FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Alegría, dolor, tristeza.....

Visitas: 14118

Respuestas a esta discusión

¿Todas, iguales? JÁ. Jamás, nunca, en la vida, ni por encima de mi cadáver las lágrimas significan todas lo mismo. ¿Por qué lo sé? Muy sencillo, yo las he experimentado todas, pero que todas, todas. La mayoría de las veces, si os digo la verdad, han sido de dolor, de tristeza. Ya sea por una pelea con mis padres (que tengo bastantes) o ya sea por amor. Sí, es ridículo, pero he sufrido por amor ya varias veces. Duele, y mucho. Ver como la persona a la que amas se va, se aleja, y jamás la vas a poder conseguir por mucho que luches por ella. En fin, como he dicho antes, no solo las lágrimas pueden ser de tristeza o de dolor. También pueden significar odio. Sí, odio. Sé que no es muy frecuente llorar porque odies algo o a alguien, pero al igual que antes, yo he pasado por eso. Os aseguro que tanta rabia te puede llegar a dar que llores por propio odio a ti misma, por algo que has hecho mal o no te ha gustado, o simplemente alguien, a la que odias bastante y te hace cuanto más daño puede mejor (sé que odiar a alguien es una frase un poco tabú, pero es la realidad señores, para que nos vamos a engañar). Es que les explico, duele, y bastante, que los que creías que eran tus ‘’amigos’’ te terminen dejando de lado, te den la espalda y ya hagan como si no existieras. Les aviso que hoy en día el mundo está lleno de convenidos. Avisados quedan, y el que avisa, no es traidor.

Bueno, volviendo al tema, sigue habiendo más formas de interpretar unas lágrimas, como por ejemplo una de las más comunes es: la felicidad. Llorar de felicidad, aunque aquí donde lo ven, es bastante difícil. Se dice pronto el: ‘’yo lloro con facilidad de felicidad’’; pero, ¿de verdad están seguros de eso? ¿A caso conocen que es la felicidad? ¿A caso han experimentado alguna vez esa sensación, o simplemente se la han atribuido a algo que creían que era feliz? no es tan fácil, y menos sin saber tampoco qué es creer. En fin, no me voy a meter por ese camino, porque eso lleva otras mil y una preguntas para hacerse, y para resolver subjetivamente, así que prosigamos.

Ahora que me paro a pensar, ya no se me ocurren más formas de llorar, más tipos de lagrimillas. Pero bueno, ahora llegó el momento de centrarme en el porqué de esa tristeza, en el porqué de esa alegría, en el porqué de ese dolor, de ese odio… creo haber comentado algo antes mientras explicaba las formas de expresar esas lágrimas, pero bueno, lo vuelvo a exponer aquí.

Es una pregunta fácil pero a la vez complicada. Creemos que siempre sabemos por lo que lloramos, o porque sentimos lo que sentimos y como consecuencia lloramos, pero, ¿de verdad eso es así? ¿De verdad tenemos un conocimiento pleno de porque lo hacemos? No, ¿verdad? Pues entonces nadie aun tiene la respuesta. Porque nosotros podemos decir que lloramos de alegría cuando a lo mejor nos hemos enterado de una buenísima noticia, o por volver a ver a alguien que no veíamos de hace tiempo, pero si no sabemos qué es realmente la felicidad, no podemos decir que lloramos por ello. Lo mismo pasa con el dolor, aunque este concepto es más fácil de asimilar, porque sentimos como un vacío en nuestro interior, como algo que nos hace sentir mal, no tener por decirlo de una forma más científica: ‘’buena salud personal y psicológica’’; por eso muchas veces decimos que lloramos, de dolor, de pena, de tristeza,… pero bueno, si nos paráramos a pensar el porqué de llorar, en realidad, aunque sepamos el motivo personal, la causa, nunca se sabrá. Yo, por lo menos, no lo sé. Ahora, claro está si ustedes tienen la respuesta, no duden en decírmela.

Pues bien, hasta aquí mi pregunta filosófica de hoy, espero que les haya gustado. Un saludo.

Llorar es  algo que no podemos evitar. Desde que nacemos y tenemos las primeros deseos por hacer algo lloramos para conseguir lo que queremos, era una forma sencilla de llamar la atención y demostrar que necesitábamos algo o a alguien a nuestro lado. De bebes hemos llorado para comer, para dormir o porque nos sentíamos extraños ante la presencia de un familiar que no conocíamos o no eran nuestros padres y deseábamos que nos abrazaran. Pienso que no todas las veces que un niño o niña llora es por necesidad, sino por cariño. Nos hemos acostumbrado a los besos y los mimos de nuestros padres desde el primer día, y se nos queda una sensación de vacío cuando no los recibimos.

A medida que vamos creciendo aprendemos a controlarnos, a dejar de llorar por cualquier cosa y a solucionar solos nuestros problemas. Aprendemos que llorar no debe ser algo tan habitual, sino que solo puede surgirnos cuando nos sentimos verdaderamente tristes.

Cuando llegamos a la adolescencia nos damos cuenta de cómo éramos de pequeños. Incluso cuando vemos a un bebe llorar no podemos evitar ir a su encuentro y calmarlo, porque de alguna manera, nos sentimos vinculados a protegerle y entendemos sus emociones como las sentimos nosotros en su momento. Poco a poco nos damos cuenta de que no solo lloramos cuando estamos tristes, sino también cuando estamos felices. Llorar es una forma muy expresiva de mostrar nuestros sentimientos íntimos, tanto de una forma como de otra, y a la vez hace que la gente de nuestro alrededor sepa como estamos.

¿Por qué lloro? Lloro porque necesito expresar de alguna manera como me siento, aunque nadie me vea, aunque nadie lo note, lloro porque es una sensación única, nada es comparable a esto.

Cuando estas triste, y sientes que todas esas fuerzas que tienes se van, cuando piensas que el camino se dificulta y no sabes como seguir adelante, cuando tus intentos por lograr algo no resultaron, cuando no recibiste todo el cariño que esperabas de esa persona, cuando un malentendido arruinó la forma en la que los demás te miren, cuando discutiste con tu mejor amigo o amiga, en el instante en el que pierdes a un ser querido y cambia tu vida, cuando tropiezas… consigues desahogarte cuando lloras.

Cuando estas contenta por haber conseguido esa nota que tanto te costó, cuando vuelves a ver a ese familiar o amigo/a que se mudó lejos de ti, cuando recuerdas tiempos pasados con la gente que quieres, cuando abrazas a alguien y de verdad te alegras por su felicidad, cuando sientes que eres querido y te sorprendes de cuanto, cuando te sorprenden en un día especial para ti, cuando te reconcilias con la persona que creías perdida, en ese instante en el que te cuentan una historia y estas conmovido, cuando disfrutas de esos momentos inolvidables…lloramos de felicidad.

Hay muchos tipos de lagrimas: lagrimas de júbilo, lagrimas de dolor, lagrimas de desesperación, de rabia, lagrimas de nostalgia, de felicidad, de comprensión, de agobio, de nervios, de necesidad, de hambre, de temor, de coraje y de mil maneras más. No creo que haya una lista definida, los sentimientos son diversos y así ¡su manera de expresarlos también!

Es cierto que apenas he llegado a cumplir los 18, y aun me quedan muchas experiencias y sensaciones por vivir, y las espero con nerviosismo y alegría. De estas experiencias podré volver a escribir, dedicarles palabras bonitas o tristes, recordarlas y decidir cuales quiero volver a vivir y cuales preferiré olvidar. Mi consejo es nunca tratar de manejar el presente, no se trata de intentar conseguir momentos por ti mismo (aunque no sea malo hacerlo y es aconsejable) sino de dejarte llevar, hay mucho tiempo por delante y cada una de estas emociones te llegará en un momento en especial. Disfruta de cada instante, recuérdalo como uno solo. Decide seguir adelante, debes seguir explorando esos sentimientos ocultos y recordarte que para eso es la vida, ¿para que una vida sin emociones? Al fin y al cabo sería estar como una piedra ¿no? Haz caso a las personas que te quieren y evita sufrir, a esas personas que se alegran contigo y sufren a tu lado, a esas personas en las que de verdad confías. Las lágrimas aparecerán cuando menos lo esperes. Yo me alegro de que existan, la vida sería muy aburrida sin ellas, ¿no crees?

Esta pregunta me parece bastante interesante porque yo soy una persona que llora con facilidad, aunque soy una persona fuerte, pero soy de corazón sensible y blando y aunque aguanto muchas veces el llorar, pero hay veces que no puedo evitarlo y lloro. Incluso muchas veces cuando estoy sola me entran ganas de llorar, y me pongo a llorar sin tener motivo pero lloro, no se todavía el por qué pero me pasa. Pienso que el llorar nos ayuda a descargar emociones de todo tipo, y a descargar energías, también te ayuda a derrochar todo tipo de rabia que sientas, a quitar el estrés, no se yo lo veo como una forma de desahogarte, de relajarte, de pensar, de hacerte ver cosas que antes no veías y hacer más fuerte aún. En muchas ocasiones tenemos ganas de llorar pero nos aguantamos esas ganas, porque no queremos llorar más, porque estamos cansados de hacerlo, porque nos sentimos sin fuerzas, o porque estamos en compañía, y a mi la verdad que no me da mucha vergüenza el llorar en público porque lo veo algo normal, pero si me corto un poco e intento evitarlo. Además, cuando lloramos es más bien por alguna situación incómoda que no nos transmite buenas energías, buena intuición, y se nos crea un nudo en la garganta de querer llorar, hasta que ya derrochamos todo eso que llevamos dentro y no nos atrevíamos a sacar, comenzamos a llorar, y sentimos como nuestro corazón se va acelerando. Hay momentos en el que los demás te notas esas ganas de llorar y tú les dices que no que no puedes, y ellos te dicen que llorar no es malo, y es cierto, al contrario te quedas mucho mas tranquilo/a cuando lloras, porque sientes que te has quitado un peso de encima. Hay muchos motivos por los que lloramos, tanto buenos como malos. Podemos llorar por la pérdida de algún familiar, por que nos encontramos mal, por que nos duele alguna parte del cuerpo, porque hemos suspendido un examen, porque nos a regañado nuestra madre, porque hemos hecho algo que no deberíamos haber hecho, porque nos sentimos culpables de algo que ha ocurrido, porque nos hemos caído y nos hemos hecho daño, porque nos hemos peleado con nuestro mejor amigo o amiga, de impotencia de no poder hacer o decir algo, de rabia, de coraje, por miedo también podemos llorar y por muchas cosas malas más. Pero, ¿y por cosas buenas? Por supuesto que sí, también lloramos de felicidad, porque hemos hecho algo de lo que nos sentimos orgullosos y lloramos de alegría, también por nuestro cumpleaños, por ver a nuestro amigos, por ver a algún familiar lejano que hace tiempo que no lo veíamos y nos da alegría el verle, por aprobar un examen, por emoción también lloramos, y no siempre emocionarse es llorar, pero la mayoría de las veces cuando nos referimos a emocionarnos tenemos las lágrimas en los ojos a punto de salir, y la emoción puede ser tanto por una causa buena como por una causa mala, y yo la verdad soy una persona de emocionarme con facilidad, y rápido se me saltan las lágrimas. También me pasa algo raro y es que cuando tengo sueño y bostezo se me saltan las lágrimas y muchas veces mis amigos, o mi madre me preguntan que por qué lloro y siempre les digo no es que al bostezar se me saltan las lágrimas, no se si será del esfuerzo, pero siempre que bostezo se me saltan las lágrimas y parece que estoy llorando. En resumen que el llorar es algo natural y bueno que te hace descargar la energía, la rabia y todo y por supuesto el llorar de alegría es algo precioso, que llena mucho a una persona y le hace sentir bien consigo misma y se queda como nueva.

Desde que era muy pequeña uno de mis grandes defectos o virtudes, como uno quiera tomarlo es que soy una persona muy sensible, vivo todo con demasiada intensidad, como si cada cosa que me pasase fuese lo más importante y lo único que me fuese a pasar en esta vida. Por lo que tanto para lo bueno como para lo malo, si es bueno, es tal la euforia, felicidad, intensidad, nerviosismo, ganas y alegría de vivirlo que me desbordo en mi misma,  pero por el contrario si de algo malo se tratase el malestar en la barriga, la cabeza, la inquietud, la negatividad, la pena, lo malo me invade y todo el lleva a esa sensación que sientes que no puedes ni hablar del nudo en la garganta o la sensación de ver que nada tiene salida o apreciar todo desde una inmensa oscuridad, un pozo sin fondo sin salida…. Y todo esto lleva al cumulo del liquido producido por el proceso corporal de la lagrimación de sabor salado llamadas lagrimas, estas caen una a una de manera discreta hasta que el proceso y la velocidad aumenta, y caen cada vez más rápido y el proceso de este liquido derramándose por la cara se llama llorar, Desde mi punto de vista se puede llorar por mil historias y causas, no es lo mismo  el llanto de una madre que llora por el nacimiento de su pequeño bebe, que el llanto de una madre por la muerte de su hijo joven, ya que en el primer caso la persona llora de la emoción de la alegría y los nervios contenidos, en sí mismo. Como por el contrario las lagrimas de una madre a la que le acaban de arrebatar a su hijo sin apenas darse cuenta de la noche a la mañana sin entender nada y sin encontrarle la explicación al porque ya no está con su familia, o el porqué se ha ido y sentir que nunca más lo vas a poder ver o tocar como antes lo hacías porque ya no está, se fue, se lo llevaron. A las lagrimas de un grupo de jóvenes al acudir a un concierto de su artista preferido o por el contrario el mismo grupo de jóvenes llorando por un suspenso en un examen importante, por el que habías dado todo, y no habían obtenido resultado, ya que en el primer caso llorar por acudirá un concierto de tu artista favorito y la admiración que le debes por su forma de cantar y de expresar sentimientos que él dice cantando pero esas jóvenes sienten de la misma manera pero en su vida, pues esas lagrimas son de amor platónico, admiración por su trabajo, encanto y el poder tener a la persona que tanto te gusta como artista a solo unos metros de ti, y que ya no se trata de la diferencia de distancia que hay entre el televisor de tu casa y el sofá donde lo ves sentada, también en ese caso se puede llorar por la situación, el momento, y el lugar… Por el contario la otra situación que presentaba anteriormente que tras un esfuerzo se suspenda un examen, por el que apostaste mucho, y no ves el resultado positivo de ese esfuerzo `pues las lagrimas pueden ser de coraje, rabia, ganas de dejarlo de lado ese tema por el esfuerzo que ha costado y lo que no ha resultado ser del todo factible.

Otro caso de llanto puede ser esa pareja que al oído se están diciendo cosas bonitas en un momento especial y con unos sentimientos por en medio muy significativos, y de la emoción del momento solo les sale la emoción, el amor que se tienen y esas ganas de estar siempre hacia persona, y provoca la emoción y la emoción lleva a unas pequeñas lagrimas de felicidad, o en el caso contrario que por razones varias lo dejan  ambas partes o una recuerdan los momentos vividos y los recuerdos y el hecho de no estar ya juntos nos hace pensar mal, en una negativa constante y esta nos lleva al llanto a las lagrimas de tristeza…

Por lo que a la pregunta de si existen diferentes tipos de lágrimas y llantos, si los hay porque hay motivos de felicidad y de tristeza por los que llorar.

Siempre me han dicho eso de que es bueno mostrar tus sentimientos, echarlo todo fuera y no quedarme nada dentro. Y eso he intentado hacer siempre y es más, desde chiquitina he sido una niña demasiado llorona, excesivamente sensible y por ello es que ahora en la actualidad me cuesta mucho más llorar, eso no quita que tenga ganas de hacerlo o que se me ponga un nudo en la garganta que me haga querer explotar pero creo que cada uno de los momentos de mi vida me han hecho ser más fría desgraciadamente, casi nunca lloro delante de nadie pues para mí sería como un signo de debilidad, como mostrar un punto débil. Seguramente me haya creado una coraza a mí misma que impida que los demás vean dentro de mi, quizá sea una forma de evitar que me hagan daño, que me hagan volver a pasarlo mal. Por eso, cuando siento que algo me supera suelo tragar saliva, mirar hacia abajo y aguantar hasta encontrar algún lugar donde sepa que esté sola y pueda desahogarme tranquilamente, luego salir de nuevo y fingir que todo está bien, algo que puede que me esté destruyendo a mí misma.

Ahora bien, hay tantos tipos de lágrimas…

Empecemos desde que nacemos. Lágrimas y más lágrimas a tu alrededor, pero de alegría, de emoción y orgullo, un nuevo miembro ha llegado a casa y ese eres tú. Continúan las lágrimas y esta vez caen de tus pequeñitos ojos, ¡bienvenido al mundo! Pero seguirás llorando y llorando reclamando la atención y los brazos de mamá. Tiempo después las lágrimas seguirán siendo muy partícipes en ti, necesitas que te cambien el pañal, que te den el chupete que has lanzado al suelo, leche, necesitas tu biberón y ¿qué hay de tu osito de peluche?¿ donde está? Avanzamos unos añitos y empiezan las primeras pesadillas en tus noches y claro, vuelven a aparecer las lágrimas, esta vez de miedo, necesitas dormir con papá y mamá, lágrimas de cocodrilo. Más adelante dejarás atrás estas lágrimas para llorar por caprichos, quieres todo lo que hay en las tiendas y no te lo compran ¿verdad?, que mal… y ahora vas caminando y tropiezas, un pequeño arañazo en tu rodilla vuelve a hacer que las lágrimas corran por tu cara, lágrimas de dolor, pero de un dolor físico y superficial. Sigues creciendo y ahora las lágrimas aparecen por la rabia, papá te ha castigado por tus malas notas y no podrás ir con tus amigas esta tarde. Y ya va llegando la adolescencia, la peor y mejor edad, llantos y más llantos, continuas discusiones con tus padres, agobio, desesperación e incomprensión, primeras decepciones, primeros amores, lágrimas de dolor, lágrimas que vienen desde el corazón,  impotencia, incluso lágrimas de soledad, complicado ¿verdad? Pero la cosa se complica más, pérdidas de seres queridos, problemas  y más problemas, lágrimas y más lágrimas, tristeza. Vale, esta es la parte más dura de las lágrimas, la parte más fea, pero qué hay de las lágrimas de emoción , lagrimas de amor,  lágrimas de un “te quiero”, de un “te necesito” o de un “te echo de menos”,  lágrimas de felicidad, de admiración, de diversión, de disfrute, de satisfacción , papá y mamá está orgullosos de ti, lágrimas de velocidad, de adrenalina, lágrimas…

Cuántos sentimientos encerrados en unas simples gotitas saladas ¿no?

Creo que aún no he descubierto ni la mitad de causas de una lágrima. Tras haber recapacitado sobre este tema, me he dado cuenta de que las lágrimas son algo natural, algo que no debo frenar como me he acostumbrado a hacer, nada de debilidades, tan solo sentimientos, emociones, un espejo del alma. He de mostrar siempre lo que siento o si no, cómo espero que los demás me ayuden o me conozcan, definitivamente, debemos de dejarnos llevar por el momento, por la situación, al fin y al cabo, somos eso, personas; seres humanos.

La verdad que esta pregunta nunca me la habia planteado ya que no le daba mucha importancia a saber los tipos de lagrimas que existen , pero me parece un reto poder proponerme contestarla asi que empecemos.
La primera pregunta es sencilla para mi ya que se.perfectamente cuando he llorado y los motivos por lo que lo he hecho. Pero ya que vosotros no lo sabeis os lo explicare aunque sea un poco evidente. Como todo el mundo supongo es muy normal haber llorado de dos formas. La primera seria de tristeza donde las lagrimas serian amargas y un tanto oscuras, estas caen muy seguidas por la cara y ami me sucede que cuando lloro de esta forma tras derramar un par de lagrimas no puede respirar muy bien y cuando me dispongo a hablar siempre tartamudeo por lo que no se me entiende muy bien. Despues estan las lagrimas de alegria que son aquellas que tras una noticia o un acontecimiento que te hace mucha ilusion , donde reacciones de una forma positiva. Luego tenemos las lagrimas de impotencia que son aquellas que derramas cuando una accion de alguien no te condiciona positivamente o donde algo no te parece bien o siemplemente alguien te dice algo y por su posicion no puede contestar nada para no ser castigado. Por ultimo tenemos las lagrimas de risa que son aquellas que por la misma palabra se producen cuando se da una situacion de carcajadas, ya que algo te ha producido gracia o un hecho es gracioso o una palabra te recuerda a otra y por lo tanto te ries. Tras haber analizado estos tipos de lagrimas tengo que decir que hay dos que no me gustaria volver a expetimentar pero que en el fondo al escribir estas palabras se que tendre que volverlas a vivirlas ya que es algo inevitable. Vendran momentos donde las lagrimas de tristeza volveran a caer y momentos en los que las lagrimas de impotencia volveran a derramarse, pero espero que no se produzcan muchas veces mas. Por lo contrario me gustaria vivir muchismos mas momentos en los que las lagrimas de alegria vuelvan a caer por mi cara. Y las de alegria porque eso significara que tendre buenas noticias en mi futuro asi que es algo bueno que querria que perdurara para siempre . Por ultimo decir que espero que mis ultimas lagrimas de vida me gustarian que fueran de alegria por saber que he hecho todo lo que queria en esta vida y que no derrame lagrimas de tristeza por arrepentirme de algo acontecido ni sucedido y menos por mi culpa

Durante un periodo de tiempo vamos acumulando mucha serie de emociones, tanto buenas como malas (alegrías, tristezas, estrés, nerviosismo...) y llega un momento en el que nos llega una mala emoción y lloramos, se puede llorar por diversos causas, por la muerte de un ser querido al que vamos a echar de menos porque nunca mas le vamos a poder ver, o asi, depende la persona, porque hemos fracaso en una competición tras muchos meses de entrenamiento y varias derrotas en otras competiciones, al despedirnos de algunas personas que sabemos que durante un periodo largo de tiempo no vamos a poder verlas, por haber suspendido en un examen, porque nos ha regañado nuestra madre por algo que  hemos hecho mal y nos da remordimiento de conciencia porque sabemos que esta mal lo que hemos hecho y no podemos arreglarlo...

Pero también podemos llorar de alegria, porque una madre se a su hijo casándose o ve a su hija ganar un torneo muy importante, porque eso nos llena de alegria y satisfacción, tambien porque nosotros mismos hemos ganado y sentimos que todo tiene su recompensa...

Según el diccionario de la RAE llorar es: "Derramar lágrimas en señal de dolor, tristeza, alegría o necesidad", es decir mostrar tus emociones al mundo, algo que para muchas personas es difícil, o para otras es algo totalmente "natural".
Científicamente está demostrado que las lágrimas lágrimas presentaban formas alternativas y un número variado de moléculas, existen cambios químicos menores en las mismas, según el motivo por la que se desarrollaron y en función del área del cerebro que se active a cada estímulo.
Hay todo tipo de lágrimas : falsas, verdaderas, de melancolía,de emoción, de satisfacción, de dolor... Todas ellas depende de la persona que seas.
Es decir, no es lo mismo llorar de alegría, que de tristeza, y yo creo que eso es verdad.
Por ejemplo, llegas con un día de perros y llorar pero hay alguien que con unas palabras te animan, tus lagrimas dejan de ser en abundancia y comienzan a decrecer la cantidad mientras esbozas una sonrisa.
Yo en estos años que llevo he llorado mucho, ya sea por mi familia, mis amigos, mi pareja, mi vida...
Me acuerdo que cuando era pequeña vi la película de "en busca del valle encantado" y cuando se murió la madre de Piecito, me hinché a llorar y hoy en día a los 16 cuando veo una película triste o donde un animal se muere, pues lloro, se puede llamar ser sentimental, pero esas lágrimas son verdaderas.

En cambio se nota en una persona cuando sus lágrimas son falsas,tienes que forzar más la cara y tu voz no es la misma de cuando llorar de verdad es más"infantil tirando a chillona", por lo que se puede detectar más fácilmente cuando alguien llora por dar pena.Son las personas son doble personalidad que quieren aparentar algo que no son.

Yo siempre me he preguntado porque cuando algo me supera lloro, porque sientes eso y empiezas a llorar, ya sea la emoción que sea. Dicen que cuando llorar eres más frágil y todo el mundo te puede hacer daño en ese momento, yo lo veo al revés, yo creo que es cuando más fuertes te haces y cuando sientes que aunque todo se te quede grande poco a poco y con fuerza podrás con ello.
Yo creo que llorar no es nada débil, es echar fuera todo lo que llevas dentro y no tienes otra forma que llorando, sola, en tu cuarto, con algo de música, pensar y llorar, eso siempre viene bien.
O cuando te encuentras con alguien que no has visto desde hace mucho tiempo y se te juntan todas las emociones por esa persona.
Cuando trabajas mucho y se te es recompensado por ello, o a veces cuando te derrotan y sientes un bajón pero te levantas y lo vuelves a intentar.
Creo que aún no he descubierto ni la mitad de causas de una lágrima. Tras haber recapacitado sobre este tema, me he dado cuenta de que las lágrimas son algo natural, algo que no debo frenar y no tomarlo como algo mallo, al contrario HAY QUE LIBERARSE DE TODO ESTRÉS y debemos de dejarnos llevar por el momento, por la situación; al fin y al cabo, somos eso: personas.
En definitiva, no todas las lágrimas son iguales, por lo que cada una tiene una persona, experiencia, motivo y sentimiento distinto
Además cada motivo por el cual se llora es distinto, ya que no todos son iguales y no son predecibles.

En definitiva, yo si creo que cada lágrima es distinta porque cada una de ellas está fomentada por un sentimiento o situación distinta.
Yo espero que mis últimas lágrima de vida sean de alegría por haber vivido y disfrutado lo mejor posible y haber educado y querido con lo mejor de mi, también decir, que el día que suelte mi última lágrima será porque me espera otra vida mejor y llena de gracia y esperanza junto a mis seres más queridos.

Para acabar estas preguntas filosóficas busque una pregunta  la cual no tuviera mucha complicación a la hora de contestar, pero eso es imposible ya que, todas las preguntas que se exponen te dan de que pensar.

Encontré esta que aún no la había respondido y me pareció curiosa, ya que, hay mil respuestas, mil ciento un caminos para responderla.

Científicamente derramar lágrimas para expresar emociones es un comportamiento exclusivo del ser humano, ya que, es unas de las cosas por las cuales el ser humano se entiende como un ser racional, que  siente y  padece.

Se podría decir que el llorar nos hace vulnerables, ya que, cuando lloramos  dependiendo de con quién estemos  las otras personas siente empatía, y es un mecanismo para estrechar lazos personales, aunque no siempre.

 

Por otro  lado  yo pienso que las lágrimas son  todas iguales, lo que cambia es el motivo por el cual lloramos, aunque investigando sobre esto he descubierto algo, las lágrimas son de tres tipos: Basales (En ojos sanos de mamíferos, la córnea está continuamente húmeda y se alimenta de las lágrimas basales. Ellas lubrican el ojo, y ayudan a mantenerlo libre de polvo), Reflejas (El segundo tipo de lágrimas resulta de la irritación de los ojos por partículas extrañas, o de la presencia de sustancias irritantes, tales como cebolla), lágrimas psíquicas (conocido como llorar o sollozar, incrementa el lagrimeo debido a la fuerte tensión emocional, luto, enojo, dolor físico…)

Conociendo esto la mayoría de las veces se suele llorar cuando te afecta algo psicológicamente o físicamente o simplemente cuando el dolor físico es muy grande. Cuando éramos  pequeños en realidad no llorábamos porque nos sintiéramos mal si no era el mecanismo que todos los recién nacidos o bebes tienen para llamar la atención de sus madres cuando tienen hambre, sueño, o simplemente necesitan que les cojan en brazos. Es realmente increíble  hasta donde puede llegar la naturaleza de ser humano por el simple hecho de llorar.

Por lo tanto desde mi punto de vista no todas las lágrimas son iguales aunque formen parte del mismo mecanismo con distintos fines. El hecho de llorar no se puede decir  que naciese ayer, si no que hace millones de años el primer homínido que comenzó a expresar emociones fue aquel de cual descendemos  ‘’Homosapie’’

En realidad, no se aun como definir esta cuestión del todo…Yo no siempre lloro por las mismas cosas, al igual que los motivos por los que lloro no son siempre los mismos, se podría decir que soy una persona que soy de lagrima fácil, y a veces a la hora de sentirme emocionada me cuesta bastante expresarlo, aun así no lose es algo complicado de explicar, cada persona es diferente a la hora de llorar, existen las famosas lágrimas de cocodrilo las cuales se manifiestan para dar pena, para montar el teatrito, para hacer como que te afecta algo cuando en realidad no es cierto, muchas personas hacen eso, lo cual me parece muy absurdo. ¿De qué vale llorar sin motivos? ¿De qué vale hacerles creer a los demás que algo te afecta no siendo cierto? Sinceramente no le encuentro ningún sentido.

 

En fin en la vida hay de todo, yo siempre considerare que el hecho de llorar tiene que salirte del alma, y que no tienes que forzarlo para que los demás se compadezcan de ti, si no que si realmente necesitas llorar para poder liberar todo lo que llevas dentro en todos los sentidos hazlo, aunque de nada vale estar llorando todos los días por lo mismo, sí que es verdad que cuando nos encontramos sin salida, no vemos soluciones y  nos sentimos encerrados en nosotros mismos, es ese el momento en el que debemos despertar y darnos cuenta de que como menos se solucionan las cosas  es  llorando. LLORAR NO ES DE DEBILES,ES MAS TODOS NACIMOS LLORANDO,PORQUE LLORAR ES TOMAR AIRE Y SACAR DE DENTRO TODO LO QUE NOS DUELE PARA PODER SEGUIR  ADELANTE  SIENDO MAS FUERTES.

Este es un tema, que para mí es importante, ya que todo el mundo ha llorado, llora y llorara durante toda su vida. Lo primero es que yo creo que la gente llora, y desde mi punto de vista, porque lo siente de verdad. Sea por lo que sea que llore, es porque lo siente de verdad. Quitando a los actores, que cuando tienen que llorar lloran la mayoría de veces de mentira, o quitando el cortar cebolla, que simplemente es una reacción humana, el llorar es como desahogarte, sacar algo malo de dentro hacia afuera. Pero si me paro a pensar, yo, hablándoos desde mi opinión totalmente personal y mi experiencia, cuando lloro es de verdad. Cuando lloro por algo, es porque lo siento, lo valoro, lo vivo, etc… Expulso para lo que algunos son simples lagrimas o agua, para mí son sentimientos y emociones, son problemas y complicaciones, son alegrías y satisfacciones, son muchas cosas. Pocas veces suelo llorar, porque a mí para que llore me tiene que afectar algo mucho o tiene que marcarme de verdad en mi interior, pero cuando lo hago, gasto 8 paquetes de pañuelos. Quizás eso también se deba a que lloro muy de vez en cuando, entonces las cosas se me acumulan, los problemas, alegrías, los sentimientos en general, y lo expulso todo de una vez. No todas las lágrimas son iguales, lógicamente, ya que para la misma cosa algunos pueden llorar por un sentimiento más fuerte y otros por un sentimiento más débil, o por un motivo u otro motivo diferente. Cada uno siente las cosas de manera diferente y es imposible que dos personas sientan lo mismo de manera igual y equitativa. Yo pienso que cuando se llora, después uno se queda más a gusto, más tranquilo, como si se hubiese quitado un gran peso de encima, no digo que ya no tenga esas problemas, preocupaciones (si por lo que llora es por eso) o lo que sea, si no que se siente mejor consigo mismo y esas cosas se las toma de otra manera más suave y tranquila. Por ejemplo si llorar por alegría está bien, porque adaptas tu cuerpo a la alegría por la que estas llorando o por emoción, porque empatizas con esa situación, persona, cosa, lo que sea. Si ya te sientes bien de por sí, pues después te sientes muchísimo mejor, por no decir una palabra más sonante porque es una respuesta formal y estamos en un colegio salesiano y aun así esas cosas no hay que decirlas. Lo que hay que hacer es llorar más, que habrá gente que te diga llorón o llorona, que solo lloras no sé qué, que se vayan a freír espárragos, que si llorar te ayuda a sentirte mejor contigo mismo pues lo haces, aparte de que sea algo natural, que cualquier humano hace y necesita, que todos nada más nacer o la mayoría solo con salir de la capsula de formación humana ya hemos llorado y no ha pasado absolutamente nada. Lo que tienes que tener cuidado es el coste de pañuelos, porque si estas todo el día llorando te sale más económico comprarte un rollo de papel industrial (broma). Simplemente que en resumen, para mi llorar es bueno y hace bien llorar, y que cuanto más llores, mejor. También intenta, si ves a alguien llorando, no siempre ir a decirle como estas que te pasa no sé qué, aunque no tenga que ver mucho con el tema, si ves a alguien llorando, está bien que lo dejes un rato tranquilo, que respire, que se desahogue, que este solo. Eso ayuda mucho y muchas veces ayuda más que estar agobiando a la persona y eso. Esta pregunta espero que ayude a los que la lean y aparte me ha ayudado a mí mismo y a no olvidar que llorar es bueno y que hay que hacerlo más a menuda y con constancia, y sin forzarlo, simplemente cuando lo necesites, no hagas fuerza para que no salga, déjalo salir a fuera y que salga todo lo malo.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio