FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Y, ojo a la pregunta, que no alude sino a la felicidad plena, no al estar hoy más feliz que ayer.

Visitas: 5634

Respuestas a esta discusión

Puede ser que lo que me haría plenamente feliz no sea algo lógico para muchas personas pero hay que tener en cuenta que la felicidad es algo ilógica.
Seguramente habrá mucha gente a la que le haría realmente feliz que le tocara la lotería, sacar sus estudios, hacer el viaje de sus sueños, conocer a la persona con la que pasar el resto de su vida,…
Pero para mí, mi plena felicidad sería tener algo que me falta desde hace mucho tiempo, mi abuela.
Mi abuela murió cuando yo apenas tenía dos años de edad. Soy consciente de que mi ilusión es algo que carece de sentido total, de sentido porque sé que no podré volver a verla, porque es imposible recuperar personas que hemos perdido para siempre de este modo, pero, ¿por ser imposible no podría suponer mi felicidad?.
Siempre he imaginado cómo sería haberla conocido, o más que haberla conocido, recordarla, porque sólo me quedan recuerdos de antiguas cintas de video y de historias contadas por mis familiares. Desearía poder haber vivido junto a ella muchos momentos como vivieron mis hermanas, mis padres, mis primos,… pero por desgracia para mí, solo puedo imaginar esos momentos.
Me gustaría haber cenado con ella en Noche Buena, que me hubiera llevado al colegio, haberme quedado a dormir en su casa, que me hubiese cuidado cuando estaba enferma; desearía que me hubiese contado historias de cuando era jovencita y que me hubiese enseñado tantas canciones como enseñó a los demás.
La gente que habla de ella, habla de una persona buena, trabajadora, luchadora, una persona que daba todo para los demás y que no quería nada para ella; si la hubiera conocido seguramente también lo habría querido todo para mí, y yo lo hubiese querido todo para ella.
Me encantaría poder recordar como olía porque dicen que olía muy bien, aunque también cuentan que casi siempre olía a cocina y a fritura, porque estaba todo el día trabajando en la casa.
Sé que le gustaban mucho los animales, de hecho vivían del campo y de éstos. Pero en especial tenía debilidad por un gatito de los que llaman de angorina, que era gris y con unos ojos que todo el mundo dice que daban miedo de lo grandes que eran.
Éste gato quería a mi abuela con locura y casi siempre dormía con ella en su regazo, en el regazo donde yo no recuerdo dormir. Me cuentan largas tardes frente a la chimenea de su casa, donde les enseñaba canciones a mis primos y hermanas y donde supuestamente yo también he pasado alguna tarde, pero que tampoco recuerdo.
Me hubiese gustado que me viese crecer. Me hubiera gustado poder hablar con ella (no recuerdo su voz), que me hubiese aconsejado, que me hubiese guiado en las situaciones difíciles,…
En definitiva haber estado con ella.
Puede parecer que este texto es algo triste y melancólico, puede que sea así, pero no quita que en este momento sea una de las cosas que me hiciera realmente feliz.
Sé que es imposible poder conseguir todo lo que he expresado aquí, aunque hago miles de esfuerzos por imaginar cómo sería tenerla en mi vida, no consigo más que revivir momentos que conozco por los medios que he explicado antes.
Ojalá todo el mundo pudiera tener lo que le haría plenamente feliz, aunque como en mi caso, habrá muchas personas que no puedan conseguirlo.
No tengo ni idea de si mi vida hubiese sido distinta si ella hubiese estado aquí. De lo que sí tengo idea es de que me hubiese gustado saberlo.
Me conformo con saber de ella, con saber quien fue, qué hizo, cómo era,… Y con saber que si estuviera conmigo me querría sólo como ella sabía querer.
En definitiva, haber conocido y haber vivido con mi abuela sería lo que me haría realmente, por lo que sé con seguridad que si volviera a nacer me gustaría volver a conocerla, o si se diera este mismo caso, me gustaría volver a recordarla de la forma que sé.
Realmente hay o existen varias y demasiadas cosas que me harían plenamente feliz.

La plena felicidad para mí, corresponde a veces con los pequeños placeres que te ofrece la vida.

Por ejemplo algo tan insignificante como la felicidad de los que se encuentran a mi alrededor, un día bueno en el trabajo para mis padres, una buena calificación en un examen de mi hermano o en un examen mío, la felicidad de mis compañeros de clase…

Respecto a la familia, me hace plenamente feliz el clima de respeto, amor y paz en el que me encuentro usualmente, sin tener que soportar gritos ni malos modos, ayudándonos entre todos y fortaleciéndonos día a día, haciéndonos más fuertes entre nosotros cuatro, y por supuesto y dando gracias, que al esfuerzo diario de mis padres no me falte lo necesario y lo que a veces no es tan necesario. No es lo mismo poder disponer de las necesidades básicas como vivienda, comida, ropa…(odio a las personas ricas que despilfarran comprando aviones, yates… cuando no son verdaderamente necesarios y mientras hay miles de personas en el mundo que mueren al día por falta de alimento, que duermen en un cajero, debajo de un puente, o comen de las sobras, y recogen ropa de los vertederos).

Me resulta ser plenamente feliz, cuando llega navidad, y tengo con quien pasarla, con quien poder festejar un nuevo año, una vida nueva, con quien poder compartir mis alegrías y mis tristezas, mis nuevos propósitos, mis nuevas esperanzas, saber que a pesar de todas las dificultades poseo a alguien con quien poder desahogarme…

Así que me parecería correcto pensar antes en una pregunta, ¿Realmente tú serías feliz sin poder tener acceso a la comida, sin vestirte todos los días con ropa diferente o durmiendo en la calle pasando frío, a pesar de que llueva, truene o nieve? Sinceramente nadie y digo nadie con letras mayúsculas, sería plenamente feliz sufriendo este tipo de carencias económicas.

También me hace sentir realizada el poder estar orgullosa de mis amigos, porque son imprescindibles, porque siempre están cerquita, cuidándome, intentando sacar sonrisas de mis tristezas, mostrándome que la vida es bella, que siempre hay algo positivo para recatar, porque no me abandonan en los momentos difíciles, porque cuento siento que no puedo caer más bajo me recuerdan que estoy equivocada. Porque si ellos no caminaran conmigo, a mi lado, hubiera caído y nadie me hubiese ayudado a seguir adelante (excepto mis padres), le doy gracias a la vida por darme la amistad de cada uno de ellos, que aunque los cuente con los dedos de una mano, sé que nunca me faltarán o me fallarán. Tenerlos me hace plenamente feliz.

Y por supuesto el amor, encontrar la persona perfecta, tu media naranja, con la que compartes cualidades, confidencias e infinidad de cosas…pero una vez hallada hay que saber aprovecharla y si de verdad estar con él/ella es lo que te hace plenamente feliz, no debes dejarle/la escapar, porque si no con él/ella se marchará también tu felicidad. Así que es muy importante conocer que es lo que realmente te hace sentir feliz, bien y en paz con el mundo y las demás personas.

Para encontrar la felicidad, no es necesario mirar al pasado, y mucho menos atemorizarse porque vendrá mañana, si no mirar el lado positivo del día de hoy, del presente. Sonreír, aunque a veces cueste, debemos aprenderlo. Crear una sociedad alegre, es importante. Porque la verdad es que es ahora, cuando más psicólogos se visitan, cuando más depresiones se detectan… es horrible. Horrible pensar que alguien es infeliz, que cada mañana no es una nueva oportunidad para él/ella, sino un martirio.

Ya va siendo hora de que descubramos nuestra plena felicidad, que aunque resulte difícil de conseguir, con esfuerzo nada es imposible, y ser felices, mucho menos.

Y ante todo “ríe cuando puedas y llora cuando lo necesites”. Ten a mano a tus familiares y a tus amigos…y si ya has encontrado a tu media naranja, cuídala y sabrás que es ser feliz para siempre.
Feliz, que concepto más complejo en significado. Se podría definir como bienestar, placer, alcanzar algo que tanto se anhela hasta llegar a la cima. ¡Qué bonita suena esa palabra asociándola a hechos de la vida que con el tiempo se recuerda con añoranza, alegría, agrado…!
Es una palabra bonita de definir pero mucho mejor es sentir ese sentimiento.
En el transcurso de nuestras vidas suceden muchísimos hechos, actos y momentos que nos hacen sentir feliz al igual que hay otros en los que nos sentimos desdichados, trsites, vacíos y apagados.
Pienso que es muy difícil por no decir imposible que una persona se sienta plenamente feliz o plenamente infeliz. La plenitud se mide en un alto grado que cuesta acceder a él.
Puede que no consiga ser plenamente feliz pero eso no significa que hayan momentos y muchos en mi vida como en el resto de las personas de ser felices.
Unos padres primerizos alcanzan esa plenitud de felicidad en el momento que tienen en brazos a su hijo.
¿Cómo sería yo plenamente feliz? A lo mejor parece un poco egoísta, pero lo primero viendo a todos los seres que quiero que vivan bien, a gusto sin dificultades, sin problemas, llenos de ilusión, motivados por cada cosa que hagan y compartiendo esos agradables y bonitos momentos con otros seres que también amen.
Me sentiría plenamente feliz el saber que el día de mañana mis hijos me recuerden y hablen de mí con orgullo, ver que fui un buen ejemplo para ellos al igual que mis padres lo son para mí. Que no pasen dificultades aunque eso es difícil y a la vez es bueno sufrir en la vida porque de todo se aprende, se valora y se motiva uno mismo por alcanzar todavía lo mejor de lo mejor, en este caso la felicidad.
Me sentiría plenamente feliz viviendo en un mundo sin malicias, ni guerras, ni desastres. Un mundo que aunque estuviera rodeados por discordias o distintos puntos de vista se afrontaran esos enfrentamientos con humildad y sobre todo por conseguir un bienestar, ya sea el de uno mismo e incluso el de los que nos rodean.
Sería plenamente feliz si de pronto un día saliera a la calle y me encontrara en la puerta de mi casa aquel gatito al que tanto cuidé y quise que hace unos años desapareció y me dejó un vacío que me costó aceptar a otro animalito en casa.
Me sentiría plenamente feliz si no olvidara jamás todos los mejores momentos vividos desde el principio de mi existencia, recuerdos que uno es imposible de recordar por ser bebé y nos tiene que bastar lo que los demás nos cuentan al respecto y archivarlo en nuestra mente de manera distinta al vivirlo en primera persona.
También soy muy consciente de que para ser o sentirse plenamente feliz hay que pasar calamidades, sufrimientos, momentos amargos, sentir que no llegamos a alcanzar lo que deseamos y todo esto para valorar de verdad el valor que tienen esas cosas, personas, situaciones, para que lleguemos a cuidarlas y darles el valor emotivo que les corresponde.
También tengo muy claro que no por tener más de todo y de todo lo mejor voy a ser más feliz. En ocasiones he deseado que les tocara a mis padres la lotería, pero luego lo piensas fríamente y te das cuenta que el ganar no nos da la felicidad. Nos ayudaría a cambiar la vida, pero con ese cambio, ¿seríamos felices o por el contrario tendríamos dinero y nos sentiríamos desdichados? Está claro que en esta vida no se puede tener todo lo que uno quiere y si se tiene que sea lo que realmente a uno le haga falta o necesite, y sobre todo más vale poquito y ser feliz, que mucho y ser infeliz.
Como dicen amar es sufrir, acéptalo y serás feliz.
Yo soy feliz por amar y ser amada, no solo hablo de un amor de hombre/mujer sino el de la familia, los amigos…

Hola, lo que mas me llama la atencion de casi todas las respuestas es que o se niega o no se sabe que se esta buscando. Para saber que nos hace plenamente felices primero deberiamos saber que es ser plenamente felices. Para ello hay que saber diferenciar entre las cosas que nos porducen momentos de felicidad como muchos afirmais en vuestros comentarios y que seran la mayoria de las cosas que encontremos en la vida: el placer, el sexo, el poseer cosas, el dinero, las aficiones, el poder, la fama, etc. Son cosas que al producirnos una felicidad momentanea y que no nos llena, nuestro cerebro cada vez nos pide más, y en grandes dosis podemos llegar facilmente a obsesionarnos enfermizamente con ella. Es la felicidad que todos conocemos y la que normalmente todos buscamos. Pero por suerte en la vida, nuestro cerebro es capaz de generar otro tipo de felicidad que la mayoria desconocemos o simplemente negamos por no ser capaces de conseguirla. Es otra felicidad cuyos efectos son completamente diferentes a los anteriores. Es una felicidad que te llena, que te inunda la mente y lo mas importante que se mantiene por periodos muchos mas prolongados dentro de nosotros. Es un estado de nuestra mente, conseguirle es alcanzar ese tipo de felicidad. Es la meta que todos deberiamos plantearnos. Podemos alcanzar todos nuestros sueños en la vida y no conseguir este estado y sin enbargo en las culturas orientales y sobre todo budistas son capaces de conseguirlo sin tener absolutamente nada en la vida. Y por paradojico que parezca la base de esta felicidad cosiste primero en saber dominar y controlar toda la infelicidad que tenemos dentro para seguidamente saber saborear plenamente las pequeñas o grandes cosas que nos regale la vida.

Alcanzar esta felicidad no consiste en largarnos a meditar todos al tibet,  consiste, primero en saber que existe, (si la seguimos negando jamas podremos alcanzarla) y segundo saber diferenciarla de la primera para no confundir en camino a seguir. No hay desgracia mayor en al vida que alcanzar todas tus metas y sentirte igual de vacio. ¿No os habeis preguntado alguna vez porque personas que lo alcanzan todo en la vida: fama, dinero, poder, etc, se suicidan...?, tomar ejemplo a la hora de fijar vuestras metas...

¿Que me hace plenamente feliz? Lo que yo os responda es lo de menos, la formula para alcanzarla es diferente para cada uno de nosotros. Sus ingredientes basicos costan primero de amor, de enamorarte de las personas que te rodean, de tu pareja de tus hijos de tu familia, del resto (no en vano es el pilar de la mayoria de las grandes religiones), el segundo ingrediente es enamorarte del lugar en que habites, de lo marabilloso que es este planeta y el tercero es enamorarte de lo que hagas, encontrar en la vida aquello que te siga asombrando dia tras dia.

El como mezclarlos y en que proporcion cada uno debera descubrirlo pero el resultado final porducira que irremediablemente te enamores de la vida.

Saludos a todos y buen viaje.

Elanio

 

segun he escuchado o un antiguo profesor me dijo, no recuerdo bien, me contaron que ser plenamente feliz es imposible, no se puede ser feliz durante todo el dia, tambien tiene que haber momentos malos. La plena felicidad es algo que se cree que no se puede conseguir, es algo que no podemos alcanzar, solo vivir pequeños momentos en lo sque somos felices pero que al rato simplemente se van porque nuestro humor o sentimientos cambian. 

 

Yo no estoy de acuerdo con ello. Creo que la plena felicidad si se puede alcanzar, se puede ser feliz durante toda la vida, o al menos eso creo yo. Al estar con la persona a la que quieres todo cambia, todo se ve feliz, todo esta de otro color, mas lindo, mas perfecto y entras en nuna nube de la que ya no puedes ni quieres bajar jamas. Yo creo que a dia de hoy puedo decir que soy plenamente feliz al estar con la chica a la que quiero y a la que deseo por encima de todo y se que es algo que esa felicidad que siento ya nunca se ira de mi.

Se puede, se puede ser plenamente feliz solo que cada uno necesita una motivacion o un hecho constante para conseguir esa plena felicidad, no es una utopia, se puede llegar y creo que se a de llegar para sentir realmente lo que es vivir

¿Qué me haría plenamente feliz? Pues no lo se...Para saber lo que me haría plenamente feliz primero tendría que saber lo que es la felicidad y hasta que extremo se puede conseguir. Pienso que no hay un límite para ésta. Que cuantas más cosas tenga para conseguir mi felicidad apareceran otras cosas que quiera para completarla. Nunca llegaría al punto de decir soy plenamente feliz por que por cualquier tonteria minúscula que apareciera ya no habría alcanzado ese punto de máxima felicidad. Bueno después de esta reflexión creo que lo que me haría feliz sería acabar mis estudios bien y poder hacer la carrera que me gusta. Viajar y recorrer mundo, me encantaría conocer todos eso lugares maravillosos. Seguir teniendo a mis dos mejores amigas. Seguir con mi pareja y ser muy felices. Cuando madurara un poco me gustaría seguir viviendo en Granada en una bonita casa que tuviera pisicina, una terraza, terreno para hacer barbacoas, cochera y dos perros; un Husky y un boxer. También me gustaría decorarla yo y al poder ser que la casa la hubiera diseñado con la ayuda de un arquitecto y en mi cuarto tuviese un gran balcón. Tambien me gustaría tener un piso en Salobreña. Unas de las cosas que querría es una gran boda preciosa e inolvidable con todos lo detalles que siempre he soñado. Antes de casarmeme quiero tirarme desde un avión pero con paracaidas es mi sueño. Otra cosa es que me gustaría tener dos hijos el grande un niño y el pequeño una niña. No pediría que mi vida fuera perfecta sin ningún fallo por que entoces no valoraría las cosas buenas que hay en mi vida y no sabría lo feliz que soy. Yo simplemente me gustaría tener estas cosas, no pido lujo imposible y cosas que se que realmente no las necesitaría por que para ser feliz no es tener todo el dinero del mundo si no tener gente que te quiera y este siempre contigo, las demás cosas son pequeños detalles que adornan la felicidad. La felicidad para muchas personas es algo inalcanzable, lo buscan como un reto o una meta. Pero para mí no es así, la felicidad es algo que de una manera u otra hace la vida más bonita, la hace llevadera, no se, pero creo que la felicidad todos la tenemos dentro pero no sabemos valorarla por que siempre ansiamos más de ella. Si yo me pongo a pensar sobre si soy feliz o no, te respondo que sí. No tengo todo lo que quiero o todo lo que me gustaría poseer. No tengo todos los caprichos que quiero o no puedo hacer todo lo que quiero pero tampoco me falta nada para ser infeliz. Tengo lo suficiente, si yo lo pienso y veo los aspectos negativos y positivos de mi vida ganan los positivos. Ahora de una manera lo que no me hace ser plenamente feliz es no poder irme de fiesta y volver cuando quiera, no comprarme todos mis caprichos y que tengo que pasar mas tiempo estudiando en vez de estar con los que quiero. Así que de una manera u otra soy feliz por que son aspectos significantes y por ello no tengo que vivir mi vida como si fuera algo. La felicidad la tenemos que saber encontrar en nuestra vida y saber sacarla por encima de las cosas malas. Muchas personas consideradas infelices yo creo que realmente lo son por que no saben sacar y poner por delante sus cosas buenas por que son demasiado débiles y se rinden, no son capaces de luchar para mantenerla. Yo pienso que la felicidad se basa en valorar las cosas buenas que tenemos y que nos ayuden en los peores momentos, que estos deben de existir por que si no nuestra vida sería monotona y ahí si que no habría ni felicidad ni tristeza. Por eso que, alcanzar la felicidad máxima es imposible y yo ahora mismo no cambio mi vida, me gusta mucho.

Yo me siento feliz con el conjunto de sentimientos, sensaciones y afectos que origina dentro de mi ser cuando me relaciono con seres que están cerca de mi y con otras cosas que están en mi entorno o que me rodean por que esas personas que están a mi alrededor influyen mucho en mi estado de animo y mi comportamiento por que me hacen sentir alegría y aveces me asen sentir mal. Cuando me asen sentir alegría tengo deseos, ilusiones buenas para esas personas lo mismo pasa cuando estoy de mal animo puedo enfadarme con esas personas y desearles que les vaya mal en la vida .
Cuando estoy contento siento que tengo la capacidad mas alta al dirigir mi comportamiento para enfrentarme a situaciones nuevas de mi entorno y por ello se que mi felicidad es muy importante para afrontar las situaciones y problemas de mi vida.
Me aria feliz que en la sociedad en la que vivimos todos tuviéramos el mismo nivel de igualdad sin menos despreciar a nadie por su color de piel su forma de hablar o minusvalía cualquiera, y que todos tuviéramos la misma libertad en el espacio y de las condiciones materiales como morales para tener una vida adecuada y que cada persona pueda tomar decisiones responsablemente sabiendo cual va hacer su consecuencia.
También me aria feliz vivir sin preocupasiones haber realizado todas mis metas que las quiero lograr, tener un buen trabajo formar una familia estar con todas las personas que quiero estén ami lado y nunca separarnos pero nada en la vida es fácil todo se consigue con mucho esfuerzo y creo por mas que una persona quiera ser plenamente feliz siempre vamos a tener problemas por que de los errores se aprende y allí esta tu familia para guiarte y encaminarte en un buen camino y cuando recaigas nunca te des por vencido por que siempre va haber una persona que te arrancara un sonrisa y sigue adelante y también me aria feliz todas las personas que me quieran que me lo digan con la verdad que esperen a un día especial para deserte lo que te quieren ese tendría que ser cualquier día. Me aria sumamente feliz saber que algún día voy a disfrutar el fruto de mi esfuerzo que propuse un día ah alcanzar y saber que en mi alrededor hay muchas personas que buscan nuestra felicidad ante todo saber que abra buenos momentos con todo la gente que nos rodea y vivir una vida sin problemas y saber afrontar los problemas y apoyarnos unos a otros y ya sabemos el dicho que hay: QUIEN BIEN TE QUIERE NO TE HARÁ LLORAR.
También pienso que es la forma de pensar de cada persona y reflexionar las cosas y saber que todos las personas que algún día que les hice daño me supieran perdonar así como yo sabre perdonar a todas las personas que me hicieron daño y sin guardar recorres a nadie por que todos merecemos ser perdonados y tratando de resolver nuestras desigualdades y tratar de tapar esos huecos que un día nos pudo ser daño tanto a nosotros como a los que nos rodean .
Seria feliz sin pensar en los errores del pasado y comenzar a vivir el día a día disfrutando segundo a segundo pero pensando en las consecuencias del futuro y tratar de no volver a cometer los mismos errores del pasado y tratando de mejorar mi futuro y de alegrar el corazón de todas esas personas que invirtieron su tiempo y que depositaron toda su confianza en mi y me dieron ánimos y fuerza para seguir adelante en los momentos mas difíciles de mi vida cuando la presión podía conmigo y por eso yo te animo a vivir la vida por que la vida hay una sola vida y por eso hay que vivir la al máximo.

             Bueno, ¿Que me haría plenamente feliz? Buena pregunta. Muchas veces, no somos conscientes de lo que tenemos o ni si quiera nos paramos a pensar en ello. Así que, no nos damos cuenta de lo que nos hace feliz o no.

              Lo primero que tenemos que tener muy claro es que el reírse, el estar de buen humor, no es ser o estar plenamente feliz. Digo esto, porque se que mucha gente lo piensa y, desde mi punto de vista se confunde. Ojala el estar plenamente feliz fuera reírse.

              Lo segundo que debemos de tener claro, es saber que es para cada uno de nosotros la plenitud, esa sensación contraria al vacío, similar a estar lleno, sinónima de abundancia y totalidad entre otras. El diccionario define la palabra plenitud como apogeo, momento álgido o culminante de algo. Pero no para todas las personas tiene el mismo valor que como lo define el diccionario. A ver, me explico un poco. Cada persona puede llegar a la plenitud con menos que otra, o al contario, con más. A lo mejor el ser plenamente feliz para alguien es poder comer, y para otro es ser rico. Me refiero a que la plenitud sobre algo varía en cada persona. Cada persona es un mundo. Nadie es igual, similar o parecido a otro ser. Y no debemos de comparar, porque las comparaciones son odiosas.

              Una vez teniendo claro todo esto, ya podremos contestar a la pregunta. Para mi, lo que me haría plenamente feliz seria el amor. Bueno, mejor dicho, el ser amado. Y digo esto porque me he dado cuenta de que mi felicidad se basa en ser amado, no siempre, pero cuando estoy enamorado de alguien, y ese alguien de mi soy muy feliz. Me encanta estar con esa persona, besarla, mirarla a los ojos y decirle: Te odio, y sonreír. Y sé que no me importaría estar con esa persona siempre, porque soy feliz con ella. Esa sensación de plenitud, de felicidad, esa sensación me la da el amor. El tener a alguien que me ame, a esa persona por la cual gira tu vida. Pero no solo el amor me hace plenamente feliz, porque cuando somos pequeños somos felices y no necesitamos estar enamorados para serlos. También soy plenamente feliz en otros momentos de la vida. Cuando estoy con mis amigos en una fiesta, y me lo estoy pasando genial. O cuando estoy con mi familia. Pero creo que la plenitud verdadera y plena me la da el estar enamorado, porque gracias a estarlo, todo me va mejor, me sale mejor, me siento mejor, todo tiene sentido si sé que alguien me ama como yo amo, si sé que tengo a una persona única y especial que es para mí.

              Pienso que para toda la gente es igual. Desde siempre he creído que el amor mueve a la gente, a las personas. Que todos nacemos para amar y ser amados, y el destino nos ayudara a ello. Así que, si alguna vez no amáis o no sois amados, podréis decir: Echémosle la culpa al destino.

              Si fuésemos por la calle, y le preguntásemos a la gente, ¿Alguna vez te has enamorado? ¿Que creéis que la gente os responderá? Yo estoy seguro de que os dirán que sí. Hasta aquellas personas que a lo mejor ni siquiera han amado o han sido amadas, te dirán que si, porque les daría vergüenza quizás decir que no. Y más aún si solo le preguntamos a personas mas mayores. Con mas mayores me refiero a gente de unos dieciséis años hacia arriba, hacia el infinito. Y os preguntareis, ¿Porque dices esto? Pues muy sencillo. Porque un niño mas pequeño de unos diez años, no sabe lo que es amar. No ha desarrollado ese sentimiento aún. No le ha dado tiempo a vivir tanto para poder sentirlo. Pero ya le llegara ese momento. ¡Todo a su tiempo!


Es una gran pregunta sinceramente porque tiene muchas respuestas para empezar plenamente feliz me gustaría que mis seres queridos muertos resucitarán y volvieran a la vida como si nada hubiera pasado que regresarán a mi vida y poder estar como siempre.Después que las personas es decir de mi familia mis titos mis primos mis padres mi gente que nunca le pasarán cosas malas que todos fueramos felices y que nunca nos pasará nada malo a ninguno, sino que encontraramos todos la felicidad.Me gustaría ganar la lotería por muy impresionante que te parezca a parte de para comprarme un cochazo y una casa no solo a mi sino una para toda mi familia compraría un palacio donde viviriamos todos juntos y felices en la misma cas acon dos piscinas para que hubiera para todos o una muy grande, grande.Después de esto lo que mas me gustaría es viajar a África con el resto de dinero que me quedará y lo invertiría en comprarle a los niños de allí tanto alimentos como ropas como comida en ayudarles a tener aunque fuese una vida mas digna una vida sin tanta necesidad que tubieran lo básico construiría casas, colegios, ayudaría a las madres que tienen hijos solas a tanta gente que le hace falta tanto y que podría ayudar y sinceramente digo África por que me parece uno de los países mas pobre, porque me da mucha pena ver a los negritos tan chicos muertos a niños que mueren por deshidratación y simplemente por algo como es el agua que todo el mundo tenemos en nuestra casa y ellos se mueren porque no tienen ni agua tiene que ser horroroso levantarse una mañana y decir hoy puede ser mi último día por eso yo ayudaría a esa gente principalmente llevaría juguetes a los niños mas chicos solo por ver su cara de felicidad una sonrisa en esos rostros eso a mi me llenaría bastante el ver a la gente feliz.Eso sería mi felicidad por completo como que yo estoy pensando que el día que acabe mi carrera y pueda me gustaría irme aunque solo fuera por un año de misionera a una de las regiones de África y poder ayudar a toda esta gente es lo que mas me gustaría poder darles todos los días una simple barra de pan algo que les ayudará poder construir con ellos casas donde puedan vivir bien poder hacer que tuvieran agua potable algo muy normal que mas voy a decir que lo que mas feliz me haría en la vida sería tener a mis padres toda la vida junto a mí y que nunca se muerán y poder traer a mi abuela del otro mundo para que estubiese aquí conmigo y que viviera a mi lado otra vez porque desde luego no me separaría de ella ni un momento.Aunque tambien pues esto lo haria por un año y junto a la persona especial que tengo a mi lado junta a esa persona que ahora me da mas felicidad y es mi novio y esque para mi ahora mismo pues si todo esto que e dicho es importante pero desde luego ahora mismo soy plenamente feliz tengo a mis padre mis amigas y a este pequeño personaje a mi lado al que quiero tanto y es lo que ahora me hace plenamente feliz por eso pues lo que e escrito antes pues seria bastante importante para poder ser feliz pero bueno y para ayudar a otras personas (principalmente mi familia ) aunque por ahora me quedare asi y con lo que tengo soy feliz( aunqur tambien dicen que por pedir ... ) pero ahora soy feliz. Y no me haria falta nada mas para estar mejor :) 

Cuando hablamos de sentirnos plenamente felices, todos teorizamos, todos tenemos nuestra propia formula magistral para conseguirla en la que solo nos falta obtener esos ingredientes de la vida. ¿Pero cuantos de vosotros os habeis sentido plenamente felices o conoceis a alguien que lo sea?, daros cuenta que la única información real y objetiva que tendreis será la vuestra propia, el resto será totalmente subjetivo y dependerá de cómo los veais o representeis en vuestra mente. No hay nada con la que la podamos ver, tocar o medir. Simplemente está dentro de nosotros.

Yo no os voy a contar que me hace plenamente feliz, os voy a intertar explicar como me siento yo plenamente feliz…

Cuando he leido la respuesta de Pasada Herrera me he sentido identificado con casi todas sus metas. Yo un día las tuve y poco a poco las fui consiguiendo una a una; mi familia, mi casa, mi piscina, mis perros, etc… (por cierto los Husky son muy independientes, en ellos la llamada de la naturaleza esta casi intacta por su cercanía a los lobos, y aún mantienen esa voz interior que les empuja a buscar su manada.) Yo un día conseguí todas esas cosas pero dentro de mi había tambien una vocecita que me empujaba a seguir buscando algo más. Podía considerarme plenamente feliz pero algo faltaba; grandes viajes, grandes logros o fortunas ¿quién sabe…?

Así continue hasta que un día descubrí algo que abrio una puerta en mi mente. No se si fue solamente eso o tambien la suma de lo conseguido anteriormente, lo cierto es que mi vida cambió, sentí esa plena felicidad, es como estar lleno, no necesitar mas de la vida de lo que tienes y el resto te sobra, me dejaron de importar los grandes viajes, los grandes logros o fortunas y me invadió una extraña calma, una paz interior que no se puede explicar y lo más increible; esa vocecita interior se acallo…

Os imaginais  sentiros feliz las 24 horas del día; en el trabajo, en un atasco o en la sala de espera del médico. Son como olas que aparecen involuntariamente en la mente y te inundan. Los fines de semana desaparecieron ya me daba igual el día que fuera. Y algo totalmente impensable para mi, me daba igual que se terminaran las vacaciones.

Mi pasado se calmo(mis penas, mis odios, mis complejos) y mi futuro dejó de preocuparme. (ya he obstenido de la vida más de lo que hubiera imaginado)

Esa es mi felicidad, no se si será la mejor o peor ni me importa saberlo, desde entonces  mi única meta en la vida es mantener ese estado en mi mente, no es perpetuo ni uniforme, hay que alimentarla de vez en cuando, y sin prisas hay que abrir esas puerta en la mente que me la proporciona.

 

La conclusión que saqueis de todo esto será puramente subjetiva. No pido que me creais o incluso podeis seguir negandola. Podeis pensar lo que querais, no os voy a marcar ningun camino a seguir ni venderos nada para conseguirla. Para eso teneis miles, millones de paginas en Internet que os la proporcionaran la autentica y verdadera a un modico precio. Simplemente os he querido explicar lo que siento y lo que se puede conseguir en esta vida y que la mayoria de metas que tenemos en la vida o son casi imposibles de conseguir o innecesarias para alcanzarla. Y si aun la escuchais seguir esa voz interior que os guiará a ella…

¿Lo que me haría plenamente feliz? En las clases de filosofía nos enseñan que la felicidad no se puede alcanzar sólo puedes estar más cerca de ella porque la felicidad no se puede explicar. Por eso voy a decir lo que me haría estar un poco más cerca de la plena felicidad ya que es lo que dicen los filósofos.

Pues la verdad es que me conformo con la vida que tengo y además me siento muy orgullosa de l que soy y de lo que tengo. Pero si pudiera pedir las cosas que me harían un poco  más feliz serían muchas. No es que el dinero lo compre todo, pero es que hoy en día para hacer tus sueños tienes que pagar, por lo que me tendría que tocar la lotería para hacer estas cosas. Lo primero sería mi familia a la que me la llevaría y participaría en todas las cosas que yo hiciera para ser feliz. Por ejemplo, me encantaría viajar por todo el mundo y ver todas las maravillas de éste. Viajar a Egipto, esas pirámides que algún día creo que veré, a América, a Grecia, las cascadas del Niágara, el cañón de Colorado, el Himalaya,… todos esos lugares sentirlos y admirarlos junto a mi gente. Otra cosa sería tener un caballo noble y obediente que me hiciera feliz cuando lo montara. Me encantaría tener todo el tiempo del mundo para mantenerlo y montarlo todo lo que quisiera sin temor a que no tuviera el suficiente dinero para hacerlo. Me construiría en mi solar, un pequeño cortijo para tenerlo y así darle uso a mi solar también. No dejaría de estudiar, por supuesto que no. Aunque a veces estemos hartos de estudiar, si no tuviéramos eso estaríamos muy aburridos o trabajando duramente en algún oficio.

Tener la salud buena sería lo más importante para mí, sin enfermedades ni cosas malas en el cuerpo, del que puedas disfrutar todo lo que quieras.

Para ser yo plenamente feliz, mi gente tiene que serlo también. Eso es lo más importante puesto que si ellos están mal, yo estoy mal. Lo primero quitaría a mi madre de trabajar que ya es algo porque se lo merece y siempre la veo trabajando mucho para nosotros.

Compraría el solar de al lado de mi casa para hacer una piscina en él, cubierta y si puede ser climatizada, para esos muchos momentos de estrés en el que necesitas un relax urgente y no sabes cómo.

Creo que seguiría viviendo en Granada pero a lo mejor me pensaría comprarme un apartamento en otro país para ir de vacaciones en el verano con mi familia e así invertir dinero en ese apartamento.

Me gustaría también comprarme un helicóptero por qué no, para hacer paracaidismo ya que me gustaría poder hacerlo algún día, sentir esa sensación extrema de tirarte al vacío sería emocionante e increíblemente genial y ver la ciudad desde arriba y sus paisajes y todo eso y ya que estamos me pagaría el carnet de dirigir helicópteros para manejarlo yo.

Pero antes de todo esto material sólo, lo que me haría feliz de verdad sería tener a mi lado a mi familia sí, pero también a mis amigos. Esos que sabes que son pocos pero que siempre los tienes a tu lado para todo, para lo bueno y para lo malo, siempre. Y aunque sé que los tendré nunca me cansaré de decirles lo especiales que son y qué haría yo sin ellos, porque son todo para mí y sin ellos no mi vida no tendría sentido todo lo que hago y el por qué lo hago.

Pero todo esto no puede ser porque ni me ha tocado la lotería ni tengo el suficiente dinero para todo eso, por lo que me conformo con lo que tengo y que más puedo pedir si los que me rodean son los que me hacen verdaderamente feliz y eso si que no se compra con nada del mundo.

Plantearme esta cuestión quizá resulte un poquito extraño, ya que siempre he buscado pequeñas cosas que me hagan un poco más feliz pero nunca pensé en el conjunto de cosas que me harían feliz de verdad. Rápidamente supongo yo que todos pensamos que la plena felicidad sería una vida totalmente perfecta. En mi vida totalmente perfecta yo tendría un físico realmente admirable, para así sentirme totalmente agusto conmigo misma, tendría mucho dinero, tanto que podría dar y dar para hacer feliz a otras cuantas personas que no tienen. Eso me llenaría de satisfacción. Tendría muchos hijos con aquella persona que amo con locura. Pero yo no tendría que estar como una esclava pendiente de mis hijos. Más bien disfrutaría de sus buenos momentos y me encargaría de educarlos viendo las primeras cosas que hacían y observando cómo irían ellos creciendo. Por supuesto, estaría con el padre de mis hijos que es una cierta persona que está presente en mi vida real pero que no sé si acabaría con él del todo de esa manera. Viviría con él, nunca me pelearía. Por otro lado, me haría más feliz conocer muchos idiomas y hablarlos sin necesidad de estudiar a más no poder. Viviría en algún país de América Latina, creo yo, pues me encantan esos sitios. Estaría siempre allí de fiesta, pues los momentos que me hacen realmente feliz son los que estoy desfasada con mis amigos, bailando, riendo y haciendo pequeñas locuras. Por supuesto, tendría que disponer de salud para poder disfrutar. Pero aquí llega una pregunta: ¿Realmente, este plan de vida perfecta me haría más feliz que cualquier otra cosa? Eso es relativo, pues si no conzco la tristeza ni los malos momentos no estaría feliz y contenta al cien por cien. Por lo tanto, yo creo que es posible que teniendo unos pocos malos ratos, acabarías siendo más feliz al poder disfrutar y apreciar de todo corazón los momentos bellos que la vida te brindara. Que nadie te impusiera nada ni nada. Puede ser que la cosa que más plenamente feliz me hiciera sería imponerme retos y retos y más retos y verme capaz de poder superarlos todos! Eso es fantástico, no hay nada como eso. El amor también es necesario para ser feliz. Pero ojo, no amar de por si, sino amar y ser correspondido por la persona en cuestión. Y sobretodo, evitar las peleas y las discusiones, pues los malos ratos son de todo menos felices. Es posible que dejando nuestras vidas como están, cuando tuviesemos nuestros hijos y viesemos que ellos si que son felices de verdad, podriamos ser felices plenamente nosotros, pues cuando estas con tu hijo nada te importa mas que el. Así, si el está feliz, tu también. Lo crías, lo amas, lo cuidas y a cambio recibes una gran felicidad y satisfacción, la más grande. El dinero no da la felicidad, eso está claro, pero sin él no puedes hacer que tu hijo no carezca de nada, así que indirectamente puede que tenga que ver con la plenitud feliz. Pero si cualquier persona puede tener un hijo, ¿cómo es que no hay nadie en la tierra que sea feliz del todo del todo siempre? pues es un tanto extraño pensar...habría que mezclar cada cosa que se me ocurriera buena para la vida y añadirla a los sucesos que me pasen hasta llegar a un punto que llorara de felicidad y pensara: oh dios mío, la vida realmente ha merecido la pena. Pero para eso queda un largo camino, y sinceramente yo no creo que llegue a poder afiramr una cosa como esa. 

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio