FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Antes de iniciar una reflexión basada en la película 2012, siguiendo el esquema de lo trabajado en clase, será tal vez conveniente que veamos dicha película


A continuación os recuerdo la actividad que en torno a esta película hemos realizado en clase:







Y por fin ¿Cómo tenéis que trabajar esta gran idea para reflexionar a través de este grupo?

1.- A la vista de la película y sobre todo de la actividad de clase, intentad responder a todas las preguntas que se plantean en la actividad dando vuestra opinión sobre la misma y sobre todo sobre las conclusiones, enseñanzas, descubrimientos que has hecho sobre el modo en que actúa la conciencia individual y colectiva frente a este tipo de acontecimientos futuribles y con el tipo de presiones temporales presentadas.

2.-Tu reflexión, lo más amplia y original posible (por supuesto no copiada) apórtala a través de un comentario a esta discusión, planteando tu opinión y respondiendo igualmente a la opinión de tus compañeros y compañeras

Visitas: 1733

Respuestas a esta discusión

¿Tomaremos las mismas decisiones?

Yo pienso que no se tomarían las mismas decisiones, ya que además de no escucharnos todos y tomarnos el turno de palabra cada uno como nos daba la gana, estábamos actuando bajo presión y con un tiempo muy limitado para tomar decisiones muy importantes.

¿Avisar a la población?

Sí, yo la avisaría aunque corra el riesgo de que se arme bastante por esto mismo, pero creo que tienen derecho a saber que todo va a acabar.

¿Te gustaría saber cuándo vas a morir?

Por una parte sí y por otra no, Si fuera en este caso sí que me gustaría saberlo porque es algo que pasará a nivel global y querría concienciarme de ellos, pero si fuera mi muerte solo no, porque es algo que solo me afecta a mí y acabaría actuando distinto de cómo realmente vivo ahora porque viviría con miedo.

¿Te gustaría cuando van a morir tus seres amados sabiendo que no lo podrás evitar?

Si no es en plan catástrofe no, ya que volveríamos a la pregunta anterior, viviría con miedo a que se acercara el momento y cuando estuviese con esa persona no podría ser capaz de pensar en otra cosa.

Ya valoro e intento aprovechar cada minuto con ellos, no me hace falta saber cuándo se van a morir.

¿Sería carga insoportable o tal vez una bendición?

Un poco de ambas, estás haciendo cosas que nunca te atreverías a hacer, por eso es una bendición pero, la estás haciendo porque vas a morir, ahí está la carga.

¿Tratar cómo quieres ser tratado?

Claro, tú no quieres dar oro y recibir plata. Tú actúas de esa forma porque quieres que te traten igual, como mínimo.

¿Y quién debe elegir a los que tengan que elegir?

Yo voto por una elección aleatoria y una vez hecha, la gente que rechazara la plaza o no tenga mucha esperanza de vida (enfermos terminales por ejemplo) se haría otro sorteo, hasta completar plazas.

¿Quién quiere ser responsable? ¿Quién merece serlo?

No creo que haya nadie lo suficientemente capacitado para eso.

¿Quién es más digno de vivir?

Todos merecemos vivir, no creo que haya nada que pueda delimitarte como persona. Todos somos dignos de una vida en igualdad de condiciones.

¿Quién es tan indigno como para no merecer ser salvado?

Como ya he contestado antes, nadie me parecería indigno, ya que todos tenemos o creemos tener los mismos derechos

¿Todos somos dignos por ser humanos?

Sí, pues todos venimos del mismo sitio y no deberíamos de hacer distinciones, excepto a personas que se han ganado esa distinción (ya sea para bien o para mal)

 

 

En la primera pregunta, el descontrol de toda la clase fue inmediato en cuanto surgió esta pregunta, nadie hablaba con orden y todos estábamos en desacuerdo. Al final decidimos mantener el secreto para evitar el caos entre la población.

En la segunda reunión, una compañera tuvo que poner en orden a toda la clase pero el tiempo se iba acabando y no llegábamos a ninguna conclusión. Unos decían que quién mejor que nosotros para elegir a quien salvar, otros estaban en desacuerdo ya que decían que nosotros no somos nadie para poder elegir sobre las vidas de las personas. Finalmente, por mayoría, nosotros tomaríamos la decisión de quién salvar.

En la tercera, y última, el tiempo se nos acabó por lo tanto cada uno debería de hacerlo individualmente. Aquí se plantea a quien elegiremos.  Puede que elegir a quién salvar sea la pregunta más difícil, ya que nosotros no estamos lo suficientemente capacitados para ello.  Aún así, la mejor opción, en mi opinión, sería salvar a los más inteligentes o mejores profesionales, quienes podrían formar mejor una nueva sociedad, un nuevo mundo ya que ellos son los más capacitados para hacerlo.

Después de haber realizado y debatido sobre cada pregunta se nos plantean varias cosas. Por ejemplo, qué hubiera pasado si en vez de 5 minutos nos dan 20 minutos por cada una. Después de haber leído cada pregunta, me gustaría dar mi opinión.

Debido a la presión del tiempo, hemos elegido con rapidez y sin pensar detenidamente, por tanto, si hubiéramos tenido más tiempo nuestras decisiones hubieran cambiado. Estoy de acuerdo con no avisar a la población porque, como he dicho antes, se formaría un terrible caos entre todos. También me gustaría saber cuándo voy a morir para poder aprovechar el resto de mi vida al máximo hasta mi muerte. Pero no me gustaría saber cuándo van a morir mis seres queridos, porque no podría evitar el sufrimiento al pensar en su muerte, no deberíamos necesitar una fecha para disfrutar el tiempo con ellos. Haría todo lo posible para evitar la muerte de cada uno de ellos, pero también tengo que poder seguir viviendo en una vida nueva aunque ellos me falten. Y ante todo siempre intento tratar como me gustaría ser tratada pero en esta ocasión no puedo tomar otra elección y debo guardar el secreto a todos, por lo tanto me contradigo a mí misma.

Nadie es quién para elegir a quién se debe salvar, nadie se merece poder elegir sobre la vida de otra persona, ni yo ni nadie es lo suficientemente responsable para decidirlo. Pero debo pensar en mí, por tanto, me elegiría a mí misma para poder salvar a aquellas personas que quiero a mi lado.

En cuanto a la dignidad de cada persona, nadie es más digno que otra persona, todos somos iguales. Nadie debe ser juzgado, como por ejemplo Nick Vujicic, él carece de pies y manos y es igual de digno que todos los demás. No importa ni el físico, ni la inteligencia, todos somos iguales y deberíamos tratarnos en iguales condiciones.

¿Avisamos a la población o mantenemos el secreto?

En esta primera pregunta no fuimos incapaces de ponernos de acuerdo entre la clase, así que cuando se acabó el tiempo dijimos que no avisaríamos a la población ya que parecía que era lo que la mayoría quería. Pero yo particularmente pienso que lo mejor sería avisar a la población, ya que aunque al principio cundiera el pánico más tarde tendrían la oportunidad de vivir los últimos momentos de su vida como quisieran.

¿Quién debe elegir a los que se salven?

En la segunda pregunta hubo un gran descontrol ya que al principio algunos entendieron que había que elegir a los que se salvarían, cuando todos estuvimos hablando de los mismo casi se había acabado el tiempo, así que decidimos escoger nosotros. Yo no creo que sea la mejor idea ya que, en mi opinión debería de ser gente cualificada para tomar la decisión, por ejemplo un grupo de gente de los mejores de cada campo.

Nosotros decidiremos quien se salva. ¿Qué criterio utilizaremos para elegir?

Aquí también tuvimos muchas diferencias de opiniones, ya que cada uno proponía una cosa distinta a la del anterior, y tampoco fuimos capaces de ponernos de acuerdo. En mi opinión, las personas que se salven deberían de ser jóvenes (unos 80000 de entre 15 años y 35 y los 20000 restantes de entre 35 y 60, para que tengan mayor experiencia), estar sanas, ser un número equilibrado de hombres y mujeres, y estar cualificadas para poder formar un nuevo mundo.

Todo lo hemos decidido bajo la presión del tiempo pensemos si nos ponemos de nuevo a reflexionar sobre el asunto y en vez de 5 minutos nos damos 20 por día ¿tomaremos las mismas decisiones? Creo que no las tomaríamos ya que podríamos ponernos mejor de acuerdo y razonar mejor nuestras ideas. ¿Te gustaría saber cuándo vas a morir? A mí personalmente me gustaría saberlo, ya que así podría aprovechar al máximo mis últimos momentos, por eso se lo diría a la población. ¿Te gustaría saber cuándo van a morir tus seres amados sabiendo que no lo podrás evitar? Aunque no lo pueda evitar si me gustaría saberlo para concienciarme y aprovechar el tiempo antes de perderlos. ¿Sería carga insoportable o tal vez una bendición? En algunos momentos sería una carga insoportable ya que no lo puedes evitar, pero en otros momentos sería una bendición ya que puedes pasar tiempo con ellos antes de que mueran. ¿Tratar cómo quieres ser tratado? Sí, ya que si piensas en como querrías que te trataran a ti eres más empático y tomas decisiones más coherentes. ¿Quién quiere ser responsable? No debe serlo nadie ya que es una situación extrema en la que no queda otra alternativa que elegir. ¿Quién es más digno de vivir? En esta situación no se debe hablar de dignidad para vivir ya que todos somos igual de dignos, pero no queda otra opción más que elegir a un millón de personas que sobrevivan, así que no es cuestión de dignidad, sino de utilidad para crear un nuevo mundo. ¿Todos somos dignos por ser humanos? Sí, ya que todos tenemos los mismos derechos por serlo, y ninguna vida vale más que otra, es una pena que en una situación tan extrema haya que elegir, ya que debería de existir la opción de salvarnos todos.

A Nick Vujicic le faltan los pies y las manos desde su nacimiento. En las condiciones actuales en España podría no haber nacido. Podría no haber sido considerado digno de nacer. Podría haber sido considerado indigno para vivir. No hace falta esperar a un 2012. Situaciones como las de 2012 suceden todos los días en cada parte del mundo. ¿Quién decide, en función de qué criterios, qué decide?

En este caso creo que habría que respetar su vida, ya que no debemos juzgar a nadie por como es, pero también creo que sus padres deben de tener la última palabra, ya que en este mundo estamos acostumbrados a un estilo de vida en el que estamos acostumbrados a una calidad de vida que esta persona no podría tener, y sus padres deberían de poder elegir qué tipo de vida quieren para su hijo.

Para terminar, con esta actividad he aprendido que la toma de decisiones no es algo que haya que tomarse a la ligera, y menos si afectan a otras personas, es algo que hay que meditar y sopesar los aspectos negativos y positivos de cada decisión.

La primera vez que se nos propuso esta actividad en clase podría parecer algo rápido de decidir, pero claro, ni siquiera nos lo estábamos planteando seriamente. Así que fue en el momento en el que empezaron las primeras preguntas cuando todo se revolucionó, nadie daba con la decisión más acertada, toda las opciones que se mostraban eran perjudiciales para alguien, no había ninguna en la que se contemplara un beneficio mutuo, así pues empezaron los primeros debates.

La primera pregunta fue la de tomar la decisión de avisar a la población o no,y que aquí mucha gente afirmo que no, pero ¿por qué? ¿Acaso la gente no tiene el derecho de saber que todo va a acabar de un momento a otro? La respuesta negativa hacia esta pregunta por parte de la gente la argumentaban con que esta se volvería loca en cuanto lo supieran pero hay que ponerse en el punto de vista ajeno, a ti te gustaría saber que el mundo se va a acabar, o al menos a mucha gente sí. Con esto quiero llegar a que si de verdad llegase ese momento de todas las cosas que podrías hacer la mejor de ellas sería estar con las personas que aprecias y no volviéndote “loco”, es decir, ¿de que te serviría en ese momento?

Con esto también respondemos a la pregunta de si te gustaría saber cuando vas a morir, como acabo de decir, a mucha gente en esa situación le gustaría que le advirtiesen que está en peligro y va a morir. Y por supuesto contemplando esto claro que me gustaría saber cuando van a morir mis seres queridos aunque no lo pueda evitar, ya que me gustaría pasar con ellos tanto sus últimos momentos como los míos.

Después de estos grandes dilemas pasamos a los próximos con un aumento de dificultad muy importante. Ahora la pregunta es, si solo se pudieran salvar un millón de personas, ¿quién debe de elegirlas? Una pregunta que nadie supo responder y que no creo que nadie pueda hacerlo. Muchas respuestas que se le dieron fueron que las eligiésemos nosotros mismos, y con nosotros mismos nos referimos a una solo personas, como tu o como yo en este momento, pero que derecho tenemos de decidir si la vida de una personas u otra vale más o menos que otra sin ni siquiera conocerlas, el problema de nuestra indecisión es que sabemos que en el mundo viven miles de millones de personas y cuando nos vemos a nosotros que somos solo una frente a todas esas, vemos que no somos quien para negarle el derecho de vivir a nadie, y de hecho es así. Pero el asunto no es este, lo verdaderamente importante es ¿quién elige a las personas que deben de elegir quién se salva? Al hacernos esta pregunta y responderla, nosotros mismos ya la estamos eligiendo pero es que esto no es algo que se deba de hacer a la ligera, es que tampoco hay nadie que posea este derecho, cada uno es responsable de su vida y no veo el porque debe de decidir la de los demás. La conclusión de todo esto es que esto más bien de llegar a ser una solución, es un castigo para la persona, pero aún así ha habido muchas propuestas que responden a las preguntas ya mencionadas y aunque como ya he dicho no somos dignos de elegir, la más acertada sería elegir a personas inteligentes y líderes, personas inteligentes porque serían capaces de juntar sus capacidades y poder restaurar la vida y todo nuestro desarrollo en otro lugar donde sea que el millón de personas se traslade; y líderes, que con esto no me refiero a líderes mundiales, sino a personas que hayan demostrado que pueden guiar a las personas hacia lo que les pueda proporcionar un mutuo beneficio. Esta es mi opinión, de quien debería elegir quien se salva y que aunque es contradictorio con lo que dije antes, al final he sido yo mismo quien ha elegido a las personas que deben elegir quien se salva, irónico ¿no? Al fin y al cabo esta es una como de tantas opciones que se pueden tomar. Para concluir con esta pregunta, que no me quede decir que las personas encargadas de elegir tendrían un sobrehumano cargo de conciencia, que aún habiendo hecho “más correcto”, al final han muerto un incontable número de personas. Y no terminar esto sin recordar que las decisiones que se deben de tomar deben ser objetivas por parte de los elegidos, me explico, no se pueden dejar llevar por los sentimientos, no pueden salvar a sus familias a ser que sean determinantes en el futuro de la raza humana, y es a esto a lo que quiero llegar, el objetivo es salvar a la raza humana y no ha un conjunto de personas unidas por un código genético, estamos hablando del progreso y aún más de supervivencia, todo se juega a dos caras, es vida o muerte, cuanto más sea el porcentaje de supervivencia de la raza humana fuera de este planeta mejor, ya que este es el objetivo, no el de llevar a un grupo de familias fuera del planeta, más que nada porque no sabrían que hacer y morirían de todas formas, lo que sería igual a desperdiciar unas cuantas plazas del millón que había. Suena duro, y de hecho lo es, pero esto no es un juego sentimental, es sobrevivir.

Con esto más o menos también he respondido a la pregunta de quién es más digno de vivir, y nadie lo es más que nadie, pero es que a lo mejor lo tenemos mal enfocado, no se trata de ser digno o no en su totalidad sino en hacer que este millón de personas que hayan sido elegidas tengan el máximo futuro posible que se pueda tener en esas circunstancias. Claramente todos somos dignos por el simple hecho de ser seres humanos por lo que no hay nadie tan indigno de no merecerlo, sin embargo necesitamos a humanos que nos ofrezcan la garantía de supervivencia.

Otra opción que no es tan acogedora por decirlo de alguna manera, es que nadie se salve, y no es mala, ya que como llevamos diciendo desde el comienzo hasta ahora, nadie es más que nadie, todos somos dignos y por supuesto, nadie merecería en sí tomar las decisiones de elegir si la persona vive o muere y si lo es, se estaría enfrentando a grandes cargos de conciencia.

Luego se nos presenta una pregunta de una persona llamada Nick Vujicic, que nació sin piernas y sin brazos, que nos dice si es digno o indigno para continuar viviendo y si lo salvaríamos en aquella situación y yo respondo ¿que importa que tenga o no brazos o piernas? Es decir es una persona como cualquiera que te puedas encontrar por la calle, que haya tendido este defecto no quiere decir nada, y como no, claro que merece seguir viviendo, nada se lo debería de impedir. Es más, este hombre debe de ser una personas que ha tenido que afrontar inimaginables problemas desde siempre y si se ha dado a conocer, podría suponer una gran motivación para la gente que forme parte del millón de personas que se salvan, ya que por ejemplo, lo podríamos considerar un líder por como ha llegado a estar donde está, y líderes son el tipo de personas que antes he dicho que salvaría. Con esto dicho, no me refiero a que lo salvaría, tampoco lo conozco, pero desde luego no es un descarte para nada, como no lo es ninguna de las personas que viven en este planeta.

Con esto queda dicho todo y que mejor forma de concluir un tema de filosofía con una nueva pregunta: ¿por qué a la hora de acabarse el mundo vemos a todas las personas igual de dignas para salvarse y en nuestra vida cotidiana estamos siempre encontramos diferencias entre ellas? ¿Acaso no dijimos que todos éramos iguales? ¿Contradictorio, no?

Con respecto a que el mundo va a desaparecer se ha hecho un debate en la clase como que nosotros somos una nación y que somos quienes debemos decir quien se salvaría y quién no.

La clase ha decidido que si se avisaría a la población para que sepan que el mundo acaba y que todos van a morir pero no se sabe quién. No nos callaríamos porque es bueno enterarse que va a pasar en nuestro mundo.

Nosotros somos los que elegimos quien se salvaría pero no hay que tomar decisiones según inteligencia, capacidad o cualquier otra cualidad hay que pensar realmente que si salvamos a un millón de personas tenemos que tener en cuenta que esas personas que salvemos podrían formar otro mundo igual que el que se va a acabar.

Utilizaremos un criterio coherente, es decir, no vamos a salvar a personas mayores que por ley de vida les queda poco por vivir. Salvaríamos a personas jóvenes las cuales pueden formar familias y así en un futuro formarían otro mundo.

Al tomar la decisión en 5 minutos lo normal es que se dijera que salvaríamos a nuestros familiares y amigos porque realmente son los que nos duelen y no pensaríamos en el resto de personas que viven y si fueran ellos los que tuvieran que elegir quienes se salvan nosotros no seriamos elegidos, pero si nos dan 20 minutos por día nos daría tiempo a pensar y actuar con justicia y por mucho que nos doliera podríamos salvar a nuestros familiares pero solo los más cercanos porque si no, no podríamos salvar a gente joven aparte de la que nos rodea y no harían un mundo nuevo.

Avisar a la población porque realmente nosotros somos los que elegimos y no morimos pero si yo me pusiera en lugar de otros no me gustaría que la gente que tiene que elegir quienes deben morir y quienes deben seguir viviendo me avisara que voy a morir porque para mí sería una mala sensación y algo desagradable.

En mi opinión no me gustaría saber cuándo morirían mis seres amados porque viviría con dolor y sería una carga pesada de saber que no puedes decírselo para que no se desanimen y al mismo tiempo estaría destrozada de saber que se van a marchar pronto.

Hay que tratar como queremos que nos traten porque muchas veces tenemos malas acciones o tratamos mal a los que nos rodean o simplemente a otras personas desconocidas y lo mismo que no nos gusta que tengan malas acciones con nosotros debemos respetar a los demás.

Nadie tiene que elegir a nadie porque el destino está escrito y lo que tenga que pasar pasará no somos nadie para elegir nada de los demás ni de este mundo.

Todos queremos ser responsables y todos tenemos derecho a serlo pero muchas personas por más que lo intentan no pueden serlo, ya que no se conciencian.

Todos somos dignos de vivir nada más que por ser humano ya sea animal persona o planta porque todos merecemos ser salvados pero cuando hay que tomar decisiones las cosas cambian.

Nadie tiene derecho a elegir pero en este ejercicio nosotros supuestamente somos los que elegimos quien se salva y quien no pero no tomamos ningún criterio porque nadie es mejor que nadie pero muchas veces por lógica se toman las decisiones.

Ninguna persona es más digna que otra. En este caso yo creo que ese hombre lo salvaría porque después de que la probabilidad de que no naciera era un 100% y en 2012 se vio que ya era un hombre más adulto que nació y contó su vida, los sentimientos se remueven y te hacen pensar que si tu estuvieras en su situación estarías orgulloso de poder haber nacido y estar como esté él aun teniendo tantas dificultades y encima te sentirías mal de ver que eres distintos a muchísimas personas en físico pero aun así tienes derecho a vivir como cualquier otra persona.

El mundo está a punto de desaparecer. Solo un millón de personas puede salvarse. ¿Quiénes? ¿Quién las elige? Solo ese millón se salvará, no se puede evitar ¿informamos a la población?
La mitad de la población sexo femenino y la otra mitad masculino. Las elegiríamos al azar o mediante algún sistema que reconozca las cualidades de cada persona para que, en el momento en que se necesite ayuda sobre un campo, alguien sea capaz de intervenir. Se informaría a la población para que disfrutaran sus últimos dias o avisaran a sus amigos, familias…
La clase es reunida de urgencia somos el Gobierno de la Nación se nos transmite las últimas noticias el calentamiento global para provocar catástrofes globales que acabarán con el mundo que conocemos, de manera inmediata¿ avisamos a la población y mantenemos en secreto?
Como ya he dicho se la avisaría por que es lo mas justo para esas condiciones, ya que la mayoría de la gente no va a poder sobrevivir, que menos que se puedan despedir.
Nosotros decidiremos quién se salva es necesario actuar con rapidez¿ qué criterio utiliza haremos para elegir?
Como ya he dicho lo más lógico sería elegir mediante capacidades ya sean físicas o psicológicas.. Ya que, si reunimos un conjunto de profesionales que se dedican a diferentes ámbito, la nueva vida sería más fácil ya que, pues seríamos ayuda en todos los campos y no careceríamos de información
>LA IMPORTANCIA DE LA REFLEXIÓN
¡Un momento de calma!
Todo lo hemos decidido bajo la presión del tiempo, pensemos. Si no nos ponemos de nuevo a reflexionar sobre el asunto y en vez de 5 minutos nos damos 20 por día, ¿tomaremos las mismas decisiones?
No, ya que al tener más tiempo pensaríamos más determinadamente las posibilidades que existen. Además de que se pediría ayuda a los diferentes sectores del mundo, es decir, a los diferentes países y a las diferentes posibilidades que ellos nos pueden dar.
>LA IMPOTANCIA DE LA COHERENCIA
¿Avisar a la población? ¿ te gustaría saber cuándo van a morir tus seres amados sabiendo que no lo podrás evitar? ¿sería carga insoportable o tal vez una bendición? ¿tratar como quieres ser tratado?
Como ya he dicho yo te avisaría a la población. No me gustaría saber que voy a morir Jackie sentiría mucho estrés y ansiedad por la situación pero por otra parte me gustaría saberlo para poder gastar todo el tiempo posible con mi familia, amigos… no me gustaría saber que van a morir pero cómo en mi ocasión me gustaría saberlo para estar con ellos ya que si se van es mejor estar todo el tiempo posible con ellos. Sería un sufrimiento estar en esa situación ya que sabiendo el fin es muy difícil poder continuar. Siempre hay que intentar tratar a la gente como quieres ser tratado y aquí cuando te toque dicha situación a ti te gustaría que te trataran de buena forma por lo que, hay que dar buena imagen.
>LA IMPORTANCIA DE LA PREPARACIÓN PARA LA RESPONSABILIDAD
¿Y quién te ve elegir a los que tengan que elegir? ¿quién quiere ser responsable? ¿quién merece serlo?
Se supone que el gobierno, ya que este es el centro de decisiones. Nadie querría ser responsable de la muerte de miles de personas o de la salvación de unos pocos de ellos. La teoría de a quien salvar es muy difícil, ya que hay gente qué puede ser muy valiosa y no ser elegida y otra no serlo tanto y ser elegida por una cualidad específica.
>LA IMPORTANCIA DEL CONCEPTO DE DIGNIDAD.
¿Quién es más digno de vivir? ¿quién es tan indigno como para no merecer ser salvado? ¿todos somos dignos por ser humanos?
Sistemáticamente sería más digno de vivir aquellas personas que podría aportar algo a la nueva sociedad, pero filosoficamente, todo el mundo es digno de sobrevivir ya que somos seres humanos y nadie tendría que ser más importante qué otras personas, ya que necesitamos ser tratados como iguales.
El caso de Nick Vujicic,¿salvarías a este hombre?
Sí ya que él tiene capacidades como para ayudarnos en situaciones de problemas físicos

2012.%20filosofia.docx

Azcárraga Palmero dijo:

-¿Avisamos a la población o lo mantenemos en secreto?

La verdad es que es una pregunta muy difícil ,como ya vimos en clase mucha gente pensaba que lo llevasemos en secreto y otros pocos pensaron que lo deberia saber la población pero esto paso porque no teniamos mucho tiempo pero luego tuvimos mas tiempo y entonces fue cuando la gran mayoria queria informar a la población por lo que el tiempo en estos momentos es lo mas importante

-¿Quién debe elegir a los que se salven?

Bueno esta pregunta sinceramente es bastante difícil de responder ya que desde mi punto de vista nadie deberia de decidir quien se salva y quien no se salva ya que eso luego en el nuevo mundo si hay algunos problemas a las personas que eligieron se les culparan de haber elegido a esas personas.

Yo la verdad es que no seria capaz de decidir sobre la vida y la muerte de las personas y si lo hago creo que luego tendre un gran cargo de conciencia con el que se si podria vivir.

-¿Qué criterio utilizaremos para elegir?

En el power point das algunas clases de personas como ayuda sobre las personas que elegiremos pero la verdad es que no sabria que decir a esta pregunta .pero si tuviese que elegir a las personas elegiria a un poco de todo de todas las personas excepto de los delincuentes aunque tambien tengan derecho a vivir la verdad es que es muy dificil

Tras reflexionar 20 min. por día, ¿tomaremos las mismas decisiones?

Como ya paso en la clase que tras tener mas tiempo las respuestas cambiaron yo pienso que si que cambiaria nuestra respuesta ya que cada dia nuestros conocimientos son mayores por lo tanto no pensamos igual que ayer ni que mañana.

¿Avisar a la población? ¿Te gustaría saber cuando te vas a morir?, ¿te gustaría saber cuando se van a morir tus seres amados sabiendo que no lo puedes evitar?, ¿sería una carga insoportable o tal vez una bendición?, ¿tratar como quieres ser tratado?

Vamos a ir pregunta por pregunta lla primera como ya dije en clase es que si avisaria por que a mi me gustaria saber lo que pasa en el mundo y si voy a morir

Como acabo de decir si me gustaria saber cuando voy a morir pero solo si es alguna catastrofe como esta

En esto tambien me gustaria saber cuando se van a morir algunos de mis seres queridos para asi poder decirle cuanto les quiero y estar el mayor tiempo posible con ellos ya se que mucha gente dice que para que voy a esperar a saber que se mueren para hacer eso y decirlo lo que les quiero pero quiero decir tambien que muchas veces no hemos cabreado con alguien de tu familia por lo que a mi no me gustaria que muriesemos cabreados.

A esta pregunta creo que es facil de contestar y es que seria una carga insoportable

La verdad es que la vida deberia ser asi pero poca gente trata a las personas como quieren que le traten pero la mayoris lo intentamos

¿Y quién debe elegir a los que tienen que elegir?, ¿quién quiere ser responsable?, ¿quién merece serlo?

La verdad es que a estas preguntas no sabria que responder porque no me considero lo bastante capacitado como para decidir quien debe morir y quien debe vivir y creo que no hay ninguna persona que sea capaz de elegir porque al fin y al cabo tendra cargo de conciencia

-¿Quién es más digno de vivir?, ¿quién es tan indigno como para no merecer ser salvado?, ¿todos somos dignos por ser humanos?

Todos somos igual de dignos de vivir desde mi punto de vista. Nadie merece no ser salvado.todos somo dignos por ser humanos

¿Avisamos a la población o lo mantenemos en secreto?

Con esta pregunta se nos plantea la incertidumbre de si estaría bien decírselo a la población o no. Se trata de algo muy difícil de responder puesto que, ¿decírselo a la gente es lo moralmente correcto o es mejor no decírselo?.  Creo que si se sabe con certeza que el 90% de la población, de forma aproximada, va a morir y que solo un millón de personas sobrevivirán, decidiría no contárselo a la población ya que esto causaría un caos en la gente y se caería en la anarquía donde las personas no se respetarían, solo verían, como es normal, su propio beneficio y nuestra sociedad perdería significado.

¿Quién debe elegir a los que se salven?

En primer lugar, pienso que nadie es quien para elegir quien se salva porque, a nivel de raza y de humanidad, nadie es más que otro y, además, se trata de una elección de gran responsabilidad y de gran presión, algo que nadie podría soportarlo y le sería más difícil aún hacer sus elecciones.

Con esto quiero decir que, por mi, nadie elegiría y que como especie nos extinguiríamos sin otro remedio, pero si tuviera que escoger a alguien diría “mi grupo y yo” (suponiendo que, por ejemplo, somos el gobierno) ya que en este tipo de situaciones cada persona mira por su bien y si tu no miras por tu bien en esas situaciones nadie lo va a hacer.

¿Qué criterio utilizaremos para elegir?

Pienso que el único criterio para elegir es que haya un número de personas ( debería de hacerse un recuento de todo y dividirlo entre el total de personas que abordaran la nave para que la situación sea más justa) de cada raza, trabajo, ideologías… con el objetivo de que, al sitio nuevo al que iríamos se pudiera tener gente especializada en todos los campos existentes, que siguieran existiendo las mismas razas y religiones… y así que la sociedad pudiera seguir prosperando y evolucionando como especie.

¿Te gustaría saber cuándo te vas a morir?. ¿Te gustaría saber cuándo se van a morir tus seres amados sabiendo que no lo puedes evitar?. ¿Sería una carga insoportable o tal vez una bendición?. ¿Tratar cómo quieres ser tratado?.

Esta es una pregunta difícil de decidir por el simple hecho de que para una persona el saber que va a morir puede ayudarle a vivir más y mejor su vida ya que sabe que va a morir y que el tiempo que le queda lo va a vivir a tope (realmente viendo esto aprovechas más el tiempo) pero también puede ocurrir que de saberlo no pueda aguantar la realidad y viva amargado lo que le quede de vida. Viendo esto sería mejor no contárselo.

Con esto creo que decidiría no saberlo y no contarle a nadie cuando va morir ya que creo que es mucho mejor habida cuenta de que si estás todo el rato pensando “ me quedan dos días, tres…” al final no vives a gusto y es mucho más cómodo.

Pienso que el saber que vas a morir es una carga o una bendición dependiendo de la persona porque, como he mencionado antes, habría gente que lo vería como una carga ya que estaría todo el tiempo pensando en ello y no haría al final nada, o también gente que lo vería como una bendición porque lo tomaría como una llamada en la que se te avisa cuanto tiempo te queda y así aprovechar el tiempo.

¿Y quién debe elegir a los que tienen que elegir?, ¿quién quiere ser responsable?, ¿quién merece serlo?

Al no decírselo a la población no podría haber nadie que eligiera a aquéllos que deberían escoger. Pienso que esto es una decisión de gran responsabilidad y que nadie está capacitado para escoger la mejor opción, por ello sigo pensando que deberíamos ser nosotros (aclaro que preferiría que nadie escogiera a nadie como he dicho anteriormente).

¿Quién es  más digno de vivir?, ¿quién es tan indigno como para no merecer ser salvado?, ¿todos somos dignos por ser humanos?

Creo que con estas preguntas volvemos a replantearnos lo que en el primer trimestre vimos (¿ Una persona puede ser más persona que otra?). Tomando este “criterio” todos somos personas y no hay nadie más persona que otra y con ello no hay nadie que sea más digno de vivir que el resto.

Con esto tengo que llegar a la fatídica conclusión de que, aunque no hay nadie más digno que otro, se debería de escoger a aquéllas que apunten más alto y no por razón de su dignidad como persona.

 

En mi clase, por el revuelo que causó y la falta de tiempo, sólo llegamos a responder las primeras preguntas y el resto fue mandado para casa. Hubo mucho desorden pues solo una persona se atrevía a encabezar el debate y los demás no se escuchaban entre ellos.

 

¿Avisamos a la población o lo mantenemos en secreto?

Al principio, algunos de la clase dijeron de decirlo, sin embargo, finalmente se decidió no avisar. Los motivos tanto míos como de la clase (pues yo también coincido con ellos) fue el desorden y el caos que produciría el saber que el fin se acerca, sabiéndolo sólo el Gobierno se podría realizar una mejor organización. Sin embargo, cabe destacar que las personas que no sepan nada, puede que no aprovechen sus últimas horas.

 ¿Quién debe elegir a los que se salven?

Nadie debería elegir a los que se salvan, pues sería como jugar a ser Dios. Se trataría de decidir quién vive y quién muere, algo para lo que no nos veo lo suficientemente preparados. Sin embargo, la clase estuvo de acuerdo en decidirlo nosotros, pues somos los únicos que sabemos la desgracia que se aproxima.

 ¿Qué criterio utilizaremos para elegir?

 En clase se plantearon varias opciones, por un lado, un registro que seleccionara a las personas al azar, sin necesidad de ningún criterio. Por otro, nos pusimos de acuerdo en que debería haber una equidad entre hombres y mujeres, que debería haber mayor cantidad de gente joven en edad fértil. En lo que no nos pusimos de acuerdo fue en opciones como si deberíamos prescindir de ancianos o niños, ya que los niños, al crecer, serían el futuro y tardaríamos en compensar las generaciones perdidas y, además, sin gente mayor, podríamos carecer de la experiencia necesaria. Criterios que podrían tomarse en cuenta serían las capacidades tanto intelectuales como físicas para un desarrollo de la sociedad, historial delictivo (no habría sitio para violadores, asesinos, etc), tener profesionales de todos los campos, algunas generaciones de niños, gente de cierta edad experimentada.

Obviamente, en este ejercicio estamos hablando de utilidad para repoblar una civilización, en donde se harían sacrificios para que la raza humana siguiera existiendo, ya hemos dicho que tenemos que elegir sí o sí, no podemos echarnos atrás a la hora de tomar decisiones.

 Tras reflexionar 20 min por día, ¿tomaremos las mismas decisiones?

 No es lo mismo lo que piensas tranquilamente que lo que haces en clase son gente gritando en unos 5 minutos, así que no, no tomaremos las mismas decisiones, todo requiere un momento de reflexión y hacerlo más fríamente.

 

¿Te gustaría saber cuándo te vas a morir?

No porque no aprovecharía el momento, como yo soy, viviría pensando en que voy a morir X día y lo haría todo con miedo a morir ese día. Es verdad que lo haría todo más intensamente sabiendo que me queda poco pero siempre llevaría la cuenta de los días que me quedan.

¿Te gustaría saber cuándo van a morir tus seres queridos?

No, porque viviría pensando en el día en el que se va a morir y lo trataría con lástima. Sería una gran carga.

¿Quién debe elegir a los que tengan que elegir? ¿Quién quiere ser responsable? ¿Quién merece serlo?

Nadie merece ni querría elegir quien muere y quien vive porque es una gran responsabilidad y, básicamente, jugar a ser Dios.

¿Quién es más digno para vivir? ¿Una vida vale más que otra?

Ninguna vida vale más que la otra, pero en este caso hemos estado hablando de la utilidad para crear una sociedad nueva, lo veo diferente a el valor una vida a la utilidad, que se piensa fríamente.

 

 

 

Año 2012: El mundo está a punto de desaparecer. Solo un millón de personas pueden salvarse. Somos la clase gobernante y es la hora de tomar ciertas decisiones.

¿Avisamos a la población o mantenemos el secreto?

Para mí, esta decisión es muy difícil de tomar, al igual que a mis compañeros de clase, me costó decidirla. Yo coincidí (al igual que la mayoría de la clase) en que lo mejor sería no avisar a la población ya que el mundo desembocaría en una anarquía irrefrenable y el plan de salvamento del millón de personas podría ser saboteado o imposible de realizar. Mejor salvar a un millón de personas que no salvar a nadie.

¿Quién debe elegir a los que se salven?

Al igual que la pregunta anterior, esta generó un gran revuelo en clase. Yo creo que esta decisión debería de ser tomada por un comité de expertos (científicos, médicos, psicólogos, genetistas,…) que decidieran cuales son las personas más cualificadas para continuar la humanidad y reconstruir el nuevo mundo.

Nosotros decidiremos quien se salva. ¿Qué criterio utilizaremos para elegir?

Como siempre, se generó otro gran conflicto en clase a la hora de responder a esta pregunta. Yo pienso que lo mejor sería escoger a gente cualificada, con grandes capacidades físicas e intelectuales y sin ningún tipo de discapacidad física o mental. Las personas seleccionadas deberían de ser jóvenes y en edad fértil, con edades comprendidas entre los 17 y los 65 años (los de mayor edad en menor número, solo es para aportar experiencia). Además debería de haber paridad entre el número de hombres y mujeres.

Todo lo hemos decidido bajo la presión del tiempo pensemos si nos ponemos de nuevo a reflexionar sobre el asunto y en vez de 5 minutos nos damos 20 por día ¿tomaremos las mismas decisiones?

Yo creo que no, ya que todo estaría mejor calculado y pensado, evitando así los errores. Además, nos podríamos poner mejor de acuerdo y limar las discrepancias entre los partidarios de una y otra opción, llegando a una solución común.

¿Te gustaría saber cuándo vas a morir?

Jamás me gustaría saber cuándo voy a morir, ya que me proporcionaría una gran intranquilidad e inseguridad a lo largo de mi vida. Prefiero aprovechar el momento sin saber cuándo va a acabar. Además, la sensación del día de tu muerte tiene que ser horrible.

¿Te gustaría saber cuándo van a morir tus seres queridos sabiendo que no lo podrás evitar?

Tampoco, esto me daría una gran tristeza y me parece algo horrible saber cuándo tus seres queridos van a dejar de estar ahí, porque puede ser antes de lo que creemos. Si no puedo hacer nada, no me hace falta saberlo.

¿Sería una carga insoportable o tal vez una bendición?

Para mí, sería una carga insoportable de llevar, ya que me produciría una gran impotencia al no poder hacer nada para salvarlos en el momento de su hora. Además, la sensación de los días previos a su muerte debe de ser horrible e insoportable.

¿Tratar cómo quieres ser tratado?

Cuando tú piensas como te gustaría que te trataran a ti siempre eres más benévolo contigo mismo que con los demás, por eso siempre debemos de plantearnos el hecho de tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti.

¿Quién quiere ser el responsable?

Yo creo que en esta situación muy poca gente querría tomar o hacerse cargo de estas decisiones debido a la gran complejidad que poseen y los grandes dilemas morales que plantean. Quién las tomara viviría con un gran cargo de conciencia durante toda su vida.

¿Quién es más digno de vivir?

Personalmente, creo que en esta situación todos los humanos de La Tierra son dignos de vivir, sin embargo aquí solo se puede escoger un pequeño porcentaje de todos ellos, algo que es realmente injusto, pero no se puede hacer de otra manera.

¿Todos somos dignos por ser humanos?

Claramente sí, el hecho simplemente de ser personas nos hace dignos y merecemos respeto. Nadie es más digno que otro a pesar del pasado que haya cometido. Si alguien es un peligro para la sociedad solo basta apartarlo del resto, pero nunca faltando a su dignidad.

A Nick Vujicic le faltan los pies y las manos desde su nacimiento. En las condiciones actuales en España podría no haber nacido. Podría no haber sido considerado digno de nacer. Podría haber sido considerado indigno para vivir. No hace falta esperar a un 2012. Situaciones como las de 2012 suceden todos los días en cada parte del mundo. ¿Quién decide, en función de qué criterios, qué decide?

Muchas veces, cuando un feto va a tener una discapacidad, se les ofrece a los padres la posibilidad de abortar. A mí esto me parece totalmente injusto ya que se le priva al niño la posibilidad de tener una vida. El hecho de tener una discapacidad no priva al niño de derechos ni le resta su valor ni dignidad como persona. Todas las personas con discapacidad tienen derecho a una vida. En este punto me he dado cuenta del propósito de la actividad, todos hemos estado de acuerdo que los discapacitados no están invitados a la nave, hemos cometido una gran injusticia.

Vamos a ponernos en situación; el mundo se va a acabar, y el gobierno previniendo esto hicieron naves espaciales, pero solo se pueden salvar 1 millón de personas.
Con respecto a la primera pregunta que dice que si avisaríamos a la población yo sinceramente no la avisaría ya que se formaría un caos tremendo y la gente viviría preocupada los días que quedan sabiendo que van a morir.
Otra de las preguntas es quien debe elegir a los que se salven, en clase la mayoría dijeron que debían elegir los más listo ya que ellos sabrían a quién elegir mejor y otros dijeron que los que deberían de elegir son ellos mismos, yo sinceramente seria el que eligiera ya que pensándolo los más listos van a elegir a sus familias primero y después a los demás y no sabes si te van a elegir.
Finalmente con esta actividad me he dado cuenta que hay reflexionar las cosas antes de hablar porque cuando estábamos en clase y teníamos poco tiempo para pensar en qué hacer, la gente decía cosas a lo loco.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2018   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio