FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Platón) ¿Sómos prisioneros? ¿De qué? ¿De quién? ¿Nos damos cuenta de ello? ¿Cómo podemos liberarnos de nuestras cadenas?

¿Vivimos esclavizados y engañados?

Visitas: 13288

Respuestas a esta discusión

yo creo que somos prisioneros de las barreras que nos ponemos nosotros mismos muchas veces o que los demás nos intentan poner, y debemos darnos cuenta de ello para evitar que supongan limitaciones para nosotros mismos y podemos liberarnos mediante nuestra forma de pensar y hacer las cosas

Sí, somos prisioneros.

Del mundo, de las normas.

Del gobierno, de nosotros mismos.

No podemos librarnos, solo hacer que se suelten un poco más.

Siempre hay algo a lo que estamos encadenados de cierta manera, de este modo somos prisioneros de las distintas situaciones y adversidades que se nos presentan en la vida. Siempre luchamos por la libertad, pero haciendo eso ya somos esclavos del deseo, es un circulo vicioso.  

Claramente somos prisioneros, de las modas, del pensamiento del resto de persona, del que dirán sobre nuestro aspecto,...No nos damos cuenta de ello, nosotros tenemos en mente intentar agradar a los demás, causarles buena impresiones, y para ello somos capaces de cualquier tipo de cosas, nos importan más la opinión de los demás que nuestro bienestar, nos podemos estar destrozando tanto física como psicológicamente, y todo por intentar causar buena impresión al resto de individuos, ¿y nosotros que?, somo capaces de hacer deporte hasta no poder mal, hasta enfermarnos, y todo el desgaste psicológico que ello implica, para tratar de perder aquellos kilos que nos sobran, o quizá estemos perfectos y sea la sociedad quien nos haga creer que estamos excesivos de peso. Para liberarnos de estos prototipos. dejar de ser prisioneros de todo esto, debemos reforzar nuestra propia autoestima, ser capaces de saber que lo importante no es nuestro aspecto, ni nuestra vestimenta, sino nuestros valores como persona.

Somos prisioneros. Mucho más de lo que nosotros mismos pensamos. En ocasiones no nos damos cuenta de lo mucho que dependemos de la sociedad en la que vivimos, nos vestimos “ a la moda”, vamos a los sitios de moda, la publicidad nos guía por donde quiere y como quiere. Las personas que nos rodean también nos hacen “prisioneros” incluso sin querer, a veces dejas de hacer cosas que te gustaría solo para contentar a los demás. Son muchas las ocasiones en las que ni siquiera nos damos cuenta, por eso es difícil liberarnos de nuestras cadenas. Y cuando somos conscientes de estar encarcelados tampoco es fácil escapar pues eso supone separarse del grupo del que formas pare, aislarte, quedarte solo.

¿Qué si somos prisioneros? Mi respuesta es que sí, casi siempre el ser humano lo ha sido.

¿De qué? Actualmente creo que del consumismo y sobre todo de las tecnologías.

¿Nos damos cuenta de ello? Algunas personas sí y otras no, pues ya es algo tan sumamente normal que cuesta mucho darse cuenta de esta situación actual, sobre todo para las nuevas generaciones, estas ya no se percatan de dicha situación, puesto que ya conviven con perfecta naturalidad con las tecnologías y el ser consumistas, ya se puede decir que es nuestra naturaleza.

¿Cómo podemos liberarnos de nuestras cadenas? Creo que ahora mismo quien quiera puede hacerlo, puede dejar de lado todo el consumismo y las tecnologías pero ello implica renunciar a mucha comodidades o incluso cosas que son de vital importancia a día de hoy, por lo que podemos liberarnos de nuestras cadenas pero actualmente la sociedad nos lo pode bastante difícil. 

De una manera u de otra siempre estamos atados a algún tipo de obligación que nos pertenece y que debemos cumplir sin desentendernos de ella aunque no nos guste. Según las circunstancias siempre estamos sujetos o prisioneros de algo, y nunca llegaremos a ser totalmente libres, por normas, por leyes, por ética... pero nunca lo seremos realmente.

Hay ocasiones en las que no nos damos cuenta de que somos prisioneros de nosotros mismos o de otras circunstancias, y asumimos sin pensar estas sujeciones porque nunca nos hemos parado a pensar en este hecho.

Liberarnos de nuestras cadenas es una misión difícil ya que renunciar a nuestras obligaciones no siempre es posible o fácil, y para liberarnos, también debemos de ser conscientes de este hecho y reflexionar sobre ello.

Vivimos en una sociedad en la que vivimos constantemente como prisioneros, aunque no lo veamos físicamente continuamente estamos aferrados a una serie de normas, leyes,.. Unas normas que debemos cumplir en bien de la sociedad. No nos damos cuenta de ello aunque a veces, cuando realmente nos damos cuenta no queremos reconocerlo por miedo de enfrentarnos a la realidad.

Liberarnos de nuestras cadenas puede resultar una misión difícil ya que no siempre reconocer la realidad es una tarea fácil, por eso hay que reflexionar y superar los miedos.

Yo creo que si somos prisioneros: de nuestra sociedad, de la organización política e incluso de hasta de nuestros propias acciones.

Yo pienso que la mayoría de veces no nos damos cuenta porque hacemos nuestra rutina y lo que debemos hacer pensando que lo hacemos porque nosotros mismo queremos hacerlo.

Yo creo que nos liberamos de nuestra cadenas conociendo de que cadenas estamos atado y haciendo lo que tu libremente quieras hacer.

Si que somos prisioneros aunque digamos que somos plenamente libre lo cierto es que estamos equivocados y que estamos unidos a unas cadenas que nos hacen nos creer libres, pueden ser o bien nutra familia, amigos, pensamientos, modas,gobierno etc hasta las cosas menos insignificantes, yo pienso que esas cadenas son imposibles de eliminar

Estas preguntas en mi opinión hacen referencia al mito de la caverna propuesto por Platón en el que nos intenta demostrar o enseñar que lo que nosotros vemos no es la verdadera realidad sino un reflejo de lo que nos muestran nuestros sentimientos y sentidos y lo hace comparándonos con el prisionero que lleva toda su vida encadenado en la caverna y solo conoce por realidad por lo que ve, y es liberado y empieza a darse cuenta de que lo que el creía real no lo es y esto creo que ocurre con nuestra sociedad que nos intentan mostrar la realidad que ellos quieren y que les interesa engañando y manipulando nuestros sentidos para hacernos creer en la realidad que ellas quieren y para liberarnos de ``nuestras cadenas´´  debemos razonar, educarnos y alcanzar el conocimiento.

Las personas somos prisioneros de la vida. Vivimos en un mundo rodeado de apariencias, ya que nuestros sentidos continuamente nos están engañando. Podemos decir que las apariencias son el "manto" que ocultan la verdadera realidad. Además, nos encontramos en una sociedad en la que todo nos condiciona, en nuestros caso, los medios de comunicación. Muchas veces nos guiamos por la publicidad, por la figura de algún famoso, ... Pocos se dan cuenta de ello, pues la mayoría de nosotros se encuentran cómodos en este mundo, en la llamada zona de confort, y nunca saldrán de ella.  Para liberarnos de nuestras cadenas, lo que tenemos que hacer es mirar más allá de nuestros sentidos, cosa que es imposible en nuestro mundo sensible.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio