FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enrome bestia hacia despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas clavada a una pequeña estaca clavada en el suelo. Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir. El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?

Cuando tenía 5 o 6 años yo todavía no creía en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: -Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.

Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño. Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía... Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree -pobre- que NO PUEDE. Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás... jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez...

Visitas: 3867

Respuestas a esta discusión

Éste es un cuento que leí hace años... que lo releí y lo volví a releer un montón de veces.. y que no se me olvida.
Creo que es un cuento muy simple, pro cargado de significado del que aprender.
Desde pequeños nos enseñan que no podemos hacer ciertas cosas... y creo que nos quedamos en ello; a veces, porque es más cómodo, otras porque simplemente tenemos inculcado que no podemos... y dejamos de intentarlo.
Ambas opciones creo y considero que son muy erróneas, pues tan malo es quedarse en esa "minoría de edad" (como la llamaban Kant) como dejar de intentarlo.. porque nunca sabremos cuando podremos conseguirlo, cuando podremos crecer...
¿a quién le leería ete cuento? a toda aquella persona que me diga "no puedo, ya lo he intentado", porque confío en que, intentándolo otra vez, acabarás pudiendo hacerlo.

Un Saludo
Montesquieu
Esta historia la escuché cuando yo estaba en la E.S.O , esta historia salió en los buenos días y me acuerdo muy bien por que me hizo pensar . Este cuento lo considero una lección,una reflexión que cada uno de nosotr@s puede personalizar
Me acuerdo que tocaba clase con Doña Lola , de sociales y lo leimos en clase y refleexionamos sobre ella , porque la historia del elefante te quiere transmitir una , al menos eso pienso yo , te quiere transmitir una moraleja , que hay que seguir luchando por lo que deseas y no hay que derrumbarse , si no todo lo contrario , SEGUIR LUCHANDO . Es muy interesante la paradoja del elefante con la insignificante estaca, pero esta claro que la historia personal de cada uno nos marca y para algunas personas supone un lastre insoportable. Sí, la historia personal de cada uno nos marca, pero podemos verlo como un lastre insoportable y pasarnos la vida diciendo "pobrecita/o de mí" o podemos verlo como un reto que hemos de trabajar para ir evolucionando y creciendo
Eso es cierto , a veces , creemos que no podemos hacer las cosas porque hace tiempo lo intentamos y no pudimos Me he llevado casi un dia entero pensando, y he llegado a la conclusion de que tengo demasiadas estacas en mi vida… supongo por eso me cuesta tanto moverme (y no lo digo en el sentido literal de la palabra) …algunas son grandes y otras pequeñas… me vuelve a recordar al principito y la cuerda y la estaca de su cordero… Pues sí, en muchos aspectos tengo algo de elefante, aunque llegado el momento también somos capaces de despertad y gritar : !eureka! y con mucho esfuerzo romper esa cadena que nos ata, y ahí esta la dificultad, cuando nos hemos desatado y somos libres. Todavía tengo alguna que otra cadena, aferrada a ese espacio de confort que me he creado ¿tendré fuerza sufiente para desahacerme de ella? :o
Con esto creo que la mayoría nos complicamos la existencia demasiado, nos creamos barreras que no nos dejan ver mas allá... Cada uno de nosotros somos un poco como ese elefante: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos creyendo que un montón de cosas “no las podemos hacer”, simplemente porque alguna vez probamos y no pudimos
Es verdad que no poseemos el conocimiento de lo que ahí mas allá que no podemos ver, pero . Por que no intentamos mejor buscar el conocimiento y después descubriremos que no existe esa barrera que pensábamos, o como sabéis a que saben las cerezas rojas, y como estar seguros de que son rojas si nunca las has visto ni probado.Jorje Bucay decía :
En mi opinión , vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad…
condicionados por el recuerdo de «no puedo»…
Tu única manera de saber, es intentar de nuevo
poniendo en el intento todo tu corazón…”
Para adquirir el conocimiento te puedes formular estas preguntas, que no son infalibles, habrá a quienes no les resulte, pero preguntarte Que? como? cuando? donde? y por que? no esta nada mal para empezar . Para criar las cadenas no nos cuesta esfuerso, incluso nos regalan, pero para desatarnos de ellas nos cuesta mucho, pero hay que tener coraje y empezar porque es verdad cuantas veces, el fallar en uno o dos intentos, nos hace pensar que somos inútiles o incapaces por el resto de nuestras vidad … porque es muy doloroso ver que se ha fallado sin hacer la lucha de querer liberarte de esas estacas q te detienen a vivir... Tu única manera de saber si puedes conseguirlo es intentarlo de nuevo poniendo en ello todo tu corazón .
Este cuento me encanta , por que muchas veces nos dejamos vencer por cosas que nos suceden cuando estamos impotentes y luego cuando podemos realizarlas denuevo no creemos en nuestra fuerza interior y nos damos por vencidos facilmente… por desgracia mucha gente vivimos sujetos a pequeñas estacas de éstas, solo nos falta el valor de tirar con fuerza una sola vez y a partir de ahí se nos abre un mundo nuevo en el que empezar a disfrutar de nuestras libertades olvidadas.
Considero este cuento como una sabia enseñanza para todos nosotros. Yo también lo había escuchado antes, y aunque la primera vez que tuve la oportunidad de conocerlo, no le hice mucho caso y lo deje pasar, es ahora cuando me he dado cuenta de que tiene un gran significado.
Creo que se asemeja mucho a lo que pasa ciertas veces en nuestra sociedad. Cuando era pequeño, el elefante estaba lleno de espíritu y de ganas de luchar por conseguir su objetivo: poder librarse de la cadena que lo tenía aprisionado. Es una metáfora de lo que ocurre a veces entre nosotros: siempre tenemos sueños y metas que alcanzar, y luchamos por conseguirlas porque a fin de cuentas es nuestro objetivo en la vida. El único inconveniente es que cuando algo nos obstaculiza el paso para conseguir dicho objetivo, tendemos a rendirnos a la primera y a no seguir intentándolo, a pesar de que ese obstáculo puede ser el más simple posible. Nos convencemos tanto a nosotros mismos de que no somos capaces que al final acabamos totalmente ```ciegos´´ y sin ver que es un minúsculo problema el que nos separa de alcanzar nuestra meta. Parece algo insignificante pero suele ocurrir con cierta frecuencia. Tiendes a pensar que no sirves para nada porque todo lo que te propones no lo consigues y esto poco a poco te hará sufrir porque como ya he dicho antes, te convencerás a ti mismo de que no eres capaz de resolver ni siquiera el más fácil de los problemas.
Si os digo la verdad, esto nunca me ha ocurrido. Me refiero a lo de pensar que no sirvo para nada, pues todo el mundo sabe que errores cometemos todos y no puedo asegurar que nunca he cometido alguno. Normalmente las cosas me han ido bastante bien y no puedo tener ninguna queja. No obstante, conozco bastante bien los problemas de la sociedad y se que hay muchas personas entre nosotros que de vez en cuando se sienten así. A estas personas me gustaría decirles, y en relación con la valoración de las ideas de este cuento, que se paren a pensar un poco sobre lo que esperan de su vida. Algunos dirán que esto no tiene sentido pero yo creo que este cuento nos transmite el que cada uno tiene algo que hacer en esta vida: una meta, un objetivo como ya he dicho antes….Para algo tenemos que estar nosotros en este mundo, para algo mas aparte de vivir nuestra vida y ese es el pensamiento que quiero transmitir a esas personas. Ellas están aquí para llevar a cabo algo y ese algo debe ser cumplido ya que si no la vida no tendría ningún sentido. Deciros que rendirse se puede rendir cualquiera, pero se tienen muchos días más que te dan otra oportunidad. Por eso, aprovecharlos y no los desperdiciéis. Serás días en los que digas que ya no puedes más pero os aconsejo que siempre hay que sacar un poco de fuerza de voluntad para ir consiguiéndolo poco a poco.
Y ya por último y en relación con las consecuencias que se producirían si yo llevo a cabo las ideas que transmite este cuento, ya está casi todo dicho. Nunca me he considerado incapaz de realizar algo y espero que nunca me pase. Por ello, yo si puedo decir que estoy aplicando las ideas de este cuento ya que a pesar de que a veces cometo errores (las personas no somos perfectas) siempre me paro a pensar que el mundo no está creado para comerme, si no que yo tengo que ser la que se come al mundo y si no logro alcanzar une meta, lo intentaré las veces que haga falta porque con ello no pierdo nada pero si gano mucho: mi bienestar. Espero que esta práctica reflexión sirva a más personas y que cada día seamos más los que pensemos que los problemas no son algo demasiado importante como para hacer que las personas estén separadas de conseguir su meta. Con esto solo deciros una palabra más:¡ ÁNIMO!^^
Este cuento del elefante es precioso. Y no lo digo por su final porque muy muy feliz que digamos, no lo es. Es precioso porque nos esta transmitiendo una moraleja muy importante y que debemos aplicar a nuestra vida porque muchas veces nosotros también somos ese elefante.
La gran moraleja de este cuento, sabio por cierto, es que, nunca nos rindamos ante las situaciones. Es posible que un dia no consigas el objetivo de lo que tú quieres pero no por ello debes dejar de intentar conseguirlo, si no todo lo contrario, cada día debes de volver a intentarlo con más ganas y fuerza. La constancia y el esfuerzo son muy importante para conseguir lo que te propones.

Este cuento es bastante parecido al cuento de las ranitas. En el cuento de las ranitas nos relata como dos ranitas estaban dentro de un vaso de leche y no podían escapar de el. Pues bien, estas ranitas, mejor dicho una de ellas, consiguió escapar gracias a su esfuerzo y constancia en el trabajo. Gracias a ello obtuvo los resultados que quería obtener, salir de dentro donde se encontraba la leche. Este cuento del elefante nos muestra a la otra ranita. Nos muestra a la ranita que se canso, a la que tiro la toalla y a la que se rindió. Ello le llevo a la muerte.
El elefante todavía no esta muerto asi que debería de seguir intentándolo porque si no puede que nunca sea libre y que siempre se vea amarrado a una simple estaca. Es normal que le cueste puesto que lleva amarrado a una estaca toda su vida, pero su vida aun no ha finalizado y todavía tiene la oportunidad de recuperar la libertad que un día le arrebataron.

Este problema del elefante lo hemos tenido todos o casi todos, hay personas que lo siguen sufriendo aun. A estas personas, como ha cada uno de nosotros, puesto que también nos pasa, debemos de hacerles ver que esto no es así. Con lo de que esto no es así me refiero a que, no porque algo te lo estén inculcando desde pequeño o te estén “amaestrando” con ello, quiere decir que sea lo mejor para nosotros. Muchas veces las personas que nos lo están inculcando se pueden equivocar, o no solo eso. Puede que se estén equivocando porque a ellos les enseñaron lo mismo, pero ellos no son conscientes de que eso no esta bien y lo transmiten sin querer porque lo ven bien o algo normal.
Podría poner un ejemplo en el que esta bastante claro (aunque es un tema muy delicado y del que seguramente a nadie nos gusta hablar, y menos ahora que esta tan presente en la sociedad): es el caso del maltrato. Este tema es uno que a cada uno de nosotros nos pilla bastante cerca, y no porque lo suframos ni nada si no porque constantemente nos llega información de nuevas cifras del maltrato, y la mayoría de las veces suele ser de genero. Pues bien estos “practicantes del maltrato”, por llamarlos de alguna manera, es posible que en sus casas desde pequeños hubieran estado presentes. Al decir presentes no me quiero referir solo a que lo hayan padecido, si no también a que lo hayan estado viendo en su familia durante mucho tiempo y pasados los años ellos mismos sean los propios autores de este tipo de maltrato. También lo han podido padecer. Padecer un maltrato no quiere decir solo que te golpeen, maltratar también se puede hacer verbalmente y psicológicamente. Este tipo de maltrato es posible que duela mucho más que un golpe que te puedan dar debido a que te puede causar traumas para el resto de tu vida.
Bueno, no quiero seguir hablando de este tema tan feo, simplemente lo he querido poner de ejemplo para demostrar que porque algo se nos inculque desde pequeños no quiere decir que este bien. Y, si nosotros nos damos cuenta no debemos permitirlo e intentarlo e intentarlo hasta conseguirlo. Por eso no nos debemos de rendir nunca y luchar por lo bueno y lo beneficioso para cada uno.

La vida se nos presenta con muchas dificultades y obstáculos y solo el esfuerzo, la constancia y las ganas de vivir reñidas a la ilusión, son las únicas que nos pueden ayudar a superarlo.
Este es un cuento que perfectamente podemos a aplicarnos a las personas, por el simple hecho de que cuando intentamos una cosa y no nos sale, lo volvemos a intentar, una y otra vez, hasta que un día cansados de no poder conseguirla desistimos, desistimos hasta tal punto de que cuando pensamos que tenemos que volverlo a intentar pensamos que como antes, en el pasado no habíamos podido realizarlo o conseguirlo directamente no lo hacemos y ni siquiera intentamos , ni movemos un dedo para probar a ver si ya somos capaces de hacerlo.
Las personas tenemos un defecto y es que si no me sale una cosa después de haberlo intentado unas cuantas veces....desisto y si alguna vez lo tengo que volver a intentar, directamente me doy la vuelta y digo que no puedo, ¿pero lo has intentado? no, porque ya sé que no lo puedo hacer. Y lo sé porque lo intente hace años.
Y eso no puede ser así porque si el elefante hubiera intentado de nuevo escapar lo hubiera conseguido con creces si no estuviera convencido de que no puede, porque cuando era chico no pudo.
Este es un cuento que nos hace pensar y reflexionar sobre nuestras limitaciones y posibilidades, y creo que las personas no tenemos casi ninguna limitación de naturaleza, si no que nosotros nos la ponemos porque a la primera o a la segunda no nos sale lo que queremos sin intentarlo mas veces.
Pues yo había escuchado este cuento antes y siempre he llegado a la misma conclusión que nunca hay que rendirse ante nada, por mucho esfuerzo que nos cueste o por muchas veces que no lleguemos a conseguirlo hay que seguir intentándolo.
Porque como le pasa al elefante del cuento les pasa a las personas, cuando vemos que por mucho que intentemos hacer algo no nos sale lo dejamos y siempre decimos que no podemos hacerlo, por eso debemos aplicarnos a nosotros mismos que lo que nos propongamos lo podemos conseguir con esfuerzo y constancia y que si vemos que no nos sale no debemos perder la esperanza pues es lo ultimo que se pierde.

Yo la verdad es que me he aplicado esto muchas veces y casi siempre aunque me haya costado más o menos he conseguido lo que me he propuesto, aunque también sinceramente hay algunas cosas que no las he podido conseguir a pesar de haberlo intentado muchas veces.
Este cuento yo también, como he leído ya en otras contestaciones, lo había escuchado ya antes. Este cuento , desde mi punto de vista, habla sobre las dificultades que se nos presentan en nuestra vida y que la mayoría de las veces no somos capaces de superar. El pobre elefante, como de pequeño como es obvio, pues no podía desprenderse de la cadena y por mucho que lo intentaba no podía, pues el ya creía que aquella cadena era imposible de quitar por lo que no volvió a intentar nunca mas quitársela. Yo creo que eso, de alguna forma, también nos pasa a nosotros ya que a veces a lo largo de nuestra vida se nos presentan dificultades que no podemos superar en un momento dado y ya creemos que es algo imposible y que nunca podremos superar y por lo tanto nunca lo volvemos a intentar. Pero yo creo que no hay nada imposible, que si nos proponemos una cosa con todas nuestras ganas y todo nuestro empeño al final terminaremos por conseguir nuestro deseo.
Personalmente este cuento lo encuentro entretenido y a la vez un poco impactante porque, como en el dice, el enorme elefante no se escapa porque esta atado a una estaca apenas enterrada unos centímetros bajo el suelo. Desde pequeño fue enseñado a no poder moverse de ahí y como no tenia la fuerza para tirar de la estaca, desistió.
Desde mi punto de vista, no me parece bien esa actitud porque siempre hay que intentarlo y volverlo a hacer.
Si yo fuera el elefante habría escapado porque todos los días tiraría hasta no poder más.
De todas formas estas cosas pasan en la vida. En nuestra edad ahora mismo todo nos parece muy grande aunque en realidad no lo sea. Nos ahogamos en un vaso de agua con problemas que tenemos que nos parecen enormes cuando en realidad son una tontería. Los miras desde fuera o los comparas con los de nuestros padres y puedes echarte a reír…
Este cuento también me resulta familiar, como el de las dos ranitas. Es por ello que propongo no rendirse nunca aunque los condiciones se vea muy feas. En él una de ellas se rindió y ello causo su muerte, mientras que la otra sobrevivió luchando. Nosotros tenemos que seguir el ejemplo de la segunda, la superviviente, aunque nos cueste mucho.
Este cuento lo recomiendo a la gente que sea pesimista y se de por vencida fácilmente.
La moraleja es simple: Por muy adversas que vengan las cosas, mantente en tu posición y nunca desistas, por un intento más no va a pasar nada.
Un Saludo, Zareh
Este cuento me da mucha lástima. Me imagino al elefante atado a la pequeña estaca en el suelo y que él no haga nada.
Este cuento se puede relacionar con nuestra vida misma. La gente que dice no puedo porque ya lo ha intentado 2 veces y le han salido mal las cosas, a esa gente yo le diría este cuento. De hecho el otro día estando yo con unos niños pequeños, salió este cuento. Me hizo mucho bien escuchar este cuento de unos niños de 12 o 13 años, por que se que no se van a rendir fácilmente. Es que me encanto, porque yo soy una persona que no se rinde. Que lucha por lo que quiere o lo que necesita y no me dejo achantar por nada del mundo. Con esto no me refiero a que sea un niño borde ni nada, si no que no me quedo sentada esperando a ver cómo me vienen las cosas, si no que las busco. Este cuento me parece súper bonito porque te enseña que la diva no es una silla donde sentarse, si no un paseo donde has de encontrar las cosas más bonitas y lo que más te guste.
Para mí este cuento esta súper bien, y puede ayudar bastante a algunas personas. No creo que a mí se me pueda llegar a olvidar, y claro, lo iré transmitiendo siempre que sea necesario.
Este cuento me parece muy entretenido, por que verdaderamente te hace pensar sobre muchas cosas que te ha pasado a ti y no has querido solucionarlas, por haber abandonado la esperanza a un lado. Creo que este cuento refleja muchas de las situaciones que vivimos día a día. Por ejemplo, ahora, en lo estudios. Cuando no nos sale algo, por que vemos que aunque lo experimentado varias veces y vemos que no sale. Lo dejamos ya de lado como imposible Y eso es mentira .Todo se puede y no hay que darse por vencido y dar la conclusión de que eso es así y ya esta. Como se dice “Todo tiene solución menos la muerte”.En este caso el elefante no tendría que haber abandonado la idea de que podía escapar de la cadena que le rodeaba el pie, por que todo tiene una respuesta y solución. Pero claro, si desde que éramos pequeños, nos inculcan que eso es así, aunque intentes cambiarlo. Esa es otro tema. Tendríamos que abrir mas la mente y poder ver más allá .Si no abres la mente como le pasó al elefante, nuca conseguirás salir de ese conflicto interno que te acoge con tanta intensidad. El conformismo, es muy triste y aburrido.
Yo hace muchos años que leimos este cuento en la clase pues yo estaba estudiando la ESO y la verdad que me gustò pero yo no llegùe a entenderlo de la forma que lo he entendido ahora. Creo que en su idea principal nos puede dar un buen ejemplo en la vida.Yo creo que en èl nos quiere decir la importancia que tiene en la vida la libertad tanto en las personas como en este caso en el elefante.Cuàndo somos pequeños y tenemos muy pocos conocimientos de la vida y empezamos a ir formandonos pues tanto nuestros padres como en el colegio u aquellas personas que son responsables de nosotros nos tienen que ir educando y para ir educandonos nos tienen que poner trabas pues de lo contrario si no nos dan formaciòn seriamos personas a veces sin rumbo.Cuàndo esas trabas las vamos asimilando es cuàndo nos acostumbramos a una forma de ser.Y ya como somos conscientes no nos encontramos atados como si llevaramos una cadena.Que a eso se refiere el elefante que desde pequeño tiene que amarrarlo a la estaca para que no se desoriente y se pierda en su vida. Pues de lo contrario iria por la vida sin rumbo fijo.Por eso el elefante ya tiene un aprendizaje y siempre seguirà su camino.Una de las consecuencias que nos puede producir en nuestra vida es que ante situaciones dificiles no nos debemos de derrumbar ni rendirnos pues seriamos personas con un caracter muy sensibles y podriamos hundirnos pues en la vida quien es constante a algo y no se aburre consigue lo que se propone en su meta. Pienso que tenemos que ser fuertes como el elefante y llegar hasta el final sin rendirnos y entonces nuestro futuro serà màs lùcido.Tambièn en mi vida me hace ver que cuàndo tenga dificultades tengo que seguir adelante, nunca cansarme y si caigo tento que levantarme tantas veces sea posible.Todas las personas tenemos defectos e igual los tenia el elefante y siempre fue fuerte.Pienso que el elefante se tenia que haber revelado ante la situaciòn y no haberse humillado tanto toda su vida pero tambièn pienso que si lo hizo seria feliz pues si no como iba aguantar toda su vida en la infelicidad. Tenia que haber sido un poco màs libre en su vida y le hubiese dado la opciòn de haber podido tomar decisiones que le han sido sacrificadas por otras personas que pueden que lo quisieran y lo hicieran por el bien de el. Pero ha sido explotado en el trabajo.Todas las personas tenemos derecho a la libertad ,Pienso que no hay nada imposible y si nos proponemos algo con empeño y fuerzas seguro que lo conseguiremos. Con respecto a esto pues la verdad que no tengo màs que decir que tenemos que seguir adelante para avanzar y ser personas educadas y responsables en la vida.
En mi opinion es un cuento que de diferente forma cuenta cosas que hoy en dia sucede en la actualidad. En la actualidad la gente se propone metas a las que quiere llegar pero no lo consigue a causa de que se siente impotente.Es un cuento cargado de significado.Este cuento quiere enseñarnos a que nunca nunca hay que darse por vencido y siempre hay que luchar por conseguir lo que queremos aunque lo veamos muy dificil de superar.Siempre en el dia a dia y en nuestra vida se nos presentar numerosas estacas que intentamos superar
Me ha parecido un cuento muy curioso e interesante y que de una manera metaforica explica la realidad de la vida.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio