FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¡Tantas cosas por decir, por explicar, por justificar, por pedir, por agradecer, por criticar, por reconocer, por ofrecer, por conceder, por aceptar, por emprender! ¿Te atreves a escribir plenamente con el corazón?.

Visitas: 28615

Respuestas a esta discusión

Voy a escribir una carta a mis padres aunque no sé como voy a comenzar la verdad que es un poco complicado pues no sé lo que le voy a poner pues hablado es una cosa pero escrito es otra.HOLA soy Einstein y voy a escribir una carta en este caso es a mis padres aquellas personas que tanto quiero en mi vida, que las admiro.Hola queridos padres ,¿Cómo estais? Yo estoy bien dentro de los altibajos que la vida nos ofrece a cada persona en momentos determinados.Esta carta me obliga a escribirosla para hacer un trabajo de filosofia y a la vez aprovecho para deciros algunas cosillas.Primero voy a comenzar por reconocer que a veces me comporto mal, y esto es debido a la multitud de frenos y dificultades que la vida nos pone para poder continuar.Esta vida es dura, dificil y esto nos hace a veces chocar con las personas que tenemos más cercanas.Los choques a veces son buenos y con ellos podemos aclarar muchas dudas, rencores , odios etc... que tenemos hacia esa persona otras veces es todo lo contrario y esto nos hace distanciarnos más de las personas.Pero este no es nuestro caso, aunque choquemos y a veces nos peleemos hace que los lazos de unión sean cada vez más fuertes debido a la reconciliación.Debido a que soy una persona un poco negativa y a veces todo lo veo oscuro,gracias a vosotros me vais abriendo camino para que pueda ir viendo la vida de otra forma.Esto como sabeis me cuesta un montón y a veces me rebelo y me enfado pero cuándo reflexiono un poco me doy cuenta que me lo estais diciendo por mi bien, tanto de ahora como de mi futuro.Esta edad es complicada y dificil y todo lo que surge a mi alrededor a veces lo hacemos un mundo, una montaña y no encuentro salida y es por ello que me agobio en más de una ocasión y salgo desesperada corriendo pero cuando recapacito me resigno y vuelvo a ser la persona que normalmento soy.Pero también tengo que daros gracias, por ayudarme, una ayuda que es cariñosa, sincera y desinteresada, sacrificais parte de vuestro tiempo para saber dónde estoy ,que hago ,que necesito etc... de esta forma me hace sentirme protegida y a veces esta protecciòn no es muy buena.Estais demasiado pendiéntes de mí pero en el fondo me gustaría que estuvierais más tiémpo conmigo, pero se que teneis que trabajar, pues hay que vivir y además de los elementos básicos para vivir hacen faltan dineros para colegios y otras actividades que nos hacen faltan en determinados momentos de la vida.Pero queridos padres ya estoy necesitando un poco más de independencia, tengo que salir y entrar con mis amigas, aunque yo siempre tenga mi móvil y me podais localizar.Las relaciones con mis amistades es buena y necesito de ellas.Aunque salga sabeis que soy una persona responsable que cumplo con mi trabajo que en estos momentos es el estudio, y trato de cumplir con todo lo que puedo aunque a veces ya sabeis que los esfuerzos no sirven para nada, otras veces con los esfuerzos se triunfa, a sí que tiene que haber de todo,vosotros me decis que los suspensos son para el que estudia pues para el que no estudia no puede suspender lo que pasa es que si fracaso no me tengo que desanimar como en algunas ocasiones lo hago, tengo que luchar para que en otras ocasiones lo pueda conseguir y esto cuando estoy desanimada se que vosotros me apoyais y me animais para que pueda seguir adelante.No quiero meterme en malos mundos siempre contaré con vosotros para cuando tenga alguna duda que me podais explicar lo que tenga que hacer para no cometer muchos fallos en mi vida que a veces nos cuesta resolverlo por lo menos estar informada.La información pienso que es buena y sobretodo a esta edad, que todo lo vemos de color de rosa otras cosas son dudas y otras fantasias.El día de mañana con vuestras decisiones seguro que me tengo que alegrar pues por mí sola no puedo llegar a conseguir lo que quiero.El camino es duro y lleno de piedras y necesito de los demás,pienso que por la vida no se puede caminar sola.La soledad es muy mala y a veces nos lleva a el camino de la desesperación de la falta de energia para luchar de las pocas ganas para divertirme.A veces pienso que quiero seguir adelante y me hundo y gracias a vuestros empujes me hace que el camino se me vaya haciéndo más llevadero.También os quiero agradecer vuestros esfuerzos y muchas gracias porque en los momentos dificiles de la vida sé que estais ahi.Sé que teneis que trabajar y luchar en esta vida por el bien de todos pero yo quisiera que no lo hicierais , siempre quisiera estar a vuestro lado, pero esto es una contradicción de la vida..Hay que tabajar para poder vivir, para comprar todo lo que nos vaya haciéndo falta, ropa, alimentos etc....Como sabeis este año a pesar de la dificultad que tuve el año pasado que tuve que abandonar el curso casi a la mitad y por supuesto lo perdí.Este año gracias a vosotros esta vez denuevo lo he iniciado, gracias a vuestro esfuerzo me estais pagando todo lo que necesitods, la primera evaluación me fue bien, después he encontrado más dificultades, me encuentro floja para poder ponerme a estudiar y me han dicho que pueden ser las medicinas que estoy tomando.Pero como no lo sé pues tengo que seguir con ellas y creo que son las causantes de mi continuidad pero como ningun médico me lo dice pues a veces no sé que hacer,Gracias a vosotros las voy a seguir tomando por mi bien pero no sé lo que va a pasar otra vez con el curso.Esto me frena mucho, no sé si es mi forma de actuar, o es mi forma de ver la vida, pero lo que sí se es que tengo dificultades para avanzar.Seguiré adelante pero no sé cual va a ser mi destino en esta vida tan llena de frenos.Pero pido a dios y a vosotros que me ayudeis para tener inquietud para poder avanzar.Este verano estoy pensando en que me voy a ir de vacaciones a Baracelona y a la playa para ver si de esta forma va cambiando mi forma de pensar.Os digo que no quiero ir de forma particular quiero ir por una agencia de viajes, que te controlan el viaje y ya no tienes que pensar en nada más.Aquí tenemos más posibilidades de conocer gente nueva y poder pasar algunos días agusto.Aunque la verdad pienso que ya que estamos cerca no podemos ir a ver a nuestra familia pero esto lo dejamos para otra ocasión .Quiero disfrutar unos días de vacaciones programadas, con todo organizado y tendré la posibilidad de vez más museos, monumentos, con el resto de compañeros.La vida a veces se hace dificil pero quiero que vayamos todos por la agencia aunque nos cueste un poco más luego el resto del año apretaremos un poco más el puño.He pensado escribir una carta a mis primos que aunque no nos podamos ver pero que ellos se organicen para que un día puedan venir a vernos y ese día disfrutar todos juntos, comer hasta que denuevo podamos ir todos juntos donde ellos viven .Pero no acepto que solo haga vuestras decisiones yo quiero ir con mis amigas a disfrutar unos días de la playa, sé que económicamente dependo de vosotros y tengo que contar con vuestro dinero para seguir adelante.Pero algun día pienso que yo tendré que trabajar y ya seré economicamente más independiente sin tener que contar con vuestra ayuda esto la verdad que me frena bastante porque los trabajos están dificiles y no se sabe en que momento se quedan las personas en la calle y hay que guardar por lo que pueda sobrevenir.A veces la vida se complica me dicen mis padres y no se puede hacer lo que se quiere pero me dicen que como me quieren me desean lo mejor.Surgen enfermedades y otras cosas que nos frenan a abandonar vacaciones.Solo les digo que no nos surga nada y que podamos hacer unas vacaciones felices y que podamos tener en nuestra vida ese gran recuerdo.Tengo otra aspiración y no sé si podré conseguirla o nó pero me gustaría ir a un campamento y aunque sé que a esto no estais de acuerdo tanto por que vale caro, como que tengo que pasar varias noches fuera de casa.Pero os digo que me tratais a veces como a una niña pequeña y os digo que ya he cumplido dieciocho años y teneis que ver que tenga más libertad aunque no un libertinaje, como hoy llevan gran parte de las niñas de mi edad. Sin nada más me despido de esta carta que me he dirigido a vosotros y espero que seais comprensivos. Se despide de vosotros vuestra hija que os quiere un saludo EINSTEIN.
Bueno yo soy Sócrates, estoy en alias, por eso no puedo decir mi nombre, ya que si lo dijera sabríais quien soy yo . voy a escribirle esta carta a mi madre y a mi padre, a los que quiero mucho. a mi madre de mi corazón y a mi padre de mi corazón os quiero muchísimo, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho y asi hasta infinitos.
A ver esta carta no va a tener los nombres verdaderos de mis padres porque si no al saber sus nombres, os darías cuenta de quien soy yo y no. As que por eso a mi madre, que quiero un montón la voy a llamar X o mamá ( ya que si dejera el autentico nombre de X o di mi madres descubriríais quien soy yo y eso va a ser que no). En esta carta a mi padre, al que también quiero un montón lo voy a llamar Y(ya que si dejera el autentico nombre de X o di mi madres descubriríais quien soy yo y eso va a ser que no) , la verdad que con X e Y mi estoy acordando de las coordenadas de las funciones que tengo que estudiar, pero bueno primero voy a hacer la carta para mis padres , mi madre y mi padre o mejor dicho X e Y.
Bueno, la verdad no tengo la más mínima idea de cómo comenzar porque no es lo mismo escribir una carta a ti mismo a los 20 años o cuando eres pequeña, que aunque sea más raro es mas fácil que esta carta, porque a los padres , por lo menos yo las únicas cartas a si mas o menos seria han sido las que le he escrito para el día de la madre o las que he escrito para el día del padre. No se como escribirles esta carta , no se como voy a hacer la carta para mis padres , mi madre y mi padre o mejor dicho X e Y. Así que yo no se a los demás , es decir a vosotros como os habrá salido , o si era fácil de escribir o no , pero yo no tengo ni idea de que escribir, o mejor dicho no se como escribirlo, es decir no se como expresarlo y eso que me gusta escribir, porque yo quiero que ellos sepan que los quiero, los quiero muchísimo, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho,. Pero mejor voy a empezar a hacer la carta para mis padres , mi madre y mi padre o mejor dicho X e Y. Asi que allá voy ( espero que me salga mas o menos bien)
¡Hola querido papá! ¡Hola querida mamá!
¿Qué tal estais? Bueno ya se como estais pero las cartas siempre se empiezan así.
Bueno a ver, lo primero que os quiero decir es gracias a vosotros dos , papá y mamá por haberme criado como mejor habéis podido, ya que un niño, o niña como es mi caso, no vienen con un libro de instrucciones, a veces parece fácil, pero claro yo aun no lo se , pero se que a veces es difícil.
Asi que ante todo, y espero que lo tengáis muy claro es que yo a vosotros a mi madre de mi corazón y a mi padre de mi corazón os quiero muchísimo, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho y asi hasta infinitos.
Os quiero drar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habeis ayudado a formarme como persona, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habeis enseñado que en la vida hay buenos momentos que tengo que aprovechar, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que en la vida asi como momentos buenos, en la vida también hay y seguramente me encontrare momentos malos, momentos duros en los que si podeis me ayudareis, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que la vida hay que disfrutarla y no dejarla pasar, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que tengo que ser fuerte ya que aunque aún no tenga problemas , al menos problemas graves algún día puede que tenga y me tengo que enfrentar a ellos, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que las personas que mueren aunque ya no estén conmigo, aunque no las vea físicamente , aunque no me den un beso o un abrazo siempre estarán en mi corazón y me estarán cuidando, y asi siempre estarán conmigo, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que a veces no puedo conseguir lo que yo quiero y que por eso no tengo que llorar, sino esperar o tener paciencia, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que llorar no sirve de nada que tengo que afrontar las cosas que no me gustan, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que tengo que estudiar, para asi formarme como persona, para aprender y para poder hacer la carrera que me gusta, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que la vida tiene altos y bajos y que tengo que afrontarlos, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que no tengo que tener complejos por ser bajita, que en el mundo hay millones e altos , pero que también en el mundo hay miles y miles de bajitos .Que os quiero un montón a mi madre de mi corazón y a mi padre de mi corazón os quiero muchísimo, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho y asi hasta infinitos.
A veces a ti papá es al que menos te digo lo que te quiero , pero en otra carta me di cuenta de que lloraría, si tu no estuvieras conmigo, eso si no me crees leelo, porque lo escribi en una experiencia que cuando mi padre muriera lloraría y lloraría porque lo quiero mucho y que más puedo decir , lo estrañaria , estrañaría sus buenas noches , los cuentos que me contaba de pequeña , sus bromas , sus chistes sus adivinanzas , cuando se pone ha explicarme algo que no entiendo , cuando vamos al olivar y me enseña a distinguir los tipos de plantas , estrañaria los ronquidos que oigo cuando paso al lado de su cuarto por el pasillo en la noche , estrañaría sus regañinas , estrañaria los castigos que me pone a veces sin razón , aunque la mayoría con razón”
Me enfado un mostón cuando decis que no me peleee con mi hermana porque cuando vosotros murais, solo nos tendremos la una a la otra que siempre nos vamos a tener… cuando eso pase estoy segura que esos dias serán de angustia luego vendrá un gran dolor seguido de tristeza que de apoquito se va transformando en algo que nunca se me va a borrar ,vuetro recuerdo siempre lo tendré , porque os quiero un montón a los dos , pero espero que esto no acurra hasta que por lo menos vosotros tengáis 150 y hasta que yo no tenga 120 años…. Bueno me he pasado un poquitín , pero es que eso es lo que me pone más de los nervios asi que cuando leáis esta cata por favor intentar no repetirlo , ¿vale? O por lo menos decirlo lo menos posible.. por que esa idea me pone muy triste. Gracias, de verdad por todo porque sin vosotros yo no sería quien soy, porque gracias a todos los momentos vividos con vosotros se lo que es una familia, y eso hay mucha gente que no lo sabe.
Quiero terminar esta carta diciéndoos que yo a vosotros a mi madre de mi corazón y a mi padre de mi corazón os quiero muchísimo, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho, mucho, mucho, mucho, mucho , mucho y asi hasta infinitos.
Hola papá, hola mamá.

Supongo que os sonará raro que os escriba una carta, pero es para el trabajo de filosofía. Pero quiero que sepáis desde el principio, que no solo lo hago por el hecho de que se trate para aprobar una asignatura. Es verdad que no se me hubiera ocurrido a mi solo. Pero, ya que tengo esta oportunidad, me gustaría hacerla, para que alguna vez la pudierais leer y saber lo que significáis para mí. Para que cuando dentro de algún tiempo, podamos leerla los tres juntos y reírnos, y que sepáis que no todas las cosas que pienso de vosotros son malas. Es decir, que como vosotros pensáis la mayoría de mis pensamientos, no son contrarios a los vuestros. Con esta carta quiero demostraros que estoy con vosotros en casi todos los temas por los que alguna vez hemos discutido. Pero como es normal, al tener la diferencia de edad que tenemos y que vosotros veis mas cosas que yo, también tengo pegas que poneros y veo lo malo de algunas cosas que hacéis.
Empezaremos por hablar sobre el tema de los estudios, que ahora es el que mas nos trae dolores de cabeza.
Yo para los estudios soy una persona que no los deja de lado, pero que necesito ponerme en serio para concentrarme. Soy una persona que si quiero puedo sacar una notaza, pero que para eso tengo que estudiar muchísimo tiempo en casa y que por ello, hay veces que no saco lo que debería de sacar de nota.
Se que en los exámenes que ahora estoy haciendo, podría sacar mas nota si quisiese. Porque como mil veces me habéis dicho vosotros, que yo no soy una persona tonta. Que si yo quiero y le pongo ganas al asunto, podría hacer mucho más de lo que hago. Pero mi problema es el cansancio y el vagueo.
Pero, aparte de todo esto, yo no soy persona que abandone los estudios. Es decir, que yo no me doy por vencida, y cuando llega una mala nota a casa, soy el primero que me siento mal. Yo soy el primero que no quiere suspender. Soy la primera que ir a un examen sin tenerlo preparado no puedo. A lo mejor lo llevo con pinzas para no suspender, pero que por lo menos no lo suspendo. Yo intento hacer que las demás personas que no son como yo, algún día vean lo importantes que son los estudios.
Aunque no lo parezca, para mi los estudios son muy importantes. No tanto como para sacar sobresalientes en todo y llorar si saco un bien. Pero si lo suficiente para bastarme sacar un suficiente y alegrarme mucho de sacar un notable. Para mi sacar un sobresaliente es llegar a lo mas alto, y solo me lo planteo en aquellas asignaturas que se que voy bastante bien. Pero en las demás asignaturas estudio para sacar un notable.
La verdad que hay veces que si, que llego y saco la nota para la que he estudiado. Hay otras veces que a lo mejor en el examen cometo fallos tontos y por lo tanto me baja la nota, aunque no suspenda. Pero también hay otras veces que aunque haya estudiado para otra nota, no me acuerde por los nervios, o por cualquier cosa, y suspenda. Pero estos casos son los menos, y vosotros lo sabéis. Intento siempre aprobar. Pero hay ocasiones en las que las fuerzas no son las mismas. No es igual al comienzo del curso, que a mitad y mucho menos que a final.
Se que yo necesito que alguien este encima de mi para que estudie, pero a veces, pienso que sois muy exigentes. Me gustaría que me dierais más ánimos en vez de “regañar” tanto.
Pero de todas maneras digo que me gusta que estéis encima de mí, pero hasta cierto punto.
Creo que tengo suerte de teneros como mis padres. Yo veo a mucha gente de mí alrededor cuyos padres pasan de ellos, y no simplemente niños de mi edad, si no niños bastante más chicos que yo, que hacen lo que les da la gana y así terminan. Por lo tanto, en esto he de daros mi enhorabuena y mi agradecimiento. Cuando yo tenga a mis propios hijos, será uno de los valores que intentare inculcarles y que puedan comprender.
Otras de las cosas que quería hablar con vosotros, y que a lo mejor no he tenido el valor es sobre los problemas que yo he podido tener a lo largo de mi, aun, corta vida. Esos problemas que me han hecho sufrir, que me han hecho despistarme de mis obligaciones o que incluso me han hecho pasarlo muy mal.
En todos estos momentos, no me he sentido sola, por lo menos por una parte. Y esto es gracias a vosotros. Siempre os he podido hablar de aquello que me ha ocurrido. Hemos podido hablar de lo que me ha pasado, de lo que no me dejaba concentrarme o incluso de miles de tonterías.
Esto a lo mejor lo he hecho mas con mamá, pero papá, contigo es mucho más difícil sentarme a hablar de las cosas. Supongo que será porque tu eres un hombre y yo una niña. Y también, por que tú tienes unas cosas en la cabeza que ni yo ni nadie te puede sacar. Por lo que siempre me ha costado la vida hablar contigo. La verdad digo, que muchas veces he sentido como si lo que yo dijera a ti no te afecta. Es decir que no te interesa mucho. Esta es la verdad, pero no siempre ha sido así. Pero es que cuando me pongo a hablar sobre algo en el salón, tú sueles estar pendiente de otras cosas. No se, como si creyeras que eso no va para ti también aparte de para mamá. Pero no es así, es para los dos. Pero bueno, ya estoy acostumbrada.
Otras de las cosas que no me gusta, es que a cada cosa que digo siempre me miréis mal, o me digáis que lo hago bien. Yo se que todavía soy “pequeña” pero es que, mis opiniones también valen. No me podéis decir a la minima que no debería de pensar así, porque no. Vosotros tenéis vuestros propios pensamientos, ¿por que no dejáis que yo tenga los míos propios? Verdad es que necesito de vuestros consejos, si, pero no podéis pretender que yo piense como vosotros, es imposible.

Una de las cosas en las que si me gustaría pediros perdón, es en lo que esta relacionado con mi carácter. Soy una niña bastante contestona. Pero nunca os he perdido el respeto, ni a uno ni a otro. Pero si que es verdad que a veces me paso bastante. Es algo que tengo que corregir, porque no solo me sucede en casa, sino también fuera con mis profesores y con mis amistades. Es algo que de verdad siento y que intentare remediar.

Algo relacionado con el tema de los profesores que se me ha olvidado comentar antes es que, no siempre tienen razón los profesores. Que cuando yo venga contando algo que ha pasado, por favor que no me digáis que yo soy quien ha tenido la culpa o que la han tenido mis compañeros, porque no siempre es así. Se que lo hacéis para que yo no me “suba” ante los profesores. Pero a lo mejor si alguna vez me dierais a mí la razón, me sentiría mejor. Pero que los profesores no siempre hacen lo correcto, ni mucho menos. Y eso tenéis que saberlo vosotros, porque como siempre decís, vosotros también habéis sido niños y habéis tenido profesores.
Otra de las cosas que me gustaría deciros, es que no me gusta mucho que me comparéis con mi hermano, bueno ni siquiera con otras personas. Al igual que no os gusta que yo misma me compare, no lo hagáis vosotros cuando os parezca bien.

Bueno y ya para terminar, pues deciros que os quiero mucho. Que me alegro de teneros como padres. Que me perdonéis todas mis cosas malas, no las hago con mala intención. Que la verdad que muchas gracias por estar siempre ahí. Se que pido mucho, pero también pienso que doy algo a cambio, aunque miles de veces mama, me digas que no doy nada a cambio de lo que pido. Que me apoyéis en todo lo que necesite. Cosa que no creo que tenga que decir, porque se que lo haréis aunque no quiera.
Gracias.
La verdad es que nunca hubiera pensado que le iba a escribir una carta a mis padres. La verdad es que la primera palabra que os quiero decir es GRACIAS. En primer lugar, gracias por haberme traido a este mundo y de darme la oportunidad de vivir esta vida tan maravillosa y con toda la gente que nos quiere. Se lo difícil que puede ser educar a un hijo porque muchas veces me lo habeis dicho. Cuando yo era pequeño no era consciente de la suerte que había tenido de tener unos padres tan maravillosos como vosotros y de haberme criado en un ambiente tan bueno porque ahora me pongo a pensar y pienso en esos niños que nacen en familias donde hay un mal ambiente y no se crian bien, con lo cual, esto les afecta mucho pero que mucho en el futuro. Siempre me habeis dicho que cuando hay este tipo de casos, pues al final el niño suele tener problemas psicológicos y condiciona mucho su futuro. Por ejemplo, un niño que se cria viendo como su padre le pega palizas a su madre tiene muchas mas posibilidades de ser un maltratador en un futuro que un niño que ha nacido en una familia como la que yo tengo porque vosotros me habeis criado en un ambiente de tranquilidad y de respeto, lo cual, es algo que no tiene precio. Tambien os doy las gracias por haberme alimentado desde que era pequeño porque soy consciente de que hay personas en este mundo que pasan mucha hambre. Un ejemplo de esto son ,los niños de Africa que viven sin tener nada para comer porque no han tenido la suerte que yo he tenido de vivir en una familia que me ha sustentado de ropa y alimentos. Esos niños podrían vivir con solo uno o dos euros al dia mientras que yo soy una persona que seguramente con un solo euro no me conformaría porque no tendría para casi nada. Os doy las gracias por haberme podido dar unos estudios porque no em guste estudiar se que hay muchos niños que no pueden estudiar en muchos países y no tienen la oportunidad de tener en un futuro un buen trabajo como lo puedo llegar a tener yo. Tambien os agradezco que me hayais dado un techo sobre el cual dormir porque si no fuera por vosotros no tendría ni casa. Hay mucha gente que no tiene ni casa y yo gracias a vosotros tengo una donde poder vivir. Os agradezco que me hayais dado tanto cariño durante todos estos años y que me hayais hecho la persona que soy en este momento. Agradezco que me hayais dado unos valores que el dia de mañana y si dios quiere yo se los implantare a mis hijos. Unos valores que consisten en el respeto por todo el mundo ya que si respetas a los demás, los demás te respetaran a ti. Os argadezco que hayais implantado el valor del trabajo porque sin trabajo no se va a ningún sitio. Este valor me ha servido para muchas cosas en esta vida, por ejemplo, me ha servido para los estudios porque gracias a este valor me habeis hecho una persona regular y constante en mis estudios ya que casi nunca he suspendido una asignatura y si la he suspendido no es por vuestra culpa sino por la mia. Me habeis dado el don de la humildad que es muy importante porque mezclando la humildad y el trabajo se puede llegar a cualquier sitio en esta vida. Os agradezco que me hayais criado en un ambiente tan familiar y que me hayais consentido todas las cosas que os pedido. Os agradezco todo esto porque ya quisieran muchas personas que sus padres les hubieran dado la educación que yo he recibido por parte vuestra, los alimentos, la ropa , los valores que me habeis inculcado desde que era chico, todo el cariño y toda la fe que habeis depositado en mi durante todos estos años. Gracias por haberme hecho caso en todo lo que os he dicho. Gracias por haberme ayudado en todos los momentos difíciles que he tenido y si en algún momento non me habeis ayudado seguro que es porque no podíais. Tambien os agradezco que me hayais comprendido en todo momento. Os agradezco toda la comprensión que me habeis dado durante los diecisiete años de vida porque para mi alguien que no es comprendido es un hombre muerto porque todo el mundo debe de tener a alguien que le comprenda porque si no su moral se rompe y baja cuesta abajo. Por todo esto muchas pero que muchas gracias. La verdad es que no se como agradecéroslo. Seguramente ahora estaréis pensando que la única forma que tengo de agradecéroslo es seguir mi camino y seguir siendo la misma persona que soy en este momento y que siga estudiando con toda la fuerza del mundo para que el dia de mañana pueda ser una persona independiente, con un trabajo digno ( lo cual no tiene ningún precio), una buena familia que merespte y un hogar donde poder criar a esa familia y poder darle a mis hijos alimentos y ropa para poder subsistir. La primera parte de la carta ha llegado a su fin pero lo mismo que me habeis dado cosas buenas en la vida también me habeis dado otras cosas, por decirlo de alguna manera; menos buenas. En primer lugar, deciros que os agradezo la educación que me habeis dado pero habeis fallado en una cosa: protección. Con esto no quiero decir que me ha faltado protección con respecto al mundo exterior si no que os quiero decir que creo que he tenido exceso de protección y eso ha influido muy pero que muy negativamente en mi carácter. Yo era una persona abierta con muchas posibilidades dentro del mundo, con ganas de conocer a gente y con ganas de divertirme pero debido al exceso de protección que me habeis dado me he convertido en una persona un poco retraida, demasiado timida, no se como decirlo pero me aprece que me habeis cambiado por completo. Puede ser que esto tenga cosas positivas como que con esto no me meteré nunca en follones o que provoque yo sea una persona sencilla, humilde y coherente, pero también tiene sus cosas negativas porque veo que tengo miedo a cosas de las cuales la gente no tienen ningún miedo. Me habeis hecho una persona timida y creo que esto puede afectar muy pero que my negativamente a mi vida en un futuro. Tambien cero que me habeis hecho una persona bastante segura y que confía poco en si misma y creo que esto también me puede afectar negativamente en el futuro porque yo creo que hay que estar seguro en si mismo en todo momento y en todo lugar porque sino esta sociedad te come. La verdad es que creo que este ha sido el único fallo que habeis tenido pro lo demás creo que habeis sido los padres perfectos porque me habeis dado una buena educación, me habeis dado unos buenos estudios, me habeis dado alimentos y ropa, me habeis dado unos valores que no tienen precio como la humildad, el trabajo y el respeto hacia los demás, y sobre todo me habeis dado el cariño y la comprensión que necesita una persona para poder vivir feliz. Por esto y por otras muchas cosas que no me acuerdo os doy las gracias y no se como pagároslo lo único que se es que voy a seguir luchando para que os sentais orgullosos de mi por todo lo que haga en un futuro en mi vida. Con mucho cariño, el fruto de vuestro amor. Fin.

Para ti mama y también para ti papá.

Creo que el hecho de escribiros una carta nunca se me ocurrió hasta que el profesor de filosofía hizo que me diese cuenta de lo importante que es esta carta y así pensar un poco más en las personas que más me quieres, más me rodean y no se olvidan de mí, cosa que nunca he podido pensar y en realidad es una oportunidad que he de aprovecharla.

Sin duda alguna, no puedo empezar esta carta recordando todos aquellos de mi infancia. Vosotros sois aquellos a los que os debo la vida, pero una vida, que no se cómo pagárosla. Desde luego si no hubiera nacido, siempre me habéis dicho que ellos no estarían aquí y que “soy la preciosidad que siempre habían querido tener, hecho realidad”. No puedo olvidar el esfuerzo de una madre desde el hecho de ser “madre”, desde el parto, porque es la mujer que tiene que sufrir la llegada de un nuevo ser en el mundo, no puedo olvidar así, la labor de ti , mi padre acompañándola en todo momento, hasta en el acto de “parto”, que aunque él no lo sufra físicamente, moralmente si lo hace. A su vez, no se la capacidad que habéis tenido para llamarme por mi nombre, mi nombre que indica según la gente, lo que soy. Ningún otro nombre podría designarme de esa manera. Como dicen algunos, es imposible imaginar que tu lleves otro nombre, no te definiría.

Después del nacimiento, ¿Qué viene?, sinceramente comienza la vida como persona, lo mejor que habéis querido para mí, inculcarme los valores “CRISTIANOS” desde pequeño, por eso me llevasteis con tan sólo meses de vida a cumplir con el primer mandamiento que nos dio nuestro Dios, el bautismo. Cuando me lo contáis una y otra vez, me siento más joven, un alma más renovada, por eso creo que actualmente no debería abandonar estos principios de fe, pero que desgraciadamente no encuentro tiempo para todo. Hablando así de otros valores, no de fe, también me habéis enseñado a hacer cosas, que si ahora mismo no supiera hacer absolutamente nada, sería un absoluto inútil. Gracias a vosotros no soy esa persona que tiene el sentimiento de ser un inútil.

Verdaderamente, “sois la medicina de cada caída”, es decir, tanto física como moralmente. Física, porque sois los que me habéis cuidado en cada momento, cuando me he roto una pierna, cuando me he abrí la cabeza y por tan sólo un simple resfriado que demuestra totalmente que vuestro amor no tiene caducidad hacia mí. Moral, muy importante, sois los que me habéis pedido comprensión en momentos, recapacitar, tomar decisiones libremente y aceptar las consecuencias tal y como son, vivir como una persona adolescente y elegir mi destino y sobre todo no obligarme a hacer una cosa si no aconsejar por mí futuro, mí destino.

Tengo que pedir perdón por tantas tonterías y momentos de desesperación, pedir perdón por aquello que vosotros, mis padres me decíais  y no quería hacer caso, pedir perdón por aquello que no me gustaba llevar a la escuela por vergüenza a que dijeran algo mis compañeros, pedir perdón por avergonzarse ante situaciones de dificultad o accidente entre vosotros, pedir perdón por multitud de caprichos y exigencias, pedir perdón por no decir “ te ayudo” , pedir perdón por no agradecer las cosas, pedir perdón por multitud de cosas, pedir perdón por todo…

Si fuera una persona adulta, formada moralmente y totalmente, me daría cuenta que no hay sitio para nadie más que para vosotros en mí mundo y lo sé. Pero creo que me olvido de la “base”. La “base” para mí significa, esas personas que os trajeron al mundo, tampoco puedo olvidar a vuestros padres, mis abuelos que tanto me quieren, me quieren como si fuéramos igualmente sus hijos, ellos son las personas que se preocupan por mí, que me preguntan por todo lo que pasa, que quieren saber todo lo que pasa, y todo por preocuparse por mí, cosa que nunca llegué a darme cuenta hasta que realmente tengo esta edad adolescente. Pero no solo mis abuelos, si no todos sus antepasados, todos han formado parte de mi formación que ahora tendré que seguir profundizándola y extenderla a mis próximas generaciones.

Creo que vosotros sois los mejores amigos que se pueden tener en el mundo, no existe nadie más que vosotros. Espero realmente que de mayor no os falte, al igual que nunca me habéis faltado, porque si de verdad lo veo, es lo único que me quedará en la vida, no habrá nadie más que ellos, “el alfa del primer suspiro y el omega del último”. Y ahora, creo que es un tiempo para cambiar, para seguir profundizando mi personalidad y seguir creciendo como persona gracias a vosotros.

Siempre me acordaré de aquellas canciones que me cantabais de pequeño y de las peticiones que ahora me hacéis. Espero que cuándo sea un poco más mayor no paséis a ser personas secundarias en mi vida sino que sigáis siendo los mismos padres de antes. He aprendido a seguir aprendiendo, a que me enseñéis lo que os han dado y que vosotros realmente me habéis trasmitido no de forma “perfecto” porque nada es perfecto en este mundo pero “casi rozando la perfección”. Realmente me quedarán los recuerdos de los viajes que hacíamos cuando era pequeño, de lo bien que lo pasábamos en familia, de las cosas que eran misteriosas para mí, etc…

No puedo olvidarme de los malos momentos, como en cada familia hemos pasado todos malos momentos, que espero que sigan siendo así de malos y nunca lleguen a peores situaciones, porque tarde o temprano de esos malos momentos yo he aprendido a no realizarlos en mi vida. Sois personas que han recorrido miles de kilómetros conmigo a lo largo de toda su vida, personas que habéis aguantado todo el peso de los problemas, personas que han pagado muy caro la vida por su hijo, que os preocupáis por una simple “tontería” para mí pero en realidad para vosotros se que no es porque queréis lo mejor para mí.

Pero siempre tendré una pregunta que haceros, ¿cómo os puedo pagar el amor y todo lo que hacéis por mi? Siempre será la espina que no podré sacar. Si fuera millonario, empezaría por devolveros desde el primer céntimo que gastasteis por mí desde el día que nací. Lo único que puedo hacer es amaros con todo mi corazón y regalaros todo lo que he aprendido de vosotros, como alumno familiar. Quiero pensar en el futuro, quiero ayudaros cuando vosotros no podáis hacer alguna cosa, quiero aconsejaros como hijo, quiero ser profesor de cosas que no sabéis, quiero no abandonaros nunca, quiero estar hasta vuestro último momento de vida a vuestro lado, quiero que me pidáis todo aquello que puedo realizar por vosotros, simplemente quiero agradeceros los momentos que me habéis dado, tanto buenos como malos porque ambos han ayudado en mi vida a ser duro o blando, simplemente quiero deciros GRACIAS POR EXISTIR, sois mi felicidad, las ganas de vivir día a día, las ganas de reír, de llorar, de compartir, de ser solidario, de amar, de gritar, de cantar, de soñar, de sobrevivir, las ganas de saber que realmente existo gracias a VOSOTROS.

Queridos papá y mamá,
Gracias
Gracias por darme todo lo que he necesitado desde que nací, por preocuparos de que nunca me faltaba nada, de por mi bienestar y mi felicidad.Por levantarme cada vez que me he caido, por abrazarme cuando lo he necesitado, por acompañarme cuando necesita compañia...Desde aquel día de Septiembre en que os cambié la vida tengo la absoluta certeza de que no ha habido un solo dia en el que no os parado a pensar en todo lo que la vida me tiene guardado, en todo lo que hacer para sacarme cada una de mis sonsiras, por compadecer mis caprichos, a veces absurdos... 
Dicen que tener un hijo es lo mas grande que una persona puede experimentar en esta vida... pero tener unos padres como vosotros también lo es.
Mamá, desde que tengo memoria sé que entre tu y yo ha habiado un algo especial, y es verdad. Siempre te he tenido en un pedestal y aun recuerdo con añoranza cuando no queria dar a nadie porque decía que se me gastaban y que todos eran para mi mamá.Ese vinculo entre tu y yo ha existido, existe y existirá siempre, porque el uno no puede estar enfadado con el otro, porque nos necesitamos uno al otro.Que tiempos aquellos cuando sentado en tus rodillos, al fuego de la lumbre, en casa de la abuella cantabamos y hablabamos durante horas y horas y horas, yo te preguntaba porque te quería tanto y que de mayor mi novia iba a ser exactamente igual a mi madre porque me parecia la personas mas guapa y perfecta del mundo.Me alegro mucho de haber pasado toda mi infancia en tus brazos porque de verdad no podría explicar lo que significabas para mi cuando era tan solo un moco.Y ahora cuando tener un hijo adolescente es algo horrible y encima tenerme a mi... me soportas como puedes, y yo a ti, no hay dia en que no discutamos o nos gritemos... pero ambos los hacemos con la certeza de al cabo de dos minutos todo se va a solucionar con un beso.Porque sé que te parezco un chinchoso, mal hablado, porculero, desordenado, vago... y sí soy todo eso y mucho mas pero tambien sé que piensas que soy adorable y que con 16 años no me averguenze decir que a la primera persona que beso cada mañana es a mi madre, y a ultima cada noche, también.
Siempre me dices que como viviría yo sin ti, y es verdad, como viviría... yo que no se hacer nada, ni la cama, ni atarme los cordones ni incluso hacerme la leche por las mañanas... eres tu la que me hace todo, absolutamente todo, vivo tan tan comodo gracias a ti, a que consientes que no haga nada de nada, y si fuera otra persona a lo mejor se cpnvertiría enuna deshorando, malagradecido... pero yo como estoy acostubrado a eso sigo igual que siempre, y nunca te lo agradezo todo lo que haces por mi para que siempre esté a gusto y no tenga que ni que moverme.
Ver llorar a  una madre es algo que no se puede expresar... es una sensacion de impotencia y angustia dificil de superar.Por desgracia nos tocó vivir juntos el peor momento de nuestras vidas sin duda, que fue la muerte del tito.No se si lo sabrás pero recuerdo cuando me llamaste aquella mañana y me preguntaste como estaba y si habia ido al cole, yo te dije que no, que mi hermana dijo que mejor nos quedabamos en casa. Te pregunte por el tito y me dijiste con voz entrecortada que si no sabia nada... me mandaste un beso y colgaste. Yo en aquel momento ni sospeché, tenia solo 10 años... Cuando oí a mi hermana decirselo a la vecina me quedé totalmente parado en mitad del pasillo. Corri y me encerré en el cuarto. Me tumbé en la cama y lloré como nunca he llorado. Nadie mejor que tu sabes lo que significaba el tito para mi y pensaba que mi mamá estaba alli en Almería, donde acaba de perder a un hermano y fue algo que sin duda me marcó para el resto de mi vida porque fue un dolor insportable.Cuando fui con los titos y te ví salir del tanatoria, toda vestida de negro, y te lanzaste a los brazos mi hermana y mios, el momento sin duda en que el dí el paso de ser un crío a ser una persona consciente de lo que es esta vida y de lo que me espera.Cuando recordamos tu y yo al tito que fue tanto siempre llego a la conclusion que hasta en eso somos iguales, y que me digas que cada que me miras te recuerdo al tito porque nos parecemos bastante... no me puedo sentir mas orgulloso de venir de donde vengo.
Mamá sé que has sufrido demasiado en esta vida, demasiado par lo que te mereces, pero sé que lo que viene por delante la vida te recompensará, porque has pasado muchísimo dolor pero recuerda que tienes un hijo al que tienes totalmente ganado porque eres su ejemplo y que quiere que esa conexion que hay entre ambos dure para siempre.

Papá, joder papá te quiero un monton. Sé que a ti no te lo digo tanto como a mamá, pero créeme cuando digo que te quiero pero un monton.Si mamá es la parte de ternura, de amor y de las peleas, tu eres la parte de la complicidad, del cariño, podríamos definirlo con que ambos sabemos que piensa el otro solo con mirarnos.
Lamento muchísimo que cuando pequeño no quería que me cogieras en brazos ni que me dieras besos ni nada... eres subormal. Porque ahora si puedo hablar con mi yo de 1 años le diría que disfrutase de su papá porque es una persona incrible.
Creo recordar que algun momento me has dicho o yo he escuchado que antes de nacer yo hiciste la promesa de que si nacía sano sin tipo de problema ni nada suvirías el Sacromonte a pie, y así lo hicistes. De verdad me parece uno de los gestos mas bonitos que alguien podría hacer por otra persona y que lo hicieras por mi es algo que no sabría como agradecerte.
De pequeño tuve que sufrir como tenías que dejar de trabajar porque tienes una ernia discal. Aun añoro cuando venias por la tarde, a eso de las 19h00 de trabajar con el mono azul y yo corria todo el pasillo para darte un abrazo y que me pincharas con la barba.
Aunque no lo haya demostrado porque no me gusta mostrar mis sentimientos cuando me enteraba que tenía que ir al hospital porque te iban a operar de nuevo... me tiraba horas y horas en la cama rezando para que no te pasara nada, como tu hiciste conmigo, porque no podría imaginarme una vida sin ti papá, lamento no decirte cada dia que te quiero o darte un beso pero quiero que sepas que de verdad eres el mejor que padre que puedo pedir y te lo digo en serio quiero que te sientas querido por parte de tu hijo y que sepas que gracia spor todo de verdad, tengo un millon de cosas que agradecerte y mas estos ultimos meses, pero papá que cada gesto tuyo cada accion de veras que la agradezco.
Te quiero mucho papá no lo olvides, y lo dicho que aunque no te lo diga no pienses que eres menos importante o lo que seas porque no sabes lo muchísimos que te aprecio.
Todo lo que hago lo hago por vosotros para que os sentais orgullosos de mi.En definitiva muchas gracias a los dos por soportarme y aguantarme porque sé que soy perfecto y que incluso yo mismo no me soporto, pero de verdad que todo lo hago con buena intención, que jamás os voy a mentir en nada porque no puedo y que gracias por formas parte de esta familia de 6 miembros que es la mejor que he podido desear. Me encanta ser como vosotros.

Os quiero.

He decidido escribir esta carta, no porque sea de las más fáciles, ya que es para mis padres, sino porque creo que me va ayudar en esta etapa que vengo pasando un tanto…Rara.

Y sinceramente, no sé por dónde voy a empezar. Quiero decir tantas cosas a la vez…

Pero bueno, empezaré por el principio, como se empieza una buena carta.

 

Hola papá, hola mamá.

Me he decidido a escribiros esta carta porque es la única forma en la que puedo expresar mis sentimientos plenamente, ya sabéis, otra cosa no, pero explayarme escribiendo lo hago, ya lo habéis comprobado en otras ocasiones.

Me gustaría empezar por daros las gracias, por agradeceros haberme traído al mundo hace ya casi 18 años. Porque, obviamente, si no hubiera sido por vosotros dos, yo ni mis hermanas estaríamos hoy aquí.

Agradeceros también lo que hacéis día a día, que aunque yo haya tenido un mal día, apareces tú mamá (tú sobre todo) e intentas hacerme ver las cosas desde el mejor lado posible, aunque luego yo no haga ni caso y vuelva a mi cabezonería. Y hablando de cabezonería, la cual he heredado de mi querido padre. Porque la gente dice que somos muy parecidos físicamente, sin embargo, a la hora de pensar, chocamos mucho, quizás sea por eso, porque pensamos cosas diferentes, o porque quizás seamos los dos unos grandes cabezones que no queremos entrar en razón.

Pero aunque tengamos nuestras diferencias, y más de una vez nos hayamos enfadado… Tú siempre has estado ahí, como si no hubiera pasado nada, olvidándolo a los dos minutos…

Pero no ha sido solamente nuestra forma de pensar lo que ha hecho que nos enfademos muchas veces.

Mis caprichos, sobre todo, te ponen de los nervios, y siempre acabamos hablando de lo mismo, que si lo quiero todo, que si no ahorro, que si ya veré lo que vale un peine…

Pero bueno, dejo de recordar cosas que no tienen ningún valor ni para vosotros ni para mí.

Y empiezo por ti papá:

Gracias por

Gracias papá por enseñarme a amar a mi prójimo, gracias por enseñarme a ser fuerte, gracias también por hacer de mi una mujer que desea triunfar y reforzar la templanza en todo mi ser; por que deseo realizarme y en ti tengo el ejemplo, por que eres mi héroe, gracias por tu afecto, tus caricias, tus palabras y tus abrazos. Gracias por esos enfados que siempre acaban bien, y siempre acaban haciéndome ver que realmente tienes razón y que quizás yo deba ser menos egoísta…

Gracias por hacerme ver las cosas desde una perspectiva más amplia, es decir, no sólo encerrarme en lo que yo pienso y ya está, sino viendo otros puntos de vista, otros pensamientos…

Gracias por enfadarte conmigo tantas veces, y hacer que yo me ponga furiosa y quiera no volver a verte más… Pero es que eso es ser padre, aprender a decir a tus hijos lo que está bien y lo que está mal, aunque te duela.

Quería decirte, y voy acabando un poco… Que eres mi padre, y siempre lo serás, me gustes para las cosas buenas o para las cosas malas, eres mi padre y sé que lo que haces por mí es por mi bien… Tal vez, ahora esté diciendo esto, y al cabo de una semana nos volvamos a enfadar, pero quiero que sepas que aunque diga cosas no muy acertadas a veces, creo que eres el mejor padre del mundo y que lo has hecho lo mejor que has sabido. Gracias… Te quiero mucho.

Hola mamá, es tu turno. Es difícil escribirle a la persona que te dio la vida, créeme. Y he tenido la suerte que esa persona que me dio la vida hayas sido tú, nadie podía haber sido mejor que tú.

No tengo palabras para agradecerte lo que día a día haces por mí. Desde levantarte a la misma hora que yo solamente para darme los buenos días y ya. Y me siento muy culpable por eso, porque, no todos los días, pero una mayoría de ellos, acabamos enfadadas… Y realmente por tonterías… Porque yo he pasado mala noche, porque estoy nerviosa por un examen, porque tú me dices tantas veces lo mismo y yo solo te respondo contestándote mal, muy mal…

Y quería darte las gracias por eso y por mucho más.

Porque a pesar de enfadarnos cada mañana, cuando vuelvo del colegio, tengo la comida preparada y en la mesa, porque cuando entro a mi cuarto, está recogido y la cama hecha… Tantas cosas podría decir que haces al día por mí que no acabaría nunca.

Pero, ¿qué quiero decir con todo esto?

Pues quiero decir que eres mi madre, que eres la que me trajo al mundo, la que me amamantó, la que se desvelaba cada noche para darme de comer, la que me cogía en brazos para calmarme…

Desde chiquitita has estado haciendo miles de cosas por mí, y ni mi vida entera tendría para devolverte eso mismo.

También te quiero dar las gracias por inculcarme a ser una buena persona, por no pensar mal de los demás, querer luchar día a día por mi futuro que sé que es una de las cosas que más os preocupan a papá y a ti.

Quiero agradeceros desde lo más hondo de mi corazón el apoyo que me disteis el año pasado cuando decidí dejar el curso.

Sé que lo pasasteis igual de mal que yo, y lo entiendo perfectamente.

Ver a tu hija tomar antidepresivos, verla llorar cada día, escucharla decir que no quería estudiar, que no podía, y sé que mucho más os tuvo que doler cuando os dijo que no todo el mundo al que ella quería y consideraba muy importante en su vida, no la apoyaba, no estaba a su lado. Estoy segura que vosotros también lo pasasteis realmente mal. Y de nuevo os quiero pedir perdón, porque ahora que soy un año más mayor, más madura… Y sobre todo, que este año que no he estudiado he crecido como persona, os quiero pedir perdón y a la vez agradeceros cada gesto que tenéis conmigo, cada ayuda, cada palabra,…

Gracias por estar ahí conmigo, a mi lado, en mis momentos buenos, en mis momentos malos…

Sé que os lo he hecho pasar realmente mal… Que he cometido locuras imperdonables, pero si una cosa he aprendido es que de los errores se aprende, y estoy segura que no volvería a repetirlo nunca más.

Aprovecho y os pido por perdón por el infierno por el que debisteis pasar por mi culpa…

Pero bueno, no quiero hablar de momentos tristes en esta carta…

Esta carta es para agradeceros lo que hacéis por mi, agradeceros el que me queráis como me queréis…Os lo debo todo a vosotros. Os debo todo lo que habéis hecho de mí. Me habéis enseñado a ser una persona responsable, consecuente con mis actos… Y os tengo que decir lo bien que habéis educado a las hermanas y a mi, aunque estéis perdiendo practica con los nietos, que los estáis malcriando ^^

Pero he de deciros que lo habéis hecho muy bien, que al igual que yo y mis hermanas estamos orgullosas de vosotros, vosotros deberíais estarlo también de vosotros mismos.

Ya me encargaré yo de que os sintáis orgullosos de mí algún día.

Sé, y no tengo ninguna duda, que voy por el buen camino, por el camino que vosotros empezasteis a recorrer conmigo, pero que como padres que sois, debéis desviaros de él para que lo pueda continuar yo sola. Y estoy segura que lo habéis hecho tan bien, tan bien, que sí, puede que me desvíe un poco y me equivoque de atajo, pero siempre sabré llegar al camino central donde vosotros empezasteis a caminar conmigo.

Si hay algo que de verdad, de verdad me gusta de vosotros, y nunca cambiará, es la confianza que nos tenemos. Porque yo sé que puedo contaros cualquier cosa, que sí, que como padres que sois os parecerá mejor o peor, pero me daréis el mejor consejo que sepáis darme y estaréis conmigo en todo y para todo. Y eso lo que más me gusta de vosotros. Os puedo contar cualquier cosa que no os escandalizaréis. Y eso me gusta, me gusta mucho.

Quiero ir acabando ya, pero antes deciros que sois lo más importante que puedo tener en la vida, que sin vosotros no sabría qué hacer, a dónde ir…

Os quiero muchísimo, y me encantaría poder decíroslo todos los días, pero tonta de mí que no me atrevo…

Termino esta carta diciéndoos que no podría vivir los suficientes años para demostraros lo mucho que os quiero y, sobre todo, para agradeceros todo lo que habéis, hacéis y haréis por mí.

Os quiero papá y mamá.

Un beso.

Vuestra hija.

Queridos papá y mamá:
La verdad, es que no sé muy bien que deciros que ya no sepáis, pero bueno, como es una obligación hacer
esta carta, pues intentaré empezarla.
Primero, debo de daros las gracias, por todo lo que habéis hecho por mí durante casi 17 años, que no ha
sido poco, la verdad. Daros las gracias desde la primera papilla, desde el primer beso o el primer abrazo,
hasta la útilma comida, el último beso o el último abrazo.
Para que mentir, vosotros habéis sido mi gran apoyo desde siempre, sí, desde aquel momento en que montar
en bicicleta me parecía una ciencia infusa, hasta estos últimos momentos de agobios en los exámenes de
bachillerato, en los que como siempre he encontrado un gran apoyo en vosotros, y una gran confianza en mí
que me ha hecho hacerme fuerte, y poder a aspirar a más y superarme día a día.
Supongo que al igual que yo lo he sido muchas veces para vosotros.
Muchas gracias, por ese empujón que en tantos momentos he necesitado, por no abandonarme en los peores
momentos y al revés estar conmigo a muerte en ellos, la verdad es que todo sería tan diferente para mí
si no os tuviera a mi lado...
Muchas veces no estoy de acuerdo en cuanto a las decisiones que tomáis sobre mi vida, pero la verdad es
que cuando lo medito o lo pienso en mis ratos libres, puedo comprobar que en cierta parte pues lleváis
razón, aunque en su momento me molesten un montón, porque casi siempre tienen que ver con mis salidas,
ya sabéis que muchas veces no entiendo por qué a una niña con 13 años la dejan estar más tiempo en la calle
que a mí, y sinceramente eso nunca lo entenderé por mucho empeño que yo le ponga para hacer el esfuerzo.
De todos modos, me alegro, me alegro de que estéis pendientes de mí, y que no me abandonéis y me dejéis
como caso perdido como hacen muchos padres con sus hijos. Además, me habéis prometido que con la
llegada de la primavera y con la cosa del cambio de horario, me dejaréis un poquito más en la calele, todavía
eso no me lo creo mucho pero bueno, todo está por ver aún.
De todos modos, espero que me dejéis ir al cumpleaños de Alicia, que yo con eso ya me conformo jaja,
mamá yo sé que tú si me dejas ir, pero por parte de papá no estoy tan segura la verdad, pero bueno...
cada cosa a su momento, ahora la verdad es que estoy pensando más en los únicos dos examenes más que
me quedan que en pegarme una fiesta, aunque bueno...me gustaría irme ese día con mis amigas, porque
sabéis que para un adolescente cumplir 17 años es algo, genial, al lado ya de los 18... ¡puf!
De todos modos, comprendo que tengáis miedo a que me haga mayor, y a que pase como con mi hermano
que tenga que irme a estudiar fuera, y me echéis tanto de menos como a él, porque yo sé que en mí
habéis encontrado una fuerza por la que seguir hacia delante después de la marcha de mi hermano fuera.
Pero la verdad es que, necesito mi tiempo, mi libertad, mi privacidad... y eso muchas veces no lo entendéis,
quizás es sobreprotección, que de verdad os prometo, que entiendo, yo haría lo mismo, pero necesito
equivocarme, caer una y otra vez, para así de una vez por todas aprender de mis errores.
La verdad, es que ya no sé que más deciros, es que lo sabéis todo...
Que os quiero muchísimo, y que os necesito diariamente la verdad, porque sin vosotros... nada, en serio,
pero nada de nada, todo se me haría más dificil, el despertar cada mañana, el ir a dormir todas las noches...
También me encanta pensar que contáis conmigo para todo, para cuando hay problemas familiares y para
cuando no los hay, cuando hay que ir a visitar a mi hermano o cuando no, y sobre todo a la hora de las comidas,
benditas comidas, que os traen por la calle de la amargura, si e que sí, soy delicada y el mundo me a echo así
lo siento por las miles de irritaciones que os e echo pasar a lo largo de mi vida, por culpa de este dilema
si es que sabéis que el pescado, y los pucheros son mis mayores enemigos, y sí yo no os digo que dentro de
un tiempo me encanten, pero lo que es ahora, me dan asco, hablando en plata.
Gracias por darme ese beso de buenas noches, que muchísimas veces tanto necesito, y que vosotros
bien lo sabéis.
Perdón, por todas las veces que os he sacado de quicio, y que os he hecho sentir mal, porque la verdad
es que no es esa para nada mi intención, os quiero un montón como para pensar que hacer para haceros
sentir mal, o haceros daño. Todas las veces que nos hemos peleado para mí, son absurdas, casi siempre
ha sido mi culpa, y lo admito, aunque vosotros también debéis admitir, que muchas veces cometéis errores,
y exageráis un poco las cosas, pero bueno, da igual, lo único que quiero que sepáis es que os adoro un montón
y que os necesito diariamente para que me orientéis en el largo camino que es la vida, y que a mí aún me queda
enormemente por recorrer.
La verdad es que me siento afortunada, y lo digo en mayúsculas AFORTUNADA, por haber nacido
donde lo he hecho, por tener unos padres como vosotros, en los que se puede confiar plenamente para
cualquier situación, a los que se puede acudir sin miedo para contarles precisamente eso, nuestros miedos,
me siento afortunada, por teneros a mi lado, me regaláis la vida y sin vosotros la verdad es que yo no valgo,
me hacéis sentir especial, aunque realmente mi interior esté roto en pedazos, y me hacéis ver la vida de otro
color al que realmente es.
Para terminar pues, volver a repetiros que sois lo más grande que tengo en estos momentos, que la verdad
es que me siento un poco sola y un poco rota por dentro, porque mis ideas no están totalmente claras,
y que me siento genial cuando estoy en casa, porque me dais esa seguridad que muchas veces me falta
y me dais esa vitalidad que necesito a mis casi 17 años de edad. Porque no hay padres como vosotros,
porque sois los más especiales, y con diferencia, y si algún día tengo que marcharme fuera, no os precoupéis
de verdad, porque aunque estémos lejos, siempre habrá un cielo que nos una.
Siempre me tendréis a vuestro lado, sea para lo que sea, igual que yo estoy completamente segura de que
vosotros lo estaréis eternamente, hasta el fin de cada uno de vuestros días, porque yo sé
que estáis en el mundo para darlo todo y cada cosa por y para nosotros, y es lo que más
feliz me puede hacer ahora mismo, en estos momentos.
¡GRACIAS POR TODO PAPÁ Y MAMÁ! OS ADORO CON TODO MI ALMA.
Siempre vuestra hija, orgullosa de cada una de vuestras acciones y decisiones ante la vida.

Nerón.

Queridos papá y mamá,

Nunca me imaginé que iba a escribiros una carta ni tampoco sé que deciros pero he tenido que afrontar la situación y escribirla ya que es un trabajo de filosofía y si no la hacía lo mismo hasta me regañabais.

Sinceramente nunca hubiese pensado en escribiros una carta pero tengo que hacerlo porque no me queda otra. Yo sé que escribir una carta es un gesto muy bonito pero yo no tengo por qué escribirla ya que todo lo que quiero deciros os lo digo todos los días y lo que quiero demostraros lo demuestro también cada día. Yo había pensado en escribiros un discurso para vuestras bodas de plata o de oro, algo así pero no una carta en la que exprese todos mis sentimientos. No sé si algún día os enseñaré esta carta o ahora cuando la termine para que le echéis el visto bueno pero no vais a entender nada, yo pienso que hasta os vais a asustar porque yo os he escrito una carta.

Lo primero que quiero hacer es daros las gracias porque os habéis conocido porque si nos os hubieseis conocido ese día en el trabajo a través de vuestro amigo y mi padrino, yo no estaría hoy aquí o sí estaría con otros padres y otra familia pero yo pienso que no serían tan maravillosos como lo sois todos. También tengo que deciros que siempre nos acordaremos mutuamente ya que mi cumpleaños es el día en el que os casasteis, es decir, vuestro aniversario y que seguiremos celebrándolo con ilusión como lo hemos hecho hasta ahora. A pesar de las veces en que discutimos y en que me regañáis, vosotros sois los mejores padres del mundo y aunque alguna vez cuando era pequeña y de forma inconsciente os decía que os iba a vender o a cambiar por otros padres, y lo siento mucho por haberos dicho semejante barbaridad pero es que era muy pequeña, nunca os cambiaría y si os pasara algo alguno de vosotros no podría reaccionar y sufriría un montón yo creo que no podría vivir sin vosotros.

Desde muy pequeña me he acostumbrado a ser más independiente y estar sin vosotros ya que cuando estabais trabajando yo me quedaba en casa de los abuelos hasta que tú, mamá, venías a recogerme a las 9 de la noche directamente para dormir y tú papá, yo creo que no te veía hasta la mañana siguiente, pero cuando los fines de semanas conseguíamos estar juntos, eran los mejores fines de semana y siguen siéndolo aunque yo salga nuestro día juntos no nos lo quita nadie.

Mamá quiero agradecerte cómo has sacado adelante a la familia ya que llegabas muy tarde de trabajar y te tenías que encargar de toda la casa y me acuerdo de que a pesar de que llegabas tarde siempre nos íbamos a pasar el resto de la tarde y como tu dices a cerrar las tiendas; ese era el rato más importante y maravilloso del mundo mami.

A ti papá quiero agradecerte que también me cuidaras cuando tenía apenas meses y mamá se iba a trabajar y tu en aquella época no pasabas buenos momentos pero aún así te olvidaste de los problemas para estar conmigo. Una anécdota que recordáis toda la familia, yo no porque era muy pequeña pero he visto los vídeos es aquel momento en el que estaba con no sé 10 meses en la cuna y tenía el carrusel en las manos y tú, mami me dijiste no lo tires cariño, no y yo fui cogiendo muñeco a muñeco y los tiré al suelo y yo me asomé para verlo y tú mamá me dijiste ¿eso se hace? y yo te contesté haciéndote cara que gracia jamás se me olvidará mamá y siempre me recuerdas que ya desde pequeña era mala y tenía carácter. También recuerdo otro vídeo en el que salgo con un muñeco meciéndolo y a vosotros se os caía la baba conmigo y no me extraña porque salgo muy graciosa y luego el típico vídeo en el que sale toda la familia viendo como me bañáis por favor os pido que no lo enseñéis.

 

Nunca lo habéis hecho o eso creo pero espero que no seáis de los padres que enseñan fotos “comprometidas” de sus hijas cuando eran pequeñas a sus novios para ridiculizarlas no por favor no seáis tan crueles.

Nunca podré olvidar mamá todas las veces que estuviste en el hospital tan mala y me siento mal porque no estuve demasiado tiempo en el hospital porque no me dejabas y me arrepiento de no haber estado contigo más porque yo tenía que haber estado día y noche en el hospital sin moverme y me lo impedíais. Ese fue el peor año de mi vida, lo pasé muy mal, estaba muy sola en casa hasta que llegaba papá por la noche o incluso cuando me quedaba en casa de los abuelos porque no podía estar más tiempo contigo es que no puedo ni explicar cómo me sentía fue muy duro y muchas noches llorando como ahora por ejemplo es que no puedo ni recordarlo me pongo muy triste.

Vamos subiendo de edad; nunca podré olvidar los viajes que hacemos en verano pero sobre todo el más importante para mí fue el primer viaje que hicimos juntos, me hizo mucha ilusión viajar tan pequeñita en avión y nos lo pasamos muy bien en el hotel y en las excursiones y sobre todo conocimos a mucha gente que ahora son amigos nuestros, fue genial. También me acuerdo de el viaje a París y en especial a Disney, muchas gracias por llevarme mamá y siento mucho papá que no pudieses venir por el trabajo porque nos lo pasamos muy bien en el viaje y nos montamos en todas las atracciones que me dejó mamá claro porque siempre ella sobreprotegiéndome ya que en las que veía ella que eran peligrosas o de muy mayores no me dejaba montarme.

Me gustaría pediros por favor que no me protejáis tanto porque yo tengo ya cierta edad y sé cuidar de mí misma o al menos lo intento y aunque me dejáis un poco de libertad me da un poco de rabia que cuando venga por ejemplo de estar con mis amigas una tarde no os creáis lo que os digo y me toméis a veces por mentirosa porque yo siempre os digo la verdad sea mala o buena. Quiero que confiéis más en mí y no me tratéis como la niña pequeña que dejé de ser porque yo entiendo que sea vuestra hija y encima única pero no me gusta que me agobien tanto y ya lo sabéis yo nunca tomaré nada que no tenga que tomar y si alguna vez me pasa algo porque no siempre estáis conmigo pues será mi problema y aprenderé de él porque si no aprendo nunca conoceré la realidad. Me hubiese gustado tener un hermano mayor para ver si seguíais igual pero yo creo que sí porque nunca hubiese dejado de ser la pequeña y consentida de la casa.

Estoy muy agradecida también de tener todo lo que tengo, soy la niña más afortunada del mundo y siempre me compráis todo lo que pido e incluso lo tengo antes de pedirlo. Yo sé que si suspendo no me regañáis demasiado y me da mucha cosa suspender me siento culpable porque siento que os defraudo ya que siempre me estáis comprando cosas y me tenéis como a una reina ahora mismo mamá estás recogiendo un poco y ni siquiera me dejas que te ayude pero en cuanto termine te ayudo no voy a dejar que lo hagas todo sola.

Me gustaría contar un montón más de cosas pero esta carta tiene un límite y hay cosas que es mejor decirlas en persona por lo menos eso pienso yo.

No sé como despedirme ya que ahora mismo estáis aquí conmigo pero sólo deciros que os quiero muchísimo y no dejaré de quereros nunca.

Un besazo,

Vuestra hija.

Hola papá y mamá la verdad es que no se por donde empezar porque son tantas cosas, tantos sentimientos, tantas emociones que me gustaría que se quedaran reflejadas en esta carta para que supierais que es lo que siento por vosotros y de que manera lo vivo y a veces no se expresarlo.

Son muchos años juntos, muchas vivencias positivas y negativas pero siempre hemos estado al par, tirando del mismo carro aunque en muchísimas situaciones no hayamos opinado de la misma manera, pero bueno eso no significa nada ya que son distintos puntos de vista. Y como esos puntos de vista me encontraré muchísimos más a lo largo del recorrido de mi vida.

El motivo de esta carta es para deciros, contaros lo importante que sois para mí y lo agradecida y orgullosa que me siento de vosotros.

Yo sé que ejercer de padres no es una tarea fácil ni que se aprende como otras asignaturas. Ser padre se va haciendo poco a poco no se nace ya que a lo largo de la vida de cada uno se van adquiriendo unos valores positivos y negativos que cada uno va acoplando a su personalidad y que día a día se va poniendo en practica.

A ti mamá decirte que maravillosa que eres. Ya cuando de mí desde el primer momento que te enteraste que yo estaba en tu vientre. ¡Que agusto tenía que sentirme en esa cuna de agua sin faltarme alimento y no sentir ni frío ni calor, solo amor!

A ti madre que nunca te ha dado asco el cambiarme los pañales, que siempre has dejado tus cosas para ocuparte primero de mí.

A ti mamá que si se me antojaba algo de comer y solo había uno en ese momento te lo has quitado de las manos para dármelo a mi.

Mamá eres una gran señora, una gran esposa y por mi parte una gran madre.

Siempre intentando que no sufra lo que tú has sufrido en la vida, evitándome malas situaciones apartándome de todo aquello que fuera mala influencia para mi.

Siempre quieres darme más de lo que puedes o está a tu alcance. Yo se como hija que seguro que ha habido muchos momentos que me he comportado como una niña egoísta, caprichosa, apretándote las tuercas mas de lo que se puede y en vez de pararme y reflexionar he preferido discutir. Por todo esto te pido mil disculpas. Ojala no tuviera que hacerlo. Hay que evitar y así no pasará pero la vida, la sociedad, la ceguera, la testarudez no nos deja ver más allá y me equivoco. Por eso, quiero que me perdones. (sé que en tu corazón siempre están los hijos disculpados) que no tengas en cuenta mis errores y que siempre estés a mi lado por si me caigo poder apoyarme en ti y que tú vayas rectificándome con amor y sabiduría.

Mi madre, que si he necesitado un disfraz, algo de ropa que ponerme rápidamente sin pedírselo se ha quedado hasta altas horas de la noche para cosérmelo y al día siguiente poder ponérmelo.

A ti madre que haces sin pedirme nunca nada a cambio. Perdona por los disgustos que te haya podido hacer pasar igual que a papá pero desgraciadamente la vida te hace comportarte de forma que a veces no parece uno, uno mismo.

Cuantos momentos bonitos, alegres, divertidos recuerdo junto a ti. Recuerdos que estarán siempre en mi corazón y que el día de mañana compartiré con mis hijos.

Mamá cuantos momentos compartidos, cuantas cosas que me has dado y enseñado. ¡te estoy tan agradecida! Primero por desearme y hacerme con amor. Segundo por tenerme como me has tenido, unas veces más consentida, otras veces más rabiosa pero siempre enseñándome el camino de la humildad, de la generosidad, del amor a uno mismo para poder amar a mi entorno, pero sobre todo por enseñarme a ser hija. Soy lo que soy gracias a ti y a papá. No me avergüenzo de nada, todo lo contrario me siento feliz pensando en como sois y sobre todo doy gracias a dios por teneros y porque siempre estáis ahí a cualquier hora, en cualquier momento. Siempre entregaos a vuestros hijos e incluso a los nietos olvidándoos vosotros de vosotros mismos.

A mi padre, ¿Qué puedo decir papá? Gracias por darme un hogar, por trabajar tantas y tantas horas para que no nos falte nada y siempre trabajando duro y sin quejarte, siempre con amor por muy cansado que estuvieras.

Recuerdo cuando me enseñaste a ir en bici, a nadar a luchar en la vida, a ser constante en mis estudios.

Siempre me habéis apoyado aunque a veces no penséis de la misma manera que yo, pero siempre aconsejándome y haciéndome ver el valor de las cosas y de las personas.

Gracias papá por enseñarme a escuchar y no a oír, por ser paciente, por enseñarme que para obtener algo en la vida hay que luchar siempre, nunca dormirse y siempre ir a más. No ser conformista en la vida y exigirme más cada día para que luego cuando tenga que enfrentarme a lo que la vida nos depara a cada uno sepa verla de cara y nunca huir o esconder la cabeza.

La sinceridad siempre por delante. Cuantas veces recuerdo tus consejos, tus frases: “Tu mejor amigo tu cartera, el día que tengas comerás y el día que no ya veremos” o como “lo que haga tu mano derecha que no lo sepa tu izquierda” y otras tantas más.

Papá gracias por los valores que me has inculcado. ¡que equivocados estamos muchísimas veces los hijos cuando intentáis acercaros a nosotros para hablar, para saber y conocer nuestro entorno y lo único que hacemos es reprocharos que estáis continuamente sobre nosotros y sintiendo que invadís nuestro espacio!

Cuando realmente y parándome a pensar veo que vuestro único fin es hacer que yo vea que siempre estáis ahí sea para lo que sea. ¡que injustos que somos los hijos y que ciegos estamos!

Bueno, papis con esta carta solo pretendo pediros perdón por si alguna vez os he fallado como hija (seguro que si, porque que hijo a lo largo de su vida no ha tenido alguna regañina con sus padres), deciros que os quiero con locura y que ojala el día que yo sea madre sepa ejercer mi papel igual que vosotros y saber estar siempre como lo habéis hecho vosotros con mis hermanos y conmigo.

Soy feliz y me siento como tal en mi casa junto a vosotros aunque como toda relación padre-hijo tenga sus más y sus menos porque puedo decir y expresar mis sentimientos abiertamente, que me siento orgullosa y que no solo tengo unos padres que ejercen como tal sino que a la vez tanto tú mamá como tú papá sois mis dos mejores amigos y aliados. Gracias por la educación que me habéis dado, por todo lo que tengo, pero sobre todo por darme la vida. Una vida que espero con toda mi alma que compartamos muchísimos cientos de años como en los cuentos de princesas y que vosotros también podáis contar conmigo ahora, cuando sea independiente, con pareja, da igual la situación porque la nuestra si que es verdad que no va a cambiar nunca y si cambia será para mejor.

 

Os quiero.

No sé si me faltará espacio, no sé si no me faltará y a lo mejor tan solo con dos palabras podría describir todo lo que siento en esta carta. Es difícil de explicar la situación de escribir la situación de esta carta y más aún si es a vosotros con el aprecio que os tengo a lo mejor muchas de las cosas que digo no se si las querré decir como realmente las siento, pero sólo se que lo voy a intentar porque es una carta que al pensar me ha llenado mucho de sentimientos y de razones. En primer lugar referirme a vosotros, como padres es lo más lindo que se puede tener en el mundo, ambos me habéis dado la vida, una que no para todos es igual en condiciones, unos viven peor y otros mejor pero si que es cierto que siempre y para todas aquellas personas serán sus padres vivan en las condiciones que vivan, otra de las razones es que vosotros me habéis ofrecido la posibilidad de estar aquí, de poder compartir todo lo que me enseñáis de regalarme la vida que otros no han tenido la oportunidad de tenerla. Esto lo podemos reforzar con la razón de que vivimos en un mundo en el que a las parejas les da absolutamente igual lo que tener, si dos hijos, si un hijo, como si tienen cinco o seis porque lo que realmente les importa en este mundo es que las tecnologías han avanzado muchísimo y nos permiten pues meternos en caso de aborto, en casos de aborto no natural, que es el involuntario y muchas personas sufren por perder a un hijo que esperaban tener y no lo tienen por culpa de ese aborto, pero no estamos refiriendo a un aborto voluntario, donde las consecuencias no importan porque a esas personas lo que verdaderamente les importa es perder el hijo, un hijo que lo pierden quizás a los cuatro meses y lo trocean o les dan pastillas para que mueran. Espero que vosotros os estéis dando cuenta al igual que yo que la sociedad en la que vivimos han avanzado mucho y muchas de las cosas que me habéis contado que eran antes ahora no lo son y cada día me doy cuenta de todo. Otra de las cosas que debo hacer referencia es el miedo que tengo, tendré y tendría en un futuro si no os tuviera porque vosotros me habéis enseñado todo, me habéis dado todo lo que necesitaba tanto moral como materialmente y tengo miedo a que en un futuro no que no sigáis manteniéndome si no que por el destino o por causas extremas vosotros no estéis a mi lado y viceversa, se me partiría el corazón sin poder veros durante mucho tiempo, aunque desgraciadamente esos son los riesgos de los trabajos y más hoy en día con la crisis y el paro que hay, hay que buscarse más aun las habichuelas como dicen, aunque sea un trabajo mal pagado por lo menos algo es algo, porque vosotros más que nadie sabéis como estaban los trabajos antes, no era tan difícil de conseguir un empleo porque casi todos estudiaban para sacarse una carrera y en un futuro obtener un trabajo, ahora no, ahora es mucho más complicado y hay que conformarse con lo que hay. Miedo, siempre y más si como ya he dicho no os tendré en un futuro, mucho miedo a la hora de mi destino, no se con quién me casaré y si me casaré , si trabajaré o viviré por ahí , que amigos tendré y un millón de anotaciones que podría seguir pensando y escribiendo, porque todos tenemos miedo a algo queramos o no, no es el típico miedo de la juventud a la oscuridad a los monstruos, es un miedo que ha madurado y que se fija en lo que hay y no hay verdaderamente a la vista de uno. Si fuera padre, no olvidaré nunca las cosas que me acuerdo de chico que me dabais , aunque tenga miedo a no saber serlo, ojala que vosotros estéis para enseñarme a cambiar aunque sea un simple pañal o a preparar un biberón porque cosas tan útiles y fundamentales como esas a veces no sabemos hacer los humanos. Nunca olvidaré todo lo que me habéis enseñado moralmente y para educarme todos los moratones de los castigos, castigos que han servido para madurar de una vez y hacerse más fuerte. Sé que son castigos que nunca habéis querido pero que desde mi conciencia en esos momentos no sabía como actuar porque no tenía conciencia, ahora que tengo un poquito más reconozco que me lo merezco por todo eso que hacía y más si te unes a tus amigos pones de patas arriba la casa y la destrozas entera. Aquellas tardes de enseñanza de las letras, de los número y un poco más grandes de las tablas de multiplicar que tanto me han servido y que es tan básico hoy en día que desgraciadamente muchos analfabetos no saben ni lo que es la multiplicación. He de deciros que hemos tenido suerte, sobre todo yo por teneros a vosotros y por coger todas las cosas buenas y malas que he visto que me habéis enseñado. Como cristiano no perderé la fe nunca porque es lo que me habéis enseñado, manías como esta por ejemplo es esencial en mi vida, creo que es lo que resume en mi vida. Por eso aunque no sepa cómo será mi destino más tarde he de agradeceros todo tanto lo bueno y malo que habéis hecho por mi desde el primer día de mi vida y por todo lo que seguiréis siendo haciendo por mí en un futuro. Aunque las cosas empeoren y nos vayamos envejeciendo siempre tendréis un hijo con el que contar, aunque sea por teléfono un hijo que se preocupa por vosotros y que estará presente en los momentos más difíciles. Digo momentos más difíciles porque así es la vida y todo llega a nuestro fin, envejecemos y desgraciadamente morimos por eso no quiero ni pensar en ese día, ese día será un día malo y bueno. Malo porque he perdido a los dos seres que me han traído al mundo y que me han enseñado todo lo que yo no sabía y ahora sé y bueno porque siempre me quedaré con todo eso que me habéis enseñado y con el orgullo de pertenecer a una familia como está y así seguir con todo y demostrárselo y enseñárselo a mis hijos en un futuro, ese es el único hecho que me hace feliz y que os reflejará en un futuro. No me quedan más palabras, pues simplemente tanto castigos, prohibiciones, consejos de padres, demandas de ayuda, solidaridad con vosotros que no he cumplido a lo mejor ahora os quiero pedir perdón en esta carta porque sé que todo lo habéis hecho porque me queréis realmente y sé que lo único en este mundo que me querrá seréis vosotros y no solo querer muchísimas gracias por todos los apoyos y por decirme que la vida nunca se acaba y continúa, porque ahora que lo veo es real continua con sus más y sus menos pero sigue en pie, muchísimas gracias papá y mamá por el sentido de mi existencia.

CARTA A TUS PADRES
Hola mamá, hola papá:
Tengo muchisimas cosas que gustaría deciros o simplemente recodar para sacaros esa sonrisa tan preciosa que miles de veces me habéis dedicado. Lo primero de todo es gracias, millones de gracias, por existir, por haberme dado la vida, por comprarme todo lo que necesité, por darme esas caricias que en algún momento, por pasar noches y noches cuidandome por que lloraba, por haberme protegido de mis pesadillas, por haber hecho lo imposible, gracias por todo.
Desde pequeñita me lo habeis dado todo, absolutamente todo lo que estaba en vuestras manos y si algo era malo me decías que no, aunque me enfadará, pero ahora comprendo que era por mi bien. Siempre que os pedía un favor, que me ayudaseis, que me explicaseis los deberes, cualquier cosa, dejábais lo que estabais haciendo solo para centraros conmigo.
Nunca olvidaré esos miles de momentos en los que me hicisteis la niña mas feliz del mundo, cuando me regalásteis el oso, mi oso, que tenía tres años y el oso era mas grande que yo y ahora es lo que mas cariño le tengo. Cada vez que entro a mi cuarto me acuerdo de ese día, creo que hasta vosotros disfrutasteis mas cuando visteis mi cara de felicidad. O como los cumpleaños cuando era pequeña que papá me cogía en sus hombros y yo los pinchaba con un tenedor. Otra cosa que nunca olvidaré, que vosotros mismo me lo recordásteis ayer fue cuando me dísteis el coche de batería, ¿Os acordáis? Que me chocaba con todo, decía y dice papá que soy un topolino, lo peor es que tiene razón.
Tengo que reconocer que hasta los cinco años me creía que era vuestra princesa, la niña de vuestros ojos, la única, hasta que nació mi hermana, que me sentía bastante celosa, me prestábais mucha menos atención, mi hermana era la primera. Cuando ahora veo los vídeos con vosotros me rio a mas no poder, era muy gracioso ver que hacía lo imposible para llamar vuestra atención, bailaba, cantaba, me disfrazaba... Pero ahora que soy grande me doy cuenta que no era así que siempre os he sido vuestra niñita.
Ahora que soy mayor valoro muchisimas cosas que hicisteis por mi, fueran buenas o malas. Aunque otras tantas no las entiendo. No se por qué nunca me habeis dejado tener una mascota, que era lo que más quería desde que tengo uso de razón aunque os aviso que un día de estos traigo un cachorro, os lo estoy diciendo todos los días... Otra cosa es que ahora creo que necesito un poco más de libertad para salir, que la sociedad no es como antes mamá. Que tienes que ver que ya soy mayor, quiero salir de noche, no te pido toda la noche, pero si de vez en cuando una fiesta.
Otra cosa que ahora que lo pienso os tengo que dar las gracias por que desde pequeña, si he tenido alguna actuación de baile, me habéis llevado y luego habéis estado presentes para verme y luego darme un beso diciendome lo bien que lo he hecho. Y ahora me llevais a todas las competiciones que tengo y si tengo que entrenar, el día que sea, me subís al pabellón. El mérito de levantarte un sábado o un domingo a las ocho de la mañana no tiene precio. Y luego estar en un pabellón hasta la tres si es por la mañana y si no toda la tarde, esperando a que yo salga, y tragarte todas las exhibiciones, es tener mucha paciencia.
Siempre habéis estado en las buenas y en las malas, cuando estado mal me habéis apoyado aunque yo haya querido estar sola, y cuando he estado bien habéis estado ahí celebrando mi alegría. No os puedo recrimirnar que en algún momento importante para mí no hayais estado. Que aunque hayámos tenido nuestros roce, que no nos hayamos hablado, eso ha durado poco, por que luego con un beso y un abrazo ha vuelto todo a ser lo de siempre.
Muchisimas gracias por haberme dado todo esos veranos en la misma playa, a pesar de que vosotros queríais ver mundo, cambiar de aires, todos los meses de agosto a sido en el mismo lugar y todo por que yo, vuestra hija, tenía a su grupo de amigos y veíais que yo era muy feliz, ahora que soy mayor sigo siendo un poco egoísta y quiero seguir yendo, pero si vosotros queréis viajar, lo entiendo, os lo merecéis.
Gracias por haberme soportado, que a veces puedo ser muy pesada. Aunque haya habido veces que me hayan entrado ganas de mandaros a la mierda... Cuando sea mayor quiero educar y enseñar a mi hijos como vosotros, por que creo que me habéis hecho una buena persona, que no todos tienen la misma suerte. Gracias por haberme enseñado a mantener la calma, a saber actuar, a no perder los nervios, a todo. Gracias por haberme cuidado y mimado siempre, me habéis hecho una chica fuerte y sana capaz de hacer todo lo que me propongo, por que por muy dificil que sea se que como mínimo se que a vosotros dos os tengo ahí dándome ánimos.
Seguramente esta carta se quede corta en unos años por que tenga cientos de cosas más que deciros, pero seguro, que por muchas cartas que os escriba se quedarán cortas, y nunca podré deciros todo lo que os tengo que agradecer, que se queda corto. Me siento muy afortunada de teneros a vosotros, no podría tener a otros padres mejores.
Bueno no se que mas decir, solo que espero que estéis conmigo toda la vida, que no me dejéis nunca, que sigaís protegiendome como hasta ahora, que no me hago una idea de una vida sin vosotros, me hacéis mucha falta. Espero tener miles de momentos bonitos con vosotros, que no nos peleemos mas y que me sigas enseñando y contruyendo como persona, que sois geniales papas.
Me faltará vida para hacer todas las cosas que vosotros habéis hecho por mi. Ojalá yo sea tan buena madre como lo has sido tu mamá, me has dado mucho de lo que aprender. Ojalá tenga la valentía de papá, de hacer lo que me proponga. Y eso que no tengo mas que contaros, solo que si algún día leeis esta carta, por favor luego no vengais dicendo lo buena que es vuestra hija a darme mimitos, solo que la conservéis y cada vez que tenga un roce con vosotros la volvais a leer y os deis cuenta de lo que en realidad os quiero.
Otra cosa antes de despedirme, es pediros perdón por todas las travesuras, por todas las malas noches, por todas las peleas con vosotras, por todos los disgutos que os he dado, pero todavía soy un bebe, no todo lo que hago está bien, pero para eso estáis vosotros, para decirme lo que hacer.
En definitiva, gracias, gracias y mil veces gracias, sois muy importantes para mi. Que sepáis que sois lo mejor que tengo, se que siempre que os necesite os voy a tener. Un abrazo enorme y millones de besos de vuestra hija.
Os quiere de Pasada Herrera, vuestro topolino.
Pd. No os pongaís muy sentimentales que os conozco. Que es solo una carta, que lo que valen son los hechos.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio