FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Qué crees que sentirían los que te rodean si murieras?.Pregúntales y escribe su respuesta

Tal vez nos llevemos algunas sorpresas con esas respuestas, tal vez confirmemos lo que ya sabíamos

Visitas: 4696

Respuestas a esta discusión

Bueno , no quisiera ni tener que responder a esta pregunta , pero la persona mas importante de mi vida me ha pedido que lo haga .
Pues bueno empezare :
"Si tu te murieras , aunque sea exagerado loque voy a decir ,creo que yo me iría detrás de ti, no sabes lo que siento por ti, lo que me haces falta cuando estas lejos de mí, si tú te murieses, no podría vivir me moriría yo también, solo espero que ese día tarde muchisimo en llegae .
Que antes de que te mueras tu o que te pase algo a ti, que me pase a mí sin ti no sabría qué hacer, si te murieras me sentiria solo y vacio sin ti , no sabria que hacer sin tu sonrisa. Si te murieses y me dejaras aqui sin ti me sentiria herido e incapaz de levantar cabeza porque eres mi vida y antes de que te mueras tu me muero yo de pena .
Vivo en un sueño contigo en el que nada más que existimos los dos, y si dejaras este mundo para siempre , este sueño dejaria de existir junto contigo .
Yo no podría vivir mi vida, porque mi vida eres tú, porque he vivido tantas cosas a tu lado, he reído tanto a tu lado y he llorado tanto a tu lado que si te pasara algo me tendría que pasar a mí también. Si te murieses yo no podria separarme ni un segundo de ti, porque toda mi vida la quiero pasar junto a ti.
Tus padres no podrían vivir, ni ser felices,… no podrían hacer nada porque les faltaría una hija maravillosa que todos los padres quisieran tener, tus padres no podrian levantar cabeza y pienso que les costaría mucho superar el que tú no este viviendo la vida a su lado, que te puedan ver crecer, casarte, formar una familia el sueño de todo padre para su hijo.
Tu familia se derrumbaría muchísimo, eres la sobrina perfecta ,la nieta , la primera niña que llego a esa familia y te quieren como a nadie, seria un palo grandísimo y tu familia se sentiria incapaz de seguir y saber que no volverian a verte con esos pequeños ojitos les haria mucho daño . Tu abuela lo pasaría fatal porque sabes que te quiere muchísimo y que da la vida por ti, hace lo qe sea por estar junto a ti, por verte todos los días .Lo pasaría fatal sin su nieta, le faltaría gran parte de su vida. Para tus tíos sería un palo también muy grande ellos protegen a su familia al máximo y si les faltaras se acordarian de cadauna de tus tonterias .
Tus amigos llorarían mucho por ti, sufrirían tu ausencia, les costaria seguir adelante , sin verte , sin irse contigo .
Eres la que se preocupa por cada uno de ellos, y la que esta hay para lo que haga falta, siempre ayudándoles en todo y sabes que ellos luchan porque tu estés bien y seas la más feliz del mundo .
Pues eso , que no me quiero ni poner en esta situacion tan dificil que seria insuperables par todos los que te queremos y todos los que siempre estamos contigo .
Los que amamos tus virtudes y tambien tus defectos .
Creo que no podria llegar a imaginarme ni a describir como seria nuestra vida ,mi vida , si tu no estubieras a mi lado porque algo te ocurriera .
Si murieras la rabia y la ira recorreria mi cuerpo y nopodria explicarme como una persona tan buena ,tan joven , tan maravillosa puede llegar a morir . Supongo que todos pensamos eso cuando perdemos a un ser querido . Y yo a ti te quiero demasiado como para perderte . No lo soportaria . Intentaria salir hacia adelante y volver a rehacer mi vida , pero me seria muy dificil . "
La respuesta a esta pregunta me la a realizado un amigo muy especial y muy importante para mi .
¿Qué pasaría si ella se…?
Ahora que vemos en la tele a diario ese éxodo de muerte en Haití o en Chile quizás extrapolar esta pregunta a cualquier padre que no sólo ha perdido a su hijo o a toda su familia, sumándole la carestía de víveres y de vivienda quizás esta pregunta suene demagógica.

Estamos mentalizados para perder a una madre, un padre, un hermano, pero nunca a un hijo; decía mi madre, y yo creo que no hay verdad más grande, con esto creo contestar a la pregunta, si perdiera a mi hija, ¿qué pasaría? No lo sé, pero si tengo que decir que cuando tuve a mis hijos fue cuando realmente comprendí a mi madre, comprendí por qué a veces creía que se había vuelto loca cuando perdió a mi hermana, comprendí que la causa de su pronta mortandad por aquella cardiopatía tan severa y repentina fuera el resultado de esa pena que le sesgó su vida; comprendí que mi dolor era desgarrador pero estoy segura que nunca comparable con el que ella sentía, ella, su madre, la que la amamantó, la que se desvelaba en aquellas noches de insomnio cuando le dolían los oídos o tenía tos o fiebre…la que estaba ahí cuando balbuceó sus primeras palabras o la consoló cuando fue su primera caída de la bici, la que le enseñó a cantar junto al gramófono, la que fue testigo de su primer desengaño amoroso, la que compartió aquella felicidad al ser elegida reina de las fiestas de aquel caluroso verano…se podían enumerar tantas primeras veces, tantas vivencias que sería un interminable recordar que no acabaría y que se podía extrapolar a la sensación que me produciría a mí; de alguna manera lo viví “indirectamente” y reseño lo de indirectamente porque el dolor no es comparable porque ella realmente perdió a su hija y yo estaba allí para compartirlo, por lo tanto no puedo ni quiero ni tan siquiera como una maldita e imaginada presunción suponer que yo pasara por lo mismo que pasó mi madre.

Cuando mi hija me propuso hacer esta reflexión me vino a la mente el título de una película “Mi vida sin mi”, que expresa en una sola frase lo que sentiría si ella no existiera en mi vida, creo que es de lo más explicita, no caben más reflexiones; sí, así sería mi vida si ella se fuera, sería como vivir ya no sin ella también sin mí, sin mí yo aliado, añorándola eternamente, sin vida y la vida solo es plena si interaccionan todos los sentimientos, todas las sensaciones y se comparten y se expresan y se manifiestan hasta tal punto que se puedan tocar, y así es mi vida con ella y si no la tuviera sería realmente mi vida sin mi y hablo de ella llevándome todo el protagonismo pero este sentimiento se hace extensivo al resto de la familia y a sus amigos, así es, realmente indispensable en nuestras vidas, sólo pensar en su ausencia me ahogo, me asfixio…
Indudablemente no todo en ella son virtudes, como todos tenemos nuestros defectos y yo la quiero con ellos, con sus manías con su continua reivindicación por conseguir más atribuciones por nuestra parte en sus horarios nocturnos, con sus delegaciones en sus responsabilidades laborales… Sin embargo a la vez es tan madura, tan sensible, tan constante. Desde que nació fue una niña independiente, autosuficiente, tan alegre, tan vivaz que no se entiende la vida sin ella y esa capacidad de vida la transmite de tal manera que se convierte en una droga, somos dependientes de ella.

Aún cierro los ojos y la veo sonriéndome desde su cama, pataleando y balbuceando mirando el carrusel de figuritas que giraban al son de la canción de cuna que sonaba; rara vez lloraba, hasta para eso es independiente, fue una bebé tan dulce y divertida como después lo fue en su trayectoria de niña, yo siempre digo que es una niña con estrella y estoy convencida, es fácil decir esto para una madre, pero es así. De niña le encantaba sorprendernos con regalos que ella nos confeccionaba y lo que yo más adoraba eran las sorpresivas notitas que aún conservo:
“Mama, ¿Cuántas cosas tú me has enseñado? Imposible contarlas, infinito no es un número inventado”

Esta parte es de una estrofa de algo que un día me escribió, tan simple pero tan importante para mi, esas notitas son grandes tesoros, quizás define al contrario de lo que ella puede pensar lo mucho que yo he aprendido de ella.

Voy a empezar esta 2ºEvaluacion respondiendo a esta pregunta. Ademas de que me parece que me puede enriquecer y ayudar como persona,  al decirla Fernando no me ha resultado muy dificil sin embargo mientras la copiaba dudaba de la respuesta, por eso al llegar a casa se lo he comentado a mi madre, a mi hermano y a mi padre, vamos lo he comentado en la mesa mientras todos comian.Mi madre me ha dicho que hago algunas veces unas preguntas muy estupidas que ni ella misma podia saber como seria mi casa, mi familia sin mi. Mi hermano que es un poco gracioso no a dudado en responder que estaria en la gloria si yo no hubiese nacido que el hubiese sido el niño mimado y que no habria estado yo para romperle todos sus juguetes, robarle el protagonismo...Mi padre, en cambio, no ha respondido nada.

Hace unos diez minutos estabamos mi madre y yo recogiendo la cocina y mientras ponia los platos en el labavajillas he vuelto a hacerle la pregunta a mi madre, esta vez le he explicado que era para filosofia y que quisiera o no devia de pensarlo un poco y darme su opinion. Mi madre viendo que era un trabajo de clase y viendo la importancia que le estaba dando se a parado a pensar, se a sentado en la mesa de la cocina y hemos empezado a hablar...cuando yo naci en el mismo parto mi madre se puso un poco malita estuvo dos meses en la UVI y no pudo verme ni cogerme cuando naci, sentia impotencia por sacarme de su vientre y no poder haberme visto al nacer y recordando esto a mi madre se le han escapado alguna que otra lagrimita, como bien decia Fernando en clase algunas de estas preguntas cuando las estas respondiendo DUELEN y mucho, mi madre me ha confesado que su vida no seria igual si no me hubiese tenido, que le presto la mayores de las ayudas, que le doy la vida cada vez que la abrazo que la miro que le sonrio, mi madre me ha confesado que soy lo mas importante que tiene en esta vida junto con mi hermano, que no habra amor tan grande como el suyo ni necesidad de mi existencia, hoy mi madre me ha demostrado una vez mas su amor, el gran cariño y aprecio que me tiene, el gran orgullo que siente por mi... porque nunca reflexionamos sobre el papel tan importante que tenemos en la vida y no apreciamos la suerte que tenemos de haber nacido... Ahora mientras hacia esto le he preguntado a algunos amigos que como seria el mundo si yo no hubiera nacido, me han respondido que nada seria igual que quizas si mi madre hubiese tenido otro hijo o hija ocuparia mi lugar si se parecieran a mi, que no habria en el grupo un bichito como yo que tuviera unos dias de risa y otros de llanto, unos de cariño y otros de borderia, que seria distinto y que quizas no encontrarian en otra persona como la ven en mi esa confianza para contar cualquier cosa...; la verdad me siento mal e incluso me da miedo el pensar que hubo la posibilidad de que yo ahora mismo no estuviera escribiendo esto, que yo no hubiese nacido, que nunca hubiese podido apreciar las cosas bonitas que tiene la vida. Mi hermano acaba de llegar al salon esta un poco extrasado porque mañana tiene un examen muy importante por ello no se si es buen momento para volver a hacerle la pregunta, pero lo he hecho y el tras un sonrisilla nerviosa me ha respondido: aun que te odie a veces por cojerme las cosas sin permiso, aun que te regañe porque no estudias lo suficiente, aun que te chinche porque quiero llamar tu atencion... eres mi hermana pequeña y eso no habra nada ni nadie que lo cambie y que el cariño y aprecio que me tiene es incondicional, que el sabe lo que es tener 16 años una epoca de reveldia, alejamiento  pero tambien sabe que se necesita mucho cariño mucha muestra de afecto...

Tras estas palabras de mi hermano,mis amigos, y mi madre puedo decir que me siento muy satisfecha y creo que todas las dudas que se me presentan algunas veces de que todo el mundo va en contra mia que nadie me quiere son solo tonterias que hay personas a las que le importo y que aun que a veces me hagan llorar o me siente mal algo siempre estan y estaran ay, porque ellos son lo mejor que tengo en la vida y espero no perderlos nunca.

Tras esta pregunta filosofica me he quedado muy parada, la verdad es que no reconocia la emocion que le a surgido a mi madre, el cariño que ha mostrado mi hermano, y el orgullo que han presentado mis amigos... esta haciendo en mi un sentimiento que no habia tenido jamas, parecido al dia de la Graduacion de ESO en la que decian mi nombre anunciando que ya habia acabado mi etapa por la ESO pero ni imitacion a este. Ahora mismo no estoy con mi novio, porque me ha dejado y no es momento para hacerle esta pregunta... pero la verdad me he quedado con las ganas de hacerlo porque la respuesta a esta pregunta cuando te miran a los ojos y la respuesta es sincera da mucho de que hablar, muestra como es la persona y te dice si es sincero o sincera en lo que dicen y si son coherentes sus palabras...Muchas veces decimos te quiero, me importas... y tambien nos lo dicen con frecuencia, pero con el paso del tiempo te das cuenta de que las palabras se las lleva el viento y que todo lo que te han dicho solo han sido eso...PALABRAS porque a la hora de la verdad no han estado ay...Quiero agradecer que existan preguntas como estas en las que no solo hacen que hablemos desde un punto de vista filosofico sino que nos digan que somos para la gente que a nosotros nos importa. Como podeis observar le he preguntado a mi madre, a mi hermano y a mis amigos y he dicho que aun que quisiera no puedo preguntarle a mi actual ex-novio pero no he hablado de mi padre solo en la introduccion,  no es que mi padre no sea importante para mi pero es que no es una persona que muestre sus sentimientos y por ello aun que le he preguntado no me ha dicho nada, y ademas el esta trabajando y cuando llega esta muy cansado y no tiene ganas de nada...

pero esta ha sido de las mejores preguntas filosoficas de las que he leido....

La verdad es que nunca en la vida me había planteado esta pregunta porque la verdad es que no me gusta
hablar de si me muriera o cosas así por el estilo, no me gusta hablar de algo que sé que va a suceder y que
no me va a gustar nada cuando llegue ese momento. Nunca me he preguntado cómo será mi muerte, o
cuándo ocurrirá por lo que mucho menos me he preguntado que sentirán mis padres, mi hermano, mi novio
o mis amigos cuando llegue la hora de mi muerte.
Creo, que ellos se sentirían igual que como yo me sentiría si ellos murieran, dolor, dolor y dolor. Supongo
que una mezcla de sentimientos totalmente tristes recorrerían sus cuerpos, y por qué no sufrimiento.
Supongo que mis padres sufrirían por tantas cosas... Porque por mucho que muchas veces crea que todo lo
que hacen es para hacerme rabiar o sentirme mal, sé en lo más interior de mi corazón, que todo lo que me
dicen, hacen u obligan ha hacer es con el mejor de los sentimientos hacia mí, porque sé que ellos lo último
que quieren es verme sufrir. Por ello, ellos serían los que peor lo pasarían, además, mi ausencia (no es por
sonar de manera egocentrica) pero se notaría muchísimo en mi casa, puesto que mi hermano se encuentra
en Málaga, y mis padres se sentirían aún más solos, porque mi madre me lo dice muchas veces "eres una de
mis razones para seguir viviendo, para que cada día me levante con una sonrisa". Mi madre es débil, y se
sentiría más desprotegida aún, algo que no permitiría que sucediera. Por otro lado, mi padre sé que estaría
ahí para apoyarla en todo momento, y para alegrarle los días en que ella se levantara un poco decaída.

Mi hermano, aunque muchas veces no me demuestre que me quiere, sé que también lo pasaría mal,
han sido muchísimos años con él, ya casi 17, y no creo que me olvidara así como así, de hecho juraría
o pondría la mano en el fuego, que él tampoco me olvidaría y que muchas veces me tendría presente.
A pesar de las miles de peleas que hemos tenido desde que éramos pequeños, mi hermano para mí ha sido
un gran apoyo, igualmente que yo para él, siempre hemos sido nosotros a pesar de todas las diferencias
él siempre me ha dado las fuerzas que yo he necesitado para afrontar miles de situaciones contrarias, y
la verdad es que aunque no se lo diga constantemente me ha hecho mucho bien, vivir con él y tener un
hermano como él, alguien en el que puedes fijar como modelo a seguir.

Por último mi novio y mis amigos, supongo que al igual que mis padres y mi hermano ellos también lo pasarían
muy mal, que me echarían de menos en muchos momentos de clase, en especial mis "vacas" como llamo
a mis mejores amigos. Ellos sé que nunca me olvidarán, tenemos tantos planes de futuro juntos... Y contigo,
pequeño, que decir de ti, sé que tú lo pasarías realmente mal, a veces ni siquiera me gustaría imaginar que
pudieras pasarlo tan mal, pero a pesar de ello, de todo se sale, y lo único que te diría sería: "empieza tu vida
de nuevo, no te pido que me olvides, si no que intentes reemplazarme, te quiero." 

Y a mi familia, que levanté la cabeza, que miren hacia delante y busquen un futuro no muy lejano, que sean
muy felices y que vivan intensamente todos los años que yo no he podido vivir.
Bueno esta pregunta es un tanto difícil puesto que yo no me puedo meter en el cuerpo de los demás para saber lo que sentirían si yo me muriese en este mismo instante en el escribo esto. Siempre se nos dice que si nos vamos de este mundo se nos echara de menos, siempre se nos llora cuando nos vamos de este mundo pero eso es un ciclo de la vida, nosotros no podemos ser inmortales, no podemos vivir más de lo que hemos vivido. Yo simplemente puedo decir lo que sentiría yo si a mí se me fuese alguien querido y ya no lo volviese a ver nunca más. Para mí eso sería una vida ya sin estar con esa persona que siempre te ha importado que después de los malos y los buenos momentos siempre habéis estado juntos los dos, la persona que estoy describiendo es una persona muy importante para mí que si yo no volviera a verla se me acabaría el mundo porque para mí, esa persona es lo más importante que tengo (a parte de mi familia, claro está.. ) bueno.. Esa persona siempre ha estado conmigo apoyándome y dándome buenos consejos en los momentos que yo más los necesitaba, cuando yo necesito algo es a él a quien se lo cuento, y es con el que cuento, siempre cuento con él antes que con nadie. Yo quiero muchísimo a esa persona y no me gustaría que jamás desapareciera de mi vida o cuando a él le pasa algo, el cuenta conmigo siempre, el sabe que siempre estoy ahí para lo que le haga falta ya sea lo peor del mundo porque no me importa ayudar a esa persona, cuando esa persona me demuestra lo mucho que me quiere. Sé que lo que os voy a contar no tiene comparación, no es lo mismo la MUERTE, que una muerte en un sueño. Todos hemos soñado alguna vez que algún ser querido se nos moría o incluso que nosotros mismos estábamos a punto de morirnos pero milagrosamente conseguimos despertarnos de esa pesadilla que simplemente nos causa mal. La persona que he descrito antes lo considero como si fuera mi hermano, ese hermano que siempre he anhelado tener…bueno mi hermano (así lo llamaremos) tuvo una noche un sueño conmigo y fue nada más que aparar a que yo me moría, yo nunca he visto a mi hermano llorar por nadie, ni por cuando dejo a su novia que tanto quería, siempre me ha antepuesto a todo, todo lo que pasara siempre era yo antes .. Siempre… cuando empezó a contarme el sueño que tuvo esa noche yo me quede un poco alucinada.. Nunca lo había visto llorar y esa noche lloró mientras me contaba lo que me ocurría en esa PESADILLA. Yo no le tomé a mal que tuviera ese sueño conmigo, puesto que los sueños no eres tu quien lo maneja sino tu subconsciente, no me enfade con él, al contrario, me alegre de que hubiese tenido ese sueño la noche pasada, me di cuenta de lo mucho que me quiere, lo que le pasaría si yo no estuviese a su lado, de los momentos que ya no podríamos pasar juntos… Yo pienso que si muriera, que si me tuviera que ir de este mundo (que tarde o temprano lo haré) se que dejaría a muchas personas llorando por mí, y eso me entristecería mucho porque yo no quiero que la gente llore por mí.. Simplemente me gustaría que me recordasen pos mucho tiempo y que mi hermano no se olvidase de mí jamás. Pienso que si yo me muriese mucha gente me echaría de menos, es lo mismo que si alguien muy importante para mí se muere, yo sufriría muchísimo pensando que ya no volveré a ver esa persona, pensar que ya no podré disfrutar de momentos agradables con ella, de pensar que ya no está a mi lado.. NUNCA MAS…

No sé si la palabra sentir seria la más adecuada, es tal el vacío interior que se me quedaría que no podría sentir nada, pues ella es parte de mi persona, de mi ser, de mis vivencias, de mi vida, ella va unida a mi, no en lo físico sino en lo psíquico, en lo emocional, se quebraría mi existencia aquí en lo terrenal, me costaría levantarme y empezar un nuevo día, tendría que aprender a vivir sin ese trozo de mí, y aprender es duro y sobre todo cuanto más mayor se va haciendo uno. Cada persona escoge su destino y elige como llevarla a término, desde que tienes uso de razón hasta que tienes la capacidad para ser responsable de tus hechos, te va pasando la vida agregando a ella familiares, pareja e lujos con los cuales vas pasando tus días y enriqueciéndote de sus inquietudes e intentando de unirte a ellos afectivamente con el mero fin de ser compañeros de este viaje que es la vida.

Mi hija es compañera de viaje de mi vida que lleva dieciséis años en ella, que no es poco, son tantas las satisfacciones personales que ella me ha dado, que si faltara sé que perdería vivir con ella infinidad de sentimientos, por eso el vacío del que estoy hablando al principio. Se une cortaría la alegría de vivir que ella me transmite, no me llegaría a mi vida, su ilusión, su viveza, sus ganas de aprender, sus risas, sus miradas, sus caricias, sus pensamientos, las charlas cotidianas. Si ella es feliz, yo soy feliz. Si ella ríe yo río con más fuerza; si ella llora, yo le ayudo a que no lo haga para que no sufra, no quiero que lo que a mi me hace feliz en esta vida que es ella sufra.

Nuestros  padres nos han transmitido la evolución normal de la vida que es enterrar a tus padres y no a tus hijos, va contra la naturaleza y es porque tu siempre das más por tus hijos que ellos dan por ti, no pides nada a cambio y el hecho de no ver y sentir a la persona a la que tu le has dado la vida, es un sufrimiento constante, no se puede cortar el cordón umbilical. Aunque una de las partes muera, es un cordón que se queda cortado pero no muerto porque quien queda aquí sigue recibiendo sensaciones internas, sería un continuo ir y venir de emociones en mi cerebro sin entender el por qué ha pasado esto, creo que pasaría horas sin pensar en nada, ausente, sin tener emociones, sin sentir nada para no hacerme daño, estaría desorientada, pues perdería el rumbo de mi cotidianidad. Sería una mezcla tal de sensaciones que me superaría, tendría que ver que mi hijo sufriría por la pérdida de su hermana y no podría verlo sufrir, no quiero que mi hijo sufra, no puedo soportar que ellos sufran. Si yo tuviera que llevar su muerte sola con migo misma la llevaría con más resignación pero no es así, tendría que compartirlo con mi otro hijo y no se puede apoyar a tu hijo para que sienta la pérdida de su hermana cuando lo que transmites es todo lo contrario.

Como pensar en eso cuando la ves empezando a vivir. Sería mi resto de vida para recordarla, y tendría que dejar pequeños resquicios, en mi pensamiento para intentar sobrevivir y ayudar a los que me rodean a superar su muerte.

No he hablado de su padre, el cual también es parte de mi historia, veintiséis años, diez más que mi hija, conociéndole, queriéndole, superando dificultades y sabiendo lo que quiere para sus hijos, ellos son su debilidad. Mi punto de apoyo es él y si él se derrumba que será de mí. Nuestro proyecto de vida se quedaría mermado, quebrado y perdido.

Como saldríamos adelante, sería, una tarea ardua, complicada, difícil, no superable por mi parte, que me marcaría en mi Orebro un antes y un después. Tengo cuarenta y tres años y he pasado muchas dificultades médicas, he salido de ellas, superando la enfermedad pero en mi mente acarreo el trauma sufrido, la manera de sobrellevarlo es no pensar en ello, olvidar, los malos momentos vividos, pues si los revivo recaigo y me cuesta mucho seguir adelante.

Si viviera esa experiencia lo único que si sé que haría sería sobrevivir nada más y nada menos; esa es la vida.

Yo creo que mi mama se sentiría muy mal al perder un hijo porque dicen que el amor de una madre a un hijo es muy fuerte y puede superar cualquier error del pasado y llenarlo de amor; y todos los días pensaría en los buenos momentos que vivimos juntos como cuando ella me pario y me ayudo a dar los primeros pasos mis primeras palabras mis primeros deberes y sobre todo en mi adolescencia cuando estuve en la edad del pavo porque ella me soportaba y sobre todo cuando ella me ayudaba a salir adelante en mis fracasos y me felicitaba en mis logros; también se va a sentir mal en el momento de la comida por que mi madre esta acostumbrada a vernos en la hora de la comida a todos los que integramos la casa y va a sentir un hueco en la mesa y su animo va a decaer cada ves que no sienta ya mi presencia en la casa o que vea a alguien que haga lo que yo hacia o que tenga una característica que yo tenia.
Mis hermanos van a sentir un gran vacío porque somos mas que hermanos estamos muy juntos siempre nos contamos nuestros problemas y nos damos consejos por que tenemos tanta confianza en nosotros mismos que somos incapaces de creer que algún día nos podríamos fallar en una tontería o desconfiar en nosotros mismos se sentirían mal por que todos los días jugamos, nos enfadamos pero luego hablamos y reglamos todos nuestros deslices jeje y salimos a dar vueltas y muchas cosas más.
Mi novia sentiría mucha tristeza, que se le acaba el mundo y que le falta una parte de ella porque con ella hemos compartido momentos inolvidables como madurar un poco mas en el aspecto de responsabilidad,de ser mas cuidadosos con las palabras, en la forma de actuar, y sobre todo hemos conocido nuestros propios sentimientos y aprendimos a reconocer nuestra propia forma de ser y por ello ella echara mucho de menos el amor que le he brindado en este tiempo que llevamos juntos.
A mis tíos les afectaría un poquitillo menos aunque somos una familia muy unida y hemos pasado unos momentos inolvidables.
Algunos de mis, me echarían un poco de menos, y ay unos que en realidad les afectaría mucho lo que me pase por que con ellos eh compartido mucho tiempo de mi infancia crecimos juntos y me consideran como un hermanos más de ellos igual que yo siento lo mismo por ellos si les pasara algo, va a sentir un gran vació en su corazón.
Mi amigos yo creo que me echarían mucho de menos por que en mi estoy seguro que encontraron un verdadero amigo fiel confiable y alguien que supo dar un consejo y poner su hombro cuando lo necesitaron y les saco una sonrisa cuando estaban tristes el que les ayudo a salir a delante con los problema de la vida supo darles ánimos y subir su entusiasma y el que pudo ser una gran ayuda para dar un gran paso después de haber caído y tropezado un amigo que les pudo abrir los ojos para que vean las dificultades de la vida y echarían mucho de menos mis consejos mi apoyo en los momentos de tragedia
mis bromas y por eso me echarían mucho de menos.
También se sentirían mal mis tíos que no pudieron pasar con migo en mi infancia por problemas económicos que tuvieron que salir de mi país, ellos quisieran recuperar el tiempo perdido con migo y brindarme algunos consejos y sobre todo se sentirían muy mal por no poder haber pasado con migo en esas fechas muy especiales cuando se reúne la familia como en navidad o para celebrar el año nuevo y sobre todo que no puede crecer con mis otros primos pequeños y conocernos mejor y eso es lo que pienso yo que sentirían todas las personas de mi alderredor si yo me muriera

Describir la magnitud del dolor que siento después de la muerte de mi hija, es imposible, pero intentaré hacerlo en las siguientes líneas.

Desde que Montero Rios murió, mi vida ha estado envuelta tan sólo de tristeza y desolación. En muchos momentos, pensé, ¡eso no me puede pasar a mí!, y cuando ocurrió, supe y sentí en ese instante, que existían pocas posibilidades de que yo lograra salir adelante, se fue una parte de mí y nada ni nadie podía ayudar a que eso cambiara.

Desde que ella nació fuimos compañeras inseparables, a pesar de que era la segunda, y al tenerla algo más mayor, la disfruté mucho más que a mi anterior hijo. Fue siempre una niña muy sana, cariñosa, amorosa y alegre, era mi compañera, mi aliada, mi apoyo más importante. Por eso, cuando ella se fue, mi vida se quedó sin sentido, con la sensación de que nada valía la pena, en definitiva, yo tampoco quería seguir viviendo. Teníamos tantos sueños y planes, que es imposible pensar que no voy a volver a oírla decirme mamá.

Aún ahora, después de meses de su pérdida, todo lo que hago, me hace recordarla cada vez más, porque Montero Rios fue una gran parte de todo lo que hice, y me asusta que todos esos recuerdos se esfumen de mi mente, porque si eso ocurriera, sí que no me quedaría nada de mí.

Mi vida ha cambiado y nunca será la misma, y a pesar que mi desesperación y mi negación han ido dando paso lentamente a un dolor tolerable, mi rabia no desaparece. He perdido a mi amiga, "mi niña", y mi amor por los demás ya no existe. Mi corazón está roto y el dolor es tan profundo, que me faltan herramientas y fuerzas para repararlo.

Trato de seguir adelante, de recuperarme de esta prueba tan dura que me ha puesto la vida, no sólo por mí, sino por mi familia también, que me quieren y quieren verme bien. Lloro todos los días y algunos a escondidas para que nadie me vea. Me duele muchísimo el alma, y no puedo explicar cómo vivo con este vacío tan grande.

No quiero ser la se ha quedado aquí, porque sin ti hija, mi vida ya no es cierta. Contigo encontré el compañerismo y la complicidad que nunca había soñado. Gracias a ti encontré una forma diferente de mirar la vida. Lo pequeño se volvió grande, lo insignificante se volvió apreciable. Te echo de menos, echo de menos tu sonrisa y tus ojos grandes y brillantes, tus rabietas y caprichos, hasta echo de menos el reñirte, porque después venían tus mimos y tus besos.

Mi llanto durará siempre y nadie podrá sacarte de mi corazón, porque siempre estarás presente y siempre estarás a mi lado.

Su muerte me ha dejado un profundo vacio, y un hueco difícil de llenar, me he quedado sola y triste, y solo espero que a pesar de todo no me abandone y permanezca a mi lado. Siempre la llevaré muy cerca de mi corazón para ni yo misma me olvide de cuanto la amo.

Sé que en algún lugar me estará esperando y podré volver a verla sonreír, podré acariciarla y mimarla, y ese día nada nos separará y estaremos juntas por siempre.

El día que perdí a mi hija, una parte de mí murió conmigo. Cada día es duro seguir, pero lo cierto es que a pesar de amargura, me siento la mujer más afortunada sobre la tierra por haber sido su madre. Todo lo que ha sido de ella, algún día será de mí. La amo más que nunca.

Esta pregunta no me gusta porque me cuesta muchisimo expresar esto porque la gente sufriria mucho y mi familia los primeros mis padres, mis amigos..empezando por mi familia a mi padre le daría algo nose como se sentiría ya que mi padre es un hombre bastante frío no demuestra sus sentimientos es como si fuera de piedra es mas en casi estos dieciocho años que tengo lo he visto llorar una vez en la vida pero se que me quiere que me cuida y me protege. A mi madre ella yo creo que caería incluso hasta en una depresión si esque no intentaría suicidarse para ella lo soy todo ella si me lo demuestra día a día siempre esta hay..no levantaría cabeza nunca y más que soy hija única    y sería una verdadera tragedia, tal vez  si hubiera tenido hermanos seguro que hubiera sido distinto porque estarían ellos para consolar a mis padres pero bueno espero que para esto pase mucho mucho tiempo, respecto a lo que sentirian mis abuelos pues no tengo a nadie ahora mismo me abuela la madre de mi madre se murió en noviembre hace dos años y desde luego si yo me hubiera muerto estando ella viva seguro que también le hubiera dado algo era su nieta preferida era más que una nieta una hija ppero por desgracia se murió cosa que creo aún no e podido superar ha sido el golpe mas duro de mi vida algo que no se explica con palabras... mi otra abuela se murió cuando yo era bastante pequeña entonces no lo e sentido tanto ya que no tenía mucho roce con ella pero en fin abuelos tampoco he tenido mi abuelo por parte de mi madre se murió cuando mi madre era pequeña imposible que lo hubiera conocido y el otro prefiero no hablar existe pero como si no existiera. Mis titas y titos también lo sentirían mucho ya que me quieren bastante la que mas lo sentiría de mis titas sería mi tia ana ella es la pequeña de todos los hermanos de mi madre y me críe con ella ahora tiene veinticinco años y es como una hermana para mi la hermana que nunca me dierón para mi es ella que yo creo que lo pasaría demasiado mal... sería un golpe bastante duro para ella. Los demás titos que tengo también lo sentirían mucho ya que soy bastante cariñosa y buena y me quieren bastante al ser la única sobrina que podriamos decir que tienen porque tengo tres primos solo por parte de madre y dos son hermanas  viven en el pueblo sin embargo el otro es el niño y también lo quieren pero es distinto conmigo tienen muchisimo roce, pero ellos con el tiempo lo podrían sobre llevar cada uno a su manera..mis primas y mi primo supongo que lo pasarían mal pero el que mas mi primo jose el pobre hace un año y poco mas perdío a su padre (que era mi tito de sangre, hermano de mi madre) pues imaginate si me pierde a mi ahora que e sido un punto de apoyo bastante grande en su vida, con mi primo tengo mucho roce se podría decir que desde chicos pues hemos estado juntos de mis primas pues eso si que es verdad que nose como les sentaría (espero que mal) pero al vivir en el pueblo pues las veo como mucho una vez al año o cuando pasa una tragedia y nos vemos todos o por que de la casualidad que yo este un día andando por Granada y me las encuentre así de casualidad así que eso no lo puedo decir ..Mis amigas pues la verda esque amigas se cuentan con los dedos de la mano y mi mejor amiga si lo pasaría mal porque amigas verdaderas tengo dos y creo que se llevarían un golpe bastante duró pienso que siempre me recordarían pero que con el tiempo y el paso de los años me olvidarían..asin que por lo demás pues nose no me echo gracia hacer esta pregunta es bastante trite y sinceramente me queda mucha vida por delante o eso espero y muchos proyectos por hacer en mi vida.También en esta pregunta se me plantea que si algún dia muriera me gustaría que hubiera otra vida (que yo se que hay otra vida ) para poder ver a esas personas que han fallecido y a las que tengo tantas ganas de ver y lo que mas me gustaría es en esta vida que si me pasará algo poder salirle a mi madre y decirle que no se preocupe que hay arriba hay otro mundo en el que me va a ver pero bueno aunque pienso también que a lo mejor si hay otro mundo pero una vez que te mueres en paz no puedes bajar aqui para nada ni verlos porque se supone que el que se muere se queda descansando en paz y tranquilo y si viera a sus seres mas queridos aqui pasandolo mal pues nose yo prefiriria no ver nada de eso. En fin..ahora mismo estoy viva y espero estarlo durante muchisimo tiempo..y no pensar nunca mas en todo esto...

Lo que yo pienso que sentirían, aunque es una simple creencia, es que sentirían al principio tristeza, pero con el tiempo seguirían adelante sin pensar mucho en mí y reharían su vida, ya que no soy imprescindible en la vida de nadie excepto en al vida de mi madre. Pero todo esto es relativo, porque todo depende de si la persona que me rodea en cuestión me aprecia o no me aprecia. Si me tiene manía, por el contrario, no creo que sintiera felicidad por el hecho de mi muerte, ya que pienso que eso es algo muy cruel y que solamente los asesinos sienten al cien por cien. Pero claro, ¿quién me dice a mí que no hay uno de ellos entre la gente que me rodea? Aunque si lo hubiese me parece que a nadie le he hecho algo tan malo como para que me odie hasta ese extremo.

Le pregunté a mi mejor amiga que qué sería lo que sentiría, y ella respondió: “Si me lo dijeran no me lo podría creer de primeras, me quedaría en estado de shock porque eres parte de mi vida y no podría imaginarme bien como sería una vida sin ti. Después me sentiría realmente triste y mal y no tendría ganas de nada, me negaría a aceptar que has muerto y puede que me encerrase un poco en mí misma. Con el tiempo supongo yo que encontraría la manera de seguir adelante pero creo que nunca más sería lo mismo y que hablaría de ti constantemente y recordaría todos los momentos tan buenos y tan bonitos que hemos pasado juntas. En definitiva, mi vida cambiaría mucho, sin duda, y no sería una buena experiencia ni de broma.”

Le pregunté también a un antiguo compañero de clase mío de mi colegio anterior con el que compartí doce años escolares enteros y me respondió lo siguiente: “Sentiría una especie de sensación extraña, como si una parte de mi pasado hubiese muerto al morir tú. Me sentaría mal porque hemos pasado miles de millones de momentos juntos y que solo se quedarían en recuerdos que yo podría pensar solos y que se me acabarían olvidando a lo largo del tiempo como si jamás hubiesen existido. Todo eso es muy triste, y puede que también me diese mucho miedo porque al ser tú una persona cercana a mí me produciría la sensación de que la muerte está mas cerca de lo que creo y que al igual que a ti, le puede llegar en un momento determinado a cualquier persona de este mundo, incluyéndome a mí aunque me sorprendiera y aunque hasta este momento no me había parado a pensar que puede pasar de un día para otro en cualquier momento de mi vida, sin previo aviso anteriormente ni nada. Intentaría recoger como pudiese todos los recuerdos posibles de todo lo que hemos vivido para que quede constancia de que tú has existido en mi vida y que has crecido desde niña hasta casi mujer junto a mí. Ojalá no te pasara eso a ti ni a ninguno de mis otros compañeros del colegio en el que hemos estado tanto tiempo, porque aunque a algunos se les tenga más cariño que a otros, todos forman parte de una etapa esencial de mi vida como fue aquella. Sois la prueba de todo lo que viví, tanto tú, aunque es más que otros, como todos los demás. Fuiste muy buena compañera y me ayudaste mucho y aunque nunca me había parado a pensar, si nunca me hubieras dado los consejos que me diste quizá al reaccionar de diferentes formas en la vida no habría acabado exactamente como estoy ahora haciendo lo que estoy ahora. Así que aunque tú murieras, quedaría algo de vida en el mundo de ti al haber hecho un cambio, por muy pequeño que sea, en otra persona. Es posible que te apreciase más de lo que ahora te aprecio al haberte perdido, pues ya dice el refrán: no se sabe lo que uno tiene hasta que lo pierde. Me gustaría que tu muerte fuese cercana a la mía y que así nadie nos diesemos cuenta de la cruda realidad, que todo lo que somos y lo que seremos un día se acaba. Espero de verdad que te quede mucho por vivir y que sigas en contacto conmigo contandome lo bien que te está yendo. En caso contrario, al menos ahora sabes un poquito más de lo que significas tú para mí.”

 

Fernando antes de ponerte la respuesta que me ha echo mi mejor amiga, mi hermana quiero que sepas que si pones mas preguntas de estas no pienso hacer que nadie las responda o yo reponderlas, por que nos la hemos heho mutuamente y lo que hemos llorado no es normal.

Que hago si De Pasada Herrera se muere.Antes de contestar a esa pregunta quiero dar a entender quién es en mi vida. 

De Pasada Herrera, 16 años, morena, bajita, inocente, sumisa. La conozco desde que tengo uso de razón. Llevo sin separarme de ella desde el primer curso de preescolar. Nos encantaba jugar, saltar, bailar, corretear, chillar y reír. No nos importaba nada, solo disfrutar. Éramos grandes amigas, pero bueno amigas de la infancia ya se sabe que al final eso no cuenta si no estás en un futuro con esa persona. Cuando hablas de una amiga de la infancia das por echo que la conoces como nadie. Pero no es así. Hasta que no pasaron 12 años después, no supe lo que esa niña era realmente para mí. Gracias a cuarto de la eso, me di cuenta que no por ser amigas de toda la vida la conoces como crees o que la quieres mucho, porque siempre es más. Eso nos ha pasado a las dos, mutuamente pero bueno eso ahora no importa. Ahora, hoy por hoy, es junto con dos personas, mi vida. 

Y ahora la pregunta que estoy respondiendo me la pregunto yo, por que ¿me puedes decir que hago yo sin esa De Pasada Herrera? ¿Sin levantarme e ir al colegio y no verla? ¿Sin salir un viernes y no estar con ella? ¿Sin sus bromas, sus risas y sus tonterías? Yo no lo sé, sinceramente. Es algo duro no, durísimo de pensar. Si ella se muriera creo que esta sonrisa que tengo día a día, que es gracias a ella, se me borraría, pero no por unas semanas o por unos meses, no. Se me borraría durante todo lo que me quedara de vida y eso sabiendo que si no me muero con ella, mi vida no tendría sentido. No me imagino MI futuro sin ELLA. No puedo. Es algo superior a mi. Es ella la que me levanta siempre a mí con sus tonterías, su buen humor, su sonrisa, su cara de felicidad al verme… y ahora pensar que se es ella la que se un día me faltaría a mí me derrumbo. No podría seguir en esta vida más, y si por un casual siguiera, no seria lo mismo, mis días serían grises, porque todo me recordaría a esa Natalia, a la que me avasalla todos los días dándome igual por el simple hecho de que es ella, la que me grita marcianito por mitad de la calle, la que me prepara siempre la merienda, la que le da igual que hacer para hacerme sonreir, la que en cuanto me ve se me tira a darme un beso, la que se echa mil fotos y mil una es haciendo el tonto, a la que quiero por encima de cualquier cosa. Es mi pajarito, es a ella a la que le da igual lo que le digamos, lo que hagamos pero que con tenernos a su lado, todo le da exactamente lo mismo. Con ella todo es tan distinto, tan diferente. Nunca con nadie había sentido esto. Es un sentimiento de cariño, amor, amistad, y malestar cuando no la encuentras bien. Coño, que es lo mejor que me ha podido pasar en la vida. Tenerla a ella es el mejor regalo que me han podido dar, que prefiero morirme de asco teniéndola que tenerlo todo menos a ella y ni saber que existe. Porque sé que teniéndola no voy a echar de menos nada. Sólo ella para ser feliz ¡SÓLO ESO! No pido más. Y sólo por el simple hecho de pensar que algún día me falta me entra una impotencia y una rabia por dentro que no la puedo controlar, porque esto lo escribo llorando sin parar. Si es que no me hago a la idea joder, que por mucho que piense, que reflexione y que intente sacar palabras para esta puta redacción no puedo. Y si esto me pasa sólo pensándolo, ¿que voy a hacer si pasa en realidad? ¿Si es ella el principal motivo por el que me levanto y me acuesto sonriendo, por el que voy al colegio contenta y no como los demás solo por que soy consciente y sé que voy a estar seis horas a su lado? Le debo tanto que no me perdonaría estar sin ella jamás.

¿Sábes? Precisamente YO, ahora mismo, sin pensarlo y aunque me dieran tres años para pensármelo, firmaría por que yo muriera antes que ella. Porque no soportaría vivir sin sus abrazos, sin su cariño, sin su manera de hacerme feliz dia a dia, no podría levantarme una mañana y pensar que no la tengo, que ya no está ahí para mí. No podría, es una sensación extraña, que no soporto ni que se me pase por la cabeza. Porque esto ahora sólo por el hecho de pensarlo, me siento hasta mal. ¿Y, sábes que conclusión saco de todo esto? Que es mi vida, que la quiero más que a nadie, y que voy a disfrutar cada segundo que me queda en este mundo con ella porque se merece todo y más. TE QUIERO.

Hoy día 11 de noviembre de 2011, como madre que soy, me he puesto a pensar y me hago una pregunta ¿qué pasaría si mi hija muere?

No se porque me la hago,la verdad es que no se debería pensar jamás en esas cosas, ya que es muy triste y la vida deberíamos de llenarla de preguntas más positivas para todos

Es muy triste y desgarrador que una madre tenga que pasar por ese momento de la vida, un duro e inolvidable día que nunca se podría olvidar, y que por supuesto estaría marcado para siempre en el corazón de esa madre.

Es una pregunta que no se puede contestar con palabras, sino con el corazón en la mano, y es muy difícil poder contestarla sin derramar una lágrama pensando en ella, yo lo voy a intentar, pero no quiero ni pensarlo ni vivirlo.

Tuve a mi hija por amor y con gran ilusión. Recuerdo el día que nació, fue un día inolvidable, tenia una carita tan redonda, unos ojos tan grandes como dos aceitunas negras, un cuerpecito tan gordito, que me pareció ver el cielo cuando la tuve en mis brazos, desde ese día cambió mi vida y la de su padre por supuesto.

Mi hija  para mí es lo mejor que tengo y lo más bonito que me ha dado la vida, es mi día a día, mi ilusión, sus problemas son mis problemas, sus alegrías las mías, si tiene un día malo lo sufrimos las dos, si tiene un día bueno nos reimos las dos, estamos muy unidas y doy gracias a Dios por tenerla, y le pido todos los días que siga a mi lado, que la cuide y que la proteja.

Pude comprobar, el sufrimiento de una madre, cuando el hijo que más queria, el que adoraba, se fue en un accidente de tráfico. La llamaron diciendo que su hijo había muerto en la carretera. En ese momento ella no sabía lo que estaba pasando, no se lo creia, pensaba que no era verdad, que su hijo no podía ser, pero la dura realidad le hizo entender que su vida se iba ese día con él.

Cuando yo fuí a visitarla, no era ella, no tenía alegria, ni ilusión, tenía sufrimiento ella y todos los de alrededor, no quería vivir, no servia su vida, porque la de su hijo se fue.

En ese momento entendí el dolor, el dolor profundo, la soledad, el poco sentido que tenía la vida, y lo valioso que era el tener a los tuyos a tu lado, que a veces no nos damos cuenta, y nos enfadamos por nada, por tonterías, hacemos un mundo de una gota, y en verdad no sabemos lo que tenemos.

Desde ese día, al ver que no podía ayudarla, que nadie podia, estaba ella sola, con el corazón destrozado por el dolor, y lo más penoso es, que su hijo no volvería, ella se fue con él.      

Por todo eso es muy difícil  imaginarlo, sin ella sería imposible seguir adelante, sin su sonrisa, su alegría, su vitalidad, sus ilusiones, me iría con ella para siempre y el cielo se volvería negro. Tengo miedo, miedo a levantarme y que no sté, que salga con sus amigos y que no vuelva, que le quiten su vida.

Hoy en día existen muchos problemas esconómicos, laborales etc., pero el mayor sufrimiento para una madre no es, no tener trabajo, no poder pagar la hipoteca, es el no tenar a su lado a su hija.

No quiero pensarlo ni quiero vivirlo, quiero estar con ella, hablarle, mimarla, ayudarla, en una palabra QUERERLA. Y tenerla siempre a mi lado.

Te Quiero Mucho  Hija.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio