FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Aristóteles) ¿decir de alguién que es una persona metódica es un insulto o un halago? ¿Es lo opuesto a ser una persona que improvisa a menudo? ¿Tú a qué tipo prefieres para vivir siempre con él?

¡Estas cuestiones!

Visitas: 25862

Respuestas a esta discusión

Está bien que alguien sea metódico puesto que siempre es algo bueno el organizar las cosas, pero todo en exceso es negativo, de ahí que una persona que sea extremadamente metódica, que todo lo quiera organizar perfectamente es alguien verdaderamente insoportable. Definitivamente es alguien totalmente contrario a otra persona que sea muy improvisadora y espontánea, puesto que estas personas su día a día no es tan organizado y siempre habrá algo en sus vidas que sea inesperado. En mi opinión, y conociéndome, me aburre un poco la rutina y siempre digo que las cosas espontáneas incluso pueden ser más exitosas que las ultra organizadas, por eso me gusta la improvisación y siempre prefiero que haya algo diferente en cada día, para hacer de la rutina algo más llevadera.

Decir que alguien es metódico es decir que utiliza un método como forma de reaccionar  no es un insulto ya que no es malo seguir un método siempre que sea el adecuado . Porque sigamos un método no quiere decir que no improvisemos pero se podría decir que si que es lo contrario. Yo decidiría tener un método adecuado al cual apoyarme también tener la capacidad de improvisar por si el método no se adecua  a la situación.

El ser metódico o no también forma parte de nuestra personalidad, así que no tiene por qué ser un insulto o un halago. Existen personas que lo planean todo como por ejemplo lo que van a hacer, a qué hora, dónde, cómo ... pero también existen personas que prefieren hacer lo que salga en el momento, sin plan previo y sólo se tienen que dejar llevar. Yo soy de las personas que piensa que lo mejor es dejarse llevar y que pase lo que tenga que pasar, es una manera de vivir más agusto y más feliz. Creo que si una persona planifica todos sus días de una manera no podrá ser feliz, a lo mejor a su manera pero raramente porque llevar un planing es un poco estresante a parte de que si se te olvida algo ya empiezas a comerte la cabeza y te rayas. Pienso que siempre salen mejor los planes que improvisas que los que llevas planificando un tiempo, nosé porque ocurre esto pero lo digo por experiencia porque siempre que intento planear algo con tiempo al final sale mal, en cambio cuando dejo que pasen las cosas solas siempre salen bien.

Yo creo que, como Aristóteles decía, hay que buscar el justo medio de las cosas. Por una parte ser una persona que sabe que sabe improvisar está bastante bien y es una cosa con la que se puede jugar mucho y que juega mucho en favor de esa persona a la hora de la imaginación, de que sepa salir de alguna situación... pero también hay que recordar que para algunas cosas hay que seguir un método como en las matemáticas pues cada cosa tiene un método por el que hacerse. Es bueno ser metódico y ser improvisador, las dos cosas están bien, la gente decidirá que cualidad potenciar más.

Para persona con la que pasar el resto de mi vida quiero una persona como esas que sea metódica pero que a la vez improvise y de sorpresas de vez en cuando. 

Yo creo que el hecho de que una persona sea metódica es algo muy bueno son personas organizadas y que siguen a rajatabla esa organización. Si podemos pensar que una persona improvisada es lo contrario a una persona metódica.Yo creo que preferiría improvisar día a día porque yo soy una persona muy desorganizada y a la que le gusta no tener las cosas calculadas y planificadas pero también me gustaría ser metódica en algunas aspectos de mi vida y poder mezclar y sobre llevar ambas cosas.

Pienso que es un halago, ya que una persona que es metódica es ordenada, analista, responsable y madura. Y, claramente, es lo opuesto a una persona que improvisa, pues ésta hace todo sin prepararlo antes y, por lo tanto, sin ningún orden ni análisis previo a la acción.

Prefiero el tipo metódico, con él podemos controlar más las diferentes situaciones, aunque pienso que es difícil adaptarse a vivir de una forma metódica todo el tiempo. Además, a veces las cosas improvisadas salen mejor que las organizadas con antelación.

Como paréntesis, al parecer todo adjetivo que se salga de lo bello y resulte crítico, será un insulto en esta sociedad. Pero desechando el análisis antropológico de la palabra "metódico", para mí será un insulto. Metódico me resulta sinónimo del patrón, de la línea recta, del siempre así, y de antiprogreso.

No se puede declarar que una persona sea totalmente metódica o totalmente espontánea, esto si va a depender de la situación, el lugar, las acciones, e incluso en el momento de nuestra vida.

La última pregunta, de otra manera, es: ¿Razón o emoción? Tópico: Un poco de los dos. Yo soy muy espontáneo, pero me esfuerzo por ser metódico, y reservar esa improvisación a otros ámbitos de mi vida. Supongo que en ese futuro incierto, prefiera vivir con una persona que sea más metódica pero que de vez en cuando sorprenda.

No es ni un insulto ni un halago es simplemente una forma de ser que resulta menos agradable que alguien que improvisa a menudo pues son completamente opuestos.

El planteamiento de una persona metódica es un planteamiento puramente racional y de caracter automata. Mientras que una persona que improvisa con cierta frecuencia da rienda suelta a sus sentimientos y es impredecible.

Prefiero una persona que posea ambas cualidades, no me gustan los extremos.

No considero que sea un insulto ni un alago, simplemente es una cualidad de entre tantas, tampoco tiene que ser lo opuesto a una persona que improvisa a menudo, hay personas que son metódicas solo en algunos aspectos y en otros improvisan, eso depende de cada uno. Por último creo que para vivir todos los días con alguien elegiría a una persona metódica ya que es más fácil saber cuando y como va a hacer algo, como va a reaccionar ante una determinada situación etc y en cualquier caso puedes prevenir y reaccionar mejor antes ese tipo de persona.

Si me lo dijeran a mi pues lo consideraría como un halago, porque de alguna manera te están diciendo que eres una persona responsable, que tienes tus metas marcadas, que te sabes organizar y lo tienes todo de manera planeado para que todo te salga adelante. Sí es verdad que llega un momento en el que si lo tienes todo organizado de tal manera que si se te mueve algo te lo trastoca toso y pasa así, puede ocurrir un caos en dicha organización, y ahí es donde viene el agobio, por eso no es malo improvisar el mundo de vez en cuando. Es bueno en cuanto improvisar en decisiones espontáneas y acciones de la vida cotidiana, pero a la hora de la toma de decisiones importantes es necesario seguir un esquema previamente realizado. Yo sinceramente, no prefiero ni uno ni otro, ya que como he dicho antes, prefiero alternarlos simultáneamente, de forma que mi vida ni sea siempre igual ni sea una constante improvisación. 

Depende de en el sentido en el que lo digas y en la situación en la que estés. Si lo dices refiriéndote a una persona fría y calculadora pues se considera un insulto, está claro. Si lo dices que es una persona metódica por ejemplo a la hora de organizar tus cosas o de organizar tus estudios o tu vida en general no se le consideraría un insulto sino más bien un halago a esa persona. Pero también depende de la persona ya que una persona se lo puede tomar de una manera y otra de otra.

Por supuesto que creo que es es lo opuesto a ser una persona que improvisa ya que una persona metódica tiene planeado todo lo que va a hacer y una que improvisa hace lo que hace porque le nace, es decir, hace lo que le sale en ese momento sin pensar muchas veces las consecuencias que esto puede tener.

Depende si es excesivamente metódico o no ( los excesos siempre son malos). Una persona que planificada y ordenada no debería ser un insulto, mientras que si se aplica a una persona que es demasiado cuadriculada sería considerado un insulto.

Sería lo opuesto a una persona que constantemente está improvisando y que no tiene ninguna meta.

Prefiero una persona que viva el momento, siempre que no sea demasiado improvisadora ya que provocaría inestabilidad en ti mismo.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio