FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Imagina que un día llega a tu casa un paquete a tu nombre. Al abrirlo descubres que es una joya de incalculable valor que alguien ha comprado a tu nombre por error en internet. Investigas un poco y descubres que tu cuenta en el banco no ha sido utilizada y que además al arecer no hay ninguna manera de que nadie descubra el error. ¿llamas a la empresa que te hizo entrega de la joya para devolverla o te la quedas?

Visitas: 346

Respuestas a esta discusión

Aquí puede haber dos caminos, el quedárselo por avaricia u otras razones, y devolverla como una acción moral.
La primera opción es la que optaríamos todo el mundo, ya sea por avaricia, por falta de dinero,.. Puede ser varias razones que nos puede llevar a actuar de esta manera que en verdad sería inmoral pero que a la vez podría a ayudarnos a nuestra economía.
Todos sabemos que siempre hay que hacer lo correcto y que si no lo haces puede tener consecuencias como ser pillado por la empresa, es decir, darse cuenta de que se equivoco y llamar a la policía y meternos en un lio que puede ocurrir perfectamente si elegimos esta opción que es muy equivocada.
La segunda opción es la más correcta, hacemos un acto moral y nos sentimos bien con nosotros mismos. Somos libres a devolverlos, nadie nos obliga pero desde pequeños nos han enseñado a que hay que hacer el bien y este es unas de esas ocasiones en la que puede incluso ser premiado por la empresa por el buen acto.
Yo lo devolvería porque es lo que me han enseñado y es lo mas ético. La sociedad prospera si todos ayudamos entre nosotros y evolucionaremos si todos hacemos el bien.
Claro está que siempre está el pecado, por decirlo de alguna manera, que nos hace sentir que si nos lo quedamos no pasara nada hasta que pasa. También siempre hay alguien, algún familiar, alguna amigo, que te dirá que te lo quedes y te convencerá para quedártelo y asi pecar. Esto es ley de vida, siempre sucede y no se va a remediar si seguimos con esta mentalidad.
Sobre todo a nuestra edad esto siempre sucede, el querer quedárnoslo y así sacar provecho de la oportunidad de salir de la crisis vendiéndola o de hacernos los machotes con los amigos y de presumir por la cantidad de dinero que puede valer. Siempre hay alguna excusa para quedárnoslo.
Para terminar mi opinión y el acto que haría yo sobre este dilema es el llamar a la empresa lo mas antes posible para devolverlo e intentar que no me coman la cabeza diciéndome que me lo quedase que te puede arreglar la vida, hacerte feliz, y demás cosas que se inventan para que los demás se aprovechen después de que somos amigos y demás cosas.
Si la opción que elegís vosotros es la de quedársela, pensar que os debería dar vergüenza por que alguien está esperando la joya mientras tú te estás aprovechándote de ella y que tarde o temprano acabaras cediendo aunque tu no quieras devolverla.
Todos las opciones al fin y al cabo llevan al mismo camino, no podemos ser pecadores ni santos por eso debemos ser neutrales y que nuestro subconsciente responda por nosotros y no llevarnos llevar por personas no deseadas.
Suponiendo la llegada de esa maravillosa joya por error a mi casa, sería de falsos decir que no me la quedaría.
Sí amigos, si a mi casa viniera una joya de esas características, valorada en miles de euros, no tendría la menor duda de quedármela.
Puede ser que luego sintiera un poco de malestar interior, lo que se llama, regomello o…Se me removiera la conciencia, pero…¿Quién va a pensar en eso ahora cuando lo que tengo delante es algo espectacular que si no hubiera sido por ese fallo de internet no hubiera llegado a mis manos.
Puestos a ser egoístas, diré también que si la llegada de la joya a mi casa me pillara sola, no diría nada a nadie: ni padres, ni hermanas, ni primos,… A nadie.
Suena muy egoísta lo sé, pero luego cuando convirtiera esa joyita en dinero, estoy realmente segura que repartiría gran parte de él.
En definitiva, creo que muchas personas harían lo mismo que yo, y las que digan lo contrario…Muy poquitas serán las que me creería.
Estamos acostumbrados a vivir por encima de los demás y si eso tiene que ser quedándonos cosas de los demás (bastante valiosas en este caso), lo haremos, sin lugar a duda.
Esta respuesta será descubierta al final de la contestación:
Bien pues el paquete, contiene una joya de dinero incalculable que a muchos sacaría de un aprieto, pero sin embargo habría que pensarlo muy bién y no dejarse llevar por los nervios. Ser frío y calculador, comentarlo con algún experto o alguien de mucha confianza.
Ver los pros y los contras y asegurarse que tienes las espaldas verdaderamente cubiertas.
Por otro lado, está la razón moral del individuo, que ésta le permita quedarse la joya sin ningún tipo de remordimiento .
Ya que habría que medir el grado de satisfanción material con el grado de satisfación espirital.
También podría tenerse en cuenta una solución que es : Donar parte de la ganancia a hacer una o varias buenas obras
y a quedarte con una parte para uno mismo, logrando el propio bién moral y la satisfacción material.
Ahora bién siendo realista me entraria un gran ataque de nervios al descubrir que soy poseedor de éste gran regalo, y después no podría creermelo ya que ésta clase de cosas no suelen ocurrir, sólo en los cuentos y en las películas.
Según mi propia experiencia puedo escribir un caso que me pasó hace ya tiempo, cuando mis padres me compraron mi primer teléfono móvil.El mismo día de la compra de pronto sonó una musiquilla , avisando de un mensaje, en el que decía:Acaba de recibir una recarga de cién euros, el día tal de tal----, cuando lo leí no lo podía creer, era cómo si me hubiera tocado la lotería. Ya estaba gritando dándole la noticia a mi familia, cuando sonó de nuevo otra musiquilla dando elsiguiente mensaje:Por error su recarga ha sido anulada por favor perdone las molestias.
Ja, ja, ja ,jo,jo, jo, mi gozo en un pozo.Por eso y por otras cosas yo no fío de las ganacias que vegan de la nada, sin haberlas conseguido sin esfuerzo o sin haber luchado por ellas.
De todas maneras, no quiere decir que no crea en los golpes de suerte, llámese lotería, hazar,casualidad, etc.
Dinero eso no que no da la felicidad pero siempre ayuda a encontrarla, o no? Mucha gente que le toca la lotería y que poco después muere de sorpresa sin nadie saber que le sucedió. El esfuerzo es lo que verdaderamente cuenta, los golpes de suerte pueden ser buenos pero siempre te quedará la dura. Y si el propietario de la joya levaba 10 años enteros ahorrando para conseguirla y tu eres el culpable de que no haya podido conseguir finalmente su sueño? Puntos que caben a preguntarse. Circunstancias que cambian el papel 100% de una manera brutal. Pasar de ser el que se encuentra la joya a ser el que la pierde o viceversa. Bien estar físico por la ganancia de la joya, pero y el bien estar mental? Eres responsable y lo sabes pero tienes remordimientos de conciencia? Crees que serás más feliz por tener la joya, o crees que serías más feliz devolviéndola. Quizás también sea un factor de la situación económico-laboral? O da igual y por lo tanto todo el mundo piensa igual frente a este chollo? Descubriste por ti mismo que la felicidad no la daba el dinero ya que te tocó la lotería y te lo gastaste todo en 1 año. Ahora estás tieso pero eso de madrugar para ir a trabajar no lo ves mal del todo, comparando te quedas con el esfuerzo propio, es más gratificante. Los ricos no sienten ni sueño en ocasiones. No gastan energía, la gastan otras personas por ellos. Tener sueño esta guay. Irte a la cama calentita que te espera por la noche con sus sábanas suaves y sus edredones ardientes de confort.

Que pasaría si un día te levantas y te han robado la casa? No si los ladrones no se dieron cuenta, robaron por robar ya ves tu rutina, estaban aburridos y te robaron. Cuando les roban a ellos después que pasa? Pensarán que en el fondo se lo merecen o pensaran que son victimas metiéndose en un papel falso? Que terminan ellos mismos por creerse inevitablemente.

Puede un ladrón llegar a ser feliz robando? Y si roba sin querer ? Quien es más ladrón el que roba para darle de comer a su familia o el que recibe un producto por equivocación y no lo devuelve? Quien desea algo lo desea con ilusión hasta que lo consigue. Entonces la ilusión muere rápidamente y quiere otra cosa mejor que la anterior. Pero paraste a pensar que lo único que en realidad importa no es eso material que anhelas sino el mismo anhelo de lo que deseas? Eso es lo que en realidad te hace un poco feliz. Lo que quieres, y pronto conseguirás, aunque no lo consigas. Siempre queda la ilusión de saber que algún día lo podrás tener para ti solo. En realidad es eso lo que merece la pena? Yo creo que sí, por lo que no está bien tener algo que no es ganado por el esfuerzo de uno mismo.

Llego a casa. Estoy solo. Llaman a la puerta. Abro. Es el cartero y trae un paquete consigo. Me dice que ha llegado un paquete en mi nombre, y que en el paquete pone esta dirección. Firmo el papel de confirmación de entrega y cierro la puerta. Con el paquete en mi poder, lo abro. Claro, pienso que es para mí. Al abrirlos, escondido entre cientos y cientos de medidas de seguridad para evitar que se pueda romper, encuentro una joya (ya sea un reloj, una cadena, un anillo, una esclava, un pedrusco… lo que sea)

Lo primero que haría sería decir: ¿quién me ha mandado algo como esto?

Al mirar el remitente es una página web de subastas. Miro mi cuenta del banco por si a alguien de mi familia se le ha ido la cabeza y ha comprado algo así. Todo parece correcto, ningún gasto destacable.

Después de asumir que la joya ha llegado a mi casa, con mi nombre y apellidos por error y que no me ha costado nada de nada… la felicidad llamará a mi puerta.

De repente, sin aviso previo ni nada, me encuentro en el pasillo de mi casa, con una joya que puede valer una cantidad impensable de dinero entre mis manos. Estaría tan tan nervioso o emocionado, no lo sé, pero que tendría un millón de pensamiento en la cabeza.

Me puede llegar a solucionar la vida si lo administro de forma coherente y planificada el dinero, quitar de trabajar a mis padres sería un sueño, y bueno darles a todos una vida más desahogada..

Lo siguiente que haría es pensar en todo lo que haré y compraré cuando venda la joya (porque claro, ¿para que quiero yo un reloj de un valor inmenso, pudiendo tener la cantidad de dinero en efectivo? Un coche nuevo para mi hermana, un piso, bueno que digo de un piso, una mansión para mis padres, viajar, solo y con mi novia, regalarle el día más perfecto de su vida, móviles, ipads, ordenadores, televisiones, todo clase de electrodomésticos… en definitiva un millón de cosas, materiales, que disfrutaría como ninguno y que compartiría con los míos.

Por cierto, no iría pregonando por allí lo que me había sucedido está claro, vayamos a cagarla… Hombre se darían cuenta de que algo ha pasado, verme montado en el cochecillo de mis padres, y a la semana siguiente con mi Ferrari, pues hombre algo hay ahí. Pensaría muy bien el método para hacer vender la joya porque no es tan fácil y puede suponer problemas. Una opción sería llevarla al joyero, pero si empieza a realizar preguntas sobre la procedencia de tal joya y tal… pues hombre mejor ahorrarse el susto.

Lo más sensato sería venderla por Internet, en algunas páginas de subastas como ebay, o alguna por el estilo. Poner la joya en venta y esperar ver como aumenta la cifra de ceros con las pujas de los consumidores, y cuando vea una cantidad razonada y a la altura de mis expectativas, venderla, deshacerme del problema y tener unos cuantos de millones más

 

¿Me pararía a pensar en la persona que realmente compró la joya y que por un error la he recibido yo y no él quien es quien ha puesto la pasta? Hombre pues sí, menuda putada en verdad. Pero pienso, si una persona puede gastarse esa cantidad de millones de euros en una joya… no tiene que pasar por demasiados apuros económicos, una joya arriba otra abajo… casi lo mismo iba a ser, sin embargo a mi me solucionaba el futuro, tener esa cantidad de dinero guardada para mi futuro y mis futuros gastos, vivir de una formas más cómoda, yo y mi familia… hombre pues lo necesitamos más que el ricachón que va comprando joyas por Internet.

 

Seré un egoísta y un insensible pero eso es lo que opino. Quizás el destino fue quien puso ese fantástico paquete en la puerta de mi casa.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio