FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Qué opinas?

Visitas: 33319

Respuestas a esta discusión

Es una cuestión interesante ya que se supone que el sabio como conoce el bien, hará el bien y por lo tanto tiene más posibilidades de ser feliz. Pero por otro lado el ignorante es más feliz ya que no se cuestiona tanto las cosas.

Recuerdo mi niñez, la simpleza de las cosas, como eras plenamente feliz aún sabiendo poco, había preocupaciones las justas,... es por ello por lo que creo que el ignorante puede llegar a ser más feliz aún sabiendo menos que el sabio que todo lo cuestiona.

El ignorante. El sabio vive con la inquietud de saber más cada vez, mientras que el ignorante vive a gusto con su estado de ignorancia y no existe nada en su interior que le presione a la búsqueda del saber. El ignorante cree que sabe, y se contenta con eso. Para mí, la principal razón de que el ignorante sea más feliz es que todos alguna vez hemos deseado no saber algo, ese sentimiento agridulce de enterarte de algo que querías saber pero cuya respuesta te deja peor de lo que estabas cuando la desconocías. 

Quien más sabe más se cuestiona y mas quiere saber y quien más ignorante es más tranquilo vive pero yo prefiero saber a ser un ignorante.

hay dos tipos de felicidad, la del sabio y la del ignorante. el ignorante, nunca sabrá nada de los problemas que le rodean y por tanto sera feliz, pero es una falsa felicidad porque no conoce lo que verdaderamente le rodea, mientras que el sabio si conoces los problemas y por eso no sera feliz pero sabe lo que tiene que hacer para serlo, como conoce lo que de verdad le rodea, en cierta manera es feliz. yo creo que los dos son felices, pero cada uno a su manera.

Yo creo que es más feliz el ignorante. El sabio,aquel que sabe mucho, conoce lo malo del mundo, sabe que no todo es lo que parece, se cuestiona las cosas y termina viviendo preocupado por las injusticias y el dolor que conoce. Por esto, "ojos que no ven, corazón que no siente". El ignorante, aquel que no tiene noticia de algo, no tiene tanto de lo que preocuparse, no tiene por qué conocer aquello que le puede hacer daño o preocuparle. Vive ignorando los problemas y por tanto sin la preocupación o inquietud de solucionarlos.


El ignorante es mas feliz. Porque el sabio siempre quiere saber mas y por lo tanto no llegara a alcanzar la felicidad- El ignorante en cambio es más feliz porque vive en la ignorancia

Yo creo que sería más feliz el ignorante, o por lo menos se lo pasaría mejor en la vida. 

Para llegar al conocimiento el sabio debe interrogarse, dudar, lo que provoca un estado de incertidumbre, de incomodidad y por tanto no felicidad. Este problema no lo tiene el ignorante, ya que al no querer saber vive en un estado continuo de bienestar, al no conocer lo real tal cual es y por tanto no tener "problemas". Por otro lado el ignorante puede ser más feliz que el sabio porque no busca la mejora, al no saber que puede existir algo mejor y ni siquiera imaginarlo cree que su felicidad es la mayor y se conforma. Sin embargo el sabio no se conforma y piensa en que puede conseguir más, lo que le provoca el dudar y no conseguir la felicidad.

Yo creo que es más feliz la persona ignorante es mucho más feliz que alguien que sea muy sabio. Ya que la persona ignorante no se preocupa por lo que sucede a su alrededor , él ve pasar las cosas sin importarle las consecuencias que estas puedan llevar consigo. Mientras que la persona sabia es consciente de todo lo que pasa a su alrededor , tanto de las cosas buenas como de las cosas malas ; por eso es sabio es menos feliz que el ignorante pues es capaz de ver todos los males que ocurren y eso influye en sus emociones de manera negativa.

El ignorante vive la vida de tal modo que no se preocupara por lo que debe hacer , por lo que vive más tranquilo y sin preocupaciones que hace que sea feliz en su ignorancia. Pero el sabio es capaz de darse cuenta de lo que tiene que hacer, de la cantidad de cosas que ha de hacer y eso le provoca estrés que le hacer ser menos feliz que el ignorante.

Yo creo de todas formas que la felicidad que siente el ignorante es verdadera para él pero en realidad es una felicidad falsa, y creo que es más importante ser poco feliz pero ser feliz aún sabiendo la cantidad de desgracias que existen a ser feliz viviendo mi propia realidad.

Esta es una pregunta que muchos se hacen hoy en día ya que el saber absoluto parece ser que no te lleva a la felicidad por que cuando creer saberlo todo te hace falta algo más para satisfacer tus deseos y ello te hace menos feliz. Los niños pequeños que aún están creciendo y por lo tanto no tienen el conocimiento de todo, parecen ser más felices, de ahí podría partir la idea de que si ignoramos las cosas que nos pasan al rededor somos más felices. Yo personalmente soy de esas personas que creen que la ignorancia de algunas cosas te hace más feliz por que si lo sabemos todo las cosas buenas podrían convertirse en malas y viceversa así que nunca tendremos un nivel de felicidad asegurado por que estos cambios nos alteran emocionalmente y por lo tanto no somos felices hasta el punto que queremos serlo. Por lo tanto debemos ignorar algunas cosas que nos resultan difíciles de comprender, no darle vueltas y dejarlo así ya que sí seguimos profundizando llegaríamos a una inestabilidad que nos modificaría todos nuestras emociones. En conclusión el ignorante muchas veces es más feliz que el sabio.

Creo que es más feliz el ignorante, puesto que vivimos en un mundo lleno de dolor, de injusticias y de actos realmente terribles. El ignorante apenas de dará cuenta de la maldad de las personas, vivirá en su burbuja y los problemas apenas le rozaran. Sin embargo, a un sabio, conocedor de tantas verdades, la realidad acabaría consumiéndolo.

Muchos filósofos pensaban que la felicidad estaba en encontrar la verdad absoluta, y desde luego si es así, está claro que el sabio sería el más feliz. Sin embargo, para mí la felicidad está en el día a día, en las personas, los momentos, los actos guiados por el corazón, y muchas veces las cosas buenas escasean, sobre todo ahora, viendo cómo está el mundo, sumido en tantos actos movidos por odio, venganza, violencia, cómo iba a ser un sabio feliz, si es nosotros que no sabemos ni la mitad de lo que pasa realmente en los países menos afortunados y nos duele. 

Un claro ejemplo de la felicidad del ignorante lo tenemos al fijarnos en personas con un cociente intelectual muy por debajo de lo normal. Estas personas generalmente (dependiendo del tipo de enfermedad) son muy felices, muchísimo más que nosotros, porque no ven las cosas malas, no comprenden lo que es la maldad y eso les ahorra mucho sufrimiento.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2019   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio