FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Vuestro turno de respuestas

Visitas: 14665

Respuestas a esta discusión

Esta pregunta la mayoría de la gente se la tiene que pensar bastante , porque es una pregunta que se merece una respuesta bastante sincera . Pero yo estoy segura de la respuesta de esta pregunta, y no me hace falta pensarlo porque yo SÍ que daría mi propia vida por alguien. Y no sólo por una persona sino por alguna otra más. Todo el mundo dice que la familia está por encima de cualquier cosa, y sí no le falta razón pero hay personas que no son familia pero que las quieres como si fueran de ella, como los amigos, que llegan a convertirse en lo mejor que te ha pasado nunca. Familia. Es gracioso, la persona que te ha dado la vida es por la misma por la cual la darías. La familia es algo muy importante pero, a veces, como sabes que siempre va a estar ahí no te preocupas de cuidarla, pero aun así, aunque a veces no se demuestre, sigues queriéndola por encima de todo y está claro, y no hace falta ni decirlo, daría la vida por cada uno de mi familia, porque ellos sí están siempre en los buenos y malos momentos aunque a veces los odies porque no te han dejado hacer algo, o simplemente por una riña, pero siempre te aconsejan por tu bien porque sólo quieren lo mejor para nosotros.

Por otra parte, hay personas desconocidas que llegan a tu vida cuando eres todavía pequeño y no te aportan nada, ni bueno ni malo, solamente te ríes, te diviertes y pasas buenos momentos porque en esas edades no te importa , ni te preocupa nada más que estar jugando o divirtiéndote pero al paso del tiempo te vas dando cuenta que son personas que están bien para un rato pero no para plantearte estar toda una vida con ellas. En cambio, hay otras que llegan de un día inesperado a otro y que se convierten en las personas más importantes de tu vida, poco a poco te das cuenta que tienen toda tu confianza porque se la han ganado a pulso y que las quieres más de lo que tú te pensabas.  Y eso es lo que me ha pasado a mí. Yo tenía mi familia y mis amigos, pero no amigos cualquiera sino amigos de toda la vida, los conocía como si fueran algo mío familiar. Eran amigos con los que has compartido tu infancia y sigues con ellos, contándoles tus secretos, pasando buenos momentos y disfrutando a su lado y ahí es cuando crees que no vas a tener más amigos que ellos, que no vas a conocer a nadie más y que con ellos lo tienes todo, alegría y diversión. Pero de un día para otro, sientes ese sentimiento de vacío, sientes que te encuentras sola, y es justo ahí cuando aparece gente nueva. Esa gente es la que te demuestra más en menos tiempo, es decir, personas que han estado contigo toda la vida no te han hecho sentir nada con respecto a la gente que has conocido apenas un tiempo. Hablo de esto, porque a mí es lo que me ha sucedido y sé muy bien de lo que hablo. Gente por la cuál antes daba todo y ahora me arrepiento de ello. Ahora si tengo claro por quién daría mi vida y precisamente esas personas no están en mis pensamientos, ni siquiera. Pero les doy las gracias por aparecer en mi vida, por enseñarme qué tipo de personas no quiero que formen parte de mi. Ahora estoy segura de que la gente que tengo a mi alrededor,  es la que se merece todo lo que escriba de ellas y más, porque me lo demuestran cada día. Por ellos daría mi vida y lo que hiciera falta ya que son los que me alegran los días y por los que sigo adelante en muchas ocasiones, los que me ayudan en todo momento.

 

Sí, claro que lo estaría, es más, esta pregunta me la han preguntado unas millones de veces y siempre he acabado respondiendo lo mismo. Es algo lógico, aunque parece realmente difícil, porque sé que me costaría perder la vida para que otro individuo se salvase, pero yo creo que finalmente lo haría, ya que prefiero que viva mi madre, mi padre, o cualquier otro familiar a vivir yo. La gente que prefiere salvar su vida le suelen llamar egoístas, pero no se trata de eso, cada uno hace con su vida lo que le apetece, y si ellos prefieren salvar su vida antes que la de la de un familiar, pues hay que respetarlos. Mucha gente piensa como yo, y viceversa, pero pocos lo harían. Sé que hasta a mí me costaría hacerlo, no sé por qué. Quizás porque no estoy todavía dispuesto, o destinado a morir, o quizás porque soy un cagón, pero el caso es que no sería nada fácil. Yo creo que, al igual que yo estaría dispuesto a dar la vida por mi madre, ella estaría dispuesta a darla por mí. Eso lo hemos hablado ya un montón de veces, y es normal, me ha tenido 9 meses dentro de su barriga, y aunque me quiera igual que mi padre, yo creo que ella perdería antes la vida por mí que él, y mira que son lo más importante de mi vida. Es una pregunta realmente absurda, prácticamente retórica, porque ya se sabe la respuesta, no hace falta contestar, ya que todo el mundo dice: sí, sí, claro que daría mi vida por alguien>> pero de esas 10 personas que lo dicen, 11 no lo hacen.

La otra cuestión es, que si estaríamos dispuestos a perderla por algo, es decir, un objeto, un viaje, dinero, etc… Yo, sinceramente no lo haría, yo no me vendería por dinero ni por nada del mundo, cada persona tiene su ‘’precio’’. Pero, ¿y si, por ejemplo, tu hermano tiene un enfermedad crónica, y tienen un tratamiento para su cura, pero sólo te lo dan si tu mueres? Ahí ya cambia la cosa, yo creo que ahí si que estaría dispuesto a perder la vida, pero bueno, en parte eso también conlleva a perder la vida por alguien, pero es que en este mundo no se puede perder la vida sólo por algo, por un objeto, siempre va a haber un ser vivo por delante, sea persona o animal, es decir, arriesgar la vida por algo es totalmente falso.

Puede que dentro de unos años no piense lo mismo, o quizás hace 5 años tampoco hubiera pensado lo mismo, es por épocas, pero hoy en día, aceptaría ese desafío, pero de todas maneras lucharía hasta que no me quedase otra por intentar salvar mi vida y la de mi ser querido, porque que hay mejor en la vida que permanezca toda una familia unida.

La conclusión de esta cuestión es: Si tienes la posibilidad, arriesga la vida por quien lo necesite, pues serás reconocido siempre. Por otro lado, si te consideras egoísta, salva la tuya, y serás felíz el resto de tu vida contigo mismo.

Es difícil saber hasta qué punto somos capaces de perder nuestro bien más preciado por una persona o por algo como puede ser unos valores o unos derechos. Muchos contestarían que sí sin meditarlo, pero no sé cuántos de ellos serían capaces de hacerlo. En cualquier caso tenemos que valorar qué es más importante y valioso para nosotros; si nuestra vida o por aquello que la perderíamos. Rápidamente se me ocurren 3 o 4 temas por los cuales merece la pena dar la vida. Hablo de el hambre, la pobreza, la guerra...Si tubiera la garantía de que esos problemas se resolviesen entregando mi vida ahora mismo ya no estaría escribiendo esto, pero creo que no puedo dar la vida por algo que es imposible resolver. Me duele tener tan poca fe en el ser humano, pero no una ni dos sino millones de personas han muerto por esas causas y el ser humano no avanza. Des de nuestro punto de vista, en una sociedad occidental, moderna y desarrollada, más o menos madura en política y economía no solemos ver hasta que punto el ser humano esta sufriendo en otros lugares. Lo vemos simplemente desde la comodidad del sofá con cierta tristeza e indignación, aunque en cuanto cambiamos de canal nos volvemos a meter en nuestra burbuja de ignorancia y olvidamos lo que ocurre fuera de ella. Ciertamente, si fueramos capaces de atisbar una mínima parte de la crueldad y la tristeza que baña este mundo no podríamos vivir con la mente tranquila. Pero sigamos con el hilo de la cuestión. Daría mi vida sin pensarlo, pero estamos hablando de problemas cuyas soluciones se ven tan lejanas que hasta parecen alejarse más y no me plantearía que eso fuera posible. Ahora bien, daría mi vida por una persona? Evidentemente hay mil situaciones que pueden darse y de nuevo tenemos que valorar que vida es más preciada. Si tubiera que salvar la vida de un anciano desconocido de 80 años que ha vivido una vida plena y feliz a cambio de la mía que aun me queda tanto por experimentar no lo haría. Pero sí la daría por cualquier familiar o amigo, pues son la vidas que más aprecio. Hay otro factor a tener en cuenta cuando se nos plantea esta pregunta: el remordimiento. Si la vida de un desconocido con familia e hijos o la vida de un número elevado de personas dependiera de la mía no podría vivir con la consciencia tranquila eligiendo vivir. Lo que quiero decir con todo esto es que no podría dar un sí rotundo ni tampoco un no, porque hay mil factores que podrían afectar a mi decisión. Pero sí hay alguien por la cual daría mi vida sin tan solo meditarlo medio segundo. La persona amada. Creo que es la causa más segura por la cual daria mi vida: por amor. Es un sentimiento tan poderoso que sobrepasa los límites más insospechados de nuestra capacidad de sufrimiento y sacrificio. El amor es, en mi opinión, uno de los grandes misterios del hombre, su fuerza sobrepasa todo lo conocido y pese a que los cientificos lo achaquen a una serie de reacciones quimicas en el organismo, me niego a pensar que algo tan intenso y por lo que somos capaces de hacer cualquier cosa se pueda escribir con una fórmula en un papel. Hay algo que se escapa a la ciencia y a lo conocido en el amor.

Otra de las razones por las que muchas personas han dado su vida es por defender unos derechos o unos valores. Se trata de las personas más valientes de la historia: aquellas que, sin tener la seguridad de que ni si quiera su vida una garantía para conseguir ese derecho, la dan y luchan por el hasta la muerte si hace falta. Es dar la vida y esperar que después de eso tu lucha continue, es dar tu vida no para mejorar tus derechos sino para mejorar los derechos de los que te rodean o de las futuras generaciones. Pero es difícil decidir dar la vida por algo asi hoy en día, al menos en nuestra sociedad, a través de la cual disfrutamos de tantos derechos por los cuales han muerto tanta gente. Solo espero no tener que tomar esa decisión por nadie habiendo vidas en juego, pues opino que cada uno debería ser dueño de su propia vida y tampoco tomar esa decisión por nada porque, pese a que la humanidad tiene un lado muy oscuro y triste, aun tengo la esperanza de que las cosas se puedan solucionar sin necesidad de perder vidas.

La verdad es que dar al vida por un objeto, sea cual sea, lo veo una tontería, ya que no sirve para nada según mi punto de vista.

Pero si dando mi vida consigo que otra persona a la que yo quiero mucho siga viviendo, lo voy a hacer sin dudarlo dos veces. No digo que no lo valla a pasar mal o que no valla a sufrir, pero lo voy a hacer sin pensármelo, y como soy una persona muy cabezota, aunque intenten convencerme de lo contrario, voy a seguir sin dudar de mi decisión de dar mi vida. Eso sí, no lo haría por cualquiera, tiene que ser alguien realmente importante para que haga esto.

Si dando mi vida consigo que alguien a quien quiero mucho pueda seguir disfrutando de ella lo haría, pero tiene que ser alguien muy especial para mi

Si es por alguien a quien quiero y sé que va a servir para que pueda seguir disfrutando de la vida, sin duda daría mi vida, pero como bien dice ASTRONOMIX si es por un objeto, no la daría, pues no es racional.

Por supuesto que depende de quien y por que , pero si estaria dispuesta a dar la vida , pero sobretodo por alguien mas que por algo material , es una decision un poco dificil de tomar pero pienso que en un momento dado si seria capaz de dar la vida por alguien y por supuesto por mis seres queridos.

Frente a esta pregunta me encuentro frente a varias posibles respuestas. Y es que no es fácil responder a esto por lo menos para mí. Si tuviese que dar la vida por alguien sería por mi familia. Tengo claro que hoy por hoy nadie me puede querer más que ellos, los que me han dado la vida, sí, mis padres. Cada día ellos me intentan aconsejar, llevar por los mejores caminos posibles y siempre en las mejores condiciones posibles, aunque para ello tengan que sacrificarse en las peores condiciones. Creo que en un posible caso mis padres también darían la vida por mí, aunque si en este caso no fuese así nada me podría impedir que diese la vida por ellos. Aunque nunca podemos afirmar algo que no sabemos con seguridad o que ya hemos vivido, por lo menos tengo la intención de realizar ese esfuerzo para con mis padres. Esta mentalidad no me la ha impuesto nadie, de hecho no había llegado en ningún momento ha planteármelo, como casi la mayoría de las experiencias y preguntas que nos ha propuesto nuestro profesor de filosofía. El hecho de dar la vida la gente lo utiliza como si fuese igual que decir mañana voy a clase; pero si nos paramos a pensarlo detenidamente nos damos cuenta o por lo menos parece que apreciamos más la idea, ya que hasta que no nos llegue el momento no sabremos con certeza que se siente y que sería dar la vida. Dar la vida por alguien también podría verse desde otra perspectiva, no necesariamente la que te provoque la muerte, sino la de sacrificarte por esa persona. Sacrificarte por ese alguien podría ser también renunciar a cosas esenciales o aspectos importantes para o de tu vida. Por ejemplo yo sería capaz de sacrificar la vida que llevo, que podría definirse con todo tipo de lujos, no necesariamente materiales, porque toda mi familia, principalmente mis padres y hermano/a/os/as, tuviesen una casa donde poder vivir con todas las necesidades básicas que éste implica. También me sacrificaría con los mismos aspectos para que no sufrieran por nada y que fuesen todo lo felices que pudiesen y que sobretodo tuviesen mucha salud. En general daría mi vida o haría todo lo que estuviese en mis manos porque mi familia fuese todo lo feliz que pudiese con lo que necesitase y estaría dispuesta a todo, incluido el título de esta pregunta, dar la vida por ellos.

Si tuviese pareja también daría la vida por ella aunque no me lo puedo plantear seriamente ya que no tengo. Pero creo que dependería de las circunstancias en las que me encontrase con esa persona; tendría que ser muy importante en mi vida y formar una parte esencial de mí para que me sacrificase por esa persona lo que implicaría tiempo de convivencia juntos y un cierto afecto mutuo. Respecto a si daría la vida por un amigo o amiga, sí lo haría, concretamente por una sola persona, que me ha apoyado desde que está a mi lado. Esta persona ha sido capaz de lo que otras que dicen ser mis amigos/as no han sido capaces de hacer: me ha dicho las cosas como son, siempre para mí bien, si he hecho las cosas mal me ha regañado y se ha enfadado conmigo y discutido cuando no he entrado en razón.

Esta persona, por así decirlo forma parte de mí, ya que me ha ayudado en todo lo que ha podido y a hacer de mí una mejor persona. Por lo que considero a esta persona vital en mi vida por lo que sí daría la vida por ésta y me sacrificaría en todo lo posible para que estuviese bien. Lo que más me anima a pensar que sería capaz de dar la vida o sacrificarme por esas personas es que pienso, por no afirmarlo, que ellas también querrían o serían capaces de dar la vida por mí. Y con esto me despido. Hasta la próxima ;)

¿Estarías dispuesto a dar la vida por algo o por alguien que significa algo en tu vida?

La verdad es que me he hecho esta pregunta infinidad de veces y jamás se la respuesta pues existen personas a las que si salvaría y otras a las que me gustaría ver morir personalmente. Se que parecen las palabras de un perturbado o las de una persona propia de un manicomio. Sé que decir estas palabras no es en absoluto sencillo, pues siempre en la vida de la gente existe gente a la que no se puede soportar por más esfuerzo que se haga. Yo no soy una excepción. Si tuviera la oportunidad de salvar a las personas que me han ayudado a lo largo de mi vida no dudaría en salvarlos o en renunciar a algo por ellos. Me refiero a personas que han estado a mi lado en los momentos más trascendentales de mi vida, o personas que me han ayudado a superar malas rachas. Jamás olvidare a esa gente pues forma parte de mí y de mi yo interior. Si tuviera que renunciar a mi propia vida por ellos lo haría pues mi vida sin ellos no es mi vida, así que ¿de que me sirve perderlos?

Es importante vivir en paz con uno mismo e intentar ser feliz en la medida de lo posible (vaya frase de padreJ). Esta es mi filosofía sobre la filosofía. ¿De que sirve hacer nada sin un objetivo? ¿Cual es el sentido de las cosas?

Por otro lado si tuviera la oportunidad de ver morir a aquella gente que me lesiono mental y psicológicamente, seguro que me alegraría de su destino. Me gustaría que todas esas personas que me han marginado y abandonado sufrieran el infierno por el que hicieron pasar a muchos entre los cuales me incluyo. Suena muy duro decir esto sin haberlo meditado antes, pero yo no estaría hablando de este tema si no hubiera reflexionado sobre estos temas antes. Existen personas que en la actualidad me hacen sufrir de un modo en el que ellos no se dan cuenta, pero que afectan y condicionan la vida de una persona como yo, la cual se deja llevar por la opinión de los demás debido a la falta de valentía.

Si me pusieran en situación de salvarle la vida a uno de mis seres queridos pudiendo elegir solo uno, realmente no sabría que hacer: solo uno puede salvarse de morir en el precipicio, mi hermano menor o mi primer amor. Son situaciones muy difíciles de responder en el momento ya que llevan cierto tiempo meditar sobre ello. Si me pusieran en la situación de elegir entre mi padre o mi madre, eso seria una locura. No soy de decidir sobre las cosas más sencillas como para resolver este acertijo. Jamás le he encontrado sentido a esta vida llena de odio. Me he cuestionado todo esto y se me ha venido a la mente que existen personas que no renunciarían a nada de lo que tienen por otra persona o por algo que sea de especial relevancia para ellos. Una vez me pusieron una situación que no supe responder: ¿salvarías tu alma o por el contrario solo tu mente? Cuando me formularon la pregunta no supe decir nada ya que me encontraba en blanco. Una pregunta tan sencilla de responder para algunos es muy difícil para otros. Yo le conteste: no sabría que decir, pues yo no tengo mente, sino que mi cerebro ha creado una imagen de mis sentimientos llamada alma.

Es difícil responder a estas preguntas (aunque si las has hecho será por algoJ) pero me gusta poder saber que no todas las choradas que suelto son mentiras, sino que en estas preguntas no habla mi yo interior o  mi yo exterior. En estas redacciones habla mi corazón. Es el que me hace poner este coñazo de pregunta. Puede parecer que no soy reflexivo, ¿pero acaso lo eres tú?

Esta pregunta  es algo difícil , pero si la piensas bien la sacas, y te das cuenta de muchas cosas. Para mí ha sido complicada, nunca me la había planteado.

Pensándolo bien, solo sería capaz de dar la vida por mi familia. Cuando digo mi familia me refiero a mis padres y hermanos , porque sinceramente  no sería capaz de darla por nadie más., aunque no es realmente verdad, sabemos perfectamente que por mi novia lo daría todo porque ella es la que va a ser la madre de mis hijos y la que va ayudarme a llevar mi casa para adelante. Educará a mis hijos con dulzura y les enseñará las cosas, como he dicho antes lo que esta bien y lo que está mal, entender las correcciones del padres, que por supuesto supongo que será muy difícil, debido a la afectividad de tu hijo, aunque en el fondo es lo que tienes que hacer y ellos te lo agradecerán un día. Para mí, la familia es lo más importante de la vida, siempre están  contigo cuando más lo necesitas, son  lo más  cercanos a ti y a los que más quiere, no hay nada comparado con el amor que tiene la familia contigo. Es un gran motivo por el que dar la  vida por ellos. Cuando naces, es tu madre la que te cuida y te da de comer, te enseña lo que esta bien y lo que esta mal, te enseña a hablar, a caminar, a compartir… etc y quiere lo mejor para ti.. Un padre, es un miembro muy importante en la familia, es el cabeza de la casa. Si eres una niña el es tu protector, si eres un niño te ayuda a convertirte en un gran hombre. Con tu padre sueles pasar momentos inolvidables. Personalmente mi padre significa mucho para mí, desde pequeño pasaba más tiempo con él, que con nadie y me ha enseñado muchas cosas que no sabía y ha sabido educarme y educar a mis hermanos. En definitiva un padre es increíble.

Mis padres darían la vida por mi y por mis hermanos, al igual que yo las daría por ellos. Mis hermanos son también muy importantes en mi vida. Son el ejemplo a seguir, ellos te enseñan a no cometer errores, o te enseñan las cosas buenas.

Los hermanos mayores siempre parecen unos mandones y siempre te están chinchando, pero en el fondo siempre están ahí para defenderte y son los que más te quieren y te protegen, aunque a veces no los entendemos. En cambio tus hermanos pequeños, siempre ahí que estar pendientes de ellos , lo cual te están molestando y arruinándote los planes sobre todo, pero como alguien se meta con ellos ahí estás tu para comerte a quién haga falta. Algunas veces pensamos que daríamos más cosas por los hermanos  que por otros, pero en el fondo, los quieres a todos igual, aunque hayan peleas o enfados unos con otros .

Cuando nuestros padres nos dicen que es muy difícil cuidar y educar a los hijos, nos parece exagerados, pero que desde que me quedo con mis hermanos entiendo mejor el papel tan complicado que tienen mis padres.

A lo mejor alguna vez has pensado que darías la vida por tu familia pero estoy seguro que la daría por alguien más. Porque cuando esa persona está pasando momentos duros o difíciles, te das cuenta que harías lo que fuera por  ella, es decir darías la vida por el o ella.

Sin nuestra familia no seríamos nada. La familia la necesitamos para vivir felices. No solo la hemos necesitado para nacer, si no para crecer, para educarnos, para reflexionar, la necesitamos para crecer, sobre todo para poder vivir tranquilos y ser felices. Los miembros de tu familia  son con los que siempre puedes contar con ellos en los momentos difíciles. Con esta pregunta me he dado cuenta de lo que quiero mucho a mi familia y lo daría todo por ella.

Me gustaría escribir el texto más largo del mundo, en el que pudiera escribir todas las cosas a las que me gustaría dedicarme o todas aquellas personas tan importantes para mí por quienes dar la vida.

 Si tuviera que dar la vida, debería ser por algo que realmente representara un vinculo muy importante para mí, algo o alguien lo suficientemente necesario en mi vida y a lo que aprecio por encima de todo.

 A medida que voy escribiendo me doy cuenta del significado que abarca la pregunta, ¿de cualquier manera daríamos nuestra vida? Probablemente no. Si tuviera que imaginar a mi hermano o a mis padres luchando entre la vida o la muerte, por ejemplo, en un hospital, y tuviera que dar mi vida por salvar a alguno de ellos, sin dudarlo lo haría. Sentiría muchísimo miedo, los nervios me harían pensar una y otra vez en abandonar esta opción, buscaría todas las maneras posibles de solucionar el problema… pero finalmente lo haría, sería capaz de abandonar todo el miedo y dejar atrás todo por saber que ellos podrían seguir adelante. Mi familia sería uno de los principales motivos para dar la vida. Me acuerdo que de pequeña, cuando estaba en la catequesis y Javier nuestro profesor de primaria nos pregunto: si hubiera una viejecita andando por un paso de peatones, y vosotros pudierais salvarla antes de que le pille un autobús, arriesgando vuestra vida en ello, ¿Qué haríais?  Ante aquella duda recuerdo que me tiré cerca de 7 minutos pensando, escuchando las respuestas de los demás compañeros e intentando buscar alguna solución al problema, pero acabé optando por salvarle la vida a cambio de la mía, lo tenía muy claro, y por entonces no tenía miedo de nada porque directamente creía que iría al cielo. Ahora sin embargo tendría miedo, me pararía más a pensar antes de hacer nada y me replantearía muchas más cosas.

 En segundo lugar, creo que daría la vida por los amigos, en verdad por los más cercanos, pues solo ellos me dan mucho cariño y están ahí cuando de verdad lo necesito. No sabría elegir entre mis amigos, intentaría salvarlos a todos. Me sentiría muy mal si pasara algo importante por lo que sus vidas no estuvieran vinculadas con la mía y yo no hubiera podido hacer nada para salvarles la vida (si el problema fuera  ese) Y entre ellos está también mi mejor amiga y mejor amigo, ellos si que son una parte fundamental en mi vida. Una vida sin amigos, sería como vivir sin respirar, ¿a quien podrías contarle tus cosas íntimas, tus planes tus sentimientos tus logros o tus fracasos? ¿y quien te aportaría sus propias experiencias en el día a día que te sirven a ti para conocer todo lo que te rodea? Daría también la vida indudablemente por el amor, el amor de pareja y por estar con esa persona que tanto amas.

 Por último, sino fuera por las personas, daría mi vida por algún descubrimiento, algo que nos hiciera a todos felices o nos privara de los malos sentimientos, quizás alguna formula contra el cáncer…o quizás encontrar la manera de que la gente se solidarice con los demás. Daría mi vida por el avance en la ciencia, pero sólo si hiciera felices a las personas, ya que por lo menos alguien se acordaría de mí  y el descubrimiento que dejé para ellos y me vería realizada profundamente. Cuando llegue el día, mi cuerpo no será más que un recuerdo, y me gustaría donarlo por si necesitan un transplante otras personas, ya que se lo importante que es para muchos el poder optar a tener una mejor vida. Conozco personas que les gustaría donar sangre u órganos en beneficio para los demás, y gracias a ello hay millones de personas y niños que sobreviven, esas personas son un ejemplo para mí, y me gustaría hacer lo mismo que ellos. El recuerdo más gratificante que pueden tener de mí, es cómo pude dar mi vida ayudando a otro, para mí, sería la mejor forma de dar la vida. :)

La vida es algo muy valioso, eso está claro. Desde el primer momento que ves el mundo, sabes que te espera algo importante por delante, y que tú vas a vivirlo. Eso es la vida: cada emoción, cada desilusión, las sonrisas, las lágrimas, las metas conseguidas, los fracasos. Cada paso que damos es vida. Nosotros mismos somos vida. Cuando nuestros padres nos tienen, crean una vida. Ellos están dándonos la oportunidad de vivir, de conocer mundo. Así que, no vamos a desaprovechar tal oportunidad. Es un regalo que nuestros padres han decidido hacernos. La vida, es bella.
Pero, ¿sería capaz de dar la vida por alguien, sabiendo lo que significa la vida? Depende de la persona, encuentro las respuestas. Y no es tan fácil como parece. La verdad duele, y es dura cuando borbotea a la superficie-
Un amigo/a: ¿merece la pena dar la vida por un amigo? La verdad, yo no la daría. Puedes querer mucho a tu mejor amigo o tu mejor amiga, pero jamás moriría por uno. Es algo valioso, sí, pero no más que tu vida. ¿Acaso un amigo estaría dispuesto a dar la vida por ti? ¿Sí? ¿Estás seguro? Ponte en situación, y verás cómo no. Además, no sabes quienes son realmente tus amigos. Todos se hacen llamar amigos, pero ¿quiénes lo son realmente? No puedes arriesgarte. Quizás de pronto digas, sí, daría la vida por mi mejor amiga, pero, cuando estés en situación temblarás, y dirás: quiero mi vida. Quiero vivir. ¿Cómo sabes que tu amiga te lo agradecerá toda su vida, justamente esa que tú estás salvando? ¿Cómo sabes que no lo olvidará en un par de años, quizá menos? Hoy en día, amigos de verdad hay pocos, y no sabes quienes son. No te fíes de nadie. Cuida tu vida.
Un familiar: Sí. Daría mi vida por un familiar, sobre todo si es joven, pues un familiar que ya esté viejo, le queda poco tiempo de vida, asique sería un poco un desperdicio, aunque lo haría si con eso ese familiar muriese en paz. Gracias a tus familiares has venido al mundo, sobre todo a tu padre y tu madre. ¿Cómo podrías negarle la vida a quien te la ha dado? Un hermano o una hermana es tu sangre, un abuelo también. Solo por ellos daría mi vida. Por esas personas que día a día te ayudan, te hacen felices, te motivan, aunque también te desmotiven a veces, pero, al fin y al cabo, son tu vida. Son las personas que día a día te ayudan a subir un escalón, y si tienes que retroceder alguno, lo bajarán contigo, sin dudarlo. ¿Cómo podrías negarle la vida a tu propia vida?
El amor de tu vida: Si ese amor es verdadero, sí. Cuando amas a una persona, harías cualquier cosa por ella, incluso dar la vida. No sería capaz de seguir viviendo sabiendo que la persona que amo ha muerto y yo era su única salvación. No podría vivir sin la sonrisa de la persona a la que amo. Claro que daría la vida por el amor de mi vida, tan solo para que el resto del mundo pudiese ver su sonrisa. ¿Y si sabes que ese amor no es verdadero? Que tú amas a esa persona con locura, pero esa persona a ti no. Entonces, ¿darías tu vida? Sería una estupidez dar la vida por alguien que no te ama, pero al fin y al cabo… tú le amas. Y al fin y al cabo, te da vida. Te hace sentir especial, te hace sonreír, te hace ser feliz, sentirte única y especial. No podría vivir sin esa persona a mi lado, y menos, en ese estado. El amor de tu vida, se llama así por algo, y es porque es esa persona especial que con una simple sonrisa cambia tu día. Claro que daría mi vida por él. Sin dudarlo.
Y esos son los únicos planteamientos que me he hecho.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2019   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio