FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Porque si bien es cierto que yo estoy aquí y ahora, también es cierto que en muchos sitios ahora mismo hay otras personas que hacen distintas cosas. ¿Se estará abrazando una pareja de novios al pie del Taj Mahal? ¿Habrá visitantes frente a la Acrópolis de Atenas?.... Imagina o al menos intenta imaginar todos los lugares del mundo habitados por esa gente inconsciente de que tu existes, feliz o triste, en lágrimas o en sonrisa, asustada o suriosa, sorprendida ante lo que ve o tal vez sin poder ver lo que fue a admirar.

Visitas: 336

Respuestas a esta discusión

¿En posible pensar en todos los lugares del mundo? Yo creo que no. Se me vienen a la mente numerosas ciudades, países, lugares inauditos para visitar e incluso para vivir en ellos.

Pensar en Italia, uno de los países que sin duda, más me atraen. Me encantaría recorrer las calles de Roma y escuchar a la gente hablando italiano. Visitar el coliseo romano y comer comida italiana. Sin duda sería un sueño. Una de las razones por las que me gusta Italia es que me recuerda en cierto modo a España. El italiano es parecido al español, tienen dieta mediterránea y siempre me ha transmitido mucha simpatía.

Pensar en Australia, un país que me encantaría pisar. Con unas fabulosas playas y un clima espléndido. La Inglaterra con buen tiempo, en la otra punta del mundo.

Pensar en Irlanda, con sus grandes campos verdes y el clima frío, o Escocia, con grandes castillos y las olas chocando contra las rocas de los acantilados. China, con la Gran Muralla, Atenas con el Partenón, India con el Taj Mahal, Egipto con las pirámides.

Podríamos pasarnos horas hablando de las bellezas que encierra cada país o ciudad, pero también podemos ir más allá. Es obviamente imposible pensar en todos los lugares del mundo. No son lugares, las ciudades más conocidas, o las obras arquitectónicas más famosas, un lugar es una posición, una situación. Es imposible conocer todos los recovecos del mundo, casi tanto como todos los de un país o una propia ciudad. De hecho, a veces deberíamos pensar en lo grande que es el mundo, lo pequeños que somos nosotros y lo poco que realmente lo cuidamos. Porque si empleamos una visión ampliada para pensar en todos los lugares del mundo, tendemos a olvidarnos de África por ejemplo, porque no tiene quizás tantas visitas como cualquier otro y es sólo reconocido por su pobreza, ¿lo recordamos cuando “pensamos en todos los lugares del mundo”? Como he dicho, es un imposible.

Pero ¿qué hay de esos lugares en los que tanto pensamos? ¿Qué estará ocurriendo en ellos? Entonces volvemos a lo mismo, el mundo tan grande y nosotros tan pequeños e insignificantes que no podemos ni imaginar lo que está ocurriendo en cada uno de esos sitios, haciéndolos bellos para aquellos que encuentran la felicidad allí o un lugar que recordarán siempre desde el dolor. El mundo tan grande, nosotros tan pequeños y tan distintos. ¿Qué nos hace pensar en ciertos lugares cuando hablamos de los sitios más bonitos? Porque la belleza es subjetiva al fin y al cabo, en todos sus ámbitos y, lo que hoy es tan especial para uno, mañana lo detesta otro.

Me doy cuenta de que no hago más que llegar a la misma conclusión. Puede que en la otra punta del mundo, alguien esté imaginándose como sería vivir en España. Puede que en otro lugar, alguien esté muriendo de frío o hambre. Puede que otro lugar, haya dos personas declarando su amor. Puede que una madre esté dando a luz a su hijo. Puede que alguien esté sufriendo, siendo maltratado. Puede que alguien esté pensando qué ocurre en otros lugares del mundo. Así que de nuevo estoy en que aunque sentimos constantemente que somos el centro de algo, de nuestro entorno, aunque creamos que el mundo es nuestro, es todo lo contrario. Nosotros formamos parte del mundo. Y ese concepto que tenemos de mundo ¿es el mismo para todos? No dejo de nombrar ese tal “mundo” al que yo me refiero como planeta, con el conjunto de especies que lo habitan, pero un poco más concretamente a la humanidad. ¿Tienen todas las personas esa misma percepción? ¿Quién sabe si en otras culturas se refieren con mundo a cualquier otra cosa que nosotras consideraríamos un gran disparate? Así que estamos de vuelta en la grandeza de nuestro mundo, el que nosotros infravaloramos, el que nosotros descuidamos, no es fruto de nosotros, sino al contrario. Y tan grande como es, el conocimiento de su totalidad, es inalcanzable.

Pensar en todos los lugares del mundo.
Esta experiencia ya la he realizado bastantes veces, la he elegido, porque me
encanta, esta super divertido pensar en el mundo.
Cuándo me he puesto a pensar en todos los lugares del mundo, el primer lugar que
me ha llegado a la cabeza, es Francia, ya que es mi ´´segundo país´´, y he pensado
en mis familiares que estan allí, en que hacen, si están alegres o tristes, si tienen
ganas de verme, si se acuerdan de mi o no.
Después de hacerme todas estas preguntas también he pensado en qué hubiese
pasado si yo estuviese allí, si me hubiese criado allí, si mi vida la hubiese hecho
así, si sería la persona que hoy día soy. Pero, a decir verdad, estoy agusto de vivir
en granada ya que es mi verdadero origen, pero echo de menos saber de mi familia
de allí ya que la distancia es muy jodida y apenas hay contacto, y me da pena.
No se por qué razón se me ha venido este sitio a la cabeza, supongo que es porque
echo de menos el ir allí,pero lo más raro aún esque después de esto se me haya
venido a la cabeza mi granada, mi origen verdadero, yo creo que es mucha
coincidencia, que mis dos origenes sean en los primeros que he pensado, cuándo
me ha venido a la cabeza granada, me han venido junto a ella, las personas y
momentos que día a día vivo y todo lo que me ha pasado tanto bueno como malo en
esta increíble y mágica ciudad.
Al acabar de pensar en estos dos lugares únicos, se me han venido varios a la mente
China, EE.UU, Roma han sido los siguientes en los que he pensado, y he visto
imágenes tipícas de las que nos muestran en televisión, de lo que nos hablan, lo que
hay en internet... y lo que mas me impacta es la diferencia tan grande que hay entre
unas culturas y otras, y lo magníficas que son cada una de ellas, ya que ninguna es
mejor que otra, todas aportan algo y por ello son mágicas.
No se por que motivo, me he emocionado al pensar en este lugar, África, ya que
solo me llegan imágenes negativas, de niños enfermos o aterrorizados por las guerras
y me da pena pensar en el dinero que tienen algunas personas o lo mucho que cobran
los políticos y futbolistas, me parece vergonzoso, cuando hay tantísima hambre en
el mundo, y esque pensando en todos los lugares, veo que la riqueza esta muy mal
repartida, que quien tiene recursos los trabaja sin nada a cambio, cuando luego las
grandes empresas se llevan tantísimos millones y esto es un país de mierda, un mundo
que se nos cae encima y no sabemos reconstruir, somos inútiles, hablando mal y claro
pero esque esto es lo que me viene al pensar en el mundo, lo mal que estamos
haciendo las cosas y lo poco que hacemos por solucionarlas, deberíamos empezar
por nosotros mismos, por cada uno de nosotros, aportando nuestro granito de arena,
ayudando al de al lado, así se puede avanzar mucho en la reconstrucción del mundo,
pero es que luego tenemos a ´´grandes´´ políticos que por desgracia no saben más
que robar dinero, pero luego no hay trabajo para la gente, esto es la realidad que
hay y la que se me presenta al pensar en los lugares, y especificando en mi mierda
de país.
También digo que no es todo malo lo que se me presenta al pensar en el mundo, ya que,
hay cosas increíbles, como los paisajes, monumentos, culturas que hacen tan únicos
a cada país.
Espero que cuándo vuelva a pensar en los lugares, ya que lo hago muy a menudo,
hayamos mejorado, aunque sea mi país.

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio