FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

A LOS HOMBRES NO SE LES DIO EL HABLA PARA QUE SE ENGAÑARAN MUTUAMENTE SINO PARA QUE COMPARTIERAN LA VERDAD UNOS CON OTROS (San Agustín)

¡A pesar de lo que está lloviendo!

Visitas: 132

Respuestas a esta discusión

1.- ¿Qué piensas que qiere decir el autor al pronunciar esta frase?
Es posible que lo que quiera decir es que no debería de haber mentiras, pues nos comunicamos para más cosas que mentir, pues eso puede dañar, depene de la mentira que se diga.
2.- ¿Qué consecuencias reales podría tener en tu vida la aplicación práctica de la frase?
Antes de decir una mentira, aunque sean las llamadas "metiras piadosas", tengo que recapacitar y darme cuenta de que siempre es mejor decir la verdad.
3.- Imagínate que la frase es una medicina y tenemos que elaborar un prospecto.
a) ¿para qué "enfermedades" crees qe estaría indicada esta frase?
Para cualquier tipo de circustancia en la que necesites mentir, o quieras mentir, que son dos cosas muy distintas.
b) ¿qué "riesgos" crees que puede provocar el uso abusivo de la misma?
Que las verdades que decimos sean dolorosas porque no tenemos consideración a la hora de mirar la manera de decirlas.
c) ¿a qué persona o personas concretas "regalarías" esta frase? ¿Por qué?
Primeramente, a mí misma, y despúes, al resto de la humanidad.
A mí, porque nadie es perfecto, y seguro que, como a odo el mundo, se me ha escapado una mentirijilla en alguna circustancia.
Al resto, porque al igual que a nadie le gusta que le mientan, a mí tampoco, y la sinceridad es algo que suelo tener muy en cuenta a la hora de elegir a mis amistades.
Esta frase tiene mucha razón, el autor con ella quiere decir que, que nosotros mintamos a los demás no es culpa de que hablemos, ya que el habla nos fue dada para que compartiéramos el bien. Nosotros fuimos los que empezamos a mentir porque lo “necesitábamos”, no por que supiéramos hablar.
Si esta frase yo la aplicara a mi vida, sería un poco caos. Ya que siempre se miente. Hasta la persona más pura que exista y más verdadera ha mentido en alguna ocasión. Yo no soy personas que mienta cada dos por tres, o por lo menos no mentiras de importancia. Siempre hay cosas que se ocultan a algunas personas, como a nuestros padres, pero no por ello nos convertimos en mentirosos compulsivos. Si yo no pudiera mentir ni la cosa mas mínima, creo que tampoco sería tanto problema.
Si fuera una medicina, seria la cura para la enfermedad… mentiroso compulsivo. Realmente no le veo ningún problema al abusar de verdades, únicamente te podrías meter en algún que otro lio por decir la verdad. Pero nada importante. Esta medicina se la mandaría yo a a aquellas personas que les gusta mentir. Que no les importa los sentimientos de los demás mientras que ellos estén bien.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio