FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Platón) ¿Sómos prisioneros? ¿De qué? ¿De quién? ¿Nos damos cuenta de ello? ¿Cómo podemos liberarnos de nuestras cadenas?

¿Vivimos esclavizados y engañados?

Visitas: 13586

Respuestas a esta discusión

Platón en el Mito de la Caverna habla sobre los presos que hay en una cueva, que no se pueden mover porque están atados a unas cadenas, de espaldas a una fogata donde solo pueden ver las sombras que proyecta las cadenas y viven acostumbrados a ver las sombras. Esa es la única manera que tienen de ver el mundo.

Uno de los prisioneros obligado a dejar de ver la luz del fuego sale a la claridad y este cambio sería para el un cambio brutal porque sus ojos se tendrían que adaptar a la claridad de la luz del sol. Si a este prisionero se le obliga a salir de la cueva y mirar al sol le sería imposible distinguir las sombras hasta que pudiese ver bien. Y por lo tanto, hasta ese momento no llegaría a tener claro lo que está viendo.

Entonces se nos plantean dos situaciones. Una; que esa persona echaría de menos a sus compañeros y se sentiría mal por ellos y por eso tendría el deseo de volver a la caverna para ver a sus amigos y contarle todo lo que ha visto para que ellos también pudiesen liberarse.

En el mito de la Caverna, Platón pretenda explicar la realidad diciendo que nosotros solo podemos percibir las sombras, las mentiras y los errores que están detrás de todo lo que existe a nuestro a nuestro alrededor. Por eso nuestra curiosidad para conocer el mundo; una percepción del mundo que es engañosa.

Al principio podemos hablar de la falta de conocimiento. Cuando la persona está dentro de la caverna hay un estado de ignorancia y al salir, se enfrenta a la realidad a través  de los sentidos que le engañan y no le permite ver lo que es verdadero y lo que no lo es.

Esta es mi manera de explicar que somos prisioneros y que no podemos ver el mundo con claridad; somos prisioneros de una sociedad y muchas veces no somos conscientes de que somos prisioneros de nosotros mismos y que cada vez permitimos que nos afecten y que nos opriman más.

En la sociedad en la que hoy en día vivimos, nos hace ser esclavos de muchas cosas, como por ejemplo de las nuevas tecnologías, de las modas...no podemos mostrarnos tal y como somos ni ser libres por el miedo al que dirán.

Como decía el mito de la caverna, cada uno de nosotros tiene una visión distinta de la realidad, por lo tanto nuestros sentidos realmente nos están engañando y probablemente otras personas tengan visiones distintas de la realidad a las que tenemos nosotros, pero no por ello, esas otras personas son las que tienen que llevar la razón, sino que cada uno tenemos una realidad diferente.

Las personas en general somos prisioneros, la mayoría de las veces no se nos ha preguntado si queríamos una cosa u otra simplemente ha pasado, por ejemplo nosotros no hemos podido elegir quien somos, ni la familia que tenemos...pero pensamos que en nuestra vida en si somos libres, pero realmente nunca lo hemos sido.

Somos prisioneros de la vida , es mi opinion ,somos prisioneros de este mundo, porque en toda nuestra vida tenemos una mision pero es dificil conocer esa mision y cuesta mucho darse cuenta de la mision que cada uno tiene que realizar, darnos cuenta de que somos prisioneros?,no creo porque pensamos que vivimos para vivir y morimos y ya esta pero en cada vida hay una mision .Segun platon  nuestra alma esta prisionera en nuestro cuerpo y para poder libarse del cuerpo y volver al mundo de las ideas , el alma tiene que recordar todo el conocimiento que tenia en el mundo de las ideas, hasta que no recuerde todo eso , el alma quedara atrapada en un cuerpo e ira de cuerpo en cuerpo.

Esta pregunta es muy habitual y se puede aplicar a multitud de aspectos en la vida. La pregunta de si somos prisioneros es relativa, aunque si hay que valorar desde el punto de vista global es Sí. Estamos rodeados de multitud de aspectos a los que estamos prisioneros, ya sea desde las nuevas tecnologías como móvil, tele,... hasta el punto mental, es decir, somo prisioneros de nuestras ideas sin ver más allá de ellas. Existen las personas que están prisioneras de otras por motivos tan simples como el amor. No existe una manera exacta de liberarnos de nuestras cadenas relacionada con el tipo de persona que sea.

Yo opino que todos somos un poco prisioneros de la sociedad, de la vida que han decidido inculcarnos. Solemos creer que somos libres y que tenemos toda la potestad del mundo para hacer lo que nos de la gana, pero cuando vamos creciendo nos damos cuenta que no es cierto y que siempre vamos a vivir encadenados a algo teniendo una falsa idea de libertad.Por mucho esfuerzo que hagamos nunca seremos libres del todo, siempre estaremos sujetos a alguien o algo. No hay nada que podamos hacer para ser libres porque no depende de nosotros.

Si, somos prisioneros de muchísimas cosas, nos demos cuenta o no. Estamos sujetos a unas reglas de comportamiento, a unas leyes más o menos justas, a una serie de expectativas que tenemos que saber cumplir, somos prisioneros de la sociedad en la que vivimos. Eso por un lado, porque también somos prisioneros en muchos casos de personas, de nuestra familia, nuestra pareja, amigos... Y que no nos dejan ser como verdaderamente nos gustaría. 
A veces nos damos cuenta, como es en el caso de las leyes, pero otras veces es más complicado darse cuenta y mucho más romper con las cadenas. Como con la pareja, la que supuestamente debería querer lo mejor para ti y darte la libertad de actuar como pienses, pero que a la hora de la verdad te corta las alas bajo la excusa del amor. Y es complicado salir, pero no imposible. Lo que necesitamos para liberarnos es valentía, fuerza, paciencia...

Yo creo que en verdad sí que somos prisioneros de muchas cosas como la comodidad, las cosas materiales, el dinero, la sociedad,..; y que de la mayoría de las cosas de las que somos prisioneros no nos damos cuenta porque ni lo pensamos, o nos da igual, o no nos importa. 

Sin embargo, de algunas cosas nos podemos liberar en la medida que nos demos cuenta y queramos liberarnos, ya que, como ocurre en los ejemplos citados anteriormente, aunque en ocasiones seamos conscientes de ello, no queremos liberarnos puesto que nos conviene y preferimos quedarnos donde estamos.

Podemos liberarnos de nuestras cadenas pero de formas personales, es decir, cada uno puede liberarse de la manera que quiera, o le venga mejor, siempre y cuando tenga la suficiente fuerza de voluntad para hacerlo.

Desde mi  punto de vista si somos prisioneros, de todo y por todos. Pienso esto porque estamos determinados desde el primer momento en el que nacemos. Para empezar, no decidimos donde nacemos ni la familia que queremos. Para continuar, cuando somos pequeños son los padres o los que nos rodean los que deciden por nosotros. Por lo tanto, desde el primer momento en el que nacemos estamos determinados de por vida, somos lo que somos por el lugar en el que estamos y la gente que nos rodea. Conforme vas creciendo es verdad que ya vas tomando decisiones propias, pero esas decisiones que tomas están determinadas por todo lo que nos rodea. Solemos creer que somos libres y que tomamos decisiones, pero no es así, seguro que si cada persona hubiera nacido en otro lugar con otra cultura y sociedad distintas, no sería lo que es hoy día. No nos damos cuenta de ello, pero la realidad es que somos prisioneros en todo.

Con respecto a liberarnos de nuestras cadenas lo veo algo complicado por no decir que es imposible. Podrías viajar y conocer otras culturas, vivir en ciudades distintas, etc. Pero realmente lo que eres, ya lo eres y lo seguirás siendo. Esas cadenas siempre van a estar ahí y van a ser las que nos definan como personas de por vida.

Somos prisioneros desde el momento de nuestro concepción al momento de nuestra muerte, lo que pasa que no somos conscientes de ellos o simplemente preferimos serlo (es más cómodo). Somos prisioneros en el sentido cognitivo, ya que no podemos llegar a conocer la realidad tal y como es. Pero en definitiva, ¿que conseguiríamos llegando a tener un concepción de la verdad absoluta? Lo ates dicho, es mucho más cómodo seguir siendo un prisionero. 

Considero que si somos prisioneros en una utópica libertad, de que lo somos? de nosotros mismo y de las normas impuesta por la sociedad, independientemente de si son o no morales o si han sido elegidas por nosotros mismo, vivimos bajo normas que buscan un supuesto bien común que nunca se ve. Nos damos cuenta de ello día adía pero estamos en una zona de confort y no hacemos nada por cambiar nuestra prisión por una mejor. La única manera de liberarnos de nuestra cadenas es siendo autentico, conociendo el bien y el mal y saber cuando ejercerlos y con quien.

Pienso, que somos prisioneros de ciertas cosas , como por ejemplo los estudios o el trabajo porque por ejemplo, yo llevo desde pequeño escuchando la frase de que tengo que estudiar o que mi obligación como niño es estudiar para labrarme un futuro y para ello es año tras año con los agobios , los deberes, memorizar muchos datos académicos y un sinfín de cosas que debo conocer porque es mi obligación. Luego , una vez acabado los estudios , toca trabajar y horas y horas y días y días de trabajo , por eso considero que estamos sujetos a cadenas como los estudios y el trabajo y creo que nos damos cuenta de ello, sin embargo, no podemos librarnos de ellas si queremos sobrevivir en un sociedad en la que las personas tienen estas obligaciones.

Somos prisioneros, hasta ahí todos de acuerdo. Prisioneros de las compras, de las máquinas, de la pereza, del desconocimiento. Prisioneros de las pantallas de humo que nos sueltan los políticos de vez en cuando, de las mentiras, o simplemente del no tener nada mejor que hacer.

Nos liberaremos de cada cadena de forma diferente, dependiendo de cuál sea la cadena. No nos liberaremos igual de la pereza que del desconocimiento, aun que todas ellas pasan por un punto en común: el aprendizaje, la educación. Educándonos es cuando nos liberaremos de nuestras cadenas.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio