FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

(Presocráticos) El ser humano es un animal que se rige por la razón y también por los sentimientos. ¿Crees que razón y emoción son compatibles?

Tu turno

Visitas: 4766

Respuestas a esta discusión

En mi opinion , diria que tanto los sentimientos como la razon se van intercalando a lo largo de nuestra vida , destacandose en algunos momentos un mas que el otro , por ejemplo en esa etapa conocida como pubertad , es dificil controlar nuestros sentimientos y emociones , realizamos las cosas sin pensar , sin embargo , al dejar atras esta fase , comenzamos a compaginar la razon y los sentimientos , buscando lo correcto y lo que mas nos convenga para el futuro.

Creo que ambas son compatibles pero para ello antes hay que tener una madurez para poder buscar un equilibrio entre ellas .

Obviamente sí son compatibles,ya que los seres humanos podemos razonar y a la vez sentir emociones,no existe nadie que solo de uso de su razón o que solo se deje llevar por sus sentimientos.

Como bien ha dicho hotelterminus, los sentimientos y la razón se intercalan a lo largo de la vida.Esto demuestra que son totalmente compatibles.

Es cierto que a veces algunos sentimientos o emociones nos impiden usar la razón adecuadamente pero aún así las dos cosas son compatibles. 

Yo creo que esta pregunta se puede definir muy bien por la frase: Haz lo que te dicte tu corazón , ya que muchas veces tu razón no piensa en lo que tus emociones quieren o puede ser al revés:que tu razón piense lo que tus emociones no quieren.Por esto, y contestando a la pregunta , creo que no son compatibles ya que creo que nunca estarán de acuerdo razón y emoción.

En mi opinión, la emoción y los sentimientos deben de ser compatibles, pues debemos usar las dos en su justa medida, ya que podemos dejarnos llevar por las emociones y pueden traernos malas pasadas, mientras que utilizando la razón esto no llegará a suceder. Por otra parte, si abusamos de la razón podemos perder el sentido de la vida, así como la emoción de no saber lo que nos sucederá si cojemos ciertos caminos y no atrevernos a conocer nuevas personas solo por los prejuicios.

Yo creo que ambos son necesarios en nuestra vida, y debemos encontrar el punto medio entre los dos. Debemos dejarnos llevar por los sentimientos sin perder de vista la razón. Si nos dejamos guiar por nuestros sentimientos, puede que durante el momento que nos dejemos llevar, seamos las personas mas felices del mundo, pero si no nos planteamos las consecuencias que esto con lleva, puede que las suframos. Por eso, en mi opinión, debemos dejarnos guiar por los sentimientos siempre y cuando usemos la razón para ver las consecuencias que esto acarrea, y si estamos dispuestos a asumirlas.

Estoy de acuerdo con ASTRONOMIX, pues siempre hay que buscar el punto medio de todo, nada es bueno si lo abusas o si lo dejas de lado.

Hay que dejarse llevar por los sentimientos porque te pueden llevar a situaciones que las disfrutes muchísimo, mientras que si nos hubieramos dejado llevar por la razón, quizá nunca hubieramos llegado a vivirlas. Siempre hay momentos de tristeza detrás de otros de suma alegría. Hay que aprender de los malos momentos y así no volver a caer en ellos y por supuesto disfrutar al máximo los momentos de alegría, pues serán inolvidables.

Día a día vivimos con la razón y los sentimientos , pienso que sí son compatibles pero que nosotros decidimos cómo tomar las decisiones , es decir , si tomarlas racionalmente o desde las emociones y sentimientos , pero es algo dificil porque a veces tomamos decisiones desde nuestras emociones y podemos equivocarnos ya que no es algo racional , pero también puede suceder que las tomemos racionalmente y suframos porque no corresponden con nuestros sentimientos y emociones. Esto es algo con lo que nos encontraremos muy a menudo a lo largo de la vida pero sea cual sea nuestra decisión , debemos afrontarla de manera que no nos sea muy perjudicial para nosotros, y si ambas cosas coinciden mejor.

Desde mi punto de vista,sentimientos y razon conviven entre si en una especie de equilibrio(Graficamente, como el Ying y el Yang de la mitologia China ) aunque ello no evita que choquen en situaciones en las que hariamos cosas de dos formas diferentes( dependiendo de si hacemos caso a la razon a los sentimientos, o una mezcla de estos),por lo que son compatibles aunque esto no evita los mas que seguros roces,es mas , me atreveria a decir que son complentarios desde el punto de vista de que las acciones correctas se hacen haciendo caso a la razon y a los sentimientos,en su justa medida.

Desde mi punto de vista, creo que la razón y la emoción son cosas totalmente diferentes y que es difícil que ambas se pongan de acuerdo. Pienso que el corazón siempre nos va a guiar bajo sentimientos muy fuertes y muy complicados de evitar como la rabia o el amor que nos puede llegar a cegar independientemente de que nos lleve a tomar actitudes correctas o incorrectas. En cambio, la razón nos va a llevar por el camino más seguro y siempre nos va a saber indicar lo que debemos hacer en cada momento, alejando de nosotros todo tipo de sentimentalismos. La razón nos hace pensar con la cabeza fría, tomar decisiones importantes en nuestra vida, a la vez que nos obliga a rechazar ciertas cosas que las emociones consideran indispensables. Por eso las decisiones relevantes se deben tomar por el camino de la razón y no con el corazón.

Todo el mundo piensa y razona. El sentimiento y razonamiento son cualidades únicas del ser humano que nos distinguen de los otros animales. Una persona se puede sentir querida, realizada; también rechazada o humillada. Pero siempre va a experimentar algún tipo de sentimiento. Los sentimientos determinan la forma de actuar de las personas, aunque la razón no se queda atrás.  Siempre hay que elegir, y la razón y el corazón influyen en nuestras decisiones. Hay muchas veces en las que lo que sentimos y lo que nos dice nuestra razón no van por  el mismo camino. Es fácil engañar al cerebro, la prueba está en los juegos de magia y efectos visuales que nos alejan de lo que realmente deberíamos ver. En muchos casos la razón se usa demasiado. En otros, nada. Ninguno de los casos es el correcto. Muchas personas suelen pensar de forma excesiva a la hora de actuar. Se dejan llevar por los cálculos, los pros y los contras, y esto, al final, puede llevarlos a vacilar demasiado e incluso equivocarse al elegir. Por otro lado, cuando nos dejamos llevar por los sentimientos, el resultado suele ser aún peor. Desde mi punto de vista, dejarse influir sólo por lo que dicta el corazón es la opción más sencilla, ya que haces lo que sientes y punto. Lo más difícil es cuando te das cuenta de que al hacerlo de esta manera te estás equivocando y aun así lo haces porque lo deseas. Normalmente solemos pensar que es mejor guiarnos por la razón, ya que basándonos en datos y argumentos sólidos tenemos más posibilidades de no equivocarnos. Las emociones son peligrosas, nos nublan la forma de ver la realidad. Los sentimientos, a veces influyen en nuestra razón, y  viceversa. No es fácil elegir entre las emociones y la razón, por lo que creo que no debemos separar unas de la otra, ya que, a mi parecer, éstas son perfectamente compatibles. Ambas nos hacen ser personas. Sin una de ellas, nos acercamos más a parecernos a los animales irracionales.  Son términos que deberían ir siempre ligados. El secreto está en mantener un equilibrio entre ambos. Al decir equilibrio no me refiero a que siempre se usen los dos de manera igualitaria, sino usarlos ambos pero sabiendo en qué ocasión debe de tenerse más en cuenta el pensamiento frío y en cual el sentimental. Esta armonía es lo verdaderamente difícil, y puede resultar demasiado duro conseguirla,  pero creo que se puede alcanzar, siempre que sentimiento y razón vallan ligados e interfieran en nuestra vida. 

Todos sabemos que el ser humano la tiene, tiene capacidad de razonar, y esto es precisamente lo que le diferencia de los animales y demás organismos terrestres. Muchas veces parece que nuestros sentimientos y nuestra forma de vivirlos y de actuar frente a ellos son irrazonables, y están marcados por la sociedad, la prueba es que en cada época se han vivido de una forma muy distinta.

Desde mi punto de vista personal, los sentimientos y la razón entran en conflicto demasiadas veces, más de las que a muchos que nos rodean les gustaría. La razón no siempre está acorde con los sentimientos, pero que a la hora de decidir cuales hay que anteponer, normalmente hemos de tener en cuenta nuestros principios más sólidos.

Depende de la situación, todo el mundo tiene emociones y pensamiento racional, y entre los dos existe una diferencia realmente importante, que la razón es fija, la racionalidad es la misma para todo el mundo, por ejemplo, matar es malo, ese concepto racional lo tiene todo el mundo, y por otro lado los sentimientos son propios de cada persona, son creados por los ideales y las experiencia; por tanto los sentimientos y la razón son compatibles si los ideales se ajustan a la razón, en ninguna persona se ajustan completamente, únicamente coinciden de vez en cuando, y no hay nadie que los tenga completamente igualados, si hubiera alguien así sería porque no dispone de los dos, sería porque sólo piensa racionalmente, ya que los sentimientos aunque se fijen completamente algunos, la mayoría están variando constantemente por algo nuevo aprendido, por otro punto de vista descubierto,....

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2018   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio