada, ya que muchas veces los defectos son características propias de una persona, matices que nos diferencia de otras y cualidades en cierto modo.

En conclusión diré que soy una persona que con facilidad coge cariño, con facilidad también creo dependencia de este, y es una de las cosas por las que creo que lo demás me aman, también por mi manera de enfrentarme a las diferentes situaciones, mi actitud con 17 años que tengo no es todavía 100% madura pero si lo suficientemente razonable para ser de hierro por fuera y un poco por así decirlo de cristal por dentro, no he vivido nada para lo que aún me queda por vivir, me baso en mis experiencias para seguir adelante y eso es otra cualidad que me rige. El cariño que yo ofrezco he de decir que es previamente meditado, yo no amo porque si, si no que debo encontrar eso que ahora mismo debo escribir en las demás personas, no se trataría solo de buscarlo, si no de conocerlo. Mis acciones pueden ser espontáneas, equívocas  y no diré que puedan ser otra razón, pero si otra opción.

Para acabar esta pregunta diré que el amar y el ser amado no se puede resumir en un montón de palabras, si no que es un sentimiento tan grande, que abarca  un 90% de nuestro ser, así pues lo ideal sería tener el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho, así pues amaríamos con inteligencia y pensaríamos con amor.

 

Todas y cada una de las personas en el mundo merecen ser amadas. Tenemos que encontrar a la otra persona que nos complementa en todo, y esa persona es muy muy difícil de encontrar, tanto que a veces ni siquiera la encontramos. Pero lo que si es verdad es que todos tenemos que ser amados por alguien. En realidad, nosotros al nacer "eramos dobles" pero tras nacer nos separaron de esa otra mita y nos pasamos la vida buscandola.

Mi hija tiene muchas cualidades por la cuales merece ser amado, es una persona familiar para la cual sus padres, su hermana, abuelos y tíos son el pilar de su día a día.

Es una persona alegre, sin presentar conflictos que le gusta dialogar las cosas y sabe aceptar cuando las circunstancias no son favorables.

Es una persona muy responsable de sus cosas y acepta que hay que colaborar en casa aunque eso no sea lo que mas le agrada no hay que estar encima de ella para que estudie sabe que es una hecho que tiene que realizar para ser alguien mañana y no lo cuestiona.

Es una adolescente que a pesar de la edad que tiene acepta que cada cosa llega en su momento, tiene muchas metas aunque no sabe cual de ellas será la que escoja pero eso no la detiene y cualquier proyecto que pueda realizar lo ejecuta encantada.

Le gusta la música, el baile, el deporte, el cine y viajar, le gustaría ser una persona del mundo conocer todos los rincones posibles y a sus gentes.

Con carácter decidido propio de su edad, amiga fiel no tiene problemas para pedir perdón aunque a veces le cueste darse cuenta que se ha equivocado porque le gusta llevar la razón, es de ideas fijas y ese ímpetu le hace tirar siempre adelante.

 

Le encanta pasar el tiempo con la familia, le gusta las reuniones familiares de todos al completo.

Tiene una estrecha relación con sus abuelos con los cuales pasa mucho tiempo por voluntad propia disfrutando de su compañía, realizando juegos juntos, viendo una película y compartiendo su tiempo de vacaciones junto a ellos.

La relación con su hermana es especial, son tanto hermanas como amigas a pesar de la diferencia de edad nunca hay secretos entre ellas y saben apoyarse la una a la otra, teniendo aun así sus piques. Pero tan la una como la otra saben que siempre van a ser ese soporte que hace que ambas sigan adelante.

 

Mi hija merece ser amada sobretodo porque es una persona que da su amor sin pedir nada a cambio porque ante pone la honestidad por encima de sus intereses, porque sus valores son inamovibles a pesar de la sociedad en la que vivimos que a veces la arrastra pero que luego la devuelve con mas madurez, a pesar de su juventud acepta las circunstancias que la rodean ya sean buenas o malas y no se deja llevar por la situación, ambiciosa en sus objetivos reconociendo cuales son sus limites pero sin venirse abajo por no conseguir la meta marcada, es una persona que llena con su vitalidad y alegría con sus tristezas y llantos con sus amigas y fiestas con sus cambios de carácter que sin saber porque vienen y van, le encanta pasar el tiempo contándote sus cosas sus conquistas sus problemas de colegio sus éxitos en los exámenes y también sus fracasos amorosos colegiales y de amigas, enfrenta los problemas familiares con dialogo y sobretodo merece ser amada por ser ella mi hija, quien desde el primer día ocupa un lugar privilegiado en mi corazón.

 

Lo primero es darle las gracias a mi madre  quien lo ha escrito por todas las cosas buenas (incluyendo mis defectos) que ha dicho, porque tengo que confesar que hay cualidades de las que no conocía y sabia que tenia. Nunca se me llego a pasar por la mente que mi madre la mujer que me lleva viendo desde que nací llegase a verme de esa manera y si es mi madre normal que piense eso de milpero el verlo escrito aquí y saber que eso es lo que piensa y siente cuando le plantean esta pregunta es algo que hace no rendirme en ser una hija de la que puede estar orgullosa mas de lo que ya esta. Tengo 

Que crees que hay en ti por lo que debas ser amada?

 

No se por donde empezar, ni como expresar tantas experiencias y sensaciones , sentimientos y emociones he vivido y he sentido por tí, y contigo pero voy a tratar de explicarlo todo.

 Cuando papá y yo eramos novios, solo queríamos un hijo cuando nos casáramos. Y así lo hicimos, nos casamos en el año 1988 y el 1991 nació tu hermano Alberto. El sí quería  una hermanita así que se dedicó a convercernos, hasta que al final lo consiguió. El cinco de junio de 1999 naciste tú. Desde que estaba de cuatro meses sabía que eras una niña porque me hicieron una anmiocentesis.

 Naciste tres semanas antes de que te tocara salir. Eras muy chiquitita y como estabas muy agusto y no querías salir pues tuvieron que hacer cesárea. Naciste un sábado de feria, así que a lo mejor por eso eres tan salada y preciosa y alegre.

Has tenido una infancia muy agradable, con mucho cariño y ahora te queremos todabía más. Siempre has sido una niña muy graciosa, cariñosa, lista, preciosa. Hay veces que pasan cosas en la vida cuando menos te lo esperas, que cambia tu vida y eso fué lo que nos pasó el 4 de noviembre del 2007 a las 15,45. Por unal mala suerte te quemaste con fuego un 25% del cuerpo, pecho y brazos. Te llevamos al ambulatorio del Zaidín, ahí te enfriaron con suero frío y en ambulancia hasta traumatología en Granada y allí nos dijeron que te llevaban al hospital Virgen del Rocío de  Sevilla. Por suerte el helicóptero estaba allí y te llevaron enseguida. Papá y yo fuimos en coche, el camino fué muy largo, tardamos mas de tres horas en llegar y cuando entré en la habitación aislada por cristales, me dijiste tan tranquila " mamá has tardado mucho", tenías ocho añitos y estabas en tercero de primaria con la seño Maite en Salesianos. Te hicieron cuatro operaciones y aqui en Granada ya llevamos cinco, pero siempre sin quejarte de nada.

Te pones manga larga en verano para salir a la calle porque no quieres que se te vean las cicatrices, pero si es que tu eres preciosa por dentro y por fuera. Tienes un pelo precioso  rizado y largo, unos ojos maravillosos, una sonrisa que encandila, piel morena dorada. Eres símpatica amable, sociable, todo el mundo habla bien de ti. Con nueve años te hiciste voluntaria de las Hermanitas de los Pobres.Allí ayudabas en la cocina, trocear cosas para la comida, secar platos, pelar y picar patatas o darle de comer a algúna anciana si no podía ella sola. Todo  el mundo te quiere allí porque eres muy servicial cariñosa y educada y ayudas a   todo el que lo necesita.

Cuando hiciste la primera comunión fuimos a las Hemanitas de los Pobres porque querían verte y entre todos recaudaron 125 euros y te lo regalaron. Estabas preciosa ese día para recibir al Señor, con un vestido de mangas tres cuarta, la misa la ofició Don Alejandro que además es nuestro cura favoríto y fué una ceremonia maravillosa y emocionante. Un día muy especial, y mas importante de mi vida y la tuya.

A mí  me has ayudado y me ayudas tanto  en mi enfermedad, superar el cancer contigo apoyándome y animándome es mas llevadero. Estoy tan orgullosa de tenerte, de que seas mi hija, de que me quieras. En los estudios te cuesta mucho aprenderte las cosas pero  con tu  tesón  vas a conseguir todo lo que te propongas y quieras hacer. Ahora estás en primero de bachiller  y con tu esfuerzo y mi apoyo vas a sacarlo, porque yo creo en tí muchísimo.Bueno cariño ya me voy a despedir, solo decirte que te quiero y que para cualquiera es imposible no quererte aunque nadie en el mundo te quiere más que yo, eres lo mejor que hay en mi vida y que despues de haberte llevado en el vientre lo mejor del mundo es tenerte a mi  lado, tener  tus abrazos, tus besos, tus mimos, te quiero y te deseo suerte en este camino tan largo que te queda por recorrer y que yo recorreré contigo o en la distancia. Eres una persona digna de ser amada porque eres amable, preciosa, valiente, cariñosa, generosa, ayudas a todo el que lo necesita, trabajadora amiga de tus amigos, aunque tienes tu caracter eres comprensiva, tienes mucha paciencia, risueña, simpática. Quien te ame va a ser muy afortunado porque contigo a su lado lo vais a conseguir todo lo que os propongais. Espero que seas feliz porque te lo mereces.

En mi opinión y por regla general, todo ser es amado por otro, puesto que somos seres humanos por naturaleza, y con lo cual, sociales, con ello, se necesita a otra persona para sobrevivir, para amar y ser amado. 

De otro lado, respondiendo a la pregunta en concreto, sinceramente opino que a mi hermana es muy sencillo amar desde el punto de vista más puro, ya que se trata de una persona cálida y alegre que hace a su vez que otros se sientan atraídos a generar ese vínculo social. 

No hay maldad en ninguna parte de sus venas, sino que desprende inocencia, alegría, solidaridad y cariño tan sólo con la mirada. Se trata de  una persona con ganas de evolucionar, madurar y mejorar.

Por lo que yo misma pregunto, ¿cómo no se puede amar a una persona que en sí misma desprende amor?.

Fdo: Su hermana. 

Para mi “RALPH”:

Hay muchos motivos por los cuales tú, pequeña, has de ser amada. Yo podría darte mil motivos cualesquiera sin explicártelos pero no sería justo, ya que los sentimientos no sólo se dicen, sino que se muestran y, si se pueden, se explican.

Para mí, eres una persona muy importante en mi vida ya que desde el momento en el que te conocí vi algo en esos ojos azules claros que decían en mí que eras tú quien merecía todo mi amor. Que eras esa chica por la que estaba dispuesto a luchar lo que hiciera falta y eras con quien quería pasar el resto de mis días. Desde el primer día que pasamos hablando hasta altas horas de la madrugada descubrí parte de todo aquello que encerrabas y que estaba dispuesto a amar incondicionalmente.

En primer lugar está esa cabeza que es un portento. No sólo la inteligencia que demuestras a cada instante que se habla contigo ya que, y eso es algo que me encanta de ti, se puede hablar contigo de cualquier tema, ya sea literatura, política, cine, música, deportes, actualidad y demás, sino lo bien amueblada que aparentaba estar esa cabeza y lo claras que tenías las cosas.

También está esa forma de tratarme, esa forma que tienes de hacerme sentir especial a cada palabra que me dices, a cada cosa que haces o a cada sentimiento que me demuestras. Esas cosas que hacen sentir que importas a alguien y que le importas mucho, y eso es algo que quieras o no, se ama y se agradece de quien amas.

Conforme te he ido conociendo he ido enamorándome cada día más por todas las cosas que he descubierto y aprendiendo de ti. Comenzando por tu empatía hacia los demás, de la que no pocas veces has hecho gala al ser capaz de preocuparte por todos aquellos que te importan sin importante si es recíproco, pasando por tu altruismo, por el cual serías capaz de dar cualquier cosa que estuviera en tu mano por hacer a alguien que quieres, feliz. Y principalmente, por suerte, aquello que siempre sueles dar es una de las cosas que te hacen más hermosa y es, como no, tu sonrisa.

También tengo que destacar todo lo que haces, tanto por mi como por tu familia, tus amigos y en general, por la gente. Eres una chica con un corazón enorme que siempre que lo he necesitado ha estado a mi lado ayudándome, tirando de mí y sacándome adelante cuando más falta me hacía. Pero eso no es lo que te convierte en alguien especial. Lo que lo hace es que estás siempre, tanto en las buenas como en las malas y en las peores. Siempre has sabido animarme cuando más hundido estaba, siempre me has hecho sonreír y siempre me hiciste sentir alguien muy importante., ya fuese un buen o un mal momento de mi vida. Eres un pequeño cachito de pan que va dejando buen sabor de boca a todos los que te prueban. Con esto quiero decir que eres alguien que cuando entra en la vida de una persona, esa persona no quiere que salgas de ella porque sin ti, esta vida estaría vacía ya que, al menos para mí, eres un pilar fundamental de ella.

Por supuesto no olvido la primera vez que nos vimos. Estaba muy nervioso. Llevaba cinco horas de viaje en coche, pensando en cómo sería mi reacción al verte y como sería la tuya. Me diste un abrazo que no pienso olvidar jamás. Fue largo pero hubiera deseado que hubiese sido eterno.

Pero no todo queda ahí. Ya no sólo son tus besos, sino tus caricias, tus abrazos, tus “buenos días cariño” o tus simples palabras hacia quien quieres. Son cosas que la gente no suele valorar, pero que quien lo observa y lo valora como es debido, fácilmente te amaría, porque como ya dije, eres alguien que todos querrían tener en su vida.

No es simplemente tu forma de pensar. No es tu forma de ser. Tampoco es tu físico, ni tu intelecto ni ninguna parte concreta de ti. Es todo el conjunto lo que te hace ser como eres. No eres tú sin alguna de esas cosas y no es que haya en ti algo único y concreto por lo cual mereces ser amada. Sucede que tú eres única en todo tu conjunto, que eres grande por todas esas “pequeñas” cosas que te caracterizan y por todas las razones que ya te dije, y que pienso repetirte si algún día lo olvidas, te amo.

   Me pregunta mi hijo si puedo hacer un texto que necesita entregar para la asignatura de Filosofía. El texto tiene que versar sobre la pregunta “Qué crees que hay en mí para que merezca ser amado”. La verdad es que me impactó la pregunta y entonces yo le pregunté que si tenía que ser la madre quien hiciera el trabajo. Me respondió que no, que podía pedírselo a quien fuera, un hermano, un abuelo o un amigo, pero que él prefería que lo hiciera yo, porque soy su madre y porque sabe que lo quiero. Suficiente razón para decirle que sí, como no.

   Y aquí estoy pensando la forma de redactar todas las razones por las que creo que mi hijo deber ser amado. Y la primera que me viene a la cabeza es la misma que él me dio, porque soy su madre, es mi hijo, la razón más importante para que una madre se levante cada día: ver a su hijo crecer, hacerse un hombre, verlo feliz, enseñarle a seguir adelante aunque haya tenido un mal día… Aparte de todo esto y más, que es el deber de una madre, quiero a mi hijo por lo que es, y aquí reitero una gran frase que cada día un profesor del centro educativo le dedicaba cada día al empezar la clase “Soy original, único e irrepetible y por ello maravilloso”… Todos esos adjetivos se los coloco a él porque son razones suficientes para amarlo y que resumen por qué lo quiero.

   Y claro todo esto me dirán que lo dicen todas las madres pero es lo que siento, y ahora sí voy a poner algunos ejemplos que muestran como es él, pero sigue siendo mi opinión de madre… Por ejemplo su forma de venir hacia mí cada tarde, cuando salgo de trabajar y  me pregunta ¿cómo te ha ido el día? Y yo siempre le contesto “bien, me ha ido bien, gracias” porque aunque haya tenido un mal día se me olvida en el momento que se acerca a mí con su sonrisa tierna, porque además de la pregunta siempre espero lo que la acompaña, un beso, un abrazo y un te quiero mama, y no puedo resistir en contestar y yo a ti mucho, como no quererlo…

   O cuando lo ves con media sonrisa en la cara mientras su hermano le cuenta alguna tontería suya o algo que le ha hecho gracia en algún video de YouTube, esa sonrisa acompañada de paciencia y que la final termina en carcajada, me encanta esa sonrisa sincera, divertida, cariñosa, protectora incluso, que siempre aparece en las conversaciones con su hermano. Aunque es normal entre hermanos, hay veces en que las conversaciones terminan en discusión y enfado, pero siempre surge otro juego de rol o de FIFA que los hace compañeros de juegos una vez más olvidando la discusión anterior.

 

   Otras razones que se me ocurren destacar de él para amarlo son características personales como su humildad (no le gusta sobresalir, incluso hay veces que le da vergüenza que hablen de él) pero que a veces contrarresta con su participación voluntaria en actividades de clase como competir y hablar delante de un jurado en un concurso de Lego, o leyendo en público en actividades de Cristo Vive, acciones que me sorprenden porque suele ser un chico tímido.

   Además algo que me hace quererlo más es que le gusta estar con la familia, en estos tiempos en que la gente joven no quiere estar con personas mayores a los que encuentran aburridos, a él le gusta participar en actividades de familia, demostrando que nos quiere y haciéndose querer, como por ejemplo jugar a juegos de mesa, ver una película arropados en el sofá, saborear un helado, ayudar a elegir un regalo o simplemente pasear un rato.

   No sé si ha quedado clara la respuesta a su pregunta, pero podría estar horas contando anécdotas de mi hijo y sonriendo a la vez, y la respuesta de todos sería claro cómo eres su madre…

Comenzaré por decir que recuerdo con mucho amor, cuando hace 17 años era un bebé y estaba en mi barriga.  Era el bebé más juguetón del mundo. No paraba de moverse, de hacer volteretas y, sobretodo, de dar patadas. A mí me gustaba jugar con él. Colocaba mi mano en la barriga y me encantaba sentirlo. ¡Y qué bien nos lo pasábamos juntos!

Cuando era pequeño era un niño súper extrovertido, cuando llegábamos a algún sitio rápido hacia migas con todo el mundo y no solo niños, sino con personas mayores también, le encantaba escuchar las historias de los mayores, en especial de su abuelo que por algo es su abuelo favorito. Él se hacía querer por todo el mundo.

En su comienzo en el Colegio era un muy buen estudiante le encantaba asistir al cole y era el número uno en leer libros, le encantaba leer. Ha tenido una época un poco complicada, pero actualmente él solo se ha dado cuenta que puede con eso y con mucho más. Es un niño muy inteligente y muy buen compañero de clases, aunque un poquito vago.

Con su hermano se lleva diez años y desde pequeñito siempre ha querido seguirlo, imitarlo y quererlo con locura. Siempre que su hermano lo necesita él, está ahí para lo bueno y para lo malo él, está ahí, a la hora que sea y en el momento que sea, y siempre suele decir, para eso es mi hermano.

Es un niño que tiene atenciones, cariño y que se preocupa de sus, padres, hermano, abuelos y demás familia y sin olvidarme de mencionar a su gato al cual lo quiere con locura, bueno es que él tiene amor para todos. Jeje

Actualmente tiene 17 años un adolescente en pleno peligro en los tiempos en los cuales actualmente estamos viviendo y al revés de la mayoría de la juventud que solo piensa en salir de marcha, botellones, sustancias controladas y fumar queriéndose hacerse mayores fastidiándose su salud y en algunos casos hasta la vida, él solo piensa en hacer deporte, cuidarse la alimentación y compartir todo lo que puede tanto con su familia como con su hermano ya sea jugando a la play o simplemente en la casa de éste.

Es un adolescente que nunca se ha metido en problemas, ni anda vagando por las calles haciendo fechorías como tantas cosas vemos en la tele y escuchamos en la calle. A su edad es un niño ejemplar un niño de su casa y de su familia y preocupado por su futuro laboral para el cual se está preparando.

Es un adolescente que en momentos complicados por los cuales he pasado en circunstancias que no vienen al caso, ha estado conmigo apoyándome y siempre todo le ha venido bien simplemente por complacerme y hacerme sentir bien, dándome atención y cariño con su corta edad, siempre lo he tenido ahí por eso y por mucho más lo amo con locura.

En conclusión: ¿Por qué mi hijo debe ser amado? Es un niño con muy buen corazón, cariñoso, atento, humano, noble, servicial, familiar y amigo de sus amigos. Como madre me siento súper satisfecha y orgullosa de él como hijo y como ser humano, ésta será mi aportación incomparable para esta sociedad de este ser inmejorable. Por todo esto y por mucho más, porque tened seguro que podría decir muchas cosas más positivas de él, es que lo amo con locura y lo amaré toda la vida y por ello pienso que es un ser que debe ser amado por todo el que lo conozca y le abra el corazón.

Respuesta de mi hermana:
Palma de la mano tamaño de mi pulgar, apenas tenía pelo al que peinar, carita de niña buena y parecía que con los angelitos soñaba. De mis pocos recuerdos de pequeña, está ella. Cuando nació, como buena envidiosa, quise comer los mismos potitos que ella, he de aclarar que nunca me habían gustado, es más los detestaba más que las propias lentejas. Pero ella lo comía, pues no me iba a quedar atrás. Continuas peleas, gritos, llantos y sustos, no precisamente en época de Hallowen, ni de Santos Inocentes.
La quería y la quiero, pero como esos amores de la historia que no admitían su amor por orgullo, como aquellos amores de los cuentos que no se encuentran por diferencias sociales, no admitía que la quería con locura. Cuando nació, sentí una alegría inmensa al ver su carita, eso sí, más dormilona en toda aquella planta no había. Ni tampoco más bonica, y no porque sea mi hermana, es que los demás, espero que fueran cisnes, pero obviamente no se lo iba a decir para que lo creyera de más.
Películas iguales, sí, de aquellas de VHS que necesitabas un estante entero para apenas 14 películas. Discos de música, que costaban un pastón iguales, uno para cada una, porque si se rallaba, mejor que se rallase el de ella. Amor de hermana. Vale, sí, me pasaba bastante, pero no iba a admitir que era y sigue siendo lo más importante.
Pero un día la ves con esas lagrimillas, lagrimillas que no sabes si es porque al estar en la edad del pavo se ha dado una torta o se ha enfadado con una amiga o un chaval, y esperaba que fuera lo primero.
Entonces, me di cuenta, que era tontería. Muchos hermanos viven a kilómetros unos de otros por simple orgullo y por odio, y empecé a creer, que mi hermana creía que yo la odiaba. Nada más lejos de la realidad. Al revés, en todo caso, tenía y tengo miedo de no ser lo que ella espera de mí. Se supone que las hermanas mayores somos el ejemplo a seguir, en mi caso lo es ella. Y la cosa cambió. Le di a entender que me importa y la quiero y ella igual.
Es cierto que si fuera hija única podría tener más ropa, pero no podría verla con esa carilla al ir a comprar, cuando algo nos queda fatal por muy mono que sea sin poner, y puesto parece que vamos a recoger patatas. Podría tener más tiempo para mí , pero no podría pasarme horas con ella riéndonos de algo absurdo, ni gastando bromas que nadie entiende. Podría ser ese ojito derecho de mis padres, pero sinceramente, eso no importa cuando seas la oveja negra o blanca, sabes que si algo te va mal, sea con un grupo de amigas o con un chaval, está ahí. Porque los padres, son padres, no amigos, no puedes contarle todo. A ella sí. No hace falta decirle que no cuente nada, no lo contará.
Hay miles de aspectos que podría destacar y por la que todos la quieren. Pero si alguna vez ellos le fallan porque un simple hecho no les guste a mí me tendrá, porque la quiero incluso por sus cosas menos buenas. Su arte de intentar arreglar las cosas y empeorarlas es increíble, pero esa dulzura y risa con la que lo intenta es inigualable.
No la quiero solo porque sea mi hermana, no la quiero por nada en concreto, ni por su risa que la mañana con una subnormalidad suya alegra, ni por las estupideces que suelta en cualquier idioma raro para que me ría si algo va mal, ni por sus besos ni por sus abrazos, ni por sus repentinos bailes en el baño, ni por esas risas cuando solo entendemos nosotras las cosas, ni por sus historias académicas. La quiero porque sé que podría soportar que mis mejores amigas me fallen, que mis padres no estén en un futuro, que el chaval que un día me gusta y otro también, o del que me enamore ese día me falle, pero no podría soportar estar sin ella. Dicen que todos somos reemplazables a largo plazo, pues bien, ese hombre no tenía ni idea de lo que era tener una hermana como la mía.
Y es que lo difícil es no quererla, por eso, espero que tenga la cabecita en su sitio si se me enamora, porque de ella es fácil enamorarse, tanto de lo bueno como de lo malo, y muchos bichos salidos del mismísimo infierno, angelitos caídos, podrían aprovecharse de su dulzura, pero ahí estoy yo. Aunque, mi hermana no tiene un pelo de tonta, y por esa parte, como un tío le haga mal, me dará pena al final, por lo que le haga ella, y por lo que le haga yo.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio