FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Matarías a alguién? ¿Y a cambio de 100 millomes de euros? ¿Y a cambio de tu vida? ¿Y a cambio de la vida de tu ser más querido?

¿No matarás?

Visitas: 672

Respuestas a esta discusión

Esta es una pregunta que resulta muy violenta, ya que no todos los días nos preguntan si mataríamos a alguien. Esta pregunta necesita un planteamiento previo para poder plantearla de una forma razonable. Para empezar el hecho de matar a alguien es un acto inhumano, el cual está penado socialmente con la cárcel, pero si no lo estuviera pienso que se cometerían más asesinatos de los que ocurren hoy en día, ya que las acciones de las personas están condicionadas por las normas que implantan y que controlan nuestra forma de actuar. Yo he estado pensando un rato, buscando algún motivo que lleve a una persona a cometer un acto tan depreciable, pero en la sociedad que corre se están dando algunas actitudes desde una temprana edad, producida como dicen algunos por los nuevos tipos de juegos que están llevando a los jóvenes por un camino de agresividad y mucha competitividad entre ellos, pero yo creo que si una persona tiene claros los ideales por los que se rige su vida, ningún juego o persona pueden cambiar esos ideales, ya que se supone que has escogido ya tus ideales, significando que estás en un nivel de maduración idóneo, en el que ningún factor externo te condicione en ninguna de tus acciones, pero el problema con los niños pequeños, es que aún no han llegado a ese grado de maduración y por tanto un juego así puede llevarles a actuar de forma diferente a como lo harían si no hubieran jugado a eso tipos de juegos. Otro aspecto sobre las personas que matan a otras, es el trabajo de los sicarios, estos hombres o mujeres para el que no lo sepan se dedican a matar a las personas que les indiquen sus “jefes”, ya que en cada trato tienen un jefe distinto, con un previo pago de dinero por realizar dicha acción (pero aunque no cometan ellos mismos el asesinato, tienen la misma culpa e incluso más que quien mata). Yo creo que estas personas que contratan lo hacen para no tener resentimiento alguno sobre la muerte de una persona que le ha hecho algo que le perjudica, o que tienen una deuda pendiente y no van a pagar,... al igual los sicarios creo que no tienen que tener ninguna compasión ni escrúpulos, ya que te dediques a matar a personas, creo que debe de ser un trabajo solo para algunas personas, ya que no todas las personas somos capaces de dejar de lado nuestros ideales de persona “humana”. A la pregunta hecha al principio, respondería que... no lo sé a ciencia cierta, primero antes de decidir si hacer esta acción debería de ponerme en situación, ya que si alguien está a punto de matar a alguien de mi familia sin duda mataría a quien estuviese intentándolo si pensármelo dos veces, pero esto es lo que digo “la situación”, ya que si por realizar la acción salvo la vida de un ser querido lo haría sin dudarlo ni un momento, pero sería incapaz de matar a alguien por qué me cae mal, por diversión, etc. También habría que destacar que todas las personas “nacemos con unos valores “, ya que realmente no nacemos con ellos pero la sociedad nos ira inculcando esos calores que conocemos como valores humanos, por ello y como he dicho anteriormente no todas las personas están en condiciones de cometer el acto de matar, ya que supondría una gran carga psicológica el haber matado “sin preparación” ya que los sicarios se entrenan a diario, para mantenerse en forma y para controlar sus emociones o acciones ante una situación difícil, son como los agentes especiales que vemos en la tele, aunque en este caso sería mejor que solo pudiésemos verlos en la tele, ya que si uno empieza a pensar, ¿para que existen realmente los sicarios o cualquiera de sus derivaciones? Solo son personas que lo que hacen es que todos tengamos una sociedad más peligrosa y corrupta.

Matar por placer, matar por dinero y matar para defenderte a ti mismo o a los tuyos. Según desde donde se mire, la respuesta puede variar en gran medida. Sería de sentido común afirmar que, matar por las 2 primeras razones antes enunciadas sería motivo suficiente para cuestionar el estado de salud mental del sujeto que nos diera dichas respuestas. Sin embargo, también sería normal que, ante la tercera opción, todos nos sintiesemos completamente identificados y estaríamos totalmente de acuerdo en llevar a cabo dicha acción: El asesinato de alguien en defensa propia o en defensa de otros. Pero planteemos ahora la siguiente situación.

Una persona se te acerca un día por la calle, te ofrece una pistola y te dice que lo mates. Tú, evidentemente, le preguntas porqué deberías hacer eso. Él te responde que es un despiadado asesino, que ha matado a cientos de personas, y que además se encuentra en un estado crítico de una enfermedad que acabará con su vida en cuestión de horas. Te dice también, que te pagará una gran suma por adelantado si decides matarlo.

Personalmente, lo tengo bastante claro, en este caso cogería el arma que me ofrece y acabaría en ese instante con su vida. Después de todo, rigiéndonos por lo que es mejor para todos, es lo mejor: El desconocido se ahorra la agonía de su terrible enfermedad, la sociedad está un poco más segura sin ese asesino y tú ganas dinero. Pero, ¿ganas tu realmente? ¿podría tu conciencia soportar esa certeza de haberle quitado la vida alguien? Personalmente creo que sí, aunque purdo equivocarme.

Ahora pongamos otro ejemplo distinto:

Esa misma persona que te dice que la mates no es, sino un conocido tuyo, no importa cual, uno al que aprecies. Te expone exactamente las mismas circunstancias que el desconocido del ejmplo anterior, pero con la unica diferencia de que es un conocido tuyo. Aquí es donde se nos palntea el gran problema. Tu mente te dice que no puedes matar a esta persona, porque la aprecias y conoces, pero hasta cierto punto, tu mente también puede dictarte que tienes que matar a esa persona porque es lo correcto.

Respecto a lo de matar a alguien por dinero, se podrían aplicar los mismos criterios que con los ejemplos anteriores. Por ejemplo, una persona que me ofreciera cien millones de euros por matarla, no conseguiría que le hiciera caso si esa persona no es alguien malo por naturaleza, ni un asesino, ni nada parecido. Por el contrario, si esa persona que me dice que la mate es un asesino en serie, lo más seguro es que lo hiciera sin el más mínimo remordimiento, incluso aunque no me ofreciera nada de dinero. Pienso que haría esto porque, al tener la necesidad de elegir, lo mas correcto en el caso del asesino sería matarlo. Tampoco quiero decir que yo voya a ir por ahí ajusticiando asesinos, pero si se me presentara esa ocasión y, evidentemente tuviese la certeza de que esa persona es un asesino, creo que lo haría.

Por último, el matar por defender a alguien que quieres.

Estoy seguro de que ni siquiera yo pudría imaginar lo que sería capaz de hacer, o de donde sacar las fuerzas para defender la vida de alguien a quien aprecio. Por muy fuerte que pueda sonar, estoy segurísimo de que sería capaz de matar, incluso con mis propias manos alguien que intentara hacer daño a una persona que quiero. Creo que, si hay algo por lo que todo el mundo debería estar dispuesto a matar, o incluso a morir es por sus seres queridos. SI no lo haces por ellos... ¿por qué o por quién lo harías?

Si me hicieran esta pregunta, respondería sin dudarlo ni un momento que no. Primero porque matar es un término muy fuerte y segundo porque va contra mis normas personales, no me veo capaz de matar ni hacerle daño a nadie. Es más, ¿quién soy yo para privar a nadie de su propia vida? Yo no soy quién, ni soy más que nadie ni menor que nadie, para tener el derecho de quitarle la vida a otra persona, por lo tanto mi contestación a esta pregunta será un profundo y rotundo NO.

A la pregunta de que si mataría a alguien por dinero, mi respuesta sería la misma que la anterior, es decir, mi respuesta también sería que no. Me parece realmente rastrero y de muy poca vergüenza aceptar dinero para acabar con la vida de los demás y de las personas. Todas las personas tenemos derecho a vivir y tenemos derecho a que se nos respete y no nadie es nadie para decidir sobre la vida de otra persona, ni de cómo tiene que ser, ni cómo tiene que ser, ni de qué manera tiene que ser y muchísimo menos, decidir la fecha de caducidad, es decir, ponerle fin a la vida de una persona, que es una persona como cualquier otra, como tú como yo o como cualquiera. La persona que sea capaz de aceptar dinero a cambio de la vida de otro ser humano, esa persona debería de ser ajusticiada por el acto tan inmoral e inhumano que comete. Desde mi punto de vista y siendo lo más objetiva posible, no defendería ninguna situación de muerte por dinero; por muy desesperada que esté esa persona, antes que matar a alguien también está la opción de robar (que tampoco la defiendo, ni mucho menos) pero de esta manera, no estarías atentando sobre la vida de otra persona, una persona que tiene derecho a que se le respeten sus derechos y que tiene derecho a disfrutar de su vida, de su familia (si la tiene) y de todos sus bienes (si los tiene) y en el caso de que fuera un vagabundo que no tuviera nada, que la gente diría que su vida no sirve de nada y no tiene valor se estaría equivocando. Hasta la persona más pobre y hasta la persona más mala, tiene derecho a vivir y a seguir viviendo para disfrutar de su vida. Estamos hablando de la cuestión de que son personas, al igual que todos nosotros, y que como personas merecen ser respetados; tanto si son buenos como si son malos, si son mejores o son sin peores, si son ricos o si son pobres, si hacen el bien o hacen el mar, siempre.

A la pregunta de que si estaría dispuesto matar  a alguien por mi propia vida; sería una decisión muy meditada pero finalmente estoy segura de que diría también que no, porque volvemos a la misma situación de antes, a la situación que  de que yo no tengo la decisión libre de decir puedo elegir matar a estar persona, quitándole el derecho a vivir para quedarme yo con su vida, realmente si  lo hiciera y siguiera viviendo la conciencia me remordería por dentro y estoy segura de que no sería feliz bajo ningún concepto.

Y finalmente  a la pregunta de que si mataría a alguien a cambio o por la vida de un ser querido, aquí mi respuesta cambiaría rotundamente, estoy segura de que en este caso diría que sí. Es verdad que en este caso me dejaría llevar por mis instintos más primarios, pero lo digo de corazón, yo no sería capaz de seguir viviendo sabiendo que podría haber salvado esa vida, tampoco podría ver el sufrimiento de mis seres queridos alrededor sabiendo que su felicidad y la vida de esa persona estaba en mis manos. Por ejemplo, si alguien estuviera apuntando con una pistola a un ser querido mío, sin dudarlo dos veces cogería  y mataría a esa persona sin dudarlo dos veces.

Sí, la verdad es que sí mataría a algunas personas y de hecho creo que no me produciría un cargo psicológico ni moral. Desde mi punto de vista matar está mal, pero porque algo sea malo, no significa que hacerlo lo sea, ya que en este caso, el ejemplo de matar es algo que todos tenemos registrado como malo porque es lo que la sociedad no ha inculcado desde chicos y verdaderamente, quién dictaminó que el hecho de matar es algo malo. Todo tiene un origen incierto pero el hecho de matar se remonta al origen de la vida, siempre el ser humano se ha dejado llevar por el “Tanator” y el “Heros” que son los dos instintos por los cuales el ser humano se ha dejado llevar siempre y los más incontrolables. Matar ha sido siempre algo asociado a la supervivencia y yo me pregunto, en qué momento dejó de verse como un método mediante el que sobrevivir y pasó a ser algo que la sociedad comenzó a rechazar. Incluso si lo pensamos es algo que hoy día se da en el mundo animal, las razas, los machas de las manadas, el matar solo significa el marcar un territorio, lo que hace que surja en mí una duda que es: ¿la sociedad adoptó la idea de matar porque la considera verdaderamente mala, o como una diferenciación con el mundo animal debido a nuestra superioridad, basada en la razón? Desde mi punto de vista podría ser las dos cosas, puesto que el ser humano se considera superior sólo por el hecho de poseer la razón, pero esto verdaderamente podría haber hecho que el ser humano avanzara respecto al hecho de matar a las personas, pero el ser humano es un poco hipócrita y si de verdad pensara que matar es algo tan malo, que hay de las guerras en las que día a día mueren cientos de personas, eso también es matar, pero se ve desde un punto de vista en el cual esas muertes están justificadas, simplemente en este tema se muestra lo irracional que puede llegar a ser el hombre y por lo tanto que no se diferencia mucho de los animales como tanto pensamos. Aparte matar se asocia a algo malo pero y si lleva connotaciones beneficiosas como en el caso de las guerras, ya son muertes totalmente permitidas y sin ningún tipo de cargos sociales, legislativos… para el asesino, lo mire por donde lo mire la razón de la que tanto presume la raza humana es inexistente, o si en algún momento la tuvo ya está casi extinta.

Desde mi punto de vista matar es solo uno de los tantos ejemplo de la incoherencia pues todos estamos de acuerdo en que es algo que no se debe de hacer y que está mal, si lo haces eres castigado; pero eso sí, si lo hace el estado no es algo malo, es algo bueno porque es por el bien de un país y está totalmente justificado, pero pospuesto ni que decir hay que esta visión cambia al antojo de cada bando, puesto que si eres los EE.UU en la guerra de Irak, todo está justificado, porque son una “amenaza” para ellos, pero si lo miramos desde el punto de vista de Irak ellos solo tratan de defenderse de los EE.UU que son unos invasores. La muerte se sirve en bandeja de oro y sin que importe cuantas cabezas caen, ya que cuantos más mate un bando más fuerte es y a la vez el malo de la historia, sin que nadie se pare a pensar que los dos están matando indiscriminadamente a personas que verdaderamente no tienen que ver en un asunto de estado.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2019   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio