FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Imagino que algunos de vosotros habrá visto la película, basada en acontecimientos reales "Cadena de Favores". La dinámica de esta y otras dos experiencias semejantas pretende guiarse del modelo de la película. Se trata de que pongáis en marcha una cadena de "gracias". La idea es dar sincera, real, profunda, seriemente las gracias a distintas personas por motivos realmente importantes. Después se trataría de sugerir a esas personas a quienes les hemos dado las gracias, que ellas hagan lo mismo con otras

Visitas: 233

Respuestas a esta discusión

En primer lugar voy a contestar a esta experiencia aunque para mí es un poco complicada pues yo no he visto la película ,basada en acontecimientos reales cadena de favores.Pero voy a intentar hacerlo a mi manera aunque no sé lo que me va a salir, a la hora de dar gracias, el dar gracias es un gesto de buena fé y voluntad que tenemos las personas ante cualquier agradecimiento de que me haya ayudado alguien.Por ejemplo cuándo una amiga de clase le pido los apuntes del día anterior y me los presta para ponerme a el día pues esto es de agradecer y de responderle con gracias de forma sincera.Otra forma de dar las gracias a mis padres que me han dado la vida de la que yo ahora puedo disfrutar y con ello animo a mis amigas para que hagan lo mismo pues a ellos se lo debemos todo lo que han hecho por nosotros y lo que están haciéndo. Con este gesto reconocemos que alguien se ha preocupado por nosotros en algún momento de nuestra vida que tantas dificultades y tropiezos encontramos en ella y de esta forma nos sentimos contentas de que alguien ha hecho algo bueno por nosotros y podemos confiar. Yo doy gracias a dios por darme la suerte de poder confiar en las personas que me rodean y por este hecho le digo a estas personas que tengan confianza en el resto de las personas que le rodeen y que puedan darles gracias al tenerlas cerca en cualquier momento de su vida.También doy gracias a la vida que me está dando tanto, en lo bueno me siento feliz con todo el que me rodea y en lo malo la gente que me rodea me dá aliénto para poder continuar y a esta gente también le sugiero que dé gracias a la vida que es un regalo que dios nos ha hecho a cada una de nosotros.Doy gracias a la vida en estos momentos tan malos que estamos atravesando por que mis padres tienen trabajo y de momento no nos falta para vivir , pienso que las personas que hay a mi alrededor y lo tienen deben de dar gracias para que nunca les falte eso le aconsejo yo pués de lo contrario todo serían dudas y complicaciones en esta vida.Doy gracias por trabajar y que en el día a día necesito fuerzas para poder continuar y también animo a mis amigas para que den gracias por tener trabajo en el colegio pues hay muchos niños que por circunstancias familiares no pueden ir a el colegio.Doy gracias a la vida por encontrar amistades, amistades en las que puedo confiar y a la vez en los momentos dificiles encuentro ayuda para seguir adelante.También animos a mis amistades por esto para que den gracias a conservar y cuidar las amistades.Gracias por la ayuda que recibo de estas amistades que es un regalo de Dios y que tanto nos hace falta para confiar en la vida.La amistad si es sincera y desinteresada es la verdad.La verdad es la alegria que podemos dar gracias por adorar esta vida tan sencilla que la amistad nos ha ofrecido y es un fruto que con el paso de los años crecerá y madurará.El fruto del amor y si este amor del que tengo tanto por mis amistades como por la demás gente que me rodea es sincero y es libre me dá el perdón cuándo tropezamos en la vida con las personas.Gracias por la amistad que me produce, bienestar e ilusión ,y gracias a esta ilusión que me dá fuerzas y valentia en la vida en que vivimos.gracias a esta vida en que vivimos que me produce valor e inquietud para poder luchar aunque a veces el camino se llene de espinas por la mala racha en que me encuentro.Gracias a la lucha ve va haciéndo ir venciéndo los obtaculos que me encuentro en mi camino y gracias a estos obtáculos me van a ir frenando para no llevar la vida a la ligera y poder reflexionar en la forma que tengo que actuar.Gracias a la reflexión me hacen ver las decisiones de la vida de forma más acertada y poder salir de la desorientación que a veces la vida nos lleva en algunas formas de sentir las cosas.gracias al salir de la desorientación el dolor que se produce de cara a mi futuro va desapareciéndo. Gracias a el dolor que se va produciéndo en mi vida puede esto en desembocar en que el destino me vaya dando paciencia y yo animo a todas las personas que piensen igual que den gracias a todo esto .Gracias a la paciéncia que me produce el dolor esto me puede llevar a producir la paz interior.Gracias a la paz puede llegar a producir a mi persona serenidad .Gracias a la serenidad le puede producir a mi persona a vencer el nerviosismo y estrés de la vida,esto me ayuda a crecer y me da alegria en la vida. gracias a esta alegria me dá satisfación para continuar de forma acertada y con menos obtaculos y esto me hece tener esperanza en la vida.Gracias a esta esperanza con el paso del tiempo me produce felicidad y mi camino va creciendo.Gracias a este crecimiento con el paso de los años voy madurando.Esta madurez me puede producir confianza y con esta confianza puedo encontrar frutos en mi decisiones.Este fruto en mi vida lo puedo llevar hacía los demás.gracias a que los demás puedan disfrutar de mi enrequecimiento de la vida eso a mí cada día me dará mayor felicidad y valentía.Gracias a esta felicidad que hay en mi persona me hace tener más independencia y libertad.Gracias a la independencia las decisiones que tome en mi vida no van a poder ser manipuladas.Pido a todas las personas que den gracias por sentirse libres y que nadie las manipulen.Gracias el no haber libertinaje en mi vida,brillará la libertad el amor la pureza y la sinceridad.Gracias a la sinceridad que sea compartida entre la amistad de las personas, dará su fruto y gracias a este fruto se podrá conseguir el amor a las personas que nos rodean. A todas estas personas que tienen amor , amistad deben de dar gracias a ello para poder mantenerla siempre.
Al principio me costó elegir cual de las tres cadenas era la más adecuada para realizar en este momento de mi vida. Pensé en pedir perdón a la gente a la que le había hecho algo malo, también pensé en decirle te quiero a esa gente tan sumamente importante y especial para mí, pero pené que el adecuado en este momento era dar las gracias a todas las personas que han estado conmigo, poyándome, ayudándome, dándome consejos, haciéndome reír y haciéndome más feliz.
Empecé haciéndome una pequeña lista con las personas que yo creía poder darles las gracias y más o menos me salieron unas trece personas, de las cuales tuve en cuentas la importancia que tienen en mi vida y usando ese criterio entre otros, fui descartando gente. Como es lógico en esa lista estaban mis padres, mis hermanos, mis abuelos, una persona que es como mi segunda madre, mis mejores amigas, y otros cuantos amigos que creo conveniente darles a ellos las gracias también. Pero como he de quedarme con tres o cuatro personas más o menos, porque me esa casi imposible seguirle la pista a 14 cadenas de gracias de distintas personas e incluso en distintas ciudades.
Cuando me puse a hacer la cadena, me quedé pensando en quien debería elegir para darle las gracias, pero miraba la lista y todos se lo merecía, a lo mejor unos más que otros, como es lógico, pero todos son igual de importantes para mí y me costó mucho decidirlo. Esa tarde no lo termine de elegir, porque no estaba segura de quienes eran los perfectos para esto. Al día siguiente decidí seguir con esta cadena y al final de un rato de reflexión, elegí a tres personas. Esas tres personas son tres personas demasiado importantes y creo que se lo merecen.
Una es, esa persona que es como mi segunda madre. La cogí, la senté y le dije: “Gracias, gracias por llevar 18 años en el centro d me familia, gracias por haber estado ahí todos los días de la semana y los que mis padre te necesitaban en casa porque ellos salían por ahí también, gracias por aguantarnos a mis hermanos y a mí, que eres mi segunda madre, que 17 años a mi lado, son muchos años, y por eso me conoces también, y sabes que te lo digo de corazón. GRACIAS.” Acto seguido, se le cayó una lagrimilla por la mejilla y me sentí mucho mejor, porque le dije lo que sentía.
Otro día, cogí a una de mis mejores amigas, es mi vecina, y es de esas personas que desde que la conozco ah estado en los malos momentos, malísimos momento, y en los buenos, y en los mejores de todos, he vivido toda clase de momentos con ella y creo que ya era hora de decírselo y hacérselo saber. Básicamente le dije lo mismo que a la primera persona, gracias por formar parte de mi vida, que gracias por ser”mi hermana”, por quererme tanto y por estar siempre ahí. Te quiero demasiado y gracias por ser como eres, gracias por todos los momentos, gracias.
Y la tercera persona fue una persona que en este momento está muy presente, es uno de mis mejores amigos y creo que bebía darle al gracias por defenderme en ciertas situaciones, por “salvarme el culo” en algunas cosas que la he liado, por tenerme tanto en cuenta, por ser tan simpático, por ser mi mejor amigo y por saber que lo voy a tener ahí siempre. Que gracias por llegar un día a mi vida y hacerme reír de la forma que me hace reír. Gracias enano!!
Por último les dije que me gustaría que ellos hicieran los mismo con gente que ellos aprecien, y así poder hacer una súper cadena para ser todos un poco más felices.
Y ellos han hecho lo mismo que yo, y aunque la cadena no ha llegado muy lejos, me conformo con haberles hecho saber lo mucho que les aprecio.
Bueno, lo siento pero solo me ha hecho caso una persona de las cuatro personas a las que se lo he dicho primero se lo dije a una amiga , le dije que muchas gracias por una cosa que había echo por mi pero no quiso seguir la cadena y al igual que ella su prima. Luego se lo dije a un amigo por un favor que me había hecho pero no quiso seguir la cadena.
La única que me hizo caso en seguir la cadena han sido mis padres, les di las gracias al darle la carta para los padres y luego se la di en persona; os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis ayudado a formarme como persona, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que en la vida hay buenos momentos que tengo que aprovechar, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que en la vida asi como momentos buenos, en la vida también hay y seguramente me encontrare momentos malos, momentos duros en los que si podéis me ayudareis, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que la vida hay que disfrutarla y no dejarla pasar, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que tengo que ser fuerte ya que aunque aún no tenga problemas , al menos problemas graves algún día puede que tenga y me tengo que enfrentar a ellos, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que las personas que mueren aunque ya no estén conmigo, aunque no las vea físicamente , aunque no me den un beso o un abrazo siempre estarán en mi corazón y me estarán cuidando, y asi siempre estarán conmigo, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que a veces no puedo conseguir lo que yo quiero y que por eso no tengo que llorar, sino esperar o tener paciencia, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que llorar no sirve de nada que tengo que afrontar las cosas que no me gustan, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que tengo que estudiar, para asi formarme como persona, para aprender y para poder hacer la carrera que me gusta, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que la vida tiene altos y bajos y que tengo que afrontarlos, os quiero dar las gracias por todo , porque tu mamá y tú papá me habéis enseñado que no tengo que tener complejos por ser bajita, que en el mundo hay millones e altos , pero que también en el mundo hay miles y miles de bajitos .
Mi madre si ha seguido la cadena se lo dijo a su amiga Z por un favor que le había hecho (no me quiso dar explicaciones del motivo), también se lo dijo a una de sus primas por un arreglo que le había hecho, y el último se lo dio a una antigua vecina que se quedó con mi hermana durante dos o tres horas.
Dos de sus amigas si han seguido la cadena, pero una no las que han seguido la cadena se lo han dado únicamente a sus hijos y ya no he podido seguir más el rastro, vaya a que me llamen entrometida.
Así que esta cadena por lo que se le ha llegado a : mi madre, a una antigua vecina, a una prima de mi madre, le ha llegado a dos de los hijos de la antigua vecina y a la hija de la prima de mi madre.
Esta cadena ha sido una de las más complicadas de hacer. La comencé con una amiga, dándole las gracias por estar siempre que la he necesitado, por endulzarme mis momentos más amargos, por poder contar con ella cuando no podía contar con nadie más, por ser como es, por hacer de cada momento juntas una experiencia inolvidable. Ella no siguió la cadena, sino que me respondió:
“Créeme que tú eres más que eso para mí. ¡Te voy a estar agradecida siempre tía! Eres súper especial. Y quiero que sepas que un te quiero se me queda corto para decirte todo lo que te necesito. Gracias por vivir”.
También se la hice a un “amigo” (mirar cadena del te quiero, tercera persona, para más información), dándole las gracias por ser quien es, por sacarme una sonrisa, por animarme cuando me encontraba deprimida, aunque él no lo supiera, por existir y formar parte de mi vida.
Él me dijo: mira, Erasmo, si te soy sincero, no puedo continuar la cadena, porque no le voy a decir a la gente “gracias por nada”, y lo tuyo lo puedo resumir en “gracias por existir”.
En este momento sentí dos cosas: una, alegría por lo que me había dicho, y otra, desesperación, porque no sabía ya con quien seguir la cadena, ya que ninguna de las dos personas a las que se la había hecho habían continuado con ella.
Así que decidí hacerla también con una amiga, a la que le expliqué el funcionamiento de la cadena y aceptó. Lo que le dije fue:
“Te podría dar las gracias por muchísimas cosas, ya que me has ayudado en un montón de ocasiones, como por ejemplo, aquella vez en el autobús, cuando las niñas se reían de mí y te hiciste pasar por el chico que me gustaba, escribiéndome una carta. También me has sabido dar muy buenos consejos y me has escuchado en mis peores momentos. Aunque claro, también has estado en los buenos, no sólo en lo malo. Te doy las gracias por haber aceptado mi amistad y por brindarme la tuya”.
Ella me dijo que no sabía que había hecho tantas cosas por alguien. Continuó la cadena con su hermana, que se encontraba a su lado, y le dijo que le daba las gracias porque siempre era muy optimista, cree en ella, la apoya y le contagia su alegría. La reacción de su hermana fue decirle que gracias, pero que a qué venía todo eso.
La cadena se pierde ahí, pues la hermana no sabía a quién darle las gracias. Esto me ha hecho pensar que el ser humano es una persona que posee muchísimas emociones, pero no sabe expresarlas, pues nada más fijarnos en el comentario de la hermana de mi amiga, nos damos cuenta de que a nosotros nos vienen dándonos las gracias sin explicarnos el porqué y actuamos igual, preguntándonos que qué es lo que pasa, porque no es lo normal, no van dándote las gracias, ni siquiera las dan cuando prestas o regalas algo, ya que es como si estuviéramos perdiendo los buenos modales, nos estamos convirtiendo en personal maleducadas por naturaleza.
Viendo que la cadena no avanzaba, la comencé de nuevo con otra amiga. Le dije: “Te doy las gracias porque has sido mi amiga desde que éramos pequeñas, y has estado conmigo en las duras y en las maduras, porque cuando estaba sola, te has venido conmigo, porque fuiste la única, aparte de mi primo, que vino a mi cumpleaños, porque me acompañaste (si hablamos de teléfono y messenger) cuando me fui a Madrid, porque has guardado mis secretos y sé que puedo confiar en ti. Gracias por ser tú”. Ella se mostró contenta con lo que le había dicho, y continuó la cadena. Le dio las gracias a su hermana “por ser su hermana”, aunque a veces se comporte un poco regular. Ella le dijo que de nada y siguió a lo suyo. Como tampoco cuajaba, le dio a su madre las gracias por se buena madre, y ella se rió, pero tampoco continuó.
En definitiva, esta es mi cadena de las gracias, la cual espero que haya servido para algo.
Esta cadena no sabia muy bien en que consistía pero seguro que merece la pena hacerla, pensaba, sin embargo, cuando la hice, me di cuenta de que realmente si que merecía la pena hacerla, aunque esas personas no la pasaran a otras, sirve para, al menos poder desahogarte.
No sabía como empezar esta cadena de gracias, no sabia como, donde, y con quien iba a poder empezarla. Me decante con la persona en la que más confío. Empecé dándole las gracias por estos 2 años y 10 meses juntos. Las gracias, porque durante este tiempo me a hecho una persona muy feliz y espero que lo siga haciendo durante el resto de su vida. Le di las gracias también porque ha estado siempre a mi lado cuando mas lo necesitaba, me ha apoyado en las decisiones mas duras que he tenido que tomar a lo largo de todo este tiempo, le di las gracias también por quererme tanto y hacer que yo también lo quiera tanto porque…uff es que esto es muy grande y no lo puedo explicar. Le di las gracias también por preocuparse de mi, por estar siempre encima mía preguntándome si estoy bien, preguntando también si las cosas me van bien en mi casa, en el cole, en la calle…siempre pendiente. Gracias también por hacer siempre todo lo posible para poder verme aunque solo sean 5 minutos y ello le cueste 5 euros pero para el, merece la pena y, por supuesto que para mi también. Son muchas las cosas por las que le di las gracias y espero no poder nunca parar de darle gracias, porque significaría que esta haciendo mucho bien por y para mí.
Después fue el turno de mis padres. A ellos les debo todo, les debo la vida. A ellos si que es verdad que no debería de parar de darles las gracias día tras día. Desde antes que yo naciera ya estaban queriendo tenerme entre sus brazos. Les di las gracias por preocuparse continuamente de mí, por no dejar de cuidarme ni un solo día de mi vida, por ofrecerme todo lo que han podido y más para que yo sea feliz, por no rendirse nunca y poder ofrecerme todo lo mejor para mí y para mi futuro, por estar siempre atentos a que no me falte de nada, por intentar hacer todo lo posible para que tenga unos buenos estudios, por apoyarme también en las decisiones mas difíciles de mi vida y por apoyarme para que lucha siempre en la vida por lo que quiero por que si yo quiero soy capaz de conseguirlo. Por todo esto y por muchas otras cosas más les di las gracias.
Y por ultimo les di las gracias también a mi amiga y a mis hermanos. En primer lugar, a mi amiga porque es la mejor persona que te puedas echar a la cara. Por que en ella se puede confiar si o si y puedes estar segura de que de su boca no va a salir nada de lo que tu le cuentes, por que durante 5 años me ha demostrado que amigas como ella hacen que valga la pena tener amigas y, aunque ya no nos podemos ver mucho porque no estamos ya en la misma clase es como si estuviera a su lado todos los días, ella siempre me ha apoyado y ayudado en lo que ha podido y por todo eso y muchas cosas mas hoy le vuelvo a dar las gracias. En segundo lugar, a mis hermanos por que los amo con locura a los 2 y se que ellos a mi también me quieren muchísimo, les doy las gracias por quererme tanto y por preocuparse por su ‘enana’ como ellos dicen, porque hacen todo lo que pueden con ella y porque mis victorias y mis fracasos los sufren conmigo como si fueran ellos mismos por que como ellos dicen, si yo me fuera se iría una gran parte de su vida y puede que la mas importante por que es la parte que alegra su corazón.
Bueno pues voy a empezar escribiendo las sensaciones que he tenido o que he sentido haciendo esta cadena. Dar las gracias debe de ser algo que demos porque en verdad nos salga del corazón, porque dar las gracias por el hecho de que te dejen unos apuntes, por ejemplo, yo no lo veo lo mismo que dar las gracias por algo mas profundo y serio como puede ser dar las gracias a alguien por una serie de cosas que ha hecho para ti, cosas serias e importantes. Al principio me costó decidir a quien le iba a dar las gracias, porque creo que tengo a mucha gente a la que le agradezco cosas, porque son muchas las personas que han hecho cosas por mi que son dignas de agradecer y agradecer de verdad.
La primera persona a la que le di las gracias es a mi mejor amiga, una niña que aunque llevo conociéndola solo un año y unos pocos de meses ha hecho por mi cosas que no ha hecho nadie en la vida por mi, ni siquiera las amigas con las que llevo toda la vida, pero no por nada si no porque estas amigas de toda la vida son de otra manera, no son tan cariñosas o tan asi con las cosas de la amistad, no se como decirlo. Bueno pues llame a mi amiga y le dije de quedar, porque tenia que decirle algo y no quería decírselo por teléfono. Mi amiga al principio se quedo un poco preocupada porque creía que le iba a decir algo malo… Bueno pues llego muy puntual al sitio en el que habíamos quedado. Y me pregunto que pasaba…y yo empece a darle las gracias, por todo lo que había hecho por mi, por saber el momento justo en el que necesito un abrazo y ella me lo da, por todas las palabras de consuelo que me dice, por estar siempre a mi lado, por haberse convertido en una hermana para mi… por TODO. Ella empezó a llorar y a decirme tonta, tonta porque decía que no tenia que darle las gracias por nada porque ella lo hace porque me quiere y porque solo quiere verme bien. Al final acabamos las dos tontas llorando. Cuando conseguimos tranquilizarnos un poco le dije que me tenia que hacer un favor, que tenia que darle las gracias ella a otras 3 personas, porque era para un trabajo de filosofía y tal… me dijo que lo intentaría pero que no me prometia nada, porque a ella le costaba un poco dar las gracias de forma muy sincera así que no sabía. A día de hoy puedo decir que no siguió la cadena…
La segunda persona a la que le di las gracias fue a mi padre. Me costó muchísimo porque puf eso de ponerme seria con mi padre y darle las gracias o decirle algo asi profundo me cuesta muchísimo. Pero le di las gracias, por haberme cuidado siempre tanto como lo ha hecho, por preocuparse por mi tantísimo, por estar siempre conmigo, en los momentos duros porque la vida a sido muy injusta y muy cruel con nosotros pero a pesar de todo el siempre ha sabido mantener la sonrisa para que mi hermano y yo siempre lo viéramos bien y que nosotros no nos hundiéramos. Al igual que mi amiga, se emociono muchísimo y me dio un abrazo, pero me dijo que no iba a seguir la cadena, que eso son cosas de mi instituto y deberes mios y que el no iba a hacer nada.
Y por ultimo, no sabia a quien darle las gracias, me costó mucho decidirme, pero al final me decante por dárselas a mi mejor amigo, porque aunque nos conocemos de toda la vida, nunca habíamos sedo muy muy amigos, pero este verano empezamos a hablarnos mas y poco a poco se fue convirtiendo en mi mejor amigo, una persona imprescindible para mi y que ha hecho muchas cosas por mi. Le di las gracias y le dije que debía de seguir el con la cadena, y me dijo que solo la iba a seguir con una persona. Y esa persona era yo, me estuvo dando las gracias porque decía que el nunca había tenido a una amiga como yo y que justo cuando mas me necesitaba estaba yo para ayudarlo.
A ti, GRACIAS por todos aquellos que has estado conmigo. Gracias por haber estado conmigo en los peores momentos de mi vida. Tu has sido un gran apoyo para en mi vida, y eso lo sabe. Siempre estaré totalmente agradecido por haberte tenido de mejor amiga. Sé que ahora no estamos muy pendientes la una del otro, pero desde que te mudaste, nada era lo mismo. Sé que tú has estado mucho más pendiente de mí que yo de ti, pero tienes que tener en cuenta que yo he seguido el curso de mi vida y he seguido en el mismo sitio, en el mismo instituto… Sé que eso no es una excusa, ni lo que te voy a decir ahora tampoco. Pero tú cambiaste, y muchas veces te lo dije. Yo sabía que ya no éramos las mimas niñas jugando en el parque al baloncesto. Conociendo gente nueva cada día, o simplemente, discutiendo por tonterías. Ya no éramos las niñas que íbamos a tu casa y hacíamos pastel de chocolate y nos reíamos mucho porque habíamos manchado toda la cocina. Ya no éramos aquellas personas que íbamos a la placeta a las 4 de la tarde, que no nos importaba si hacia frío o calor, porque nosotras sabíamos que teníamos que estar juntas… Por esto te he de pedir perdón.
Pero solo quería que supieras, que aunque no hablemos, no nos llamemos y no nos veamos, siempre te llevo dentro de mí. Siempre te estaré agradecida por aquello que hiciste. Por aquello de dejar que me desahogara cuando más lo necesitaba. Nunca lo he hecho con otra persona como contigo. Gracias por haber sido mi amiga durantes aquellos años tan maravillosos. Aprendí tanto de ti. Muchas gracias por ser como eras conmigo, tú sabías ponerme en mi sitio. Gracias por todos los momentos que hemos vivido juntas, nunca los olvidare. Te quiero.

Hola, he de decirte algo que creo que es muy importante. Tengo que darte las gracias por todo aquello en lo que interfieres en mi vida. Eres una persona genial, lo sabes, y todo el mundo de tu alredor lo sabe. Yo tenia que hacerlo porque me lo han enviado para el colegio, y a que mejor persona que a ti. Te preguntarás el por qué de que te de las gracias, bien pues aquí te voy a dar la solución a esas preguntas.
Lo primero de todo, gracias por ser quien eres. En poco tiempo te has convertido en alguien tan importante para mí, que te haces indispensable en mi vida.
Gracias por esas palabras de ánimo que me dijiste cuando más las necesitaba. Supiste como enfrentarte a la situación. Yo se que soy un chico bastante duro. Se que soy un chico que tiene mucho carácter. Pero no se por qué, cando estoy contigo me vuelvo mas tranquilo, no menos loco, pero si como si estuviera mas protegido, me siento seguro cuando estoy contigo valla. Has llegado a darme esa seguridad que es muy difícil dejar en mí. Por todo esto, gracias. Me encantaría tenerte siempre ceca mía, para que me pudieras ayudar en todo. Hay veces que realmente necesito que me abracen, o simplemente que me echen una sonrisa, y tú siempre sabes cual es el momento mas adecuado. Por esto y por muchas más cosas GRACIAS. Te quiero.

Chicas, esto va para vosotras tres. Todas sabéis de qué se trata esto, pero no os esperáis que sea para vosotras. No puedo poner vuestros nombres, pues todos sabrían quien soy, pero espero que vosotras os sepáis reconocer. Lo primero de todo, gracias. Sois de lo mejor que he conocido. A las tres o es conocido este año por primera vez. A ti pequeña cosa te he conocido este año y aunque me meta mucho contigo diciéndote esas cosas que te digo, has de saber que te quiero mucho. Que ya formas parte de mi vida. Te has convertido en alguien muy especial para mí. Y a ti, niñata, que la verdad que tú y yo nos metemos mucho la una con la otra, pero que también te quiero mucho. Cuando te conocí, no pensé que me podía llevar contigo, te veía muy diferente a mí. Pero la verdad que te he pillado mucho cariño. A una de vosotras si es verdad que la conozco de antes, pero nunca me paré a pensar que podías ser una buena niña. La verdad antes tu y yo, pues como que no congeniábamos muy bien, pero ahora se que si, tu y yo podemos llegar lejos.
Por todo esto, he de daros las gracias. Sois de lo más lindo que he conocido, las tres por igual. Me habéis apoyado cuando lo he necesitado, y me habéis sacado una sonrisa siempre que he estado más triste de lo común. No os habéis rendido en ningún momento, y me habéis estado apoyando. Por todo y esto, y por supuesto por ofrecerme vuestro cariño y amistad, GRACIAS.
Para empezar quería deciros que gracias por haber leído esta cadena, si no la habéis leído, bueno pues no pasa nada, pero me gustaría que a aquellas personas que van dirigida esta cadena de gracias, pues la lean.

Quería empezar primero, por una amiga muy especial que hay para mí en el colegio. Pues tú y yo tía, desde el principio no sé pero cuando llegué nueva, no nos hablábamos apenas, pero poco a poco fuimos cogiendo la confianza de un año para otro, ¿y sabes? Quiero darte las gracias por haber entrado en mi vida, porque yo ahora me pregunto ¿Qué haría sin ti? ¿Qué sería de mí, sin ti? Te has convertido en una de mis mejores amigas y no sé, amigas, lo que se dice amigas que se puedan contar con los deditos de la mano, tengo tres o cuatro, y tú estás incluida. Gracias por acertar en cada momento de los que he estado mal, tú siempre me levantas e incluso me defiendes. Gracias por a veces insistirme en cosas que debería de hacer. Gracias por sacarme tantas sonrisas a la vez, y por contagiarme cada risa. ¿Sabes? Cuando estoy contigo, todo me va guay. ¿Sabes? Eres como una hermana para mí, e incluso nunca te lo he dicho, pero más o menos lo pienso. Gracias por apoyarme en mis decisiones y por ayudarme cuando más lo he necesitado. Gracias por todo y más eres súper genial tía, y en serio no sé que sería de mí sin ti… Te quiero mucho y más, ya tú sabes, hasta el infinito y más allá. Siempre, juntas, para el jamás de los jamases. Y como te dije, si me enfado contigo debo de estar enferma o algo, porque valla… no creo que aguantaría mucho sin ti. Te amo y ¡¡gracias!!

Quería darle las gracias a mi amiga. Porque desde que la conocí, es decir, desde que éramos unos mocos, hemos estado siempre juntas. Aunque hemos estado mucho tiempo separadas, porque una de nosotras vivía lejos… pero ahora que estamos juntas de nuevo nadie nos va a separar ¿verdad? Gracias por llamarme tantos días y darme llamadas perdidas, sé que en esos momentos te acuerdas de mi. Son tantos momentos a tú lado tía, es que no sé como decírtelo, pero eres algo así como súper GRANDE e importante para mí… Has formado parte de la gran fortuna de mi corazón. Gracias por acordarte de mí en momentos inusuales. Y gracias por apoyarme siempre y por hacer el loco conmigo, eres genial en serio. Y gracias una vez más, te quiero.

Hola pues quería empezar esta cadena que me ha pedido mi amiga. Bueno pues yo, quería hablar de mi amigo. Que siempre ha estado ahí conmigo, pero yo apenas he valorado lo que me ha ayudado. Así que, pensé hacer un trozo de la cadena esta, para él. Lo primero, decirte que gracias tío, que cada momento que estoy contigo me lo paso súper bien, y que me ayudas mazo cuando lo necesito ¿no? Y por eso gracias tío, eres una máquina, ya te lo he dicho muchas veces y por pesado que sea, te lo diré muchas más veces ¿va? Espero que no te moleste. Ya sabes que soy un chico un poco, pues reservado para mi ¿no? Pero gracias a ti me estoy dando cuenta de muchas cosas tío, no sé como podré agradecértelo. Hay muchas veces que nos hemos picado, pero al final lo hemos arreglado, y por eso creas o no, gracias.
Gracias tío, ya sabes lo que te digo ¿no? MÁQUINOTE! También quería darle las gracias a mi tata que siempre está a mi lado. Gracias por ofrecerme tantas cosas, cuando he estado hecho pedazos. Eres tan linda tía y ya sabes lo que pienso ¿no? Jeje. Esas risas en clase y esos momentos no se cambian por nada, y ya sabes tata que a mí también me tienes para lo que te haga falta OK? Espero que eso, que cuentes más conmigo como yo contigo. Te quiero tata.

Querida familia, quería daros las gracias a vosotros, sí a vosotros. Que sois los que cada día veo y lo típico, las risas, las regañinas, las comidas, lo de siempre, pues gracias a todo esto gracias. No sabéis cuanto valoro, que estéis a mi lado y que siempre me deis la mano y hagáis que tire hacia delante. Se os quiere mucho family. Os quiero mucho. Espero que siempre estemos así.
El realizar la cadena de las gracias no me ha supuesto una experiencia complicada, distinta... como hubiese podido resultarme, puesto que soy una persona que da las gracias por todo, e incluso hasta el punto de que parecer pesada sin querer. Por cualquier cosa soy agradecida y muestro tal agradecimiento ya que valoro cualquier mínimo gesto de ayuda o de bondad hacia mi persona.
Sin embargo, esta experiencia la he querido hacer bien y he querido aprovechar para hacerle ver a otros la importancia de ser agradecido, y toda la satisfacción que produce ser agradecido. Por ello, he preferido escoger a tres personas que normalmente no son agradecidas aunque sí son colaboradoras y solidarias, para así poderles meter la costumbre de decir gracias.
En primer lugar, he realizado la experiencia de las gracias con un amigo al que no veía desde hacía tiempo porque él se fue a estudiar y a trabajar fuera de Granada. Antes solíamos hablar siempre y quedábamos mucho, él era un gran amigo realmente. De hecho, recuerdo las veces que se quedó conmigo por tal de no dejarme sola, sin importarle que él tenía otras cosas que hacer. Él me escuchó cuando yo le necesité y siempre supo darme el consejo más adecuado para cada situación. Siempre le daba las gracias, pero preferí hablar con él e iniciar una cadena de gracias a partir de él puesto que es una persona que, a pesar de que valora todas las ayudas que le prestamos cuando lo necesita, no sabe decir gracias (aunque por dentro se sienta agradecido). Así que hice esto y parece que dio resultado; al principio pensé que no sería capaz de seguir la cadena ni nada, pero me equivoqué ya que la ha continuado con dos personas más hasta ahora y además dice que da un poco más las gracias a los servicios mínimos que le van prestando cada día.
Luego me puse seria y hablé con otro amigo con el que estaba un poco distante por un problema que surgió entre nosotros, pues aunque lo arreglamos en su momento, las cosas no habían vuelto a ser como antes. Una mañana me decidí y, por Messenger, inicié con él una conversación y empecé a darle las gracias porque, antes de que sucediera todo lo que pasó, fue uno de los apoyos más importantes en mi vida. Cuando vio lo que le estaba diciendo se puso muy contento, me dijo que no tenía que darle las gracias por nada porque yo merecía todo aquello y mucho más, y que a pesar de las circunstancias, él no dejaría de ser mi amigo; también me dijo que hablaba muy bien, así que me lleno aún mas de satisfacción. Luego comenzamos a recordar muchas cosas que vivíamos antes de que ocurriese aquel incidente y llegamos a reconocer, ambos, lo mucho que nos echábamos de menos. Me alegro muchísimo de haberme lanzado a darle las gracias debido a que, desde entonces, hemos retomado un poco la relación de amistad tan bonita que teníamos y ahora me encuentro mucho mejor. Sé que él ha continuado la cadena con su prima, pero no sé nada más.
La tercera persona a la cual le he dado las gracias ha sido a un amigo que habíamos estado un poco peleados estas semanas atrás. Creo que me vino bien tener la necesidad de realizar esta experiencia para clase, pues me sirvió como impulso para demostrarle que estaba dispuesta a olvidar todo y también a que, a pesar del daño que me produjo nuestro enfrentamiento, reconocía todos los bienes que había hecho por mí previamente. Él me dijo que no podía aceptar mis gracias porque él no había hecho nada por mí, que tan sólo me había dado problemas (lógicamente no es cierto lo que decía). Él me devolvió la cadena dándome las gracias por haberle cambiado la vida porque, según él, antes de conocerme era muy distinto y fui yo quien le animó a progresar y a salir adelante en su vida. No sé si ha seguido la cadena, no me ha informado. Me siento bien por haberle agradecido a él algunas cosas, pues tampoco es una persona muy abierta y dedicada a dar las gracias a cualquiera así porque sí, aunque sí es agradecido interiormente (no sé si me he explicado bien).
Esta experiencia me ha ayudado a retomar relaciones de amistad, a hacer ver cosas a los demás, a sentirme mejor conmigo misma limando asperezas que había con algunas personas... Desde que la he realizado las cosas con mis amigos me han ido mucho mejor, así que se la recomiendo a todo el mundo.

             La primera persona a la que le he dado las gracias por todo aquello que ha hecho por mi ha sido a mi abuela. Hay tantas cosas que no se por donde empezar… 

Gracias abuela por esta ahí cuando te necesito, en esos momentos en los que ni yo mismo me aguanto tu sabes como llevarme y como consolarme, por darme todo aquello que te pido y no pedirme nunca nada a cambio solo mi amor y cariño, aunque a veces peleemos ,no sé que sería mi vida sin que tú estés a mi lado sin tus consejos, besos y abrazos, espero tenerte a mi lado muchos años más. Gracias por todo.

      Las dos siguientes personas a las que le doy las gracias son mis padres aunque son quienes más me pelean, me regañan, me echan las cosas en cara son las personas que más quiero.

Gracias por enseñarme todo lo que sé, por todo el cariño que me habéis dado, por todos los consejos, por todo lo que habéis hecho por mí, no hay manera de daros las gracias por todo. Aunque muchas veces no soy consciente de todos los esfuerzos que hacéis por mí y no os lo agradezco tal y como os lo merecéis, muchas gracias por todo.

 

No es muy común que demos las gracias, pues en ocasiones pensamos que nuestros familiares o personas más cercanas hacen aquello que hacen porque deben, pero esto no es así. Deberíamos dar las gracias todos los días, por poder disfrutar de un día más.  Por mi parte, la primera persona en recibir mis gracias fue mi madre, una de las personas más importantes en mi vida, por no decir la más importante. Las madres son, en la mayoría de las ocasiones, los pilares que nos sustentan, y por ello, siempre debemos tratarlas con cariño, pues buscan lo mejor para nosotros. Cuando le di las gracias, mi madre se quedó un poco sorprendida, ya que no está acostumbrada a que le agradezca lo que hace por mí, pues hay veces que pensamos, como ya he dicho, que lo que hace es una obligación, por el hecho de ser nuestra madre. Sin embargo, cuando ves los distintos tipos de madres que hay y sus diferentes comportamientos, no cabe duda de que "mi madre es la mejor". Me dijo que no eran necesarias las gracias, que hacía lo que hacía porque me quería, que le bastaba con que estuviera feliz, convirtiéndose este en un momento fantástico. En mi opinión, es bueno  y bonito agradecer, pero quizás se valora más un gesto cariñoso que un simple "gracias" que puede estar lleno de mentiras.

Al principio me costó elegir a quien darle las gracias, ya que me da mucha vergüenza expresar mis sentimientos, sobre todo a mis seres queridos (cosa que no sé porque, debería ser al contrario). Pero al final conseguí quitarme esa vergüenza y darles las gracias a cuatro personas muy importantes para mí, las cuales son las siguientes:

Mis padres: los senté en el sofá, y pensaban que iba a ser una mala noticia, pero de repente empecé a agradecerles  por todo lo que hicieron por mí, por aguantarme, por ayudarme, por estar siempre a mi lado, por aguantar mi mal genio, etc.  Se sorprendieron porque no se lo esperaban, ya que los pillé desprevenidos. Se alegraron mucho, porque llevábamos una mala racha de discusiones. También reconocí mis errores, cosa que no suelo hacer muy a menudo porque soy muy cabezona. En definitiva debería darle las gracias con frecuencia ya que son los que de verdad estarán conmigo en todos los momentos y para mí es muy importante que sepan lo agradecida que estoy de ellos, aunque apenas se lo diga.

Mi hermano: aunque sea pequeño y no sepa muy bien el porqué le he dado las gracias, lo llevó con buen humor y me dio un beso y un abrazo. Me dijo que me quería mucho aunque le regañe casi siempre por todo. Mi hermano me enseñó a tranquilizarme, a llevar la vida con buen humor y que la familia siempre debe mantenerse unida, pese a las discusiones o peleas que tengamos porque al fin y al cabo, siempre nos vamos a tener los unos a los otros.

Mi amiga: aunque supiera de lo que iba la cadena de gracias, ya que ella tenía el mismo proyecto que yo, en ese momento no se lo esperaba, no sabía porque lo decía, pero luego se alegró y me dijo que no hacía falta darle las gracias, que me quería un montón y con lo que le acababa de decir, me quería aún más. La amistad para mí también siempre ha sido muy importante, ya me ayuda con todo lo que le pueda pedir y si algún día discuto con mi familia, siempre saca el aspecto positivo de las discusiones. 

RSS

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2017   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio