FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Nada? ¿Todo? ¿Qué?

Visitas: 2667

Respuestas a esta discusión

Esta pregunta me he pensado mucho si hacerla porque es realmente difícil saber qué puede pasar cuando nos morimos porque nadie es capaz de explicarlo, porque claro, está muerto. Existen varias hipótesis sobre que puede pasar cuando uno se muere, yo conozco de dos, de la cual una creo que puede ser, pero de la cual no puedo decir que estoy seguro porque no se puede explicar. La primera sería que nos reencarnamos en otra persona, animal o ser vivo que va a nacer justo en el mismo momento que nos morimos. Por ejemplo, nos morimos, y justo en ese momento un hipopótamo está dando a luz a su pequeño hipopótamo, pues tu eres es hipopótamo, tú te reencarnas en ese animal, o si tu te mueres y en un hospital del norte de China está de parto una china, tu eres el bebé que va a nacer, pero te borran la memoria, no sabemos quién, ni como, ni cuando, ni porque, pero no te acuerdas de nada. La segunda teoría y la cual creo que puede ser es la que titulo yo, ve hacia la luz. Todos hemos visto en una película aquella escena en la que un amigo se está muriendo y dice que ve un camino oscuro y el médico o quien quiera que esté con él le dice: Ve hacia la luz. Y si la luz del final del camino es nuestra nueva vida? Y si todos cuando nos morimos vemos ese camino? Y si solo a algunos se le ilumina el camino y a otros es solo un camino oscuro? ¿Y si la luz del camino es la luz del hospital? ¿Será el camino a nuestra reencarnación?  Muchas preguntas se me pasan por la cabeza y ni una sola respuesta coherente. Yo sinceramente no sé que no espera después de la muerte .Y si cuando nos morimos no hay nada? Solo vacío , todo negro. Dejamos de pensar, de existir, no somos nada. Y si cuando nos morimos nos encontramos con el Dios que nadie ha sabido explicar que existe y nos acoge? Existirá el paraíso tras la muerte? O sin embargo si hemos sido malos nos vamos con el demonio? Iremos al infierno donde todo el fuego y sangre?  Nadie ha sido capaz de explicar que puede pasar tras la muerte. Y si realmente no nos morimos solo dejamos de tener conciencia? Y si al morir seguimos pensando y escuchamos los llantos de las personas debido a nuestra muerte? Seguiremos pensando? La verdad es que este tema raya muchísimo son muchísimas las preguntas que puedes llegar a plantearte y ni una sola respuesta que te ayude lo más mínimo. Cuando morimos, se nos recordará en 1 minutos los mejores y los peores recuerdos de nuestra vida? O solo morimos así sin más y ya se acaba todo? Hay científicos y físicos que han dicho que existe otro gran planeta tras la muerte y que en sí es más grande que el de la realidad. Iremos a ese planeta cuando morimos? O no dejamos de existir y vamos a ese planeta que solo van los que han muerto en este? Será ese planeta un mundo mejor? O será al contrario un mundo donde todo es malo? Otros físicos dicen que la conciencia está vinculada a la realidad y que solo la tenemos cuando vivimos. Dejaremos de pensar cuando muramos? Llegaremos a pensar en ese gran planeta si es verdad que existe? O sin embargo viviremos en un mundo donde nadie sabe lo que hace ni lo que piensa?

La verdad es que el tema de la muerte es una de las preguntas que todo el mundo se ha hecho alguna vez, sobre qué se sentirá si dolerá o no o la duda que a casi todo el mundo nos persigue de si habrá algo más. Esta pregunta no tiene respuesta, porque es obvio que para saber que pasa después hay que experimentar la muerte y está claro que no vas a tener oportunidad de volver para contarlo; Por eso, creo que cada persona le saca una conclusión distinta a esta pregunta, quizás por necesidad de tener una supuesta respuesta, aunque siempre estará ahí la cuestión.
Yo, la verdad es que me he hecho muchas veces esta pregunta, sinceramente a veces no sé qué pensar porque hay tantísimas respuestas a esto, pero ninguna definitiva que hace que le dé todavía más vueltas al asunto. Personalmente creo que después de la muerte tiene que haber algo, por la sencilla razón de que no creo que solamente hayamos nacido para morir. Creo que esa persona cuando muere, si ha hecho todo lo que tenía que hacer en su vida, ve una supuesta luz y allí están sus seres queridos esperándolo/a y con ellos descansará en paz. En cambio, si esa persona tiene cosas pendientes creo que existe la posibilidad de que se quede rondando en la tierra hasta que solucione esas cosas que no ha hecho en vida. Para mucha gente lo que estoy diciendo será de locos pero no sé, es algo en lo que creo, es más de los que tienen cosas pendientes estoy casi convencida; Pero aun así mis respuestas no son definitivas ni tampoco verídicas ya que no puedo demostrar nada de esto solo puedo contarlo con mis palabras y convencer a más de una persona , aun así esta idea no hace que me quede del todo tranquila ya que, hay mil cosas más que suele pensar la gente sobre esto y soy de esas personas que pienso que todo aquello que está en duda o todo aquello que la gente dice pero no se puede demostrar tiene algo de razón. Por lo tanto esto me lleva a pensar que tanto la reencarnación como el dejar de existir totalmente pueden ser verdad.
Si pienso, que después de la muerte nos reencarnamos en otras personas totalmente distintas me da miedo, y es verdad, porque para mí eso es como desaparecer para siempre, como si tú ya no fueras tú. Es pensar que la que ahora mismo está escribiendo esto, con mis ideas particulares, mis cualidades, mis defectos, toda lo que he vivido… desapareciera, y se convirtiera en otra persona que acaba de nacer en un sitio distinto, con unos padres distintos, con unas cualidades diferentes y otra vida totalmente ajena a la mía; Y el desaparecer totalmente me aterra también, es esfumarte como la nada, el que no vaya a existir nunca más.
Para terminar, ninguna de mis respuestas deja nada en claro, son simples conclusiones de una persona como otra cualquiera, porque a veces las cosas no son ni blancas ni negras y son grises y quien sabe, quizás solo seamos una simple pieza de un mecanismo, lo que pasa es que pensar eso es demasiado triste ya que, es saber que estas aquí, en este mundo porque sí, porque simplemente está escrito en tu destino y que después de esto no habrá nada.

Al fin y al cabo todos nos aferramos a la vida, ya que nadie quiere morirse y todo el mundo espera que sea lo más tarde posible, pero lo que sí está claro, es que a todos tarde o temprano nos llegará ese momento y que bueno, intentamos hacernos la idea de eso, pensando que es algo irremediable y que hay que asumirlo.

La muerte, que nos da toda una vida de ventaja antes de que empiece a acecharnos de manera lenta, discreta y fulminante. Pero a pesar de que la vemos lejana, fruto del desconocido destino, siempre nos preguntamos hacia dónde nos llevará si es que hay un nuevo lugar, un siguiente nivel... 

Muchos hablan de un más allá, otros como yo creemos que vamos al reino de Dios, otros al de su respectivo dios, otros piensan que hay una reencarnación... y otros piensan que nos morimos, nos entierran y nos comen los gusanos. 

El desconocido sendero de la muerte a causado en tiempos remotos que se produzcan creencias y la invención de dioses. Es una de las causas de las creencias religiosas antiguas. Pero a pesar de que tengamos claro lo que pensamos respecto a donde nos lleva la muerte por la en nuestra religión, no sabemos cómo será ese lugar. ¿Será un mundo paralelo al nuestro en el que hagamos la misma vida pero de forma infinita o seguimos estando con nuestros seres queridos pero sin que éstos nos vean? Son tantas las paranoias que pueden salir de mi cabeza que de todas formas no vale la pena pensarlas porque no me van a llevara ninguna parte y mucho menos a saber la verdad. Es mejor olvidarse de a dónde vamos y pensar en qué estamos haciendo con nuestra vida, si estamos haciendo lo que nos gusta o no. Porque de mundos del más allá no sé, pero de la vida que estoy viviendo sé que nada más que hay una. 

Por eso en cierto modo me dan pena los terroristas que se sacrifican porque piensan que van a un mundo mejor, pero y si ese mundo no existe y se han muerto para nada. Toda una vida por delante para nada. 

Es que pensar a dónde nos lleva la muerte es una pérdida de tiempo, dedícate a pensar en qué hacer con tu vida, a planear lo que harás el fin de semana o en año nuevo para festejarlo... no sé, pero hay tantas cosas para comerse uno la cabeza que esta tontería  de querer saber a dónde vamos. Si lo importante es vivir cada día lo mejor posible y no pensando qué me depara tras la muerte.   

Yo prefiero pensar en qué me espera tras acabar mis estudios otras formar una familia y ser padre a pensar en esta tontería que lo único a lo que puede llegar es a crear un miedo en la muerte, una fobia de esas que no puedes ni salir a la calle porque crees que te va a pasar algo... 

Si detrás de la muerte tengo que ver algo que sea a las personas que deje de ver porque murieron antes que yo y dejaron un vacío en mí. Y ya dispuestos si es posible a Dios, que seguro que no soy el único que tiene la intriga de saber cómo es Él, bueno al menos quien crea, porque como yo sí que creo pues tengo curiosidad de saber cómo es. Pero vamos, que no hay bulla para conocerlo tampoco. Primero quiero vivir hasta más no poder. 

Y eso, que no está mal hacerse una idea de a dónde vamos tras la muerte y tal, pero sin llegar a comernos la cabeza, porque ya digo, hay veinte mil millones de cosas más importantes que pensar en esto. Y que lo que yo pienso al respecto es de que somos personas físicamente reales pero con un alma que en su vigor tras nuestra muerte va a un mundo donde van todas las almas después de la muerte que supongo yo que será el reino de Dios.

No sé por qué esta es una de las preguntas más frecuentes que las personas se hacen durante la vida, pero puedo llegar a pensar que algunas personas tienen miedo o les preocupa que  es la muerte o lo que hay detrás. En realidad, ninguna persona del universo ni siquiera la más lista va a ser capaz de saberlo, puesto que es de lógica que alguien estando muerto se puede comunicar.

De pequeña me imaginaba que llegaría algún momento en la historia de la tecnología en la que los científicos y grandes expertos inventarían una máquina que consistiría en una especie de casco conectado al cerebro de una persona muerta para ver lo que se siente cuando fallece. Antes de replantearme que nos espera tras la muerte, pienso que primero tenemos que saber que es la vida, y por qué hemos nacido. Debemos de dejar de pensar en que tarde o temprano vamos a morir, y disfrutar el momento, día a día, formándonos como personas con unos valores, porque  vale, sí, lo único claro y seguro que tenemos en la vida es que todos morimos, pero aparte hay gente que se agobia y lo pasa mal pensando en este asunto, y más antiguamente, cuando se creía que según tus actos buenos o malos durante tu vida irías al cielo o al infierno; eso ocurría (yo creo) en parte  por influencia de la Iglesia. A veces yo pienso sobre un ser querido, y creo que de alguna manera está conmigo, es decir, que tras la muerte hay algo de ti que se queda con las personas que más querías, lo que podríamos llamarlo como una especie de “espíritu”, pero me gusta pensar que yo cuando me muera voy a ir como a una especie de “ciudad de los muertos”, donde allí me reencontraré con mis familiares, como en otra dimensión. Otra opción podría ser que simplemente nos quedamos dormidos o inconsciente , sin movernos pero que de alguna u otra forma tenemos contacto con el “mundo de los vivos”. Esa vida dormida me imagino que sería estar como en una nube, sin sentir nada. Pero la verdad que tampoco me gusta mucho pensar en ese tema, porque siento como curiosidad y sé que nunca voy a poder resolver mi duda, a no ser que me dé cuenta de lo que siento estando muerta. Lo mejor de todo sería poder comunicarse con un ser fallecido y poder pregúntaselo, o que de alguna forma te lo comunicase en la realidad, pero eso hoy en día es imposible. Ahora mismo, respondiendo a esta cuestión, me estoy dando cuenta de lo difícil e intrigante que llega a ser una pregunta que te haces cuando sabes que no vas a poder obtener respuesta, y que si de alguna manera la obtienes no la vas a poder comunicar al resto de mundo. También podría llegar a ocurrir que en verdad nunca nos morimos interiormente, pero sí físicamente y por eso hay personas que piensan en la existencia de espíritus o ánimas benditas, y que a través de juegos como la “ouija” o exorcismos podemos comunicarnos con ellos. Tampoco tenemos claro, o al menos yo, a que nos referimos con la palabra  “espera”, no sabemos si es un lugar, sentimientos, emociones, dolor físico, etc… aunque supongo que será un conjunto de cada una de esas cosas.

En definitiva ya no sé qué pensar sobre que nos espera tras la muerte, aunque ya no prefiero ni saberlo. Lo mejor que una persona puede hacer, como he dicho anteriormente es vivir el día a día, sin pensar en la muerte, que en algún momento llegará.

Yo creo que esta pregunta se la ha hecho cualquier persona en el mundo. Más tarde o más temprano siempre surge la misma duda: ¿Qué hay tras la muerte? Es muy parecido a preguntarse si Dios existe, van como de la mano, ambas no pueden responderse con certeza porque nadie puede confirmarlas absolutamente. Mucha gente relaciona a Dios con la pregunta del título, es decir, dependiendo de la existencia de el Absoluto o no, se plantean la pregunta de una forma o de otra distinta. Yo conozco algunos grande dilemas a la hora de saber que hay tras la muerte y son:

Para algunas de las personas creyentes en alguna religión, después de la muerte existe el paraiso para los fieles que se les han perdonado todos los pecados, un purgatorio para juzgar por última vez a la persona recientemente fallecida y por último, un infierno para la gente que no ha hecho el bien en su oportunidad en la Tierra. En este paraiso, también conocido como cielo, te ganas unas alas y vives feliz sin ninguna preocupación, con todo lo que deseas a tu lado y sin nada que te haga incomodarte. Sin embargo, en el infierno eres torturado por el demonio hasta la eternidad de los días y pasas a vivir amargado el resto de tu existencia pagando por los pecados que has cometido en tu vida. El purgatorio es solo un lugar de paso en el que deciden donde vas a acabar. Es el premio que se consigue después de una vida, acabas estando donde te mereces, por eso se supone que debes ser bueno para no ir al infierno y sí al cielo, a vivir con todos los lujos que te has ganado tras una buena y sacrificada vida cumpliendo las leyes de Dios.

Para muchas  otras religiones y muchas otras personas personas, existe lo que se conoce como la reencarnación. Esto consiste en que después de la muerte, según como hayas sido te conviertes de nuevo en un nuevo ser vivo. Por ejemplo, si te has portado mal no se te castiga con ir al infierno, si no que te reencarnas en un insecto al que todo el mundo odia y quieren pisarte.

Para otra gente con religiones más extremistas y radicales, según las personas que mates en vida, tendrás un paraíso lleno de mujeres solo para ti.

En mi opinión, no puedo confirmar ninguna de esas cosas porque es imposible y yo no sé qué historia creerme, descartando obviamente la última. Ambas tienen cosas en común como por ejemplo, la vida del más allá depende en gran medida de lo que hagas en tu vida, y yo creo que la reencarnación tiene más sentido que quedarte en un lugar para el resto de tu eternidad. Una vez leí esta pregunta: ¿y sí la luz que se dice que se ve antes de morir es en realidad el útero de nuestra nueva madre y estamos apuntos de volver a nacer? La verdad es que es una pregunta que te da de que pensar ya que te cuestiona si existe la reencarnación y como sería.

A mi personalmente no me gusta pensar en qué puede haber despues de la muerte ya que te empiezas cuestionando eso y acabas pensando en cuánto te puede quedar de vida y le coges mucho miedo a la muerte, cosa que desde mi punto de vista no hay que tener.

Para concluir, yo creo que todo el mundo imagina que hay algo, aunque no sepa el que ni pueda afirmarlo al cien por cien, todos saben que el día que tengan que cerrar los ojos para no volverlos a abrir nunca más algo va a pasar, ya sea ir al cielo o al infierno, reencarnarse en otro ser o cualquier otra cosa que crea alguna otra religión. Lo que no creo que pueda pasar es que no exista nada después de la muerte, algo hay, ¿el qué? No se sabe porque nadie ha vuelto para contárnoslo. 

.¿QUÉ CREES QUE NOS ESPERA DESPUÉS DE LA MUERTE?
Yo pienso que una vez que morimos nuestro cuerpo físico si muere por completo, ya que incluso con el paso del tiempo se van disecando y convirtiéndose en polvo, eso claro si estas te entierran aunque cuando un cuerpo es incinerado también se convierte en polvo. Pero lo que más importa en esta pregunta yo creo que es que ocurre con el alma, con nuestro interior. Una de mis teorías es que nuestras almas se convierten en espíritus y que realmente se quedan en el mismo mundo sólo que sin contacto con todo lo físico, aunque bueno también pienso que si todas las personas que mueren, su espíritu continúa en el mundo no caberian todos, ya que serían muchísimos y no pararían de aumentar, por tanto no estoy muy segura de ello.
Otra de mis teorías es que aunque parezca muy triste es que cuando mueres desapareces para siempre, es decir, no queda más nada de ti, ni el espíritu ni el cuerpo, simplemente tu recuerdo en ciertas personas vivas. Lo siguiente que pienso es que después de morir las personas vuelven a reencarnarse en otros cuerpos, en otras vidas, y así continuamente, pero esta teoría también estaría en duda porque si cada vez hay más habitantes en el mundo, entonces no hay suficientes espíritus para todos los cuerpos que hay. Aunque bueno a esta última, pienso que tal vez otros seres vivos como los animales, pueden reencarnarse en cuerpo humanos también.
Otra opinión sería que después de la muerte dependiendo de lo que hayas hecho durante tu vida, es decir, si has sido una buena persona y no has cometido crímenes, ni ningún tipo de acto malo o con maldad, tu espíritu irá a otro especie de mundo donde todo es bueno y maravilloso y puedes descansar en paz de tu vida, y en el caso contrario, es decir, si nos has sido una buena persona y has hecho sufrir a otras personas o cometidos crímenes, irás a un mundo donde serás castigado por tu vida.
También pienso que cuando morimos volvemos a reiniciar nuestra vida, es decir, volvemos a nacer otra vez y a repetir nuestras vidas. Por esto pienso que nos ocurren los “deja vu” es decir, muchas veces tenemos la sensación de ya haber vivido ese momento o de haberlo soñado, yo creo que es porque como ya lo hemos vivido aunque hacemos borrón de la vida algunos momentos siguen permaneciendo y entonces cuando ocurren tenemos la sensación de haberlo vivido ya. Aunque esta teoría es un tanto extraña, pienso que puede que sea una de las más acertadas porque si no ¿por qué tenemos esa sensación de haber vivido ese momento si no podemos predecir el futuro?.
Otra teoría es que yo creo que todas las personas que morimos vamos a un mundo mejor ya que si desaparecemos de esta vida será para llevarnos a un lugar donde estaremos más felices y satisfechos. Es decir, la muerte nos lleva a otra vida, es como el camino que no lleva al otro mundo mejor.
Otra teoría que pienso, es algo más científica, es que realmente no morimos es una autodestrucción de nuestro cuerpo y una energía permanece viva, entonces digamos que esta energía va a otro universo y se acumula con otras energías.
Otra cosa que pienso es la respuesta exacta de a donde vamos o que nos espera después de la muerte no podemos saberlo hasta que lleguemos porque simplemente sabemos teorías que no sabemos si son reales hasta que nos ocurran, por tanto sólo podemos tener algunas ideas que pueden ocurrir pero igualmente nadie está preparado para ese momento y la muerte para mi es un misterio que no se puede resolver hasta que ocurre así que lo mismo esas ideas son todas mentiras y puede que ocurra algo totalmente diferente a lo que creemos y seguramente nos sorprenderá el momento.

 

Esta es una pregunta que, estoy completamente segura de que toda la humanidad desde sus comienzos se lo ha cuestionado. Hay diferentes teorías que intentan resolver esto y también gente que dedica su vida a encontrar una solución, pero como claramente podemos ver, todavía no hemos encontrado una solución completamente segura. Además, también a lo largo de la historia se han ido creando una serie de ritos y tradiciones como por ejemplo las momificaciones que se realizaban en el Antiguo Egipto para preparar el comienzo de la nueva vida de esa persona en el ¨más allá¨. Aunque como ya he mencionado antes, no hemos encontrado una respuesta certera  y con esto me refiero a  que no es comprobable por ningún método científico y por este motivo  creo que las religiones son un método o una herramienta que el ser humano ha creado para al menos intentar llenar el vacío que hay en él mismo. El ser humano tiene la necesidad por naturaleza de  conocer todo lo que le rodea  y saber cómo funciona y esto todavía no está a su alcance y por lo tanto es el gran misterio de la vida.

Si analizo el tema de la muerte puedo verlo desde varios puntos:

-El primero de ellos sería la religión. Según lo que yo pienso al respecto, uno de los principales objetivos por los que la religión se ha creado es para satisfacer este vacío presente en el ser humano, básicamente como un método de evasión. Aunque yo no me considero una persona muy creyente es verdad que desde mi experiencia es algo que al menos nos puede quitar un poco de inquietud ya que un ser superior a nosotros nos promete una vida eterna y feliz después de la muerte.

-Por otra parte, si lo analizamos desde otro punto de vista, es algo a lo que no deberíamos perder más tiempo analizando ya que si no hemos conseguido resolver este misterio en todo este tiempo, puede ser por algo.  Algunas veces me planteo que este es el gran misterio de la vida y aunque sea contradictorio, la muerte es lo que nos da la vida. Con esta frase quiero decir que esto es lo que nos motiva para cada día tener más ganas de vivir y saber que después de todo lo que vivamos, descubramos el verdadero sentido de la vida y por qué estamos aquí. Aunque es algo que todos deseamos con muchas ganas descubrir, debemos ser ¨realistas¨ y estar preparados para encontrar cualquier cosa cuando llegue nuestra hora. Con esto quiero decir que puede que después de esperar tanto tiempo para descubrir lo que hay después de la muerte, puede que no encontremos nada y  sea una gran decepción.

-La teoría que me llama más la atención sobre este tema es la reencarnación. Sinceramente, de entre todas las que puedo pensar es esta en la que más confío. No sabría explicar muy bien por qué me siento atraída por este tema, pero creo que una  de las cosas que pueden ayudar a que esté interesada por esto es el karma. Confío mucho en él  y para mí es algo que se cumple día a día y por lo tanto, la muerte sería su punto cumbre. Podría interpretarlo como la sumatoria de todas las cosas buenas y malas que hemos hecho a la largo de nuestras vidas y según el resultado tendremos vidas diferentes. Si todo lo que hemos hecho ha sido bueno, nos reencarnaremos en una vida tranquila, acomodada, feliz y despreocupada. Por el contrario, si la vida que hemos desarrollado no ha sido muy buena, la siguiente no será mejor que la primera.

Esto es algo que nos marca mucho, pero sobre todo debemos seguir viviendo sin preocuparnos mucho por esto, ya que la única cosa que tenemos por seguro hoy en día es que cuando llegue nuestro momento lo  descubriremos y ahora mismo no podemos hacer nada para cambiarlo.

¿Qué crees que nos espera tras la muerte?

Sinceramente esta es una pregunta que siempre he querido que me pregunten o se me llegue a cuestionar ya que es mucho misterio y de esto además depende de cada persona ya que de ella misma es el tipo de creencia que pueden llegar a tener, pero en mi caso y desde mi punto de vista pudiese decir que yo después de la muerte creo que existe algo, no sé qué hay pero creo que habrá algo, de este modo puede ser por ejemplo la reencarnación y en mi opinión creo que sería algo justo ya que esto dice que con forme las acciones que hayas hecho a lo largo de tu vida así diciendo que si haces cosas buenas te reencarnaras en un ser vivo mejor pero por el contrario si haces cosas mala te reencarnarás en seres vivos que son malos, de este modo se vería esta forma de después de la muerte de modo en que tus acciones decidirán por ti. Y en otro modo y el que yo pienso que es la forma verdadera es la de la vida eterna, es decir, la vida después de la muerte, la vida que nos promete Dios tras morir , una vida basada en la vida eterna en los cielos y en la que vivirás en el paraíso, esto para mí sería algo que no me gustase que sea mentira ya que al ser una persona católica desde que nací pues tengo en mi cabeza la idea de que hay algo ahí arriba que nos cuida y nos protege y que en el día de nuestra muerte nos reuniremos con él para acceder al cielo donde nos han prometido la vida eterna donde nos reuniremos con nuestros seres queridos. Pero como lo bueno siempre hay una parte mala que en este llegaría a ser el infierno, ese lugar oscuro y malo donde van las personas que han cometido pecados y no se merecen la salvación de la vida eterna ni  el derecho a llegar al paraíso prometido por Dios y Jesús y esto nos hace ver que es casi lo mismo que lo de lo otro de la reencarnación pero en este caso estamos hablando de llegar a vivir en un lugar que nadie desea y en el otro caso hablamos de vivir de forma que tampoco quisiésemos y todo esto va dependiendo de las acciones que llegamos a hacer o producir a lo largo de nuestra vida y como dice Fermín de “La que se avecina”:

“Llámalo Dios, llámalo universo o karma, pero hay algo ahí arriba”

Esto en los dos casos nos hace pensar que debemos de comportarnos bien a lo largo de nuestra vida ya que de esto dependerá nuestra vida el día que vayamos a morir ya que para unas personas la muerte la ven como algo que no es hecho por arte de azar ya que estos mismos piensan que si llegase a llegar su muerte sería algo que los librase de cualquier pena o problemas ya que se les eliminaría cualquier preocupación y que eso es decisión de Dios ya que él decide como son las cosas y como disponerlas. Pero también hay muchas cosas que pudiesen ir en contra de estas realidades como por ejemplo el simple hecho de que aún no ha llegado a existir la persona o ser vivo que haya muerto y haya revivido y que nos haya dicho que es lo que existe más allá de la muerte y nos llegue a desvelar este gran misterio que nos ha tenido con la intriga de este modo yo me espero que después de la vida hay algo más que solo la muerte ya que nuestra alma irá a algún sitio pero que de todas formas habrá algo donde yo quisiera que lo que en verdad fuese sea todo lo que he llegado a creer a lo largo de mi vida y pueda llegar al cielo con todos mis familiares fallecidos en el paraíso donde tendremos la vida eterna. 

Cuando se muere algún conocido, un ser querido nuestro o de otra persona, siempre decimos que allí estará mejor, que ya no sufrirá más y que tendrá donde quiera que sea una mejor vida, pero... ¿que sabes nosotros de esto? ¿que deberíamos creer? ¿teorías científicas? ¿a la gente que ve espíritus? No hay mejor momento que la muerte de alguien para cuestionarnos este tipo de preguntas.

En realidad en la mayoría de veces todo depende la fe, si creemos en Dios , de lo que dicen los libros sagrados, o en alguien que no sea este, una especie de creador o algo a sí pero sin ser Dios. Yo creo en el alma, creo que aparte de ser solo cuerpo con órganos y cerebro hay algo más, ese algo que lleva todos nuestros pensamientos y sentimientos, porque ¿que nos hace ser más valientes unos que otros o más débiles? porque ¿ entonces no seriamos todos iguales? Quizás no y todo depende del ambiente que hemos tenido desde pequeños y desde el cual hemos ido creciendo, pero ¿que debemos decir de la gente que dice que “ve cosas”. No solo porque no creamos en el alma y pensemos que cuando el corazón para de latir ya no existimos no quiere decir que no debamos reeconsiderar estas opiniones, porque ¿y si la persona que si lo cree hace lo mismo? y verdaderamente nadie puede saber que nos espera en realidad cuando morimos, quizás nuestra alma va a una especie de más allá o por otra parte quizás solo seamos huesos y carnes en un entierro y simplemente dejamos de existir y nos quedamos así, tal cual, en la nada y que el universo sigue como siempre pero sin ti, a pesar de esto nada se puede probar porque nadie puede salir de la muerte, ni la religión a pesar de su fe de donde busca las respuestas del mundo , ni la ciencia por todos sus experimentos ¿porque quien nos dice que a lo mejor no hay alguien que no quiera que lo averigüemos?, solo los muertos llevan la razón. También muchos filósofos han tenido ideas distintas sobre la muerte, por ejemplo como que es el principio de algo nuevo, esto quiere decir la separación de lo material que es nuestro cuerpo y algo inmaterial que es el alma.

Y todo esto me lleva a cuestionarme una sola pregunta que es la base de todo ¿ solo deberíamos creer en lo que vemos? ¿ y si nuestros sentidos no están capacitados para percibir más cosas de las que percibimos? No deberíamos creer solo en lo que podemos ver o percibir porque ¿ y si es todo esto mentira y al final la verdad es la idea que nosotros habíamos descartado o que ni siquiera nos habíamos planteado porque estábamos demasiado seguros de esta?. Luego otros tienen otras opiniones como que el alma no se queda en el mundo o universo o en algún lugar sino que se reencarna y empezamos otra vida sin saber nada de la anterior pero que aún así seguimos estando rodeados de quien lo hemos estado en nuestras anteriores vidas pero que ellos tampoco lo reecuerdan, quizás por eso sacamos primeras conclusiones,soñamos o quizás de ahí vienen nuestros deseos y metas.

¿Qué crees que nos espera detrás de la muerte?

He pensado mucho en esta pregunta, la verdad. A lo largo de mi vida he intentado a mi manera desvelar el misterio de esta pregunta con teorías salidas de mi mente en sus peores momentos. Sin embargo yo he tenido claro desde el principio que es muy difícil que el alma exista como tal, debido a que es una cosa que no es posible explicar de algún modo racional por lo que, es como creer en algo que puede existir o no. Sin embargo dentro de esta pregunta no creo que haya nada que se pueda explicar de algún modo racional hasta cierto punto, asique limitaré mi nivel de comprensión racional un poco e intentaré darle sentido a todo de una manera un tanto espiritual:

Yo no creo en que exista un dios propio como tal, un ser mitológico, eterno, el cual haya creado todo, de alguna manera, desde cero, por una sencilla razón: porque si el creo todo, ¿Quién lo creo a el? ¿se creo a si mismo? Y si fue alguien ¿Quién fue? Y mejor redactado ¿no seria Dios quien creo a ese Dios? Y entraríamos en un bucle infinito.

Sin embargo tampoco pienso que no exista algo PARECIDO a Dios. No tiene por que ser necesariamente un ser omnipotente, que esté por encima de todos.

Una vez estuve hablando con uno de mis mejores amigos y uno de los temas fue este: ¿Qué piensas sobre Dios?, y me fui sin responderle. Al día siguiente me preguntó por que me fui de esa manera sin darle una respuesta, y yo le di en ese momento una respuesta, y me dijo que le hice cambiar de opinión. Mis palabras textuales fueron:

“Dios existe, pero no como nosotros creemos que es.” Me preguntó por que decía eso, y le dije que tomara asiento y que me escuchara atentamente y que me entendiera porque iba para largo:

Piensa un momento en la única cosa que no podemos entender por mucho empeño que le pongamos y a la vez podemos demostrar que existe como tal. (me dijo que no tenia ni la menor idea) a lo que le dije una pista “piensa en el espacio” (me dijo que seguía sin saber que) y le dije: “¿Qué es un agujero negro?”, se dio cuenta de a que me refería pero me pregunto que porque lo relacionaba con Dios, por lo que le dije textualmente:

Un agujero negro es una región finita del espacio que posee tanta gravedad que no puede ni la luz escapar de ella, es decir, es una masa que ocupa un espacio y la cual no podemos ver absolutamente nada. Lo que si podemos saber es que lleva a algún lugar el cual no sabemos donde esta ni que hay dentro, solo sabemos que para llegar allí, su única entrada es un agujero negro. Para que vayas entendiéndolo esto significa que existe algo que no podemos explicar ni comprobar pero que si sabemos que esta ahí. Al igual que un agujero de gusano es un conector entre dos lugares del espacio que pueden estar a millones de millones de años luz, que pasando por el llegaras de un lado a otro en horas, los agujeros negros son lo mismo que los agujeros de gusano pero con un mismo destino, “Dios”.

El me preguntó que qué significaba todo esto, por lo que se lo resumí

Pienso que dentro de un agujero negro, al existir la gravedad que existe dentro de el, como un agujero de gusano dobla el espacio-tiempo como si doblaras una hoja de papel para conectar su entrada y su salida, el agujero negro dobla el espacio-tiempo hasta otro lugar que puede ser una dimensión alterna, u otro lugar (como queráis llamarlo, paraíso, o como sea) y en el cual no podemos saber su estructura, su forma o sencillamente que hay dentro.

A esto retomé mi definición del principio: ¿Dios puede existir? Es muy seguro de que si, pero no como un ser omnipotente, sino como una región del espacio-tiempo que no podemos llegar hacia ella a menos que sea a través de un agujero negro, que se les podría llamar caminos o túneles hacia ese reino.

A esto le añadí un argumento que afirma esta teoría: se puede crear un agujero negro con cualquier materia, cual sea, sea una televisión que un móvil, la tierra o la vía láctea, debido al llamado radio de schwarzschild, que es la cantidad de gravedad que se necesita para comprimir un objeto para que se transforme en un agujero negro en relación a su radio. Para poner un ejemplo, si quisiéramos que la tierra pudiera transformarse en un agujero negro, necesitaríamos comprimirla hasta mas o menos el tamaño de una bala de una pistola. Y si quisiéramos hacerlo con el sol seria una pelota de unos 9 km de diámetro. Por lo que, si todo se puede convertir un agujero negro, se podría viajar a este plano dimensional que he mencionado antes en cualquier momento y lugar, solo creando un agujero negro y entrando en el.

Cuando muramos no pasará nada, solo que moriremos y dejaremos de pensar, desconectaremos de este mundo. Sin embargo la teoría esta ahí, en el espacio, y puede ser lo mas parecido a “el paraíso” que exista en el universo.

Anteriormente me he preguntado esto mismo. ¿Qué pasa cuando nos morimos? ¿Qué es lo que ocurre y cómo ocurre? ¿Qué pasa con nuestro cuerpo y también con nuestra persona? ¿Dónde queda esa parte de nosotros? Está claro que de una u otra manera, todos influimos en el funcionamiento de la vida y del mundo. Entonces, cuando morimos, ¿qué es lo que deja de existir de nosotros? ¿Cómo es posible que toda nuestra conciencia, nuestra personalidad, todos los sentimientos que teníamos acumulados, nuestras buenas y malas experiencias, nuestra historia, que todo esto se esfume y se queden en la nada en un solo instante? Esta última pregunta es la que enlaza el pensamiento de lo tangible, lo natural, con lo sobrenatural. Esa pregunta me lleva a pensar en que podemos seguir existiendo en otra forma. ¿Nos volvemos espíritus? ¿Seguimos sintiendo? ¿Es posible que hagamos vida en un nuevo cuerpo? Entonces, si ya hemos vivido antes y seguimos existiendo, ¿vivimos en otro cuerpo siendo conscientes de nuestras experiencias previas? Toda esta serie de preguntas no me las estoy planteando ahora. Ya me las había hecho antes, aunque no todas de manera encadenada ni con la intención de reflexionar sobre el tema. Me han surgido de manera espontánea cuando he visto suceder el concepto que entendemos por muerte. Al ver esta pregunta, me ha parecido que responderla me daba la oportunidad de descubrir mis pensamientos y sentimientos sobre la muerte, así como reflexionar sobre ellos y quizás también encontrar una posible conclusión para esta duda, aunque ya de entrada lo veo difícil.

Por la cultura en la que he nacido y también el contexto en el que me he criado, siempre he tenido tendencia a pensar que después de morir, íbamos al cielo, si habíamos obrado correctamente durante nuestra vida, o al infierno si nuestros pecados superaban en número y gravedad a nuestras buenas obras. Con el tiempo dejé de considerar el cielo y el infierno como opción de vida tras la muerte para creer que nos volvíamos espíritus transeúntes, con la misma personalidad que en vida pero aún más acentuada: los malos serían espíritus malignos y los buenos serían como ángeles de la guarda.

Sin embargo, de manera progresiva dejé de dividir el mundo presente y el del más allá en una vertiente buena y otra mala. Empecé a plantearme cosa mucho más complicadas. Cosas tan abstractas que me hacen sentir desubicado e impotente cuando pienso en ellas. Cosas que superan nuestro entendimiento.

Me planteé que nuestra persona se divide, al menos, en dos partes bien diferenciadas. Una es nuestro físico y otra es nuestra esencia. Conozco el destino de nuestra parte física tras la muerte gracias a la ciencia, que ha demostrado el proceso que sufre todo lo orgánico en su descomposición. Sin embargo, nadie ha podido demostrar hasta ahora qué ocurre con la otra parte, y es aquí donde me surgen tantas dudas a las que nunca consigo encontrar una respuesta que realmente me parezca coherente y me convenza.

Al pensar en esa segunda parte, realmente pienso en nosotros. Es decir, resto importancia al cuerpo y toda la importancia recae en nuestra “esencia”. ¿Cómo es posible que un ser tan complejo, como somos todos los humanos, se desvanezca en simple polvo? Entonces me planteo la posibilidad de que nuestra personalidad o nuestra esencia sea una fuerza superior que no podemos controlar y sigue funcionando de una manera que no conocemos. Quizá permanezca sin tomar la forma de un cuerpo, quizás sí lo haga por medio de la reencarnación, o quizás quede aletargada por un tiempo. Otras veces intento buscar una respuesta lógica desde el punto de vista científico, y considero que nosotros somos la suma de reacciones químicas producidas por nuestro organismo e influenciadas por nuestra información genética. Pero, he de decir sinceramente, que me niego a creer que nuestra complejidad y la suma de experiencias que hemos vivido se reduzcan a algo tan simple como la interacción entre químicos, que es una respuesta mucho más sencilla y comprensible. Prefiero pensar que trascendemos a la muerte y que los matices que tanto nos gustan de alguna gente siguen presentes en algún sitio.

La cuestión de qué habrá tras la muerte ha estado presente desde tiempos inmemorables en todas y cada una de las personas que han pasado por este mundo y pese a todo ello, nadie ha conseguido encontrar aún una respuesta que consiga satisfacer a todo el mundo. Esta es una pregunta que me hago a mí misma varias veces al día y siempre acabo llegando a una conclusión distinta a la anterior.

 

A veces pienso que tras la muerte no hay nada, solo hay vacío. Creo que nos ocurrirá algo similar a cuando dormimos tras un día muy largo en el que estamos muy cansados; no seremos conscientes de que estamos durmiendo, o en este caso, de que estamos muertos. No sentiremos ni soñaremos absolutamente nada, no tendremos consciencia de nosotros mismos ni de nuestra existencia pasada. Nos convertiremos en nada y de nuestro paso por este lugar solo quedará el recuerdo en los corazones de aquellas personas que nos han querido. Una vez que estas personas fallezcan o se olviden de nosotros, habremos muerto por completo porque nadie en este mundo será consciente de que una vez existimos.

 

Otras veces pienso algo completamente distinto. Creo que nuestra alma se reencarnará en un nuevo cuerpo y olvidaremos todo lo que hemos sido y quisimos llegar a ser. Viviremos otra vida de nuevo, puede que incluso en otro mundo.

Este pensamiento se basa en el hecho científico de que la materia ni se crea ni se destruye, se transforma. Será como si nuestra alma fuese reciclada y reutilizada. Es por esto por lo que pienso que una pequeña parte de nuestra esencia y de nuestras vidas anteriores se quedará ligada a nuestra alma, como ocurre con algunos materiales reciclados,  y estará presente de una manera u otra en nuestra nueva forma y será responsable de influir en determinados aspectos de nuestro comportamiento y/o sentimientos. Nuestra anterior vida repercutirá de una manera u otra en la siguiente.

 

También he pensado que cuando una persona muere, su alma se puede quedar en este mundo o ligada al espíritu de otra persona. Siempre he creído en la existencia de fantasmas y por ello, creo que tras la muerte podríamos seguir vagando por estas tierras. Puede que nos quedemos aquí siendo conscientes de quiénes hemos sido o puede que lo hagamos inconscientemente y nos sintamos perdidos. También puede que nos quedemos atados en este mundo porque se nos asigna la tarea de proteger a otra persona.

 

No creo en la existencia de un cielo o un infierno como nos han mostrado muchas religiones pero sí creo que podemos pasar a una especie de mundo o universo paralelo que se encuentra en otra línea espacio-temporal y que sería algo como la continuación de nuestra vida. (Sí, he visto muchas películas de ciencia-ficción).

 

Pese a todo esto, la teoría o idea que más verídica me resulta es la primera. Aquella que dice que no seremos conscientes de nuestra existencia, que seremos nada y todo estará rodeado de vacío.

Resulta duro pensar que un día nos pasará esto y que después de tanto sufrir y tanto esforzarnos acabaremos desembocando en nada. Resulta duro pensarlo pero parece lo único científicamente aceptable.

 

Cada persona tiene su propia visión de lo que hay tras esta vida pero ninguna puede decir objetivamente qué es lo que de verdad habrá tras la muerte. He aquí la razón de vivir, supongo. Vivir la vida al máximo junto a la gente a la que quieres, ayudando a los demás y haciendo lo que te apasiona para que cuando llegue la muerte, ésta recoja nuestras vidas de una manera serena y tranquila y nosotros nos podamos marchar con la satisfacción de que no nos ha quedado nada por hacer.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio