FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Esa carta que siempre has lamentado no haber enviado

Visitas: 4473

Respuestas a esta discusión

Esta carta no es solo una carta ya que es un conjunto de cartas que debería haber escrito a personas que han significado u hoy en día todavía significan algo para mí, son personas que antes eran una parte de mi propia alma y quería mantener en mi vida porque si se iban era como si me quitaran un trozo de mi mismo que quería y que si perdía podía perder parte de mi humanidad por el rencor o por la locura de perder algo de mi propia existencia, no leerán nunca estas cartas así que simplemente empezaré a escribir.

A mi hermano de otra madre, me conoces desde que tengo conciencia y me has cuidado tu como si fuera de tu propia sangre y eres mi hermano mayor siempre. Has sido una de las personas que me han marcado y me han enseñado a ser como soy y a definir mi carácter como persona porque sin ti no hubiera descubierto muchas de las cosas que hoy en día porque tú también cuando he estado mal desde pequeño has estado aunque después las cosas cambiaran y tu cambiaran pensaba yo pero en realidad estabas creciendo, no de la mejor de las maneras ni de la forma en la que suele hacerse pero creciendo al fin y al cabo y estabas descubriendo el mundo y aun así a veces buscabas un poco de tiempo para mí para mostrármelo y que no me pillara desprevenido porque sino si que me hubieran hecho daño por no saber lo que hay ahí fuera. Por circunstancias de la vida y cierta zorra loca te fuiste al ejército dejando todo lo que tenías detrás, nunca te lo he tenido en cuenta, es tu vida, no te hubiera perdonado que murieras, hubiera ido a cagarme en tu tumba pero bueno, aunque volviste con depresión y paralizado físicamente volviste y te pudiste recuperar poco a poco. Quiero decirte que me pareció muy valiente el que fueras a Inglaterra buscando tu camino porque no lo encontrabas aquí, tuviste un hijo al que le pusiste el nombre que le quiero poner a mi hijo, pienso que eres un cabronazo por adelantarte sin saberlo pero estoy muy orgulloso de que ahora puedas disfrutar de hijo en Madrid y de que tengas allí hecha tu vida tal y como siempre has querido. Me has enseñado que por muchas veces, no que pierdas el camino, si no que alguien venga y te lo destruya entero tú has tenido los cojones de construirte tu propio camino a base de esfuerzo y pura cabezonería y testarudez. Me has enseñado a crear caminos, a buscar donde no hay y encontrar.

 

A mi primera mejor amiga: te conocí de casualidad, en la clase me pareciste una auténtica estúpida que quería ser guay, hoy me lo pareces pero cuando te empecé a conocer cambié ese concepto porque vi que casi parecías buena persona, a lo largo de los años nos fuimos haciendo cada vez más amigos y confiando el uno en el otro hablando todos los días y viéndonos casi todos los días siendo uña y carne pero un día uno de los dos cambió antes que el otro y empezamos a tener más roce y a discutir y tú claro, te echaste un novio imbécil y al final nos acabamos matando y hoy en día es como si fuéramos absolutos desconocidos cuando tú has sido una de las personas que más ha significado para mí durante 3 años pero bueno, supongo que así es la vida.

 

A la chica con la que más he durado una relación:  bueno, tuvimos un comienzo extraño, perdí a mi mejor amigo por varios motivos y le perdí por ti, no me arrepiento porque los 8 meses que tú y yo estuvimos juntos me di cuenta de que las cosas con una chica si me pueden llegar a funcionar porque a pesar de todo era feliz a tu lado. Me enseñaste que no quería una chica que no fueras tú, que podía aguantar tener que esperar para verte a pesar de que me costaba caro pero qué más daba si iba a verte a ti aunque solo fuera un par de horas, da igual, lo hacía por ti y ya está. No sabes cuánto siento que nuestros padres se pelearan y tener que romper porque no nos dejaban ir a vernos. Rompimos, tú empezaste a conocer a uno mientras, yo perdí la virginidad, fue horrible, me dijiste que podíamos volver a vernos, que tu madre te dejaba ir pero ya no había nada para salvar, todo se había ido a la mierda sin quererlo y era imposible que volviéramos a ser lo que éramos porque no pudimos. Tengo que pedirte perdón por todo el daño que te hice después, el tiempo que estuviste diciéndome de volver, tantos meses y yo mientras con una chica diferente como un pedazo de cabrón, igual si no me hubiera encabronado hubiéramos vuelto y podría haber funcionado ahora, quién sabe pero no me arrepiento porque conocí a una chica, tú lo sabes, estuve pensando entre si tú o ella, obviamente la elegí a ella y hoy en día me alegro de haberla elegido a ella y tú ahora eres feliz con otra persona y no sabes cuánto me alegro de que hayamos encontrado personas que ahora nos llenen aunque cada uno tenga sus cosas, siempre tendré un pequeño lugar en mi corazón en el que guardo mi primera relación completamente seria a pesar de todo lo que pasó y de los problemas que tuvimos, al fin y al cabo los dos perdimos bastante con esa relación, arriesgamos y ganamos durante un momento pero finalmente perdimos para después ganas pero en otro juego con otros participantes. 


Hay que escribir la carta de 1300 palabras
Natillas dijo:

Siempre me hubiese gustado escribirte esta carta antes de que te fueras, pero nunca pude hacerlo, te fuiste antes de tiempo. No pensaba que pudieses llegar a morirte, sabía que estabas muy grave pero no me imaginaba que lo estuvieras hasta el punto de poderte llegar a morir.

Te echo muchísimo de menos, abuelo, para mí siempre has sido más que un padre y lo saben todos. Siempre que he necesitado algo, me lo has dado, y no me hacía falta nada más que abrir la boca para pedir algo y que al día siguiente ya lo tuviese. Siempre estabas pendiente de mí para que estuviera bien, nunca permitías ni que mis padres me regañaran por lo más mínimo delante tuya.

¿Qué decir de ti? Para mí siempre has sido el mejor abuelo del mundo y siempre lo serás, no habrá ninguno como tú. Me encantaba llegar a casa de la abuela y tener que darte dos besos a ti el primero en las mejillas, porque si no lo hacía te enfadabas como un niño pequeño y podías tirarte el día entero sin hablarme por eso mismo o echándomelo en cara. Me encantaba también llamarte cada noche, para preguntarte si estabas bien o si necesitabas algo, así podía irme a dormir tranquila, porque la noche que no lo hacía no me sentía bien y es que tenía que llamarte sin falta. Ahora se me hace raro llamar a casa de la abuela y que no sea tu voz la que me responda al otro lado del teléfono.
Echo de menos todo, y me duele mirar siempre el asiento vacío que dejas cuando por ejemplo nos vamos a alguna comida familiar o lo raro que se me hace no verte a ti sentado en el asiendo del copiloto del coche los domingos. Te encantaba ir en coche y viajar, siempre íbamos a muchísimos lados diferentes contigo, ahora lo seguimos haciendo pero no siempre, solamente de vez en cuando y no es lo mismo. Papá también lo sigue pasando a día de hoy muy mal aunque hayan pasado dos años, siempre que habla y se acuerda de ti llora, y mi madre cuando te mencionamos también llora, te quería muchísimo también porque eras una gran persona siempre con todos. Es raro no tomarte cariño muy rápido, aunque a veces tenías tus cosas insoportables abuelo, y te enfadabas por tonterías, todo hay que decirlo, pero nada importante. 
La abuela está bien de salud, con su enfermedad pero nada serio, tomando sus medicamentos y saliendo a pasear todos los días. Últimamente va cada día a misa, ha conocido allí a mucha gente y se distrae, porque tiene que ser muy duro estar en una casa sola, llena de recuerdos, y le viene bien despejarse. Te echa de menos, mucho de menos, y se hace la fuerte pero lo está pasando muy mal todavía y no logra superarlo, a menudo llora y te menciona a cada instante, estaba demasiado unida a ti y ahora está muy perdida. Todos la ayudamos, los domigos está con nosotros, pero no es lo mismo, te necesita a ti y eso es algo a lo que nadie se puede acostumbrar después de tantos años a tu lado. 
Bueno, y yo, estoy bien, todo me va bien y ya sabes que siempre intento sacar buenas notas en el colegio y aprobar todo, me preocupan mucho los estudios, así que no te preocupes. También te echo de menos, mucho, y aunque me haga la fuerte, cuando estoy sola en mi cuarto y pienso en ti, las lágrimas empiezan a caer por mis mejillas...
Me gustaría saber cómo estás, dónde estás y si hay algo después de la muerte... Pero sé que sigues vivo en mi corazón y en el toda tu familia y amigos, y mientras nosotros te llevemos ahí dentro vas a seguir vivo. Te quiero, te queremos y no te olvidamos pase el tiempo que pase... Ojalá estuvieses aquí conmigo, cada uno de mis logros va a ir dedicado a ti.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio