FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

¿Porqué muestra esa emoción? ¿Adónde irá? ¿De dónde vendrá? ¿Dónde vivirá? ¿Será feliz? ¿Habrá amado alguna vez? ¿Porqué viste de esa forma? ¿Cómo se llamará? ¿Y esos dos son amigos? ¿Estarán enamorados en secreto? ¿ël la mira de manera especial? ¿Es envidia? ¿Porqué llora?¿tendría que consolarla? ¿Qué edad tendrá? ¿importa algo? ¿qué espera en la vida? ¿Qué será de ella?¿De alguna forma lo que hacemos no es prejuzgar a las personas consciente o inconscientemente por su aspecto externo, su manera de andar...? ¿Tendremos algo de razón?

Visitas: 1505

Respuestas a esta discusión

Es curioso,cada uno de nosotros somo diferentes,tenemos una vida distinta a los demás,con unos determinados pensamientos,emociones…algunos de nosotros mostramos todo eso simplemente siendo nosotros mismos aunque otras personas parecen una cosa mientras que son de otra manera.Con esto quiero llegar a que cuando tú observas a alguien que no conoces o que si la conoces pero de hace muy poco tiempo puede que la imagen que esta éste dando de ti sea solo una apariencia y por otro lado eso te hace dudar de cómo es ella verdaderamente.Cada persona es un mundo y eso se puede demostrar con esta experiencia.
Esta experiencia la he realizado no por un coche o un autobús sino observando la calle desde una ventana de mi salón.No la hubiera realizado así sino fuera porque el salón de mi casa da exactamente a un paso de peatones y por tanto durante todo el día hay un continuo tráfico de gente para arriba y para a bajo.Pasan personas de todo tipo:niños pequeños y más mayores,adolencestes,adultos,ancianos.Todas ellas con diferente cualidades tanto físicas como psicológicas aunque a simplemente solo las últimas se pueden percibir mediante la vista.
He estado detrás de mi ventana durante no más de diez minutos en los que he podido obsevar a muchas personas pero voy a referirme solo a las que me han llamado la atención.
De toda la gente que he visto al principio me gustaría resaltar a un joven que ha pasado por el paso de peatones no con más edad que la de 17 años con una carrito en el que llevaba un bebé recién nacido.En ese momento se me han pasado por las cabezas varias cosas,quizás ese bebé era su hermano,su primo..no sé pero alomejor era su hijo,estoy segura que cualquiera persona que la hubiera visto hubiera creido que era su niño y se habrían puesto a criticar sobre si es muy joven o incluso que esa muchacha podría será una pervertida.La gente tiene la costumbre de criticar y pensar lo peor de la gente fiándose solo en la apariencia y sin saber nada sobre esa persona y su vida.Eso me molesta bastante.Bueno también pude ver a una pareja de unos treinta años cogidos de la mano,no se me paso mucho por la cabeza cosas cuando los vi,unos simples enmorados como hay tantos y es que al fin y al cabo todos buscamos eso….es bonito jeje.Por otro lado también vi a una mujer mayor y en ese momento me vino a la cabeza mis abuelos,iba ella sola y no podía casi andar.Necesitaba a alguien y yo pensé que ¿no tenía nadie de su familia que podiera ayudarla? Es que no le daba tiempo de cruzar en verde,es muy fuerte pobrecilla y me acordé de mis abuelos porque ellos están ya muy mayores y da pena verlos así,porque muchas veces te das cuenta de la gran sabiduría que tienen.Al lado de la señora se encontraba un mujer de la mano de una niña que tenía una muñeca,parecía muy contenta yo pienso que la muñeca era un regalo nuevo porque se le notaba muy feliz con cara de ilusión y entonces pensé que a mí de pequeña me encantaban los muñecos.¡me lo pasaba genial!jajaja.También pude observar más personas con bolsas de comprar,carritos de la compra,adolescentes con libretas (supongo que venían de estudiar)….etc
Con esos minutos te das cuenta de lo grande que es cada personas y de lo que todo lo que hay detrás de una simple apariencia,cada un valemos por el simple hecho de ser personas y no porque cometamos errores somos menos que nadie aunque sinceramente hay gente que no piensa así.A la gente que este leyendo esta experiencia que no creo que sea mucha os invito a que la hagáis,es interesante y si te pones a pensar te das cuenta de que todo el mundo tiene una vida de la que nosotros no sabemos ni la mitad de lo que ocurre en ella aunque las conozcamos.
Martínez Barrio

Voy a imaginar que estoy en el coche del trabajo de mi padre, a las tres menos cuarto, y que él me acaba de recoger.Como todos los días nos preguntamos mutuamente que hemos hecho durante el día y mas tarde , al ser los dos de pocas palabras, escuchamos la radio, normalmente la frecuencia 102.2 –la máxima partir de este momento, yo solo me dedico a mirar por la ventana y escuchar la radio , y  a veces cantar, y mi padre a conducir y escuchar la radio. Entonces llegamos a un paso de peatones y nos paramos para que pasara una mujer que parecía del país vasco por su aspecto, su forma de vestir, su corte de pelo,y su forma de andar. Siempre que veo a alguien desde el coche pienso que tendrán un destino donde llegar , y por cotilla que soy, me gustaría saberlo, solo para unir cabos, ya sabeis.Ahora me encuentro a un muchacho joven , alto , delgado y de raza negra , con una bolsa de plástico de las basuras llena de discos o lo que sea para poder comer ese día vendiendolo.Esto es vergonzoso para ellos, lo mismo que seria para nosotros, pero lo tienen que hacer por obligación o mirarán de hambre.Luego , a continuación, en la esquina , veo a una mujer mayor , algo discapacitada al cruzar el paso de peatones , así que iba acompañada no se por quién. Les tengo mucho respeto a las personas mayores, las admiro mucho porque han sabido aprovechar todas las oportunidades que la vida le ha dado. Luego veo a un grupo de jóvenes con mochilas, lo tipico,y deduzco que vienen del colegio , pero se diferencian de los universitarios , no solo por la edad sino también por estilo en general.Luego , en la esquina del trabajo de mi padre me encuentro a mi profesor de filosofía….Don Fernando…puff!! Menos mal que no me ha visto…Algunos pensarán que soy rara en este aspecto pero mi problema es mi timidez y mi incapacidad para responder en la primera vez de la pregunta.Eso me hace que sentirme mejor cuanto menos hable. Bueno, ya estamos llegando al estadio de los Cármenes, donde este año el equipo ha subido a primera , y vemos que una mujer no muy mayor , cruza por medio de la carretera por donde no hay paso.Menos mal que entre los reflejos de mi padre y algo de suerte, logramos salir de esa incisión ,  y como siempre que hay algún problema o dificultad en el tráfico , comentamos la locura de esa mujer:

-Como están las cabezas dios mío….

-Es que no entiendo porque no se ha parado..

-¿Por qué va a ser? Esa , de la forma que iba no se ha dado ni cuenta de lo que ha hecho.

-Desde luego que estamos mal….

 

Soy muy aficionada a mirar por la ventanilla del coche donde vaya, sobre todo de noche.Los carteles iluminados, a la gente la ilumina los faros de los coches, todo es mas tranquilo…bueno sigamos con mi relato.

La parte mas peligrosa, veo yo ,  de mi trayecto del colegio a casa y de casa al colegio es la rotonda de la isla, donde esta el tech-luz porque ,como es normal a esas horas , todo el mundo va con muchas ganas de llegar a su casa y no piensan ni lo que hacen,por eso aquí hay que detenerse y  no tener prisa. Logramos pasar siempre sin ningún tipo de peligro pero yo lo presiento.Presiento que puede pasar algo que no se quiere…Ya por esta parte del trayecto no hay mucha gente al estar más alejado del ambientecillo de la ciudad. Cogemos la otra rotonda, la autovía y la salida hacía los Ogijares, donde vivo yo y mi familia.Por esta zona y por la rotonda de la loma siempre hay un hombre andando con aspecto vagabundo , con barba ,con poca ropa, andando para arriba y para abajo, y con la moral por los suelos , pienso yo. Algunas veces pienso en bajarme y preguntarle a donde va, siempre es una incógnita. En verdad, me da mucha pena, pensar que no tendrá ni familia ni hogar…

Bueno pues llegue a mi casa con la  agotante espera que tiene mi perro por vernos.

Espero que os haya gustado.

Esta experiencia, la verdad es que es bastante divertida. Voy a contar lo que sentí cuando la realicé:

Todos los días estoy montada en el coche con mi madre, ya que nosotros vivimos en un pueblo y siempre tenemos que ir a todos lados en coche.

Bueno pues el otro día empecé a mirar a todo el mundo por la ventana, y se me vinieron a la cebeza un montón de preguntas como a donde irá, porque va vestido de esa manera, estará casado o no…

La verdad es que cuando te tiras un rato mirando a la gente cada persona va a su rollo y cada una de ellas es diferente a las demás. Cuando estás un rato fijándote en esas personas te da risa porque dices como pueden ser las personas tan diferentes unas de otras.

De buenas a primeras, íbamos por el centro y vimos a un hombre, que si llego a ir andando me cruzo de acera, era de unos cuarenta y tantos años, me llamó mucho la atención, ya que una persona así es muy dificil que  la veas por la calle. Llevaba unos pantalones cortos (en diciembre), una camiseta de cuello alto negra, la cara, las piernas incluso las manos llenas de tatuajes de color verde y negro, la parte de en medio de la cabeza la tenía rapada y por los lados tenía el pelo normal,también llevaba unas zapatillas de estar en casa negras y blancas y una mochila llena de cosas, enorme, en ese momento me imaginé que no estaba muy bien de la cabeza, aunque eso ya era de suponer, pensé que le hacía falta mucha ayuda, que seguro que no vivía en un hogar como debe de ser, y si viviera en buenas condiciones, me puedo imaginar como tendría la casa, llena de perros por todas partes y todo tirado en el suelo y sucio.

En esos momentos es cuando te das cuenta de la cantidad de gente a la que le hace farta que los ayudes. También cuando iba en el coche me dio por mirar y ves la cantidad de gente que hay pidiendo en las puertas de la iglesias, en las aceras, y ves que la gente pasa de largo sin prestarle ninguna atención , la verdad es que yo tampoco les presto mucha atención, pero simplemente porque yo soy muy desconfiada y pienso que me van a hacer algo.

Muchas veces pasa que la gente que está pidiendo en las calles o rebuscando haber que pueden sacar de los cubos de basura  es que verdaderamente les hace falta, hombre claro sino no estarían en esa circunstancias, pero  tambien existe muchas otras personas que se ponen a pedir solo porque son drogadictos, alcóholicos,etc. Pero eso no quita que muchas otras personas que se encuentren en esas circunstancias puedan tener una carrera y por los tiempos de crisis que hay en estos momentos no encontrar trabajo, no poder pagar la hipoteca de su casa, y como consecuencia le han podido quitar la casa y encontrarse solos en el mundo, bien porque sean de otro país, bien porque su familia no quiera saber nada de ellos, por todo esto han tenido  que recurrir a pedir en la calle y vivir de la caridad.

Con ésta experiencia he aprendido que aunque vayas en el coche y veas a la gente y pienses mal de ella, tu no sabes la vida que esa persona puede tener, y que incluso aunque tenga mala apariencia o a ti no te guste como viste o su forma de mirar, puede ser la mejor persona del mundo. No hay que juzgar a nadie antes de conocerlo, y recomiendo que cuando vayas en algún coche, autobús, etc… que mires a la gente y que sobre todo te diviertas, porque no hay nada tan bonito como el divertirse en la vida.

 

              Con esta experiencia me he dado cuenta de que las personas tenemos una capacidad de imaginación espectacular, o será que solamente la tengo yo.
              El otro día coji el autobús, como otras muchas veces, ya que yo lo cojo bastante. Y me acorde de esta experiencia y me fui fijando en todo.
              Desde que me subí hasta que me baje, fue como una novela, un cuento, pero escrito por mi. Yo le daba vida a esos personajes, a esa historia, a todo. Yo era el escritor de esa historia.
              Casi siempre que vamos en un autobús, vamos mirando a la nada. Pensando en nuestras cosas, pero nunca miramos a las personas que ahí fuera. Así que yo lo hice. Mientras el autobús estaba parado esperando a la gente, o a que se subieran otras, yo me puse a mirar a toda la gente de la parada. Había de todo, gente joven, gente mayor y algún que otro anciano. Primero os hablare de los jóvenes.
              Estaba la típica pandilla de tres o cuatro chavales. No se veían mala gente, pero su apariencia física me cambio la opinión. En cuanto a las formas eran correctos, estaban tranquilos hablando de sus cosas, pero su forma de vestir y sus peinados hacían que la imagen de esa gente fuera otra, una imagen mala, que no se contrastaba con la forma en que actuaban. Seguramente no serán felices en el futuro, porque no van a tener un buen futuro, es decir, un buen trabajo, un buen sueldo, etc. Por lo menos desde mi punto de vista. Eso sí, por lo menos ahora son felices, ya que no hacen ni el huevo. Como dice una amiga mía cuando nos entregan un examen. Yo le digo, ¿que has sacado? Y ella me dice…un tres. Y entonces le pongo cara de… ¡Tienes que aprobar¡ Y después me lo entregan a mi y me pregunta ella ¿Qué has sacado? Y le digo pues un 6…con cara triste. Y ella me dice, bueno, por lo menos yo soy feliz.
              Después mas retirados, había una pareja, o eso pensé yo que serian, pero podían ser perfectamente amigos. Pero creo que en el caso de que fueran una pareja, lo  estaban dejando, o se estaban despidiendo, así que no era un buen día para ellos. Y pienso esto porque la chica estaba llorando, y mientras su novio o amigo le daba un abrazo. Pero realmente no sabre porque lloraba esa chica. Tenemos las dos hipótesis citadas anteriormente, pero no lo sabremos con seguridad. Crees que si fueran una pareja, ¿Se habrían amado realmente? ¿Y por eso la chica lloraba, de impotencia al ver que ya no iba a estar con la persona que amaba? Y si fueran amigos, ¿piensas que el está enamorado de ella, y por eso la escucha, la consuela y le muestra su apoyo?
              Y por último había un grupo de señoras mayores. Tendrían unos setenta y pico años. Y estas si que eran felices. Son las típicas personas que saben que ya tienen todo hecho en la vida, y que van con tranquilidad, son amables y muy correctas. Eso si que son buenas personas. Ami me recuerda a mis abuelos, y seguramente a toda la gente le pase igual, pero con sus respectivos abuelos. Lo mas normal es que en pocos años mueran…
              Como conclusión decir que todas las personas tenemos prejuicios. Empezando por mi como no, que cuando vi al grupo de chavales esos, por sus pintas ya pensé que no estudiaban, etc y ect. Si realmente te pones a hacer esta experiencia te aseguro que te darás cuenta de ello. Y bueno, y ha esta gente la has visto un día, pero y… ¿Qué será de ellos en el futuro? ¿Llegaran a ser algo los chavales estos en el futuro? ¿Llevare yo razón sobre mi punto de vista? ¿Cuánto tardaran en morir las ancianas? Seguro que te harás estas preguntas y muchas más….
             

Esta experiencia, desde que el profesor nos la dictó, decidí que iba a hacerla, porque es algo que me llama la atención y que a decir verdad, ya he hecho varias veces. Así que ayer, mientras iba en el coche con mi madre, me dediqué a mirar a las personas que iban en los coches que pasaban a nuestro lado. La primera persona que me llamó la atención fue una señora morena, mayor, yo diría que  de cincuenta años más o menos. Iba en un coche negro muy normalito. Me fijé en su cara, se le notaba muy seria, algo le tenía que pasar. En seguida pensé que seguro que se había peleado con su marido, o incluso una segunda hipótesis que me vino a la cabeza fue pensar que sus hijos no le hacían caso por algún motivo que yo, evidentemente, desconozco. Después, me fijé en una pareja (o por lo menos eso parecía) joven, de veinte años o así, en un coche rojo muy llamativo. Iban muy sonrientes, parecían muy felices, y por lo que parecía no paraban de bromear. Lo primero que me vino a la cabeza fue que estaban muy enamorados. Pero después, me fijé en sus caras, y me di cuenta de que la muchacha era muy guapa, y el hombre era bastante feo. En seguida pensé que ella estaba con él por su dinero, y deseché la teoría de que estaban enamorados. Más tarde, un hombre de treinta y pico años aproximadamente llamó mi atención. Iba en un coche azul oscuro, si no recuerdo mal, que por cierto, estaba muy chulo. Me hizo mucha gracia darme cuenta de que estaba cantando, y además le ponía sentimiento, parecía mentira que cantara con tanta concentración y condujera al mismo tiempo. Tengo que decir que tengo una teoría comprobada, y es que, como suelo hacer lo de fijarme en la gente cuando voy en el coche, he observado que en la mayoría de los casos, cuando una persona va sola conduciendo su coche, va con la radio o un disco puestos, y casi siempre va cantando. Es algo que me hace mucha gracia, porque sin embargo, cuando van dos personas o más, nunca veo  a nadie cantar. En fin, el caso es que seguí mirando al hombre y riéndome, y pensé que era el tipo de persona que es muy alegre y risueño, y que le gusta cantar pero que le da vergüenza hacerlo en público. Después, vi al típico chulito muy joven, de dieciocho años seguramente, y que probablemente acaba de sacarse el carnet de conducir, que va con su ventanilla abierta, con el frío que hace, sacando por ahí el cigarro con la música a tope, y su panda de amiguitos. El típico que cuando vas por la calle te pita con la bocina y tú te pegas un susto. Bueno, pues ese. No recuerdo qué coche llevaba. Automáticamente pensé que era un chulo, que no tenía estudios, y que se dedicaba exclusivamente a beber y a fumar, y a ir por la calle liándola parda. Por último, observé a una mujer, de cuarenta años más o menos, con sus hijos, uno de aproximadamente quince años, y la otra de diez o así, en la parte trasera del coche. Llevaba cara como de estrés, o al menos así interpreté yo la expresión que adornaba su cara. Me pareció el tipo de mujer que se encarga de todo en la casa. Que lleva a los niños al colegio, que va a trabajar, que hace la comida, que lava la ropa, que plancha, que barre, que friega, etc., y por eso sin necesidad de ver a su marido pensé que era un vago. Y eso es todo. Creo que el motivo de realizar esta experiencia es que nos demos cuenta de cómo juzgamos a las personas, muchas veces simplemente por su apariencia, y cómo somos capaces de decir cómo va a ser esa persona simplemente observándola desde un coche. Yo creo que este defecto en las personas está tan arraigado que es imposible de quitarlo, aunque no quieras siempre vas a pensar cómo es una persona antes de tener la oportunidad de conocerla. Y la misma vida nos demuestra lo equivocados que estamos muchas veces, cuando juzgas a una persona negativamente, y luego la conoces y te arrepientes de haberlo hecho, porque sabes que no se lo merece.  A mí me ha pasado muchas veces, y creo que todos deberíamos hacer el propósito de no quedarnos con la primera impresión que tenemos de una persona, sino conocerla, porque sabemos que nos podemos equivocar y hacerle daño a esa persona.

Mirar a la gente desde un coche o un autobús es un tema muy gracioso.

Simplemente ya miramos por costumbre. Pensamos diferente cuando vamos dentro del vehiculo, que fuera, porque por ejemplo, cuando vamos dentro del vehiculo y miramos a alguiend e fuera, simplemente lo miramos por costumbre o curiosidad, por ver como va vestido, que bolsas lleva, etc…y ellos se piensan que los miras porque le gustas. Y cuando vas a pie, siempre te gusta que te miren, o por lo menos a mi, porque me sube la moral, pienso que les gusto, aunque seguramente sea por curiosidad al igual que yo a ellos les miraba aquella vez…

Pero, que te miren desde un autobús puede segnificar muchísimas cosas, puedes pensar que le gustas, porque se te quede mirando muchor ato, puede que pienses que te mira con car de asco porque eres feo, o simplemente si te mira él, o un grupo de amigos riéndose, te sientes avergonzado, porque piensas que se están riendo de ti.

Con las niñas pasa diferente, cuando un grupo de adolescentes les miran desde un autobús sonriéndole, no es que se estén riendo de ella, sino lo mas probable es que le guste y estén intentando tirarle.

Por eso, la cosa cambia cuando eres chico o chica, porque no es lo mismo la cara con la que te miren, a la cara con la que mires tú, porque siempre vas a pensar lo contrario.

A mí me ha pasado miles de veces, eso de ir por el centro y que pase un autobús por al lado y se te quede mirando un niño, llegas a pensar: o es gay y le gusto, o me mira por costumbre…o cuando te mira una niña: o le parezco guapo, o me mira por curiosidad a ver como voy vestido…

O al revés, cuando tu vas sentado en el autobús, y miras a la gente, por ejemplo, si miras a un chico, suele ser o por costumbre, o porque lo conozcas de algo, pero si eres heteresexual, normalmente miras a las chicas porque te guste su cuerpo, su cara, su todo, su forma de vestir, de andar, o porque no sea de tu agrado y la mires por simple curiosidad.

El dilema está en que siempre que vamos en el autobús hay que ir mirando a alguien, aunque no estes en la ventanilla, porque estando de pie cogido a la barandilla también miras a la gente, y no solo a la de fuera del autobús,sino a la de dentro también, intentando esquivarles con la mirada cada vez que te miran ellos a ti. Bo sé, es algo ya muy típico en la sociedad, pero que le vamos a hacer, es algo que no podemos remediar ni vamos a poder cambiar, por eso, las personas somos asi de raras. O por lo menos asi me considero yo.

Es muy divertido realizar las experiencias, por que aunque al principio parecen absurdas, poco a poco te vas dando cuenta de que no es asi, en este caso en particular, me he dado cuenta que tiendo a juzgar a la gente por el simple hecho de como van vestidas, su pelo, su forma de mirar, en conclusión, su apariencia.
Mirando por la ventana del coche vi a muchísimas personas, todas ellas diferentes, pero una me llamó especialmente la atención. Vi a una muchacha con todo e cogote rapado y la otra parte de la cabeza con el pelo muy largo, recogido con una coleta y tintado de rosa. Iba vestida con una falda como de encaje, unas botas negras con mucha suela, unas medias moradas rotas y un chaqueton muy muy llamativo. Nada más verla me quede perpleja porque... No sé... resulta raro ver a alguien con esa apariendia. La verdad pensé que era una chica rara y seguramente poco sociable. Realmente tiendo a juzgar a esa chica porque no la conozco, no se como es su caracter, no se nada de ella y ya me he hecho mis propias ideas.
Quizás sea la chica más simpática del mundo y tiene gran cantidad de amigos. Quizás viste asi porque no le gusta ser igual a todo el mundo, no le gusta ser un loro y repetir o seguir todo lo que hace la mayoría.
Despues de este caso creo que es mejor conocer a las personas antes de imaginarnos como serán, pero claro, eso ya de conocer implica muchos aspectos y es más dificil. Es más cómodo para nosotros imaginar que comprobar.
Otra cosa que me llamo mucho la atención es que vi a un grupo de niños de unos diez años, irian a jugar a un parque que hay cerca de donde yo estaba, o no se, tal vez a otro lado. Bueno pues en ese grupo uno de los niños iba en silla de ruedas y me dio mucha pena por que creo que siempre los niños más pequeños tienden a dejar de lado a los que tienen alguna discapacidad. Iban a cruzar la calle, mi madre y yo estabamos delante del paso de peatones ya que el semaforo para los coches (donde yo iba) estaba en rojo. El chico de la silla de ruedas tubo que quitar los frenos a la silla y comenzar a empujar las ruedas para poder desplazarse hacia el otro lado de la acera.
Pensé que se sentiria triste ya que sus todos sus demás amigos cruzaron rapidamente la calle y el tenia que esforzarse para darle a las ruedas. Pensé tambien que le gustaría que alguien le hubiera ayudado y alomejor se sentia un tanto solo en ese aspecto. Pero como en el caso anterior de la chica, tiendo a hacerme una idea de las persona, me monto una gistoria en mi cabeza que realmente puede que no sea así. Puede que el niño se sintiera feliz aunque este en una silla de ruedas, y halla sido el, el que ha pedido a sus amigos que no lo ayuden a cruzar la calle para superarse a si mismo. Quien sabe, creo que a todo el mundo le ocurre esto, no se el porque, es como un acto reflejo o algo así, pero lo hacemos amenudo dia a dia, no solo en el coche sino en nuestra vida cotidiana, en el colegio... Intentaré conocer de verdad a las personas y ponerme en las distintas situaciones de cada una.
Lo malo de la experiencia es que ahora tengo una duda jeje: ¿Qué pensará la gente de mi cuando me vea?, ¿me juzgarán por mi apariencia?

Yo escogido esta pregunta por qué me párese muy interesante bueno aunque el colegio me pilla muy cerca del cole cojo el autobús para ir a algunas partes por lo regular voy en coche pero en las ocasiones que me ido en autobús me han pasado muchas cosas bueno cuando he ido en autobús a veces hay personas que no podemos evitar mirar y decir en que estará pensando hay personas algunas tristes otras alegres un par de enamorados que se están besando el conductor que va con la prisas las viejecillas que se suben y van muy lenta mente y me pongo a pensar algún día estaré yo así aquel ejecutivo que solo va hablando por el móvil o las señoras que suben con michos niños uno piensa como se avanza con tantos niños y que paciencia .
Bueno hasta que llega la hora de sentarse bueno te sientas y cuando ves por allí venir aquella viejecilla y tú dices ahora me toca cederle el puesto bueno te levantas y se lo das bueno te vas a la mitad del autobús allí están todos muy apretados como sardinas y allí es cuando comienzas a imaginarte lo que los otros están pensando hay los típicos que vas escuchando música otros que miran con una cara de mala leche y dices que estará pensado de mi estará pensado lo mismo que yo el que va escuchando música dices que música ira escuchando y esta la típica con el carrillo del la compra bueno hasta que se va bajando la gente bueno y te vas quedando un poco más flojo y todos te quedan viendo raro te das la vuelta y miras por la ventana y ves a las personas que va pasando miras el típico que va corriendo y tú dices se atrasara a alguna parte a las señoras con su coche de bebes paseando tú piensas estarán aburridas en su casa que salen a darse una vuelta al as niñas de compras que tu imaginas de dónde sacan tanto dinero para ir todos los días de compras y a los estudiantes que pasan con un cacho de folios dices se lo sabrá o estará amagando dices se haría una chuleta bueno y ves el pedazo de coche que se para allí y el tío te queda viendo y tú dices vaya coche y los autobuses cuando se encuentran se ponen a conversar los conductores o cuando hay personas que les conocen a los conductores se ponen allí a conversar y el autobús va más lento o cuando quieres llegar rápido a algún lugar párese que apropósito que el autobús va más lento y dices tu vaya ganas de decirle al conductor quita conduzco yo y todos los semáforos se ponen en rojo que dices vaya día.
Eso pasa mayormente cuando vas solo pero cuando vas acompañado no te fijas tan intensamente simplemente miras pero no te llaman la atención pero si tu acompañante es un chismoso vaya par que se han juntado en el autobús van criticando a todo el mundo ni el perrillo se salva bueno y cuando te toca bajar tienes que pasar por el montón de gente que te da miedo pasar por allí y todos te quedan viendo bueno llegas a tu destino te bajas y todos te quedan viendo por la ventana .
Bueno vas caminado y vas mirando a la gente que pasa y ves a la chica guapa que pasa y dices vaya niñas guapas y ves un montón de gente que pasa y entras a los centros comerciales a ver ropa o cualquier otra cosa y estas mirando la ropa y te das cuenta que el guardia de seguridad te queda mirando como si te fueras a robar la ropa y tú piensas vaya como si me fuera a salir corriendo y miras hacia arriba y ves muchas cámaras bueno coges y sales y te vas a tu casa y dices vaya día que he tenido bueno esa es la experiencia que echo y me pareció muy buen

Normalmente, cuando viajo en coche o en autobús suelo mirar a la gente, me fijo en ellas detalladamente, en su rostro, cuerpo y resto de impresiones, es decir , si denotan alegría, tristeza, enfado, … A partir de esto comienzo a pensar cosas muy distintas, dependiendo de la edad, si son personas ancianas, pues me compadezco de ellas, me apena que estén en la última etapa de su vida ( la tercera edad) y por tanto me alegra cuando veas a las personas mayores sonriendo, charlando acompañado de otras personas lo que denota que no están solos, es decir, olvidados por la sociedad. Me apena mucho cuando veo a ancianos/ as solos, con necesidades, enfermedades que no les permiten valerse por ellos mismos, tristes e incluso mendigando. También me fijo en gran magnitud, en las chicas de mi edad, esperando que podamos cruzar miradas y porque no que se diera indicios de que les gusto a primera vista, en los que a los chicos de mi edad se refiere, me fijo en lo que muestran exteriormente, aunque es difícil de adivinar, a partir de su aspecto exterior, pues si muestran respeto, si son fuertes y por lo tanto supongo que saben pelear, si son bajos, altos, robustos, delgaduchos,… es decir, comparándolos conmigo, pues pensando que quien se haría más respetar de los dos en nuestra sociedad. Una vez analizada las personas de la juventud y tercera edad, las que menos me fijo, son las personas de mediana edad, que casi siempre observo que son los más estresados, los que más prisa llevan y los que más uniformados y arreglados van. Me fijo según su vestimenta y trato de pues predecir, si tienen más o menos dinero, si pueden ser delincuentes o no ( por su aspecto muchos lo parecen ),… Lo que más lastima me da es cuando como he dicho antes veo a ancianos que muestran tristeza, malestar,… también me dan mucha pena la gente discapacitada, porque de esta forma pienso la suerte que he tenido por poder disfrutas plenamente de ellas sin ninguna deficiencia, y muchos mendigos o gente de la calle, pero estos últimos menos porque sé que viven en la calle porque quieren porque existen albergues y zonas de hospedaje gratuitas para esta gente ( en quiebra, que le lleva a vivir en la calle) y comedores sociales que hacen de su vida mucho más placentera. Pocas veces, espero que no sucedan más, he podido observar en estos trayectos ( movidos en autobús o coche ) que se producen altercados como peleas, accidentes, conflictos entre conductores, notando de esta forma que vivimos en una sociedad sin piedad en la que no se perdona los errores de los demás, ver como dos hombres se pelean con la intención de matarse, como tras un accidente las dos o más partes implicadas no suelen ponerse de acuerdo , tratando de echarse la culpa mutuamente y la violencia más clara es la agresividad que existe al conducir, cuando alguien comete un error, empiezan oleadas de insultos, pitos, que pueden debocar en una agresión física, quien no le ha pasado esto alguna vez. Cuando me desplazo en algún vehículo y observo a la gente de la calle trato de ponerme en su lugar, en su vida, basándome únicamente en su aspecto, pienso que tal será su verdadera vida, si será como ellos la habían deseado, como se planteaban, en definitiva que si viven una vida complaciente o amarga, si creen que sus vidas tienen, como piensan, si se creen superiores a los demás, el porqué que le lleva a tomar sus actuaciones y comportamientos, y a la vez pienso viviré yo mejor que ellos, soy más feliz, pero lo único que sé con certeza es que las apariencias engañan y lo que te puede parecer blanco que sea negro, por eso de lo único que estoy 100 x 100 seguro es que sin compararme con la vida de los demás yo soy muy feliz.

Esta experiencia la vi la semana pasada , día en el que había quedado con gente  y por lo tanto tenía que hacer un viaje en bus hasta el centro de Granada. Vivo en un pueblo en el cual se tarda tres cuartos de ahora para llegar a Granada capital. Cogí el bus , y del primero que reflexioné fue sobre el conductor. ¿ cuál será su historia? Me dispuse a saludarle , cosa que él no respondió por lo que imagine que tenía algún problema y por eso no me quiso contestar. Me senté en un sitio libre y me puse a mirar por la ventana.

Lo primero que vi fue a un perro , cosa que decidí dejar pasar… Luego vi a una señora mayor. Me imagine su historia. Era una persona con unos padres revolucionarios y que en la Guerra Civil se había quedado huérfana. Era una mujer vaiente y luchadora y había logrado seguir adelante. Además supuse que iba a ir a ver a una amiga , con la que se iría al parque a charlar un rato. Luego casualmente i a un mendigo. Éste me hizo reflexionar mucho .. ¿ cómo llegaría a esa situación? ¿ cómo podría vivir en la calle? ¿ no tenía familia? Me quise imaginar que fue un gran empresario que su avaricia le hizo llegar a esa horrible situación. En ese momento se sentó un “cani” al lado mía en el bus y volví a reflexionar… ¿ cómo podía haber llegado a esa situación? ¿ a quién en su sano juicio le gusta ser así y vestir así? Decidí centrarme en las personas de la calle. Lo siguiente que vi fue una persona ciega  vendiendo lotería… Esas personas son muy admirables. Intenté pensar cómo veía el mundo ese hombre y la verdad nada más imaginármelo me entro una mala sensación en el cuerpo que me hizo reflexionar en la suerte que tengo de ser como soy. La siguiente persona que vi fue a un joven como yo , con su grupo de amigos riéndose. Ese niño era exactamente igual que yo pero me hizo reflexionar de que siendo igual físicamente , puede que fuera muy diferente mentalmente a mí. Eso me hizo reflexionar sobre lo importante que es la familia en nuestra formación como personas. Me estaba entreteniendo mucho , me había distraído y salté la parada de bus… Ahora iba a tener que andar mucho más. Salí del autobús y casualmente me encontré con el joven que he descrito antes y al escucharle hablar me sorprendí aún más… no era español . Supuse que era un alumno de intercambio y que por tanto no hablaba español. Me hizo reflexionar que en el autobús lo vi como una persona parecida a mí pero incluso había nacido en un país diferente con otra lengua. Mi reflexión final es lo importante que es conocer a las personas. En apariencia una persona puede parecer de una forma u otra pero no podemos juzgarla por la cara , si no que debemos conocerla y después juzgar. Todas las personas que he descrito antes  quizás no tengan la vida que yo me imaginé o quizás sí. También me hizo reflexionar que muchas veces nos creemos el centro del mundo y en realidad no somos más que un punto entre millones y millones de puntos. Siempre hay personas que al verlas piensas que jamás estarías con una persona así , que cómo puede ser así , incluso yo al describir al “cani” lo he dicho. Pues bien , hice mal ya que quizás ese “cani” es mejor persona que otras con las que me llevo muy bien… Quién sabe , quizás un día puede asegurarlo. Tenemos que conocer a una persona si queremos hablar de ella , sino , deberíamos callarnos porque no sabemos su situación ni el por qué de sus actos o sus vestimentas.

Mirar a la gente desde un coche o un autobús

Es una experiencia muy gratificante pues te sirve para darte cuenta de como puede ser una persona a simple vista. Cuando miras por el espejo a alguien no puedes saber como es ni como será. No te imaginas que sea una gran persona o el mayor criminal de la historia. Creo que ese es el tema principal de esta experiencia: saber catalogar a la gente a simple vista. Me explico: cuando tu vas en un coche (Toyota laslisterJ) y miras por la ventanilla tienes la oportunidad de ver a infinidad de personas, pero no te da tiempo a saber como son, y este es el objetivo de esta experiencia: saber como es la gente. No fiarte de las apariencias (no juzgues a un libro por su portada) En el mundo existen muchas personas y cada una de ellas con una historia diferente a sus espaldas. Si pudiésemos ver a un montón de gente, al pasar dos días no nos acoraríamos ni de su cara, únicamente el recuerdo de haber visto a alguien o algo. Es difícil afrontar la realidad solo con la vista puesta en lo primero que podemos ver. Una persona que lleve harapos, huela mal, tenga cara de muerto de hambre,… puede ser una persona inmensamente rica; y del mismo modo una persona que puede estar forrada, aparentar felicidad,… puede ser la persona más solitaria del mundo. Es muy fácil criticar (y mas aquí en España) a los demás por lo que puedan aparentar o por la primera impresión que dan. Saber ver a la gente con una sola mirada es muy difícil, pues nadie es realmente como aparenta sino con intenta aparentar. La visión nos engaña de la verdadera esencia de la persona. Todo en esta vida es relativo. Me suena haber visto a gente que parecía muy simpática, pero que al conocerla te das cuenta de como es realmente (una gran…..)

Mirar a la gente desde un coche es el ejemplo mas claro de que no hay que fiarse de la gente por el simple hecho de creer conocer como es. Nadie conoce verdaderamente a otro ser que no sea si mismo, y a veces ni eso. La verdad en esta vida no existe en ningún lado, ya que yo mismo estoy mintiendo al decir que esto lo he escrito yo (pues lo ha escrito mi cerebro basándose en mi subjetividad sobre esta pregunta)10 segundos no es tiempo suficiente como para poder conocer a alguien, y mucho menos para saberlo todo acerca de esa persona. Creo que la imagen que transmitimos no es más que lo que los demás quieren ver en nosotros, pues yo no soy como los demás me perciben. La realidad esta condicionada de una manera muy extraña, que encierra muchísimos misterios que son imposibles de resolver. Ejemplo práctico: si tu vas con tu coche por la carretera de armilla y te topas con 21 personas, ¿sabrías decirme al menos su nombre? ¿Podrías suponer que esta pensando? ¿Qué estará diciendo de ti? ¿Cómo será con los demás? ¿Qué religión tiene? ¿Qué piensa sobre la filosofía? ¿Conoce filoso fiesta?...

No sabrías nada de ella, ni siquiera su nombre. Por lo que podemos deducir que: ¿que sabemos seguro de esa persona? ¿Que podemos explicar de su apariencia? ¿Es real que existe esa persona o simplemente tu mente necesita de alguna manera a esa persona?

Esta experiencia es difícil de responder pues no sabes lo que te vas a encontrar cuando estas viajando en tu coche, pues no es el momento de plantearse como será esa persona ¿o tal vez si sea el momento idóneo, pues si no lo haces en ese momento puede que nunca lo hagas? La respuesta es muy simple, pues nadie que no sea medianamente civilizado se dejaría llevar por el exterior de la gente para determinar como es esa persona a la que no has visto jamás

 

La verdad es que durante el verano me he subido todas las mañanas en el autobús para ir a la playa de al lado, en las que estaban mis amigos y así pasar tiempo con ellos. Durante todos esas mañanas he conocido gente muy interesante, uno de ellos era un masajista de la playa y me contaba sus experiencias y como la gente a la que trataba le hablaba de sus vidas y descubría aspectos muy interesantes de cada una de ellas.
Me sirvió para darme cuenta de una lección importante, que era no juzgar a las personas por su apariencia. Porque a lo mejor una señora que parecía mayor y muy simpática había vivido mucho sufrimiento para llegar a ser tan buena persona, por lo que los hechos del día a día afectan mucho a las personalidades de la gente y como a ella le modifican en la personalidad. Otro caso contrario podría ser el de personas que al observarles con otro tipo de ropa o por comportarse diferente, guardan en su interior gente maravillosa. La verdad es que todo esto solo puedes describirlo y comprenderlo cuando te acercas por ti mismo a esas personas. No por un simple vistazo en un determinado momento puedes averiguar como son.
Si pensáramos en la vida que cada persona puede tener y nos pudiéramos imaginar todos los aspectos diferente que las caracterizan nos sorprenderían mucho, llegaría a comprendernos más de lo que llegaríamos a imaginar, porque las vivencias que nosotros tenemos no son las únicas, muchas personas ya pasaron por eso anteriormente a nosotros.
Ver a la gente paseando, montando en bicicleta, hablando en la calle, en un escaparate o montados en un coche a través de un simple cristal te hace pensar cada una de estas cosas. No puedes hablarles, pero sí comunicarte con ellas por ejemplo con los gestos. La otra vez mientras iba al centro, pasó por mi lado un coche n el que los padres estaban delante discutiendo continuamente y debían de elevar mucho la voz, porque sus dos hijos que estaban sentados detrás estaban algo incómodos.
La niña que estaba sentada en la derecha, más cerca de mi autobús tenía las manos en los oídos, intentando no escuchar a sus padres y relajarse porque estaba suspirando y tenía los ojos cerrados, a su lado había un niño pequeño que miraba a su hermana preocupado y en un instante me miró. No sé por qué le sonreí, y empecé a hacerle gestos con las manos y la boca y acabó riéndose. Me gustaba verle sonreír entre aquella situación tan desesperante, y la verdad es que me sentí muy a gusto al verle más relajado. Pienso que los niños no tienen por qué recibir las discusiones de los padres ni sentirse así en esas situaciones, es cierto que no sé el motivo de la discusión de sus padres y podía ser muy razonable, pero sentía la necesidad de evadir a aquel niño pequeño de ese momento.
Otro día pude observar a un motorista que no paraba de hablar con otro motorista, ambos estaban riéndose y en este caso las risas superaban todo el ruido que había en la calle, porque a través del cristal se podían oír sus carcajadas. Esa era la alegría que tendríamos que tener todos cada día.
En otra ocasión vi a un vagabundo paseando por la calle hacia el kiosco de una esquina, llegó y seguidamente compró una revista que ni siquiera se limitó a mirar, porque arrancó una de sus páginas al azar y la puso en el suelo. Luego sacó de su chaquetón negro una lata de comida de perro y la vació sobre la hoja para darle de comer a un cachorrillo que llevaba otra mujer en los brazos. Me impresionó lo que hizo porque aunque no aparentaban tener mucho dinero, lo poco que tenían lo compartían y se lo daban a sus perros, gastarse el dinero en una revista para solamente arrancar una página era algo que no toda la gente haría. La mayoría habrían pensado en dejarle la comida directamente en el suelo, ahí pude entender el cariño que esas personas sentían por sus mascotas.
Esta experiencia me ayudó a comprender el punto de vista de todas las personas, y a no juzgarlas por su apariencia nunca.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2019   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio