FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Nada? ¿Todo? ¿Qué?

Visitas: 3371

Respuestas a esta discusión

¿Qué que creo que me espera tras la muerte? sinceramente nunca me lo he plateado... no me gusta pensar demasiado en esas cosas, será porque de pequeña escuché que si piensas mucho en la muerte te mueres ántes. Y eso se me quedó grabado en mi mente. Por lo que me limito a no pensar en ella. Pero hoy lo voy a hacer.
Pienso en miles de cosas... en que me esperará una vida completamente igual o casi igual a la que tengo ahora solo que ``viviremos´´ los que ya hayamos dejado la vida, tendremos que hacer todo lo que se nos haya quedado pendiente mientras estabamos vivos, ya que a todo el mundo se le queda pendiente algo aunque ni siquiera sea consciente de ello. Pienso que me quedaré con la edad en la que muera, pero si me imagino ahora mismo, me imagino con 17 años que son los que tengo actualmente... así que no sé si quiera como pueda estar fisicamente después de la muerte... supongamos que me muero ahora y aun no he acabado mis estudios y  aun soy joven y me han quedado pendientes muchas cosas, pues yo pienso que no me iría de aquí, que aunque estuviese muerta seguiría en el mundo de los vivos, aunque nadie podría verme salvo otras personas muertas con algo pendiente. ¿Y qué sería lo que yo tengo pendiente? Pues primeramente pienso que acabar mis estudios, quien sabe si en la otra vida me harán falta, y lo más importante ayudar a las personas que he dejado atrás para que no sufran por mi muerte, a mi madre ayudarla de las maneras que me sean posibles para que no este triste y llorando mi ausencia. Hacerles sentir a los que quiero que todo va bien que no sufran. También arreglaría discusiones, es decir si ántes de morirme me he enfadao o discutido con alguien pues intentaría arreglarlo con esa persona de la forma que pudiese, ya que estoy muerta... No sé, a la vez que estoy escribiendo esto pienso en que me pueden esperar otras cosas como, por ejemplo que directamente todo lo que tenía pendiente deje de estarlo y pasar a otra vida completa y absolutamente diferente a la que he vivido y conocer a todo el mundo que ha muerto y vivir una vida nueva, una vida más avanzada, aunque es una paradoja, pues si estas muerto no vas a vivir... no sé ahora me he hecho un lio pensando diferentes cosas y ya no se qué creer que me va a esperar. Bueno supongamos lo último que he dicho, lo de tener una vida nueva, en esa vida nueva conocería a otras personas pero claro con la edad en la que me haya quedado y seguiría envejeciendo, asi que como me he muerto con 17 años en esa otra vida tendré 17 años, y cuando pasasen los años, en esa otra vida, ¿podría formar una familia? No sé es bastante extraño, pero ¿por qué no?
Esta pregunta me está costando más de lo que pensaba ya que es tan incierto lo que nos espera tras la muerte que no hay nadie ni nada que pueda responder. Hay gente que piensa que los espirítus vagan por la tierra si no están tranquilos, otros que no hay nada más después, que mueres y ya está, los creyentes que vas al cielo si has sido bueno y si has sido malo de lo contrario irás al infierno, los budistas creen en la reecarnación... y yo sinceramente ya no sé que pensar. Pero lo que sí quiero creer y pensar que después de la muerte pueda volver a ver a mi familia que hace tiempo ya no está conmigo, a mis abuelos que los echo tanto de menos, a mi tío... aunque tengo suerte de no haber perdido a demasiadas personas importantes para mi, he perdido y he sentido el dolor y de no comprender a dónde habrán ido, si ea estarán viendo...
Nunca lo había pensado pero ahora que lo hago me doy cuenta que me da miedo la muerte, que esa puede ser la razón por la que nunca me he puesto a pensar en ella, ya que no sé lo que habrá después de esta, si sufriré mucho al morirme, etcétera. Y más miedo me da aun pensar en que mis padres o las personas más importantes para mi algún día tengan que dejar este mundo y no pueda volver a verlas más, que me tenga que acostumbrar a vivir sin ellas y encima luego cuando muera no que no las encuentre, o no que me esperen en la otra vida, si es que la hay, ¿que haré? Porque yo por ejemplo no me imagino vivir sin las personas que más quiero al lado mia, saber que ya no estan ahí, no quiero ni pensarlo, ni imaginarme por un momento saber que no las tengo, sería demasiado dolor como para soportarlo.

¿ Qué crees que te espera detrás de la muerte?

Muchas veces me he hecho la misma pregunta, y he llegado ha sacar varias ideas aparentemente disparatadas pero que, como vemos en la filosofía, todo es posible.

Una posible opinión, es que el ser humano, al morir abandona su cuerpo y se reencarna en otro. Vamos a suponer que es cierta, y ahora se presenta la siguiente cuestión: ¿ el espíritu reencarnado se acuerda de su vida pasada o no?, yo creo que si eso fuera posible, el espíritu no se acordaría de absolutamente nada porque, si no todos nosotros tendríamos una experiencia prehistórica, otra medieval, otra moderna y otra contemporánea, pero como no es así, como no recordamos nada en absoluto de otras posibles vidas, no nos acordaríamos de nada.

Otra opinión que se me ocurrió en la playa en un momento de reflexión que tuve, tuve la idea de que, no sólo saltáramos de cuerpo en cuerpo de forma periódica, sino que automáticamente al morir, nacemos en otro cuerpo que en ese mismo momento está naciendo. Pero fue una idea que sirve para escribir un libro, es decir, que la abandoné rápidamente puesto que me resulta absoluta y totalmente absurda.

Bueno, la idea más sencilla sobre lo que hay tras la muerte es decir que no hay nada, que todo se acaba y ya me olvido del tema, pero, ¿no resulta increíble la existencia de una Síndone, y sí, me refiero a la Síndone de Turín, o como es conocida popularmente, la Sábana Santa, es decir, el paño que envolvió a Jesús los tres escasos días en los que estuvo muerto?, y digo que es increíble ( pero cierto) porque ésta Síndone procede del año en el que Jesús murió y los científicos no han podido explicar cómo tiene una capa de hilo tan finísima quemada dando lugar a una imagen perfectamente visible en el negativo fotográfico, la del hombre al que envolvía, en el momento en el que resucitó. Sencillamente, los que no quieren creer en la vida espiritual eterna tras la vida carnal por la supuesta falta de pruebas, es porque les da pereza romperse el coco. Pero es totalmente cierto que, la mayoría de los escépticos tienen sus razones para no creer muy bien fundamentadas al igual que yo tengo las mías, por lo que tienen mi más profundo respeto, como yo también confío en gozar del suyo.

Pero al final de tantas posibilidades, llego siempre a la misma conclusión de la que cada vez estoy más convencida, creo sinceramente que una persona al morir, abandona su cuerpo y se dispone a cruzar la puerta entre la muerte y la vida, y muchos pensarán que debo de ser cristiana, sí lo soy.

A lo largo de toda su vida, una persona ha de trabajar su alma mediante acciones que le permitan disfrutar de la vida eterna, es decir, en primer lugar, cuando una persona nace educada con valores cristianos, cosa que yo los he recibido y que aún continúo recibiendo, aprende que Dios nos dijo mediante Jesús, su hijo creado a su imagen y semejanza, que a lo  largo de su vida ha de proporcionarle (la persona) su ayuda al prójimo cuando éste la pide e incluso, cuando éste la necesita pero no la pide, aprende que debe ser honrado, que debe amar al prójimo e incluso al enemigo, no ir corriendo a darle un abrazo pero sí intentar comprenderle y llegar a un acuerdo(dependiendo del tipo de enemigo, no es lo mismo tu vecina con la que te llevas mal que un asesino); y debe dar amor y no destruir la creación más importante de Dios: la vida, principalmente la vida humana. Y al final del camino llega la puerta a la que tenemos más miedo pero que debemos cruzar, la muerte, tras ella, en mi opinión, está Dios, y le solemos poner cara pero creo que es una especie de luz, la más brillante y más hermosa que nunca nadie podrá ver hasta su juicio final, porque sí, primero seremos juzgados por nuestros actos y sólo si nos arrepentimos podremos gozar de la vida eterna y, si no lo hacemos, no podremos acceder a ella hasta que lleguemos al puro arrepentimiento. Muchas personas pensarán que mi forma de ver la vida es ridícula pero yo les digo, pobres, tendrán una existencia guiada por los deseos carnales, ojo, que no digo que los no creyentes sean inferiores ni mucho menos, pero no vivirán con la esperanza de algo más, de que su existencia no sea nacer, crecer, reproducirse y morir, que tampoco quiero decir que ellos no puedan ayudar al prójimo pero, que pasen los años, y que llegue tu final creyendo que no hay nada más, es lo más triste del mundo.
 

Tengo varias teorías, cada una más absurda que la anterior.

La primera es una que me lleva rondando unos años la cabeza, yo creo que desde que apareció el mundo hay un número exacto de almas, aunque no sabemos el número exacto. Mi teoría es la siguiente: lo voy a explicar con ejemplo porque si no, no me voy a enterar ni yo. Supongamos que en todos los años que ha habido en la vida han existido 1.500 almas y que 1000 tienen cuerpo, pues cuando muere un cuerpo, o sea, que quedan 999 personas pues, entre esas 999 personas tienen hijos y las otras 500 almas van entrando en los cuerpos, y como se van muriendo las personas pues las almas que se quedan libres van ocupando los cuerpos que nacen, y así siempre, no sé si me explico bien… Bueno pero esto es en teoría si de verdad es así en realidad habrá millones de almas pero nunca puede haber más ni menos. Mi segunda teoría es que podemos reencarnarnos en cualquier cosa, ya sea un ser humano, un animal, una planta, o lo que sea. Solo que nuestra memoria lo borra y no recordamos nuestras anteriores vidas, y a veces recordamos cosas que a lo mejor no hemos hecho y creemos que si pero en realidad es de otra vida aunque eso en realidad no pasa, es que lo vi en una serie y como que me marco. Otra posibilidad es que no haya nada, o sea que todo se acabe cuando muramos y que no exista el alma o que si exista y se quede vagando por toda la eternidad, conocido famosamente como fantasma, que yo creo que si que existen, a ver yo creo que si existen y que están con nosotros aunque no los veamos, que van al cielo o tienen que cruzar una especie de luz cuando termina sus vidas si no han dejado ningún tema pendiente. También he pensado muchas veces en el tema de Dios y de que cuando mueres vas al cielo o al infierno con el Demonio según lo bueno o malo que hayas sido, yo el cielo me lo imagino saltando por las nubes y con spas de aguas termales cayendo en cascada desde la nada, con casas de algodón de azúcar y que te encuentras allí con toda la gente, o sea que estarán por allí Napoleón y Fran Sinatra y todos esos si San Pedro a considerado que han sido buenos o no y el infierno en el que está el Demonio y todo es de fuego y tienes que trabajar construyendo, no se muy bien que todavía, pero bueno, algo, en fin que te tienen trabajando toda la existencia, dándote latigazos y con la música de fondo de la guitarra esa de Satán como castigo por lo que has hecho en la tierra. La verdad es que no sabría decir con seguridad que hay después de la muerte, la verdad es que yo pienso que nos reencarnamos o que si nos quedamos con algo pendiente estamos vagando por el mundo, eso explicaría a los fantasmas, quizás las personas cuando mueren si no han dejado nada pendiente pueden reencarnarse en otra que esté naciendo, pero si tiene algo pendiente hasta que no lo solucione no puede hacer nada y no le queda otro remedio que ir asustando a la gente por ahí, moviendo cosas o cerrando puertas solas porque sí. O también podría ser que las personas se reencarnasen hasta que terminaran de hacer lo que tienen que hacer, suponiendo que tienen que hacer algo, o sea que la persona en si es la misma pero tiene que conseguir algo aunque no sepa el que, por ejemplo ser presidente o algo así, y si en una vida no lo consigue  pues se reencarna hasta conseguirlo, y cuando lo consigue pues va al paraíso o a saber donde.

¿Tu que crees que te espera tras la muerte?

Esta es una pregunta muy complicada  que lleva haciéndose el ser humano yo creo que desde que es ser humano. Son muchos los filósofos, científicos y religiosos que se hacen esta pregunta y hasta hoy día no creo que exista una respuesta segura, ni científica,  ni real. Como dicen muchos: “Nadie ha venido para  contarnos lo que hay después de la muerte”.

La muerte es una realidad que acompaña a  la existencia humana. Todos hemos de morir. A lo largo de la historia, el ser humano ha vivido con temor el momento de la muerte. Por eso creo  que busca una respuesta  la filosofía, la religión, buscan un sentido a la muerte.

Si después de tantos estudios y tantas fórmulas creadas para dar explicación a la muerte, aún no se ha llegado a una conclusión o respuesta clara, quizá sea porque es necesario que sigamos preguntando por esta cuestión durante la vida.

Antes yo tenía mis ideas muy claras (creo  que hay vida después de la muerte) Pero después de leer algunas opiniones filosóficas me he dado cuenta de que las cosas no se pueden dar por ciertas así  como así. Según los razonamientos en filosofía hay que preguntar y buscar una respuesta y comprobar si es correcta en realidad. En resumen hay que hacer preguntas para comprobar si es cierta una afirmación.

Pero también me parece que estar haciéndose preguntas constantemente  y sobre todos los aspectos de la vida  me crea una sensación difícil de explicar. Es como si lo que yo pienso que está seguro no lo está y puede ser que esté equivocado, entonces no me  siento seguro de nada y  experimento una inestabilidad, o mejor dicho, inseguridad. Me siento más débil y dudoso y esta sensación no me gusta. Por ejemplo: Cuando estas planeando una excursión con tus amigos para un día y quedas con ellos. Al  día siguiente  uno de los amigos te dice que no sabe si podrá ir,  otro que no sabe si el sitio elegido es el mejor, que porqué no vamos a otro lugar. La noche antes de la  excursión todavía no sabemos donde iremos, quienes iremos, a que hora saldremos … Entonces te preguntas ¿Hago los bocadillos? O ¿me espero ha hacerlos mañana?  Ya que a lo mejor no salimos muy temprano y me da tiempo. Que me pongo, ¿ropa de abrigo? Si vamos a la montaña, pero ¿y si vamos a la playa? 

En fin, que te haces un lío y no eres capaz de decidir nada. Por eso en el tema de la muerte prefiero pensar que hay algo más allá, no se en que forma ni de que manera. Pero pienso que la esencia permanece.

¿Qué me espera tras la muerte? ¿Quién puede responder a esa pregunta? Dudo que alguien lo sepa, y si alguien puede saberlo, no está ni estará aquí para decírnoslo. Tan solo las personas que mueren lo saben, para el resto, sigue siendo un misterio.
Tras la muerte puede esperarnos cualquier cosa. Quizás vayamos al cielo, un lugar tranquilo, donde las abundantes nubes hacen del suelo un esponjoso camino, donde todo es celeste, y todo va a ir siempre bien. Pero el cielo está destinado a las personas que tan solo han hecho el bien en el mundo, jamás han pecado, o si lo han hecho, se han confesado. Está destinado para las personas devotas a Dios, aquellas creyentes hasta el último día de sus vidas, hasta en los malos momentos. Donde gobierna un hombre sabio y bueno, todopoderoso y divino. El cielo está destinado a las buenas personas que crean en Dios.
También podremos ir al infierno, un lugar algo caluroso, donde el suelo parece arder, todo es color rojizo, y las cosas no siempre marchan bien. El infierno está destinado a aquellas personas que no han hecho el bien, sino el mal. A aquellas personas que no creen y han blasfemado, a todas aquellas que su vida les ha hecho ir por el mal camino. Donde gobierna un hombre quizás más sabio que el del cielo, malvado, sin escrúpulos, retorcido. El Diablo. El infierno está destinado a las malas personas.
También puede haber un lugar intermedio, para aquellas personas que no son ni del todo buenas, ni del todo malas. Para aquellas personas que están en una posición intermedia de la vida. Aquellas que creen y no creen, aquellas que han hecho cosas buenas y cosas malas. Donde gobierna un hombre, o una mujer, que quizás tenga algo de las dos personalidades de los hombres gobernantes en los distintos sitios. Que contenga una dosis de maldad ofrecida por el Diablo, y una dosis de bondad ofrecida por Dios. Es un lugar donde todo es hermoso, pero también una parte es fea. Es un lugar donde las personas viven en buenas condiciones, pero otras, en muy malos. Ahí, cada persona se busca sus propias habichuelas. Es un lugar en el que hay personas buenas y malas, que nunca podrás saber qué piensan, pues cada una es distinta.
Ese lugar intermedio es la Tierra. Es donde todos vivimos. Y si todos vivimos aquí, es porque estamos muertos. Vivir es estar muerto. Todos estamos desterrados aquí, tras la muere por nuestra forma de ser, porque todos somos buenas y malas personas a la vez. Y en este mundo, en esta vida, se nos da una oportunidad para cambiar. Y cuando volvemos a morir, se nos vuelve a mandar a uno de los tres lugares: el cielo, la Tierra o el infierno. La mayoría solemos volver a renacer en la Tierra, es otra oportunidad para empezar una vida nueva cambiar y rehacer nuestra forma de ser y pensar, para después, volver a ser destinado a uno de los tres lugares posibles.
Tras la muerte, nuestro cuerpo abandona junto con nuestra alma esta vida, esta manera de ser y de pensar, para irnos tal cual estábamos al morir, fuese la edad que fuese, al cielo o al infierno de forma inmortal con ese cuerpo, o a la Tierra como un nuevo bebé que nace con distinta personalidad, distinto cuerpo, distinta manera de pensar, y que tarde o temprano morirá.
Por eso, después de la muerte nos espera una vida eterna con nuestro cuerpo en un lugar maravilloso denominado paraíso, el cielo, o un lugar aterrorizador, denominado inframundo, el infierno. O una vida nueva, otra oportunidad, en el mundo intermedio, el mundo bello y feo al mismo tiempo. La Tierra.
Nosotros elegimos nuestro destino.

¿Qué creo que me espera tras la muerte? Tan solo el simple hecho de pensarlo un escalofrío recorre mi cuerpo… es bastante complicada de contestar, puesto que no se ha demostrado que haya más que esta vida, que en mi opinión, es la única que tenemos y por tanto hay que disfrutarla. No me creo el “cuento” de “pasar por este valle de lágrimas” para luego aspirar al “Cielo” o “Paraíso” prometido, para poder disfrutar de la vida eterna junto al “Creador”. Me pregunto donde estaba ese Creador, ese Dios en mi vida. Me pregunto, en el hipotético caso de que exista, si miraba hacia otro lado cuando lo pasaba tan mal, si hacía caso a mis ruegos y oraciones cuando más lo necesitaba, cuando creía firmemente en él, o y por el contrario, miraba con indiferencia, o con cierto sadismo, como el Dios al que el Antiguo Testamento nos tiene tan acostumbrado. Me dirán que “Dios nos pone pruebas para que le demostremos su amor”, me tiré casi 18 años demostrándole mi amor, para acabar esta experiencia tan frustrante en el cajón de los recuerdos. También, con tantas injusticias en el mundo que hay, como ese supuesto dios tan bueno y que todo lo puede, mira hacia otro lado mientras medio mundo se debate entre sufrimientos, entre la vida y la muerte. Entonces me dirán “es el libre albedrío”. ¿También es libre albedrío engañar a esas personas, con la promesa de una vida eterna, que por otro lado, no se puede demostrar ni se ha demostrado nunca? ¿También es libre albedrío engañarlas con semejante treta, para así no cambiar su situación, manteniendo su miseria, pues, es más barato dejar el mundo como está, lleno de miserias que la mayoría de las veces, otras personas provocan? ¿Es libre albedrío que algunas personas corruptas prediquen en los templos y delante de los altares, representando una religión que predica la paz y el amor, y sin embargo prediquen todo lo contrario con ciertos actos deleznables? Entonces dirán “eso es cosa de Satanás”. Si Dios, que es tan bueno, lo ve y lo sabe todo, no se hubiera creado a su propio enemigo. Será que le gustan los retos, vete tú a saber el qué.
Y que curioso, esta gente siempre tiene respuesta para todo, respuesta, por otro lado, basado en dogmas que no demuestran nada ni sirven para nada, salvo mantenerse en el poder y en la opulencia. Si Jesucristo existía, y hubiese muerto y resucitado, se espantaría de todo. Y volvería a emprenderla a golpes como hizo en su día con los mercaderes, en este caso, mercaderes de la fe.
Y todo esto nos lleva a que se nos promete una vida feliz y eterna, para que la mayor parte de ellos puedan tener su propio pedazo de cielo, haciendo pagar la cuota mensual, como diría la canción.
Yo en estos casos suelo ser más realista, e incluso fría. Nos descompondremos con el paso del tiempo en nuestras cajas, y permaneceremos vivos en la memoria de nuestros seres queridos y de aquellas personas que en su día, nos admiraron por nuestros actos.
Pero luego pienso que somos algo más que un trozo de carne, algo más que materia. Por supuesto que tenemos dignidad, por la cual, como animales evolucionados que somos, nos la hemos ganado a través de miles de años de evolución, pero que podemos perder fácilmente, e incluso en cuestión de segundos. Si existiera el alma, el “Más Allá”… y ¿por qué los animales no pueden tener alma? Ciertas especies suelen tener, en ocasiones, más sensibilidad y humanidad, que nosotros, presuntos seres humanos.
En conclusión, me encantaría que existiera el Paraíso, para poder reunirme con mis seres queridos, para poder volverlos a ver otra vez y disfrutar de su compañía que la muerte nos arrebató. Además, el hecho de dejar de existir, de dejar de tener conciencia de mí mismo, me aterra por completo. No me hago a la idea de que, algún día, moriré. Se muy bien que lo haré, no se cuando, espero hacerlo siendo un ancianito adorable, como todos queremos que sea. Pero la simple idea me hace estar muerto de miedo, que hasta me obsesiona, que todo pueda acabar de repente y en la flor de la juventud…

Sinceramente puedo decir que esta pregunta me la he planteado muchísimas veces , pero nunca le he buscado una respuesta exacta. ¿ No te ha pasado que cuando estas a punto de dormirte se te pasan por la cabeza millones de cosas? : personas que viste durante el día, algo que aprendiste o simplemente algo que hiciste mal .Pero también se te vienen a la cabeza preguntas que solo cuando estás en silencio puedes hacerte .. aquellas que solo cuando te las preguntas interiormente hacen que te sientas vacío y sin sentido. Pues varias veces me ha pasado eso y mi enloquecimiento por no poder responder a esa pregunta era tal.. que me costaba conciliar el sueño de nuevo.Para tranquilizarme pensaba tal vez si que haya algo detrás de esta corta vida .. pero al minuto me daba cuenta de que ese ¨algo¨ no era suficiente para dejar  por resuelta la  cuestión. De nuevo comenzaba a darle vueltas al asunto y a decirme a mi misma : ¿como puede suceder esto? una vida llena de minutos , de horas , de días de años que para nosotros es mucho tiempo pueda esfumarse con un ¨algo¨.Aún no comprendo que habrá.. cuando era pequeña recuerdo que siempre te decían tus padres: Si eres malo irás al infierno.. pero si eres bueno irás al cielo. ¿El infierno? todos creemos que el infierno es el lugar a donde van aquellas personas que han hecho el mal en la Tierra , pero nunca nos hemos parado a pensar que a lo mejor ellos también van al mismo lugar que nosotros y se les concede una segunda oportunidad o tal vez.. puede que estén condenados otra vida mas larga a un sufrimiento lleno de castigos por el daño cometido anteriormente. Cada uno que se imagine lo que quiera, pero la pregunta sigue sin responderse con una respuesta clara y exacta. Yo os lanzo otra pregunta : ¿ Alguna vez se demostrará con exactitud que hay después de la muerte? ¿ Habrá alguien que halle la respuesta? la verdad que es muy complicado, pienso que es casi imposible saber hacía donde vamos después de morirnos ya que por el simple hecho de que aún estas vivos no puedes experimentarlo, debería de venir una persona de entre los muertos y explicarnos esta teoría , pero como esto es imposible aún, tendremos que seguir respondiéndonos estas preguntas nosotros solos . Desde mi punto de vista católico, yo creo que una persona cuando muere , sus ojos se cierran y su corazón deja de latir y de enviar sangre alrededor  de todo el cuerpo a partir de ese momento esa persona deja de estar físicamente en la Tierra para estar espiritualmente . Cuando el cuerpo se entierra bajo tierra o simplemente se quema , estás dejando atrás solamente la parte física la parte que envuelve  a la persona el exterior de ella y la parte espiritual , la que piensa la que expresa y la que siente asciende a otro nuevo mundo¨ El Cielo ¨ . Pero vayamos a creer que desde el cielo se ve la tierra, que la gente va andando por las nubes etz.. eso no es así. Para mi la palabra cielo significa lugar donde se reúnen todas las personas que han muerto y ellas desde ese lugar o estado espiritual pueden ver lo que está aconteciendo. Pero también creo que algunos de ellos pueden estar alrededor nuestra .. que no se manifiestan físicamente pero los sientes , tal vez  alguna persona de tu alrededor te recuerde a el o a ella y simplemente puedes pensar que la persona que ha muerto puede estar allí mismo y está manifestándose reflejando su forma de ser en otra persona. Por pensar podemos pensar muchísimas cosas , ya que habrá millones de respuestas y opiniones , pero lo que todos tenemos claro es que la muerte es una etapa de nuestra vida , no sabemos a donde nos llevará pero si sabemos  que seguramente estaremos rodeados de la gente que se ha marchado en nuestras vidas. Y esa será la verdadera vida ya que en ese estado nadie puede morirse de nuevo y aquellas personas que se han esfumado en tu vida rápidamente podrás dedicarle más  tiempo del que recibieron. 


Es una pregunta difícil de responder ya que absolutamente todos nuestros antepasados se la han estado preguntando y  a día de hoy todavía nadie puede darle respuesta a esta complicada pregunta.

Cada persona responderá a esta pregunta dependiendo de educación que haya recibido por parte de su familia por ejemplo cuando eres pequeño te suelen decir `` pórtate bien que si no iras al infierno´´ o cosas por el estilo, desde pequeños por lo menos mi familia me ha inculcado en un pensamiento y es que después de la vida toda la persona que haya sido buena con el prójimo, que lo haya respetado y no haya hecho nada malo a nada ni nadie tendrá su recompensa cuando muera, esa recompensa será ir al cielo donde estarán todas las personas que tu quieres y será entonces cuando podrás disfrutar plenamente de ellos durante todo el tiempo que tú quieras, el cielo es una especie de paraíso donde a todo el mundo le gustaría ir en vida o por lo menos volver para contárselo a los demás, sin embargo, esa persona todavía no ha llegado para anunciarnos como es realmente el cielo o incluso si existe y no es un invención de nuestros antepasados  que se ha ido transmitiendo de generación en generación , lo que si es cierto es que las personas cristianas quizás sufran menos la pérdida de un ser querido que el que no es creyente ya que nosotros pensamos que esa persona pasará a una mejor vida donde todo será alegría y felicidad , por el contrario si no eres bueno , es decir, si has cometido algún delito( matado, pegado, robado) o no te has portado bien con el prójimo o con Dios directamente  iras al infierno lo cierto es que ninguna persona a muerto y ha venido diciendo que  ha estado en el infierno y que ha estado al lado del diablo, Lucifer, Satanás o como queramos llamarlo y que todo era rojo y hacía mucho calor y que esta persona te lo hacía pasar muy mal como castigo a todo lo malo que habías cometido en tu vida.

También hay una serie de personas que piensan que después de estar unos años muertos, quizás siglos resucitamos como hizo Jesucristo y que en esa nueva vida tendremos una serie de obligaciones que nos hagan mejorar la anterior.

Hay otras personas que piensan que después de la muerte tú te puedes reencarnar en el ser vivo que tú quieras ya sea un perro, un caballo, un delfín, una rosa, un pino, una mosca, un ratón, un árbol, una pulga, un bebé, una mujer, ect lo que tú quieras siempre y cuando sea un ser vivo, por tampoco existen pruebas reales que afirmen esta teoría ya que ningún perro, caballo, bebé, mosca, árbol ect ha dicho a día de hoy que en su otra vida er un delfín, un camello, una mujer, un mono, una pulga y que cuando murió se reencarno en lo que es actualmente.

Las personas no creyentes simplemente piensan que después de la muerte no ocurre nada más ya que tus órganos mueren y al mismo tiempo tu alma, estás personas suelen sentir más la pérdida de un ser querido ya que piensa que ha sido una desgracia y no lo ven como algo positivo o como una suerte.

Con esto no estoy diciendo que los creyentes , las personas que creen en la reencarnación y en la resurrección no sientan la pérdida de un ser querido simplemente digo que  estas personas sufren pero menos ya que lo ven como algo natural y positivo.

Yo pienso que por muchos avances científicos y tecnológicos jamás vamos a llegar a averiguar preguntas como esta o como pueden ser  ¿quién somos?, ¿de dónde venimos?, lo que si sería

Es una pregunta bastante difícil de contestar ya que cada uno tiene su respuesta desde el punto de vista que vea lo que hay después de la muerta. Buenos pues yo creo que cuando uno se muere no hay nada después de la muerte, solo quedaría nuestra alma que aunque no estemos despierto y nuestro corazón halla dejado de latir, esa alma nuestra va a pertenecer en el sitio que hallamos muerto, en el sitio que hallamos sido felices o alguien que nos este llamando y quiera que estemos a su lado.
Esta es mi respuesta o mi opinión sobre esta pregunta, pero no toda la gente pesara como yo, porque como he dicho antes según la gente como piense, a esto me refiero a la gente que es cristiano, a la gente que es judía, etc… No hay que tenerle miedo a la muerte, porque es una etapa de nuestra vida por lo que todo ser humano debe pasar ya que los seres humanos nacemos, nos reproducimos y morimos porque si el humano no muriese no hubiese tanto espacio en el mundo.

Y eh investigado sobre esta pregunta paginas web y hay estudios hechos con animales:

-Durante los primeros treinta segundos que siguieron al paro cardiaco todas las ratas exhibían un incremento generalizado y transitorio de actividad altamente sincronizada que tenía todas las características propias un cerebro muy excitado. Además los autores observaron patrones casi idénticos en los cerebros agonizantes de ratas que estaban siendo asfixiadas. Los datos confirmaron nuestro pronóstico de que encontraríamos algunas señales de actividad consciente en el cerebro durante el paro cardiaco”,

Esta parte del articulo la he encontrado en la pagina : http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/hay-actividad-cerebral-.... Para quien quiera saber mas.

Esto son solo  investigaciones que se hacen con los animales para ver que reacciones hay tras la muerte, pero y si no hay nada tras la muerte, y todo es mentira? También es una buena pregunta, ya que a lo mejor cuando morimos no hay nada, no somo nada, si nos incineran somos polvo y si nos entierran nos descomponemos y nada mas. Por eso pienso que aunque investiguen los científicos y hagan muchas pruebas, es pregunta que nunca nos podremos contestar, solo la podremos sentir cuando llegue nuestra hora, y no la podremos contestas nosotros mismos. Por eso nunca hay que tenerle miedo a los muertos ni a la muerte, solo hay que tener miedo a los vivos.

-¿Qué crees que nos esperas tras la muerte?

 

Tanto los jóvenes como los ancianos, tanto los ricos como los pobres, lo más listos o los más tontos, los más buenos o los más malos…Todos a lo largo de los tiempos nos hemos realizado estas preguntas alguna vez…¿Qué nos espera tras la muerte? ¿Qué hay detrás de ese túnel? ¿Existe el cielo o el infierno? ¿Los buenos van a una parte y los malos a otra? ¿Una vez muertos nos reuniremos con nuestros seres queridos? ¿Nuestro espíritu se queda en la Tierra para proteger a las personas que amamos? ¿Existe la reencarnación? ¿Está Dios ahí arriba?

El ser humano se hace esta serie de preguntas aun sabiendo que no puede obtener ninguna respuesta porque la muerte siempre ha sido, es y seguirá siendo una de las mayores dudas existenciales para el hombre.

Tenemos miedo a la muerte porque no sabemos que viene después y esa incertidumbre es la que crea el miedo, pues lo desconocido siempre asusta y nos impone ese temor.

Yo creo que una razón fundamental por la que los humanos creamos las religiones fue para darle respuesta a la muerte. La religión cristiana defiende la hipótesis de que cuando morimos subimos arriba con Dios y que allí alcanzamos la felicidad eterna, es decir pasamos a mejor vida, algo parecido ocurría en la Antigua Grecia sólo que estos eran politeístas, es decir creían en varios dioses. Hay creencias que defienden que cuando morimos nuestra alma se transporta a otro cuerpo (ya sea de otro humano, animal, planta, etc.), esto es la llamada reencarnación. Supongo que son formas de hacer que la muerte no nos resulte tan amarga, pues nadie sabe que pasa realmente cuando morimos.

Las personas que han estado en muerte cerebral cuentan que han visto el famoso túnel y que al final de este hay una cegadora luz blanca… ¿Es ese el comienzo de una nueva vida? ¿La luz blanca representa al cielo? ¿Ese túnel es sólo producto de la imaginación o existe realmente? Yo pienso que hasta que los científicos no encuentren una manera de probar esto seguiremos haciéndonos esta serie de preguntas sin respuestas.

También hay personas que aseguran recordar cosas de sus vidas anteriores. Aunque hay gente que esto lo interpreta como un fraude de las televisiones o de los que hipnotizan, es cierto que este hecho hace que cada vez haya más personas que creen en la reencarnación. Todo esto es muy complicado de probar, y por lo tanto a la gente le cuesta creer en todas estas suposiciones y teorías.

Dicen que el final de algo es el comienzo de otra cosa y yo si estoy de acuerdo con esta frase pero no sé hasta que punto es aplicable con respecto a la muerte. La verdad es que a mi me gusta pensar que existe el llamado cielo y que allí nos reencontramos con las personas que queremos. Que allí encontraremos la paz y felicidad absoluta y que los problemas dejarán de existir. Pensar así hace que cuando muere alguien que queremos tengamos la esperanza de que solo nos despedimos de nuestro ser querido durante un tiempo, ya que pronto nos lo volveremos a encontrar en otra vida no terrenal y en esa vida no terrenal permaneceremos junto a él o ella para siempre.

Yo creo que todos deberíamos dejar de tenerle miedo a la muerte ya que es algo inevitable que no podemos ni controlar ni evitar, y ni mucho menos saber la fecha, el lugar o el modo en el que moriremos.

Personalmente no me gustaría saber a ciencia cierta que es lo que hay realmente cuando nuestro corazón deja de latir, prefiero seguir realizándome hipótesis que adapto a lo que me gustaría que pasase realmente. No creo que merezca la pena porque pienso que hay que disfrutar el día a día sin pensar en temas como la muerte, lo único que sabemos seguro es que indudablemente todos tendremos un final.

¿Qué nos espera tras la muerte? Es una pregunta difícil de contestar, porque ningún ser humano que pueda estar ahora mismo contestando a esta pregunta puede saber con certeza que es lo que nos espera cuando morimos, ya que cuando uno muere no puede tener el privilegio, de volver a la tierra y contarnos a los demás seres humanos que es lo que hay tras la muerte.

Como creyente, católica y cristina que soy, creo que después de la muerte nos espera una vida mejor, vamos al cielo.

El ¨cielo¨, como popularmente es llamado, no sabría muy bien decir lo que es; pero por lo que nos han explicado desde que somos pequeños, es un sitio donde nos reunimos con dios, donde podemos ser plenamente felices, ya que eso no se puede lograr en la vida real; porque como seres humanos nuestras necesidades son ilimitadas. Es un lugar donde ya no sufrimos, como no tenemos materia física, pues no podemos sufrir dolor. Es un sitio en el que ya no tenemos preocupaciones, no tenemos que preocuparnos por si estamos mejor o peor que los demás, por si tenemos más o menos cosas que los demás, etc; porque en el cielo todos somos iguales, sin ninguna distinción. Es un lugar en el que todo es mucho mejor que en el mundo real y también dicen que es un sitio en el que podemos reencontrarnos con nuestros seres queridos que ya murieron. Todo esto lo afirmo porque es una verdad que nos dice la religión católica, pero no puedo aprobar que sea totalmente cierto, ya que yo nunca he estado muerta para poder decir con certeza ni para poder describir como es el lugar al que vamos cuando morimos (al que va nuestro espíritu y alma) y que es lo que nos podemos encontrar allí, y si seremos más o menos felices o mejores o peores personas de lo que somos en la tierra. Tampoco puedo decir con certeza que no encontraremos con nuestros seres queridos que ya han muerto, pero se supone que tiene que ser así porque si todas las personas que morimos vamos al cielo, se supone que todos en algún momento debemos encontrarnos en aquel sitio; que supuestamente tendría que ser ilimitado porque allí tendríamos que estar los seres humanos de hace muchos siglos (desde que se formó la tierra y aparecieron los primeros seres humanos) hasta que algún día ( si esto ocurre) se extingue o desaparece la humanidad.

Para esta pregunta, todos los seres humanos tenemos una respuesta, más o menos parecida o distinta; según el punto de vista de cada persona, es decir, según desde el punto de vista personal.

Pero los seres humanos debemos responder a esta pregunta o al menos tendremos que tener cierta inquietud hacia la respuesta de esta pregunta, porque los seres humanos tenemos la necesidad de buscar respuestas y de tener una motivación en la vida. Yo personalmente, necesito responder esta pregunta porque es una forma de darle sentido a mi vida, y de saber que después de la vida real podemos tener otra vida, o simplemente que nuestros seres queridos se han ido a un sitio mucho mejor, donde no sufren y que desde allí, de una manera o de otra, pueden estar en contacto con nosotros. De este modo, es una manera de dar esperanza a nuestra vida y tener una meta, con el pensamiento de decir: cuando relice buenas acciones en mi vida real y haya realizado mi misión en la vida real, podré ser recompensada podré disfrutar de una vida mejor y con las personas a las que quiero.

Todas las religiones, tienen un modelo muy parecido a la religión católica sobre lo que nos espera después de la muerte, por lo tanto, eso solo puede significar una dos cosas:

  1. Que no estamos tan desencaminados sobre lo que hay después de la vida, es decir, no podemos decir que es lo que hay, pero tenemos la creencia de que debe de haber algo.
  2. Que esta respuesta, la utilizamos como una necesidad para tener esperanza en conseguir algo mejor.

Las personas que no sean religiosas, no sé qué opinión tendrán sobre lo que nos encontraremos después de la muerte, pero sería muy triste vivir la vida real, pensando en que cuando termine esta vida no va a haber nada más.

Pantera Negra.

A la pregunta, ¿qué crees que hay después de la muerte? Lo primero que he de decir es que ni yo ni nadie tiene la suficiente capacidad como para explicar que hay después de la muerte. Esta es una pregunta que se lleva haciendo el ser humano desde que tiene uso de razón, y a pesar de todos los progresos que ha habido a lo largo de la historia y de todas las opiniones o teorías que se han intentado demostrar, todavía nadie ha sido capaz de explicar qué es lo que hay después de a muerte. Por eso mismo, mi contestación va a ser mi propia opinión, no una contestación precisa.

Es curioso porque la mayoría de la gente cree que después de la muerte hay lo que le han explicado. Por ejemplo, a un cristiano se le educa diciéndole que después de la muerte lo que hay es vida, que tu cuerpo físico deja de existir pero que tu alma queda ahí y según como te hayas comportado a lo largo de tu vida vas al cielo (si has obrado bien) o vas al infierno (si no te has portado bien); los hinduistas creen que tras la muerte, su alma sigue viva y se reencarna en otro cuerpo, ya sea de animal o de una persona. Y que a lo largo de su vida tienen que obrar bien para que el Karma se lo devuelva de forma satisfactoria en otra vida; los musulmanes creen que después de la muerte van al séptimo cielo para encontrarse con su profeta Mahoma, etc. He puesto estos ejemplos porque realmente la gente se cree lo que le dicen o lo que escuchan de otras personas o medios, pero realmente no se ponen a pensar por sí mismos en lo que es la muerte. La mayoría de las personas piensan según su religión o su cultura en este tema y no suelen tener un criterio propio para pensar por sí mismos lo que hay tras la muerte. En parte me da coraje que por el hecho de que hayas nacido en tal sitio y tu religión sea tal, ya tengas que tener una creencia determinada a la hora de pensar en lo que hay tras la muerte.

Haciendo referencia a las distintas teorías que he puesto de ejemplo, no creo que se vaya al cielo o al infierno según hayas obrado a lo largo de tu vida, y tampoco creo que después de la muerte te vayas con Dios a ser feliz, o que te reencarnes en otro ser físico, o cosas por el estilo. Si es verdad que existe Dios, supuestamente estamos aquí gracias a él, formando un conjunto al que llamamos mundo. Por lo tanto, al ser todos creados por el mismo Dios, debería haber una sola religión. Por eso, pienso que las teorías que aportan las religiones no son ciertas y que las crearon para darle esperanza al ser humano de que aunque te mueras, vas a seguir viviendo de otra forma. Aunque quizás la teoría de alguna religión sea cierta, quien sabe.

En mi opinión, pienso que no hay que darle muchas vueltas a este tema. Pensando en la muerte se pierde tiempo en vida, y es un tiempo que la muerte no te lo va a devolver aunque luego llegues otra vez a la vida. Yo tengo la esperanza de que después de la muerte haya algo, un algo que no se definir quizás por falta de capacidad. Pero a la vez intento buscar respuestas a través de mi escaso conocimiento, intento conocer la verdad. Si la respuesta es que al morir no hay nada más, que lo que has vivido se queda en un tiempo, espacio y lugar únicos, de los que nadie se acordara y que quedaran ahí en la nada, me entra agobio al pensar que cada segundo que pasa tengo un segundo menos de vida, de mi vida. Por otro lado, si es verdad que hay algo después de la muerte, ¿Qué es lo que hay? Aunque antes haya hecho crítica hacia la gente que piensa lo que le han contado y que por sí mismas no sabrían dar una respuesta distinta a las demás, es probable que me tenga que auto criticar a mí mima, ya que no se me ocurre algo distinto a lo existente.

Moira MacTaggert.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2020   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio