FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Eres un cabezón casi irracional que tiene que sacar adelante su verdad a pesar de no estar ni tan siquiera seguro de ella, por el simple motivo de quedar por encima de quien sea en cualquier momento?

Visitas: 1286

Respuestas a esta discusión

Respondiendo a la pregunta: ¿Defiendes hasta el final tus ideas aún sabiendo que estás equivocada?

-Defiendo mis ideas cuando tengo la total seguridad de que tengo razón y que son lógicas, es ahí cuando las defiendo hasta el final y sin cambiar de opinión, solo cuando sé 100% que es así y no hay más.

Pero claro, cuando estoy en una conversación y yo expreso mis ideas, y todo el mundo me diga lo contrario o me quiera hacer cambiar de opinión si o si, es cuando primero me encabezono un poco y no me dejo influenciar en mis creencias, pero a lo largo que se va desarrollando la conversación y puedo comprobar que yo no estaba en lo cierto, pues es ahí cuando si que puedo cambiar mi opinión y recapacitar, pero solo si veo que es lógico y concluyente lo que están diciendo los otros, y ya me doy cuenta que estaba equivocada. 

Siendo sincera si que me cuesta un poco dar mi brazo a torcer ante una contrariedad en mi ideología, pero claro, como todo ser humano puedo estar equivocada y puedo pensar realmente como sería, puedo reflexionar y ya ahí razonar sobre si el tema que yo estaba proporcionando estaba compuesto por un sentido o no.

Pero también hay que decir, que cuando yo se que llevo razón, me digan lo que me digan, cuando sé que una cosa es así por A o por B o por C, cuando estoy segura 100%, ahí si que es verdad que nada ni nadie me puede hacer cambiar de opinión, haga lo que haga, diga lo que diga, yo seguiré en las mismas, porque sé que está con un sentido y una lógica lo que yo he expresado. Y con esto no estoy diciendo que no respete las opiniones que me quieran dar los demás, que son totalmente respetables, pero que a mí no me harán cambiar de idea.

Al igual que otra persona puede tener sus ideas muy claras, yo tengo las mías, y al igual que esa persona ni por nada del mundo cambiaría su forma de pensar, yo igual. Porque cada ser humano tiene una manera diferente de pensar, no podemos todos ponernos de acuerdo y pensar exactamente igual, ni intentar hacer todo igual ni nada, porque si no el mundo sería un caos lleno de personas que quieren hacer lo mismo y que piensas igual, y no habría sitio para todos y podría pasar cualquier cosa.

Por tanto, si yo sé que estoy equivocada voy a reconocerlo, y voy a intentar ver en qué me equivocaba para solucionarlo, y ya después hacer mis ideas razonadamente.

Pero claro, como ya he dicho, si veo que no estoy para nada equivocada, y que a lo mejor es otra persona la que sí lo está, le daría razones y le ayudaría a ver su error, aunque costase horas y horas de conversaciones, de diálogos sinfín, pero en un final, esa persona ya razonaría y sería capaz de ver su error y poder reflexionarlo y corregirlo.

Cómo no siempre llevo la razón, porque eso significaría que lo sé todo y lo conozco todo, y no es así porque eso es imposible, ya que se necesitan años y años de vivir experiencias.. Bueno pues como no siempre llevo razón, pues intento entender lo que me dicen, para poder corregir mis ideas equivocadas y así aprender mucho más sobre todas las cosas de la vida, etc. Al igual que yo podría ayudar a otra persona a ver y recapacitar.

Muchas personas, como son muy cabezotas, aunque estén totalmente equivocados, por sus narices, tienen que llevar la razón y no se dejan aconsejar para nada, entonces aunque lo intentes por todos los métodos que conozcas sería muy difícil  hacerlas pensar y corregirse, pero con esfuerzo se podría intentar, yo pienso que estás personas debería ser más abiertas a nuevas opiniones y opciones.

Si esta pregunta me la hubieran hecho hace un año, mi respuesta habría sido sí, pues yo siempre he sido una persona bastante cabezota y cerrada respecto a mis ideas. Pensaba: ¿por qué tenía que ser yo quien que se equivocaba y no los demás? Y de ahí no había quien me sacara. A veces flaqueaba y me daba cuenta un poco tarde de que quizá los demás también tendrían razón o parte de ella, pero no podía dar mi brazo a torcer.

En solo doce meses mi forma de pensar y mi actitud dieron un cambio radical en muchos aspectos, entre ellos, éste. Ahora la pregunta es… ¿tendrán ellos razón y yo estaré equivocad@ defendiendo lo indefendible?

Cuando yo defiendo un pensamiento es porque estoy muy segur@ de que ese hecho es cierto. Para que yo le dé la razón a otra persona, ésta debe presentarme argumentos válidos y fiables que ella pueda defender y yo pueda aceptar tras haberlos procesado reflexionando. También es cierto que una idea podría tener dos o varias interpretaciones que no se corresponden con nada de lo que nosotros hemos expuesto, con lo cual, todos estaríamos equivocados. A su vez, puede ocurrir el caso contrario, es decir, que todos tengamos razón.

El tiempo me ha hecho madurar y crecer, sin embargo, hay otras muchas personas las cuales con solo pensar en la idea de que alguien contradiga las suyas es inaceptable, y no quieren ver de ningún modo la realidad por muchas razones que se les dé.

Seamos realistas; las cosas son como son pero cada uno las interpretamos a nuestra manera, entonces pongámonos de acuerdo, razonemos, dialoguemos y debatamos llegando a un acuerdo, si es que es posible. Si ni siquiera con esto vemos la realidad, apaga y vámonos, ya que jamás nos pondremos de acuerdo.

Pero en verdad, ahora que lo pienso, (porque me estoy haciendo un lío enorme), si todos tuviéramos los mismos ideales y creencias la vida sería muy aburrida y monótona ya que no podríamos discutir sobre nada; todo estaría resuelto. Seríamos como robots sin personalidad propia ya que cada estímulo tendría su respuesta automática. Al fin y al cabo, no seríamos humanos. Pero como somos humanos, tenemos cientos de millones de opiniones diferentes cada uno, y a mí, personalmente, me fascina descubrir los puntos de vista de las personas y contrastar los míos con los suyos, y si el otro tiene razón, pues se le da, y si no, seguimos debatiendo.

Yo animo a todo el mundo a que discuta, que no se conformen con pensar que solo sus ideas son las que valen, ya sea porque sus padres o la sociedad se lo han inculcado desde pequeños, o lo han ido aprendiendo con el paso de los años. Una vez que están convencidos deberían abandonar su anterior pensamiento y aunque acepten el nuevo tienen que seguir buscando nuevos argumentos para seguir construyendo su personalidad basada en la reestructuración de su mente. No hay que quedarse atascado en una sola idea y rechazar las demás, sino darse cuenta de que existen muchas otras propuestas que pueden ser parecidas o completamente contrarias a las propias y entender que cualquiera se puede equivocar y esa es la única forma de crecer como persona, con tolerancia y respeto hacia los demás.

Si se da el caso de que hay alguien que no se retracta de sus errores y no consiente ser criticado por nadie, en realidad no merece la pena gastar siquiera un minuto de tu tiempo discutiendo con esa persona, dado que la vida es breve y hay que vivirla lo mejor que se pueda y no pasar la mayor parte de nuestra vida discutiendo por cosas indiscutibles y obvias que otros parecen no querer ver. Aunque en realidad, a veces sucede que la están viendo pero no pueden o no quieren quedar por debajo de los demás, reconocer sus propios errores y rectificar.

Tengo que reconocer que un poco cabezón si que soy y la verdad es que es una de las cosas que mas odio de mi mismo el ser tan cabezón y por lo que lucho por cambiar porque creo que el defender una idea hasta la muerte es una tontería hay que tener la mente abierta y esa es la base del aprendizaje el no dar nada por sabido y el querer aprender nuevas cosas estando dispuesto a escuchar lo que la gente te dice aunque piensen totalmente diferente a ti. Un claro ejemplo es el futbol por el cual hay tantísimas peleas por ser de diferentes equipos yo soy de un equipo pero por ello no voy a pelearme ni insultar a otra persona de otro equipo la voy a respetar y punto. Además si sabes que estas equivocado es tal tontería seguir defendiéndolas serias tan orgulloso de no reconocerlas y eso solo incrementaría los problemas y la discusión que tu sabes que la tienes perdida porque no llevas razón asique porque seguir encabezonado en que si la llevas. Por ahí dicen que rectificar es de sabios y estoy de acuerdo rectificar es reconocer tu error y querer aprender de ese error para mejorar y ser mejor persona que creo que es la base de la humanidad mejorar día a día. También está el defenderla estando equivocado pero que tú no sabes que estás equivocado creo que también estaría mal porque aunque no sepas que estas equivocado pienso que tienes que abrir tu mente y ponerte desde el punto de vista de la otra persona para ver cómo ve ella la realidad y así poder debatir de una forma más objetiva y muchísimo mejor. Muchas relaciones tanto de amistad como amorosas se han roto por esta idiotez de llevar una idea al limite una opinión al limite y querer defenderla y no dar tu brazo a torcer y seguir empeñado en llevar razón tanto una persona como otra por lo que se acaba rompiendo la amistad o el amor y no suelen acabar muy bien estos finales de una amistad se suele pasar a enemigos. Además opino que si alguien aparte de defender impone su idea diciendo mi idea es la única verdadera creo que esa persona no es digna ni de ser escuchada porque claramente no podrás hablar con ella porque se va a imponer siempre y no va a querer escucharte aunque le digas escúchame ponte de mi unto de vista ella le dará igual hará como que te escucha y seguirá empeñada en su idea en que ella razón y solamente ella es poseedora de la verdad de esa idea. También es cierto que el no defender una idea no quiere decir que te dejes llevar por los demás yo creo que hay que defenderla hasta cierta medida siendo críticos con lo que defiendes no faltando al respeto ni llegando a la violencia como vemos en muchos casos se falta al respeto y se llega a la violencia. Como he mencionado antes se da mucho en el futbol pero en el deporte en general se ve y sobre todo también lo podemos ver en políticas tengo un tío que es de derechas y lo defiendo una vez borracho dijo si no eres del Madrid y de derechas tú no eres español y yo soy del barsa y aun no se de que soy si de derechas de izquierdas o de que la verdad es que me dan asco todos ojala alguien venga me de su opinión y me haga ver que todos no dan asco. Y ya los que defiende las ideas hasta la muerte montan prejuicios contra los otros como que alguien que no le guste el futbol no es un hombre es un homosexual en mi opinión hay que tener respeto ante todo.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2019   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio