FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿La ignorancia nos hace más felices? ¿es la búsqueda del conocimiento una búsqueda dolorosa por lo difícil, lo inalcanzable, loútópica y lo insuficiente?. ¿quién más sabe sufre más?

Visitas: 5474

Respuestas a esta discusión

Es una pregunta bastante difícil de resolver y plantearse. Porque, ¿eres más feliz sabiendo más o sabiendo menos? Yo, por lo general pensaría que la persona que sabe más es más feliz, pues cuanto menos sabe, de menos se entera y por consiguiente, menos se preocupa. Pienso que en el momento que te lo planteas, el ignorante sí es más feliz que el sabio. Pero, a la larga, con el paso del tiempo, ¿quién es más feliz? Pensándolo bien, el sabio con el paso del tiempo tendrá sus estudios e incluso un trabajo, con el que podrá satisfacer sus necesidades y las de su familia. Pero, sin embargo, el ignorante no tendrá estudios y a consecuencia de esto tampoco trabajo, ya que con el día a día aprendemos muchísimas cosas que nos pueden ayudar a lo largo de toda nuestra vida, así que no será feliz y las preocupaciones se transmitirán al ignorante, pues su vida podrá correr peligro. El sabio, a base de errores y preocupaciones en el pasado, va aprendiendo y los asimila, y eso que eran preocupaciones en el pasado se convierten en algo indiferente en el presente. Si es verdad, que cada vez que el sabio aprenda más cosas, le irán surgiendo nuevas preocupaciones. Pero por otro lado, el ignorante, que en el pasado no tenía preocupaciones, ya que no se enteraba de nada, en el presente, tendrá muchas, pues habrá un momento en el que se encuentre solo y triste. A diferencia de las preocupaciones del sabio en el presente, las del ignorante serán muchas más duras pues como he dicho antes, su vida podría correr peligro. Además de esto, el ignorante no puede hacer nada, entonces sus ratos libres y de aburrimiento los emplea en reírse de los demás porque se están equivocando, pero a la vez los demás van aprendiendo de sus errores y él se va quedando atrás. Añadiendo más a todo esto, el ignorante, al no saber nada, se preocupa por cualquier cosa (como el  mañana, su soledad, su estado físico y mental…) y por lo contrario el sabio de todo lo que ha aprendido en el día a día es capaz de superar sus preocupaciones y ver si merece la pena preocuparse por eso o no. También el sabio, a base de aprendizajes que ha conseguido a lo largo de su vida, tendrá la capacidad de reflexionar si algo le hace bien o no, y si merecería la pena hacerlo. A consecuencia de esto, conseguirá alguna forma de estar feliz casi siempre y tener muy pocos preocupaciones (las necesarias). Respondiendo a la pregunta, en mi opinión, el sabio, aunque al principio pueda ser más triste que el ignorante, en general es más feliz.  Pero ahora, mirando y reflejándonos en nuestra vida, nadie es sabio completamente. Todos somos sabios en algunos ámbitos e ignorantes en otros. Por ejemplo, si se me dan muy mal las matemáticas y al siguiente día tengo un examen de esa asignatura, estaré muy preocupado. Pero si se me da genial el inglés y tengo un examen al siguiente día, estaré relajado porque me saldrá bien. Esto quieres decir que no hay un sabio ‘’completo’’ por decirlo así ni un ignorante ‘’completo’’. Volviendo a la pregunta, yo pienso que uno puede ser más feliz que el otro, pero creo que desde mi punto de vista, ser sabio o no no va a hacer que seas feliz o no. Creo que los amigos, el amor y la familia te hacen ser más feliz, ya que tú puedes ser el más inteligente del mundo pero no tener amigos ni familia y estar en continua soledad. Esta persona estaría triste continuamente y esto demuestra que ser sabio no hace que seas más feliz o menos. En conclusión, ¿creo que el ignorante es más feliz que el sabio? Sí. Pero también creo que no es eso lo que importa para ser feliz y que hay que preocuparse más en otras cosas que a lo mejor no le damos tanta importancia.

Yo personalmente, creo que sí, que el ignorante es más feliz que el sabio, pero claro, tengo mis motivos y son con los que me voy a valer a continuación.

He respondido que sí, por una simple razón y para contestarla debo de decir que significa ser ignorante y que es ser sabio para mí. Una persona ignorante es toda aquella la cual muestra poca, muy poca, o ningún interés por poder descubrir y enriquecerse con información, lo cual le hace que nunca busque saber cosas nuevas, las cuales en algunos casos, les puedan beneficiar. Y que conste que con esto no estoy diciendo que ser ignorante sea malo, simplemente es una forma de visualizar la vida y el mundo, por lo que si la persona se siente bien consigo misma siendo así, perfecto. Continuando con el tema, ahora me toca definir que es un sabio, y es la persona que siempre buscar el saber más cosas, más información, más temas y en definitiva, busca ampliar su conocimiento, pero lo que de verdad lo hace sabio, es que todo lo que descubre lo pone en práctica, cosa que para mí es lo que distingue a una persona lista a secas, de una persona sabia.

Ahora, después de haberos dado mi opinión acerca de lo que son este tipo de personas, voy a explicar la razón de la elección de mi respuesta, y esta no creo que sea difícil de averiguar con lo ya dicho.

A lo mejor antes la gente a podido pensar que los sabios viven mejor, tienen más conocimiento, viven sabiendo la verdad, y desde luego es así, pero ¿seguro qué saber todo eso es bueno?, es decir, está bien saber la verdad, pero no todas las verdades son buenas, y por supuesto no todas son agradables, de hecho hay algunas que es mejor no saber. Con esto quiero llegar a que el sabio debe de tener una gran cantidad de preocupaciones, líos, estrés incluso, solo por el simple hecho de conocer tantas cosas, que quiere decir, que al fin y al cabo el sabio tiene muy difícil ser feliz a partir de aquí, aunque esto no contradice esto mismo, una persona puede ser sabio pero ser feliz, todo depende de la sabiduría que busca, y sobre todo como la asimile y actúe sobre ella. Ahora, sin embargo, tenemos al ignorante, como ya hemos dicho antes es una persona que no muestra atención en el saber, cosa que hemos dicho también que no es para nada malo, aunque eso sí, un poco perjudicial. El ignorante al no tener motivos por los que preocuparse, ya que solo sabe lo justo y necesario, puede vivir una vida tranquila y normal, con las complicaciones correspondientes y sus problemas, pero al fin y al cabo, él vive una realidad diferente al sabio, en la que el conocimiento que posee no es ni mucho menos comparable, ¿qué pasa? Que consecuentemente a esto el ignorante solo se centra en sus problemas y no en otros que le surjan por las búsqueda del saber, y como es lógico de pensar, a cuantos menos problemas tenga una persona, más feliz estará, aunque también se podría debatir diciendo que la gravedad de los problemas también influyen, y de hecho es verdad ¿pero realmente los problemas que tenga un ignorante son más grandes que los del sabio? Quizá haya algunos, pero no muchos, y personalmente, creo que los del sabio son más difíciles, lo cual le condiciona mucho.

En resumen, el sabio es menos feliz que el ignorante, pero vuelvo a repetir, esto es por norma general, y por tanto con esto no quiero decir que alguna vez pueda suceder lo contrario y que el sabio sea el más feliz, todo es posible y creo que lo que de verdad importa en estas situaciones es la manera en la que afronten la vida ambas personas, al fin y al cabo todo puede cambiar desde diferentes puntos de vista.

 

¿CREES QUE EL IGNORANTE ES MAS FELIZ QUE EL SABIO?

Mi primer pensamiento sobre el tema  es que, el ignorante es más feliz que el sabio.

Para empezar hablando de este tema, yo primero hablaría de lo que es la felicidad. Dicen que la felicidad es “ un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada y buena”.

En primer lugar pienso que la ignorancia, ante la realidad de la vida, es un estado de felicidad, yo en mi corta edad entiendo que, cuando era pequeño y no sabía más de una cosa que se ahora, era más feliz. Ante cualquier problema de casa, uno no era consciente de ello, por lo cual no sufría. Ante cualquier noticia del telediario que escuchaba, (y el 99% son malas) no sufría, no entendía si algo iba mal, si había guerra o no, si el paro sube o no, si la sanidad va bien o mal. A medida que uno crece y empieza a comprender ciertas cosas de la vida empieza a sufrir más y, en consecuencia, a ser menos feliz. Cuando eres pequeño, si te rechaza algún compañero o “amigo”, normalmente si es por algo tonto, no te sueles enterar porque tus padres intentan que no te enteres del verdadero motivo; a nuestra edad ya si, nuestras relaciones la manejamos nosotros y sufrimos si nos hacen daño.

El sabio para llegar a serlo tiene que prepararse, estudiar, cuanto más sabe uno, más interrogantes se plantea, más duda, más quiere saber para resolver sus dudas, lo cual, le lleva a un estado de inquietud que quizás no le deje ser feliz. Cuando uno sabe o tiene más conocimiento sobre lo que nos rodea, quiere aspirar a más, las metas son mayores y no todo el mundo puede llegar a la cima y tenerlo todo, pienso que el querer más, sea material o intelectualmente, te hace menos feliz, porque la probabilidad de frustración es mayor. De cualquier manera lo que sé es que todos tenemos la oportunidad de triunfar y el derecho a fracasar.

Por el contrario el ignorante que no entiende o no ha querido saber, ni más ni menos, es más feliz. ¿Por qué? porque no conoce la realidad de las cosas y no sufre, se quita problemas. En cuanto a  las aspiraciones, el ignorante, no busca superarse, es feliz en su situación y sus aspiraciones serán menores, por lo cual, el fracaso será menor.

Yo al plantearme esta cuestión, lo primero que se me vino a la cabeza fueron las pocas tribus remotas que aún quedan en algunos puntos del planeta. ¿Quiénes son más felices, ellos o nosotros?. Ellos se conforman con comer todos los días, su sabiduría consiste en saber lo necesario para sobrevivir día a día, no tienen conocimientos de las nuevas tecnologías, no necesitan un móvil, ni saber idiomas, ni saber cómo  va el mundo. Su mundo son ellos, sus aspiraciones son vivir al día y no más. Ellos son más felices,  viven en comunidades y sus problemas son menores sin duda alguna, y no es que ellos sean ignorantes es que saben solo y exclusivamente lo que tienen que saber.

¿No es cierto que en este mundo global y cada vez más tecnológico son más frecuentes los estados de ansiedad, con lo que ello supone de menor calidad de vida?

Una cosa que yo tendría en cuenta es que el saber, el aprender y el superarse  nos trae consigo un estado de felicidad por el deseo mismo de satisfacer y conseguir objetivos, propósitos y anhelos, y con todo ello tener conciencia de la medida en que el mundo me puede hacer mejor persona y en la que yo puedo contribuir a que el mundo sea mejor o al menos distinto.

Ahora bien, como contrapartida la felicidad que procura el saber y el conocimiento del mundo y de las personas, y con eso saber más sobre el sentido de la existencia de uno mismo, compensa los riesgos de cualquier frustración.

En resumen prefiero la arriesgada felicidad de mi conocimiento que la limitada felicidad de la ignorancia.

Una persona, conforme va aprendiendo cosas, sabe que se va dejando muchas cosas atrás sin conocer, es como si abriera una puerta y aparecen tres más, si escoge una, sabe que se deja otras dos sin abrir, y dentro de esas dos, hay muchas puertas más que no podrá abrir, cuánto más sabe, sabe que hay muchas más cosas que no sabe, y será infeliz de no poder conocerlas.
En cambio, el que no sabe nada, no sabe que se deja una gran cantidad de puertas sin abrir pues nunca ha abierto ninguna, y vive feliz en su ignorancia. Pero esto conlleva que en la sociedad no será bien visto el ignorante, y será infeliz por no ser aceptado, también, corre el gran riesgo de ser engañado por personas astutas sin que se dé cuenta, en cambio, al sabio nunca nadie lo podrá engañar y está muy bien visto en la sociedad.
El sabio podrá alcanzar un buen puesto de trabajo y vivirá sin ninguna preocupación, el ignorante hará todo lo posible por conseguir un trabajo con el que pueda mantenerse y nunca podrá aspirar a subir de puesto. El ignorante vivirá toda su vida con preocupaciones.
En este aspecto, el sabio vive más tranquilo y es más feliz, sabe que puede vivir sin preocupaciones y mantenerse económicamente a él y a su familia. A el ignorante le perseguirá el remordimiento de no poder mantener a su familia.
Personalmente, yo me sentía mejor cuando era una ignorante, de pequeña, porque no tenía preocupaciones, vivíamos con felicidad sin saber nada, y ahora, que sabemos cosas, al conocer los problemas de este mundo, se vuelven mis preocupaciones. Antes, al no conocer todos estos problemas, no teníamos preocupaciones.
Este es un claro ejemplo de que el ignorante es mucho más feliz que el sabio, no se preocupa por conocer, porque no sabe qué es lo que no conoce, en cambio, el sabio se preocupa porque no conoce todas las puertas que se deja abiertas.
Al sabio le duelen mucho más las cosas, le duelen los problemas del mundo y los suyos propios, a el sabio no le duelen los problemas que no conoce.

Bueno, yo creo que, si es verdad que el ignorante es más feliz que el sabio, pero hoy en día no te sirve de nada ser ignorante ya que tienes que trabajar y tienes una vida por delante. El ignorante yo creo que es más feliz porque contra menos sabes más feliz eres porque tienes menos preocupaciones, menos responsabilidades, etc.…

Pero sin embargo el sabio hoy en día está más valorado ya que quien más se acerca a la sabiduría es quien más preocupaciones tienes y más responsabilidades ya que la gente confía en ti por ser listo o sabio y te piden consejos que a lo mejor ellos interpretan mal o lo ponen en práctica cuando no hay que ponerlo y te echan la culpa de que has sido tú el que le has dado el consejo y se cabrean. Yo creo que te sale más rentable ir en busca de la sabiduría ya que conseguirás un trabajo, una casa, comida, ropa, etc...

Y si eres un ignorante te darán por tonto o nunca te plantearás unas metas o nunca conseguirás un trabajo porque no crearas responsabilidades. Y en mi opinión yo creo que todo el mundo debería de buscar la sabiduría ya que si todos buscamos la sabiduría y juntamos nuestras opiniones yo creo que podríamos obtener una parte del conocimiento y crear un mundo un poco más mecanizado en que cada persona tenga su función y todo el mundo tenga trabajo, casa y no hubiera guerras.

Las responsabilidades llevan a las buenas cosas porque contra más responsable eres yo creo que mejor, aunque más estresado puedes estar. El ignorante es más feliz pero si imaginamos un mundo lleno de gente ignorante que nunca progresaría y no seriamos capaces de mantener a la raza humana porque yo pienso que los sabios son los que tiran de los ignorantes porque hay veces que los sabios pueden hacer cambiar la mentalidad de los ignorantes y también tiran de los ignorantes porque son los sabios los que trabajan más duro y los que más se esfuerzan para llegar a la sabiduría y yo pienso que algún día llegaremos a un mundo de sabiduría pero cuando eso sea a lo mejor es un mundo triste e infeliz o a lo mejor quien sabe hacer lo que debemos nos llena algún día por dentro y sería un mundo de luz y color. Por lo que mi conclusión es que si nuestro mundo se convierte en un mundo de felicidad y a la vez en un mundo sabio sería un mundo perfecto del cual nadie podría quejarse y en el cual seguramente no habría guerras pero si se convierte en un mundo triste y sabio yo creo que sería mejor que fuera un mundo de ignorantes porque aunque no se preocupen por nada son felices y la felicidad para mi es la base de una buena vida y la familia y los amigos y la gente que te rodea porque aunque no lo parezca somos influenciados por la gente que nos rodea aunque no nos demos cuenta y eso puede a veces ser bueno o malo porque si nos lleva a la sabiduría pero una sabiduría de felicidad es bueno pero si nos lleva a la sabiduría triste pues no es bueno y si nos lleva a ser ignorantes sinceramente n sé si sería bueno o malo ya que te está haciendo feliz pero nunca vas a conseguir unas metas ni vas a tener sueños y yo creo que la vida de un ignorante no es una vida, es un modo de distracción, ¿por un pasado malo? o ¿por una mala experiencia que te haya marcado? Ahora que he hecho esta reflexión me doy cuenta de que no sé qué es peor ser ignorante o ser sabio…

No sé si quiero ir en busca de la sabiduría o no.

No quiero dejar de hacer lo que debo, pero no quiero dejar de ser feliz…

No sé si soy sabio o si soy ignorante. Creo que soy más ignorante que sabio ya que ignoro al igual que todo el mundo la gente que está en la calle, no hacemos más por ellos que darles 50 cent, creo que vivimos en una sociedad egoísta que debería de empezar a reflexionar cuales son los verdaderos problemas y dejarse de política y guerras porque hay gente que necesita nuestra ayuda y no acudimos a ayudarles como deberíamos. La raza humana es una raza que busca su propio beneficio.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2018   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio