FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¡Tantas cosas por decir, por explicar, por justificar, por pedir, por agradecer, por criticar, por reconocer, por ofrecer, por conceder, por aceptar, por emprender! ¿Te atreves a escribir plenamente con el corazón?.

Visitas: 35197

Respuestas a esta discusión

Esta carta no creo que se la de a mis padres para que la lean porque me daría vergüenza abrir mis sentimientos hacia ellos. Pero quién sabe, si en unos años se la daré o no. Todo puede cambiar e incluso puede que nos echemos unas risas. No tengo mucha idea de lo que poner, pero a ver qué me sale. La haré individualmente.
Querida mamá:
Qué decirte, mamá. Que te quiero muchísimo de verdad, te lo prometo. Que no te lo digo por decir, que de verdad lo siento. Que por mucho que me queje de tenerte a mi lado, si no te tuviese estaría sola y desamparada en la vida. Eres tú la que has hecho todo por mí. Me has dado la vida, me has criado, mantenido, consolado, ayudado, te has sacrificado en muchos pero muchos aspectos por mí y cien mil millones de cosas más. Siempre te digo que me hiré de casa y todas esas cosas, y aunque sé que te duele, y me duele mucho que te duela, es la verdad. Piensa que tú lo hiciste con la abuela también, es ley de vida. Y doy gracias a que mi madre seas tú, porque es la abuela, y literalmente, ME MUERO. No sé cómo aguantaste a esa mujer como madre y doy gracias a Dios de que tú no seas así, porque madre mía, que chungo tener una madre así de anticuada, tiquismiquis, quejica y desagradecida. Lo siento porque es mi abuela pero con ella seguro que pasaste una infancia muy dura y lo sé. Gracias por haberme dado y ofrecido todo lo que a ti no te dieron cuando eras pequeña y por haber renunciado a tener un trabajo en condiciones por no estar mudándote en tu infancia porque tú bien sabes lo malo que es y lo que duele tener que adaptarse obligatoriamente por tripas a sitios desconocidos y nuevos. Perder a todos tus amigos, con lo que los quieres, y las calles, la casa, el colegio, los maestros, los compañeros, los recuerdos en general. Yo no he carecido de todo eso. Llevo aquí tanto tiempo gracias a ti...Mamá, eres la mejor, de verdad, aunque te diga lo contrario. No me imagino a otra mujer siendo mi madre. Te preocupas siempre por mí, eres más buena, siempre estás pendiente de mí, si tienes que hacer algo por mí cueste lo que cueste o perderte algo o renunciar a algo lo haces y con esa sonrisa e la cara. Me obligas a hacer muchas cosas que no quiero hacer pero sé que lo haces por mi bien y eso me da mucha felicidad, que lo sepas. Eres una mujer maravillosa y sé que has pasado muchas cosas tristes y penurias malas en esta vida y me da mucha pena porque te quiero y como te quiero pues no quiero que te pase nada malo. Eres buena y cariñosa con todo el mundo, siempre tiendes tu mano a quien lo necesita. Eres adorable, eres un pastel, un peluche. Me has cuidado, se te caía la baba conmigo cuando era pequeña, siempre me has valorado como nadie lo ha hecho y has estado orgullosa de mí, pues que sepas que yo también he estado orgullosa de ti y eres un pedazo de pan. Ojalá pudiese hacer algo por agradecer todo esto que has hecho por mí. Ojalá te hiciese caso y siguiese siempre tus consejos, no estar como una tonta a mi bola cuando sé que la que tiene razón y la que hace y dice las cosas por mí y por mi bien solamente eres tú. Me has hecho reír, me has cuidado, enseñado tantas cosas, pagado y mantenido, mimado, y no hay nada mejor cuando estoy triste que llorar en tus hombros. No hay mejor consuelo que tu abrazo. No quiero ni imaginarme que te me vas, que te mueres, porque si tú te mueres se habrá ido la única persona que realmente me quiere y que ha hecho todo por mí en este mundo. Nadie te gana en bondad. Hacías todo por mí y jugábamos juntas.a las muñecas, al escondite. Sacabas tiempo de donde no lo tenías para ayudarme o para hacerme disfrutar. Cuando estabas afónica y te operaron y lo pasaste tan mal y te dijeron que no podías hablar tú aún así me hablabas bajito para que tu niña pequeñita oyese la voz de su mamá y pudiese hablar con ella. Has sacrificado tardes y tardes por lo que yo haya necesitado. Has aguantado mis cabreos y a veces los he pagado contigo y tú no te lo mereces lo sé, lo siento. Has estado triste y te has tragado las lágrimas y te has pintado una sonrisa para no preocuparme ni hacerme sentir mal. Te has librado y has dado pasos en la vida y has tomado el valor por mí en todos los aspectos. Y a veces es que siento que no he sabido agradecértelo como debía. Y eso me duele mucho. Además de buena madre eres una buena persona y la gente debería quererte y valorarte más porque gente como tú, pocas hay. Eres lo mejor que podría tener y te quiero mucho mucho mucho y cuando te enfadas es que sé que tienes razón. Estoy tan orgullosa de ti, de haber vivido contigo en este hogar, en esta familia. Gracias por haberme obligado a todo lo que me has obligado y preocupado tanto por todo. Gracias por haber sufrido perrerías que sé que has sufrido por hacer de mi vida un poco más tranquila y con paz. Además has aguantado todos mis problemas con las comidas. Has tenido que aprendera comer de otra forma para que la alimentación en la casa sea normal para mí. Me has dado de comer, me has batido la comida hasta el día de hoy por los problemas. Te has asegurado de que ingiriese fuese como fuese las vitaminas necesarias para que no tuviese carencias y sé que te has costado mucho y gracias porque te debo la salud. Y gracias por quedarte en el hospital todas esas noches en una butaca para no dejarme sola. Y te digo lo siento por las palabras tan malas y tan duras que te digo y por las amenazas de dejarte sola porque no te lo mereces cariño. Te quiero mamá, gracias por todo eres la mejor nunca lo olvides, te amo de verdad y eres una de las personas más importantes, no te miento.

Firmado: Yo.

Querido papá:

A veces me parece que te da la sensación de que no te quiero. Y sé que te duele. Pero se me parte el alma porque eso no es así. Porque te quiero y sé que has cambiado y me estoy dando cuenta de lo que me aprecias ahora y de tantas pero tantas cosas que estás haciendo por mí, como cuando era pequeña pequeña. Te ponías a jugar conmigo, yo era la niña de tus ojos, me hacías reír, escribías canciones para nosotros. En esa época vivías en mi casa y me contabas un cuento todas las noches y después rezabas mis oraciones conmigo. Me cubrías con la manta y me dabas las buenas noches y un besito. Te aseguraste de que estudiase en el mismo colegio que tú lo hiciste y te lo agradeceré toda la vida porque han sido los años más felices de mi vida los que he pasado allí y ha sido genial compartir un colegio tan lindo contigo, si no habría ido a otro mucho peor, como el que estoy ahora, pero desde hace muchos años. Las cosas con el tiempo cambiaron, y con mamá también aunque ella llevaba ya tiempo mal contigo. Hubo una época que no te tragaba y no me caías bien y lo siento por las cosas tan feas que dije. Pero creo que yo no te caía tan bien tampoco en esa época por las cosas que decías. Pero en fin, la vida sigue. Y gracias a Dios hoy en día todo está bien y te has vuelto un padrazo. Me encanta quedarme a dormir en tu casa, que me mimes y me des todo lo que me das y hagas todo lo que haces por mí. Me pagas la academia, todos los días comes a las seis de la tarde casi por llevarme hasta allí y cien mil cosas más. Eres muy buen padre y basta que te pida una cosa para que la hagas. No te quejas y a veces hago cosas que no están bien o te hago esperar para ir a comer y cosas así pero tú no te quejas y eso es de ser muy bueno. Eres el que no me regaña el que sabe las cosas que hago no tan buenas pero te las tomas a risa y no te chivas ni nada de eso y me alegro de que sea así, me alegro del tipo de relación que tenemos ahora y de que hayas cambiado, y espero que cambies otras cosas más y así poder decir que eres lo mejor que conozco. Te quiero papá, un beso.

Firmado: tu hija.

Querido papá y mamá:

He decidido elegir escribiros esta carta para agradeceros todo lo que hacéis por mi hermano y por mí.

Me siento afortunada de teneros a mi lado siempre en los malos y buenos momentos de mi vida, gracias por darme consejos y por aguantar mi genio, se que será duro pero pese a eso me seguís ayudando igual.

Sois unos padres maravillosos y grande personas que intentan ayudarnos a los dos pese a todo, siempre lo hacéis con todo vuestro cariño y por nuestro bien.

Estoy muy agradecida de encontrarme un plato en la mesa hecho por ambos, me habéis dado una buena educación, me habéis ayudado a estudiar, me habéis ayudado a superar poco a poco mis miedos e inseguridades, me habéis enseñado que lo importante es levantarse, a tener paciencia, confianza, a ser alegre, divertido, honesto, sincero, a siempre estar ahí cuando lo necesito, a no tirar nunca la toalla, a cumplir mis sueños, a querer a mi familia, y uno de los más importantes darme la vida y su amor, su afecto y a mimarme.

El es mi consejero el que me dice que tengo que mejorar, que tengo que valorarme más y que está orgulloso de mí por todo lo que he logrado superar y que tengo un gran corazón, a la persona que más me parezco tanto físicamente como en carácter y es el mejor padre del mundo y la persona que me susurra: Que soy grande y que tengo un gran corazón.

 Ella me ha ensañado a dar la vida por alguien, el amor incondicional, siempre estar a mi lado para  ayudarme y apoyarme, la que todos los días me despierta con un beso, nos cuida y protege, un ejemplo de luchadora ya que pese a perder a su madre con tan solo siete años ayudaba a la casa de su hermana y en que su  adolescencia cuidaba a su sobrinos y trabajaba, la persona que se preocupa por toda su familia. Es una gran mujer y mejor madre que hay en el mundo ya que se preocupa porque todo vaya bien y hacernos sentir, la que realmente me conoce a la perfección y sabe como calmarme, alegrarme…

Quería deciros que siempre estaré agradecida por todo lo que hacéis por mí, por quererme, por cuidarme, por ayudarme a superarme y por siempre creer mi antes que yo me crea a misma, sois las personas más maravillosas que he conocido en mi vida y le doy gracia Dios de que el destino os juntara y por haber tenido a mi hermano con el que tengo mis peleas, pero al  que admiro y quiero mucho, el es grande como persona aunque a veces se equivoque hay que escucharle todo lo que dice porque da buenos consejos ya que pese a su juventud es muy sabio.

Nunca olvidéis que os quiero muchísimo con todo mi corazón, que estoy muy orgullosa de los padres que tengo ya que me tratan muy bien y me hacen sentirme bien conmigo misma, me hacen creer en mí misma y en que siempre podre lograr lo que me proponga debido a mi esfuerzo y entrega.

Es difícil escribir esta carta , debido que es muy complicado expresar como quiere un hijo a sus padre, o al menos en mi caso, es que ellos han dado su vida por nosotros, son los que más te quieren, ayudan, te escuchan…

Gracia por estar a mi lado cuando los demás se fueron y gracias por seguir conmigo sin soltarme nunca, os debo tantas cosas que es imposible de dar… Ahora sí que  no puedo contenerme la emoción.

Tambien quiero darte las gracias mamá por haber querido tanto al abuelo se que era como tu padre para ti, nunca te he visto llorar tanto como el día en el que el abuelo falleció, gracias a ti y a papá mi hermano y yo hemos pasado muchos momentos especiales junto a él que era una de las personas más maravillosas del planeta. Por supuesto gracias por dejar que la abuela forme parte de nuestras vidas porque ella es una gran mujer de la que se pueden aprender un millón de cosas distintas.

Espero que os guste este pequeño detalle escrito desde el corazón, solamente quiero deciros lo que siento por vosotros, ya que me gustaría demostraros día a día todo lo que siento por vosotros, que es un amor inmenso pese a todo lo que pase estaré ahí para todo lo que necesitéis lo que sea, porque vosotros siempre me habéis ayudado en todo lo que he necesitado.

Sois como las estrellas que alumbran el cielo pero vosotros me ilumináis a mí y me guiais por el camino que he de ir, por el rumbo que ha de tomar mi vida ya que esta es un camino de rosas y espinas.

Sin vosotros nada sería igual, mi vida daría una vuelta de trescientos sesenta grados, sería una vida incompleta porque vosotros sois  quien me guiais, lo que me ayudáis y los que me hablan desde el corazón, me cuidáis y me habéis hecho aprender que el amor materno y paterno es el más grande que existe en el universo, vosotros sois la personas que más quiero en este mundo, es un amor sincero sin artificios y sin mentiras.

Bueno sé que me puedo equivocar pero sé que mi hogar estará junto a vosotros, da igual el tiempo que pase este amor nunca caducara será eterno y traspasara todas las barreras y obstáculos ya que encuentro en vosotros lo que me falta en mi y si no os conociera el corazón no sabría lo bonito que es amar.

Para terminar quiero que sepáis que sé que todo lo que hacéis por mí,  a todo lo que habéis renunciado por mí, por lo que habéis luchado y por lo que habéis disfrutado junto a mi hermano y a mí.

Papa y mamá os quiere mucho vuestra hija que está orgullosa de vosotros y por la familia que formamos. 

Bueno a ver por donde empezamos :)

Hola mamá y papá, primero deciros que os escribo esta carta gracias a un trabajo que tengo que hacer para filosofía, y os diré algunas cosillas que probablemente os hubiera dicho ya anteriormente, pero como es una carta os las tengo que volver a decir, por ello esta carta quiero que sea un confesionario y vosotros la escuchéis y la entendáis, ya que ese es el objetivo número uno de unos padres hacia su hijo y viceversa, el entendimiento entre ambos.

Hay muchas cosas importantes de las que hablar y como esto va para largo, podríamos empezar por nuestra relación. Para ser sincero nuestra relación es bastante bueno, es verdad que a veces tenemos algunas discusiones por algunas cosas las cuales en ocasiones les doy mucha importancia y en ocasiones vosotros le dais mucha importancia, aunque me suelo equivocar más veces yo que vosotros pero la cosa es esa que me abráis los ojos. Como hay que empezar por uno de los dos, empiezo por mamá; Hola mamá lo primero que quiero decirte y es algo que suena como tópico pero es lo que siento realmente, es que eres una persona muy muy importante en mi vida y quiero decirte una cosa para que no se te olvide nunca y es que te quiero. Realmente no puedo tener más suerte en el mundo que es teneros a papá y a ti en mi vida, ya que hay niños que ahora mismo no pueden disfrutar del amor físico de una madre o de un padre, y es algo muy triste, por eso quiero que sepas que estoy intentando siempre estar lo máximo que puedo al lado tuya hablando de todo lo que pasa o me preocupa, y ese es uno de los pilares de mi vida, teneros a los dos para hablar de cualquier cosa, haciendo así que me sienta muy querido y respetado, es por ello por lo que sois las personas más importantes en mi vida, y eso es algo que se consigue con mucho esfuerzo y constancia hacia lograr una relación mucho mejor entre nosotros día a día. No puedo agradecerte todo lo que haces por mí día a día, mostrando que eres una gran madre, la cual lleva una vida muy ajetreada pero que dispone del tiempo necesario para hacernos sentir queridos en cualquier momento. Tu y yo sabemos que tenemos una relación muy importante ya que como he dicho antes nos lo contamos todo lo que nos pasa al cabo de día y pedimos consejo el uno al otro (más bien tú me das consejos a mí pero bueno), pero lo que quiero es que nuestra relación sea más fuerte de lo que es ahora mismo, ya que no quiero que se rompa en ningún momento porque como te he dicho si tu faltaras en mi vida... al principio lo vería todo negro y poco a poco levantaría cabeza, pero creo que es una experiencia de impotencia al querer algo, pero saber que nunca vas a poder alcanzarlo, pero yo se que siempre estaríamos juntos estés donde estés ya que los lazos que existen entre una madre y un hijo es una cosa que no se puede explicar con palabras ya que faltarían muchas para poder describirlo todo a la perfección, es decir, con todo lo bueno y lo malo que podría pasar. También quiero destacar todo, absolutamente todo lo que me has enseñado en mi corta pero intensa vida, ya que haciendo memoria me acuerdo que contigo fue con quien empecé a hacer algunas cosas, las cuales sin tu ayuda se que hubieran sido un autentico calvario sacarlo por mí mismo sin la ayuda de nadie, por ello es una de las cosas por las que te tengo que dar las gracias sinceramente. Al igual que papá, me habéis enseñado unos valores que me definen como persona, y también es por esos ideales por los que os debo de dar las gracias ya que estos ideales que llevo ahora mismo con migo, es algo que siempre voy a llevar dentro de mí recordándome día a día el trabajo que hicisteis por inculcármelos, ya sea desde el respeto que le tengo que tener a una persona por el simple hecho de ser una persona, hasta los valores de la responsabilidad, el esfuerzo y la honestidad, son valores que como ya he dicho antes me definen como la persona que soy ahora mismo y que me están ayudando a sacar de ellos nuevas enseñanzas que me lleven a descubrir nuevos valores que seguir trabajando para inculcarlos a mi modo de vida, ya que de la experiencia se aprende, vosotros me habéis dado las herramientas, para que el camino que estoy y que recorreré sea lo más fácil y cómodo que pueda. Como ya te he dicho todo anteriormente eres una persona que siempre estás ahí en la buenas y en las mala para darme ánimos y esperanzas por salir a delante de la mejor manera posible. Para terminar quiero darte otra vez las gracias por todo y ahora le toca a nuestro querido papá, que por estar el último mencionado no significa que le quiera menos. Hola papá, al igual que con mamá nuestra relación ha tenido algunos encontronazos y momentos maravillosos, yo personalmente al igual que con mamá, dejo atrás los malos momentos y antes de dejarlos atrás, intento averiguar el porqué de esa situación tan mala. Destacar a mamá porque es la que nos une a todos en la familia, dándonos lecciones todos los días, hasta en los que no crees que se pueda sacar nada, ella es capaz de sacar algo en claro, ponerlo en la mesa y en ocasiones disfrutarlo y en otras sufrirlos. Quiero destacar en nuestra relación, el esfuerzo que has hecho para pueda aprender lecciones de la vida, antes de tu ir corriendo a socorrerme, son acciones las cuales en ese momento no entendía el porqué no me ayudabas cuando me encontraba en una situación en la que no sabía hacer algo, y era para que aprendiera que en la vida nada es gratis, y si quieres algo tienes que buscar la manera mediante el esfuerzo y el sacrificio de conseguirlo, y demostrarme de este modo que esas son las verdaderas victorias en la vida, las logradas por uno mismo con tu propio esfuerzo y coraje. Como éstas enseñanzas, también puedo destacar cosas tan simples ahora pero que en esos momentos me parecían la cosa de hacer más difícil de todas, como puede ser atarse los cordones de los zapatos, ayudarme a escribir, ayudarme a empezar a estudiar junto con mamá sobre todo,... un sinfín de cosas que me ha ido ayudando a progresar en la vida para poder llegar a formarme poco a poco en todos los sentido de la vida, ya que al nacer cualquier bebé, aquí o en cualquier otro país, no nacemos con un manual de instrucciones el cual os indique lo que hay que hacer, sino que me habéis inculcado unos valores que creísteis que eran los mejores, y como suele pasar no os equivocasteis eligiéndolos. Por todo ello y más cosas que me habéis ido enseñando en la vida y que aún os quedan muchas más por las que enseñarme os quiero dar las gracias desde el fondo de mi corazón, y sin más, quiero terminar esta magnífica carta que os aseguro que la he escrito con el corazón, mostrando mis sentimiento, por todo ello y más GRACIAS!!

Un beso, de vuestro hijo que os quiere con todo su corazón e incluso más.

  1. 1.       CARTA A MIS PADRES.

Si tuviera que escribirle a mis padres una carta, sería sin pensármelo dos veces, una carta en la que les daría las gracias, es decir, una carta de agradecimiento.

Precisamente una carta de agradecimiento porque creo y sé que mis padres solamente se merecen cartas de agradecimiento, agradecimiento por estar siempre pendiente de mi y por compartir todo con migo, una carta en la que expresarle lo que siento por ellos, una carta en la que pudiera agradecerle todas las cosas que hacen mis padres por mí. Se preocupan por darme de comer, por pagarme mis estudios y por darme una oportunidad en la que tener una vida mejor y un futuro digno en el mañana. Yo pienso que mis padres solo se merecen palabras de agradecimiento porque siempre están encima de mí y de mis hermanas y se desviven por nosotros, tanto mi padre como mi madre, mi madre se entrega a nosotras de una manera muy especial, supongo que como todas las madres, pero la mia sin duda, lo hace de la manera mas especial y de la mejor forma posible porque es la mejor madre del mundo. Cada uno dirá que su madre es la mejor, pero para mí, no hay mujer que represente más endereza, que sepa donde tiene que poner los puntos  sobre las íes, una mujer que a pesar desear tan fuerte es la persona mas blanda, dulce, y cariñosa que he podido encontrar,. Mi madre una gran persona, una de las personas de las que merece la pena conocer, conocer y poder disfrutar de su compañía, disfrutar de su simpatía, disfrutar de toda ella, porque sin dudarlo ni un solo momento es la mejor madre del mundo. Ahora mi padre, mi padre es una de las personas mas serias que puedes encontrar cuando se enfada, aunque todo el mundo creido que es un gruñón en el fondo tiene un corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Pero ¿Qué voy a decir yo de mi padre?  Pues que es el mejor padre del mundo, que sabe hacer y representar su y trabajo de y su papel de padre como ningún otro, que nos a dado a mis hermanas y a  mi la mejor educación posible unto  mi madre, nos han educado de la mejor manera posible, desde su punto de vista y segun como ellos dos tenían pre visto sus modos de vida y desde sus puntos de vista.  Mi padre como buen padre que es de vez en cuando tiene que ponerse en la situación de papa malo porque es verdad que muchas veces lo hacemos cabrear, pero aun a si mi padre es un hombre  con mucha endereza, deseos de los que cuando haces algo malo estás temiendo que te pille porque sabes que te va a hacer una buena regañina, pero lo bueno que tiene mi padre es que enseguida saber se otra persona, es una persona que sabe dejar de lado las indiferencias que tiene y que sabe pedir perdón si alguna vez se equivoca, una de las tantas cosas que he aprendido de el se debe a eso, el valor y el  sentimiento de saber pedir perdón.  Saber cuando hay que reconocer que te has equivocarse y sobre todo saber que no todos somos perfectos que todos tenemos nuestras virtudes y nuestros defectos, pero que por encima de todos  está el amor hacia los hijos, el amor al prójimo, el amor hacia la persona que te hace feliz día a día, sin duda mis padres son un cómo ejemplo de matrimonio perfecto. Lo de matrimonio perfecto podríamos ponerlo entre comillas porque, como otras muchas otras parejas, mis padres también tienen sus peleas, tienen sus mas y sus menos y sobre todo, tienen una gran endereza, tanto mi padre como mi madre como para saber decir hasta aquí hemos llegado o como para saber decir, aquí estamos nosotros.

De mis padres, mis modelos, porque así  los considero yo, un modelo de vida, (el mejor modelo de vida) que voy a poder encontrar.

Después de haber dicho todo esto, estoy segura que la padre que escribiría  a mis padres sería así:

Hola papá y mamá, quiero escribiros esta carta para agradeceros todo lo que haceis por mi y por las peques. Con todo lo que haceis por nosotras me refiero, a que gracias a vosotros todos los días tenemos un plato caliente en la mesa para comer, que todos los días debemos una calefaccion que encender cuando hace frio y que todo los días podemos tener agua caliente para ducharnos como es debido. Gracias a vosotros tenemos la posibilidad de poder ir a  un colegio donde se nos inculcan unos valores cristianos, unos valores en los que vosotros habeis decidido educarnos y que cuya opinión, como vuestra qué es, la respeto en toda su totalidad.

Creo que ni yo ni nadie estamos capacitado para juzgar vuestra forma de actuar, vuestra forma de educar, vuestra forma ser ser…en definitiva, vuestra forma de educar. Creo es una modo o un estilo de vida que se elige como una opción personal, una opción en la que solo podéis intervenir vosotros dos, y algún que otro factor externos, pero principalmente vosotros que sois los que van a educarnos tanto a mi como a mis hermanas. Se que muchas veces ni yo , ni mis hermanas nos portamos tan bien como debiéramos o tan bien como nos lo merecemos, muchas veces o desobedecemos pero creo que eso es pre del papel de ser hijo y sobre todos de ser adolescente con le pasa a mi hermana mediana, yo ya creo que estoy dejando esa etapa o ya estoy en las ultimas. Aun así, es imprescindible que sepáis que os quiero más que a nada en este mundo, que jamás nadie os va a sustituir, ni como padres ni como amigos ni como confesores, ni como profesores. Es verdad que en la escuela o en el colegio, aprendemos muchas cosas pero yo aseguro que las cosas que se aprenden en casa, son las que realmente perduran sobre nosotros, aquellas cosas, aquellos comportamientos que se nos inculcan desde pequeños y que nosotros acatamos con toda serie de órdenes y mandatos. Quiero que sepáis que jugais un papel fundamental en la vida de vuestras hijas, un papel tan importante como que sois un modelo de vida para nosotras.

Precisamente una carta de agradecimiento porque creo y sé que mis padres solamente se merecen cartas de agradecimiento, agradecimiento por estar siempre pendiente de mi y por compartir todo con migo, una carta en la que expresarle lo que siento por ellos, una carta en la que pudiera agradecerle todas las cosas que hacen mis padres por mí. Se preocupan por darme de comer, por pagarme mis estudios y por darme una oportunidad en la que tener una vida mejor y un futuro digno en el mañana. Yo pienso que mis padres solo se merecen palabras de agradecimiento porque siempre están encima de mí y de mis hermanas y se desviven por nosotros, tanto mi padre como mi madre, mi madre se entrega a nosotras de una manera muy especial, supongo que como todas las madres, pero la mia sin duda, lo hace de la manera mas especial y de la mejor forma posible porque es la mejor madre del mundo. Cada uno dirá que su madre es la mejor, pero para mí, no hay mujer que represente más endereza, que sepa donde tiene que poner los puntos  sobre las íes, una mujer que a pesar desear tan fuerte es la persona mas blanda, dulce, y cariñosa que he podido encontrar,. Mi madre una gran persona, una de las personas de las que merece la pena conocer, conocer y poder disfrutar de su compañía, disfrutar de su simpatía, disfrutar de toda ella, porque sin dudarlo ni un solo momento es la mejor madre del mundo.

Papá, Mamá, gracias por todo lo que haceis por nosotras, por ocuparos así de nosotras, por el saber que hacer en cada situación y en cada momento y porque los dos valéis más que un tesoro, por eso mismo, sois el tesoro de mi vida, de nuestras vidas, vosotros dos formáis la joya de la corona, es decir, tenéis todas las cosas buenas y todas las cosas necesarias para formar una familia feliz como la que somos y una familia que disfrutamos todos los unos de los otros, por eso mismo, os quiero agradecer el haberos preocupado por haberme inculcado a mí y  a mis hermanas esos valores y ese pensamiento de que la familia está por encima de todo. Que aunque las cosas vallan mal, una familia unida nunca está de más, es decir, es necesario tener una familia en la que poder confiar y en la que poder apoyarte en tus momentos de debilidad. Por todo esto y por mucho mas, simplemente : MUCHÍSIMAS GRACIAS PAPÁ Y MAMÁ, OS QUIERO Y OS QUERRÉ SIEMPRE.

 

Queridos mamá y papá:

Nunca pensé que os iba a escribir una carta en la que os iba a decir tantas mariconadas, pero bueno, aquí estoy escribiéndola y espero que os guste.

Para empezar quiero agradeceros todo lo que hacéis por mí, y es que cuando digo todo es todo. Siempre habéis estado ahí apoyándome en lo bueno y en lo malo, ayudándome, desviviéndoos por mí para que no me falta de nada, dándome una educación tan buena como la que me habéis dado, enseñándome prácticamente todo, ya que desde que nací siempre habéis estado ahí pendientes de mí, tanto que ya lo único que os faltaba era respirar por mí. No es por haceros la pelota, pero desde mi punto de vista sois los mejores padres del mundo. La mayoría de la gente me diría “pues no, los mejores padres del mundo son los míos”, ¿Y yo que haría? Pues decirles que piensan así porque no os han tenido como padres. Vosotros dos hacéis un buen conjunto, os complementáis muy bien y a veces me dais hasta envidia. Hay muchas parejas o matrimonios que dejan de quererse y se separan, pero vosotros siempre estáis el uno para el otro, queriéndoos y cuidándoos mutuamente a más no poder. Eso es muy bonito, y me encanta poder disfrutar de que mis padres se quieren tanto. También tengo que deciros que lo que soy hoy en día os lo debo a vosotros y os voy a estar siempre agradecida. Desde que era pequeña me habéis inculcado unos valores que me han hecho crecer como persona con el paso del tiempo y que si no fuera por vosotros, no tendría unos principios tan buenos como los que tengo. Vosotros me habéis proporcionado que vaya al colegio desde que era pequeña para que me formara en conocimientos, pero yo creo que durante mi vida he aprendido más de vosotros que en el colegio. Vosotros me habéis enseñado a diferenciar entre el bien y el mal, a que hay que ayudar el prójimo, a ser leal, a que no siempre te puedes fiar de todo el mundo y  a que tienes que ir con cuidado por la vida… Y como estás cosas me habéis enseñado muchas más. Por otro lado, vosotros sois los que nos ponéis a mi hermano y a mí un plato de comida cada día sobre la mesa, los que nos compran la ropa, los que trabajan para ganar dinero y mantenernos, los que nos pagan las clases particulares que nos hacen falta de ayuda, los que pagan una casa ara tener un sitio digno en el que vivir… En definitiva, los que se desviven por nosotros para que vivamos a gusto y no nos falte de nada. Mi hermano y yo os debemos tanto, nosotros somos lo que somos gracias a vosotros, y quizás no siempre os lo agradecemos de la forma que os merecéis porque estamos tan a gusto que exigimos cada vez más en vez de ayudaros y cambiar esa situación.

A mi madre: A ti te diría tantas cosas que te escribiría como cuatro folios a ti nada más, pero no se puede porque si no se me van a quedar las manos pegadas al teclado y no es plan. En un principio me gustaría darte las gracias por estar siempre a mi lado, creo que eres la persona que mejor me conoce y espero que no me faltes nunca. Eres una alegría de mujer, siempre sabes cómo hacerme reír y me lo paso genial contigo. Normalmente la relación que tiene la gente con su madre es más seria, por eso nuestra relación es más especial que todo. Muchas veces nos miramos y con la mirada nos entendemos perfectamente. Nosotras sabemos cuándo podemos estar de cachondeo como si fuéramos amigas y cuándo no. Hay muchas veces que tú sacas tu carácter y yo el mío y al final acabamos enfadadas, pero lo bueno, es que al rato se nos pasa y ya estamos como siempre. Por otro  lado, me gustaría destacar el gran corazón que tienes, eres una gran persona y siempre intentas ayudar a los que te rodean. Yo te admiro en ese sentido mamá, si toda la gente tuviera tan buen corazón como tú seguro que las cosas irían mejor. Otra característica importante de ti es tu fuerza de voluntad y tu fuerza para seguir a delante. De nuestra familia yo pienso que eres la más fuerte de todas, eres como ese pilar de la casa que si falta la casa se derrumbaría. Papá, el hermano y yo no somos nada sin ti mamá. Tú siempre estás ahí para sacarnos a todos a delante y eres la que nos da fuerza y nos anima. Eres un cielo de mujer. Eres una mujer a la que habría que envidiar por tus valores la verdad. Si yo tuviera que definirte,  te definiría con estas palabras: arte, fuerza, cariño.

A mi padre: No sé ni por dónde empezar. Pero empezaré diciendo que yo soy muy especial para ti aunque a ti te cueste más demostrar tus sentimientos. Lo sé porque desde siempre mi madre me ha dicho que yo soy tu ojico derecho, es decir, que tienes más debilidad por mí que por mi hermano. Yo pienso en ti y lo primero que se me viene a la cabeza es que eres un gran hombre, tú has estado prácticamente solo toda tu vida y mira hasta dónde has llegado tu solito. Eres un hombre muy fuerte aunque así de primeras no lo parezca. Desde que era pequeña me has enseñado muchísimas cosas, tú me has enseñado a dividir, cosas de política, me has hablado de los sindicatos, me has enseñado a cocinar, me has contado muchas cosas sobre la naturaleza y me has enseñado a respetarla y a quererla, me has enseñado las clases de pájaros que hay… Me has enseñado muchísimas cosas que seguro que si hubiese tenido otro padre no las habría aprendido así de bien. Nunca se me va a olvidar cuando yo tenía siete años y te pregunté qué era la atmosfera y al final acabaste hablándome de las clases de pájaros. Y como esas cosas haces muchas más, a mí me resulta gracioso y siempre me digo “que ídolo mi padre”. Además, como tú me cuidas no lo hace nadie, casi siempre me quejo con la comida porque soy muy delicada para comer, y tú siempre intentas hacerme la comida de la forma que a mí me guste, eres un cielo de hombre papá. Otra cosa que me gusta mucho de ti es que siempre estás un poco a tu bola, te tomas las cosas con mucha tranquilidad y eso es bueno. Aunque tú siempre estés al margen y no tengamos la confianza que yo por ejemplo tengo con mi madre, sé que tú siempre vas a estar ahí para lo que yo necesite y nunca me vas a fallar. Gracias por ser cómo eres papá, no cambies.

Para finalizar, os digo a los dos que os quiero de una forma muy fuerte y que os voy a estar eternamente agradecida por todo lo que habéis hecho y seguís haciendo por mí.

¡¡OS QUIERO!!

Bueno para empezar quiero empezar diciéndoos un hola, hola papá hola mamá, en la siguiente carta os escribo todo lo que siento por vosotros y lo que sois para mi, ya sabéis mi forma de expresión asíque no os sorprendáis mucho.

Queridos Papá y Mamá, esta carta es exclusivamente para vosotros, no se si llegaréis a leerla pero yo os la escribo con el corazón en la mano y totalmente dirigida hacia vosotros.

Desde que era pequeño he sido un niño muy protestón, casi siempre he tenido lo que he querido, por esa parte he sido un chico muy caprichoso y vosotros me lo dabais casi todo, bueno lo que podíais, supongo que es normal que un crío de esa edad pida todo lo que ve, todo el dinero que os habréis gastado en las bolas estas de plástico que hay en los bares que traen un juguetito dentro, de eso nunca me voy a olvidar. Docenas y docenas de bolitas de plástico que luego las tiraba por ahí, me tendréis que perdonar pero es que a esa edad no se valora mucho lo que se tiene.

Se que no hemos sido una familia muy unida con el resto de familiares, lo se de primera mano, los problemas que hemos tenido con los ¨ titos ¨ y que yo me crié sin abuela, aquella persona que es la madre de mi madre, es decir mi abuela, sabéis que para mi es mi abuela pero no la quiero como tal, siempre os lo digo y hemos tenido muchos problemas a causa de esto pero es mi más sincera verdad, como ya os dije esta carta está escrita con la máxima sinceridad posible.

Las veces que íbamos al parque todos juntos y yo siempre como de costumbre tenía que dar el latazo porque sino no me sentía a gusto.

Habéis hecho tanto por mi que no se como agradecerlo, también mi hermano ha sido un pilar muy grande en mi vida y vosotros lo sabéis, lo unidos que estamos no lo rompe ni una guillotina de kilómetros.

Se que a mamá la he hecho mucho sufrir, casi siempre por mis resultados académicos que casi nunca han sido buenos, ya que soy un poco o bastante perezoso, pero sabéis que siempre intento mejorar y soy bastante responsable.

También os quiero pedir perdón por todas aquellas veces en las que no me he comportado bien o he tenido un lenguaje soez y de mal educado delante de vuestros amigos, sabéis que desde siempre he tenido un lenguaje compulsivo y desgraciadamente no me puedo callar nada de nada.

Conforme he ido creciendo me he ido dando cuenta de las cosas, más y más; valorándolas aún más.

A veces os digo pesado, bueno a veces no casi siempre, también será por mi edad de adolescente que uno no sabe lo que quiere, pero se que lo que me decís es por mi bien y os da coraje que no lo haga.

Siempre he sido un desastre, eso creo que no va ha cambiar nunca, siempre mamá riñéndome y chillando, yo corría por los pasillos y me escondía en las habitaciones para que no me dijera nada sobre lo que tenía que hacer, nunca he sido un chico al que le ha gustado que le recuerden lo que tiene que hacer, sabéis que en ese ámbito soy bastante independiente y no me gusta en absoluto, porque yo se mejor que nadie lo que debo de hacer.

Fui creciendo y fui cambiando, os debo la vida por el apoyo que me disteis cuando peor lo pase en ese curso académico, mi vida se convirtió en un tormento y yo estaba constantemente triste y no tenía ganas de nada, además de llegar a hacer una tontería, ese susto no lo merecisteis, gracias a vosotros salí de eso y pude continuar. Mi vida a partir de ese momento cambió por completo y me llené y rebose de ganas por continuar y aquí estoy.

Nunca habéis aceptado mi orientación y con las personas con las que salía, yo puedo llegar a entenderlo ya que venís de una época distinta a esta y es completamente comprensible, aunque ese es el problema que tenéis, debéis de abriros más y no preocuparos tanto por el famoso ¿Qué dirán? De eso no os tenéis que preocupar ya sabéis que ami eso me da igual, lo importante sois vosotros y mi hermano ya está, los demás están de paso.

Ahora os quiero dedicar unas palabras individuales, voy a empezar por mi madre.

Querida mamá, ¿Cómo estás cabra loca?, cuanto te habré hecho de sufrir, yo creo que más de una vez y mas de treinta veces, pero bueno ya sabes como soy que no hay quien me cambie y no callo ni debajo de agua.

Te quería dar las gracias por todo aunque tu ya bien sabes todo lo que has hecho tanto por mi como por mi hermano, siempre has estado ahí y yo te lo agradezco infinitamente, hemos tenido todo y sobre todo cariño no nos ha faltado en absoluto.

Desde que era pequeño te has preocupado mucho por mi, yo se que siempre he sido tu ojito derecho, pero que de esto no se entere mi hermano que si no se enfada, tu siempre has sido mi favorita y lo seguirás siendo por los restos, eres lo mejor junto a papá y el hermano lo mejor que me ha podido pasar en la vida, aunque a veces y no tan a veces discutimos por tonterías, recuerdo que la última discusión fue por comer con cuchara un trozo de carne, estuvimos peleando ahí un montón de rato sobre modales y saber estar, pero sabes que yo te quiero un montón y se que nunca me vas a fallar y bueno ahora le toca a mi padre.

Querido papá, siempre preocupado por mi, eres el mejor y lo sabes, te has dejado el pellejo trabajando para que no nos faltase de nada, has sufrido un montón por nosotros y todos los problemas que te suceden en el comercio no los quieres traer a la casa para no preocuparnos. Cada vez que salgo y te preocupas por mi, como el día aquel, el primer día que salí por la noche y me llamaste cerca de 14 veces cada media hora o al cuarto de hora para saber como estabas, hombre ha decir verdad te pasaste un poco pero bueno puedo entender que estabas preocupado y es normal, eso yo no lo entiendo muy bien porque aún no he sido padre, bueno ya lo entenderé con el tiempo no te preocupes.

Para terminar esta carta os quiero decir que sois y repito las personas mas importantes de mi vida, se que me habéis permitido todo y yo he tenido en muchas ocasiones posturas malas, mientras papá está trabajando y mamá esta en el gimnasio yo os estoy escribiendo esta carta, para que veáis que no pierdo el tiempo como decís, solo lo pierdo un poquito lo demás lo intento aprovechar, Un beso enorme                                             Vuestro hijo

Sé que últimamente hemos estado un poco distantes, y que apenas hemos hablado durante la merienda o la cena, bueno y casi tampoco hemos hablado porque me tiraba todo el día estudiando y ni siquiera me apetecía hacerlo. Mi carácter también ha sido un poco insoportable, supongo que por la falta de sueño y tiempo libre.

En estos días habéis recibido de mi unas cuantas malas contestaciones, y en realidad no me lo habéis tenido en cuenta porque sabíais  que no estaba pasando por muy buen momento.

Os querría pedir perdón, porque sé que alguna vez os habéis sentido ofendidos por mi culpa o que he sido una desagradecida. Pero cada vez me voy dando más cuenta que lo que me decís de “no confíes tanto en la gente que cada uno va a su conveniencia, una madre es la que mejores y sinceros consejos te puede dar” y cada vez me doy más cuenta de que tienes razón.

Cuando los dos ponemos de nuestra parte la convivencia es casa es bastante buena y hay mucho buen rollo entre nosotros, y juntos nos lo pasamos bastante bien.

Sabéis que no soy de demostrar mucho los sentimientos, sinceramente me cuesta, pero sé que os va a gustar mucho saber todo lo que pienso realmente.

Os querría también dar las gracias por todo lo que hacéis por mí día a día, y además con buena voluntad para que siempre sea por mi bien.

Los momentos que vivo con mi madre son únicos, como por ejemplo nuestras meriendas, o cuando los fines de semana nos alquilamos una película y estamos deseando quedarnos solas para poder tener un momento de tranquilidad. También me encanta cuando le cuento las cosas graciosas que me ocurren en el colegio o con mis amigos, y lo que más me gusta es verla reír por las cosas que le cuento, y que además ponga ese gran interés que pone en escucharlas. También cuando me cuenta las cosas que han pasado en su trabajo o me pasa por washap las fotos de tíos buenos que sus amigas le pasan a ella.

La verdad es que pasamos muy buenos momentos juntos, aunque también nos peleemos muchísimas veces a lo largo del día pero pasan las horas y volvemos a estar como antes.

Mis padres junto con mis abuelos (que son como mis segundos padres) son las personas más importantes que tengo.

Muchas veces mis padres también tienen un mal día igual que yo, y lo noto en su manera de hablarme y la verdad es que me molesta un poco, y cuando pasa esto me pongo yo en su situación cuando soy yo la que le habla de esa manera a ellos y me siento bastante mal.

Mis padres son unos grandes luchadores y han sabido criarme bastante bien, me han dado una educación muy buena, sino fuera porque ellos han estado animándome en todo momento no me habría metido a estudiar bachillerato, ni tendría pensamiento de ir a la universidad.

Gracias a ellos también soy cada día más responsable de lo que hago, y asumo mis responsabilidades.

En toda mi vida solo he visto una vez llorar a mi madre, pero creo que ese momento fue el peor de toda mi existencia, y espero que nunca más se vuelva a repetir.

Vosotros me habéis enseñado a que si quiero algo tengo que ganármelo, y sobre todo no ir al mínimo, sino ir a lo máximo posible para hacer de mi una gran mujer de provecho y sobre todo me habéis enseñado a no tener que depender de nadie, a sacar de mi mente el prototipo de vida que la mayoría de las personas tienen de vida: estudiar, sacar una carrera, casarse y tener hijos. Vosotros me habéis inculcado: estudiar, sacarme una carrera, divertirme y divertirme muchísimo todo lo que pueda con mi amigos, y si acaso quiero y me apetece casarme y tener algún hijo, pero estos dos último son complementos secundarios.

 Con esta carta quiero demostraros que estoy con vosotros en  todo lo que os pueda ayudar y si no puedo, simplemente permanecer a vuestro lado para apoyaros, como vosotros habéis hecho conmigo en todos los momentos de mi vida.

Sé que muchas veces os decepciono en temas de los estudios, pero en lo demás creo que podéis estar orgullosos de mi comportamiento cuando salgo  fuera de casa, ya que gracias a vosotros se respetar e ir con educación y sobre todo saberme comportar como una mujer.

Eso si siempre que mis notas no han sido especialmente buenas hay habéis estado vosotros para animarme a mejorarlas y a sacar el curso adelante, y por eso hasta ahora no he repetido ningún curso, porque vosotros habéis sido los que me habéis estado animando en todo momento.

Cuando era más pequeña estabais todo el día encima de mí y no parabais de decirme ponte a estudiar, ponte a estudiar… pero gracias a esos tiempos que estuvisteis encima de mí ha llegado el momento en que después de cenar digo que voy a seguir estudiando y me decís ¿otra vez vas a estudiar? Lo más bonito, es cuando mi madre en las épocas de exámenes como ahora antes de dormir viene a darme un beso y me dice: “venga ánimo que este es el último tirón”.

Espero que nunca me falte vuestro apoyo, y estoy segura de que nunca me va a faltar este aquí en casa o en la otra parte del mundo.

Pues eso, que lo que os quiero pedir perdón como he dicho antes es en cuanto mi carácter, porque reconozco que a veces soy un poco contestona, pero a pesar de eso nunca os he perdido el respeto y si he estado a punto de hacerlo me he tragado mis palabras y me he marchado. Esto es de las cosas que más me arrepiento y que intentaré remediar y mejorar lo mejor posible.

Bueno y ya para terminar, deciros que me alegro de que me hayan tocado unos padres tan increíbles como vosotros, que espero que perdonéis mis fallos.

También espero que estemos siempre unidos y que nuestras discusiones, sean como lo son hasta ahora, todas pequeñas y con solución. Me habéis dado los mejores años de mi vida, y mi infancia a vuestro lado ha sido inmejorable. Cuando era pequeña y estábamos todos en la casa de los abuelos me decía para mí misma “tengo la mejor familia del mundo, no sé como las demás personas pueden vivir felices sino tienen la familia que yo tengo” lo primero lo sigo manteniendo y lo mantendré durante toda mi vida, y lo segundo, pues cada uno es feliz con la familia que le ha tocado. Y yo soy inmensamente feliz con la que tengo.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio