FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿A QUIÉN? ¿Por qué? ¿Desde cuándo? ¿Qué le dirías?

Visitas: 10244

Respuestas a esta discusión

Querido X:

Hola, la verdad es que nunca hubiera pensado volver a escribirte una carta, porque la verdad es que cuando estábamos juntos lo hacía muchas veces, tal vez por nuestro aniversario, por San Valentín, por tu cumpleaños… o tal vez porque simplemente me apetecía recordarte que te quería. Porque sí, te quería, pasado.

La verdad es que para mí separarme de ti, fue un mazazo emocional. Habías sido el primero. El primero al que he amado de verdad, y si la pregunta es que si te echo de menos…La respuesta es obvia.

Echo de menos verte todas las mañanas de verano, que me abraces, que me saques esa sonrisa ( esa que solo tú podías hacer que fluyera sobre mi rostro) tanto a las 8 de la mañana como a las 12 de la noche, que me hagas reír porque te metes con mi flequillo porque dices que parece una cortina, que me des la mano cuando vayamos por la calle, que me pongas miles de motes aunque me molesten sólo para hacerme rabiar, que te canses de mí por querer hacerte una foto o que pases de mí cuando te diga de hacernos una foto juntos ,que me despeines, echo de menos verte todos los fines de semana, que me llames por teléfono todos los días a la misma hora, que me escribas cartas, que me hagas dibujos,  que me cantes por el teléfono, que me cuentes tu vida a diario, que me alegres el día con solo oír que suena el teléfono y ver su número, que hablemos por el tuenti y por teléfono a la vez, que me digas que me necesitas , que me echas de menos, que me quieres, sentir que me acaricias el pelo, el sabor de tus besos…

Echo de menos tantas cosas de ti, ojala pudiera decirle a todos que somos amigos, pero no, no puedo. ¿Qué ha pasado? ¿No hemos sido lo suficientemente maduros para convertir una relación de amor en una de amistad? ¿O es que no merezco poder tener tu amistad? Quizás lo hayas echo porque te molesta ver que salgo con otros, pero lo único que quiero es experimentar, comparar,… porque esa será la única forma de encontrar el hombre adecuado para mí.

La verdad es que no encuentro razones lógicas para explicar porque me enamoré de ti, tal vez es porque el amor no responde a razones. A ninguna, es algo mágico, algo inesperado…

¿Te acuerdas cuando te prometí que esto sería para siempre?, No pretendía mentirte, lo prometo… quizás ahora no me creas, pero es la verdad, nuestro amor se acabó, pero esos días dejaron huella, hay muchos rastros de ellos en mi vida, en mi mente y en mi corazón, algunas fotografías, entre mis recuerdos… Tu esclava, la llevo siempre conmigo, a pesar de todo. Siempre que la miró me acuerdo el día en que me la regalaste, en el mirador al que solíamos ir, nos gustaba comparar cuanta distancia había de tu casa a la mía, y prometernos que un día no haría falta contar esos kilómetros porque viviríamos juntos. Todavía pensar en ello me hace daño, para que mentir… 

Tuvimos muchos momentos malos, pero los buenos eran mucho mejores… las reconciliaciones después de nuestras peleas eran preciosas, aunque hubiera deseado no tenerlas. Lo siento, siento aquel 22 de Marzo de 2010, lo siento. Siento la manera en que te deje escapar, lo siento. Recuerdo cuantos puñetazos di cuando rompí contigo deseando que volvieras, que reconocieras que te habías equivocado, que me rogaras que volviera contigo, que me pidieras que volviera contigo, cuantos días, cuantas lágrimas, cuanta desesperación… Y ahora, todo ha cambiado. Perdona que lo diga así, pero otra persona ocupa tu lugar, me ha ayudado mucho, ¿sabes?, porque todo el daño que tú me hiciste él lo está recomponiendo, le quiero, no puedo decir aún que mucho más que lo que te quise a ti, no. Porque el año y medio a tu lado fue genial, impresionante, no tengo palabras para expresarlo. Lo único que espero es que tú pienses lo mismo, que cuando recuerdes tantos momentos sonrías, y pienses que no perdiste el tiempo, porque yo no lo hice. Te quise y como nadie, eso tenlo por seguro. 

Gracias por ese 13 de Octubre de 2008, gracias por hacerme sonreís en tantos momentos malos, por ayudarme, por comprenderme, por aconsejarme, por quererme, por todos los regalos que no eran de materiales, por los pequeños momentos, por las cenas contigo, por las tardes en la orilla de la playa, por las mañanas tomando el sol en la piscina, por cuidarme, por dejarme mi espacio, por saber ser pareja en libertad, por enseñarme a razonar, por enseñarme a amar.

La verdad es que me faltarían años para reconocer que tú me has hecho madurar. Sí, aunque no lo creas, ya no soy una niña como antes, siempre me lo decías, porque claro, eran tres años de diferencia, te lo pasabas bien conmigo, lo sé… Decías que eran mis niñerías las que te gustaban, pero… ¿con qué te has quedado de nuestra relación? Sé, que muchas veces fui demasiado celosa, y que justamente una parte de nuestra ruptura fueran ellos… pero, mi pregunta es: ¿Dónde estabas cuando estuve pasando por aquella mala racha? , si te parece te contesto yo. Estabas de carnavales en Cádiz, y después decidiste irte a Madrid… ¿cuándo? Justamente los fines de semana que era cuando podíamos vernos. Pero no, no te escribo para reprocharte nada, sino para darte las gracias… por enseñarme que en una relación, a veces, hay personas que sólo buscan su propio beneficio.

Sabes perfectamente que todo lo que hice era por y para ti. Pero tengo dudas de si tú hacías lo mismo.

Muchas veces, me dan ganas de preguntarte cómo estás, que es de ti, que es lo que te preocupa ahora, cómo vas en la universidad, y sobre todo… si me echas de menos.  Porque durante todo este tiempo, concretamente dentro de dos días serán 10 meses sin ti, no sé nada de ti, nada que ha pasado por tu cabeza, y ¿te digo la verdad?, no te hablo, y es por el simple hecho de que aquella noche, me dijiste que cuando me olvidaras, me hablarías. Y por eso, en parte tengo miedo, miedo de que aún no te hayas olvidado de mí, porque aunque te cueste escucharlo o en este caso leerlo, yo de ti si me he olvidado… y no me gustaría “restregártelo” porque para nada esa es mi intención.

Bueno, no creo que tengas valor para responderme a esta carta, porque yo tampoco lo tendría, pero si decides hacerlo, sólo quiero que sepas que a pesar de todo lo único que deseo es lo mejor para ti y para todos los tuyos, porque les quiero a pesar de todo, porque te quiero (de una manera diferente) pero lo sigo haciendo. Que sepas también que aquí tendrás a una amiga, para cuando te decidas a volver a hablarme, que pase lo que pase estaré aquí, que me tienes para todo lo que necesites, aunque dudo que sea la persona a la que recurrirás cuando tengas algún problema.

Y nada más que decir, espero que te saques la carrera, porque sé que tú puedes, estoy súper convencida, sólo debes esforzarte un poco más de lo que hacías el año pasado, y lo conseguirás, y seguro que serás  un espléndido aparejador un gran novio, un gran padre y de lo que totalmente estoy segura es de que eres una gran persona y lo seguirás siendo mientras estés aquí en la faz de la Tierra.

 

Una vez más darte las gracias por aquel día en el que decidiste que yo era la chica adecuada para compartir contigo un momento de tu vida importante, el paso de la adolescencia a la madurez, gracias por ese año y medio tan magnífico.

Siempre será nuestro 13 de Octubre de 2008...

Querida amiga,

No puedo decir tu nombre pero la verdad es que me acuerdo todos los días de él.

Alguien pensaría que es imposible tener una amiga como tu estando tan lejos. Vives a kilómetros y kilómetros de aquí pero aun así te quiero.

Nos vemos al cabo del año solo un par de días, quizás cinco o quizás seis, seis días entre 365 que tiene un año… pero esos seis días siempre los disfrutamos al máximo porque nos echábamos mucho de menos y querías aprovechar esas pocas horas de estar juntos.

Por lástima este ultimo verano ni nos vimos, yo tenia la esperanza de al menor poder abrazarte un instante, pero ni eso, las circunstancias fueron las que fueron y la cosa no pudo ser.

Pasé unos días mal, desde que me entere que no te ibas a pasar por el pueblo, llevaba deseando que llegara estos días del mes para estar contigo, haciendo millones de ilusiones y planeando todo al milímetro… pero enterarme de que debía esperar otro año mas para estar juntos… fue muy difícil.

Una amistad que apenas tiene contacto, ni visual, ni por teléfono… casi por nada… alguien, lógicamente, pensaría que sería algo imposible, pero tanto yo se que tu te acuerdas cada vez que yo pienso en ti.

Ojala tuviera la suerte de tenerte cada día al lado porque se que eres una persona increíble, que hemos tenido nuestros roces, pero que la amistad ha vencido.

 

Recuerdo cuando nos conocimos. Teníamos yo creo que unos 7 u 8 años cada uno, nos vimos y como éramos tan pequeños el empezar a hablar y a jugar no fue problema.

Pasábamos todo el día juntos, comíamos juntos, nos duchábamos juntos, dormíamos juntos, bailamos como locos encima de la cama, veíamos películas de miedo aunque sabíamos que esa noche no podríamos pegar ojo ninguno de los dos, a veces nos gustaba madrugar para irnos a correr temprano mientras amanecía… todo juntos y fue así de repente, porque el destino nos juntó.

Cualquiera que lea esto se pensará que ha sido algo mas que una amistad, pero no lo ha sido y nunca lo será, ambos nos conocemos bien y somos como un hermano para el otro, y si, serías mi pareja perfecta pero te prefiero mil veces mas como amiga porque todo iría mucho mejor. Porque si, soy de esos que creen y que saben que la amistad entre un hombre y una mujer es posible.

Aquellas tarde de Agosto, en la que el aburrimiento se apoderaba de nosotros, no se nos ocurría otra cosa que tirarnos con el monopatín, los dos sentados, por la cuesta mas larga del pueblo, para que el viento nos diese en la cara, y que al final de todo no lleváramos una hostia contra el suelo. Nuestros padres nos regañaban porque siempre llegábamos a casa llenos de barro o totalmente empapados porque las tres últimas horas habíamos estado tirándonos globos de agua o jugando con la manguera.

 

No de tan pequeños ya, tendríamos unos 13 años, tu uno mas que yo, en los que los pocos de verano descubríamos juntos lo que era la adolescencia. Ambos en estos momentos odiamos el tabaco quizás nos haya dejado secuela el primero que fumemos. ¿Te acuerdas? En el banco de la cuesta de noche, le robaste uno a tu padre o a tu madre y yo un mechero de la casa de mi abuelo. Salimos a escondidas y una vez seguros de que no nos veía nadie lo encendimos. Cada vez que recuerdo tu cara cuando le diste la primera calada me parto de risa, pero después fue la mía que seguro que fue incluso peor, nos reímos un montón y desde entonces para nosotros el tabaco como que no.

Pero hombre también descubrimos al año siguiente el alcohol. Tu ya con 15 años venias curtida en esos asuntos y pidiendo un gran favor a un colega nuestro mayor de edad nos consiguió un litro de cerveza y una pequeña botella de ron. La primera vez que probemos la cerveza… oh Dios… nos quedamos en plan, que mierda es esta, pero ya sabes, vaso a vaso te vas acostumbrando y al final incluso estaba rica.

Ese último verano en que entre otras cosas fuimos a una boda juntos. Después de cenar estábamos en el jardín del restaurante aburridos y comiendo chuches. Me acuerdo de que tenías la regla y le preguntemos a mitad de los invitados si tenían una compresa. Tu me gritabas para que no lo fuese haciendo pero a cada persona que me encontraba se lo decía.

Ese mismo verano fue, el verano en el que coincidió con las fiestas patronales. Sólo una noche coincidió pero, pero como diría Barney Stinson, fue legendaria.

No logro borrar de mi mente la imagen de ti subida a un bidón en mitad de la discoteca, con copa de vodka en la mano, con minifalda un poco subida, y bailando la canción mas chorra de toda la tabla de mezclas. La verdad es que fue muy gracioso. Aunque la mañana de resaca, en la que nos despertaron los cohetes y los tambores en la puerta de tu casa no fue tan gracioso.

 

 

Este verano, el del 2010, ni si quiera te he podido ver. Estuvimos todo el verano hablando por teléfono con la esperanza que tus padres te podrían llevar. Pero acabo el verano y no apareciste, y me quedé con una sensación agridulce de lo que había sido mi verano, por una parte maravilloso pero por otra me faltaste tu y fue complicado.

La verdad este verano, como tu bien sabes, no me puedo quejar de él, ha sido desde luego un antes y un después y tu sabes porqué, pero si, siempre he tenido la sensación de que a este último verano le ha faltado algo, algo muy importante para mi. Tu acento catalán que sabes que me encanta, tu enrome sonrisa, tu asombro por cualquier cosa rural o de pueblo, tus gritos en la puerta de mi casa para que me bajara, tus chistes, tus masajes, tus historias… eso ha faltado y de veras que lo he notado muchísimo.

 

Espero que este verano al que le queda no mucho por llegar, hagas todo lo posible para ir a nuestro querido pueblo, que allí te estaré esperando como cada verano en la puerta de tu casa impaciente por ver la matricula de tu coche y verte salir de él incluso en marcha y venir corriendo hacia mi y darme el abrazo mas grande del mundo.

Necesito verte después todo este tiempo que ha sido una eternidad y contarte en persona todo lo que he vivido, que no es poco.

Ahora que somos mucho más mayores disfrutaremos incluso mas. Tengo unas ganas de irme a una buena fiesta contigo, que no te lo puedes ni imaginar.

Recordar todos nuestros momentos y crear nuevos momentos aun mejores.

 

Con esta carta quería decirte que aunque nos veamos nada, o casi nada al año, que aunque no estemos todos los días en contacto ni nada, recordarte que tienes a un amigo por aquí por Granada perdido que te echa mucho de menos y que recuerda con añoranza todos nuestros momentos desde que nos conocimos hasta que te dije llorando aquel “Hasta el año que viene” de hace dos años.

Por cierto, ya sabes que cuando te saques el carné (que estas en ello) el primer viaje tiene que ser por la autopista del Mediterráneo rumbo Granada eh que lo tenemos prometido.

Además decirte que no solo para mi eres tan importante, hay algunos mas amigos en el pueblo que me preguntan constantemente por ti y por como estas que te echan de menos, porque según ellos eres la hostia.

 

Somos el claro ejemplo de que la amistad entre un hombre y una mujer es mucho mas que posible y de que la distancia no es un factor determinante para la amistad.

 

Te quiero Fugi.

Hola Vicky ,
El otro día , buscando entre las cosas olvidadas y que tengo guardadas en cajitas con millones de cosas y de libretas , juguetes de cuando era pequeña y demás , encontré una carta tuya . Iba con una postal . Quizás ya ni te acuerdes de mi , pero sinceramente cuando leí la carta me acordé muchísimo de ti e incluso se me saltaron las lágrimas. Me acordé de tantos días en la placeta , de tantos días en tu casa , jugando con las demás vecinas , y todos aquellos días en la calle y de juegos. Creo que eras una de las mejores amigas que he tenido. Siempre me escuchabas , siempre estabas ahí para todo , siempre me prestabas tus cosas ( aunque no tenias demasiadas…) y siempre eras tan buena con los demás niños de la placeta… Eras una de esas amigas de las que no se olvidan aunque pasen los años. Sólo un año me sirvió para conocerte a la perfección y para saber que te querría mucho siempre. Cuantos años tendríamos , ¿9? , creo que si . Con esa edad todo es fantástico… ¿Qué será de ti ahora? Hace tanto tiempo que no hablamos que no sé ni siquiera si sigues viviendo en Uruguay. En la carta que me mandaste salía una playa preciosa , en la que tu vivías , con tu madre. Fue una pena que tuvieses que volver a tu país , porque seguramente hubiésemos sido muy buenas amigas. Volví a encontrar tu carta ayer y la volví a leer. En ella me contabas que todo te iba bien , pero desde entoces , ha llovido mucho . Espero que la cosa siga tan bien como siempre , y que toda tu familia siga bien , incluido tu hermanito , que era más lindo…Espero que te vaya bien en el amor , en la amistad y con tu familia. Que seas feliz y que no tengas demasiadas preocupaciones… Ojalá que algún día leyeses esta carta y te acordases de mi . Que te acordases de tus amigas de Granada y que echases aunque sea un día la vista atrás. Tengo miles de cartas de amigas de cuando era pequeña , pero he decidido escribirte a ti , porque no estoy segura de que te vaya a volver a ver , y sinceramente , me da pena. Pero la distancia muchas veces te la juega , y te separa de personas que realmente podían haber sido grandes amigas.
Pero bueno , espero que todo vaya genial y que hayas logrado tus objetivos. Espero que la vida haya sido justa contigo y tengas todo lo mejor del mundo . Que estes enamorada , y que hayas encontrado el amor de tu vida , y si no lo has hecho , que lo encuentres alguna vez . Espero que tengas muy buenas amigas y que en el coleghio todo te valla genial . Que tu madre y tu abuelita estén bien , que de ellas también me acuerdo y que todo sea alegría y felicidad. Si alguna vez necesitas algo en Granada , ya sabes que aquí estoy. Te enviaría otra carta para Uruguay , pero he perdido tu dirección , y es una pena . Además no sabría si vives en realidad en otra casa siquiera , o si has vuelto a España. Todas las demás amigas del grupo , creo que siguen bien . De algunas he perdido la pista , porque me mude , pero otras siguen felices y tal , aunque han tenido muchos problemas. Ahora todas vivimos en sitios diferentes. Da pena ver como pasa el tiempo y como cambian las cosas y como no puedes hacer nada para evitarlo . La vida es demasiado dura , pero espero que lo lleves genial eh!
Enfín, no se que más ponerte ni que más decirte. Que te echo de menos. Que seguramente si estuvieras en Granada , ahora nos llevaríamos genial y que el tiempo pasa factura. Que espero que si alguna vez alguien te dice mi nombre , que sepas quien soy , y que si alguna vez encuentras alguna carta mía , o incluso , esta , la recuerdes con el máximo cariño posible. Si alguna vez recuerdas Granada , espero que nos recuerdes a todas las del grupo , y que recuerdes nuestras tardes de juegos , con las barbies y con los muñecos , y que aunque no sea un recuerdo muy sólido que puedas saber y comprender que cada etapa de tu vida deja una huella. Espero haber dejado huella en ti , porque tú en todas nosotras la dejaste. Recuerdo cuando te fuiste , que todas llorábamos y no queríamos que te fueras. Te preparamos una despedida , pero no podíamos creer que te hubieses ido .
No hay nada mejor que la amistad. La amistad no se olvida con el paso de los años , o al menos yo no lo hago. Fíjate , simplemente encontré tu carta y te eche de menos y decidí dedicarte a ti esta carta de mi trabajo de filosofía. Espero que no te rías de mi ni nada por que me acuerde de ti , si no que estés feliz y te de alegría de que alguien tenga un recuerdo bonito tuyo , poco nítido pero bonito. Y esque la infancia es la etapa más bonita de la vida , y todo se recuerda con mucha más alegría ,porque no hay enfados , ni peleas … ni nada . Sólo alegría. Aunque seguramente ya nada sea igual para ninguna de las dos . Estoy segura de que si alguna vez lees esta carta , sabrás quien soy. No puedo poner el nombre , pero tu sabes quien soy!
Pero seguramente no la leas , y te quedarás sin saber que te echamos mucho de menos y que nos dolió mucho que te fueras . Pero bueno , me vuelvo a comunicar contigo a través de esta carta. A lo mejor ni la lees , pero es una bonita forma de recordar viejos tiempos al menos para mi . Así puedo echar una vista al pasado y acordarme de mi infancia … En verdad , fue muy bonita . Aunque yo solía ser tímida , pero todas mis amigas erais las mejores! Lo mejor es ser único , y vosotras , desde luego lo erais. Y los niños también . ¿Te acuerdas? Siempre peleando con ellos por cualquier cosa , pero también los llevo a todos en mis recuerdos. No olvidaré ningún nombre ninguna cara. Se que es extraño . La gente hoy en día cambia radicalmente , y un día te quieren mucho y al siguiente no quieren ni verte. Pero yo no soy así . Guardo un recuerdo de cada uno de las personas que han pasado a lo largo de mi vida. Y hoy te recuerdo a ti . Y mi acuerdo de tu forma de hablar , tan graciosa y de hacernos reir a todos los demás. Porque hasta las personas mayores te tenían cariño y no querían que te fueras. Porque eras única , y porque todos somos únicos. Lo bonito sería , aunque nos peleásemos con los demás , tener un bonito recuerdo y no simplemente odio y rencor . Lo bonito de esta vida son los amigos de verdad , y no tener mil colegas. Me alegro mucho de que aunque fuese por poco tiempo formases parte de mi vida , y mi alegro haberme acordado de ti , y estar escribiéndote esta carta , aunque se que nunca la leerás y que nunca más nos volveremos a ver… O será muy difícil .Pero espero que esto me ayude a mi misma a entender que cada persona ha dejado huella en mi , incluso , desde pequeña. Espero que todo te valla bien . Un beso .

En esta vida, a lo largo de mi existencia he echado de menos a varias personas o a pocas no se depende de las circunstancias, principalmente a las personas que echo de menos no le escribirá una carta sí, no que haría y hablarías de muchísimas cosas con ellas para poder resolver varias dudas, además de aprender cosas que se me quedaron en el tintero lo peor es que esas personas sabes que nunca volverán a tu lado y sabes  que no aprovechaste suficiente los momentos que te brindaros o bien por que eras un ingenuo y no sabías lo te podías llegar a perder  y luego vienen los lamentos y la rabia por no haberlo aprovechado , algunas de esas conversaciones seria con mi abuelo, mis primos mayores , con mis amigos de la playa y de mi hermandad , y la última seria con la chica de la que siempre estaré enamorado y a la cual no quiero , si, no que la amo .

A mi abuelo le preguntaría millones de cosas sobre su vida y la hermanad a la cual perteneció durante tantos años y por qué me unió a ella a los 6 meses de nacer lo cual le estaré siempre agradecido y nunca me arrepentiré de ello y estoy muy orgulloso pero sobre todo le preguntaría millones de cosas sobre ello y la historia de la hermandad y los tiempos cuando él estaba y casi la dirigía , pero sobre todo porque me unió que le impulso a ello , para que continuara con la especie de legado que me dejo , lo cual seguiré haciendo hasta que no pueda andar y mi hijos si alguna vez tengo uno seguirá con nuestro legado y casi herencia , también le preguntaría que porque en esta hermandad y no en otra con todas las que hay en granada , también me hubiera gustado hablar con el sobre la infancia de mi madre y como la veía a ella como hija y si se esperaba que de ella saliera alguien como yo , y sobre la infancia y lo que pensaba y como actuaba mí madre en su día a día , también le preguntaría sobre su reacción cuando yo vine al mundo por suerte o por desgracia , y sobre fue su vida la de él y como conoció y desde cuando llevaba en la hermandad , también de cómo se sentiría si alguna vez me viera de hermano mayor de la hermandad o de capataz del trono , y sobre todo millones de consejos sobre cómo hacerlo bien o mejor que bien llegar a ser uno de los mejores  que haya tenido la hermandad , también sobre las vivencias que tuvo el día que me hizo hermano con mi medalla la cual tiene 17 años y nunca tirare ni daré ni nada por el estilo esa medalla será enterrada conmigo y sobre todo haber aprovechado mas todos los tiempos que pasamos juntos , de ahí la gran verdad de la historia y de la vida uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde .

También escribirá una carta a mis primos mayores los cuales no veo con tanta frecuencia y también me gustara sabes muchísimas cosas sobre sus experiencias y algunas opiniones pero sinceras sobre mi primo o sea lo que viene siendo yo, también lo que esperan de su vida y de la mía, por supuesto lo que pensaron cuando nací y eso, también me gustaría que nos viéramos más a menudo, porque yo tengo primos a los que admiro mucho y otros no tanto pero también los quiero al fin y al cabo son de mi familia y compartimos algo de nuestra sangre , también sobre sus vidas de chicos y los tiempos todavía cuando yo no había nacido , también les escribiría o les diría lo que pienso sobre ellos , para así estrechar lazos entre la familia y conocernos mejor y en general a todos los miembros de la familia , porque me da la sensación de que aunque seamos familia nos conocemos poco y llegamos a confiar tanto en unos en los otros como esperamos , porque al final lo más importante en nuestra vida como dijo el padrino es y será la familia , por ello no le estoy escribiendo una carta si no que estoy exponiendo las cosas que me hubiera gustado hacer con cada persona cercana , pero sobre todo estas conversaciones seria para conocer mejor a aquellos que me rodean y haber sabido aprovechar los momentos que tuvimos juntos para entrelazar relaciones para conocernos mejor, a mis primos que están fuera pues estaría hablando sobre sus experiencias de estar tan lejos de nosotros y como están en sus nuevas vidas , sobre todo uno de mis primos el cual ya está casado, también hablaría más con una prima que está en la vecina Portugal con su novio y dentro de nada nos iremos de boda como necesitamos una boda para la fiesta , y estar como los gitanos dos o tres días de fiesta , también me encantaría saber cómo está mi prima la cual está en china estudiando chino , no es lista ni na aprendiendo el idioma de los que dominan el mundo , y en general a mis primos como han terminado sus estudios y esas cosas y cómo les va para encontrar un trabajo para que empiecen a practicar todo aquello que han aprendido y sobre todo si alguna vez necesitaran ayuda de algo pos que sepan que siempre estaré hay para ayudarles en lo que necesiten y espero que ellos a mi también me ayuden cuando los requiera . También me gustaría saber más de mis amigos de la playa a los cuales aprecio mucho porque desde hace muchísimos años pues hemos estado juntos y hemos vivido muchas cosas en un sitio llamado peñón y demasiadas movidas y comentarios que entraran en la historia lo malo es que yo no estoy tan unido como lo están entre ellos uno de ellos se a echado novia de allí, es decir que vive todo el año y ya pues se ha alejado más de nosotros y mi amigo de Jaén pues sigue en sus movidas las cuales sigo flipando cuando me las cuenta también aunque la playa  al que vamos no es muy atractiva como otras pero es donde han ocurrido demasiadas cosas y donde hemos crecido como amigos y como personas , a mejor creo yo, o no? Además siempre en tu vida todas las personas que te rodean te podrán enseñar algo bueno o malo depende como sea pero siempre te enseñaran algo en tu vida aunque tú no lo creas pero ten por seguro que te repercutirá, por eso siempre los tendré en cuenta y nunca los cambiare. En toda vida de un hombre siempre habrá una pedazo mujer que se aprecie que le hará demasiado daño porque tú la amas pero ella no sabe lo que sientes por ella y si se lo dices sabes que ella te dirá que no y cambiara de actitud porque siempre te vera como el eterno amigo no como algo mas y tú sabes que siempre habrá otras niñas pero ninguna como ella porque ella será la primera y casi única ; por ello tu tan valiente tienes que construir un muro hecho de millones de toneladas de hormigón armado para que los sentimientos hacia ella queden enterrados y bien muertos pero son como cristo y resucitan a los tres días y son como una bestia que quieren salir de la cárcel que construyes y romper la barrera pero tú tienes que ser fuerte y resistir esos ataques cada vez que la vez en el tuenti o por la calle y algunos detalles que te recuerdan a ella , lo cual eso es lo peor los recuerdos de las cosas y los ratos que has estado con ella los cuales por desgracia tuya no han sido de relación de rollo o de algo más , pero a veces lo pienso muy fríamente que será mejor olvidarte de ella para siempre y matar esos sentimientos , porque si los deseas eres infeliz si los tienes eres feliz pero nada dura eternamente y no sé si sería peor el sentimiento de desearla y no tenerla o de tenerla y perderla lo cual es imposible recuperarla , por eso lo digo y lo afirmo doy las gracias más o menos por no tenerla porque e aprendió a controlar los sentimientos hacia ella . En general si os habéis dado cuenta he escrito sobre las personas que echo de menos y a las cuales me gustaría aprovechar más el tiempo cuando este con ellas. 

Querida persona especial:

Aun que no pueda escribir tu nombre, tengo que reconocer que no dejo de pensar en ti.

Seguramente que te habras sorprendido al leer el inicio de esta carta, y ademas te pueda resultar incluso gracioso, ya que sabes que yo no soy de demostrar mis sentimientos y que cuando lo hago siempre hay un motivo de por medio.Estaba leyendo las cartas que planteaba Fernando para poder hacer y nada mas comenzar la lista he leido: carta para alguien a quien echo de menos, y a mi cabeza has llegado tu,tu y tu nombre. Sabes que?que te echo de menos y ni si quiera puedes imaginar cuanto..Desde que llegamos de las vacaciones de verano e incluso antes de comenzar las clases, me acostumbre a verte todos los dias, a ver tu carita, tu sonrisa y poder darte un beso, y me acostumbre a ello sin darme cuenta.Cada dia que pasaba te hacias mas importante para mi e ivas siendo una parte fundamental e imprescindible en mi vida.Me enseñastes a vivir la vida de otra forma, me animabas el dia cada mañana, me enseñastes a querer de verdad y ademas me enseñastes el significado de la palabra amor. Pero llego el dia de nuestra despedida casi 9 meses juntos, con malos y buenos, mejores y peores momentos pero al fin y al cabo juntos, y ahora te ivas y yo que? me quedaba sin ti y aora no sabia como seguir adelante, porque me cambiabas completamente el dia a dia.Pero te fuiste y no te guardo rencor porque comprendo que era lo necesario y lo que debias hacer y ademas yo misma te lo aconseje y estoy super orgullosa de que lo lograras, te propusistes tus objetivos y con tus esfuerzos..lo lograstes!

Pues a ti cariño, va dirigida esta carta hoy seguramente que  con el paso del tiempo esto se quede en un simple recuerdo, porque del amor mas grande cada vez vamos siendo mas amigos y poco mas, pero me quedo con una enorme recuerdo que vale la pena y que me llenara de alegria cada vez que me acuerde. Muchas veces pienso que tu no me quisiste o que no me supiste querer como yo a ti, otras en cambio pienso que lo nuestro ha sido algo complementario y que el uno estabamos hecho para el otro.Dime tu que ha sido lo que ha ido cambiando, por que nos queremos pero hay

algo nos ha separado?

A ti te diria, que te quiero por encima de todo, que eres importantisimo y que me haces una gran falta.Me gustaria preguntarte si verdaderamente te acuerdas de mi me hechas de menos y piensas en mi al igual que yo en ti, cosa que dudo.Porque desde que te fuiste algo me dice que me olvidaste, que se quedo atras todo lo que un dia sentimos.

Espero y deseo que algun dia llegas a comprender el sentimiento de esta carta...

Javier:

Te escribo todas estas palabras, muy a pesar de que no te mereces ninguna de ellas, y a sabiendas de que nunca las leerás. Tampoco es mi pretensión que lo hagas, ni siquiera que las comprendas... si llegasen a tropezar en tu camino ya sea por avatares de lo que muchos llaman "destino", o simplemente, por pura casualidad. Créeme que tengo personas en mi vida mucho más importantes a las que dedicarle una novela entera si fuese necesario, e incluso a aquellas que, por desgracia, ya no pertenecen al mundo de los vivos.

Pero si se da dicha casualidad o "destino" y estas palabras han llegado hasta tus manos, quiero que prestes atención párrafo por páfarro, palabra por palabra.

Seguramente, aquel mensaje de un viejo amigo mío te habrá llegado antes que esta carta. A ese viejo amigo que le comuniqué aquella decisión, decisión que luego tomaría horas después, en la noche de aquel lunes, en la fecha de 13 de enero de 2014. Puede que lo hayas olvidado, que ni siquiera te acuerdes de mí. Total, nunca fui una persona muy importante en tu vida ni espero serlo en un futuro dadas las circunstancias, querido.

Y hasta la fecha, en la que escribo estas palabras, no le quito razón alguna a ese viejo amigo mío. Tú sabes de lo que hablo. ¿Leerías ese mensaje? ¿Lo leerías? Y si lo hiciste, ¿Leíste palabra por palabra o solo por encima? ¿O tal vez, al llegar la parte en la que pronunciaba mi pseudónimo y mi nombre real, decidiste borrarlo sin más? Es más, yo creo que todavía no lo has visto, y si lo hiciste, lo borraste. Sin más.

Reconozco que fui una insconciente. Reconozco que fui pueril e inocente. Reconozco que me puse en una situación muy vulnerable. Reconozco que no fui para nada inteligente. Como también reconozco que ante la "primera señal de peligro", debí de hacerlo mucho antes y seguir con mi vida, como siempre he intentado hacer sin mucho éxito que digamos. Pero mi acuciante soledad y todo lo que sentía por tí me llevaron más allá.

Y tú lo sabías. Y te aprovechaste de ello.

Todavía me acuerdo de aquello que, con determinación y dolor, me llevó a tomar dicha decisión, a acabar con esta extraña amistad. La última noche del viernes en la que nos escribimos, en la que yo volvía a acusar, como otras tantas veces, lo ausente y callado que estabas. Me dijiste que si se volvía a repetir se acabaría. Me dijiste que una vez más y "adiós". Yo te respondí con un "no quiero perderte". A la mañana siguiente volví a leer la conversación y de verdad, me sentía muy indignada. ¿Por qué yo siempre tengo que ser la que se humille, la que pida perdón, la que ponga "la otra mejilla", en un asunto que está más que claro y evidente?

Y en esos días, en los que no nos dirigimos la palabra el uno al otro, tuve mucho tiempo para pensar. Primero pensé que era mejor ignorarte, hacerte el vacío, que negaría tu presencia como otras tantas veces habías negado la mía. Pero me resultaba tan duro y agotador saber que estabas allí, pero sin estarlo realmente...

Y entonces lo decidí. Muy a mi pesar, lo hice.

Te llamé ,y con cierta voz temblorosa te dije algo así como "esta amistad no me hace nada bien". Me respondiste con un "¿quieres que dejemos de hablarnos, no?". Entonces te eché cosas en cara y me colgaste sin más. Ofendida volví a llamarte y la verdad, lamento no haberte dicho todo lo que tenía que decir. Lo último que te mencioné, también con voz temblorosa "espero que todo te vaya muy bien". Creo que me respondiste algo y, acto seguido, me colgaste.

Luego pude ver tus mensajes, como queriendo expiar toda tu culpa y cargarla sobre mis hombros. Y ese "me has perdido para siempre", seguido de eliminarme de todas tus redes sociales. Y como yo no iba a ser menos, respondí bloqueándote. Tal vez tú no lo hiciste así porque esperabas que al cabo del tiempo volviera arrastrándome, pidiéndote perdón y mendigando tu cariño. Pero esta vez era diferente, muy diferente a las que hubieras imaginado, que por otra parte recuerdo cuando me contabas que todo esto iría bien, a no ser que acabáramos peleados y sin hablarnos. Tengo la sensación de que te ha salido todo rodado y de que te has salido con la tuya, pues yo te he hecho todo el trabajo sucio.

No te importaba mi pasado, mi presente, y por supuesto, mi futuro. No te importaba que acabara de pasar por una ruptura muy mal llevada. No te importaba mi falta de apetito que me llevaba a días sin comer, no te importaban mis noches sin dormir que degeneraban en un insomnio casi de tipo crónico. No te importaban mis cambios de humor. No te importaban mis crisis de ansiedad, mi depresión, mis traumas, mis caminatas hasta acabar con la poca fuerza que me quedaba, mis pocas ganas de seguir yendo a clase, de ver a nadie, y hasta de seguir viviendo. No te importaba nada de todo esto porque jamás pusiste un interés real en mi persona. Y aún así, sabiendo todo esto te aprovechaste de mi situación. Jugando con mi baja autoestima y mis buenos sentimientos, te aprovechaste de mí.

¿Sabes por qué creo que esta carta ha de estar en esta sección? Porque a pesar de que he perdido todo contacto contigo y de que te he apartado de mi vida, todavía ocupas un lugar desmerecido en mis pensamientos. Que estas palabras sirvan de lamento por echar de menos a la persona que creía que eras, y así poder exorcizar tu recuerdo una vez más.

Parafraseando a Washington Irving, en su obra "Sleepy Hollow": "La maldad se oculta tras muchas máscaras. La peor de todas ellas es la máscara de la virtud". Aunque a destiempo, supe arrancar la tuya, y ver tras de ella la peor versión de tí mismo. Al monstruo que hay en tí, ese monstruo utilitario, desapasionado, manipulador. Quizás a la única y cierta versión de tí mismo, esa que te esfuerzas tanto en ocultar. Pero no conmigo, querido.

Lo único cierto, lo único verdadero, es que esta experiencia me ha hecho aprender mucho más en estos últimos meses que en toda mi vida, y me ha servido para cambiar y madurar.
Es curioso, ¿no era eso lo que tanto ansiabas, lo que tanto querías?

Y a pesar de todo, sigo echando de menos a esa máscara tuya, o tal vez, hasta a ese último reducto de bondad que todavía pueda habitar en tí. Echaba de menos tus charlas, como las que teníamos en un principio, y como anhelaba que volvieran, que volviera a ser como antes y en un principio. Eso era lo que intentaba decirte en esa noche del viernes, zoquete.

Siempre tenías la palabra, el gesto, el tono de voz adecuado para cada ocasión. No se cómo mis negativas se tornaban en afirmativas, cambiando de bando y a tu favor. Como si te lo hubieras estudiado y repasado cientos y cientos de veces. Aunque yo haya decidido culminar el último acto y cerrar el telón, de este pésimo pero preparado elenco fuiste el mejor de los actores.

Entiendo que la distancia, pues es un hecho que estamos cada uno en la otra punta del país, suponga en principio un impedimento. Supiste jugar con ello, puesto que en el póquer para poder ganar hay que marcarse un farol. Y la jugada te ha salido redonda, amigo mío. Si tanto lo impedía, ¿por qué diste pie a que yo creyera lo contrario? ¿Tanto se te escapó de las manos que luego no has sabido reconocer tu error? ¿O en verdad eras consciente en todo momento, y a pesar de todo, seguiste con el juego? Pues este juego dejó de divertirme, y abandoné la mesa de juego con los bolsillos vacíos y pocas expectativas de futuro. Bueno, dicen que una retirada a tiempo es una gran victoria. Quién sabe.

Ciertamente, había algo de verdad en tus mentiras, ¿sabes? Esas mentiras me impulsaron hacia el cambio, hacia la persona que soy ahora. Es curioso ver, con el paso del tiempo, que ciertas mentiras me ayudasen a cambiar y a ser feliz que la propia verdad. Seguí tus consejos de ser fuerte, de seguir adelante, a pesar de que tenga que ser yo la que me saque las castañas del fuego esta vez, no podría ser de otro modo. De intentar comer y dormir, retomar mis clases, ir a terapia, de que me recetasen algo contra el insomnio entre otros tantos consejos... e incluso había veces que te enfadabas conmigo, como preocupado... Un papel bien ensayado, estrenado y galardonado. Todo un actor revelación con su merecido Goya. Ya sabes, siempre he sido una reina del drama...

De las mentiras-verdades que más me chocaron fue sin duda, y entre muchas otras, la que me hizo recapacitar y abrir los ojos: no sabíamos si podíamos estar juntos o no, y que pasara lo que pasara no me cerrara puertas. Y todo con la distancia de por medio, más una actitud, tu actitud, que los kilómetros que nos separan. Esa acuciante y puñetera distancia usada en este juego, en el que tenías la mejor mano y te me llevaste de calle por escalera de color. Y yo, irritada, me quedé sin fichas y tuve que irme con los bolsillos vacíos porque te llevaste todo lo que querías de mí, o al menos eso creíste tú. Aposté a la carta más alta sin saber que ibas de farol y así me luce el pelo, el que tantas veces me has tomado. Porque a pesar de que no haya sabido jugar bien mis cartas, esta vez has perdido tú. Tienes todas las fichas pero has perdido a una buena compañera de mesa.

Pero en realidad yo siempre he sido el juego, he sido tu marioneta, tu muñeca rota. Pero decidí cortar las cuerdas que me ataban a esta locura sin nombre. Ahora has perdido y no quieres reconocerlo, triste de tí.

Las palabras pierden todo su valor cuando no se demuestran con actos. La amistad se supone incondicional, para lo bueno y para lo malo, y cuando uno tiene buenos sentimientos por una persona, que se suponen también correspondidos, se demuestran sin más de un modo u otro. Porque siempre hay un modo. Todo lo demás son excusas. ¿Te acuerdas cuando me dijiste que si no cambiaba mi actitud, acabaría rechazando a todo el mundo? Te equivocas, simplemente rechazo y rechazaré a gente como tú. Esa es la idea. Mi idea es que con estas palabras pueda poner fin hoy, a 1 de febrero de 2014, a todo lo que me hace daño, y me impide avanzar durante meses (por no decir, durante años), que pueda saber lo que realmente merezco y lo que no, que pueda ser quién soy y qué hacer con mi futuro y con mi vida, antes de que sea demasiado tarde de lo que por sí ya lo es. La soledad no es tan terrible si la comparamos con la existencia de alguien que os hace sentir tan solos... La decisión fue tan dura, tan dolorosa... si has querido alguna vez a alguien lo entenderás. Aunque tal y como te has comportado, ni tienes ni una mínima mención sobre lo que es realmente querer o apreciar a alguien, sobre lo que es la amistad o el amor. Si tan terriblemente solo te sentías, ¿de qué tuve yo la culpa, por dicha soledad? ¿Me lo puedes explicar? ¿O tal vez he sido un pasatiempo más, una distracción, una segunda opción, un juguete, un calentón?

Una parte de mi alma sigue latiendo por tí y te desea todo lo mejor de este mundo. Pero mi mente racional me indica que no lo mereces, ni un pensamiento, ni una palabra, ni un suspiro, ni una mención más hacia tu persona y si es que mereces ese tipo de tratamiento. Deseo en el fondo que pases, al menos, por la mitad de mi infierno hasta casi perder el juicio, y cuando eso pase, te haga recapacitar sobre cómo has de tratar a las personas que se abren a tí con toda la buena intención del mundo, y a pesar de ello, como traicionas y apuñalas por la espalda. Te has convertido en aquellos abusones que te atemorizaban cuando ibas al colegio, te has convertido seguramente en todo aquello que odiabas, te has convertido en un ser despreciable. Te lo has ganado y con creces, felicidades.

No busco herirte u ofenderte con todas estas palabras, pero no me has dejado otra opción. A pesar de toda esta parrafada, una parte de mí sentirá compasión, pena, lástima y hasta algo de patetismo ajeno... por tí. Y créeme, que hay otros motivos por los cuáles morirás solo. Ya sabes a lo que me refiero, campeón. Hasta siempre.

Atentamente, desde el amor y desde el odio, desde la compasión y desde la ira:

Magma

Querido abuelo:

En filosofía me expusieron una lista larga entera de cartas y la que primero pensé hacer fue esta pensando en ti.

Comenzare a contar nuestra historia desde pequeña todos los fines de semanas y veranos enteros lo pasábamos juntos, en compañía de la abuela, los primos, los titos y mis padres.

La abuela y tu erais el centro de unión para que todo permaneciéramos unidos, tú me transmitías alegría, tranquilidad, humildad, eso si tambien me hacías rabiar.

Uno de los recuerdos en las que muchas veces pienso es en una noche de verano en el terreno, como de costumbre tuve una pesadilla  pero no estaban mis padres conmigo y pese a la regañina de mi hermano fui hasta vuestra cama y vosotros me acogisteis con mucha ternura, abrazándome para que esa pesadilla se fuera, madre mía lo recuerdo como su fuese ayer mismo y fue hace 12 años.

Eres una de las personas más especiales para mi, estoy orgullosa de pertenecer a una familia humilde y trabajadora como tú nos enseñaste, estoy orgullosa de los valores que nos has transmitido tanto a mi padre, a mi hermano y a mí.

Toda historia tiene su final, en abril hace 4 años de que el 12/4/10 fuera mi peor día vine de clase sin saber nada de lo ocurrido vi como vino mi prima a cuidarnos a mi hermano y a mí como los vecinos me abrazaban y yo no sabía nada, pero algo me temía ya que no veía a mi padre ni mi madre. Al día siguiente lo supe todo que tenias cáncer de colon pero ya se había invadido por todos los órganos, en definitiva que llegaste tarde a la lucha, recuerdo que ese mismo día fui a ver a la abuela en la casa estaban todos y tuve la extraña sensación de que tu volverías, como si te hubieras ido de viaje.

A la semana de este 12/4 la familia celebro la misa en tu honor, lo más triste que me paso ese día fue que los pequeños de la familia me preguntara que porque te habías ido con los ángeles y me quede en blanco y no sabía que decir pero al final dije un ya estaba mayor y estaba malito y vi en sus rosto ese dolor.

Yo tenía 11 años y no sabía lo que era verdaderamente esta enfermedad que se que todos unidos podremos vencer, sé que en algunos casos no se vence la batalla como el nuestro pero sé que tambien hay quien logra vencerlo. Todas las personas he luchan ganen o no son grandes héroes ya que aunque no hayas vencido luchaste con toda tu alma.

Bueno que decirte que cada día,  hora, minuto y segundo pienso en ti te echo tantísimo de menos… Te quiero con todo mi corazón, sé que tú me proteges desde arriba y cuidas de nosotros.

Me has enseñado que el amor rompe todas las barreras, que se puede querer a alguien que no puedes ver, abrazar ni besar pero sé que estarás a mi lado siempre, como antes hacías desde que nací tu eres mi padrino, mi modelo a seguir, mi héroe y mi abuelo.

No quiero estar triste pero es complicado que no haya lágrimas ya sabrás que me las aguanto muchas veces para no hacer sufrir a mi padre, ni a mi madre que te quiere como una hija al igual que tu, he de decir que nunca he visto llorar más a mi madre que ese 12/4/10.

Te echaré de menos. Siempre me hacías reír. Me gustaría ser tan buena como tú, que tú me enseñases. Y me contabas cosa que me mostraban todo cuanto tu había visto y yo desconocía.

Es difícil escribir este mensaje pero yo lo hago con todo mi alma, se que nunca he ido al cementerio pero pienso que no estoy capacitada para ello ya que prefiero recordarte tal y como eras en vida, como nos queríais, como eras…

Eres una de las personas que has transmitido la pasión por el fútbol recuerdo aquellos partidos que veíamos en el terreno en los que siempre me quedaba frita, el año donde la selección se corono la reina del mundo tu no pudiste verlo pero hiciste que durante ese día mi día fuera totalmente ya que sentía conmigo, dentro de mí por ello siempre que ponen imágenes de Iker levantando la copa pienso en ti y en Mallorca donde vi la final.

Abuelo durante las vacaciones del 2010 tambien fui con la tita, las primas, mi hermano y la abuela a Salobreña y en un momento en que me quede sola la abuela  empezó a llorar y yo no hice más que tragarme las lagrimas y animarla y cuando estuve sola me vine abajo, es difícil ver como te cuenta cosas tuyas y hacerte la fuerte para no hacerles más sufrir es mejor tragarme las lagrimas y llorar a oscuras sin que nadie se entere de nada.

No quiero que nadie me vea llorar ni tu tampoco no quiero preocuparos pero es muy difícil vivir sin tu mirada, sin tu sonrisa, sin tu experiencia, sin tu bromas, sin tu humildad, sin tus abrazos, sin ti todo es diferente eras muy importante para mi eras una de las personas a las que más veía, hablaba y eras, eres y serás una de las personas más especiales que han existido en mi vida.

Para terminar quería decirte que estoy muy orgullosa de forma parte de esta familia humilde que ha lucha por conseguir lo que ahora tenemos, que estoy orgullosa de llevar tu apellido y que siempre le hablare a mis hijos, sobrinos y primos de ti y de la buena personas que eres, nuca morirás para mí porque permaneces vivo en mi corazón y te llevare siempre en él.

Tu nieta que te quiere con todo su alma, te admira y te ama solo quiere decirte que gracias por haber formado parte de mi y seguirlo siendo siempre serás eterno abuelo, te queremos toda tu familia.

Meggan

Me encanta el sonido del mar ... me hace sentir tan pequeña y su arena tan suave que te envuelve con su dulzura. Me recuerda a cuando era pequeña , millones de escapadas donde un simple cubo y una pala eran los protagonistas de ese dia. Me levantaba cada mañana pensando que seria un dia grande, que las penas no existian en este universo inmenso y que llenaria mis recuerdos inocentes con cientos y cientos de sonrisas. Ahora el verano se ha marchado y los arboles muestran sus ramas luciendo pequeñas hojas marrones casi secas que poco a poco van callendo al suelo. Es triste pensar como el paso del tiempo puede afectar a todo .. incluso a este arbol, como nacemos .. sufrimos ... e incluso cuando llegamos a vivir realmente ... morimos. Todo esto se asemeja a un pequeño reloj de arena, esta va callendo poco a poco hasta que no queda nada. Muchas veces me planteo si estamos realmente preparados para asimilar el dolor.. que quema por dentro e incluso te enloquece. Recuerdo aquel dia .. sinceramente no senti nada , mi mente no staba preparada para asimilar esa informacion y seguramente queria borrarla , pero aunque me hubiera gustado hacerlo era imposible. Cierto es que solo ahora con el paso del tiempo y adquiriendo madurez que se va añadiendo a mi edad puedo explicar mejor lo que experimento en mi interior. Cuando me siento sola es cuando mas me acuerdo de ti pero aun asi siempre estas presente en todos los momentos . En la soledad eres la unica que me entiende , que sabe que tras esta coraza de niña mayor y madura se esconde la misma niña inocente que lloraba por las noches cuando no podia dormirse. Ahora pienso en esos instantes , me gustaria recordarlos y sentir ese sentimiento de tranquilidad y proteccion que me dabas, diciendome no te preocupes tu cierra los ojos y posteriormente me llevabas a mi cama. Millones de pesadillas y sueños he tenido a lo largo de mi vida y tras esas pesadillas que me levantaba asustada y llorando siempre pensaba que tras ellas podia cerrar mis ojos y crear cientos de sueños que borrasen la imagen de lo anterior. Pero esto es diferente , no era una simple pesadilla que pudieras decir cierro los ojos y vuelvo a crear sino que verdaderamente era realidad... y era mi vida que comenzaba de cero tras este acontecimiento. Ahora me gustaria hablar contigo y poder decirte y preguntarte un monton de cosas .. ojala pudiera hacerlo .. daria lo q fuera por un minuto , tan solo eso. Se me cae el mundo encima cada vez que te veo alli .. es triste , demasiado triste para una niña de mi edad estar acostumbrada a verte en ese lugar, no puedo ni tocarte , ni escuchar tu voz ni tan solo darte un beso , solo me queda quedarme alli plantada delante de tu foto y releyendo un par de veces la escritura que esta grabada. Me gusta ir sola , porque solo asi puedo hablarte en voz baja , diciendote como me ha ido el dia o simplemente contarte mis problemas, la gente si me viera me diria que estoi loka o pensarian mal , pero es la unica manera de hablar contigo y asi me siento un poko mas feliz. Cuando apenas tenia 9años me acuerdo que mi padre estaba preocupado por mi porque pensaba que me estaba afectando este tema , demasiado, mas de lo normal, eran tardes enteras las que me tiraba llorando y por ello un dia encontre reflejada mi cara inocente en ese escritorio de cristal y tras el , un hombre de unos 50años. No entendia aquellas preguntas, solo sabia que me habian llevado alli para subsanar mi problema. Cada vez que iba mi padre se quedaba sentado en aquel sillon de cuero negro que hacia un ruido estrepidante , y yo esperaba mi turno para entrar en aquella habitacion en la que a mediados de un mes aproximadamente deje de ver. Creia que todo se arreglaria o que facilmente tras esas sesiones se me olvidaria el problema, como cuando de pequeña escribia algo en la arena y la marea borraba todo con solo un paso. Pero me equivocaba, la vida no es tan sencilla como pensaba , ya que cada vez que me sentia mal acudia a su imagen, y asi en muchisimas ocasiones. Pero creia que al acudir a su imagen me sentiria protegida y mejor , pero lo unico que conseguia era sentirme mal al recodar todo lo ocurrido. Tras el accidente, no subia al coche tranquila y siempre que hacia un viaje largo pensaba en ti para que en cierta manera nos protejieras. He hecho millones de cosas para que me escucharas o .me vieras desde ahi arriba, por ejemplo tras sentarme en el asiento trasero del coche me ponia mis cascos y con un cancion lenta miraba por la ventana e imaginaba que una de las estrellas que se encontraban colgando en aquel cielo , la que mas brillaba eras tu. O cuando llovia y iban callendo poco a poco las gotas en la ventana. Ahora me doi cuenta de como te dejas ver en las personas , aquellas que me quieren y que siempre han estado ahi. Yo se que tu estarias muy orgullosa de verme asi, tan feliz con un persona y me hubiera gustado haber dxo algun dia mira mama: este es luis y yo sabria si te gustaria con tan solo ver tu.mirada , pero solo me puedo conformar.con presentartelo en mis sueños ... pero hace tanto tanto que no sueño contigo. Solo te pido una cosa que me guardes para siempre en la.memoria esa playa en la que hacia castillos y me sentia libre para destruirlos y volverlos a levantar y que cada mañana me des fuerzas para afrontar esta vida que me ha tocado, que no sera la mejor lo se , pero me has puesto a mi alrededor gente que me quiere y una de ellas que me quiere como nadie puede quererme. Gracias por hacerme entender todo esto y por quererme tal y como soy. Sinceramente he aprendido a valorar todo lo que tengo aunque muchas de las cosas de las que me has puesto en el camino me recuerden a ti, pero asi no me hacen olvidar nunca que eres el tesoro mas preciado en mi vida y que aunque no estes aqui abajo fisicamente en mi lo estaras por el resto de mi vida. Gracias por plantearme retos y dificultades cada dia , al principio siempre me quejaba pero ahora entiendo que se presentan para que pueda crecer como persona y es algo por lo que tengo que dar gracias , ya que la madurez se va adquiriendo con el paso del tiempo pero gracias a momentos cmo estos lo hace un pelin mas rapido. Siempre te recordare como la persona mas valiente y luchadora que haya podido presenciar en mi vida y que suerte habermela encontrado en mi vida y mas orgullosa estoy de poder decir que esa persona era mi madre y que para siempre lo seguira siendo. Tequiero

2 de Febrero de 1987, Granada, hospital de maternidad, 7 de la tarde aproximadamente, en ese instante iba a dar comienzo tu vida pequeño … Se de ti poco lo que me pudieron contar papá y mamá pero en este caso más papá, según cuentan ellos tanto tu como Víctor erais muy nerviosos e inquietos dentro del vientre de mama, que situación tan bonita la de ella, que sensación tan increíble debe ser llevar a alguien dentro de tu ser más profundo y supongo que esa sensación se multiplica por mil en este caso teniendo en cuenta que mama tenía mucha gana de tener bebes, adoraba aquello , y uno de sus grandes sueños el de ser madre de gemelos se iba a cumplir, y llego el día, la tarde, el minuto, el segundo, nuestra casa tenia olor a felicidad, los dos capazos con todos sus arrullos en el interior, las ropitas de recién nacidos, los patucos, biberones, cremas, carritos, todo preparado para vuestro nacimiento, y en cuestión de minutos la cosa se complico a pasos agigantados y por fallos médicos Víctor quedo muy mal.. Pero tú… entraste en una parada respiratoria, los médicos veían que tu vida dependía de un hilo aunque ese hilo declinaba más por la muerte… Papa me conto que mama nunca pudo verte la cara, pero que él te cogió antes de que te llevasen a la incubadora durante solo unos minutos y te veía tan pequeño más pequeño de lo normal, con ojos abiertos y muy oscuros piel muy clara, manos pequeñas y suaves y cara de ángel, un ángel que solo bajo al mundo y a nuestras vidas para enseñarnos mucho dejar huella pero tu historia en la tierra solo duraría horas… mamá no entendía nada, no sabía dónde estabas que era de ti hasta que llegaron los médicos y le dijeron que estabas muy grave, y malito, que estaban haciendo todo lo posible por salvarte y que avisarían si había noticias, mama lloraba y no entendía que podía haber pasado, por los ojos de papa no solo caían lagrimas de angustia y desesperación por no saber y no entender que nada si no de rabia de haberte conocido y haberte tenido entre sus brazos solo unos minutos, verte la cara y con solo un abrir y cerrar de ojos ya estabas en brazos de muchos médicos que te llevaban con prisa hacia un lugar donde salvar tu vida y la de Víctor, pasaron las pocas horas y un medico mayor el mismo que se encargo del parto anuncio que te habías ido, que lo habían intentado todo pero te fuiste…

Muchas veces imagino el dolor que tuvo que ser para ellos el que te fueras tan pronto y la impotencia de ver que no podían hacer nada por ti, ya todo estaba perdido solo quedaba una opción luchar por Víctor y tomar tu muerte como una experiencia que nos ha puesto la vida, a todos, no me equivoco al decir con total seguridad que tú fuiste un ángel que bajo al mundo a darnos una lección que aprender y que tu papel en la vida era corto pero duradero en el tiempo, ya que aunque haya pasado el tiempo y los años sigues siendo muy recordado por toda la familia y en la casa, aunque en particular yo hay veces que me tumbo en mi cama o momentos en los que estoy sola en casa y me pongo a pensar, y pienso el que hubiese sido de nuestras vidas si tu y Víctor hubieseis nacido bien, en condiciones normales como cualquier otro niño, a lo mejor hubiese tardado yo menos en nacer y hubiésemos sido tres hermanos, los cuales hubiésemos vivido miles de experiencias juntos….

No te miento cuando te digo que en casa hablamos mucho de ti incluso de la forma en la que hubiesen cambiado nuestras vidas si todo hubiese sido de manera muy distinta a como lo ha sido, y te mentiría si te dijera que no daría lo que fuera porque estuvieses aquí con nosotros. Me hubiese encantado conocerte aunque viendo a Víctor todos los días me hago una idea de cómo hubieses sido tu pero me entristece el hecho de no poder compartir nada junto a ti, y más aun me entristece por mama y papa porque aquel hecho dio un palo muy brusco en las vidas de aquellos dos adolescentes.

Dicen que por cada estrella que hay en el cielo y que nos ilumina por la noche es una persona que ya ha fallecido pero tiene todavía mucha luz que desprender y que haya en el infinito esta viéndonos y mandado luz para guiarnos el resto de nuestra vida, por eso yo sé que cuando miro al cielo o incluso cuando estoy más distraída y no presto tanta atención al oscuro cielo, aun así se que tu eres una de esas estrellas que nos protege y nos da tanta suerte a los 3 y que eres nuestro pequeño ángel de la guarda que la vida nos ha regalado….

También dicen que la vida es solo el primer paso para el eterno infinito, y que los cincuenta, sesenta, setenta, ochenta, noventa o incluso los cien años que puede cumplir una persona dentro de la tierra es poco para lo que no viene después, y por eso también que cuando mi labor aquí acabe subiré contigo junto a mama, papa, Víctor, los abuelos, los titos etc. Y tú nos estarás esperando y será ahí cuando realmente podamos conocerte, y estoy muy segura de ello. Y  aunque la muerte no sea un plato de buen gusto para nadie, y nadie tenga ganas de irse de esta vida para pasar la otra que nos espera, yo sé que cuando llegue mi momento estaré por una parte feliz porque voy a tener la oportunidad por fin de poder conocerte, pero no voy a intentar equivocarme a mi misma es cierto que tanto yo como cualquier otra persona a la que se le muere alguien cercano; me hubiese gustado más haberte conocido en este vida, ya que aunque no es perfecta pero tiene muchas cosas buenas de las que disfrutar y al lado de mis dos hermanos mayores seguro que hubiese estado muy bonita vivirla. Es cierto que solo la figura de Víctor hace que sea yo típica hermana pequeña a la cual su hermano grande la cuida y la protege como si de su hija se tratase y sé que si hubieses estado tu, esa súper protección hubiese aumentado pero aun así me hubiese gustado vivir esa experiencia, nos hubiésemos peleado mucho también y a lo mejor ya no estarías ni con nosotros viviendo porque estarías trabajando con novia o incluso quien sabe si hasta mujer… pero no me cabe la menor duda de que de la manera que hubiese sido hubieses sido el perfecto hermano como lo es Víctor. Antes de acabar esta carta decirte que no estás de la manera que a todos nos gustaría que estuvieses pero si es cierto que se que serias un hermano perfecto como he dicho antes porque solo con tenerte tan lejos nos proteges de todo, y has hecho que la suerte nos brinde en muchas ocasiones y estoy segura que seguirás velando por nosotros, gracias por la enseñanza que nos has dado y el papel tan corto pero a la vez tan intenso que has hecho en nuestra vidas, te quiere tu hermana.

  Para A

Bueno, pues aquí estoy otra vez... sin dormir y, de nuevo, escribiendo un carta, para no variar..- ¿y todo por que? Por escribirte esta carta. Bueno, tabién para aprobar filosofía, pero sobre todo para escribirte.

Sé, con bastante certeza que, posiblemente nunca llegues a leer esta carta. Y lo que todavía no sé si eso es algo malo del todo, porque no todo lo que voy a escribir aquí va a ser bueno.

Sabes muy bien todo lo que te aprecié, y a día de hoy, 12 de marzo de 2014, te sigo apreciando, y aunque ya no estés, aunque decidieras que tu camino era otro, sigo acordándome mucho de ti. Sabes perfectamente lo mucho que nos reímos juntos, lo mucho que te enfadabas conmigo pro ciertos chistes, y las veces que me tuviste allí para llorar. Me da muchísima lástima que nos tuviésemos que separar así, tan de pronto, si previo aviso. Recuerdo que cuando me enteré este verano de que estabas en Almería estudiando medicina, sentí algo raro por dentro... como si te hubiese perdido. Y es qeu, hasta cierto punto ha sido así. Si haces memoria, a día de hoy llevamos aproximadamente 3 años sin vernos... ¿Sabes lo que supone para una persona perder el contacto completamente con otra, cuando estaba acostumbrado a hablar contigo prácticamente todos los días? Bueno, supongo que tu podrás pensar lo mismo de mi, aunque no fuera yo quien se fuese sin ni siquiera avisar...

Si estás prestando atención a lo que te he escrito, podrás deducir que esta es la parte mala en la que te reprocho haberte ido sin avisar. Pero si te he escrito esta carta no es para reprocharte nada, asi que a partir de ahora, intentare recordar solo cosas buenas, que la verdad es que hay muchas...

Tu sitio era con nosotros, en esas noches de verano en las que parecía que no existia nada excepto nosotros, esas noches en las que faltabas tú (mientras escribo de esto estoy escuchando una lista de reproducción con musica moñas para ponerme nostálgico y darle más sentimiento. De momento está sirviendo), en las que contigo era diferente. ¿Recuerdas la de veces que nos preguntaban que si estabamos juntos? Siempre contestaba yo, muy deprisa: "Qué va, no funcionaría, demasiada confianza" Y tu te reías... Pues ahora esa confianza se está perdiendo, y siento que, si no hago algo, se va a perder por completo, porlo que he decidido escribir esta carta, y en particular, escribirtela a ti. Puedo comprender perfectamente que tú ya no sientas ese aprecio por mi, porque los años no pasan en valde, y 2 años son mucho tiempo, pero tengo la esperanza de que, al igual que yo recuerdo todas estas cosas, tú las recuerdes también, y sepas que siempre voy a estar auí para lo que quieras. Por muy lejos que estés. Por mucho tiempo que pase.

Bueno, después de este momento tan sentimentaloide, voy a hacer gala de mu espléndida cortesía (y humor) interesándome por tu vida. Porque si me paro a pensarlo... ¿Qué sé de ti desde la última vez que te vi? Tú te fuiste a Almería sola, tu hermana se quedó aquí, y me dijeron que no tenías pensado venir en verano... No se ni si sigues estudiando, no se con quien vives, no se si tienes alguien especial en tu vida aora mismo, no se si tienes intención de venir a hacernos una visitilla, que la verdad es que no estaría nada mal.

Si te soy sincero, me estoy palnteando seriamente enviarte como pueda esta carta, porque me está gustando bastante todo lo que estoy escriniendo, todas las conclusiones a las que estoy llegando y las cosas de las que me he dado cuenta escribiéndola, y quiero compartirla contigo, para ver si llegas a las mismas conclusiones y reflexiones que yo.

No se si te acordarás de cuando hablamos del tema de la amistad, y te dije que para mí los amigos no tienen sentido alguno si no puedes confiar en ellos ni ellos confían en ti. Bueno, pues muchas veces durante este tiempo desde la última vez que te vi, me han ocurrido problemas que me han hecho pensar, y una de las cosas en que he pensado es que si tu hubieras estado ahí, te los hubiera podido contar, y estoy completamente seguro de que tu me hubieras ayudado lo mejor que hubieras podido, igual que hice yo contigo. Concretamente, recuerdo aquel día que no parabas de llorar, y por más que te intentaba consolar, no dejabas de llorar. Aquel día me di cuenta de lo que realmente valía nuestra amistad, sin esperar nada a cambio el uno del otro y preocupándonos el uno por el otro, casi como si fuese mi hermana mayor. De hecho, lo he pensado mucho, porque ese veranofuiste la persona con quien más tiempo compartí, y quiero que sepas que ese verano fue, sin duda, uno de los mejores que he pasado. Sinceramnete, tengo cierto recelo por saber si tu sentirás lo mismo, porque no me canso de repetirte el grandisimo aprecio que te tengo. Creo que nunca le había dicho a nadie esto que voy a escribir, pero eres la única persona que me ha visto al 100% tal y como soy, que me ha visto llorar por algo importante... solo hay otra persona que me conoce tan bien como tu, y a la que quiero y aprecio tanto como a ti. Ella es también una hermana para mi, y esta parte en cierto modo va dedicada a ella si es que lee esta carta. En fin, después de toda esta parafernalia, el resumen de todo es que eres casi como un hermana para mi, que sabes lo mucho que te aprecio, que me encantaría volver a verte, poder contarte mis inquietudes, que tu me cuentes las tuyas, y sentir que no te he perdido, que es lo que más me preocupa.

En este momento en el que el sueño esta empezando a llevarme en sus brazos, y en el que las letras huyen de mí, como si no quisieran que las escribiese, te digo que estoy haciendo un esfuerzo grande por seguir escribiendo. Eso no impedirá que antes de despedirme, te desee toda la suerte posible, aunque no nos veamos en mucho tiempo, lo cual espero que no pase.

Ahora si que me despido, con mas sueño que en aquellas noches en las que incluso veíamos amanecer...

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio