FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Imagina que dentro de 20 años pudieras leer una carta escrita por tí mismo para tí mismo cuando tenías la edad que tienes ahora. En ella seguramente reflejarías tus deseos, tus sueños, tus anhelos de futuro. Una carta personal, ínterior, plena de dudas o certezas ¿Te habrás casado con tu actual pareja? ¿tendrás hijos? ¿y un trabajo? ¿habrás podido estudiar lo que querías? ¿se te habrán olvidado ya los sueños de juventud? ¿habrás comprendido lamentablemente que no merece la pena luchar por una idea o por un sueño y habrás decidido, otra vez lamentablemente, abandonar? Escríbete esta carta y dentro de 20 años vuelve para leerla.

Visitas: 24471

Respuestas a esta discusión

Esta es la segunda carta de la que tengo que escribir en este trimestre. Esta consiste en escribir una carta para mi, para cuando tenga 20 años más, es decir, si ahora tengo casi 18, debería leerla para cuando tenga también casi 38.

Expondré en esta pequeña carta varios puntos:

*COMO ME VEO:

Creo que soy una buena persona, confío mucho en la gente que tengo alrededor y tengo confianza de que me quieren y me aprecian. Como me han dicho otras personas y estoy de acuerdo en parte, creo que me doy mucho a las personas que quiero y que están cerca de mí, que doy mucho más de lo que puedo llegar a recibir, y en cierto modo también se equivocan, ya que al hacer lo más mínimo por aquellas personas puedo ver que las personas son felices y también me hacen feliz a mí por este mismo motivo. Soy una persona que tiene las ideas muy claras y no tengo que pensar ni dos segundos en saber que es lo que quiero, porque el simple hecho de hacerme la pregunta hace que la respuesta salga disparada. Me guío mucho por los sentimientos y nunca me ha importado, ya que soy de ese tipo de personas que creen que el corazón manda a todo lo demás, sin excepción , y que a veces me puedo equivocar con mi elección, porque es ley de vida, pero nunca me ha importado demasiado porque siempre he luchado por lo que veo que deseo y que es bueno para mí. Siempre he visto mi felicidad en la felicidad de otros, nunca pienso en mi únicamente, porque creo que la felicidad en uno mismo, no existe. Todo forma parte de un todo, nosotros somos porque otros son, y por lo cual mi felicidad se forma junto a la de otros. También me reconozco como una persona sensible, cualquier cosa cercana a mi me puede afectar mucho ( positiva o negativamente), también soy, en determinados momentos, tímida y vergonzosa, me cuesta hablar con alguien por primera vez, y más aún si es a solas. El hablar en público me intimida a gran extremo, ya que me tiembla el cuerpo, la voz… Me considero una persona divertida, sana ( porque ni bebo ni fumo) y muy glotona. También soy muy cariñosa con mis amigos, aunque menos con mi familia porque no somos ninguno muy cariñosos entre nosotros , aunque sí que nos queremos mucho. También soy una persona que ha “sufrido” muchos palos por muchas cosas diversas, pero siempre me he recuperado de ello, he tardado más o menos, pero siempre he seguido hacia delante, y me considero una persona muy fuerte, aunque a veces no lo vea, se que lo soy, ya que he podido superar muchas cosas con una edad en muchos casos, temprana.

 

*COMO QUIERO SER

Cuando pensamos en cómo queremos ser en un futuro nos imaginamos que seremos algo así como un triunfador o un héroe, que tendremos una casa enorme y un trabajo estupendo, que tendremos fama y saldremos en todas las revistas, e incluso saldremos en la televisión… vamos, que todo el mundo nos va a conocer, pero ¿para qué?. Deberíamos centrar un poco la cabeza y no dejarnos llevar por la imaginación, además este mundo es algo peligroso, ya que la gente solo se mueve por interés, no importa el motivo de la traición sí el fin justifica los medios…

Así que me imagino mi vida normal como cualquier otra, sencilla pero bonita. Me la imagino en Granada, ya que esta ciudad es la que he tenido desde que nací, en este ciudad he sido muy feliz y esta es en la que he vivido con mi familia y he conocido a gente maravillosa que ha formado parte de mi vida o que aún la forma y me encantaría estar aquí por mucho tiempo, y a poder ser, para siempre, si tuviera que marcharme de esta ciudad, me llenaría de nostalgia al recordarla.

 Me gustaría haber viajado por muchos países cuando tenga esta edad, me gustaría visitar países como Francia, Italia, Alemania, EE.UU…

 Me gustaría que con 38 años tenga una persona que me quiera, es decir, una relación estable, que seamos felices el uno con el otro, que seamos cómplices en numerosas situaciones de la vida, que con una mirada sepamos lo que pensamos o queremos hacer, que no haya mentiras, que exista un gran respeto, gran amor y gran cariño entre los dos, y me gustaría casarme con esta persona que quiero y además quiero ser feliz a su lado.

 Me gustaría que con la persona que soy feliz tuviéramos dos hijos, a poder ser “ la parejita”, me gustaría que nacieran sanos y fuertes y que fueran  felices, y que su vida fuera fácil y bonita. Me gustaría que se sintieran orgullosos de mi como madre y como persona. Espero que siempre puedan confiar en mí y que no les defrauda. Y que por encima de todo, me quieran.

 Me gustaría tener un trabajo, a día de hoy no sé lo que quiero estudiar, pero tengo una idea en mente y sería algo relacionado con el tema audiovisual. Me gustaría estar muy agusto en este trabajo y me encantaría sentirme querida entre mis compañeros.

 Me gustaría que ningún miembro de mi familia me faltara, ya que son un pilar fundamental en mi vida, sobretodo mi madre, a la que quiero tanto y no sé lo demuestro con palabras bonitas, y quizás tampoco con actos, porque supongo que esta edad es algo complicada, pero tengo  fe plena de que sabe que le quiero con todo mi corazón. Además quisiera que mis amigos de verdad actuales permanecieran aún en el futuro, y que se incorporaran más personas buenas en m vida que me aportaran cosas buenas a mí y a mi entorno.

No sé que más me gustaría esperar de mí, no quiero defraudar al yo de cuanto tenga 20 años más,  pero supongo que no lo haré, mis pensamientos no son tan distintos a cuando yo era un poco más pequeña, y seguramente no sea tan diferente cuando lea esta carta del yo actual, de todas formas, si cambio, espero siempre que sea a mejor, porque a costa de todo quiero ser feliz con las personas maravillosas que acompañan mi vida. Y solo recordarte una cosa, viki del futuro, tú eres porque otras personas se han molestado en ti, y te han dedicado tiempo de su vida, dedícalo siempre sin que te importe nada más. Moléstate por ser feliz, y lo que no te haga feliz, apártalo de tu vida sin más. Como me dijo mamá, no puedes obligar a que nadie te quiera y esté contigo, y por ese motivo debes premiar a las personas que sí que lo están. Que no te importe lo que puedan a llegar a decir otras personas, no te importa cuando tienes casi 18 años cuando todo influye en nuestro estado de ánimo, en nuestra vida, en nuestro carácter, ¿por qué te va a influir cuando tengas casi 38?

He repetido muchas veces a lo largo de esta carta la palabra feliz, pero creo que el mayor sentido de la vida es la palabra felicidad  y espero que bajo todas las circunstancias, yo logre conseguir ese sentido de la vida al que me he referido momentos antes.

Carta para mí dentro de 20 años.

Bueno la verdad es que no sé por dónde empezar porque me parece una locura escribir esta carta para mi dentro de 20 años la cual yo pienso que no la voy a leer nunca, pero por si se diese el caso en que la leyese me dispongo a escribirla, si la leo entonces habrá valido la pena haberle hecho caso a mi tutor y haberme esforzado en escribírmela tras pensar mucho para realizarla.

-Querida  yo de dentro de 20 años actualmente tengo 16 años y quiero contarte como es mi vida ahora porque no se cómo será la vida cuando tenga 20 años más en este mundo. Actualmente estoy en primero de bachillerato en la rama de humanidades en el colegio de Salesianos en Granada, es bastante difícil y hay que esforzarse muchísimo y cumplir las metas q me impongo, espera haberlas cumplido dentro de 20 años y de tener una muy buena vida y ser muy feliz con lo que pueda haber llegado a conseguir durante este tiempo. Mis preocupaciones son muchas y por ello mi salud es un poco loca e inestables, ahora mismo me están haciendo bastantes pruebas porque tengo contantes dolores de cabeza, y puede que tenga hipotiroidismo, lo cual puede que sea el causante que este tan delgada. Papá y mamá están muy preocupados por mi y quieren que esté bien de una vez porque odian verme así decaída y sin muchas ganas de hacer algo. También sufro una lesión en la rodilla derecha en el tendón rotuliano porque hago danza urbana y la he forzado mucho sin ser consciente de que me estaba provocando un daño que ahora me está haciendo ir a rehabilitación la cual cuando la terminé me tendrán que poner otro tratamiento a parte para que pueda bailar sin ninguna molestia, se me está haciendo eterno así que, yo de dentro de 20 años por favor si sigues bailando cuando te duela lo más mínimo cúratelo perfecto desde el principio para que puedas seguir con tu pasión y sueño que es el baile.

- Querida yo de dentro de 20 años por ahora estas saliendo con un muy buen niño y súper especial que te está suponiendo uno de los pilares de tu vida que espero que sigas con él y sigáis queriéndoos tanto o más, como ahora valóralo y aprovecha todos tus momentos con el. Espero que estéis casados  y tengáis un precioso hijo tan alocado como su padre pero con un gran corazón. Yo, cuídalos y darles todo el cariño posible como tus padres hicieron y seguramente hacen, pues es tu familia la que siempre va estar a tu lado no importa lo que ocurra. Ahora mismo estoy en uno de los mejores momentos con mi pareja y ¿sabes? No he sentido nunca por nadie lo que siento por y con él, es tan especial…no puedo explicarte este sentimiento tan fuerte pero estoy segura que te acordarás de él y de todos los momentos que ahora estoy viviendo yo pero que seguro que tu seguirás viviendo con él porque  espero y deseo que sigas con él y si no es así seguirás acordándote de él y estoy convencida de que no lo has olvidado porque alguien como él no puede ser olvidado después de tantas experiencias inolvidables y maravillosas , muchas locuras  a su lado me están haciendo ver que la vida hay que disfrutarla lo máximo posible y es que él lo hace con mucha fuerza día a día , ya puede ser el peor día el sigue disfrutando la vida con ganas e ilusión. Ha pasado por momentos muy difíciles y tú has sabido estar a su lado aunque tarde después de los acontecimientos porque llegaste después de lo ocurrido pero has sabido estar a su lado y apoyarle y hacerle feliz tal y como has podido aunque, es un niño bastante fuerte con mucha fuerza de superación, nunca le he visto muy decaído por lo ocurrido pero sé que le duele muchísimo … me da mucha pena cuando dice que me tiene envidia , pero entonces yo le digo que lo mío es suyo y que cuando quiera lo que necesite ahí lo va a tener.

-Querida yo de dentro de 20 años tus padres son los mejores ahora soy un poco rebelde y tenemos bastantes discusiones pero esto es pasajero porque tanto ellos como yo nos queremos y sabemos que las discusiones no nos sirven para nada solo para crear un mal ambiente , para dentro de 20 años espero que los estés cuidando como oro en paño porque son lo mas gran de que tienes y los que están junto a ti en todo momento , te aportan todo su amor y sienten un dolor inmenso en su corazón cuando te ocurre algo. Pero a ti te pasa igual no soportas verlos mal por algo aunque verlos así es algo muy complicado porque son padres y no expresan todo su dolor como nosotros lo expresamos con ellos , la manera en la que te consuela tu madre ese hombro único y especial en el que llorar para desahogarte , ese apoyo imprescindible que muchas hijas quisieran tener y que a veces no valoras el tenerlo y que cuando te das cuenta de que lo posees dices, ¿es que realmente has tardado tanto en ver que lo que hacen es porque te quieren? Si tardamos en reconocerlo pero algún día lo hacemos. Papá es muy cabezota y siempre andamos discutiendo porque somos parecidos en carácter y chocamos bastante pero lo quieres con locura porque es el que siempre te ha despertado por las mañanas con una sonrisa especial y un “Buenos días mi reina chica” o un “Buenos días mi princesa”. Espero que siga a tu lado y sigas queriéndolo a él y a mamá muchísimo y ese muchísimo se queda bastante corto para lo que realmente los quieres y debes de cuidarlos, no lo olvides nunca.

- Tu hermano ahora mismo vive lejos de ti pero es porque está estudiando para ser el mejor veterinario de España todos confiamos en él y lo quieres muchísimo, estás dispuesta a dar todo lo que puedas por él, y es el mejor consejero que tienes cuando te hace falta aunque muchas veces no sabe realmente como aconsejarle a su hermana de 16 años, que está causando locura en su familia  por todas sus ganas de vivir la vida y experimentar grandes momentos. El te quiere aunque hayáis peleado mucho, valóralo porque sólo quiere cuidar a su pequeña hermana

 

-Tus abuelos son muy buenos y especiales si aun están a tu lado cuídalos mucho porque no se sabe cuanto pueden durarte.

-Tienes un gato blanco y creo que no hay gato más tonto que él, también tenemos  una pastora alemana la más guapa que hay y la quieres como si fuese tu hermana, una agaporni y ¡una tortuga! , si un zoo en casa pero es que adoramos los animales.

 

Esta carta es para mi "yo" del futuro. Seguramente cuando leas esto cierres los ojos y sientas como todo parece que pasó ayer. ¿Cómo estas? Espero que la vida te este tratando muy bien y hayas logrado todo lo que ahora me he propuesto lograr para entonces. Todo esto que voy a escribir no lo hago solamente por ser un trabajo, también lo hago para que reflexiones hasta donde has llegado y todo lo que querías lograr para que nunca se te olvide y recuerdes todo este proceso.
Son las diez casi de la noche del viernes. Ahora mismo estoy bien pero tengo que reconocer que agobiada porque ha empezado la época de exámenes. Ahora que me pongo, voy a pararme a pensar y a echar una mirada atrás y ver todo lo que ha sucedido en mi vida y quiero que me suceda, todo lo que quiero que hayas logrado en estos años. Me siento ahora mismo como cuando ves una película con varias partes o una serie completa, pero esos capítulos son los que forman y van a formar mi vida. Hasta entonces no me había parado a pensar en todo esto y hay cosas que pensaba que no era capaz de lograr o no a la primera porque necesitaban mucho esfuerzo, pero con el paso del tiempo, si me acabé reconociendo y especialmente, la transformación que se está viviendo dentro de mí día a día. A eso que llamamos crecer. Todos nos transformamos gracias a las circunstancias con las que convivimos o viene desde nuestro interior, esas transformaciones no las buscamos, vienen a nosotros. Hace ya mucho tiempo que me pregunto cómo explicar la vida y su paso en nosotros, el camino que lleva una persona en su transformación personal, con sus miedos, vértigos hasta llegar a encontrar con su verdadera naturaleza. Y hoy me paro a pensar y me doy cuenta de que llevo ya dieciséis años viviendo este camino, dieciséis años que se dicen rápido. ¿A qué cuando eras más joven, no andaba igual que ahora, no tenías el mismo semblante, hacías los mimos gestos que realizas ahora? Me imagino que no, pero sobre todo habrás cambiado en cómo haces las cosas. Supongo que serás más madura, pero a la vez llevarás una vida algo más estresante por el trabajo, ya que es una obligación aún más importantes que los estudios y por esa familia que espero que hayas conseguido formas como siempre he deseado y como siempre me he visto en el futuro. Pero toda transformación tiene su proceso y casi siempre, es largo, lleno de dudas, confusión y muchas veces con ganas de abandonarlo. Así me siento yo a veces, a veces es difícil seguir y te rindes, pero me veo fuerte y siempre intento pensar en lo positivo y en las personas que tengo y me levanto y sigo con una sonrisa. Pero es inevitable sentirnos a veces perdidos y no sabemos pensar como lo solíamos hacer. Nos sentimos desvalidos. El miedo se ha hecho compañero mío de fatigas, durante todo el camino. No hay día que no me pregunte: '¿Qué estoy haciendo? Con lo bien que estaba yo en mi casa haciendo lo mismo de siempre, ¿para que hago esto?' O que lo que hago no sirve de nada, o arrepentirme de decisiones, etc... Esta edad es muy difícil para tomar decisiones ya que a veces lo que creemos correcto no lo es. Por lo que estoy viviendo y observo, que cuando pasa eso, estamos en la línea correcta. Porque si abandonamos, nos estamos dejando llevar por las emociones y volviendo a como estábamos antes, perdiendo todo lo ganado hasta entonces. Dejarnos llevar por ese miedo por la altura de los cambios que estamos viviendo y tirar la toalla, es no llegar nunca a alcanzar esa nueva manera de ver la vida o ese cambio tan anhelado. Espero que seas fuerte y no hayas tirado la toalla en muchas ocasiones en estos años, es lo que siempre he querido, que por muy difícil que sea la situación se llora un día pero al segundo te levantas del suelo y al tercero estás con una sonrisa en la cara de nuevo. ¿A qué cuando aprendes alguna herramienta importante para tu trabajo, aprendes la técnica de un arte marcial o cualquier aprendizaje, te sientes más creativo, diferente, sabemos resolver dificultades que antes, estando en nuestra “cajita” encerrados, nos eran posibles resolver? Pues sin esa confianza, esa fe en ti de que vas a conseguirlo, que tienes que seguir hacia adelante, nunca podrás llegar a ese estado, a ese lugar que tantos beneficios te repercutiría. ¿Quieres llegar a ese lugar cueste lo que cueste? Quiero que recuerdes que no siempre hay que tener valor para dar ese paso adelante, como siento que he dado, además como por ejemplo, cuando quieres dejar una relación de muchos años, cambiar cualquier tipo de tus hábitos, sino que también hay que tener valor para seguir por dicho camino, la confianza de que lo conseguiremos, pese a querer siempre resultados a corto plazo. Es tener la certeza de que lo vas a conseguir, aunque no lo veas en esos momentos. Me siento mal en estos momentos, me noto desanimada y con angustia, es porque siento que siempre he sido de una manera, me resigno a cambiar, lo sé y a la vez siento que algo nuevo está surgiendo dentro de mí, algo que me llena y motiva. Pero a la vez siento que resistirse es inútil, estoy rechazando algo que desde el principio quería. Como dicen los padres y las personas más sabias, el que algo quiere, algo le cuesta, y es así. Cómo hacen esos héroes en las películas, que se buscan a uno mismo, transformarse, es un acto heroico como el que más, en el que nos superamos a nosotros mismos y vamos expandiendo el concepto que tenemos de nosotros mismos, hacia cosas que jamas podríamos imaginar. Solo superando el concepto que teníamos de nosotros mismos, rompiendo esas barreras, se llegan a ver, realidades, que antes no veíamos, oportunidades que antes habrían pasado sin darnos cuenta. Y yo en estos momentos estoy luchando día a día por romper esas barreras, cueste lo que cueste. Tengo días que siento que estoy viviendo una victoria sobre mí misma y no una derrota, valoro el camino que he emprendido, no pierdo el tiempo preguntándome que hago en este camino nuevo, porque el resultado ya está siendo algo impresionante para mí.
Me despido mi yo del futuro, dándote las gracias por todo lo que estoy pasando, porque se que un nuevo yo se esta puliendo después de leer esto y recordar todas esas metas que tenía, que me hará disfrutar de la vida, saber aprovechar las oportunidades que me ofrezca y sobre todo tendré una mejor relación conmigo misma. GRACIAS.

Carta para cuando tenga 20 años más

 

Hola Pablo, soy tú, te escribo esta carta para cuando tengas 20 años más, espero, deseo que todos los sueños se te hayan cumplido.

Desde que nací hasta ahora se me ha pasado en un pis-pas, apenas recuerdo mis primero juguetes, mis primeras palabras. Lo que si recuerdo muy bien son mis primeros días en la guarde. Yo estaba en la guardería Santa Rosalía, con un grupo de amigos fantásticos, eramos un quinteto ejemplar Raúl, Dani, Fermín uno de los gemelos y yo naturalmente  que bien lo pasábamos aunque la pobre monja no decía lo mismo, yo recuerdo que por aquel entonces me hacía ilusión quitarle  a la monja la toga, cosa que conseguimos, pensábamos que la pobre mujer tenía algo especial debajo de la toga, pero por aquel entonces nuestra misión era jugar. Fueron pasando los años y nos fuimos haciendo mayores. Llego el último curso allí  y no era solo jugar había que aprender a leer y a escribir  aunque  éramos revoltosos también éramos buenos estudiantes, tuvimos muchos buenos momentos uno de ellos fue nuestra primera graduación. Allí estábamos nuestro quinteto  de amigos orgullosos de que nos íbamos al  colegio de mayores. Nuestro gran día llego por fin mi cole era el mismo que el de mi hermano, allí estaba yo con mi mochila en una fila un poco torcida para comenzar un nueva aventura. Mi primera profe fue la seño  Pepa , que bien me lo pasaba con ella y que dura era quedarse siempre sentando en tu pupitre y no poder dejarlo todo y ponerte a jugar. El siguiente ciclo mi seño fue Gloria una seño dura pero cariñosa a la vez, ese año hice la 1º comunión fue algo muy especial rodeado de mis familiares y amigos, pase de ciclo y mi maestro fue Bernardo, madre mía, que tiempos aquellos, la mejor persona que uno puede conocer al día de hoy todavía recuerdo sus charlas, sus canciones, es de esos profes que siempre te acordaras de él, incluso cuando pasen años y años.

Pero llego lo que yo no quería ESO, que duro que fue, que cambio más grande, yo no me lo podía creer, un profe para cada signatura, que locura, yo me acuerdo que le decía a mi madre, “mami yo me quiero volver con el profe D. Bernardo, ella se reía y me decía hijo mio eso es crecer”. Seguí creciendo y vino 2º eso  que fue un poco más relajado, lo tenía todo controlado, lo profes eran los mismos que los de 1º de la ESO. Pero llego tercero  de la ESO que tortura, vuelta a empezar, profes nuevos, un curso un poco complicado, pero bien al final con un poco de más esfuerzo y dedicación salió, llegamos a 4º de la ESO, caras nuevas en clase la gente  que había empezado conmigo  ya no estaban, la mayoría, pero bueno había que seguir adelante todo fue muy bien. Al final de curso tuvimos nuestra graduación, esta no era como las otras era algo más especial, era lógico nos habíamos hecho mayores, yo recuerdo que miraba a mi alrededor no veía a ninguno de los 5 magníficos que empezamos en lo guarde. Mi vista se desvío hacia donde estaban los familiares, allí mis padres seguro que estaban muy orgullosos de mí, pero a lo lejos donde están el resto de los familiares, allí estaba mi hermano sin duda y mi mejor amigo Raúl  el que nunca me he separado de él, con él siempre he vivido toda la vida aprendimos juntos a jugar a nadar a ir a la guardería, al cole incluso a pelearnos, pero al final siempre queda lo mejor que está a mi lado.

Comenzó bachiller ahora sí que es verdad que ya me quede casi solo, unos amigos se han ido, otros a Ciencias de vez en cuando miró a mis nuevos compañeros y pregunto, que hago yo aquí, donde está la gente de mi clase me siento raro casi ni conozco a nadie, pero eso tiene solución, van pasando los días y nos vamos conociendo todos un poco más, al final somos una piña. Llega nuestro viaje de estudios, esa fue una de las cosas que voy a recordar toda mi vida, nos fuimos de viaje de crucero por el mediterráneo, que maravilla de barco, que fiestas por las noches, nos lo vamos a pasar de miedo. Uno de los sitios donde pararemos fue Roma, la llaman ciudad eterna y que verdad es, de vuelta a casa todos veníamos de pasar un viaje inolvidable. Pero llego 2º de Bachiller el miedo nos entro a todos en el cuerpo SELECTIVIDAD la palabra solo nos impresionaba pero bueno había que hacerla, todo el mundo lo hacía, nosotros también. El profesorado de salesianos nos preparó lo mejor que pudo, nos daban ánimos, nos apoyaban, nos decían que con esfuerzo y dedicación todo saldría bien pero nosotros no estábamos tan seguros como ellos. El día que. El día que no queríamos que llegara llegó, allí estaba yo temblando en mi sitio sentado con la cabeza mirando hacia abajo, rezando para que todo saliera bien, fue como un sueño un examen tras otro y se acabo, ya solo quedaba esperar la nota, como suele decir la suerte está echada. Los días no pasaban yo quería saber mi nota para decidirme que carrera escoger. El primero en enterarse fue mi hermano yo lo oí pegar una voz y saltar de alegría, me llamo corriendo y me abrazo, me dijo enhorabuena enano ya eres universitario no me lo podía creer, por primera vez en mi vida mis ojos se llenaron de lágrimas, miraba la pantalla del ordenador y no lo veía, hasta que la nube se quito de mis ojos y la vi al fin, era verdad había aprobado y además con nota. Nos pusimos mi hermano y yo a buscar carreras, a mi me llamo mucho la atención Derecho, si conseguía entrar la haría, me gustaba eso de defender a las personas. Así que empecé a estudiar derecho, cuando entre por la puerta todo me parecía tan raro ahí no había ningún conocido todo caras nuevas y yo en medio de todo, donde estaban mis amigos, bueno entre al aula con paso decidido y comencé a presentarme, todos estaban igual de extraños que yo, pronto hicimos buenas amistades, y los años igual que la vida van pasando, el primer año lo pase mal, me las daban todos en el mismo sitio, pero poco a poco fui saliendo, pasando de curso hasta llegar al último y acabar mi carrera. Otro día inolvidable no me lo podía creer yo Pablo Chica, el más trasto de mi clase el que algunos del cole no apostaban por mí, abogado, si señor, lo había conseguido. Tenía que seguir trabajando  ahora había que buscar trabajo, me prepare  unas oposiciones y las aprobé entre a trabajar en un ministerio  mi labor consistía en defender a menores de edad, si señor, aquello era lo mío me gustaba mucho. En medio de todo esto surgió el amor con una preciosa morena, ella es diseñadora nos fuimos a vivir juntos pero yo veía a mis padres que eso no le gustaba mucho así que decidimos casarnos. El día de nuestra boda fue muy especial, yo entre del brazo de mi madre toda orgullosa de su hijo, al llegar al final de la iglesia, allí a mano derecha estaba mi padre con lágrimas en los ojos a su lado estaba mi incondicional, el que siempre creía en mí mi hermano, junto a él había un pequeñin de ojos azules que me miraba y sonreía y decía “papi el tito Pablo”. El tiempo pasó y tuvimos pequeño y por cierto hay es su primer día de cole y aquí está a mi lado temblando de miedo pero yo se que le va ir bien, por qué esta donde yo pase los mejores años de mi vida en mi cole como no SALESIANOS.

    Para mi yo de dentro de 20 años

Tal día como hoy , una  madrugada de sábado santo , lluviosa y no se si fría , nací , arropada  por una familia estupenda . 

Se que esto ya lo sabrás , ya que espero que para cuando lo leas , intentes no emocionarte con tu yo más pasado , el de exactamente 20 añitos . 

No se si te acordarás , pero estabas estudiando el bachillerato , y bueno .... mentalmente andavas igual de loca que siempre  ( que espero que sigas igual ahora ) . Con un colegio estupendo , te cambiaste de cole porque en el antiguo no estabas muy agustillo que digamos , y tu elegíste este por criterio propio . 

Ahora estás muy bien , tienes unos compañeros de clase ,que si , que a veces serán unos trastos , pero son unos buenísimos compañeros , sigues teniendo una familia estable ( ojalá sea verdad , y esto siempre dure) .

Tienes un grupo de teatro que aunque haya problemas con el alquiler del teatro , hicimos una piña y lo sacamos todos a delante, tambien gracias nuestro querido director del teatro ( que es mi  tutor , y muy especial para mi , porque el ta sabe porque ) , y dentro de este follon ...

 También estaba mi maravilloso novio , que , ojalá sigas con el , porque es lo mejor que te ha pasado en la vida, algún día lo admitirán como tal  , pero , si no seguís juntos , o lo dejaste ir,o simplemente cortasteis  ......  mal por ti, vuelve con el, porque no sabes lo que te estás perdiendo , porque es fantástico como persona y algo muy malo pasaría para que lo dejaseis, ya que con el es imposible , empezar una sola pelea . Pero ... estoy dando por echo , que ya no seguís juntos , ¿ y silo estáis desde tiempos remotos ? . El te prometió que os iriais a vivir juntos juntos un ático que a ti te encanta , al lado de la catedral , y que después vendrían los niños , según su teoría .... ojalá lo hayáis cumplido y seáis muy felices  ( y como consejo , no le dejes a los abuelitos de el a sus nietos , que tiene que estar ya muy cansados de tanto aguantar niños , ¿ no ? , toda su vida igual , ) y espero que tus niños no sean igual de nervioso y trastos como lo fuieste tu . Quierele , y espero que seáis felices juntos .

Y tu trabajo , ¿ al final estudiaste nuestra maravillosa historia ? , ¿ que paso con tu vida laboral? . Ojalá hayas conseguido estudiar en la uní.  y sacarte el título de historiadora y poder dar clases  .....  pero las dos sabemos , que tu gran sueño no es ese.  Tu sueño es el de trabajar en el museo arqueológico de Granada , pero para ello , ambas sabemos que hace falta ser la mejor en todo , ¿ que notas sacaste ?  , ¿y la selectividad , como la pasaste ? . Espero que muy bien , y con éxito 

Pero , una duda a parte,  en el caso de que siguieras con tu con tu fantástico novio , para el segundo de bachiller , ¿ como pasaste el último año sin el por los pasillos , en los recreos ? , espero que no fuera desolador para ti , muchachita 

Ojalá vayas a la reunión de los 20 años del cole con tus niños y con tu marido , lo más feliz del mundo y que te sientas como la persona que pasase lo que pasase en el pasado, nada te hará cambiar tu presente ( para mi , lejano ) y el mejor futuro 

     

                                                                  Granada , noviembre de 2014

Con 17 años aquí estoy, escribiendo una carta para dentro de 20 años… Espero acordarme de volver algún día a esta página para leer todo lo que voy a poner, ya que podré resolver muchas dudas que tenía en mi adolescencia y, posiblemente, me resuelva alguna que tenga en ese futuro presente. Lo que realmente quiero transmitirme a mí misma en un futuro con esta carta son mis sentimientos presentes, mi manera de pensar, de ver la vida y de vivirla, mi inexperiencia ante diversas situaciones y mi madurez ante otras. Todo esto para darme cuenta de los aspectos en los que he cambiado ya que habré madurado, o quizás sigo teniendo los mismos pensamientos aunque, seguramente, con otros razonamientos.

Qué decirte, supongo que cuando crecemos creemos que lo sabemos todo pero, a veces, viene bien recordar cómo pensábamos cuando éramos más pequeños para poder ponernos a veces en la situación de otro. Así que, en vez de hacerte la sabelotodo, intenta tener diferentes puntos de vista de las situaciones.

 Cuando lea esta carta, ¿estaré enamorada? Con tan pocos años que tengo y que ya haya sufrido tanto por amor, seguro que innecesariamente, pero la adolescencia tiene estas cosas. Tantas veces habré dicho que reniego de él pero, al fin y al cabo, cuando el amor llega, llega. Me gustaría estar enamorada cuando este leyendo esta carta ya que pienso que es la mejor sensación que se puede vivir en la vida, el saber que hay una persona por la que darías todo, alguien en quien pensar todo el tiempo y todas esas ñoñerías. Incluso… ¿me habré llegado a casar? Casarme no es que haya entrado nunca en mi visión de futuro ya que eso de tener que estar hasta la muerte con una persona sólo por haber firmado un papel lo veo algo absurdo. Cuando el amor se acaba entre dos personas es mejor dejarlo y para qué meterse en líos de divorcios ni rollos de esos… Si algún día llego a casarme, o estoy muy enamorada hasta tal punto de querer pasar el resto de mi vida al lado de esa persona, o simplemente me habrá entrado la curiosidad de verme vestida de blanco. ¿Tendré hijos? Es una pregunta que me ronda muy poco la cabeza para ser sincera, pues no es que los niños sean mi debilidad. La verdad es que no me gustan nada, cuando son bebés muy bonitos pero, en cuanto aprender a andar y a cogerlo todo, no los soporto. Si tarde o temprano acabo teniendo alguno espero tener sólo uno, llamadme egoísta o que lo voy a malcriar pero prefiero tener un hijo y darle todo lo que necesita a tener más y no poder darles un capricho de vez en cuando. ¿Habré estudiado lo que quería? Espero no tener que esperar 20 años para responderme esta pregunta, desde pequeña me gustaba la arquitectura y la moda porque me encantaba dibujar pero en cuanto di tecnología por primera vez y vi lo mal que se me daba y dibujo se empezaba a complicar decidí tirar para otras ramas. Así que durante un tiempo me dediqué a encontrar algo que se me diera bien y me gustase y decidí meterme en el bachillerato de Ciencias Sociales para en un futuro próximo estudiar Administración y Dirección de Empresas en la universidad. ¿Habré cumplido tantos sueños que en estos momentos tengo? A quién voy a engañar, el dinero es uno de los privilegios que siempre he tenido en mi cabeza presente por ello uno de mis sueños siempre ha sido llegar a ser rica pero eso lo veo muy lejos de mis posibilidades. Me conformo con mudarme algún día de forma permanente a un piso grande y bonito en algún sitio como New York, Londres o, incluso, Dubái. Espero que por los tiempos en los que vuelva a leer esta carta haya pasado esta amarga crisis y haya conseguido un buen puesto de trabajo. ¿Me seguiré hablando con toda la familia? Nuestra familia ha sido de estar siempre muy unida pero desde la muerte de la abuela, hace ya 7 años, las cosas se empezaron a torcer. Poco a poco veo menos a los tíos, no sé si será por la edad o es que es cosa del tiempo que nos separemos. No me hago una idea de con 40 años como estaré con la familia, espero por lo menos seguir hablándome con papá, mamá y mis hermanos que son lo más importante que tengo en la vida. Casi siempre he tenido una relación tensa con mamá y espero que con los años y la madurez hayamos limado todos esos roces. Muchas veces les hablo mal a todos, me enfado con el mundo y todo porque realmente con quien estoy enfadada es conmigo misma. Decirle a mi yo de futuro que espero que no siga haciendo eso, que cada vez que sienta rabia recapacite antes de pagarlo con alguien que no tiene culpa de nada.

Espero haber logrado tener un buen futuro, aunque por ahora no estoy dando al mundo todo lo que podría dar de mí, espero poder llegar a dar todo lo que guardo algún día. Muchas veces la pereza me puede, pero tengo que seguir esforzándome si quiero conseguir mis metas. Una vez las consiga, si las consigo, no voy a parar, tengo que seguir dando todo lo que salga de mí, ¿qué mejor que dar lo mejor de uno mismo al resto del mundo que lo necesita? Nunca quiero dejar de aprender, durante el mayor tiempo que pueda me encantaría seguir estudiando cosas, idiomas por ejemplo. Siempre me ha gustado viajar, aunque por ahora no haya viajado nunca, me encantaría visitar muchos de tantos lugares fantásticos que hay repartidos por el mundo.

Seguramente ahora tengas problemas de verdad y te acuerdes de los que creías tener a los 17 años y pienses que qué tonta fuiste perdiendo el tiempo preocupada por tonterías, pero la realidad es que cada edad conlleva unas experiencias y por tanto unos problemas. Que ahora tengas problemas no quita que los que tuviste no lo fueran.

Finalmente, quiero decir que soy muy joven, he cometido muchos errores y seguro que me quedan muchos más por cometer y que leer esta carta me recuerde que yo nunca me he rendido ante mis miedos, he luchado por lo que he querido. Si alguna vez me he rendido no ha sido en vano, no puedo decir que me haya retirado de una batalla sin haber luchado antes. Espero que con 40, 50, 60 años o los que sean nunca pierda este espíritu de superación que tengo porque no hay nada mejor que superarse a uno mismo día a día, ya sea por lo más mínimo. Recordarme a mi misma que no merece la pena estar triste por cosas que tienen solución, que en la vida a veces los caminos se tuercen pero eso no quiere decir que tengamos que rendirnos, tenemos que ver la parte positiva de las cosas y tener siempre presente que tiempos mejores vendrán. Termino diciéndote, y ya me despido, que te acuerdes también de que siempre va a haber alguien que te necesite pero si no estás segura de esto, piensa que la “tú” de tu futuro te necesita.

                Espero que seas feliz “yo” del futuro.

Carta para mí mismo dentro de veinte años:

 

Dentro de veinte años tendré treinta y seis años ya, espero tener una vida feliz, con una familia de dos hijos, un buen trabajo que me permita mantener a mi familia y vivir dignamente…

Hola, yo de treinta y seis años, que sepas que con veinte años menos soy un chico responsable y consciente de lo importante que es esforzarme ahora en mis estudios para que cuando lea esta carta, veinte años después, haya conseguido hacer realidad mis propósitos, o haberme acercado mucho a ellos.

No creas, a veces me ha costado trabajo porque estar con mis amigos y mi novia y jugar al fútbol, son grandes tentaciones que me apetecen mucho, pero tengo que dedicarle tiempo a mis estudios porque quiero tener libertad para poder elegir a lo que dedicarme en mi futuro, es decir, tu presente.

Te imagino, quiero decir, me imagino en un futuro viviendo del deporte y dedicando mi vida profesional a esto. Tal vez como profesor de educación física, como monitor, entrenador de algún equipo de cualquier deporte de competición, etc.

Espero que dentro de veinte años lea esta carta en una sociedad más justa, en la que no haya pobreza, ni guerras, ni desigualdades, ni violencia, ni discriminaciones, etc.

A mí no me gusta la política, ni me interesa mucho, pero quiero poner mi granito de arena para colaborar en hacer un mundo mejor. A los dieciséis años que tengo me he dado cuenta de que la vida pasa muy deprisa y que hay que disfrutar y aprovechar cada momento de tu vida, como si fuera el último y el único.

El pasado no vuelve y tienes que pensar bien las cosas antes de hacerlas, porque la vida pasa muy rápido y no vuelve atrás para que puedas cambiar ningún hecho del pasado.

Espero que le sigas buscando la parte positiva a todo y que saques hacia delante todos los problemas que me vaya poniendo la vida.

También espero conservar los amigos que tengo ahora y conocer a mucha más gente que me aporte al igual que todas las que han pasado por ahora por mi vida.

Mi hermano tendrá ahora treinta y cuatro años y quisiera que leyera esta carta también porque, a parte de mi hermano, le considero mi amigo y espero que siempre nos tengamos el uno al otro.

Eres mi yo mayor de edad, pero sigue siendo alegre y feliz, sin perder la sinceridad que tienen los niños pequeños y que aún conservo a mis dieciséis años. Si la vida hace que te caigas, vuelve a levantarte y mira siempre hacia adelante apoyándote en las personas que te quieren, que seguro que serán las que a mí me quieren ahora mismo.

A lo mejor no subirás a la luna ni descubrirás una vacuna que cure alguna enfermedad “rara” o desconocida, pero en el día a día espero que contribuyas al progreso y evolución de nuestra sociedad para bien. Puede que no sea tan difícil como dicen porque no estaré solo, siempre tendré el apoyo de las personas que me quieren, como mi familia y mis verdaderos amigos.

Espero que cuando lea esta carta tenga buena salud y mi cuerpo no haya sufrido ningún tipo de cambio para mal por causa de ningún accidente, enfermedad o cualquier hecho que me pueda perjudicar.

Escribir esta carta me hace imaginarme en mi futuro y es una experiencia muy curiosa porque nunca sabes qué te deparará el futuro y si realmente somos capaces de cambiar aquello que hoy vemos en nuestra sociedad y que no nos parece justo o no estamos de acuerdo con ello. Quiero pensar que sí, que somos capaces de cambiar todo aquello que se proponga el ser humano a base de esfuerzo, trabajo y dedicación. A lo mejor dentro de veinte años ya no necesitan llegar en pateras personas desesperadas desde África, buscando una oportunidad en su vida para salvar la vida de sus familiares y la suya misma. Quizás seamos capaces de distribuir los recursos de este mundo entre todos de forma justa para que nadie muera de hambre y poder evitar las desigualdades que existen a día de hoy en los países del tercer mundo. Todos somos responsables de todo lo que pasa en este mundo, al igual que todos podemos contribuir de forma positiva y solidaria a la solución de los numerosos problemas que existen actualmente en nuestro mundo.

Yo tengo mucha suerte de haberme tocado nacer en el país que vivo porque, aunque también tenga sus problemas como todos los países, no es ningún país subdesarrollado o del tercer mundo, pero quiero ser testigo de la evolución y el progreso de este mundo tan mejorable para convertirse en un mundo mejor.

Tengo fé en que dentro de veinte años serás una persona ya formada completamente y culta, que se sepa defender en este mundo por sí sola, que seas feliz y solidario con los demás y que no dejes de ser una buena persona pase lo que pase. Que seas un buen padre con tus hijos, un buen esposo de tu mujer, un buen amigo de tus amigos y un buen hijo también.

No es fácil conseguir todo esto que te estoy diciendo, pero yo sé que tú serás capaz de conseguir todo lo que te propongas y más. Quiero decir, que me siento capaz de aportar de forma positiva, aunque sea un pequeño grano de arena, a esta sociedad tan mejorable, para ayudar a mejorarla entre todos los habitantes de este mundo, con honestidad, esfuerzo, trabajo y la fuerza que da la ilusión de tanta gente por conseguir su propósito o meta de cambiar el mundo.

Te deseo mucha suerte, y espero reconocerme en ti dentro de veinte años y estar orgulloso de mí mismo y de que mi esfuerzo, trabajo y sacrificio haya servido de mucho.

 

 

Buenos días.

Han pasado veinte años desde que me escribí esta carta. ¿Recuerdas? Tu profesor de filosofía hizo esta proposición: ‘’escribe una carta para ti mismo/a para cuando tengas veinte años más’’. Cuando nos lo propuso me gustó mucho la idea y, ¿sabes? Ahora me gusta mucho más porque puedo ver y analizar los cambios por los que ha pasado mi vida.

Hoy es 23 de noviembre de 2014 (es domingo). Tengo un montón de exámenes, pero voy a descansar un rato para escribir bien esta carta.

A día de hoy tengo dieciséis años, cuando lea esto tendré treinta y seis. No sé qué decir pro creo que lo más lógico es hacer un recorrido de lo que llevo vivido y luego hablar de las metas que me he propuesto para luego corroborar si las he conseguido.

¿Te acuerdas de tu infancia? Bonita, ¿verdad? Esa alegría y tranquilidad de ser niñ@... Todo estaba bien, no había ningún problema y si lo había ahí estaban papá y mamá para resolverlo. Luego llegó la adolescencia, gran época de cambios tanto físicos como psíquicos, cambios necesarios para la transición a la edad adulta. ¡Qué época más mala! Para ti no existía el gris, todo era blanco o negro. Diste varios cambios bruscos que te dejaron marcad@ de por vida pero que te han ayudado a mejorar tu carácter, tu personalidad y tu vida en general. Empezaste a tomar decisiones propias mucho antes de que llegara esta etapa. Papá y mamá siempre te apoyaban, pues has sido muy madur@ en varios aspectos. Pero cuando la toma de decisiones conlleve un desafío ante la vida, hay que decidir bien lo que queremos pues solo así podremos alcanzar nuestra independencia. Y yo poco a poco y en cierto modo he empezado a alcanzarla.

A partir de aquí no sé qué me deparará la vida, pero sea lo que sea, espero saber enfrentarlo con madurez. Ya me dirás si lo he conseguido.

Me he marcado numerosas metas las cuales espero conseguir:

- Mi propósito es viajar por el mundo y para ello quiero saber muchos idiomas. Tengo facilidad para aprender lenguas extranjeras  y quiero aprovecharme de ello. Quiero viajar para expandir mi cultura mucho más y visitar mil sitios pero con calma. Además, no es solo para visitar ciudades históricas, también me interesaría viajar a países subdesarrollados o en vías de desarrollo para pasar varios años realizando tareas como voluntari@, pues es lo que desde pequeña he querido hacer.

 

-  Lo que tengo muy claro en la vida es hacer una carrera universitaria, siempre relacionada con lo que más me gusta, que seguramente cuando leas esto seguirá siendo lo que más me llena, y vivir de ello. Por lo tanto, ahora, estando en 1º de Bachillerato, tengo que esforzarme muchísimo para conseguir notas altas y sea más fácil mi acceso a la universidad.

 

- No solo me gustaría ayudar a personas necesitadas, sino también a animales abandonados en la calle, enfermos, hambrientos… Toda mi vida he estado fascinada por todos los tipos de fauna que existe y uno de mis sueños de la infancia es ser voluntari@ en un albergue para animales o varios, e incluso fundar el mío propio, con gatos, perros, conejos,… lo que sea.

 

- Quiero casarme y formar una familia. Quiero enseñar a mis hijos los mismos valores que mis padres me inculcaron en su momento y opino que son muy correctos. Deseo ser feliz y hacer feliz a todos los que me rodean.

 

- Quiero ser inmortal pero no en el sentido de vivir eternamente, no, inmortal porque deseo hacer algo que perdure indefinidamente en la memoria de las personas. Es algo que siempre he querido. Es algo como Alexander Fleming, él inventó la penicilina y hoy en día la mayoría de gente sabe quién es. Ahora mismo no sé lo que podría hacer pero quizás, de aquí a veinte años lo tenga más claro. Y te pregunto… ¿lo he conseguido?

 

- Quiero que papá y mamá sigan estando ahí. Supongo que seguirán contigo y espero que lo hagan muchos años más. Cuídales al igual que ellos te han cuidado toda la vida. Recuerda que en parte hemos llegado aquí gracias a ellos. Sus buenos consejos. Sus acertadas decisiones, su vida dedicada a nosotr@s. Ellos son los que marcaron nuestro camino y nuestro carácter para hacernos personas fuertes, hechas y derechas. Sin ellos no seríamos nada, es más, ni siquiera estaríamos aquí; sobre todo yo. Ellos tomaron la decisión de tenernos, nos dieron la vida y nos prepararon para vivirla.

Siento curiosidad por saber el camino que han tomado las nuevas tecnologías. En este momento las llaman ‘’TIC’’. El último teléfono que ha salido es el iPhone 6 plus, ¿por qué iPhone van ahora si es que siguen existiendo? ¿Quizás por el veinte?

Las ecografías se están haciendo en 4D y ahora… ¿hay más dimensiones? Eso es algo por lo que siempre me he sentido curios@.

Cámaras grabando en 4K. Ahora mismo son el no va más. Los móviles tienen 4G y son sumergibles. ¿Seguís teniendo WhatsApp? Seguro que eso se habrá quedado obsoleto y perdido en el olvido.

Los estilos musicales que ahora mismo se llevan (en mi opinión algunos un poco deleznables, pero bueno, para gustos colores) son: el reggaetón, el pop, la electrónica y muchos subtipos de los que consta, el rap, el rock moderno y otros. Y los más inolvidables temas de los años 60, 70 y 80 que jamás pasarán de moda para mí y para muchas personas. Los van adaptando a la música actual, pero el tema y la intención con que fueron escritos siempre estarán ahí para el recuerdo. Espero que todavía sigas escuchando los géneros musicales que escucho hoy en día.

En cuanto al tema de la educación, ¿tenéis las clases online? Sería lo normal pero espero que no sea así, porque se perderían todos los valores que nos puede inculcar el día al día con tus profesores y tus compañeros de clase. La figura del profesor, a mi entender, ha sido, es y será fundamental para nuestra formación y educación. Nos quejamos mucho de ellos pero… ¡y todo lo que nos enseñan! ¡Y los buenos ratos que pasamos cuando nos cuentan anécdotas de sus vidas! No, me niego a creer que esto haya cambiado.

Ahora hablemos de tribus urbanas. Me muero de curiosidad por saber las nuevas que han surgido, puesto que desde hace décadas, han ido apareciendo muchas y diferentes entre sí, que es lo importante. Imagino que hay algunas que perdurarán, puesto que estos estilos son para siempre y no para un rato o hasta que te aburras: como la tribu urbana heavy, gótica, punk,… Otras, típicas de adolescentes que solo duran cortas temporadas (y en mi opinión, para aparentar) son la tribu emo, cani, swagger, y otras muchas que ahora mismo ni siquiera me apetece nombrar porque me ponen de mal humor. Por cierto, igual estos términos tan coloquiales ni siquiera existan allá por el 2034.

Por último, quiero resaltar los partidos políticos. Aquí, la gente, después de tanto tiempo, se está dando cuenta de que existen más alternativas al ‘’PPSOE’’ que siempre ha habido. Esto ha sido gracias a un nuevo partido llamado ‘’PODEMOS’’ que espero que acabe con el bipartidismo existente y la corrupción por parte del gobierno que tenemos ahora, tan incompetente e inútil.

Acabo esta carta con una frase que me encanta y que probablemente me siga gustando para toda la vida: ‘’Sé fuerte para que nadie te derrote, sé noble para que nadie te humille, sé humilde para que nadie te ofenda y sigue siendo tú para que nadie te olvide’’.

Es una pregunta muy difícil porque teniendo en cuenta qué no sé ni lo que pasara  mañana pues mucho menos dentro de veinte años, pero bueno voy a concentrarme y a pensar mucho para ver si puedo resolver esta cuestión.

La verdad que veinte años  más lo veo como algo muy lejano e imaginarme con treinta y seis años me va a costar porque más que imaginármelo  creo que voy a decir lo que me gustaría haber conseguido con esa edad.

Ante todo y lo principal para mí sería  que a los treinta y seis años yo fuese una persona feliz consigo misma y por tanto feliz  con todos los que me rodean o están cerca de mí.

La verdad es que  me gustaría ser una persona madura, con las ideas bastante claras y con una personalidad bien  definida, sabiendo en cada  momento  lo que quiero y lo que no, sin dejarme embaucar  por nada ni por nadie, y una vez que tomo una decisión ser firme con ella y llegar hasta el final con todas sus consecuencias  si sale mal o bien son experiencias que debes tomar  a lo largo de la vida y que con ellas te creces  como persona y aprendes de tus propios errores o bien de tus propios logros.

Quisiera seguir siendo igual de sencillo, amable, sensible y   cariñoso que soy ahora, porque pienso que estos sentimientos no están regidos por la edad o por lo menos a mí me gustaría consérvalos siempre. La edad te tiene que dar experiencia, sabiduría no la  insensibilidad o ser arisco como hay mucha gente que por el hecho de crecer creen que ya no está bien el ser cariñoso con tu familia, amigos etc.

Me imagino,  una persona independiente, trabajando  en algo relacionado con mis estudios y que cada día cuando me despierte me sienta con ganas e ilusión de comenzar un nuevo día de trabajo, ya que pienso que en esta vida todo el mundo tiene su recompensa y que tanto estudio tiene que  ser premiado  y nada mejor que trabajar en aquello que realmente te guste y te haga sentirte realizado.

Siempre por supuesto esperando  que  dentro de veinte años la situación haya cambiado y que  pueda ofertar puestos de trabajos a todas aquellas personas que estén  debidamente preparadas o formadas  y que no tengan que emigrar a otros  países abandonando  sus familias, sus amigos y en general su vida,  ya que en la actualidad  nuestro país no puede ofertar  trabajo y  todas estas personas con sus carreras terminadas  no tienen ninguna oportunidad por eso se ven forzadas por la situación a  buscar trabajo donde sea . En  la actualidad son muchos los jóvenes que se ven obligados  a emigran a otros países para poder encontrar un puesto de trabajo y labrarse su futuro pero  esto es una pena porque el país se está empobreciendo culturalmente porque  se  está dejando marchar a personas perfectamente  capacitadas y preparadas  para ejercer puestos de trabajo en las distintas áreas y sin embargo lo que estamos haciendo es engrandecer  o enriquecer a otros países con personal preparado en España.

Por lo tanto espero y confío que esto haya cambiado y con veinte años más me gustaría como he dicho anteriormente  estar  trabajando en algo relacionado con mis estudios y que realmente me gustara y disfrutara y sobre todo seguir aquí en mi país.

La relación que tengo con mi familia quisiera que fuese igual, porque ellos son fundamentales en mi vida. Me gustaría que mis padres se sintieran muy orgullosos de mí, de mi vida, de mi trabajo, de la familia que habré formado, eso me haría enormemente feliz porque ellos durante toda su vida no han deseado otra cosa más que me  sintiera bien conmigo mismo, realizado como persona  y sobre todo feliz.

Desearía  seguir conservando todos mis amigos, sé que tener la misma relación de ahora es muy difícil porque pienso  que cuando seas mayor tendrás  más  preocupaciones y ocupaciones que te  ocuparan  mucho tiempo y eso hará que no nos podamos ver con la misma asiduidad de ahora pero pienso  y quiero ser positivo que todo es  posible, solo es cuestión de organizarse para así tener tiempo para todo y para todos  ya que  los amigos son muy necesarios a cualquier edad porque con ellos se pasan muy buenos momentos, de esos que no se olvidan. Cuando pienso en  que algunos quizás no los volvería a ver eso me pone triste porque son muchos los momentos felices que he compartido con ellos pero bueno aquí volvería de nuevo mi positivismo y pensaría que siempre me quedaría el consuelo de los recuerdos vividos con cada uno de ellos.

Me gustaría encontrar a la mujer de mi vida, esa que dicen que cuándo la ves sabes que es la tuya, desearía que tuviera los gustos y aficiones similares a las mías para poder compartir muchos más  momentos juntos y si esa relación funcionaria  y todo iría  bien,   podría tener  mi propia  familia, donde intentaría inculcarle a mis hijos  los valores que desde pequeño, con paciencia mis padres  me han ido enseñando. Lo que dudo y me preocupa es si yo sería un buen padre para mis hijos o no porque lo de ser padre es una tarea difícil y muy importante ya que en mis  manos estaría una responsabilidad  bastante difícil como  es la de educar y guiar a Las personas que conducirán el mañana. La verdad es que yo la única guía que tengo es la de mis padres y creo que ha sido la perfecta tanto para mí como para mi hermana así que intentaría hacerlo igual de bien que lo han hecho ellos.

Me gustaría sentirme una persona querida y respetada  por mi familia, y que a  la vez pudiera dar todo el cariño y el afecto que mis hijos y mujer necesitaran. Tener confianza en mí mismo para así conseguir unas buenas relaciones con los demás y con el entorno, ser una persona positiva y ver las cosas siempre con humor, no perder nunca ese punto de locura, diversión  que todos deberíamos tener en ciertos momentos  y mantener  siempre esa imaginación que con la edad parece que la tenemos un poco dormida ya que esa imaginación nos enriquece extraordinariamente la capacidad de pensar, de reflexionar, de vivir e incluso de crear.

Siempre  me ha gustado vivir en una casa de campo, rodeada de un gran jardín, donde mis hijos tengan espacio suficiente para poder  jugar  y ser  felices  por lo tanto cuando tenga esa edad uno de mis sueños sería tener una casa así.

 

Pero en realidad todo esto no tendría valor si nos falta lo más  importante, de que me sirve tener una casa más grande o más pequeña o si trabajo en un lugar o en otro  si no soy feliz, por lo tanto lo que espero y deseo  es que todas mis metas  se cumplan  pero solo si estas  me van a dar la felicidad,  luego entonces  lo que realmente desearía es que cuando tenga esa edad sea una persona  totalmente feliz y sobre todo sentirme realizada en todos los aspectos de la vida.

CARTA A MI YO DENTRO DE 20 AÑOS.

A mi yo del futuro. Probablemente cuando leas esta carta tengas 40 años. Ahora con 17 la estoy escribiendo para que veas y recuerdes como eras y como te sentías y estabas hace 20 años, y también para que todos los planes que tengo de futuro y que te voy a nombrar ahora, veas si lo has podido realizar o no.

Quiero empezar citándote todos los planes que ahora, con 17 años, tengo hechos para mi futuro. Quizás a mi yo de ahora me parecen muy necesarios e importantes, pero puede ser que dentro de 20 años, al leerlos, me parezcan todos una tontería propia de alguien de 17 años.

En primer lugar, como siempre he deseado, me veo viviendo dentro de 20 años, en una gran casa, con jardín y piscina, con un porche con un chillout maravilloso color camel, teniendo perros y gatos, con un marido y dos hijos, un niño y una niña. Eso es siempre lo que he me imaginado cuando se habla de ‘en un futuro..’ Por eso quería empezar por ahí, puede que parezca el plan de futuro de cualquier persona, pero yo no lo veo tan así, porque me lo imagino más personal, la casa a mi manera y gusto, un marido atento y cariñoso y, bueno, los hijos pueden salir traviesillos, pero los querré con toda mi alma. Este es mi plan de futuro a nivel familiar, querría eso, pero claro está, y por encima de todas las cosas, ser una familia feliz, unida y agradecida. Eso es lo que yo pongo por encima de cualquier casa llena de cosas que me encantasen, que tenga una familia feliz, que por nuestras habitaciones se respire felicidad.

Bueno, eso era para empezar, quisiera seguir con planes futuros de trabajo. Desde hace ya unos años, decidí estudiar periodismo, una carrera que conociéndola un poco más a fondo, me llenó bastante y a día de hoy, después llevar años y años informándome sobre cosas de periodismo, quiero seguir y tengo esta idea metida en mi cabeza siempre, pues sigo con la idea de estudiar periodismo, y un siendo un poco más objetivos, periodismo de investigación. Es mi debilidad, me encanta y sé que acabaré estudiando eso, porque lo voy a buscar y a luchar hasta el final por poder estudiar eso. Así que a mi yo de 20 años, espero que hicieras la carrera de periodismo, y ahora estés leyendo esto y diciendo: Si, así es, estudié periodismo y más concretamente, de investigación.

Sería uno de mis tantísimos sueños hecho realidad.

Por supuesto, tener un buen sueldo para mantenerme día a día a mi y mi familia, claro está que mi marido tendría otro buen trabajo con buen salario. Pero refiriéndome a mí, un buen sueldo para poder comprar lo que me haga falta y los caprichos que me quiera dar de vez en cuando.

Claramente, espero que hayas cumplido otro de mis sueños, y es haberte comprado ese Mini Cooper negro que tanto llevo queriéndolo.. Después de esto, ya que es un sueño material, voy a darte la lista de sueños que ojalá los vaya cumpliendo a lo largo de los años.

Este primero, puede parecer un sueño un poco surrealista o por decirlo así, casi imposible; pero la verdad es que nunca se me irá de la cabeza, y sé que sería la persona más feliz del mundo si lo lograra, y sé que no es nada fácil, pero la vida está llena de retos los cuales de más fáciles a mas difíciles tengo que vencer y luchar por ellos, así que espero que dentro de 20 años haya cumplido mi sueño de poder haber bailado con la grande Beyoncé. Ya que con apenas meses, ya la escuchaba y ya la sentía dentro, que desde chiquitilla hasta ahora la he escuchado, que he estado en un concierto suyo en Barcelona, me sé todas las canciones de sus discos desde la primera canción del primer disco hasta la última de este nuevo disco que sacó hace no más de un año. Bueno pues espero de corazón que se cumpla mi sueño de haber podido compartir escenario con esta reina/diva del pop. Es con la cantante que he crecido y con la que he estado escuchando toda mi vida. Por lo cual es mi gran mayor sueño.

Siguiendo con la lista de sueños que me gustarían ir cumpliendo tengo que añadir el sueño de llegar a ser alguien en el mundo del baile, de tener mi academia y dar clases a mucha gente de muchos estilos.

Puede ser que te parezcan muchas cosas por cumplir en tan solo 20 años pero como ya he dicho al principio son cosas que se quieren cumplir con 17 años para tu futuro.

Lo único esencial y que más importante me resulta para mi futuro, es que pueda hacer todo lo que llevo soñando muchos años, todo lo que quiero para mi, para mejorar mi futuro poco a poco en mi presente, todo lo que me haga mucho más feliz que años anteriores, cosas que me salen de dentro, que de verdad siento, todo aquello que me llene de verdad y por lo que tenga ilusión en hacer, aquello que me haga realmente feliz día a día.

Cuando lea esta carta dentro de 20 años, quizás me ría de mi misma, o quizás no, y de verdad piense que tenía unos grandes sueños, los cuales he podido llegar a cumplir tras mucho sacrificio y esfuerzo.

Solo espero poder decir que sí, que lo conseguí, todos aquellos sueños que ahora tengo, por los que me levanto cada día con ganas de más para poder llegar a alguno de ellos, aunque haya días que piense que no, que es difícil y prácticamente casi imposible, pero yo sé que puedo, algunos sueños más posibles que otros pero no por eso menos importantes, y aunque algunos sean más posibles, los otros, no quiere decir que sean imposibles, porque todo con esfuerzo y constancia se puede, y yo lo sé.

Así que nada más mi yo del futuro, a trabajar con mucho esfuerzo y dedicación el presente, para que dentro de 20 años lea todo esto y diga: así es, lo conseguí y ahora soy extremadamente feliz.

Mucho ánimo y fuerza en el camino.

Querido yo futuro,

Seguro que ya casi ni te acordabas de la existencia de esta carta, como suele pasarme, y pasarte, que conforme pasan los años se te olvida hasta que existen algunas cosas de las que ya ni te acuerdas.

Para empezar, voy a refrescarte algo la memoria, por si no te acuerdas de qué estaba haciendo mientras la escribía, o cómo estaba mi estado de ánimo.

Mientras te escribo esto, estoy en el salón tan agustito y calentito como siempre, al lado de la estufa y la ventana, que si recuerdas, es el mejor sitio para hacer los deberes del mundo. Estoy con mis padres (los tuyos con 20 años más) pero ellos están viendo la tele, por lo que yo estoy haciendo esta carta con el sonido de fondo, que de vez en cuando me desconcentra. La pequeña está vete a saber dónde, en la cocina, en su cuarto, o en la oficina, jugando con sus juguetes, o pintando como siempre, y acabamos de tener una peleilla porque le he pedido un abrazo y no me lo ha querido dar, y entre unas cosas y otras ha acabado diciéndome: ¡pós” ya no eres mi hermana! Seguro que de esas peleas si que te acuerdas… Y seguro que también te acordarás del agobio de estar por primera vez en bachiller, en la época de exámenes, al no estar acostumbrada a estudiar de esta manera…

Como de costumbre, me duele la cabeza a rabiar, espero que a ti con 36 años ya no te duela todos los días como a mí… es horrible..

En segundo lugar, espero que los que son hoy mis sueños, ahora que estás leyendo esto, se hayan cumplido, que hayas hecho la carrera que tanto te gustaba con éxito, y que tengas un trabajo del que disfrutes muchísimo y que te guste, ojalá que sea el mismo que me gusta ahora.

Ahora mismo pienso que tendré hijos a partir de los 25 años, asique espero que a tus 36 años tengas ya la pareja de niños que querías, un niño y una niña, y que sean preciosos y te den mucho amor, te hagan feliz, y que seas muy feliz en general.

Quiero pedirte perdón, porque yo mismo he sido tu peor enemigo,  fui yo quien permitió que el miedo dominará mi vida, fui yo quien se aferró a las penas del pasado para llenar mi presente. Mi propia voz era la que escuchaba en mi cabeza y que me convencía de no merecer lo bueno y que me hacía sentir menos que los demás.

Fui yo mismo quién me llenó de inseguridades y dudas, de celos y resentimientos. Fui yo mismo quién me juzgó criticó en todo lo que hacía. En mi estaba la solución y todas las respuestas.

No eres fundamental para el mundo, eres simplemente… eres… no eres Superman o un superhéroe nunca escrito o dibujado, pero recuerda que eres diferente y que  no eres mejor ni peor que nadie…

Otra cosa que quiero decirte que deberías hacer tanto si tienes hijos como si no: Viaja más!

En los próximos años, te van a distraer ideas, sentimientos y personas.                Aférrate al plan, que yo sé lo que te digo. Invierte en viajar, que es invertir en vivir. Usa lo que ganes para alejarte de vez en cuando, que no puede haber perspectiva sin distancia. Vete y vuelve, y vuelve a irte otra vez.  Créeme que nada te va a dar momentos de mayor felicidad.

Viaja, aun eres joven, las circunstancias no harán más que complicarse luego.          Viaja lejos y viaja cerca. Viaja con tu gente más querida, viaja solo, VIAJA!     Culturízate, conoce otros países, otras culturas, otras costumbres, no pierdas el tiempo. Si has conseguido estudiar la carrera que siempre has querido, tienes que viajar si o si, anímate!

Camina, gástate los pies recorriendo calles. Piérdete sin miedo por cada una de ellas. Escucha todas las historias, haz todas las preguntas.

Exprime cada día y cada noche. Prueba todo lo que no te mate. Haz el ridículo. Ama en otro idioma. Habla en lenguas… Te digo esto por si con el paso del tiempo y cada vez más responsabilidades te olvidas de vivir tu vida, es todo lo que deseo hoy, que te vayan bien las cosas y exprimas cada sensación.

Espero que el dinero y las circunstancias te hayan permitido visitar algunas de las ciudades y países que deseo hoy visitar, pero con 36 años te queda mucha vida por delante, asique si no lo has hecho tienes mucho tiempo para hacerlo y ver las ciudades que siempre has querido ver.

También espero que hayas aprendido a valorarte un poquito más y a ser mas positivo, hoy en día no sueles ser muy positivo como recordarás, y tengo demasiados miedos que en realidad no debería tener, por eso espero que en 20 años hayas aprendido a superar eso y muchísimas cosas más, como a superarte a ti mismo.

Para terminar, te deseo toda la suerte del mundo, al fin y al cabo sigues siendo yo pero con 20 años más, que te vaya muy bien en la vida y hayas cumplido todo lo que hoy espero conseguir, ¡nos vemos en 20 años!

Hoy, 2 de diciembre 2014, me veo aquí sentada escribiéndome una carta a mi misma para
dentro de veinte años, y a decir verdad, no se como, ni por donde empezar, ni tampoco que
decirme ya que soy yo la que va a leer esta carta y seguramente al leerla recuerde todo
y lo que sentí al escribirla.
En primer lugar quiero describir que siento en este momento, como me encuentro, pues bien,
soy una chica que hago primero de bachillerato en el colegio san juan bosco de granada, y
mis aficiones son escuchar música, salir con mis amigas, hacer el tonto al máximo... pero mi
mayor aficción, lo que me da alegría y vida es actuar, es estar dentro de mi gran grupo de
teatro.
Estoy en una época un poco difícil de mi vida, en la que no se hacia dónde dirigirme, qué es lo
mejor y qué y por qué lo peor, a decir verdad, ahora mismo solo me encuentro gusto con
muy pocas personas, y para ser sincera, en mi clase me siento cada día peor, conforme
pasan los días creo que esto va a mejorar, que voy a hacer piña, pero no es así los días en
clase se me hacen eternos, estoy deseando acabar el viernes y que no llegue el lunes, y esto
en mi es muy raro, ya que soy una chica o al menos siempre me han etiquetado así, sociable,
atenta, cariñosa... pero hay algo en esta clase, o a lo mejor es en mi que me hace que sea
diferente, que no sea mi verdadera yo, solo decir que espero que esto pase pronto, y qué
ojala me sienta agusto.
Y voy a continuar diciendo que estoy enamorada, qué hay una persona que ha dejado huella
y que no se va, no se la verdad, si es amor, aprecio, cariño... solo se que cuando le veo mi
día es mucho más alegre, con este amor aprendí que es mejor apreciar las cosas antes de
perderlas, decirle a la gente que la quieras, o lo que sientas por ellas, antes de que ya no
esten o no quieran escucharte.
Y esque siendo realista, no se por donde continuar, y esque estoy hablandome a mi misma,
ya me conozco, pero bueno ahora que estás leyendo esta carta después de 20 años, decirte
que espero que hayas sabido escoger el camino que deseabas, no se cual habrá sido ya que,
estabas un poco indecisa cuando escribiste esta carta, periodismo, hostelería, magisterio,
arte dramático... solo espero que seas feliz con lo que haces porque seguro que has luchado
por llegar hasta dónde hoy estas, te costo sacar la ESO, el bachiller no te cuesta es sólo
que no ayuda el ambiente ni la manera de trabajo, espero que cuando estes leyendo este,
recuerdes que bachiller fue a mejor, porque eso es lo que yo con diecisiete años anhelo.
Tampoco se si al leer esto seguiré viviendo en granada, si seguiré con las personas que hoy
están, si tendre a mi lado a alguien que me haga feliz.. solo espero que al leer esto recuerdes
lo que con diciesite años fuiste, lo que hacías, lo que te gustaba, voy a decirte que ahora soy
una persona muy sensible y frágil, que todas las cosas por minímas que sean me afecta, es
bueno ser sensible ya que significa que tienes sentimientos, que las cosas te llegan...
Pero tampoco debes hundirte con cualquier cosa, tienes que sacar las fuerzas de donde
no las haya y salir adelante, ya que, siempre va a haber personas que tiendan su mano, que
te cedan su hombro y que te animen, porque hoy día ya tienes a esas personas, cuando leas
esto, me encantaría saber que angelitos, princesas, champion, hermanos, bebe,loca...
y más personas que son mi alivio en los peores momentos, siguen conmigo, que tras 20 años,
no se han ido, seguramente ahora que lees esto te acordarás de todos ellos y de los que no
nombre, y algunos de ellos que espero que sean la mayoría, sigan ahí, pero se que la amistad
es algo que hay que cuidar muy pero que muy bien, como un gran tesoro, ya que es mucho más
que eso, y si ahora que tengo diecisiete años ya me he llevado decepciones con gente que creí
que seguiría ahí, como las enanas y se fueron cuando más lo necesitaba, es por ello.. y ojala
me equivoque, que las personas que ahora alegran mi vida, salvo dos o tres las demás se van
a ir, no quiero que sea así, pero es que la vida da muchas vueltas y quien menos te esperas te
da la patada.
Como hoy tengo diecisiete años, quiero decirte, que luches, que vivas, que vayas siempre a
por todas, que no te rindas, que seas tu misma, esa niña con su locura y sonrisa que alegraba
el día de muchas personas, animaba, y siempre ayudaba a toda aquella persona que acudiese
a mi.
También debo decirte que cuando escribiste esto eras una persona débil, sensible, que sufría
más por el dolor de la gente que quería y le rodeaba, que con el suyo propio, debo decirte,
que con ello tuve cosas negativas y positivas, ya que por ello la gente me apreciaba, pero
negativas, ya que, ha habido veces en las que he sufrido por cosas tanto o peor que si fuesen
mias y me metía en asuntos.. que aunque siempre he salido bien, me desvivía demasiado, y
esto no es tan bueno, ya que también tengo que cuidarme y preocuparme por mi.
No me queda mucho más que decirte, ya que sabes como soy y como fui, espero que sigas
siendo la loca que siempre tenía una sonrisa, y se levantaba por duro que fuese el problema,
gracias por haber luchado, crecido, y madurado, para llegar hasta donde hoy día estas.

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio