FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Platón) ¿Sómos prisioneros? ¿De qué? ¿De quién? ¿Nos damos cuenta de ello? ¿Cómo podemos liberarnos de nuestras cadenas?

¿Vivimos esclavizados y engañados?

Visitas: 3277

Respuestas a esta discusión

Naturalmente que somos prisioneros, pero lo más triste es que somos prisioneros de nosotros mismos, de nuestras normas y limitaciones que nosotros mismos nos marcamos y que no nos damos cuenta de ello, a no ser que esas mismas normas y limitaciones las veamos reflejadas en otras personas y entonces, solo entonces tratamos de corregirlas, pero no corregirlas en nosotros sino que las corregimos en los demás, nosotros conscientemente no adolecemos de ello, es sólo el subconsciente el que se encarga de subsanarlo, si esa corrección en los demás ha sufrido efecto. Pero desgraciadamente, aunque sea de esa manera, son tan pocas las ocasiones en las que arreglamos algo y tantas las cosas que necesitan arreglo, que no nos es suficiente para conseguir la libertad. Quizás sea imposible conseguir la libertad plena, pero hay que luchar por ser menos prisioneros de nosotros mismos. Yo opino que hay personas que no son prisioneros, que hay, que ha habido y habrá, confío en ser alguna vez una de esas personas.

Hombre haber prisioneros , prisioneros es que todo es depende de la perspectiva que lo miremos. Pero mirandolo bien haber yo no me siento prisionera como cuando estas en una cárcel ni nada por el estilo pero si que yo soy consciente de que cada uno es prisionero de su familia , aunque tengas treinta años siempre pedirás consejo antes de hacer cualquier cosa importante en la vida. Luego aunque de que pues de mi familia, de mi novio , del colegio , soy prisionera de unas responsabilidades. Cuenta hombre es que ciertamente hasta que una persona no se lo pregunte seguramente que ni nos damos cuenta pero si que lo somos. Hombre hay cadenas de las que te puedes librar pero siempre quedará un pequeño lazo que te una a ellos y luego hay cadenas de las que en la vida nos podemos librar.

Yo creo que si somos prisioneros a unas leyes que se impusieron en una época y que tenemos que cumplirlas porque si no puede llegar nuestro fin. Muchas personas no nos damos cuenta de ello pero los que si se dan cuenta hacen todo lo posible por seguir cumpliendo esas leyes para no ser sancionados por algo que nosotros creiamos hacer bien pero segun las leyes estaba mal. Pero n solo estamos sometidos a éstas si no también hay ciertas personas que son prisioneras de sus parejas, de sus amistades y como consecuencia matan su vida para no son libres y si intentan hacerlo son castigadas a duras penas. Pero siempre podemos librar de nuestras cadenas algunas son mas fáciles de soltar y otras menos pero siempre hay para todo una salida solo que hay que lichar por ella para poder conseguir la llave que abre la puerta a esa libertad.

El ser prisionero no solo se refiere al típico “prisionero” (persona que esta encerrada en la cárcel cumpliendo una pena por alguna cosa mala que ha hecho) sino que se puede ser prisionero de muchas cosas.

Así que sí, somos prisioneros. Y ¿De qué? Pues bien, somos prisioneros de nosotros mismos. No hacemos siempre lo que queremos, por vergüenza o por otras razones. O por nuestras limitaciones, por la normas,…

Somos también prisioneros de “los estudios”. Tenemos la obligación de estudiar cada día para sacar el curso y para ser algo el día de mañana.

También somos prisioneros de nuestros padres, amigos y seres queridos. De los que muchas veces dependeremos para dar pasos importantes en la vida.

Creo que toda la gente sabe que es prisionera en muchos ámbitos y realmente pienso que no podemos liberarnos nunca de ello. Solamente con el paso del tiempo, iremos dejando esas cosas “prisioneras”. Pero siempre quedara alguna.

Somos libres si no nos dejamos llevar por la verguenza innescesaria de ser diferente y vestir o actuar diferente, si no tememos expresarnos como somos realmente, somos libres, pero para ser libre, hay que atreverse a ser libre, hay que estudiar y conocer el mundo para poder elegir, porque de eso se trata la libertad, elegir y saber elegir. Pero si no se sabe entre que se puede elegir entonces nunca vas a ser libre, pues nunca vas a saber que elegir.

Francisco Lapuerta dijo:

Creemos que elegimos libremente, pero no lo hacemos. En realidad, lo que hacemos es decidirnos por el motivo más fuerte de cuantos se hallan frente a nosotros en la situación en la que tenemos que elegir. Decidirse es renunciar a los demás motivos decantándonos por el que más fuerza motivadora presenta. Vistas así, nuestras decisiones electivas no son más que la decantación de la voluntad por el motivo dominante. Cuando nuestra voluntad cree decidir algo libremente, lo único que está ocurriendo es que la voluntad cede, pues ha sido tocada por el motivo. Y esto sucede de un modo tan determinista como una bola que choca contra otra causando su movimiento sobre el tapete de un billar. Se trata de un fenómeno causal como cualquier otro. La causa es el motivo, el efecto la decisión. Y aunque ésta nos parece libre, en realidad es tan necesaria, tan inevitable, como el desplazamiento de la segunda bola del billar.

¿Qué sentido tiene, entonces, la afirmación «Soy libre porque hago lo que quiero»? Ningún sentido. Pues eso que quiero, si lo quiero verdaderamente es porque un motivo lo está determinando. Uno no puede decidir lo que quiere o no quiere hacer. Hazte esta pregunta: ¿puedes decidir no querer lo que quieres? Lo que quieres, lo quieres sin más. No puedes no quererlo. No eres libre para querer o no querer algo. Eso de «hago lo que quiero», ¿qué es, entonces?

No es nada más que un error lógico. El error consiste en creer que nuestro querer es fruto de nuestro pensar, cuando es exactamente al revés. No queremos lo que pensamos que es preferible, sino que aquello que más queremos, lo pensamos como preferible.

Es el querer lo que arrastra al pensar, no el pensar lo que decide el querer. Y el querer es algo que nos sucede, no algo que decidimos libremente.

pienso que si, que somos prisioneros, y de muchisimas cosas, somos prisioneros de nuestros miedos, los cuales nos impiden hacer muchas cosas que queremos, también somos prisioneros de nuestras verguenzas, que nos impiden actuar como realmente somos, somos prisioneros de nuestros instintos, que hacen que actuemos por impulsos, somos prisioneros de nuestros sentimientos, que nos impiden actuar de acuerdo a la razón, somos prisioneros también de la propia razón, la cual oprime a nuestros sentimientos, somos prisioneros de nuestros vicios, el tabaco, el alcohol, somos prisioneros de aquel amor, que aun nos duele y nos impide ser felices, somos prisioneros de las modas, del dinero, de la economía, somos presos de la sociedad en la que vivimos, son tantas nuestras prisiones que no tengo ni idea de como podriamos librarnos de ellas, solo sé que realmente puedo afirmar aquella frase de José Ortega y Gasset "yo soy yo y m is circunstancias" pues no hay nada mas cierto..

Por supuesto que somos prisioneros de muchas cosas, no son unas cadenas materiales, ni siquiera nosotros las vemos ni las imaginamos, pero si nos ponemos a pensar, no somo libres de nuestra acciones, todas están determinadas por algo, por tanto nosotros estamos amarrados a esas cadenas.

Por ejemplo, el miedo es una cadena, los sentimientos, las necesidades fisiológicas, la sociedad y sus normas, la religión, todos estos elementos y muchos más son fundamentales para decir que estamos condicionados a la hora de actuar por todos ellos, y que por tanto somos prisioneros.

No somos prisioneros de nada ni nadie, cada uno es libre de tomar sus propias decisiones y marcar su vida, ya que nadie nos obliga a hacer algo que no queramos, excepto en otros casos.

No creo que seamos prisioneros, poniendonos muy detallistas supongo que podriamos decir que somos prisioneros de nuestra forma de ser, ya que es la que nos hace actuar de una manera determinada. Pero dado que esta forma de ser es elegida por nosotros no creo que podamos decir que somos prisioneros.

Somos responsables de nuestros actos pero no prisioneros, las leyes, las normas y las costumbres sociales, nos añaden una serie de responsabilidades por nuestras acciones pero no nos obligan de ninguna manera a actuar de determinada forma

Somos prisioneros de nosotros mismos y de la sociedad.Somos nuestros propios prisioneros debido a que nuestro caracter nos condiciona a actuar de determinada forma ante una serie de circunstacias.Y somos esclavos de lasociedad dado que esta nos alecciona y aliena de forma que pensemos que las ideas preestablecidas que nos incrustan como si fueran nuestras son verdades perfectas y legítimas.Claro que hay formas de desengañarse de las cadenas,pero muchas veces pese a que somos conscientes de esto no lo hacemos por miedo a la realidad o por comodidad.Una frase de la película Matrix que dice Morfeo a Neo describe esto perfectamente:''Yo solo puedo mostrarte la puerta,es decisión tuya atravesarla o no''

somos prisioneros de la vida que nos dan diseñada y de las normas que nos imponen, y procura estar alerta porque dominaran tu subconsciente los que manejan el mundo desde los medios de comunicacion para que compres, les votes o incluso te ensucies las manos en vez de ellos, somos prisioneros de todo el que pretende quitarte lo tuyo, y la liberacion es un tanto dificil ya que hasta en un grupo de 10 personas en una isla desierta estara el que mande el que pase etc pero siempre estara el que quiera el poder o someter a los demas, el hombre es lobo para el hombre se roba entre su misma especie cosas y bienes para guardarlos sin mas.la libertad dificil de definir pero todo el mundo la anhela veo mas importante la felicidad aunque seas prisionero.

Yo creo que no somos prisioneros de nada simplemente nos dejamos influenciar en muchas situaciones, por la gente que nos rodea en definitiva por nuestra sociedad, pero para mi parecer eso no implica que seamos prisioneros de nada. Simplemente hay situaciones que si llevas a cabo pues tienen un castigo, pero porque no está visto bien por eso tiene un castigo, por ejemplo: matar a alguien, uno sabe que si matas a alguien eso conlleva a cárcel en nuestro país, pero eso no significa que seamos prisioneros de nada ya que matar a alguien no está bien por eso tiene un castigo, si no hubiera castigo o condena, cada uno haría lo que le diera la gana y el comportamiento sería un tanto cruel, además uno hacer puede hacer lo que quiera pero depende de lo que haga, ello tendrá unas consecuencias u otras. Por lo tanto creo que no somos prisioneros de nada ni de nadie simplemente somos los responsables de nuestros actos.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2014   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio