FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Nada? ¿Todo? ¿Qué?

Visitas: 3344

Respuestas a esta discusión

Hay tantas teorías acerca de lo que hay después… todo depende de la persona que lo vea, cada uno tendrá un punto de vista. Yo creo que nunca se sabrá a ciencia cierta qué habrá después, siempre será un misterio más de la vida, por el cual aprovechamos al máximo. Hay gente que dice que al morir, si has sido bueno, tu alma va al cielo, y allí son cuidadas por Dios, otros dicen que en el fin del mundo, solo trescientas mil almas volverán, y serán aquellas que realmente son puras de corazón, otros dicen que nos reencarnamos en otros seres dependiendo de cómo hayamos sido en nuestra anterior vida. ¿Qué creo yo? Bueno, si digo la verdad me es muy difícil responder, me lo he planteado varias veces, pero nunca he tenido el coraje suficiente para pensarlo a fondo e intentar buscarle una respuesta, pero ya que esta vez sí que lo he tenido que pensar a fondo, he sacado una conclusión, nos preguntáis qué creemos que hay después de la muerte cuando ni siquiera sabemos lo que es la vida, sus aspectos buenos y malos… Sin embargo hace tiempo leí “¿Y si esa luz que afirmamos ver al final del túnel, no es más que la primera luz que ven los bebés al nacer?” La verdad es que aun no he encontrado nada a eso que demuestre lo contrario, sería una especie de reencarnación en cierto modo, es complicado. He preguntado a varias personas, estas han sido sus respuestas:

Mamá: Bueno, yo creo que no hay nada, es tan simple como igual que nacemos, morimos, no hay nada ni antes ni después. Simplemente al morir nos lloran un poco, cosa que aun no entiendo bien por qué, y después dejan que nuestros cuerpos se descompongan y sean comidos por los gusanos, aun que también depende de la persona y de la edad, porque creo que la juventud se toman la muerte como algo científico,  mientras que la gente más mayor lo ven como algo muy superior, que les espera a la vuelta de la esquina, y les tienen miedo, aunque piensen que después van con Dios, en definitiva, es un tema muy complejo.

Yo, desde mi punto de vista, creo que la muerte solo marca un cambio en nuestra historia, marca un antes y un después, pero no me refiero a la muerte propia, si no a la muerte de un ser cercano, un ser querido y que ha sido importante para ti. Este tipo de pérdidas te marcan profundamente, te transforman y te convierten en una persona completamente nueva, te hace más fuerte, te hace crecer, y te ayuda a buscar el apoyo que necesitas para salir adelante en otras personas, no digo que la muerte sea algo bueno, solo digo que hasta que no llegue el momento, tampoco se sabe si es malo, ¿Y si tras ella hubiese un mundo perfecto en el que no sintiésemos dolor, en el que todos nuestros sueños son realidad? Aunque me parece un tema curioso, no me corre ninguna prisa descubrirlo.

Dolor, sufrimiento, angustia, perdicion, desesperacion... o tal vez alegria, euforia, felicidad... o quizás nada. Personalmente, no lo se, pero... ¿quien lo sabe? A lo largo de la historia, las religiones o las corrientes de pensamiento han intentado convencernos de que es lo que, según ellos, no espera despues de la muerte. El animismo, decia que, cuando morimos, nuestros espiritus siguen vagando por el mundo terrenal; el Hinduismo sostiene firmemente la idea de la reencarnació, es decir, la ocupación de tu alma de otro cuerpo carnal, aunque no necesariamente humano; el Cristianismo propuso que despues de la muerte venía la verdadera vida, una vida eterna con Dios... En mi opinion, todas estas teorias son una forma de no tener que enfrentarse a la muerte como un fin, que es a lo que se teme, sino como a un cambio de la vida terrenal a la vida espiritual. Pues bien, pera mi todo esto son, en cierto modo, actos de cobardía; una forma de consolarse y tranquilizarse pensando en que REALMENTE nunca vas a morir, porque de una forma espiritual siempre vas a perdurar, aunque sea en este o en otro mundo, o bien habitando otro cuerpo... ¿pero por qué no enfrentarse a la realidad? Todos moriremos algún día, y cuando esto suceda, nuestra integridad, tanto fisica como espiritual estará acabada. Nada de reencarnaciones, ni vidas espirituales... Nada, excepto lo que dejamos aquí. Y con “lo que dejamos aquí” no me refiero a bienes materiales, dinero, chalets con piscina en la montaña, o apartamentos en primera linea de playa, o cohes deportivos de lujo, sino a la parte que de nosotros mismos que dejamos dentro de las personas que, en vida, estuvieron próximas a nosotros, de manera que siempre permaneceremos en su recuerdo, hasta que, en el futuro, les suceda lo mismo a ellos.

Desde la Edad Media, los grandes autores como Jorge Manrique ya trataban en sus obras temas como la muerte y la fama, la una igualadora, y la otra que hacia que se recordara a los que se habian ido mas alla de la muerte. Pero... ¿por que esa firme y ciega creencia de que hay ALGO despues de la muerte? ¿Acaso es que el ser humano no soporta la idea de que la muerte suponga la desaparición total? Quizás hubiese algo más, algo que ahora no alcanzamos a comprender, ni siquiera a ver, aunque anteriormente supuso una clarisima demostracion de la vida despues de la muerte. Quizás fué nuestro desarrollo intelectual el que nos llevó a plantearnos cuestiones de este tipo y empezar a buscar respuestas a las mismas. Lo que si sabemos es que, casualmente, casi todas las culturas y religiones tienen creencias a cerca de la vida despues de la muerte, a pesar de las grandísimas diferencias que se dan entre muchas de ellas. Esto explicaria en parte, que la aparicion de este tipo de cuestiones y la busqueda de sus respuestas, estuviera causada por el desarrollo intelectual de los humanos, independientemente de la zona del planeta que habitaran, lenguaje que usaran... etc

Pero, ¿y si todo se redujera al gran mal que asola la humanidad desde que vivíamos en las cavernas? El miedo. Nuestros miedos siempre han sido infinitos, pero ninguno tan asfixiante e irremediable como la muerte. La idea de la muerte horrorizaba tanto a los humanos que no les quedó mes remedio que fundar las creencias que les ayudarian a aplacar ese inmenso miedo. Sinceramente, me gustaria saber de donde vienen estas creencias de la vida despues de la muerte, pero me gustaría aún mas poder llegar a comprender qué hay despues de la mismísima muerte (sin la necesidad de morir, claro está), la cual nos pintan como un esqueleto, vestida con una túnica negra, y portadora de una guadaña para sesgar las almas de los muertos

En definitiva, NO SE que hay después de la muerte, pero creo que no será nada parecido a lo que nos hacen creer las religione, aunque claro, siempre cabe la posibilidad de que... no halla nada.

¿Qué crees que  nos espera tras la muerte?

Yo pienso que esta pregunta se la ha debido hacer toda persona ya que es algo de lo que nos gustaría  tener más información y saber más sobre lo que nos espera tras la muerte. Hay muchas conclusiones sacada sobre que nos espera tras la muerte alguna gente dice que subiremos al cielo, el cual es muy bonito lleno de nuestros sueños con las cosas que más nos gustan y sobre todo lo que le gusta más a la gente es que Dios estará ahí que podremos estar con Dios hablar con el preguntarle todas las dudas que has tenido durante tu vida, por eso esta idea de que nos espera tras la muerte es el cielo en el cual esta Dios es la idea que más le gusta a las personas sobre todo a los que tienen una religión en la que aparece dios.

Los que creen en Dios la idea que tras la muerte van a ir al cielo y se van a encontrar con Dios le parece genial y maravillosa ya que  se van a encontrar con su creador y van a poder hablarle cara a cara etc. Pero después están los ateos los que no creen en nada solamente creen en lo que ven y estas personas no tienen una idea de cielo de un lugar en que relajarse y descansar tras la muerte solo piensan que tras la muerte no hay nada solo te mueres y después nada te quedas en la tumba sin que tu alma vaya para otro lado, eso es lo que piensan los ateos. Ya que si los ateos pensaran que el cielo existe que esta Dios en el no serian ateos pienso yo ya que sabrían que Dios existe y no tendrían razones para no creer en él si no que tendrías más razones para creer en él.

También hay otra pregunta que todo el mundo se hace y es quien ¿sube al cielo y quien va al infierno? Mucha gente se asusta sobre esto ya que no saben qué hacer para subir al cielo los cristianos piensan que lo tienen ya todo hecho y que por ser cristianos ya van al cielo y los ateos con miedo a que sea verdad que pueden ir al infierno cuando les llega la vejez se convierten al cristianismo por si acaso. Esto no me parece bien ya que estas personas no creen en nada no tienen valores solo hacen lo que creen que puede pasar y yo creo que eso no está bien si tu tienen unos valores en los cuales no crees en Dios, no crees  y no pasa nada tú has elegido esa opción pero no te conviertas los últimos años de tu vida por si acaso porque no es justo y te estás mintiendo a ti mismo porque estas pasando de tus valores por miedo al que hay detrás de la muerte ¿será verdad que voy al infierno? Y la gente por miedo se cambia de religión.

Yo pienso que si hay algo detrás de la muerte y es el cielo donde nos reuniremos con Dios y podremos estar al lado suya pero hay otra gente que piensa que no solo piensan que no hay nada si no que nos morimos y todo se acaba ahí no hay nada mas tras la muerte, eso es triste ya que es pensar que solo vamos a vivir una vida pero en la muerte todo se acaba y no puedes hacer nada. Pero hay otra gente que por miedo a si es verdad que hay un cielo y los que no creen en Dios se van al infierno se cambian sus valores para el por si acaso.

¿Qué creo que nos espera tras la muerte? Bien, pues no tengo ni la más remota idea,así que para hacer frente a esta pregunta tan solo puedo limitarme a mi imaginación y razón, a mi criterio personal sin ninguna certeza posible.

Muchas personas tienen miedo a la muerte y lo entiendo porque seguramente yo lo tendré cuando esté frente a ella o cada vez más cerca, pero por ahora no, por ahora me limito a vivir, porque eso de vivir siempre con miedo ni es vivir, ni es nada.

Y ahora, centrándome en la pregunta, se me han venido diversas teorías a la cabeza.

En primer lugar y seguramente la más común  y cuerda para todas las personas sea que tras la muerte no haya nada, que simplemente nuestros organismos se paren , que nuestra respiración finalice con el latido de nuestro corazón y que nos sumergimos en un sueño eterno sin más.

En segundo lugar y la que más me puede llamar la atención, es ¿ y si realmente existe la reencarnación? ¿Y si no dejamos de vivir para siempre, sino que tan sólo dejamos esta vida para empezar otra? En muchas ocasiones he leído eso de que esa luz blanca que dicen ver al final de un túnel durante la muerte sea la luz hacía la vida, la luz que vemos al salir de la barriga de mamá al nacer. Pues también es una posibilidad, es que el tema de la muerte es tan desconocido, tan complicado… Vale, puede parecer una tontería esto que voy a decir a continuación pero ¿y si tras la muerte nos espera convertirnos en otro ser? ¿Una tortuga, un pez un ornitorrinco quizás? Es que es tan improbable como probable… Nadie puede saber a ciencia cierta qué hay tras la muerte, ni el mayor de los científicos, ni el mejor nobel, ni las más grandes religiones, nadie. Cada uno tendrá su teoría, su hipótesis, pero nada seguro, tan solo posible o no.

Por último lugar y llevando la muerte hacia el ámbito de la fe y la religión, ¿y si existe la salvación divina?¿ Y si nuestra alma realmente se va con Dios y pasamos a una mejor vida?, ¿y si existe realmente el tópico de la salvación en el cielo para quien ha obrado bien y el castigo del infierno para quien no como nos contaban de pequeños? Es que claro ¿ Y si realmente lo único que muere es nuestro cuerpo y no nuestra persona? Demasiado surrealista ¿no? Pues no lo sé, la verdad es me desconcierta tanto hablar de esto…

He estado hablando sobre que habría tras la muerte de mi persona, pero, ¿qué hay de la muerte de un ser querido? En mi opinión eso sería incluso peor que la mía propia, porque realmente la muerte es algo que sufren los de tu alrededor y de qué manera tan dolorosa… En mi caso he llegado a vivir la muerte de tíos y bisabuelos, pero bueno a fin de cuentas no son personas tan cercanas a mí, es algo que superas y aprendes a vivir con ello. Pero cuando hace un año mi padre estuvo en peligro de muerte por algo tan estúpido como fue una caída jugando al fútbol, los médicos nos decían que nos pusiésemos en lo peor, que debería de ocurrir un milagro para que mi padre se salvase, tenía tanta rabia en el cuerpo, tanta impotencia de ver que mi padre hasta hacía un momento había estado conmigo en casa gastando sus típicas bromas como cada noche de jueves que se iba a jugar un partido con los amigos “ No sabes a quien tienes delante, ya quisiera Cristiano Ronaldo parecerse a mí” recuerdo que me dijo entre risas esa noche. Pues nada, en una hora se acabó eso que llamábamos felicidad. Recuerdo que estaba con mi amiga en casa preparando todas las cosas para el primer día de colegio y “rinnnng, riinng” una llamada,” Paco ha se ha tenido un accidente jugando al fútbol, no es nada decían” y claro mi madre se fue tranquila al hospital, ¿Qué le podría pasar jugando al fútbol? ¿Una esguince, una fisura quizá? Pues va ser que no, nadie  apareció por mi casa hasta las seis de la madrugada y fue para decirme “vente al hospital y ves a tu padre que puede ser la última vez que lo hagas” , imposible, eso era imposible, mi padre no se podía morir, un error tenía que ser, están todos locos, pensaba y no, no tuve el valor de enfrentarme a la que podía haber sido su muerte, y gracias a Dios, hoy escribo esto teniéndolo a mi lado, vale, ya no es el mismo, pero aseguro que no hay persona más luchadora que él, un milagro decían pues él lo ha hecho posible.  Por eso concluyo esto remitiéndome a lo que he dicho anteriormente, ahora, no tengo miedo a la muerte ni quiero saber lo que hay detrás de ella, porque sé que puede estar en cualquier esquina y si nos pasamos la vida temiéndola, jamás  podremos disfrutar de la vida.

Muchas veces en clase , como el dia anterior , nos hacemos preguntas para reflexionar sobre nosotros y nuestra existencia , ¿Quiénes somos realmente? ¿cuál es el sentido de la vida? ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos? Muchas preguntas sin una respuesta concreta. Me sorprende que por ahora no hayamos debatido y reflexionado demasiado todavía sobre el ¿Qué hay detrás de la muerte? .Para mi ,la cuestión la cual sinceramente que me infunde más miedo , respeto , incertidumbre y la que mas desearía encontrar una respuesta valida que pudiera saciarla. Muchas veces pienso que no somos realmente conscientes de que lo que nos espera en la muerte es mas importante que la propia vida, porque , ¿qué mas dará lo que hagas en estos predecibles 80 años de tu vida cuando en la muerte te puede esperar una eternidad de sufrimiento , alegría o simplemente la ausencia o la nada. Es duro pensar que después de estos 70 años aproximados en algunos mas , en otros menos , que nos quedan de vida , después habrá algo incalificable que durara para siempre en la eternidad y podría ser el sufrimiento en un lugar aparte de este mundo que no sabremos como será ni lo que habrá. No sabemos si estaremos para siempre con nuestras familias , con nosotros mismos y con las personas que queremos o no.

Según el punto de vista religioso , aquí un ejemplo: Imagínate tu mano dentro de un guante. El guante se mueve sólo cuando la mano lo hace. Saque su mano y el guante se queda sin vida sobre la mesa. Esta es una manera fácil de visualizar lo que pasa cuando uno muere. Imagina que su cuerpo es el guante que funciona mediante su espíritu. Al morir su cuerpo se queda atrás, sin vida como un guante, pero su espíritu vive para siempre. Nuestra muerte física no es el fin, sino más bien es un paso adelante en el plan de nuestro Padre Celestial y un momento de alegría indescriptible para la persona que hace la transición. Ésto es lo que defiende el cristianismo.

¿Pero por que creer al cristianismo si nadie ha vuelto del más allá para respondernos?

Cuando uno es el que se queda atrás, el que pierde a un amigo o a un ser querido, el dolor de esa pérdida es muy fuerte. Pero hay un gran consuelo al saber que lo verá de nuevo. Y por medio de la muerte de Cristo, en algún momento nuestro espíritu y el cuerpo se reunirán (resucitarán) y serán perfectos para no separarse nunca más.

Hay más teorías: después de la muerte nos rencarnamos en otra persona y volvemos a nacer , nos quedamos en la tierra en espíritu… pero¿ y si desaparecemos por completo y nunca más seremos nada?Es difícil imaginárselo pero todo puede ser.

Éste tema también lo hemos tratado en el club de Música y Filosofía y hemos concluido que hay que vivir la vida , que son 2 días porque el tiempo pasa volando , que hay que intentar hacer el bien a los demás porque si Dios nos valora lo que hemos hecho aquí es lo que nos llevaremos a otro mundo y que la muerte iguala a todos , malos, buenos , pobres, ricos, inteligentes , tontos…

Es raro pensar de que gente que hasta hace nada han estado contigo día a día y que ha sido como una madre como mi abuela , ya no este aquí junto a ti y no sepas donde está : si en este mundo observándote , si en otro mundo esperándote o si simplemente ya no es nada y no volverás a ver jamás porque tu tampoco serás nada.

Pero también es cierto que no se puede vivir con el temor o la desgana de que todo lo que hagamos aquí da igual y por eso no debemos hacer nada y solo disfrutar esperando que vengan las cosas. Debemos currarnos una persona para nuestro futuro para que tu en un tiempo puedas disfrutar de otras cosas de la vida que ahora ves insignificantes.Pienso que a veces  es mejor no pensar en la muerte porque es algo oscuro, indescriptible  que si lo reflexionas que será de ti se te pueden quitar las ganas de todo , pasar un mal momento o vivir con temor.

 

¿Qué nos espera tras la muerte? Lo más correcto sería decir ‘una vida plena en el Señor’ y tal, pero ¿y si no? Últimamente me he planteado que esa idea se responde con mucha soltura últimamente, y desde siempre. Pero, ¿existe el infierno? ¿Y el limbo? Porque si existen ya no es una vida plena en el Señor. Pongamos que existe el infierno. ¿Quién va al infierno? Los pecadores. Vale, hasta ahí todo Clara, digo claro. Si es que existe, porque, si el Señor perdona a todos, ¿quiénes son pecadores ahora? Ya no hay no, porque el Señor perdona a todos. Entonces va al infierno… ¿Quién?

Una idea que me impactó mucho cuando se comentó es la de que esa supuesta luz que se ve al final del túnel sea en realidad el útero de tu nueva madre. Esto es, la reencarnación, o al menos un modelo adaptado para el consumidor. ¿Por qué digo eso? Pues porque la verdadera reencarnación te convierte en cualquier animal, sea cual sea, ergo no siempre tiene que haber útero. Pero aceptando eso, ¿y si nuestra alma está destinada a vagar en diferentes cuerpos, y cada vez que entra a uno nuevo olvida lo vivido en el anterior? ¿Y si nuestro conocimiento adquirido no es nuevo, sino un recuerdo? ¿Y si, por ejemplo, la gente a la que se le da bien el francés, se le dé bien porque su antigua vida fue francés?

Otra idea es aquella de que no hay nada en el otro lado. Simplemente puf, y se acabó. Con razón hay tanto miedo a la muerte en la gente que piensa eso. Para algunos hay un paraíso, o aunque sea otra vida, pero para los que se apaga simplemente la lucecita que tenían encendida, ¿qué les queda cuando viven? Simplemente la espera de un  fin que llegará implacable.

Aunque claro, si yo hubiera nacido en otro lugar, habría creído otras cosas, e ideas que ahora me parecen lógicas no me lo parecerían, y viceversa. ¿Cómo sé que mi idea, mi religión, es la verdadera? Pues no lo sé, realmente. Para acabar pronto te diría que es lo que he decidido creer, y no iría muy desencaminado, amiga mía (por cierto, ¿a quién le estoy hablando?) todo el mundo necesita creer en algo, aunque solo sea para dar sentido a su vida, y a su muerte. Si no… ¿que tendríamos, en qué nos apoyaríamos en las horas bajas? Una persona no puede creer en si misma creyendo que es libre, porque en el momento en que necesite ayuda, no va a tener ninguna figura de referencia. La gracia no está en ser libre por no tener una figura de referencia, sino en ser libre porque la tienes. Esa es la magia del subconsciente.

Para ser franco, no sé lo que espera al final, nunca me he muerto. Es más, morir es algo muy feo, creo que será lo último que haré. Pero en teoría, siempre en teoría, según mi fe me espera un cielo, un paraíso, que no sé exactamente como será. La gente, o al menos yo, me lo imagino como algo… azul, muy azul. Millones, billones de criaturitas azules esparcidas en una cuarta dimensión, en la que no hay mal. Simplemente hay bien, bondad, y todas esas cosas qué no hay aquí. Esa es la gran inteligencia del hombre, hacer que lo que nos espera tras la muerte sea apetecible, o sino bueno. Para no tener tanto miedo al final de la vida. ¿Por qué? La gente necesita algo en lo que creer, algo a lo que aferrarse como un clavo ardiendo en el último momento. Llámalo Dios, Alá, o como quieras. La muerte es un tema casi más hablado que la propia vida, porque es lo único de lo que tienes seguridad.

Así que, para finalizar, destacar esa idea de que puede que haya algo, o puede que no haya nada, pero yo creo que hay algo, porque es lo que he decidido creer.

La pregunta filosófica de esta ocasión, es decir, la pregunta del día que tengo que desarrollar es: ¿ Qué crees que nos espera tras la muerte?

Esto es un tema delicado, ya que nadie ha sabido nunca lo que nos espera tras la muerte, y por tanto, la idea que yo exponga la habrán tenido millones de personas antes que yo porque supongo que esta es una idea cultural, idea que desde hace siglos habrán pasado de generación en generación.

Yo creo en Dios por esta misma pregunta, porque me resulta un poco cruel que hayamos tenido una vida, para unos una vida maravillosa, llena de cosas bonitas y sentimientos increíbles  y para otros una vida realmente dura, llena de infelicidad, llena de desilusión… pero de  todos modos, después de todo, no haya nada después de esta vida. ¿ un poco injusto no ? Además creo que a todos nos gustaría encontrarnos, cuando sea, a las personas que hemos querido a lo largo de nuestra vida, como nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros amigos, nuestros profesores, o incluso, el amor de nuestra vida. Simplemente creo que en ello por esta razón.

Pero también, un día que estábamos unos amigos celebrando un cumpleaños empezamos a hablar sobre temas variados como los fantasmas, extraterrestres, y entre estos temas estaba el tema de la muerte. La hermana  de mi amiga, dijo su propia teoría sobre que hay después de la muerte, y la verdad, es que no la veo tan disparatada. Esta teoría hablaba sobre que podía haber, ella no creía que estuviéramos en nubecitas ni esas cosas que muchas veces aparecen en series de dibujos animados, si no que creía en el momento “luz “. Ella decía que si puede ser que existe ese momento, de la luz, en la que cuando mueres, ves un destello de luz.  Este destello de luz se traslada al momento en el que nacemos y nuestra madre nos da a luz y que todo es un ciclo, pero lo que no especificó la vida que viviríamos, si otra diferente a la nuestra o si viviríamos de nuevo la nuestra, la que hoy por hoy conocemos. Si viviéramos la vida que tenemos explicaría los momentos en el que creemos que ya eso lo hemos vivido, los famosos deja vu.

Otra teoría que puede haber sobre el tema tan machacado durante toda la vida es el alma. ¿Existirá algo más que cuerpo y mente? Muchos estudios afirman que en el momento el que fallecemos, perdemos 69 gramos, y los mismos que han investigado esto, afirman que puede tratarse de la existencia del alma. No lo sabemos. Lo único que sabemos es que se pierden los 69 gramos.

Otra teoría que abarcan muchas religiones, civilizaciones y culturas ha sido la reencarnación en otro ser, individuo, ser humano… como quieran llamarlo. Según tus acciones en la vida, ( si son malas ) se te asignará la posibilidad de tener una vida para que tengas una vida llena de virtudes y buenas intenciones, pero cada vez con menos posibilidades, como convertirse en un animal.

Volviendo a mi opinión personal y reiterando en lo dicho anteriormente, creo que un algo, no sabría decirte bien el que, creo en un cielo por el hecho de estar con mi familia, con la gente que ha pasado a lo largo de mi vida,  pero no por el hecho conocer ese Dios.  De igual manera, si existiera ese cielo que al que llamamos cielo,  al no haber nada que nos perjudique a la hora de convivir, no habría conflictos, y sería un mundo idealizado y todo lo que hemos querido siempre, un lugar ideal y perfecto, un mundo utópico. Quizás no está muy claro todo, pero hasta que no me llegue la hora, no sabría que existe detrás de este mundo. Puede que no exista nada y  nos estemos planteado algo ilógico, pero bueno, la imaginación si existe.

¿Qué crees que nos espera tras la muerte?

 

Pregunta difícil de contestar, esta pregunta me la he hecho mil veces y cada vez tengo en mi cabeza repuestas muy incoherentes. Desde pequeño mis padres me educaron en la fé cristiana primero me bautizaron después hice la primera comunión, ahora esperan  de mí que crezca me saque una carrera, me enamore, cosa que ya lo estoy, con el tiempo que case forme una familia como ellos, tenga hijos y ese sin fin de cosas que los padres esperan de unos  hijos y cuando llegue el momento que nadie quiere  aunque algunos dicen, yo estoy preparado para cuando llegue la muerte, aunque en realidad bajo mi punto de vista nadie está preparado. Como buen cristiano debería creer que Dios nos espera después de la muerte, pero yo en realidad no sé qué pensar me da miedo todo lo relacionado con qué me encontrare el día que a mí me toque atravesar esa barrera. A mí particularmente me gustaría creer que hay alguien esperándonos nuestros familiares, amigos etc, pero cuando me pongo a pensar me rallo mucho la cabeza, a veces pienso que me gustaría que allí donde estuviera hubiera un campo de futbol en el cual estuvieran todos mis amigos, que pudiéramos jugar y disfrutar de lo que me gusta.

Después me digo Pablo eso que estás pensando es una auténtica tontería uno cuando muere no puede jugar al futbol ni comer ni caminar ni oler esa colonia tan especial que tanto me gusta, cuando uno muere su alma va de un lugar a otro sin que nadie pueda verla, eso es lo que la mayoría de la gente piensa, pero eso será verdad o no.

¿Por qué después de morir no podemos volver a  nacer de nuevo? Aunque yo no sé si a mí me gustaría volver a nacer de nuevo por alguna razón muy especial, ¿y si tuviera padres diferentes? La verdad no me gustaría, mis padres son los mejores padres que me han podido tocar, además hay otro problema yo no podría tener otro hermano el mío es el mejor del mundo, es mi hermano preferido, es ese tipo de hermano que lo da todo por mí, de pequeño yo me enfadaba mucho con él siempre procuraba gritar para que mama le regañara a él por ser el mayor, siempre se llevaba la peor parte. Pero conforme vas creciendo ves que esa persona que está siempre a tu lado es tu hermano esa que aunque ya eres mayor sigue ahí apoyándote en todo lo que hago o regañándote porque yo soy un poco flojo y dejo las cosas siempre para el  final, el que se preocupa con toda la paciencia del mundo en explicarme las mates, que a veces se me atragantan un poco por todas esas razones ese pensamiento lo echo a un lado y no puede uno volver a nacer después de morir.

Me vuelvo hacer otra vez la misma pregunta, ¿Qué nos espera tras muerte? Mi cabeza empieza a pensar y si después de morir nos transformaremos en alguna ave, sería bonito ser un águila imperial volar de un lado a otro sin tener que coger el bus para desplazarnos. Sería maravilloso poder ver todo desde el cielo surcar los mares.

 

Pero vuelvo a la realidad y me digo Pablo tampoco va a poder ser eso que tú piensas, pero me sigo rallando la cabeza y pienso ya no voy a seguir pensando en que pasará cuando me muera soy muy joven y me queda mucho por hacer, cuando llegue el momento que espero que sea muy tarde, espero que sea como lo he redactado en este papel, o como yo lo he soñado pero  que donde este siempre este rodeado de las personas que me quieren.

Después de contestar esta pregunta sigo sin saber lo que hay después de la muerte.

Desde siempre yo creo  que todos en algún momento de nuestra vida nos hemos hecho esta pregunta. Los jóvenes como algo lejano, que en raras ocasiones se suele pensar  pero que está ahí y los mayores como algo que está presente  en su vida y que por edad  y ley de vida lo ven mucho más cercano.

También existe un gran número de personas que intentan huir del tema, bien sea por miedo, o bien porque sean de la opinión  totalmente errónea que al no pensar en ello no va a ocurrir, pero lo que si es cierto es que la muerte  tarde o temprano nos va a buscar y que por lo tanto hay que encontrar las respuestas necesarias  para que sea más fácil y llevadero y sobre todo para ayudarnos a afrontarla sin miedo y  si es posible verla como una etapa más de la vida que hay que cumplir y asumirla con naturalidad y  sobre todo con esperanza .

Son muchas las respuestas que hay dependiendo de las creencias de cada uno.

Yo como cristiano creo que después de la muerte hay una vida y que al morir nuestra alma y espíritu se separa de nuestro cuerpo físico y entra en la vida eterna en presencia de Dios.

En esta vida, nunca podremos saber realmente lo que sucede una vez que morimos porque nadie ha vuelto para contárnoslo pero  para eso está la fe , por lo que yo me imagino que al morir entramos en un profundo sueño en donde no experimentamos el dolor ni el sufrimiento y ante nosotros aparecerá una luz muy brillante y muchos seres queridos esperándonos , seres a los que hemos perdido  a lo largo de nuestra vida y a los que echamos de menos y tras esta alegría del reencuentro con tus familiares,  entraremos en un lugar muy  cálido y acogedor  en donde sentiremos una profunda paz y tranquilidad.

Si tienes  esperanza  veras  la muerte como un paso más a lo largo de nuestra vida en la que con ella no desaparecemos sino que pasas a una vida mejor en presencia de Dios y que volveremos a resucitar.

Esto es  gratificante y esperanzador y todo eso se resume en TENER FE Y ESPERANZA

Lo que si tengo claro es que si debe de haber  una vida después de la muerte porque si no existiera, la propia vida, no tendría sentido.  Además  de ser esperanzador porque al pensar en la muerte, los únicos  pensamientos que te vienen a  la  mente no son más que los de abandonar a tu gente y el no volverlos a ver más y también el pensar  que ya nunca volverás  a disfrutar de esas cosas insignificantes que tiene la vida pero que en realidad son las que te hacen feliz y de  las que nunca podrás volver  a disfrutar.  Entonces yo pienso y me pregunto que si  en realidad  esto  puede ser cierto que con  la muerte todo sé acabe,  tiene  que haber alguna otra vida,  una vida  mejor,  una vida de recompensa y de descanso  por tanta lucha diaria. Desde que nacemos estamos en una lucha constante por superarnos,   por  ser alguien,  por tu familia, por tu trabajo etc….,  por lo  tanto  creo  que  tiene  que  haber  algo porque no podemos desaparecer sin más. Todo esto me hace sufrir y también porque no decirlo me produce miedo y en mi cabeza me ronda la siguiente pregunta ¿Será cierto que yo he vivido para desaparecer enseguida sin dejar huella?  Por lo tanto la religión nos da una esperanza de vida salvadora a la que nos debemos aferrar para no sentirnos  desolados y cuando pensemos en la muerte,  debemos guiarnos por  la  fe  y la   esperanza, esas dos  palabras  básicas  de la religión católica,  que desde pequeños nos la han ido inculcando,  y que nos  ayudaran a  poder afrontar cualquier situación y problema como en este  caso es la muerte.

Lo que no logro entender es que como hay gente que por su propia decisión desean abandonar esta vida y escoger la muerte. Solemos decir que son personas débiles, cobardes incapaces de hacer frente a sus problemas y no ven otra salida que huir de ellos. Pero en realidad yo me pongo a pensar en ello y creo que realmente son valientes por que hace falta tener mucho valor para dejar o alejarse de todo aquello, que tuvo en vida, aún sabiendo que no volverá a disfrutar de ello. Pero por otro lado creo que son personas que para ellos esta vida no tiene sentido y que por lo tanto nada de lo que haya en ella les hará feliz y desean y  buscan otra vida en la que puedan ser felices, esa vida que hay después de la muerte.

A  mi mente vienen unos versos que hablan  sobre este tema, son  unos  versos que  he  leído hace unos días. Es curioso comprobar como ya en la edad media este  tema, era un tema que también  preocupaba a la gente,  y que estaba muy presente en la sociedad.  Ahora os lo voy a escribir a continuación para que cada uno saque sus propias conclusiones.

Esperad el galardón

Que en este mundo ganaste

Por las manos,

Y con esta confianza

Y con la fe tan entera

Que tenéis

Partid con buena esperanza

¿Qué crees que hay tras la muerte?

 

Es una pregunta difícil de responder por que hasta ahora nadie lo sabe ni creo que nadie lo sepa nunca pero tú puedes suponer y creer hasta donde tu imaginación llegue.

Yo he ido cambiando de opinión sobre este tema con el paso de los años, y últimamente ha sido un tema que nos ha entretenido muchas tardes a mis amigos y a mí, cada uno pensábamos distinto, pero como no hay una respuesta más valida que otra ya que ninguna puede ser comprobada, todos inventábamos castillos que incluso nosotros nos sorprendíamos de nuestra imaginación cuando nos deteníamos a meditar bien.

Por desgracia no he conseguido llegar a ninguna conclusión ni creo que nadie llegue nunca, tu puedes creerte o inventarte cualquier cosa, porque cualquier cosa puede ser igual de posible  pero es un tema con el que siempre te va a quedar la duda.

Por ejemplo, yo de pequeña creía que después de morirnos íbamos algunos al cielo y otros al infierno según te hubieras portado en vida, porque eso es de lo que nos convencían los padres para que nos portáramos bien; luego, con 9 años empecé a creer que todos íbamos al cielo porque en la catequesis nos enseñaban que Dios era muy bueno y que todo lo perdonaba asique con eso yo entendí que no importaba lo mal que te portaras mientras vivieras si luego cuando fueras a morir de arrepintieras ibas al cielo.

Con 11/12 años, me imaginaba que después de la muerte me encontraría a un diablo el cual me llevara al infierno con él y que si tenía algún familiar muerto el cual sería mi ángel de la guarda me salvaría, mas tarde yo misma me di cuenta de que no eran más que tonterías.

Y ahora… bueno, ahora mismo ni siquiera tengo muy claro que entender por cielo y por infierno, cada día me lo imagino de una manera distinta, es algo subjetivo.

Creo que tiene que haber algo, pero no sé exactamente el qué, tampoco sé si esta idea surge sola en mi subconsciente porque me decepcione el pensar que no hay absolutamente nada, que además tampoco sé que es ciertamente la nada.

Concretando en lo de si hay algo, por ahora pienso que no es nada del cielo ni del infierno, tengo dudas entre un sueño eterno, lo cual me da miedo porque tener un sueño del que no podrás despertar nunca es muy angustio, o que nos despertamos en otro cuerpo, ya sea animal, flor, etc. Pero no es una idea que me convenza mucho porque eso me lleva a pensar que en el mundo solo hay una cantidad fija de personas que al morir “vuelven a nacer” en otra persona, otro animal…

Resumiendo, ahora mismo estoy en un momento en el que dudo sobre prácticamente todo, y de lo poco que creo que tengo claro me hacen miles de preguntas que me crean confusión y las personas me hacen llegar a extremos en los que me doy cuenta de que a lo mejor tampoco lo tengo tan claro; hay muchos conceptos que desconozco pero que creo que son subjetivos, porque prácticamente nadie sabría definirlos, como por ejemplo qué es la nada, el cielo y el infierno asique no tengo ni idea de que hay, tan solo meras opiniones que hasta yo admito que no tienen ningún sentido. La única solución es tener paciencia para resolver esa duda porque hasta que no pase no podrás averiguarlo.

 

Esta es una pregunta que yo me hecho alguna que otra vez, y estoy segura de que todas ls personas se la hacen en algún momento de su vida. Normalmente, son las personas mayores las que se la hacen con más frecuencia debido a que ven como la muerte se acerca más a ellos. Mientras que los jóvenes nos la hacemos menos pensando que a nosotros llegará más tarde, pero no nos damos cuenta de que aunque eso sea la verdad, no tiene por qué ser así. A parte, pienso que es una pregunta que sólo puede basarse en las creencias de una persona porque en caso de que haya algo después de la vida, los vivos no lo sabemos aún y si lo hay, nadie puede asegurarnoslo.

Pienso que el concepto de lo que hay después de la muerte tiene que ver, como he dicho antes, con las creencias y por tanto, de las religiones. Yo me he criado en un ambiente en el que me han educado en la fe cristiana. Mis padres me bautizaron, me matricularon en un colegio religioso, hice la primera comunión…e incluso no tardaré mucho en confirmarme, por lo que puedo considerarme cristiana. Los cristianos creen en la vida después de la muerte, en la vida eterna al lado de Dios y para los creyentes, sean practicantes o no puede suponer un gran consuelo en algunos de los momentos de su vida. Por ejemplo, cuando se muere un familiar el dolor, aunque no se pueda evitar, puede ser diferente. Será más “llevadero” dentro de lo que cabe si pensamos que esa persona está en un lugar mejor y que esté donde esté nos cuida y nos está viendo que si pensamos que esa persona se ha ido para siempre y ni siquiera cuando nosotros muramos podremos rencontrarnos con ella. Por lo que la religión y las creencias son muy determinantes a la hora de dar respues a esta pregunta y debido a las diferentes religiones, las respuestas también serán muy diversas.

Muchas personas le tienen miedo a la muerte y esa es la primera respuesta que se les viene a la cabeza cuando alguien les pregunta qué temen. A mi, sin embargo la muerte no me da miedo porque sencillamente es algo que nos va a llegar a todos y haya lo que haya después (si lo hay) nos va a llegar. No me da miedo porque pensándolo bien, la muerte no la sufren los que se mueren si no a las personas que dejan. Quizás en ese momento antes de la muerte sufriría yo mucho más que ellos pensando que van a sufrir por mi, que van a llorar, etc y no hay nada que odie más y que me haga sentir peor que el pensar que alguien sufre por mi culpa. Pero en sí, la muerte no me da miedo. Lo que sí me da miedo es el olvido, que cuando me vaya, pasado un tiempo, la gente no me recuerde tanto como lo hacía el día de mi muerte.

El responder esta pregunta me ha hecho reflexionar sobre la importancia de la vida, debemos vivirla ahora que podemos, debemos disfrutarla porque no sabemos con certeza qué es lo que habrá después. No debemos esperar a que alguien esté mal o se esté muriendo para decirle que le queremos o un simple “eh, que estoy aquí” para cuando no estén en sus mejores momentos. Debemos intentar que, a pesar de que no saber que es lo que ocurrirá después, podamos irnos con la tranquilidad y la satisfacción de que no nos haya quedado nada por hacer ni nada que decir a los demás. Supongo que si conseguimos eso, el miedo que muchas personas le tienen a la muerte podrá disminuir un poco. 

Pienso que si que tiene que haber algo, aunque realmente no estoy segura de que habrá. Quizás tras la muerte nos reencontramos con todos nuestros seres queridos y pasamos a "una vida superior". Tenemos que aferrarnos a algo, porque es verdad que la muerte es algo que está ahi y que tenemos que familiarizarnos porque antes o después todo llega. Puedo llegar incluso a decir que hablar de este tema da miedo y necesitamos pensar que tras el fallecimiento hay algo más.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio