FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Esta es una pregunta que podéis responder vosotros mismos, pero lo ideal es que sean otros los que las respondan hablando de vosotros. Así que pedid a quien os ame que la responda y luego escribid la respuesta aquí vosotros mismos (o invitad a ese alguien a participar en FILOSOFIESTA y que responda ese alguien)

Visitas: 3417

Respuestas a esta discusión

Soy el novio de Fantasio. Pues existen diferentes razones por las que realmente merece que yo la ame demasiado ,  ella me ha demostrado que es una persona humilde , sencilla que siempre esta dispuesta a salir adelante  a pesar de cualquier  circunstancia , siempre le regala una sonrisa a la vida sin importar cuanto sea el daño que ella le hecho , una mujer como ella merece que la quiera cada día , porque a pesar de que estamos separados por miles de kilómetros  , ella ha decidido seguir adelante con esta relación y nunca rendirse , me da  su amor cada día, a la distancia ,pero un amor verdadero . Podría decir que como amiga es una gran persona, ya que antes de empezar nuestra relación fue una de mis grandes amigas, siempre compartiendo conmigo cada uno de sus éxitos y fracasos en la vida ,  esa es una razón por la cual la conozco y sé que por una persona como ella vale la pena luchar siempre , a pesar de no tenerla junto a mi el tiempo que yo quisiera  y así poder saber aun mas acerca de ella , con todo lo que la he conocido en estos años  diría que es grandiosa para mi y aun me falta mucho por conocerla  y terminar de descubrir a esa excelente persona con la que estaría dispuesto a pasar el resto de mi vida , sé que muchas veces es difícil pensar que podría construir una vida juntos  , que quizá una relación a distancia muchas veces no suele funcionar  y terminan mal , pero siempre con una frase de aliento me quita estas ideas de la cabeza  y me hace pensar diferente , pensar que lo nuestro puede durar por mucho tiempo  y que la distancia no significa nada , sus palabras , esas que me dice cada día son las que hacen que la ame , porque todo lo que me dice , sé que lo hace con mucha sinceridad y por sobre todo lo hace con el corazón  porque me quiere tanto como yo la quiero a ella .Estas son solo algunas razones por las cuales merece que la ame , podría decir muchas cosas y dar varias razones pero creo que la mas importante , aquello único que hay en ella y que es por lo cual estoy realmente enamorado , es su belleza interior . Me quedan muchas cosas por aprender , sobre como tratarla y cosas que le gustan o no le gustan pero creo que cada día voy aprendiendo un poco mas , me ha demostrado que es una persona en la cual puedo confiar y eso es muy fundamental en una relación, así mismo ella siempre confía en mi y yo por supuesto espero nunca defraudarla , no se merece que yo le falle jamás , sin duda de todas las personas que he conocido ella ha sido la única que ha tenido un cariño tan grande y sincero por mi , cosas así se las premian cada día brindando ese mismo cariño de la forma que sea posible.  Entre otras cosas esta su forma de ser, es una persona alegre, siempre con una sonrisa en el rostro y no solo me lo ha demostrado a mi si no a todo aquel que haya tratado con ella, tanto yo como sus amigos y amigas estamos de acuerdo que es grandiosa y trasmite su felicidad donde quiera que vaya, creo que motivos para enamorarme cada día mas de ella nunca me faltaran; ha sido la razón de mi felicidad, la razón de luchar siempre porque esto nunca termine , es mas de lo que alguna vez imagine tener y me siento muy agradecido con la vida por dármela oportunidad de estar con  una persona linda , que siempre ha sabido valorar el amor que yo le doy cada día, eso y muchas cosas mas son razones por las cuales  siempre voy a querer  y recordar a mi novia. Aun nos falta mucho por vivir y quedan muchas cosas por conocer , solo con fe y paciencia podremos seguir adelante y se que todos nuestros sueños se harán realidad .

Nadie es consciente de lo que tiene al lado, pero cuando te paras a pensar y miras a tu alrededor ves a una persona que nunca te falla, que siempre está cuando más lo necesitas e incluso en los momentos más complicados de tu vida. Ella siempre está ahí, cuando más deprimido estás.  Te la encuentras a ella, la persona que te hace pensar y ver lo que vales, te hace reflexionar, que te hace ver que lo único que merece la pena es un presente, un futuro junto a ella. Te das cuenta de que tienes una sensación diferente, nunca vivida, y es que te enamoras de esa sonrisa y esa mirada tímida. Entonces sientes que si ella no está no tienes a nada ni nadie que te consuele y piensas que no merece la pena estar sin ella. Y es cuando te das cuenta de todo el amor que te entrega poco a poco, sin que te des cuenta, diciendo que no demuestra nada, pero que lo pequeño lo hace muy grande. Y piensas que nunca lucha por ti, pero te das cuenta de que las cosas no son como piensas, y que lucha por ti más de lo que crees. Siempre puedes contar con ella y su apoyo para que todo lo malo sea mejor. Eres la única persona que le ha dado sentido a mi vida y de días malos has hecho de los mejores días del mundo. También es difícil valorar a una persona, pero cuando la tienes al lado durante bastante tiempo te das cuenta de que valorarla es una de las mejores cosas, luchar por la persona que amas es una de las cosas que más cuesta, pero cuando ves que ella y solo ELLA lucha por ti al máximo, por tu sonrisa, porque estés bien y seas feliz y que nadie como ella es capaz de compartir todo conmigo, y saber todo de mi hasta la más mínima cosa;  te das cuenta que es más especial de lo que la gente y tú mismo piensas. Que es algo que está dentro de ti, que es la segunda parte de ti que te hace recordar que la vida son dos días; y si uno llueve, hay que ponerse un impermeable y gritar fuerte: que lo que hay es más que una tontería de un niño y una niña, que lo que hay es más que amor, es más que querer. Es querer formar parte de otra persona y estar con ella el resto de tu vida, y que nada lo puede cambiar. Ese miedo de pensar que se puede ir en cualquier momento, y de repente escuchas un “jamás me iré de tu lado”, y es lo que te hace ver que es totalmente diferente a todas las demás, que tiene algo que la hace única y sientes que jamás la quieres reemplazar por nada. Que merecen la pena mil enfadados a un adiós que luego pesará y dolerá, y tener que seguir sin ella puede que sea uno de los peores errores que se puede cometer cuando estás enfadado o algo. Es pensar que ella es la que te hace sonreír y que es mejor solucionar las cosas y que todo vaya bien. Y te das cuenta que valen más los hechos que las palabras y que las palabras se las llevan el viento; que un hecho por poco que sea hay que valorarlo porque si se trata de amor es mejor tragar orgullo y ser más fuerte que tu orgullo y decir que merece más la pena la persona con la que estás que uno mismo. Cuando tienes ganas de llorar, ponte la mano en el corazón y piensa que estoy contigo para que puedas sonreír. Porque en ti he encontrado mis fuerzas y porque en ti he encontrado un amor diferente al de nadie. Que eres muy especial para mí, que tardé un año en conocerte y una mirada me enamoró, y pensé que deberías ser tú la que debería entregarme la sonrisa de cada día y mis mejores días.

Bueno, teniendo en cuenta la dificultad de la pregunta y su contenido, he recurrido a mi hermana para que ella de su respuesta, fue algo así.

“Cuando mi hermano me hizo esta pregunta, no sabía muy bien que responderle, me pilló un poco desprevenida . Para empezar, mi hermano es una persona muy cariñosa que siempre está encima de los demás por si necesitaran su ayuda. Lo conozco bastante bien, y aunque me hiciesen esta pregunta de otra persona, diría también que merecería ser amada/o por el simple hecho de ser persona. Pero vamos a centrarnos en él. Mi hermano es una de esas personas que viven sonriendo, aunque pase por una mala racha siempre sabe afrontar los problemas con una seriedad y madurez admirable. Le gusta mucho la expresión de “al mal tiempo buena cara”, dice que todo sería más fácil si no decayéramos  tan fácilmente. Cuando él está mal, siempre sonríe y levanta la cabeza porque piensa que si fuese por la vida como un alma en pena, las personas que le queremos, sufriríamos también, y lo ve innecesario. También es un ser humano y tiene muchísimos defectos, pero éstos también hacen que de alguna manera le amemos. Es muy sincero y si te tiene que decir algo te lo dice, es bastante decisivo. Sinceramente soy mayor de edad y él aún no, pero a veces parece que esto cambia y soy yo la hermana pequeña. También es una persona muy protectora de los suyos y no soporta ver a la gente destrozada moralmente y si sucede, siempre te da motivos para sonreír y abrirte los ojos. Mi hermano es un poco especial en la familia, tiene una relación peculiar con mi padre ya que para mi hermano es más que eso, es un amigo. Le pasa más o menos lo mismo conmigo, y eso nos une aún más. También es muy buen amigo y es muy divertido, aunque la gente no la conozca, siempre hablan muy bien de él. Me gusta mucho la concepción de la vida que tiene, ve las cosas de una manera que si todas las personas del mundo las vieran igual, el mundo cambiaria bastante… no le ve mucho sentido a estar mal por algún problema mucho tiempo, a ver, piensa que es normal desmoralizarse un poco, pero de ahí a estar días… lo ve como una pérdida de tiempo. Creo que se parece muchísimo a mi abuelo materno, es muy suyo y cerrado para sus cosas, pero vive para los demás, es un gran punto de apoyo en la familia. Siempre se ha juntado con gente bastante mayor que él, lo cual creo que ha sido un punto clave en el proceso de madurez de mi hermano. Le gusta mucho el deporte y es muy sano, juega al baloncesto y eso cambió su vida también, no sé muy bien como explicarlo, pero es así. Le gusta mucho la música y escucha de todo tipo, vestir bien también le gusta mucho. Es muy buen compañero en su equipo, y siempre cumple su palabra, lo cual me impresiona bastante teniendo 17 años… Otra cualidad que tiene es que sabe escuchar muy bien, y también sabe aconsejar a la gente, siempre está en el lugar y momento preciso, lo cual hace que sea amado, aunque yo que soy su hermana, lo amaría igualmente. En conclusión es una persona admirable que no soporta la tristeza en los demás y que tiene como atributo vivir la vida en su totalidad.

-PREGUNTA: ¿QUÉ CREES QUE HAY EN MÍ POR LO QUE MEREZCO SER AMADO?

No sé por dónde empezar, porque, sinceramente, no se puede describir a esta persona en solo 650 palabras. Lo primero que tengo que decir es que creo que es la única persona en la que se puede confiar de verdad. Lo admito, se le puede contar todo. Y sí, es lo mejor que hay. Solo os digo que me tengáis envidia por ser su amiga, por poderle tener a mi lado siempre que lo necesito. Le quiero pero que muchísimo, no como un amor de novios, sino como el de una gran amistad, que perdurará por los siglos de los siglos (AMÉN. No hombre jajaja) Os puedo asegurar que esta persona te puede hacer sentir verdaderamente como eres. Cuando me equivoco, que lo hago a menudo, me perdona. Sea lo que sea, lo hace. Jamás le he visto decirme que no, siempre me apoya y me consiente (cosa que yo a veces no hago con él y me arrepiento cuando me doy cuenta).
¡Ah! Se me olvidaba, esta amistad no es solo de un día o una semana, o un año; no señores, es de nada más y nada menos que de 13 años. Llevamos juntitos desde la guarde y espero, no perdón, SÉ que vamos a seguir juntos muchísimo tiempo. El otro día por whatsapp me dio una de las mejores noticias que me podría haber dado: vamos a estar juntos en la misma facultad. Es genial, saber que me tendrá que seguir aguantando 5 .Jaños más
Ahora que me acuerdo, ¿Sabéis lo que me dijo una vez vestidos de pollos para una obra? (en primero de primaria): -Oye, ¿No te gustaría que fuéramos pollitos para volar? A lo que le respondí: -Ahora somos pollos, podemos intentarlo! Que tiempos aquellos… Tengo tantos bonitos recuerdos junto a esta persona. Lo digo fuerte, y si hace falta con un micrófono: NO LA CAMBIARÍA POR NADA EN EL MUNDO. Mira que hemos tenido los típicos enfados de media hora o así, pero da igual, pase lo que pase, siempre acabamos reconciliándonos y riendo. Una particularidad que le define a esta personita, es que siempre sonríe, pase lo que pase. Esto es realmente bueno, porque así cuando estoy triste, siempre viene corriendo a tirarme de los mofletes y a hacerme reír a toda costa, le cueste lo que le cueste, no se va hasta que no consigue hacerlo. Aparte de que siempre saca el porqué de la tristeza, ya que como he dicho antes, se lo puedes contar todo.
Me acaba de venir a la cabeza una de las palabras más graciosas que he escuchado en mi vida, y que esta persona no para de decirla cuando no viene a cuento, haciéndo reír a carcajadas: ‘’la gafa’’. Sé que suena ridículo, pero que queréis que os diga, a mi me hace gracia y punto. Todo esto que estoy soltando aquí, es de verdad de la buena (como decíamos antes de peques) realmente lo que pienso, aunque a lo mejor nunca se lo he dicho así tal cual, pero sé que lo sabe. No quiero que creáis que lo digo como el loro que repite las palabras de su dueño, NO. Lo digo aquí y ahora, y lo repito las veces que haga falta: ERES LO MEJOR.
También he de decir que al igual que me respeta con el montón de defectos que tengo, yo le respeto, es más, me gusta saber que tiene ‘’defectillos’’ (si es que eso se puede llamar defectos) porque es señal de que es una persona, y no un producto de la imaginación; porque señores, os aseguro que personas así de inmejorables, increíbles, únicas e irrepetibles existen, y yo soy la mejor amiga de una de ellas. Me siento verdaderamente afortunada, lo digo de todo corazón. Quizás no compartimos los mismos gustos, y a veces no estamos de acuerdo en algunas cosas, pero a pesar de eso, sé que tenemos muchísimas cosas en común que nos hacen ser prácticamente iguales. ¿Os digo una de ellas? Nos reímos siempre por todo, de tonterías como la que ya he dicho antes. Bueno, ¿Y qué? Eso es señal de que le vemos el lado positivo a la vida, ¿y sabéis lo que os digo? Que si estáis enfadados siempre, os saldrán mas arrugas en la frente! Bueno, terminando con esta reflexión, vuelvo a decir que no me cabe aquí todo lo que le querría decir sobre él, sobre su forma de ser, de pensar, de actuar… así que ya me encargaré de terminar de decírselo en toda la vida que nos queda por delante. Pues nada, simplemente te doy las gracias por haber aparecido en mi vida, eres un/a gran amig@. Gracias, de verdad.
PD: nuestra amistad SIEMPRE, no lo olvides.

Bueno  esta carta la esta realizando la madre de Pedro, me llamo Rosario es una pregunta que para mí como madre es fácil de contestar, porque podría describir en miles de folios, papeles, archivos de ordenador, porque mi hijo merece ser amado. Soy madre de once hijos, y Pedro es el octavo, muchos pueden plantearse o preguntarse si los quiero a todos por igual y la respuesta es muy fácil, ¿ cual creéis vosotros que es la respuesta?. La respuesta es sí cualquier madre sabe el amor que se le tiene a sus hijos, y que podríamos  hacer cualquier cosa por ellos. Es infinito el amor que se les tiene, ya que se ha criado dentro de mí, es algo que parece muy fácil, pero en realidad es algo impresionante, como de un cuerpo sale otro.

Os voy a explicar la historia de mi hijo.

Cuando yo me enteré de mi embarazo, me alegré muchísimo, no sabía si era varón o hembra , ya que antes no existían avances que lo demostraran, antes de nacer Pedro tenía seis varones y una hembra, estaba nerviosa para saber que sexo si niño o niña. Sinceramente me daba igual lo que fuera, lo único que quería era ver su cara y  verlo, si se parece a sus hermanos o no. Es algo impresionante. Lo he visto crecer, es un don de una madre el poder ver crecer a su hijo, como empieza a reconocer, se fía de su madre, todo lo que hace su madre esta bien, es un niño inocente y es lo que más me gusta. Ver sus primeros pasos, sus primeras palabras, su primer diente caído, algo muy bonito que tienen los padres de sus hijos. Aunque ya lo he vivido con mis otros hijos, es algo nuevo, todos son diferentes y tienes ese remordimiento de cómo reacciona, como actúa, es algo increíble. Después viene el momento de llevarlo al colegio, que el primer día me duele un poquito, dejarlo llorando, en un sitio en el que el nunca a estado, pero ese dolor se pasa porque acaba acostumbrándose. El dejarlo en el colegio y desear con rapidez el paso de las horas, para ir a recogerlo. Como he dicho antes un niño siempre se fía de sus padres, seguramente el sabe que voy a ir a por el, porque confía en mí.

He disfrutado muchísimo el poder ver crecer a mis hijos,  como he dicho anteriormente es una experiencia nueva para cada uno, una experiencia que no sabes como va a venir. Hay momentos buenos y momentos malos, pero gracias a Dios nada malo a pasado en mis hijos. También gracias al apoyo de mi marido, hemos sabido educarlos a todos igual., es una satisfacción enorme.

Con el paso del tiempo van creciendo y hay que corregirlos, es para mí lo más importante, en unas circunstancias es duro el tener que decirlo “No” pero luego lo agradecen, y ellos están muy contentos de ello.

Es duro decir que no por afectividad y por ver a tu hijo sufrir pero está la esperanza del agradecimiento. Es una de las cosas más bonitas que puedo ver en mi hijo.

Ahora Pedro está en una etapa difícil que es la adolescencia, difícil para el y difícil para mi, voy viendo como poco a poco se va haciendo un hombre y que algún día podrá  sentir el amor de los padres a un hijo. Ver como no hace mucho tiempo nació el, y ahora le toca a él ver nacer a su propios  hijos. Yo siempre le he dicho que la educación de los padres es una instrucción para cuando les toque a ellos. Y espero que esa instrucción esté bien aprendida, es difícil pero el aprendizaje sobre todo. Me ha encantado hacer esta carta, ya que se me han venido a la cabeza muchísimos recuerdos que he pasado con mi hijo Pedro.

Ante todo y sin ninguna duda, una persona.

Dicho esto, creo que todo el día a día es un ejemplo para toda aquella persona que te conoce. Tu dedicación para con tu familia, la dedicación a los estudios,  esas pequeñas cosas diarias que hacen que seas una persona excepcional.

En la rutina diaria hay cientos de cosas que podríamos destacar. Si observamos cada instante de tu vida nos damos cuenta que hay un fondo tremendo lleno de buenos sentimientos.

Una de esas cosas de la que te das cuenta primero es la nobleza que tienes, no hay doble fondo, cosa que facilita bastante el trato contigo. También hay una persona perseverante, que no da por perdido nada, sin al menos intentarlo.

No siempre aciertas en tus decisiones, pero eso hace que seas más persona, puesto que la perfección no existe en la condición humana.

Se que no soy la persona más imparcial que podría hablar de ti, pero si una de las que mejor te conoce, por eso me atrevo a destacar algunas bondades de tu personalidad. Una de esas bondades es que de forma general podríamos decir de ti que eres buena gente, en todo el amplio sentido de la palabra, si consideremos ese término como una persona que siempre está dispuesta a ayudar a un amigo o compañero de clase que requiere de ti, que no causa problemas en casa, que comprende la situación familiar y no insistes en cosas que no pueden ser, aunque te gustaría que fuesen. En definitiva una persona con la que es fácil convivir.

También debo decirte que hay en ti muchas más cosas que todavía no han aflorado, pero que a medida que vayas madurando saldrán y harán de ti mejor persona.

Veo en ti un potencial tremendo como persona y como profesional en un futuro, cosa de la que no andamos sobrados, desgraciadamente.

Una sociedad que se precie y que quiera avanzar, debe estar plagada de personas como tú, que a pesar de sus imperfecciones hace que avance hacia mejor.

Tienes un sentido de la justicia bastante desarrollado. Eso hace que no te quedes callado en cuanto ves que algo no te parece correcto o que perjudica a alguien que no se merece ese perjuicio. Aunque a veces lo llevas a extremos innecesarios.

El sentido del deber creo que es uno de los sentimientos que más resaltan en tu persona, y que a veces hay que hacerte ver que hay que saber gestionarlo.

Eres una persona que lleva sus convicciones hasta sus últimas consecuencias, aunque a veces esas consecuencias no sean las deseables.

Tienes bastante claro hacia dónde vas, o al menos, hacia donde quieres ir, aunque tengas que sortear bastantes obstáculos para conseguir ese fin.

Tienes la buena costumbre de llevarte bien con todo el mundo, o por lo menos, no llevarte mal con nadie. Este comportamiento hace de ti una persona con la que todo el mundo quiere estar.

 

Sólo por ser quien eres te mereces ser amado.

Es un vínculo vitalicio al que no quiero renunciar por nada del mundo. No puede haber una forma mejor de amar que a un hijo y eso es un privilegio que desgraciadamente no disfruta todo el mundo.

A parte de esa premisa, te mereces ser amado por infinidad de cosas, algunas de las cuales hemos citado en el presente escrito.

Creo que una persona que es incapaz de pensar en hacer daño a nadie, se merece ser amado. Una persona que como hemos dicho está dispuesto a ayudar a todo el mundo que lo necesita se merece ser amado. Una persona que hace que la convivencia en familia sea fácil, se merece ser amado. Que cuida y se preocupa de mantener la amistad viva, se merece ser amado.

Podría escribir folios y folios enumerando motivos por los que podrías ser amado pero sobre todo hay uno que a mí me parece fundamental y es que ante todo, la bondad es la carta de presentación que usas en cada una de las cosas que haces.

Una persona que va por la vida con ausencia de maldad, sin la más mínima duda, se merece todo el amor del mundo.

Cuando miras como te tratan las personas que te rodean, te das cuenta del cariño que te tienen, y una persona a la que quieren de esa manera, se merece ser amado.

 Esta pregunta ha sido respondida por una persona muy importante para mí.

¿Qué crees que hay en ti por lo que mereces ser amada/o?

 

¡Eso mismo digo yo! Antes de hacerte esta pregunta no te planteas estas cuestiones pero… Meditándolo detenidamente creo que pueden ser muchas, o no, las cosas por las que creo que merece un hijo ser muy amado, o amada, según sea el caso. Antes de responder se me plantea una incógnita que tiene que ver rectamente con la esencia de la cuestión ¿Merece ser amado o merece ser querido? Quizás sería más apropiado decir “querido”, que es lo que hacemos los padres con nuestros hijos: Quererlos. Pero resulta que también los amamos porque amar es el vivo afecto que sentimos hacia ellos. Así que, definitivamente, los queremos y amamos por igual ¿Y por qué? Pues porque se lo merecen. Y ya que estamos ¿Qué hacen para merecer este privilegio? Está claro. En primer lugar y es razón mayor: la de ser carne de nuestra carne y sangre de nuestra sangre; después se añaden otras motivaciones inherentes a la impronta genética, o al entorno socio-cultural, de cada hijo y de su actitud para afrontar la vida –en muchas ocasiones influencia directa de la crianza que los padres les proporcionamos- que hacen que estos merecimientos afloren ante nosotros y que sintamos esa devoción, a veces ciega, que los padres sentimos por nuestros hijos.

En segundo lugar se lo merece por mantener una actitud permanente de alegría ante la vida -excepto cuando toca levantarse y su cerebro no funciona todo lo resuelto que debiera- que es un merecimiento importante, porque cuando se afronta la vida con alegría todo a su alrededor es más sencillo, positivo y útil. Esta alegría le permite obviar algunas insignificantes carencias que otras personas pudieran ver en el/la y, de esta manera, afrontar todos sus retos mirando hacia delante y sin prejuicios que de antemano pudieran estropearlos.

En tercer lugar se lo merece por ser sincero y no utilizar aquello que tanto denostamos los padres de nuestros hijos: las estrategias del sutil ardid que utilizan para conseguir aquellas cosas que creen que sus padres les van a negar por el simple hecho de pedírselas, creyendo así que somos entes imbuidos de autoridad e intransigentes antes sus peticiones. En alguna ocasión, y viéndose acorralado, lo intenta sin mucha convicción. Y como no es cosa natural, enseguida cae en su propio engaño y todo discurre a su camino natural; tú pides y yo te deniego, – esto casi nunca ocurre y sin embargo es un principio a seguir que nos han enseñado a los padres para sobrevivir a nuestros hijos- que un padre no está para darle a un hijo todo lo que le pide. Particularmente le doy casi todo lo que me pide por su condición de sinceridad ya que pide lo que necesita y no más.

En cuarto lugar se lo merece por ser sencillo. Nada de complicaciones que dificulten su vida y la nuestra. Vive siendo lo que es y adaptándose a lo que en su entorno familiar y social le proporciona. Es genial porque no ha tejido un complejo entramado sobre el que sustentar su existencia al margen de los padres. Es sencillo entender lo que quiere y, dado el caso, más fácil todavía dárselo.

En quinto lugar se lo merece por ser y tener lo que yo vengo en llamar inteligencia racional. Piensa siempre lo que va a decir, se interesa por conocer su entorno familiar y social y, después de analizarlo, emite siempre su razonamiento que, normalmente suele ser elocuente y nada disparatado. Es un verdadero placer comprobar cómo a estas edades es capaz de interesarse por cuestiones que inquietan a sus padres y poder emitir opiniones que para nada son disonantes. Como yo le digo: “cuanto antes sepas dónde estás, antes sabrás hacia donde te encaminas”.

Y a estas alturas, me pide que vaya dando por concluido el asunto ya que al parecer me he precipitado aceleradamente sobre las seiscientas cincuenta palabras de rigor. Así, se me ha hecho fugaz esta inmersión en su trabajo cotidiano. Me quedo con los merecimientos que hace para que le queramos pero... ¿Nadie se pregunta por los no merecimientos que hace para que le amemos? Pues, he ahí el caso que también tiene defectos que hacen que le queramos, por ejemplo: su tozudez y esa tozudez le hace defender lo que considera justo y como razonable que es, suele defender ideas bastante lógicas, aún en contra, a veces, de nuestro propio criterio. Pero esto; es otra historia para contar, quizás, en otra ocasión.

¿POR QUÉ DEBO SER AMADO?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

Y nos preguntas por qué debes ser amado. Hay tantos porqués, tantas razones, tantas respuestas y tan pocas explicaciones, que para nosotros es tan simple decir: porque sí. Si a cualquier padre, de donde quiera que  fuese, de España, de Japón, de Australia, de Groenlandia, del fin del mundo, le preguntaran por qué sus hijos deben ser amados, pensamos que dirían lo mismo: te amamos porque sí, sin egoísmos ni esperando nada a cambio…, con que seas feliz (una palabra de tan sólo cinco letras, y tan grande en su significado), nos basta y nos sobra. Porque el verte feliz y sano, es la lotería más grande que nos pueda tocar en esta vida a ambos. Verte crecer, día a día, verte animado, verte compartir tus sentimientos con tu hermano y con nosotros, tú y todo tú, haces que te amemos cada día más y más. Te amamos porque nos sale de tan adentro, que nos ahoga. Te amamos porque simple y extensamente eres tú. Te amamos en la locura y en la cordura. Te amamos porque fuiste buscado. Te amamos porque nos encontraste con los brazos abiertos y tú los llenaste. Te amamos porque lo necesitamos, igual que necesitamos el aire para respirar. Seguro que podríamos encontrar más de mil y una razones para decir el por qué debemos amarte, pero es difícil expresarlo en un texto o en una carta, porque los sentimientos no son de papel, ni de un mensaje. Los sentimientos no tienen colores, pero sí se sienten bonitos. Los sentimientos no se miden, pero sí son infinitos. El amor que nos haces sentir, es tan hermoso, que nos llenas los días nubosos de cielos soleados. Las noches en vela, en horas junto a nuestro regazo. Te amamos, porque es otra función de nuestro organismo, igual que cuando bombea el corazón y reparte la sangre por todo el cuerpo. Te amamos no sólo porque seas nuestro hijo, que ya debería ser una razón de peso, te amamos  porque has ido llenando nuestra despensa de la vida, en horas tiernas, en días  iluminados. ¿Por qué debes ser amado? .Es tan fácil decirte el por qué y la responderíamos tan deprisa: porque sí. Para nosotros no hay explicación ninguna. Te amamos desde antes de que nacieras a las 16:10 un martes. Te amamos cuando nos hablas, te amamos cuando nos pides consejo. Ser padres no es nada fácil, es más, diríamos que es MUY DIFÍCIL, porque no hay ningún cursillo de preparación, ni manuales de uso. Cuando te pusieron en nuestros brazos por primera vez, pedimos el libro de instrucciones, y nos dijeron que aún no lo habían sacado. Si lo han sacado o no, no lo sabemos ,pero no sirve de mucho ,porque cada hijo es un mundo ,y si no , no hay más que ver a tu hermano ,que siendo hijo nuestro también, no se parece en nada o en casi nada a ti, aun así también lo amamos porque sí. Te amamos porque nos has regalado tus primeros besos .Te amamos porque te hemos visto sufrir con una sonrisa .Te amamos cuando echaste a andar con doce meses y una semana,  le echaste coraje y fuerza, ese día fuimos más felices que cuando naciste. Y nos preguntas por qué debes ser amado: porque sí. Te amamos porque queremos.  Te amamos porque lo sentimos así. Te amamos porque lo necesitamos, igual que la hiedra se aferra a las paredes. Te amamos porque desprendes luz a cada mirada. Cuando nos abrazas, se nos llena el alma de agradecimiento, cuando consigues con tu esfuerzo esos logros, nos sentimos, más si cabe, orgulloso de que pertenezcas a nuestro árbol genealógico. Cuando sufres por algún percance, sea de salud o de otra índole, nosotros sufrimos, porque todo lo que te afecte directa o indirectamente, lo sentimos, para bien o para mal. Cada día de los 5.876 que llevas en nuestras vidas, te hemos amado y te amaremos hasta el último segundo de nuestra existencia. No te preguntes por qué te amamos, no existe una fórmula matemática, ni una receta médica, es más simple que todo eso… TE AMAMOS PORQUE SI.  

Esta cuestión te da que meditar acerca del contexto en que se encuentra estos testigos, es decir, la situación y circunstancias que rodean a éstos, así como lo que puede conllevar a decir la verdad, suponiendo incluso un cambio en sus vidas. En primer lugar, mi principal opinión acerca de la única verdad vista por los testigos es que estos en un juicio pueden relatar lo que en su parecer es o ha sido verdad, no obstante nuestro subconsciente nos puede engañar y de esta forma incluir partes en lo ocurrido, es decir, que haya elementos o hechos que no son verdad, así como nuestra mente nos puede llevar a imaginar cosas que no son también puede provocar la omisión de otras, olvidándolas o no recordándolas en ese preciso momento, algo que incluso a nosotros mismos nos ocurre sin estar delante de un juez, sino en la vida cotidiana que en ocasiones transformamos relativamente la realidad, para hacer más ameno su entendimiento, quiero poner un ejemplo: un juicio por un robo violento en un banco en el que el juez llama a un testigo y este tratando de decir la única verdad , pero como he dicho anteriormente este modifica de pequeña o gran manera lo real, exagerando lo ocurrido, no dándole tanta importancia o incluso omitiendo partes y hechos que pueden llegar a ser fundamentales para la resolución del caso. Otra opinión bajo mi parecer acerca de la opinión de los testigos, es que estos pueden estar coaccionados, es decir,  amenazados por lo que por temor a su vida o a la de sus seres más queridos pueden no decir la verdad, o en el peor de los casos ponerse a favor de los delincuentes debido a este temor. Otra opción, es que también se pongan a favor de los acusados o que no les delaten, pero en esta ocasión por un trato o el recibimiento de algo a cambio, es decir, recibir bienes, patrimonio, dinero negro, respeto, seguridad, etc. En estos casos, lo que mucha gente le da importancia como es el juramento poniendo la mano en la Biblia, Constituciones u otros documentos, por los simples hechos de engaño que nos hace nuestro subconsciente, temor a represarías, o obtener el máximo beneficio, es decir, no relatar la única verdad en muchas ocasiones por ganar dinero,… (lo que haría a estos testigos cómplices de la ilegalidad) no tiene menor relevancia, puesto que para ellos hay cosas de más transcendencia vital que tener limpia la conciencia, por mucho que a su costa puedan hacer que malhechores y delincuentes vuelvan a gozar de una libertad de la que no deberían ser dueños y poder disfrutar, sino que la mejor solución sería su entrada en la cárcel, que paguen por el mal, por los delitos hechos y que según la pena delimitada por un juez y una vez que hayan pagado por esto que reingresen en la sociedad ya reinsertados y concienciados de las consecuencias de no hacer el bien. Por cosas como estas en mi opinión, los testigos tienen un papel fundamental, como es evidente en el tránsito de la justicia así pues sus decisiones pueden marcar nuestra sociedad de gran manera. Todo esto me hace reflexionar, y pienso que actualmente y diría yo que nunca, los testigos de un juicio pueden llegar a decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Esto hace que nuestra sociedad esté repleta de perversidad, engaño, conveniencia, buscar el máximo para nosotros (sin importar los demás, como puede afectarle a los demás o lo que para ellos puede conllevar), que aunque este en continuo cambio siempre permanecerá un sector bastante amplio que ensucie lo que nos rodea (aunque pueda que no encontréis relación de lo último con el tema de la pregunta si que la tiene de gran modo, pues todas estas y más pueden ser las consecuencias de no decir la verdad en un juicio). Para mí, la verdad es algo muy relativo, porque lo que para unos puede ser verdad para otros no, por lo que decir la verdad es algo imposible o casi imposible.

¿Qué crees que hay en mí que me haga ser amada?

Para mí destacar los motivos por lo que debe ser amada lo simplificaría en uno, que es mi hija. Pero como se trata de destacar esos motivos trataré de no ser tan escueto.

Destacaría de mi hija su sencillez, humildad, bondad, su gran interés por ayudar a los demás, cariño, su simpatía y su gran personalidad. Esta personalidad le hace tener un gran carácter y, por lo tanto es poco tolerante con las injusticias a las que le presenta cara con gran interés, no tirando nunca la toalla en esa lucha.

Recuerdo que hace unos años, cuando ella tendría unos siete u ocho años, una vecina mayor del primer piso, me dijo el gran corazón que tenía mi hija porque cada vez que se encontraba con ella le ayudaba a subir la escalera, ha abrir la puerta, etc., a la vez que siempre le regalaba una sonrisa .

También destacar que desde pequeña cada vez que nos hemos encontrado con alguna persona pidiendo limosna nos ha pedido dinero para dárselo y ha hecho comentarios de lo triste que es que hayan personas en ésa situación.

Ella es muy querida por las personas mayores que la conocen, pues le gusta mucho visitarlos con sus correspondientes besos y sonrisas. En concreto quisiera destacar la relación que tiene con una de estas personas mayores que vive en el pueblo; esta mujer se llama Rosa a la que ella llama “la abuela Rosa”, sin tener ningún parentesco, pero la ha adoptado como tercera abuela. Cada vez que vemos a Rosa, nos llena de piropos y virtudes hacia ella y nos comenta que ya le gustaría que sus nietos la trataran como ella.

Otra grandísima cualidad es lo trabajadora y responsable que es en sus estudios. Desde pequeña ya era así, con lo que siempre ha salido adelante por sí sola con buenas notas. Para ella sus estudios son lo primero, no duda en cancelar evento o salida, ya sea con amigos o con nosotros si tiene exámenes o algún trabajo que preparar. Tiene una gran capacidad de trabajo que realiza siempre con gran exigencia y tesón.

También quisiera señalar, la sencillez que tiene. Es una persona que valora mucho lo que tiene conformándose con ello. A pesar de que ahora está en edad adolescente no tiene ningún interés por las marcas ni de si lleva el teléfono móvil de última generación, o cualquier otra cosa, de tantas con las que hoy los jóvenes cuentan y que ella no tiene; esto no quiere decir que no le gustan, pues tiene gran interés por las últimas tecnologías y a la hora de vestir es muy coqueta, pero se conforma con lo que tiene.

Otro motivo que voy a señalar es la generosidad que tiene en ayudar a los demás. Anteriormente señalé que desde pequeña le gustaba ayudar a personas mayores pero también lo ha hecho con los compañeros que tienen alguna discapacidad. Los padres de estos compañeros de siempre nos han elogiado de que siempre está con ellos ayudándoles o integrándoles como unos compañeros más.

En cuanto al aspecto familiar, para nosotros hasta ahora nos ha sido muy fácil su educación, ya que su forma de ser como he descrito nunca antes nos ha dado problemas. Regalándonos muchísimos más buenos ratos que malos.

Quizás al leer todos estos elogios se pueda pensar que al hacerlas su padre, pueda ser “pasión de padre”, pero quiero asegurar que lo he hecho sin tener en cuenta este hecho, si no valorarla como persona que conozco a fondo, y si tuviera que definirla en dos palabras lo haría como : “buena persona”.

Como dije al principio los motivos para querer a un hijo se simplifican en uno, el hecho de ser hijo, pero sí es verdad que dependiendo de sus cualidades y condición como persona puede hacernos sentir orgullosos o no de ellos, y en mi caso puedo afirmar que me siento orgulloso de ella.

Esta pregunta la ha conetstado alguien muy especial para mí, mi madre.

Desde que sabía que iba a tener una niña sentía un amor inmenso hacia ella ántes de nacer y cuando llegó el día en que nació y la tenía junto a mí, con esa cara tan linda, esos ojos que me transmitían ternura y esa alegría e inocencia en la cara, me lleno completamnete de felicidad. Los años iban pasando y ella iba creciendo y se convirtió en una niña muy alegre, le gustaba mucho bailar, hablar con la gente que se encontraba en las tiendas a las que solíamos ir diariamente a comprar, con los vecinos... e incluso cuando ella no venía me preguntaban por ella, le gustaba inventarse juegos, y que le hiciera vestidos para las muñecas y era muy coqueta ya que le fascinaban los bolsos, los pendientes, los tacones, siempre me cogía el maquillaje para pintarse y le encnataba pintarse sobre todo los labios con un color rojo y a mi me llenaba de alegria todos mis días. De pequeña era muy traviesa, era todo un terremoto, investigaba todo lo que podía, llegaba a abrir los muebles y sacarlo todo, incluso rompía de vez en cuando algo... a tal punto que tuvimos que quitarle los pomos a los muebles para que no los abriera, porque siempre rompía algo. Recuerdo estar sentada en el salón y venir ella con un carrito de verduras que teníamos y ponerse una cacerola en la cabeza. Todo esos momentos no se pueden explicr con unas simple y pocas palabras, cuando lo recuerdo em entra nostalgía. ¡Qué pronto ha pasao el tiempo! Y casi sin darme cuenta se ha cimbertido casi en una mujer. Mi niña es una persona muy cariñosa le gusta que todo el mundo se sienta bien y le gusta que al igual con ella sean cariñosa y la mimen y cuando me ve triste siempre me dice algo que hace que em ria o intenta entretenerme auqnue algunas veces tenga mucho caracter y genio, pero todo esto los compensa porque en el fondo es buena y siempre pide perdón ánte sus malos actos. Se interesa mucho por las personas cuando ve que están mal y necesitan ayuda ella siempre está ahi para ofrecerle la suya. Tiene una cosa muy posotiba la cual es que ella transmite una gran confianza hacia las personas que la rodean. También es una persona muy comunicativa, no puede callar nunca... Ella valora mucho la amistad y quiere mucho a sus amigos y los trata de la mejor manera posible por lo cual siempre ha tenido muchos amigos que la quieren y se preocupan por ella. Cuando no está la echo mucho de menos, aunque claro que como todo e mundo tenemos nuestras discusiones, pero esto es lo de menos porque el amor que siento hacia ella es supeior a cualquier cosa y de igual manera el que ella siente hacia mí. Otra cosa que me gusta de ella es que le da mucha importancia a la familia y es algo muy improtante que valoro ya que me doy cuenta de que ella no es alo mejor como otros jovenes que lo único que les interesa son las cosas materiales, como los moviles, ordenadores, salir de fiesta nada más... aunque ello no quita que no le guste divertirse, tambíen piensa en nosotros. Es agradecida también, agradece todo lo que la gente hace por ella sea cualquier cosa, incluso los más insignificante. De igual manera ella todo lo que hace lo hace con el corazón sin querer recibir nada a cambio. Sientos tantas cosas que por ella que no puedo expresarlo solamente escribiendolo, ya que los sentimientos es algo difícil de trasnmitir por escrito. ¡Y la quiero con todo mi corazón porque es mi niña y siempre será mi niña aunque se haga mayor!

Desde que nació ya era una niña muy despierta y con una cara que se iba hacer querer, no me equivocado en nada de lo que he dicho. A medida que ha ido creciendo su actitud, su forma de ser y sus valores la han hecho un niña querida por todos, y en el colegio sus amigas dicen que es muy buena compañera y todas quieren formar grupo con ella. Es una niña muy querida, jamás se le ve enfadada, hasta que llega un punto que no puede más.

En cuestiones de familia, no hay ninguna de sus familiares que me digan lo contrario de lo que yo ya sé.  Cuando hizo la primera comunión iba radiante de guapa y era el alma del grupo y durante la ceremonia iba animando a sus compañeros y hacer ese día uno de los días mas felices de sus vida. Una de las cosas que hizo fue cuando tuvieron que leer en el altar y una niña de su grupo se puso muy nerviosa, ella que estaba a su lado se puso ha leer las palabras con ella y así su compañera se sintió apoyada y todo le salió bien, pero lo mas vinito de todo fue cuando termino la celebración, como se niña abrazo a ella y le dijo que sin ella no hubiera podido terminar de leer, por eso el cariño que ella despierta y daba a los demás la hacia mas grande y querida por todos.

Otra de las anetodas  mas bonitas y por lo cual ya es una mujer muy querida, fue al cumplir dieciochos años, pues ella estaba preparando su fiesta, porque para ella era un día muy especial. Entre el grupo de niñas amigas suyas que tiene, siempre hay alguna que cae peor, por envidia o por la forma de ser de cada uno. Pues bien cuando iba acercándose ese día, ella tenia la cabeza echa un lio porque no sabia cuanto gente iba a ir, y si todas sus amigas, incluida esa que no le caía muy bien, pues bien al llegar el día señalado  y ver que la niña no venia, la llamo por teléfono y le dijo que faltaba una de sus mejores amigas en ese día tan importante. La niña fue al cumpleaños y lo mas bonito y por eso digo que es un niña digna se ser amada fue cuando al verla llegar, fue a su encuentro, la abrazó y le dijo que ella era una mas del grupo y sin ella no podía estar tolo lo feliz que era ese día. Cuando las personas son así no cambian aunque estén en otro sitio.

Cuando llegan las vacaciones y es el fin de curso siempre acude a ella para organizar la fiesta o el sitio donde van a ir a pasar el día de la fiesta. Ya en vacaciones como es normal cada una se va a un sitio, ella veranea en la playa y como es normal el grupo que durante todo el año están juntos en el colegio se separa, pero no por ello se dejan de llamar o ver para no perder ese contacto que tienen. En la playa es mas de lo mismo su grupo es feliz cuando la ven llegar y ya empiezan los planes para un verano feliz y olvidarse un poco de la rutina del colegio.

En la playa es querida por todos también, pues no hay día que la inviten a casa de unos y otros. Sus amigas de verano dicen que es una niña que no se pueden enfadar con ella, porque su actitud es siempre alegre y cariñosa, nunca dice que no y jamás pone objeciones a lo que planean, ese cariño que ella imparte y su forma alegre de ser es por lo que todo el mundo la quiere y debe de ser amada.

Porque para quererla hay que tener esos valores que tiene ella y es muy difícil pensar que no se la pueda querer, ella lo da todo y por eso quererla es fácil, pero ala vez debe de ser correspondida como ella hace con los demás.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio