FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

http://www.superfilosofia.com/2013/06/superman-y-el-superhombre-de-...

Superman es uno de los superhéroes más conocidos, en parte por ser de los primeros superhéroes, y por otra parte, por las películas de C. Reeve. De hecho, hay algunas diferencias entre el personaje del cómic y el de las películas. Pero como seguro que todos recordamos mejor al del cine, vamos a centrarnos más en su figura de las películas.

Se podría decir que Superman tiene dos personalidades: una como Clark Kent, y otra como Superman. Como Clark es tímido, pacífico, educado, tranquilo y relativamente apocado. Aunque esto cambiará poco a poco en las películas. ¿Y como Superman? Como Superman se puede decir que cambia de personalidad. En la primera película, un joven Clark Kent le pregunta a su padre adoptivo el por qué no puede demostrar todo lo que vale en los deportes siendo él mismo, y éste le contesta que “no está aquí para meter goles, sino para algo más importante” aunque no sabe qué es ese algo. Cuando descubre quien es, empezará a desarrollar su personalidad y aparecerá la figura de Superman. Para algo estuvo 12 años en el Polo aprendiendo. Como Superman es consciente de estar por encima de los hombres, aunque los respeta y los aprecia. Sin embargo, en varios momentos se puede ver que tiene conflictos al saberse superior, como por ejemplo, en la tercera película. En ella se verá cómo, debido a la falsa kryptonita que le regalan, salen a la luz sus peores rasgos: egocéntrico, consciente de ser el mejor en muchos campos, e incluso destructivo y maleducado. Clark Kent es una fachada que tiene algunos rasgos en común con Superman. A su vez, Superman es otra fachada de algo más oscuro, que generalmente está bajo control.
¿Y qué tiene que ver esta doble (o triple) personalidad de Superman con Nietzsche? Bueno, para empezar, el filósofo fue el primero en hablar del superhombre. Nietzsche consideraba que el hombre debe superarse a sí mismo1:
El hombre es una cuerda tendida entre la bestia y el superhombre, una cuerda sobre el abismo. Lo que hay de grande en el hombre es que él es un puente y no un término.
Siguiendo a Nietzsche y su definición del superhombre, el filósofo da una serie de rasgos que lo caracterizan. Tal vez los más importantes son la libertad de espíritu y llegar a ser lo que es, diferenciándose de los demás. Centra la importancia en el individuo,que se desarrolla a sí mismo, y crea sus propias normas y su propia moral. Esta nueva moral es la que el superhombre elige. Además, cuando toma una decisión, no se arrepiente de ella, y la asume con todas las consecuencias. Esta libertad, y esta necesidad de desarrollarse en todos los campos, implica que no pueda llegar a una certeza, y que tampoco podamos los demás ver nada más allá que la máscara del superhombre.
¿Se parece en algo este superhombre de Nietzsche a Superman? Si pensamos en Superman-Clark Kent como la misma persona, podemos ver cómo el hombre (Kent) es la máscara que cubre a Superman. Clark es el hombre, que servirá de paso a Superman. Mientras el bueno de Clark Kent parece centrado en el periodismo, y sin vida más allá de la familia y el trabajo, por otro lado tenemos a Superman, que elige desarrollar todas sus capacidades, y además, centrarse en ayudar a los humanos, tener su palacio en el Polo Norte donde seguir estudiando los recuerdos de su planeta, y desarrolla su propio código moral... Clark Kent es el hombre de Nietzsche, preocupado por ayudar a las ancianitas a cruzar la calle, buena persona, tranquilo... Sin embargo, escondido bajo esa fachada, está Superman, el superhombre de Nietzsche, que desarrolla todas sus capacidades. Superman conoce muchas cuestiones, que se ven en las películas, cuando viaja por el espacio siendo un niño, y luego cuando habla con los recuerdos de sus padres en su palacio. No es un simple matón dotado de un físico excepcional, sino que además, tiene cultura y conocimientos científicos... Que lo mismo le valen para entender las propiedades de un ácido como para verificar si los pulmones de Lois están en perfecto estado. Desarrolla todas sus capacidades, que no son sólo superpoderes, sino también cultura y conocimientos. Y además, en la linea del superhombre de Nietzsche, elabora su propio código moral. 

Un ejemplo claro es que no puede intervenir en la vida de los hombres, según le dice su padre. Ya desde la primera película, comienza a hacerlo. Precisamente, es consciente de que necesita volver a ser Superman para luchar contra la amenaza del General Zod, volviendo de nuevo a intervenir en el destino de los hombres.
Superman y el superhombre de Nietzsche tienen bastantes puntos en común. Para empezar, tienen al hombre como base, puesto que Superman sin Clark Kent no sería el mismo. Pero además, Superman es, ante todo, un hombre libre, que toma sus decisiones en base a esta libertad. Nadie le ha obligado a convertirse en Superman, ni a defender a la Humanidad. Ha sido una elección personal, que además, toma dos veces, puesto que en la segunda película había renunciado a ser Superman por Lois Lane. Él decide ser lo que es, y superar al hombre que es.

Para pensar más:

(1) - VVAA. Historia del pensamiento: Filosofía del romanticismo, Sarpe, 1988, vol. 5
MARÍAS, J.: Historia de la filosofía, Alianza, Madrid, 1941
http://www.nietzscheana.com.ar

Visitas: 60

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio