FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Si tuvieras que elegir privarte de uno de los cinco sentidos, de cual nunca te privarías?

¿Toda una vida sin...Vista, oído, tacto, olfato, gusto?

Visitas: 8573

Respuestas a esta discusión

Lo primero, es dar gracias a Dios, por estar sano y tener todos los sentidos en funcionamiento. Es muy difícil, elegir uno porque claro cada uno cumple su función y es importante en su ámbito, pero yo de los que nunca me privaría lo tengo muy claro, serian la vista y el oído, para mí son los más fundamentales, porque no sabría vivir sin ellos y ahora os comentare él porque nunca me privarías de esos sentido; y si hubiese que ponerse muy estricto, y elegir entre esos dos nunca me privaría de la vista, y todo esto tiene sus argumentos claramente de porque la vista es lo más importante.

El olfato, para mí el “menos” importante ya que, la sensación de estar resfriados y de no oler nada no es molesta es algo con lo que se podría vivir toda la vida, y pienso que si vas a echar los bonitos olores de la comida, las flores y otros muchos aromas; pero no es algo imprescindible por lo que para mí no me importaría perderlo.

Luego, estaría el gusto, uno de los sentidos que también, podría prescindir de él, pero por que como he comentado antes cuando hemos estado resfriados y hemos perdido el gusto a la comida o incluso, cuando nos hemos quemado la lengua no ha sido una sensación tan molesta, ya que, al final tu lo que buscas es alimentarte y no buscarle el gusto a las cosas, aunque por una parte te pierdas el sabor de las comidas que más te gusten, el dulce sabor de bizcochos, galletas,… pero por otra parte seria una gran noticia para las madre para que así no pongamos pegas por la comida jajaja.

Aquí, se va complicando la cosa, ahora vamos a hablar del tacto, es algo que sería difícil de acostumbrarse porque notarias como si no hubiese nada a tu alrededor, sentir una sensación de soledad, como un cuerpo en mitad de la nada, tocar las cosas y no sentir las cosas, no sentir el dolor si te caes, si te pinchan con una aguja,… Sé que es algo difícil a lo que sobrevivir, a esa  sensación pero como he dicho en las anteriores, al cabo del tiempo te vas acostumbrando porque aunque no sientas las cosas puedes verlas y te imaginas como será, que sentirá al tocarla, que sensación te provocara, etc.

En este sentido es el que más he dudado, pero al fin y al cabo por el que me desecho, este sentido es el oído, en mi punto de vista yo pienso que es de lo mas importantes, porque la sensación que tiene dar el no oír nada, el sentirse aislado durante toda tu vida, no poder escuchar voces, música, a los pájaros, el agua,… solo silencio sería algo muy difícil de llevar, y además, la fuerza de voluntad que hay que tener porque además debes de aprender el lenguaje de los signos para poder comunicarte los demás, pero sigo diciendo lo mismo, relacionado con el tacto, viendo algo tu puedes imaginar cómo suena eso, es decir, tu mente puede crear el sonido que hace el agua, un pájaro, un coche, etc.

Y ahora, del que nunca me desprendería seria la vista, para mí el sentido más importante, como tiene que ser ir por la calle, la montaña, la playa,… y no poder admirar todas las cosas bellas que hay en cada una de ellas. Por ejemplo, yo no podría ir al mirador de San Nicolás y no poder contemplar la belleza de la Alhambra, o vivir sin contemplar el rostro de la gente, ver por dónde vas, mirar observar y prestarle atención a todas y cada una de las cosas que nos rodean en el día a día.

Finalmente, como he dicho yo no prescindiría de la vista y para a mi es el más esencial, aunque espero y doy gracias a Dios por dotarme de todos ellos.

 

Si tuviera que perder mis sentidos definitivamente la vista seria lo último que perdiera. Para mi es el sentido más importante, aunque mucha gente pueda vivir sin él, yo lo valoro mucho. No sería capaz de disfrutar de muchas cosas que me encantan sin él. No sería en definitiva capaz de vivir sin él.

Iría perdiendo en este orden los sentidos si dependiera de mi preferencia:

1 El olfato, aunque no pudiera volver a oler olores que me gustan, que me traen recuerdos o que me abren el apetito. Pienso que sería el más prescindible para mí. Incluso sería a veces una ventaja porque no podría oler olores muy fuertes o desagradables, como el mal aliento de otra persona. Aunque pensándolo bien tampoco podría oler si he pisado algo indeseable o si huelo a sudor o si se está quemando algo y cosas por el estilo.

2 El gusto, estoy segura de que comer no sería fácil, echaría de menos los sabores como el chocolate, en realidad cualquier buen sabor. Por otro lado, si lo pienso bien, podría comer cualquier cosa porque ni sabría si huele mal ni si tiene un sabor desagradable. De esta forma podría tener una alimentación equilibrada y sana, porque me daría igual lo que estoy comiendo y aprovecharía para comer sano. Así tendría buen cuerpo y energía suficiente para aprovecharla haciendo ejercicio.

3 Lo siguiente que perdería sería el tacto. Este ya me da mucho miedo porque no sería capaz de sentir el calor de un abrazo, ni saber si me estoy quemando o haciéndome daño. Esto último aunque parece una ventaja no lo es en absoluto, porque podría provocarte heridas mucho más importantes si no eres capaz de darte cuenta de, por ejemplo, de que tienes a mano en algo que está ardiendo. Otra cosa que no podría notar es el peso de cualquier cosa, por lo que podría lesionarme o no saber cuánta fuerza tengo que emplear para coger algo. Sería incluso difícil hacer esfuerzos físicos. Aún así sigo pensando que me costaría mucho vivir sin poder sentir el calor de otra persona, los abrazos los besos…

4 El oído es el penúltimo que perdería. Si no soy capaz de oír a la gente hablar, de oír música que es algo que me encanta, de escuchar los ruidos, los sonidos que disfruto oyendo me acabaría volviendo loca. Yo valoro mucho desde los ruidos más comunes como el de la lluvia, el viento, los pájaros piando a los más importantes como a mi familia cuando me dicen que me quieren, cuando me desean buenas noches o buena suerte, cuando se despiden al irse y mil cosas más que prefiero no imaginar. Yo siempre he tenido el oído muy sensible por lo que me podría evitas algunos problemas, pero aún así lo necesito. Aunque hay mucha gente que aprende a vivir sin él, yo le doy también mucha importancia, es también más duro si lo has tenido y lo pierdes.

5 Por último está la vista, aunque preferiría no llegar a este. Si no tuviera la vista no sería capaz de ver a la gente que tanto quiero, no podría dibujar, ni leer, ni ver llover, ni ver a los pájaros, no vería las expresiones de la cara de la gente, ni sus gestos. Si perdiera este último definitivamente no me quedarían motivos para vivir, sufriría constantemente. De los demás sentidos he ido prescindiendo porque pensaba que por lo menos con este podría ver lo que huele e imaginarme su olor, podría ver que me estoy comiendo, podría ver si me abrazan o si me estoy haciendo daño y por último podría verles que me están hablando, podrían comunicarse conmigo aún. El pensar que sin este no podría hacer la mayor parte de las cosas que me gustan y que necesito me hace ponerlo en último lugar.

Si los perdiera todos, no sería capaz de seguir viviendo, entraría en una depresión grandísima de la que no saldría viva.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio