FILOSOFIESTA

HACIA LA FILOSOFÍA DESDE LA DIVERSIÓN Y HACIA LA DIVERSIÓN DESDE LA FILOSOFÍA

Aquí está la primera propuesta de este grupo. ¿Quién se anima a escribr esta carta? La extensión, para los alumnos de 2º es libre. Para los de primera tiene que ser tan amplia como dijimos en clase. ¿Te imaginas que esta carta escrita por tí llega a tu hijo cuando tenga la edad que tienes ahora? Milagros de INTERNET

Visitas: 19573

Respuestas a esta discusión

-Hola hijo, te escribo esta carta para decirte que eres algo muy importante para mí y te voy a decir todo lo que haces bien, pero también algunos defectos que debes corregir para ser mejor de lo que ya eres, no te enfades por las críticas ya que van a ser muy constructivas para ti y espero que las tomes como algo que te sirva para mejorar y no como una típica bronca de padre a hijo, solamente te escribo esto para que te vaya mejor en la vida y no tengas problemas. Te voy empezar diciendo que debes pensar mejor lo que dices, sé que en caliente es más fácil cometer este tipo de error, pero controlar eso te hará una persona bastante más madura y controladora, puedes no estar de acuerdo con algunas cosas que yo haga, pero yo soy el que manda y te ordeno cosas que creo que son lo mejor para ti, puedo equivocarme porque soy humano, pero tú debes saber que algunas cosas que dices pueden hacer bastante daño y pretendo que evites decirlas, porque te ahorrará más de un disgusto, no solo en familia, sino también en otras situaciones que son diferentes a estas, y que fuera de aquí te puede ocasionar problemas más graves que lo que puede ser aquí, pero no solo todo es malo, algo que me gusta de ti es que eres muy valiente y que eres muy sincero, aunque a veces más de lo que deberías serlo, el decir la verdad normalmente suele estar bien, aunque hay veces que es mejor callarse y aceptar algunas cosas aunque no nos gusten, no siempre se puede decir lo que se piensa, pero eso me gusta siempre y cuando las formas y el respeto hacia las demás personas estén siempre presentes, sino aunque digas la verdad pierdes la razón ya que las formas en las que dices la verdad son muy bruscas e infantiles, que te pierden mucho, pero por eso te voy a ayudar a que soluciones problemas de este tipo, ya que te he escrito esta carta básicamente para que soluciones los pequeños defectos que te veo y pretendo mostrarte que si los corriges, tienes un paso muy importante que das en tu vida y que te servirá para siempre, tenlo en cuenta. Hay algo que me gusta de tu persona y que debo reconocerte, es que eres muy trabajador, eso te hará una persona de gran importancia en el futuro, tu estudiarás ahora porque no quieres que te castiguemos y te quitemos el ordenador, las consolas, el móvil y otras cosas, realmente cuando seas un poco más viejo, te darás cuenta que el trabajo que estás realizando, aunque no sea por los motivos que quisiera que fueran, y que gracias a eso tendrás una vida más feliz y te sentirás orgulloso por el esfuerzo académico que estás realizando, en ese aspecto no te puedo reprochar absolutamente nada, porque tus notas y esfuerzo son muy positivas ambas juntas. Ahora lo que debo decirte es un problema que si debes mejorar ya que esta problema es más serio y si no lo evitas te puede meter en más de un problema , debes tener una mayor tolerancia con las ideas de los demás , porque tus ideas por ser tuyas propias, no  tienen más valor que las de otras personas, unas personas creerán una cosa y tú creerás otra cosa diferente o que se mueve en otra dirección distinta a la del resto. Ya que tú no puedes decir que un equipo sea una mierda porque sea el rival del que te gusta a ti, a quien le guste el otro equipo se le respeta al igual que ellos te respetarían a ti aunque te guste el equipo que de siempre han sido rivales, esa tolerancia a las ideas de los demás es un valor que debes tener siempre en tu cabeza y te puede hacer una persona más madura y consecuente, por eso, hazme caso que esto te va servir seguramente, al cien por cien, ahora y  en el futuro, si me haces caso y sigues este consejo seguro que vas a tener un gran paso más que has adelantado y que te ahorrará más de un problema en muchas situaciones diferentes.  Ahora mismo hay cosas contra las que no podemos luchar, porque las modas son cosas que te aprisionan y te atraen de manera que se te hace difícil estar sin ellas, pero debes saber que no estoy de acuerdo con que te pegues muchas horas jugando a las consolas, a las redes sociales, porque te hacen prisionero y pierdes una vida social, que por tu forma tan sociable y abierta de ser sería bastante fructífera para ti, ahora mismo esto te sonará a chino, pero espero que dentro de unos años te des cuenta de que lo mejor es relacionarse con las personas estando junto a ellas, hablando, compartiendo el tiempo, y no haciendo tonterías de ordenador que te perjudican anímica y físicamente. Todos estos consejos te los escribo para que empieces a madurar y darte cuenta de las cosas que te pueden perjudicar y las que te pueden beneficiar, que sepas tener esa visión en la vida  que te haga ganar cosas positivas y tener unos puntos extra para decirlo de alguna manera. Pero no todo lo que te voy a escribir es negativo, ahora te voy a hablar de coas de tu personas que me hacen sentir muy satisfecho de cómo eres como hijo y persona. En primer lugar, destaco lo servicial y que siempre estás ayudando en los malos momentos, eso es algo que te va a favorecer mucho y que te ayudará a elevar a niveles altos tus rasgos positivos por encima de los negativos, hay otro que me gusta mucho y que hace que seas una persona especial para mí, es tus ganas de aprender, aunque tengas ciertos defectos que siempre se pueden mejorar, tus ganas de aprender son muy grandes, que recuerde yo no tenía esas ideas y ganas que tú tienes , eso es admirable y espero que esa ilusión no la pierdas nunca, porque te hará una persona bastante sabia y culta, que es bastante importante teniendo en cuenta la situación que atraviesa en estos momentos el país. Bueno no tengo mucho más que añadirte, lo único que quiero decirte es que eres una persona que destaca más por lo positivo que por lo negativo, por lo que te animo como tu padre, a seguir tal y como eres, pero si consigues y yo te ayudaré en solucionar estos problemas concretos habremos dado un paso bastante importante, pero sobre todo te va a beneficiar a ti, qué  soluciones esos defectos sin importancia para que seas lo mejor persona posible, puede que cuando leas esta carta te parezca un poco una broma, pero a medida que crezcas verás como ese esfuerzo tuyo tendrá un gran resultado, espero que te sirva esta carta de mucho, y que te tomes en serio las cosas que te digo, yo me puedo equivocar, pero debes saber que me equivoco muchas veces buscando lo que es mejor para ti y espero que reconozcas eso cuando llegue ese momento, pero ahora disfruta de lo que tienes y debes ser lo más feliz posible, y aprovechar esta etapa tan fugaz, y que seas algo importante no ya solo para mí, que ya lo eres, sino que sirvas en la sociedad y que ayudes  a las demás personas .

Ains… pues hola. La verdad es que yo no sirvo para estas cosas, esto de escribirle cartas a la gente, como que no es lo mío, y menos si es a mi futuro hijo o hija que ni si quiera sé si te voy a tener, pero bueno supongamos que si ¿no? Bueno pues tendrás ahora diecisiete años como yo ahora mismo y a ver pues hoy es viernes 30 de noviembre de 2012, ¿sabes? supuestamente quedan 21 días para el fin del mundo y si es verdad pues está carta como que no va a llegar muy lejos… pero bueno a lo que vamos, a ver, que ni siquiera sé como te llamas, tengo unas cuantas ideas en mente la verdad si eres niño seguramente te llames Hugo o Ulises y si eres niña Abie o Elisabeth, pero yo te explico odio con toda mi alma el nombre de Eli así que si te llaman así tu les das un patada en la boca ¿vale, bebé? Es que yo soy muy rara en ese sentido, me gustan muchísimo los apodos y aunque te llames Elisabeth te llamo así para que te llamen Lizzy, es más yo siempre te voy a llamar así y si no pues fallo mío, me pienso pelear con tu padre si no le gustan para que te llames así, y si no te llamas así pues bueno supongo que habrá ganado él. La verdad es que hago esto por que lo tengo que hacer para filosofía, y sinceramente no tengo nada que decirte, ni que contarte… porque ni siquiera sé como vas a ser, si un o una friki de estos que va a vivir conmigo hasta los 30 o no sé, super independiente o un pijo o un hippie y más te vale no ser un cani o una choni ¿eh?, no sé, a saber que me ha salido, pero bueno tu tranquilo o tranquila que yo ya te espabilaré. Bueno pues no te conozco pero ya te quiero, y aunque te suene raro en cierto modo es como si te conociera porque vas a ser mi bebé, supongo que si te pareces a mi serás muy, muy, muy borde. Pero tú no te preocupes que yo te quiero igual, lo único malo, es que si sigo como ahora no sabré demostrártelo, o quizás si porque cuando cojo confianza con una persona no me cuesta tanto, y supongo que contigo será así porque no sé… ¿cómo no voy a confiar en ti? si eres lo más importante de mi vida. Pues eso que te escribo a ti y no sé ni de que color son tus ojos, no sé si serán oscuros, verdes, castaños o azules y la verdad es que daría lo que fuera por poder saberlo. La verdad, ahora mismo estoy muy perdida, me gustaría que me vieras ahora mismo, o bueno que pudieras ver este momento, son casi las diez de la noche y aquí estoy, sin tener ni idea de lo que decirte, me duele el alma de pensar que me quedan todavía 688 palabras, y no te ofendas pero es que yo no soy de ir escribiéndole cartas a la gente y mucho menos si ni siquiera sé a quien se la estoy escribiendo, o sea si lo sé, a ver es para ti pero, si bueno, yo me entiendo… la verdad es que todo esto me supera y hoy el día se me está haciendo eterno, ni te imaginas lo mucho que cuesta engañarse a uno mismo a veces, cuando cada cosa que haces se convierte en una especie de obstáculo o algo así, supongo que esta carta es mas bien para decirte lo mucho que te quiero y lo importante que probablemente serás en mi vida, pero la verdad es que no pretendo enseñarte esta carta, aunque quisiera hacerlo no creo que cuando tu tengas mi edad yo me acuerde de esto, pienso, o por lo menos quiero, tenerte con unos 30 años o así, así que cuando tu tengas mi edad yo tendré 47, por dios, que vieja, me voy a deprimir y todo. Resumiendo que no la leerás y se quedará por filosofiesta perdida. Pero bueno no te preocupes que intentaré decirte todos los días que te quiero y así dará igual que te enseñe la carta o no. Y bueno, ya queda menos, a ver vida mía no sé como ira por tu tiempo la política y la economía y todos estos rollos raros que yo la verdad nunca me he considerado ni de izquierdas ni de derechas ni de nada, no sé supongo que debería opinar pero yo soy más del boto en blanco, digo esto porque a lo mejor en tu época, sé que no ha pasado tanto tiempo pero hijo es que 30 años son 30 años, así que supongo que algo nuevo habrán inventado, no sé si viviremos ahora con robots o con coches que vuelan, quien sabe, porque ahora las cosas están regulín regulan con la crisis y todas estas cosas, y yo sinceramente veo tercera guerra mundial, Dios no lo quiera, pero hay que ser realistas y hombre las cosas no están para tirar cohetes, dicen que por 2016 o así la cosa estará solucionada pero es que en Grecia ahora están los nazis y han pedido la lista de judíos y la verdad es que creo que se va a liar una, que verás…  y tú dirás ¿y esto a que viene? Pues no lo sé, la verdad, por contarte algo, historia, esto es historia, Mariano Rajoy supongo que estará ya muerto, que por cierto, ahora lo llaman más Mariano manos tijeras por todos los recortes y todo lo que está haciendo, supongo que no entenderás lo de manos tijeras pero bueno tranquilidad, que yo te lo explico cielo, a ver pues hay una película que se llama “Eduardo manos tijeras” bueno pues es una especie de jardinero y sus manos son tijeras, y poco más, entonces han hecho la gracia por lo de los recortes y eso, pero vaya que es una tontería. Y bueno, que no sé que más contarte, tu abuelo, es decir, mi padre está divagando ya, se ha resfriado y parece un alma en pena le está pidiendo a tu abuela una bufanda ¿sabes? es un espectáculo, tu abuela esta fatal de la cabeza ¿tu ves normal que venga y se ponga a bailarme? si es que de verdad, que familia tienes que lastima, pero bueno son muy graciosos, algo bueno teníamos que tener, tu tío es insoportable y encima hoy se queda mi primo a dormir o sea tu tío segundo y vaya dos… no paran quietos, a mi me amargan te lo digo de verdad, los voy a coger y los voy a tirar por la ventana, pero bueno los quiero mucho a todos y ya esta mi vida poco más, que espero que no pasen cosas raras ni malas, ni nada, que todo siga como ahora y que los diez, doce o trece años que quedan para conocerte que pasen rápido, o bueno mejor lento, que ya habrá tiempo de todo, si te digo la verdad yo me quedaba en esta edad o solo unos cuantos más, es la mejor de todas.

Bueno , antes de que leas esta carta , te voy a advertir de que han pasado muchísimos años desde que la estoy escribiendo , era una sociedad diferente y por tanto muchas cosas de las que te voy a decir parecerán muy anticuadas pero si por algún motivo esas ideas siguieran , por favor, hazme caso e intenta cumplirlas. Con esta introducción he querido empezar mi carta , la cual empieza ahora:

Querido hijo, como comprenderás , no sé en qué año vas a leer esta carta, pero de lo que sí estoy seguro es de que tienes 16 años , la edad con la que yo estoy escribiendo esta carta. La verdad , habré hecho todo lo posible para que vivas lo mejor posible y si por casualidad no fueras feliz , no pienses que yo lo voy a estar , para nada , voy a ser más infeliz que tú. Pero si por el contrario eres feliz , créeme que yo seré la personas más feliz del mundo por ver a mi familia así. Tampoco sabré si tendrás hermanos o hermanas, si no los tienes , puede saltarte esta parte de la carta , pero si los tienes, lee atentamente: En muchas situaciones pensarás que beneficiamos más a unos que a otros y que queremos más a unos que a otros. Seguramente yo ya te lo habré dicho muchas veces pero incluso sin saber el futuro, estoy seguro que no querré más a unos que a otros, os querré a todos igual , más que a mi vida. Intentaré siempre hacer lo mejor para todos y si en algún momento fallo , que seguro que lo haré , poneros en mi situación y pensad que haríais vosotros si fuerais padre.

Tienes una edad en la que vas a querer salir siempre y vas a empezar a discutir con tus padres… ¿que por qué lo sé? porque ahora mismo tengo tu edad. Empezarás a salir , a hacer más cosas con tus amigos y poco a poco empezarás a hacer menos cosas con tus padres. Es normal , pero eso sí , haz una cosa que siempre he hecho yo, respeta a tus padres. Se puede discutir, pero nunca faltando el respeto , eso ante todo. Piensa que llegará una época , donde ya hayas superado la juventud en la que te arrepentirás de esos actos y en la querrás hacer nuevas cosas con tus padres. Disfruta de ellos, porque nunca se sabe cuánto tiempo se va a poder disfrutar de cada persona.

Para cambiar de tema, voy a preguntarte por la actualidad. No sé en qué ciudad vives , incluso si el español es tu primer idioma, pero jamás olvides que eres de Granada, granadinista y madridista . Puede que ni siquiera te guste el fútbol, pero a tu padre seguro que le gustará gustando. Ahora mismo soy muy incondicional de esos dos equipos , pero quién sabe si en el futuro me dejan de gustar o si ni siquiera existen e incluso puede que me guste otro deporte, pero seguramente te haya hablado muchos de ellos y si vivimos en el extranjero o fuera de Granada, te habré aburrido con historias de Granada y lo magnífica que es.

No olvides nunca que el apellido que tienes es de Granada , y que tus antepasados han vivido desde más de 600 años en esta ciudad. No olvides nunca Granada , aunque no la hayas visitado. Seguramente te haya contando muchas anécdotas de mi vida en Granada, de mi infancia… Ojalá yo te haya dado la misma vida que mis padres me dieron a mí , con eso sería muy feliz. He sido un niño afortunado de vivir es un país desarrollado, cosa que espero que siga siendo. He vivido en una democracia y en un estado libre , cosa que espero que siga siendo. Quizás España y Granada ya no sean igual que en mi infancia , pueden que hayan ido a peor , pero haya pasado lo que haya pasado , debes sentirte orgulloso siempre de tus orígenes.

Espero y deseo que la crisis que se está viviendo en 2012 ya no esté viva , y si no lo está , espero que no haya otra. Espero que vivas en un mundo en paz , incluso más en paz que en el 2012 , ya que está empezando a haber conflictos que espero que se hayan solucionado rápidamente. La verdad es que cuesta imaginarme en el mundo que vas a vivir, pero espero que en ese mundo seas feliz y que tus padres van a hacer todo lo posible para que vivas lo mejor que se pueda.

Vivirás en una sociedad mucho más avanzada estoy segurísimo. Ahora los jóvenes utilizan tuenti , facebook , twiter… cosa que no hacían hace 10 años , pues imaginaste lo que habrá avanzado en el tiempo que haya pasado. Seguramente yo querré hacerme el moderno pero tranquilo , sé perfectamente que no lo soy.

Quien sabe cómo será el transporte ahora… Si vives en Granada , espero que el metro ya esté acabado, y si no sabes de lo que te estoy hablando , es que no ha funcionado y que Granada ha estado tanto años  en obras para nada… pero así somos aquí…

Para terminar de contarte cómo son los jóvenes ahora voy a decirte que creo que tu padre aún no ha conocido a tu madre , cosa que seguramente sabrás. Y si ya la conocía , por favor dime quién es , porque no tengo ni idea….

Muchas veces habrás cometido errores , y tu padre , mi yo del futuro, se habrá cabreado muchísimo y te haya dicho algunas cosas que te hayan hecho sentir mal. Lo primero , habrá sido una situación en la que se dicen esas cosas por enfado , no por sentirlas de verdad y segundo, intentaré por todos los medios pedirte perdón y cuando termine la pelea voy a estar realmente arrepentido por haberte dicho esas cosas. Quiero decirte que seas feliz y que jamás olvides a tus padres. Espero que alguien lea esta carta, porque si no la leyera, sería motivo o de que ha avanzado mucho la tecnología y ya no se leen cartas en el Word , o que no he tenido hijos , y eso si que sería una pena muy grande. Espero que la lea alguien en el futuro , no sólo tú , mi hijo, si no también tu padre , yo en el futuro , para ver cómo pensaba que era mi vida y si se parecía o no . Puede que me ayude a recordar estos tiempos pasados y qué te suelte una charla de esas que seguramente te contaré sobre mi pasado. Piensa que tienes un padre muy pesado , y que por mucho que le digas que pare, no va parar , al contrario va a seguir contándote más cosas. Tú intenta hacer como que atiendes o por favor, presta un poco de atención porque conocer la historia de tu familia siempre es buena. Para terminar la carta , quería decirte que esta carta la estoy escribiendo en el mes de diciembre y con mucho frio , espero que en lugar donde vivas no haga tanto frio o existan métodos más efectivos para superarlo. Ah , otra cosa , ya sé que he dicho que era la última y que seguramente querrás irte ya porque estés aburrido de leer tanto, pero por favor, sólo te pido una cosa más. ESPERO QUE SEAS FELIZ , Y SI NO LO ERES RECUERDA, YO TAMPOCO LO SABRÉ.

Con cariño , tu padre con muchos años y menos pelo. Te lo habré dicho muchas veces , pero incluso sin conocerte sé que te querré. Saludos desde el año 2012.

Bueno empiezo con esta carta. La voy a realizar como si fuera de verda aunque en el fondo me gustaría que la leyera, porque a mi me hubiera gustado leer alguna carta de mi padre o de mi madre cuando tenían mi edad. Voy a comenzar:

Bueno hijo soy tu padre, esta carta la estoy realizando para un trabajo que tengo que realizar para una asignatura llamada Filosofía del colegio. Estoy estudiando en el colegio Salesianos, y sinceramente no me gusta este colegio, lo estoy pasando muy mal, no en relacion con las amistades, sino con los profesores, ya que me cuesta mucho el callarme caundo algo no me gusta y mi madre, es decir tu abuela, siempre me dice que me lo he buscado yo. El consejo que me gustaría darte es que cuando tu estes en el colegio, es que pases desapercibido, que es muchisimo mejor, si yo pudiera volver atrás en el colegio, cambiaria mi actitud y me gustaría ser un chico excelente, como quiero que lo seas tu. En esta etapa la estoy pasando muy mal, me cuesta mucho entender a tu abuelos, porque a nuestra edad nos es dificil la relacion con nuestros compañeros, debido a todo lo que estamos, con la iglesia. La gente se burla mucho de esto pero te digo una cosa yo se que es lo mejor para mí y para vosotros, si naceis, porque todo depende de Dios. Ahora mismo estoy enamorado de una chica que se llama María. Lo estoy pasando mal porque mis padres no me dejan estar con ella y no se si será vuestra madre, que si no lo es, y esta carta la está leyendo también tu madre no se enfade porque si es ella tu madre estoy mas contento que todo. Ahora mismo no se como es tu madre, porque no se quien será, pero estoy convencido que será la mejor, y la mas guapa del mundo, ni tampoco se como sois vosotros. Con mi edad me gustaría saberlo.

Lo estoy pasando mal, pero se pefectamente que mis padres, tus abuelos, quieren lo mejor para mí lo mismo que yo y tu madre querremos lo mejor para ti y para vosotros. Tienes que entender que yo en esta carta escribo desde mi mentalidad de ahora y que lo mas seguro yo os eduque a vosotros como me estan educando mis padres a mi. Porque yo se lo agradezco porque se que a mi me va a tocar algún día. Y si tu y yo pasamos por malos momentos no me lo pongas muy dificl porque querre lo mejor para ti y para tus hermanos. Nunca habia sabido lo que es sentor el amor de los padres a los hijos, pero con esta carta se me estan viniendo a la cabeza ideas de todo lo que os voy a querer, que no os voy a dejar que os pase nada malo ni a vosotros ni a tu madre.

Ahora mismo lo que me cuesta mas de mis padres son muchas cosas y te voy a describir algunas cosas para que cuando te pasen a ti sepas que yo he pasado por lo mismo.

Una de ellas es que no puedo tener novia hasta que me haga un hombre, y eso quiere decir hasta que no tenga un trabajo, unos estudios... etc. Tengo casi dieciocho años y si salgo a dar un paseo con mi comunidad, porque con mis compañeros de clase no me dejan, es hasta las nueve y media y es mi comunidad. No lo llego a entender hasta escribir esto, si tu te vas a dar un paseo, me gustaría que estuvieras tambien temprano en casa, entiendo ahora a mis padres y te entendere a ti, pero es por nuestro bien. Mi hermano que va delante mia es decir, tu tito Danitiene novia y llega a casa a las diez y media y tiene casi veintiun años. Ya te contaresi tengo la oportunidad de explicarte lo que es la vida, que es por una de las cosas que obedezco a mis padres, llevan mucho mas años de experiencia de vida y saben lo que es la vida. Es una de las razones por las que nos tienes que entender a tu madre y a mi . Todo esto escrito anteriormente es mi sufrimiento de ahora, no pienses que voy a ser el tipico padre aburrido , malo, incomprensible... etc, que no va a ser voy a portarme lo mejor que este en mis fuerzas con vosotros. Yo ahora lo que mas quiero en el mundo es a tus titos y a tus primos que por ahora son seis son pequeños y los quiero muchísimo, y son mis sobrinos imaginate a vosotros que teneis mi sangre y que os voy a ver crecer, es algo que deseo ver.

Yo cada vez que voy en el coche con tus abuelos y sale alguna cancion de su tiempo que les encanta y que yo las odios porque si te digo la verda son malisimas. Siempre pienso si a vosotros os gustará la música que me gusta a mi ahora, que pensareis, si os gustan o pensareis como yo que son malisimas jajaj . Se lo he preguntado a tus abuelos y dicen que por supuesto que a vosotros no os van a gustar mis canciones, porque con el paso del tiempo aparecerán unas mejores. Eso es algo que ya comprobaremos os pondré yo temillas mios. Las canciones que suelo escuchar son bastantes pero hay artistas que me gustan mas que otros como son; la Hungara, el Canelita, eso de flamenco y ahora canciones para bailar, como Don Omar, Henry Mendez y Jose de Rico . Ya os las pondré porque he pensado poner en el cuarto de baño en la cocina y en el salón unos altavoces para poner la música, ya la pondremos, o almenos eso espero, porque tus abuelos como ponga la musica fuerte están niño baja el volumen, quitala, frase de tu abuela es -quita la música! y yo le bajo el volumen y me dice quita la musica quitada jajajaj . Espero  que disfrutemos juntos momentos inolvidables, que queden siempre como recuerdos a contar. Y que con el paso del tiempo, pero de mucho tiempo me traigas un nietecillo, que vaya eligiendo un monedero pa darle algo de dinero jaajja. Estoy haciendo esta carta  y me río y son las dos de la noche, espero que pasemos momentos inolvidables, lo vuelvo a repetir, y que si algún día lo pasaomos mal, todo se arregle y estemos bien. Lo único que os pediría es que nos obedezcaís que queremos lo mejor para vosotros. Y que yaverás como algún día os sentireis orgullosos de ser como sois y de tener los padres que tenéis.

 A y por supuesto que si sois muchos hermanos como yo, que os respeteis y que os querais muchisimo entre vosotros que eso es muy importante.

La familia es el mayor apoyo que vais a tener. Para mi tus titos siempre han estado ahi cuando los he necesitado, como estaran vuestros hermanos cuando lo necesiteis y mis padres ya te digo siempre siempre siempre estaran ahi asi que ya sabeis tu madre y yo estaremos ahi siempre igual que vosotros con vuestros hijos os lo aseguro . Ya he terminado espero que os haya gustado. Osquiero Muchísimo

 

 

Querido hijo, yo he escrito esta carta cuando tenía 16 años, la misma edad que tu, quiero con ella reflejarte que camino estoy siguiendo en la vida, para que aprendas de las cosas buenas  y trates de impedir las cosas malas que tarde o temprano se te irán apareciendo en tu vida.

En primer lugar decirte que espero que siempre seas feliz y que pase lo que pase, sin que nadie trate de cambiarte ni hacerte creer cosas distintas a las que tú piensas que hagas lo que crees conveniente en cada momento y situación, yo trataré de conducirte hacia lo mejor, dándote mis consejos, basados en la experiencia puesto que seguramente se te den circunstancias que ya he vivido yo, no obstante ten claro que yo te he tratado de educar lo mejor posible, pero que tu eres el responsable y el que tomas tus decisiones, porque aunque sea tu padre no tengo la capacidad de hacerte mermar tu libertad, en definitiva, que espero que puedas vivir  tu vida, tal y como la quieres.

Te tengo que aconsejar que estés en continua alerta, porque la sociedad en la que vives sino se diferencia mucho a la que me tocó vivir a mí, está rodeada de peligros, porque con mi temprana edad he visto y vivido cosas que espero que tu nunca las experimentes, aunque te he dicho antes que te daré total libertad porque así es como me hubiera gustado que me hubieran tratados mis padres, es decir, tus abuelos, no puedo comprender que en tu cabeza caiga la posibilidad de probar las drogas, como a mí me han ofrecido estas sustancias nocivas y yo me he negado a probarlas, espero que tu tengas también la autoestima y capacidad de repudiarla, con esto quiero decir, que no te dejes llevar por lo que los demás te digan en este tema, que no quieras hacerte el chulo y para ellos hacer como lo hacen ellos, probándolas para sentirte mejor, si son tus verdaderos amigos no desearán que tu fumes, bebas, te drogues en general, porque saben que esos malo y si son buenos y verdaderos nunca te lo ofrecerán, porque siempre se empieza con probarlo y luego te crees que lo dominas pero no, las drogas te dominan a ti y además acabas enganchadas a ellas, sufriendo sus consecuencias, que te destruyen por dentro y haciéndote perder grandes cantidades de dinero. Yo no te voy a negar que haya probado con esta edad, la misma que la tuya el tabaco y el alcohol, para ser más exacto el alcohol incluso si alguna vez he salido de fiesta para divertirme, puedo decir que me he excedido en cantidad, todo esto ha sido fruto de la curiosidad, del saber a que sabe el tabaco, pero he tenido la suficiente capacidad y autoestima para negarlo, porque pienso que es mejor una vida sana, sin prejuicios como estos, por esto no te voy a negar que lo pruebes, no pero te pido que hagas el favor de no engancharte, porque será malo para el desarrollo de tu vida.

Otro tema del que quiero hablarte, es acerca de la amistad, yo a esta edad puedo decirte que por lo que creo caigo muy bien a la gente, porque mantengo una buena relación con los demás y no me enemisto con ellos, de esta forma es sano para la vida de uno mismo sentirse querido por los demás, y así me siento yo con 16 años, además un grupo de amistad, es un grupo selecto de aquellos que consideras tus verdaderos amigos, que crees que son gran parte de tu vida y que darían mucho por ti, aunque fuese bastante amplio, mi grupo de amigos lo considero casi perfecto, porque estábamos muy unidos, que aunque hubiera varias cabras locas sueltas, nosotros como buenos amigos los intentábamos reconducir a un camino mejor. A partir de esto, te quiero decir, que en el momento en el que consideres que tus amigos no son buenos parta ti, o te sientas que sobras en ese grupo de amistad, o seas el centro de burla e insultos de este, te aconsejaría que lo dejaras, porque unos buenos amigos te protegen de los miedos que te puedan surgir, no te hacen sentirte mal contigo mismo, no te insultan, sino que te dan a conocer tus buenas cualidad, con esto no quiero decir que puedas en ocasiones picarte o sufrir discusiones con ellos, porque puede que tengáis caracteres tan parecidos que choque al fin y al cabo, esto me ha ocurrido mil veces con mis amigos, que por tonterías acabamos discutiendo y cuando las cosas se ponen verdaderamente mal seamos un gran grupo todos unidos. Con todo esto quiero decir, que espero que tu grupo de amigos sea igual por lo menos de sano y amplio que el mío, porque si tus amigos te hacen sentir bien, tu ves que darían todo por ti y que a excepción de momentos puntuales por discusiones nunca te critican ni te hacen sentir verdaderamente mal, te diré que vas por el camino apropiado con estos amigos, y que chapó por ti.

Los estudios, es otro concepto que te quiero transmitir la importancia que tienen, aquí es quizá donde más irregularidad tengo, es decir, en ocasiones mis notas eran bastante buenas, en otras bajaban mucho, en este tema yo trataré de ser contigo menos pesado por así decirlo que tu abuelos, es decir, mis padres, porque donde más puedes madurar es en este ámbito de vida, siempre defenderé tu libertad de que estudies todo lo que quieras y como quieras, cuando saque malas notas te apretaré quizás un poco más, porque como tu padre que soy quiero lo mejor de ti, y así tienes que saber que con los estudios marcas tu futuro, te digo todo esto porque mis padres me hacían sentir bastante coaccionado, una gran presión, porque a mí con esta edad me hubiera gustado tener un poco más de libertad, y que me comprendieran en que si suspendía alguna asignatura o sacaba malas notas no era el fin del mundo como me lo hacían ver ellos, sino que me animasen a seguir estudiando, pero no, ellos me hacían ver esto como una obligación y yo pues ahora me siento que mi libertad está mermada, cosa que yo nunca te haré sentir, porque como te he dicho antes solo quiero que tu eliges el que crees que será tu camino más conveniente, así que seas libre de hacer y decidir lo que tu veas, pero yo te trataré de reconducir a lo mejor para ti.

En definitiva mi intención es que seas lo más feliz posible, porque como te quiero como a mi propia vida, incluso más pues no podré ser capaz de hacerte sentir mal, podrán decir otra gente que soy un mal, padre, que te educo mal, pero en mis manos estará todo lo posible para hacerte y formarte como el mejor en todos los ámbitos, y a partir de esto, tu ya con 16 añitos, ya eres lo suficiente mayor y maduro como para diferenciar el bien del mal, con esto quiero decirte que pase lo que pase, sé feliz porque así yo seré viéndote disfrutar de la vida.

 

Carta a mi hijo/a adolescente de 17 años.

Cariño cuando tú leas esto tendrás pues 17 años y yo seré ya bastante mayor aunque tampoco tanto. Pues haber se supone que en esta carta tengo que hablarte un poco de

todo de la vida, de lo que debes o no hacer pero la verdad es que yo estoy en plena adolescencia , tengo la misma edad que ahora mismo tu por lo cual si tu no sabes que hacer yo estoy igualmente de perdida. Mucha vida no es que lleve recorrida. Pero más o menos me considero responsable o por lo menos diferenciar entre los límites o excesos. Por lo que tienes que vivir la vida al límite pero siempre dentro de lo razonable, aprovecharla al máximo pero eso no quita el tener un poquito de cabeza pero bueno ya estaré yo ahí para controlarte...

Haber por muy cansinos que seamos los padres, de hecho los míos ahora

lo son y bastante es por nuestro bien porque como te digo ellos también

han tenido 17 años por lo cual han pasado por nuestra edad. Entienden como

es la adolescencia, las preocupaciones que tenemos y por lo tanto intentan hacerlo lo mejor posible y aconsejarnos para que no caigamos en malos camino. Yo también

estoy de acuerdo con que a veces son demasiado sobre protectores pues regañan demasiado pero bueno supongo que yo contigo seré igual... Por que me preocupare por ti. Pero bueno me estoy desviando del tema lo que realmente quería decirte

, después de todo el royo que te he contado, era que los padres son los más

bonito que tenemos en la vida así que ya sabes ¡aprovéchalos!

La segunda cosa y la mas costosa en esta edad (te lo digo por experiencia) son

los estudios… Si ya se que suena un poco rollo que tu madre te escriba

una carta a sus 17 años y te hable de lo que precisamente no le gustaría que le hablaran ... es irónico pero es que ya me estoy situando en el papel de madre. Aunque ya se que ya tendré tiempo de decírtelo pero bueno lo voy adelantando. Los estudios son FUNDAMENTALES en esta vida

Y mas con los tiempo que corren yo no se ahora los tuyos... pero bueno de igual

manera es de las cosas más importantes en la vida ya que no dependes de nadie

, ni de nada, puedes elegir lo que tu quieras lo mas importante es el PODER ELEGIR TU VIDA Y HACER LO QE REALMENTE DESEAS.

Bueno después de haberte dado el royo de la charla sobre la importancia de los estudios

y de los padres te voy ha hablar de temas mas enrollados como se dice ahora.

Bueno te voy ha hablar de la vida en general de los amores y todas esas cosas…

Pues haber como es lo normal cuando tú tengas mi edad te gustara salir, fiesta,..

Las cosas típicas que le gustan a un adolescente (claro si no me has salido un niño/a raro) Bueno pues eso que hay tiempo para todo digan lo que digan ¿sabes a lo que me refiero? Bueno seguramente no. Lo que yo te quería decir es que da tiempo ha estudiar,

y a la vez estar por hay de fiesta y quien diga lo contrario es que no le da la gana...

Porque tu puedes estar toda tu semana perfectamente estudiando y tus viernes y sábados

por ahí de fiesta... Bueno de eso ya hablaremos. Bueno pues eso que hay tiempo para todo. Otro tema que quería tratar contigo es el de los amores… Hay este dichoso

tema lo que puede ocasionar en esta edad sino que me lo digan a mi… Bueno pues no

se si serás niño o niña todavía es pronto ¿no crees? Bueno pues que si eres niña cariño

los niños de hoy en día pues no quieren nada serio por lo cual diviértete,, pásatelo bien pero que nadie decida por ti ¿ vale ? y eso que vivas tu vida sin ataduras que eres muy joven y bueno en cuanto si eres niño pues es un poco lo mismo .

Bueno pues eso vas a tener unos padres fantasticulares por lo menos yo de mi parte.

Así que ya sabes tienes que cuidarnos mucho y que vivas tu vida cien por cien.

Bueno ahora que ya mas o menos te hablado por encimilla de los temas que yo considero mas importantes por lo menos para esa edad pues te voy a decir mas o menos como soy yo … por lo menos la versión adolescente ya la otra versión ‘’ aburrida madre’’ ya la comprobaras. Pues bueno me considero graciosa ya lo descubrirás tu mismo jaja. Bueno yo ahora mismo he

repetido, mi primera vez., y estoy en 1 BH como es de suponer por que no me dio la gana de estudiar y esto se debió básicamente a que le di prioridad a otros asuntos por encima de los estudios. Ya que tenía la cabeza en otras cosas pero bueno ahora pienso centrarme y aprovechar realmente este año porque como te he dicho antes lo que realmente importa son los estudios por lo cual te prometo que voy a ponerme las pilas y sacar notazas ¿Ves? Todo esto lo hago para poder ser un buen ejemplo para ti.

Algo muy importante en esta edad son las amistades por que aunque parezca una tontería no lo es ya que es bastante apoyo y sobre todo a esta edad y además las

amistades influyen mucho en esta edad yo la verdad es que no me puedo quejar por

que tengo unas amigas que lo son todo para mi así que espero que tu también

a esta edad elijas bien.

Bueno que mas puedo decirte la verdad es que son tantas cosas que no se ni por

donde empezar. Algo también muy importante es la alimentación que aunque

parezca una tontería no lo es así ya que supone algo fundamental para esta edad ya que estamos en pleno crecimiento así que hay que cuidarse para poder crecer bien.

En el tema de drogas no pienso ni tocarlo ya que se con antelación que te parecerás a tu madre y tendrás la suficiente cabeza como para alejarte de ese tema. Porque puedes salir, divertirte, tomarte algo pero con cabeza y siempre controlando y sin probar nada nunca de lo que pueda llegar a condicionar tu vida y arrepentirte realmente de ello.

Bueno y ya para terminar quería decirte que tengo muchas ganas de conocerte y supongo que tu ami también aunque todavía ni este pensado/a y que espero que esta carta podamos algún día llega a leerla juntos/as y podamos reírnos un rato. Se que esta carta es innecesaria ya que vas a ser un niño/a estupendo/a y que no vas a necesitar sermones pero bueno por si acaso, toda preocupación es poca, ves ya empiezo a hablar como uno de ellos(los padres).

Posdata: Volviendo a lo anterior y mas importante disfruta de tu vida, no dependas de nadie y por favor que nadie pueda hacerte daño ni quitarte lo mas valioso de la vida que es la felicidad. Y no te preocupes nadie sabe como vivir simplemente haz como yo improvisa.

CARTA A MI FUTURO HIJO/-A CUANDO TENGA MI MISMA EDAD:


Hola hijo/-a mía, esta carta la estoy escribiendo con 16 años para que tú la recibas cuando tengas mi misma edad. Te estoy escribiendo esta carta un martes día 27 de Noviembre del año 2012, a las diez de la noche, tras haber estado estudiando para un examen de matemáticas que tengo el próximo jueves. Y te la escribo porque es una de las actividades que me ha mandado mi profesor de Filosofía Fernando, porque como comprenderás, éste es un tipo de actividad muy extraña. Pero a pesar de todo eso, creo que será interesante leer esta carta con mi futuro hijo/-a. Bueno quiero darte ciertos consejos de adolescente a adolescente ya que, cuando tengas la misma edad que la edad con la que yo estoy escribiendo esta carta, será difícil que comprendas a la madre tan buena, guapa y con un gran trabajo que me he convertido. Bueno, dejando las bromas a un lado, que espero que se cumplan, allá van mis consejos.

A tu edad es muy difícil que tu relación conmigo o con tu padre pueda ser difícil porque muchas veces pensamos que no nos comprenden, que nos impiden hacer algo porque nos quieren fastidiar o, que sencillamente, no los aguantamos. Pero incluso yo, que en muchas ocasiones he pensado lo mismo que acabo de escribir, entiendo que lo hacen por mi bien, que si a mi madre no le gusta que esté demasiado tiempo en la calle es porque no quiere que me pase nada o, que si siempre está diciéndome que apañe mis cosas, es porque quiere que en un futuro sea una persona ordenada, además de que me lo pide para que le ayude. Por ello espero que, si alguna vez has pensado o sentido algo parecido, no lo hago para hacerte daño, sino para ayudarte y porque me preocupo por ti. Y pensarás, con 16 años y era igualita que ahora, pues puede que sí, pero la mentalidad cambia con el tiempo y, te puedo asegurar que, por lo menos, mentalmente, no seré la misma persona con 16 que con 30 años. Por lo tanto, espero que tu relación conmigo sea tan buena como la que yo mantengo con mi madre, ya que creo que este tipo de relaciones entre madre e hija son muy importantes y, que te permiten lograr muchas más cosas que si estás constantemente enfadada con tu propia madre, una de las personas más importantes que vas ha tener en tu vida y, que más te puede apoyar y comprender, aunque no lo parezca.

También quiero pedirte que estudies porque, sin estudios, no se llega a ningún lado. Tu bisabuela, madre de tu abuelo, y mi abuela no sabía leer ni escribir, y fíjate, tampoco sabía escribir su nombre. Es la mejor persona que he tenido el grandísimo privilegio de conocer, fíjate, se me están saltando las lágrimas. Murió cuando yo tenía 8 años porque tenía alzéimer, una enfermedad que no me gusta nada, pero aun así, recuerdo cosas de ella como cuando me levantaba y, ella siempre me recibía con los brazos abiertos y la sonrisa más bonita que hayas podido ver; y si me levantaba antes que mi madre y mi hermano (mi padre ya se había ido a trabajar), ella siempre me arrimaba el sillón al brasero, me abrigaba y me preguntaba si quería que me hiciera el café, y yo le decía que no, que era cola cao. Fue una grandísima mujer.

Estoy segura de que también te habré hablado de la abuela Rosa. Ésta es la abuela de mi prima Patricia pero, para mí es como mi tercera abuela. M e encanta visitarla cuando estoy en el pueblo, Fuensanta. Ella es una mujer muy dulce, cuya mirada te aporta calidez, cualidad que se encuentra en muy pocas personas en el mundo. Pero me entristece que, con el paso del tiempo la veo cada vez más triste. Yo creo que está así porque siente añoranza de lo que podía hacer de joven, y, cuando siente esa añoranza, siempre deja la mirada fija al suelo con una expresión bastante triste. Pero cuando sonríe me invade una alegría y una calma. No quiero que se vaya, será un golpe demasiado duro. Espero que eso tarde muchísimo en suceder.

También está la tita Encarna, abuela del Daniel. Ella no es mi tita pero, es nuestra costumbre llamarla así. Era una persona muy creyente, servicial, y, al igual que las dos personas descritas anteriormente, fue una gran persona. Ha muerto hace poco, el 14 de Noviembre del 2012, este mismo mes. No me lo puedo creer.

Debo confesarte que, está carta la estoy escribiendo el día 30 de Noviembre ya que, no me fue posible terminarla la pasada noche.

Cuando leas esta carta, si yo no la he leído antes de dártela, que seguramente lo habré hecho, quiero que me pidas que la lea ya que, me he dedicado a hablar de algunas de las personas más importantes en mi vida.

Quiero darte ciertos consejos de adolescente a adolescente, pero no olvides que eres mi hija, y que yo no soy otra persona. Bueno, quiero pedirte que, si no eres cristiana, ya que, aunque yo lo sea, eso no significa que tú tengas que serlo, si no quieres, no tienes por qué serlo; volviendo a lo que te quería pedir, quiero que respetes a las demás religiones. Que si entras en una iglesia, no hagas ruido ni interrumpas lo que estén haciendo. También quiero que seas respetuosa y educada con las personas, por favor hazlo, porque no sabes lo que la gente agradece eso y lo que les puede llegar a ayudar en una determinada situación. Que una persona desconocida te ayude a abrir una puerta y te regale una sonrisa, suele ser agradecido por los demás y eso, es lo que hace que la sociedad siga siendo, medianamente, un lugar en el que las personas pueden vivir en paz y respeto. Bueno, la verdad es que no se me ocurren muchas cosas más.

Antes de finalizar mi carta, quiero pedirte que me recuerdes que tengo un compromiso conmigo misma y con los demás, irme una temporada de misionera a algún país pobre o, a algún lugar que lo necesite. Como cristiana, tengo la necesidad de ayudar a los demás porque creo que he tenido la grandísima surte de nacer en un lugar en el que no paso hambre, ni frío no necesidad alguna así que, ¿por qué no ayudar a los que no han tenido mi misma suerte?

Por cierto, ¿sabes que tengo 16 años y que mis padres no me dejan ir con mis amigos al centro?, sí, como lo lees. Por eso quiero decirte que, si yo no te dejo, es porque lo considero oportuno pero, te recomiendo que, para ganarte el permiso para salir, procures ganarte antes mi confianza mediante el estudio y la responsabilidad, además de tratar de ser respetuoso con tu familia. Así, tendrás más posibilidades de salir. No permitas que yo lea esta parte de la carta porque sino, ya se habrá echado todo a perder. Bueno, un beso de tu madre de 16 añitos.

Carta a mi hijo para dársela cuando éste tenga la misma edad que yo ahora.


Bueno querido hijo/a:

Sí, te escribo ahora es con la esperanza de que algún día leas esto. Pero sobre todo no es que yo haya tenido esta iniciativa, sino que mi profesor de filosofía me la ha mandado. Esta carta tiene que tener unas 1300 palabras, y no sé si podré llegar a tantas pero a ello voy. al principio este ejercicio me parecía un poco royo porque tantas palabras para alguien que no conozco me resultan un poco tontas pero ahora tengo una cierta curiosidad por saber que podría aconsejarte siendo como soy ahora y que tú la leas cuando tengas mi edad, y así veras que me habré vuelto un poco distinta de como soy ahora. Empecemos:
La verdad no sé qué decir pero por favor no me cabrees que tengo un carácter muy especial, supongo que ya lo sabrás porque ya habrás vivido 16 años de tu vida conmigo. Espero no ser muy pesada, pero hijo mío, compréndeme, quiero lo mejor para ti. Sí, eso me dicen mis padres ahora, y ¿sabes qué? es todo verdad, los padres siempre van a querer lo mejor para ti, van a querer que seas todo lo feliz que puedas e intentaran darte todo lo que quieras aunque para ello tengan que sacrificarse más que nadie, pero será siempre por sus niños. Vale, creo que todo bien por ahora. A ver, si te digo que no bebas, no bebas ehh! que no te lo digo por el simple hecho de prohibírtelo, ni porque los otros padres lo hagan sino porque puedes pasarlo mal, créeme, he visto a amigos/as que han pagado las consecuencias por el simple hecho de hacerse los interesantes. Ahh y ni se te ocurra coger un porro, ni tan siquiera sujetarlo o tendrás problemas conmigo.

Bueno Hugo, ahh sí todavía no te lo he dicho jajaja si eres un niño te llamaras Hugo, sino pues Huga, jajaja no hijo, tranquilo huga no, pero la verdad es que si eres una niña no sabría qué nombre elegir para ti. Pero estoy segura de que sería un nombre muy bonito. Respecto a los estudios, confío en que seas un niño/a muy inteligente, de hecho sé que lo serás porque te tienes que parecer a tus abuelos y a tu mami. Lo que no sé hijo mío es quien será tu padre.

 De amores para qué hablar si tú sabrás más que yo, o sea, este tema fuera. Respecto a la hora de entrada a casa... ¡la que quieras! si ya, más quisieras hijo mío. La hora la decidimos tu padre y yo. En horario lectivo de lunes a jueves no se sale de viernes a domingo ya veremos. En verano por supuesto que saldrás, pero si no te queda ninguna, que mis padres a mi me ponían las mismas condiciones. Respecto a los amigos qué decirte, pues que ya serás mayor como para que venga yo a decírtelo, pero no quiero ningún tipo de problemas.

Por favor cuando tengas problemas me lo dices que sé que te dará vergüenza pero tenlo por seguro que a mi más. Pero tranquilo que estaré ahí para lo que quieras. Por lo que cuando tengas uno acude a mí; en la vida todo se soluciona, pero se necesita mucho optimismo y mucha fuerza. Quizás alguna vez sientas que no tienes nada de eso, pero no te rindas, nunca jamás tires la toalla, porque seguro que estaré contigo para darte ánimo y apoyo. Tengo la certeza de que llegaré a ser una buena madre para ti, y cueste lo que cueste llegaré a ser una persona formal para darte una vida digna. Te enseñaré a desenvolverte en un mundo tan difícil como éste; a madurar… Te enseñaré reconocer los verdaderos valores importantes que tiene la vida, y a diferenciar los tipos de problemas: psicológicos y reales. Te enseñaré a valorarte a ti, tal cual eres. ¡Nunca dejarás de aprender cosas conmigo!

Si tienes hermanos por favor no os cinchéis, que yo hago eso con mi hermano, y la verdad mis padres se ponen de los nervios, así que si no me quieres ver cabreada, más vale que hagas lo que te digo ¿vale cariño?

Sé cómo eres, no aparentes nada por querer relacionarte con una serie de personas, ten personalidad y aprovecha la vida, no te imaginas lo bonita que es en realidad aunque puede ser que haya veces que no pensemos así…

Sé que además de la niñas más guapa vas a ser la más buena, eso trae muchas envidias no te dejes derrumbar por lo que digan los demás...tú seres más fuerte que todo eso y puedes superar cualquier obstáculo que te ponga la vida porque si te tocó vivirlo es porque puedes superarlo.

Tal vez no soy la mejor para dar consejos ¡tengo la misma edad que tú! Pero te voy a dar el primer consejo…no permitas que nadie mande en ti ¡hay personas que pueden formar parte de tu vida pero no son tu vida entera! No te aferres a una persona y cambies por ella…tu eres más linda siendo como eres. En el momento que algo no funcione no te preocupes que las cosas se pasen, ¿o a caso te piensas que la vida se acaba ahí? ¡Hazme caso que no!

En el colegio te vas a encontrar con compañeros que no te caigan bien, con algunos que sean amigos tuyos y otros tan sólo compañeros. No te pelees en clase, a no ser que sea para defenderte, pero si tienes algún problema directo a tu tutor, pero ante todo nunca uses la violencia. Lo que tienes que hacer es pasar de todos amor, que lo único que tienen es envidia, yo todo esto lo sé porque soy tu madre ¿sabes?

Eres lo más valioso que voy a tener en mi vida y voy a estar contigo siempre ¡y estoy deseando que nos vayamos a comprar juntas! Nos los vamos a pasar tan bien las dos…

Habrá momentos en los que te encuentres sola, en que pienses que la vida no tiene sentido, que te preguntes por qué te pasa a ti eso…en esos momentos tienes que sacar sonrisas de donde no las haya y tirar adelante porque aún quedan muchísimas cosas por vivir..

Te pido solo una cosa, no me engañes. Puedes estudiar o no, eso depende de ti, pero descubrirás que las cosas son mucho mejores si tienes estudios, pero lo que importa verdaderamente es ser una buena persona y ir siempre con la verdad por delante ¡y tú se q vas a ser buenísima persona! lo sé, me lo dice el corazón.

Bueno hijo mío, sé que quizás esta carta no te llegue, pero quiero decirte que en el mismo instante en el que nazcas ya formarás parte de mí y aunque nos peleemos, que lo sé de antemano, será siempre por tu bien y para que nadie te haga daño.

Lucha por tus sueños que serán los que te animen a seguir adelante con tu vida. Que mientras que yo viva, intentaré darte todo lo que en mis manos esté, pero haz que me sienta orgullosa de lo más bonito de mi vida. No te preocupes de si haces o has hecho algo malo, tranquilo, yo también les fallé a mis padres en algún momento. Pero no te olvides que te querré más que a mi propia vida, y aunque ahora parezca un poco melodramático o que te lo digo para quedar bien ¡NO! Te lo digo con todo mi corazón y desde las inmensas ganas de que llegues a mi vida.

Si por alguna razón te llega esta carta y yo he muerto (Dios quiera que no) no te preocupes que te estaré cuidando desde donde esté.

Muchos besos para mi niño/a que te quiero mucho (aunque no sepa quién eres), muchos besitos y abrazos de tu mami que te desea todo lo mejor en el mundo.

Mami<3

Bueno hijo/a mio, escribo esto con la intención de que cuando tengas la misma edad que yo ahora, la leas. Tengo 17 años, aún soy menor de edad y no se mucho sobre la vida, pero mis padres, tus abuelos, me han enseñado demasiado. Ellos son los que me han plantado las bases sobre mi carácter, sobre mis ideas y sobre mi concepción de la vida. Yo veo la vida de un modo sencillo que se resume en vivirla con una sonrisa en la cara, le doy mucha importancia a eso, espero que lo hagas, pero una sonrisa que sea de verdad, de corazón. También espero que todos los problemas que te vayas ocurriendo a lo largo de tu vida, los afrontes con seriedad y madurez, porque en el fondo, los problemas sirven para ver que la vida no termina por eso, y que no merece la pena hundirse, siempre cabeza alta hijo, no lo olvides. Quiero que seas una bellísima persona con la que todos podamos contar y que siempre estés ahí, como yo, que siempre intento ayudar a mis amigos y mi familia con lo que sea, es un factor importante. Debes ser educado y nunca perder el control, lo cual no puedo darte mucho ejemplo, pero bueno, para eso estaré yo, para que no cometas los mismos errores que yo, no me gustaría nada. Quiero que sepas escuchar a las personas y que las trates como se merezcan, si alguno se pasa de la raya, ostión al canto, que una a tiempo puede quitar muchísimas tonterías. Bueno no se si serás una niña o un niño, no me importa mucho la verdad, sólo espero que conozcas y respetes los criterios de la vida y que viva en tensión. Con lo de vivir en tensión me refiero que vivas el día a día como si se acabase el mundo al siguiente, y no te cortes un pelo al sonreír. Sé que vas a ser una gran persona, y cuando leas esto también sé que te va a abrir los ojos, podrías hacérsela a tus hijos. No desprecies nada en la vida hijo, cuando se te presente una oportunidad, aprovéchala sin dudarlo y espero que llegues lejos. No te pongas límites en tu vida, ve a por lo máximo siempre, saca lo mejor de ti, intenta ser el mejor, y por supuesto ten las ideas muy claras, eso es importante. Todos cometemos errores alguna vez hijo, no pasa nada, de los errores se aprende, pero lo que si te digo, es que si te equivocas alguna vez, rectifica, que es de sabios. Por supuesto, ve de frente, no te vayas por las ramas, si tienes que decirle algo a alguien díselo, pero siempre con educación. Se trabajador, humilde, leal, divertido, sociable, sincero… Ya te digo hijo, que con la mentira no se llega a ninguna parte, al final eres tu el que sale perdiendo. Como me dice mi madre se pilla antes a u mentiroso que a un cojo. Tenlo en cuenta, si mientes, te estás engañando a ti mismo. Debes tener un objetivo en la vida, en cuanto a trabajo, debes saber que es lo que te gusta y como quieres ganarte la vida trabajando. Ya con mi edad estarás en bachiller, si la cosa no cambia claro, y ya deberías saber de sobra que quieres ser de mayor. Aprende idiomas y sal a ver mundo, explora, investiga, conoce gente, sal de la rutina de vez en cuando, pero hijo, cúrratelo. Veo de vital importancia que salgas del país para conocer otras culturas y veas que hay mucho mas mundo fuera. Haz cosas diferente, no te cierres, al contrario, ábrete. Llena tu vida en la medida en que puedas de personas con el alma limpia y clara, que sus principales características sean la nobleza y la sinceridad, pero no cierres puertas a gente que a primera vista no parezca tal porque da la casualidad de que muchos que no tienen la apariencia son nobles y otros que lo parecen no, ni tampoco clasifiques nunca a las personas por su forma de vestir o por sus antecedentes, aunque supongo que a esta edad ya sabrás de que te hablo. Huye de las apariencias y de las imágenes que solo confunden y solo sirven para esconder inseguridades o miedos. Haz deporte, céntrate en uno y metete en un equipo, haz piña con ellos, y sal fuera a competiciones, aunque no lo parezca con el deporte te haces un nombre, sin mencionar la de gente que conoces y la experiencia que se vive. Vive muchas experiencias diferentes, que marcarán tu vida. Hijo mio también quiero decirte, que si algún día caes, levántate, las veces que sea necesario, no pasa nada, tu arriba. Lucha a muerte por lo que quieres, que si quieres puedes. Sé decisivo de la vida, y cumple tus sueños, pero siempre se realista. Ojala que cumplas todas tus expectativas en la vida, sería una enorme satisfacción. Te pido que nunca pierdas la humildad, esa humildad que te hará amar a cada persona por lo que es, esa humildad que te permitirá llegar a lo mas alto sin pisar a nadie en esta vida, que te hará tener respeto a todo ser vivo y a ser educado y correcto en cualquier situación. Ante todo te digo que si me necesitas, siempre voy a estar, como tu padre que soy es mi obligación, al igual que tus abuelos han hecho conmigo. Espero ser más que tu padre, espero ser tu amigo y que me cuentes tus cosas, que una madre lo sabe todo, pero un padre no es tonto tampoco… Pero que también tendrás a tu madre que no tengo ni la menor idea de como será, pero seguro que es una persona increíble. Por cierto, también es bueno que tengas relaciones con chicos o con chicas, eres joven, es lo normal, y también te va a ayudar a seguir aprendiendo cosas sobre la vida. Mi abuela hoy en día me dice que sigue aprendiendo cosas… imagínate… asique siempre te irás a la cama con una nueva cosa aprendida. Cuando tengas un problema acude a mí, en la vida todo se soluciona, pero se necesita mucho optimismo y mucha fuerza. Quizás alguna vez sientas que no tienes nada de eso, pero no te rindas, nunca jamás tires la toalla, porque seguro que estaré contigo para darte ánimo y apoyo. Tengo la certeza de que llegaré a ser un buen padre para ti, y cueste lo que cueste llegaré a ser una persona formal para darte una vida digna y ejemplar. Te enseñaré a desenvolverte en un mundo tan difícil como éste, a madurar… Nunca dejes de andar, nunca dejes de avanzar en tu camino. Cuando lo necesites yo te impulsaré hacia delante, como se hace cuando se aprende a montar en bicicleta, sin las ruedecillas, por ti sólo.  Tampoco dejes nunca de luchar por conseguir todos tus sueños, tus metas, tus propósitos… y ten presente que nada ni nadie es más fuerte que tu propia fuerza de voluntad, así que sigue tu camino sin detenerte a ver cómo los que “te tientan a cambiar tu destino y tu suerte” tiran por la borda aquellas ilusiones que te animaban a seguir cada día a pesar de todo.  Lo último, decirte que te quiero, que siempre te voy a querer y que espero que esta carta te sirva para mucho y sobre todo, para bien. Con la mejor intención, tu padre.

  Querido hijo:

       Te escribo esta carta porque me gustaría explicarte los motivos por los que lo hago.

Todo comenzó cuando estudiaba primero de bachillerato y mi profesor de filosofía propuso un trabajo. Este trabajo consistía en escribir una carta a mi hijo.

Yo nunca antes había pensado en el futuro a tan largo plazo, si que pensaba en el futuro de la forma en que se hace cuando proyectas unas vacaciones o piensas lo que harás en Navidad. Pero pensar en lo que ocurrirá dentro de diez o veinte años, para mí era un tiempo muy lejano.

No te quepa duda de que a partir de entonces no paré de pensar en ti. Primero me preguntaba si podría realmente tener algún día un hijo. Pasé una primera fase de duda aunque pronto me planteé tu existencia como un hecho ( tenia que pensar en ti como una realidad y no como una suposición o fantasía). De modo que contigo como hijo y haciendo un esfuerzo empecé a preguntarme como debía cuidarte al principio cuando fueses muy pequeño.

No cabe duda de que la mayoría de los padres cuidan a sus hijos con cariño y esmero, sobre todo los primeros años de vida.

Estaba seguro de que esa etapa la haría muy bien, pues me gustan los niños.

Pero lo que mas me preocupaba era tu educación. No es tara fácil créeme. La educación ofrece verdaderos problemas y calentamientos de cabeza. Hay una frase muy utilizada “los padres solo quieren lo mejor para sus hijos”. Pero cada padre tiene una idea particular de lo “mejor” y no podemos coincidir en que cada persona tiene su particular manera de ver y entender la vida. La educación en casa pasa por inculcar valores morales, luego esta la educación académica, que es la que se imparte en colegios, institutos, etc.

Cuando leas esta carta ya tendrás dieciocho años y ante todo quiero que sepas lo mucho que te quiero, que he intentado educarte lo mejor que he podido, inculcándote los valores que yo tengo. Sé que tienes una vida por delante y que piensas que tienes tiempo de sobra para todo. Pero no te engañes el tiempo pasa muy deprisa. Aprende a valorar las cosas que son realmente importantes . Aprende a

valorarlas y a reconocerlas pues no siempre tendrás

claro qué vale realmente la pena. Mi consejo es que cuides a las personas que te quieren, tu familia, tus amigos, y que disfrutes con ellos los buenos momentos que te ofrezca la vida y olvides los malos lo antes posible.

Aprendiste cuando estudiabas a hacer esquemas y resumir lo más importante de los temas. Pues haz lo mismo con tu vida, aprende a resumir, haz un esquema de lo mas importante y concentra tu atención en ser felíz.

Para despedirme te hare una sugerencia:

Tienes dieciocho años ¿porqué no escribes hoy una carta para tu futuro hijo? Yo lo hice, la prueba la tienes en tus manos y es una experiencia que te hará pensar en cosas en las que nunca antes habías pensado y te sorprenderás. ¡ Inténtalo! Y si con suerte yo sigo a tu lado, búscame porque con gusto te ayudaré. Siempre me tendrás a tu lado.

Aunque creas  que soy mayor y no entiendo tus problemas, aunque pienses que las circunstancias de la vida han cambiado y que yo no tuve los mismos problemas que hoy día tienes tu. Intenta comprender que las circunstancias pueden ser distintas, pero las personas y la forma en que sentimos, nos expresamos y nos relacionamos no tiene ni época, ni tiempo. El ser humano puede adaptarse y comprender las acciones de unos y otros pese al tiempo, las modas y tendencias. No lo dudes hijo mío, tu  padre  hará lo  imposible para que tu seas feliz. Ese es mi proyecto, tu felicidad la mía. Un beso muy fuerte de tu padre. 

 

21:38 01/12/2012

Hola pequeño mio puede que esta carta te desconcierte bastante ya que está escrita cuando yo tenía tu edad, no sé realmente como empezar una carta para mi futuro hijo al que aun no conozco, no se si será un niño, una niña, mellizos, o quizás gemelos... pero lo que sí sé es que te voy a querer con todas mis fuerzas. Que seré capaz de dar la vida por ti, que no me importará nadie más que tú ni siquiera yo misma. O quizás puede que no llege a tener hijos, esperemos que no... y que la estes leyendo. No se ni qué nombre tendrás, así que esto es una locura... pero te voy a decir algo muy importante que no quiero que jamás olvides. Aun soy muy pequeña para decirte la clave de la vida, pues yo aun no la conozco, pero te puedo decir que vivas feliz, siempre se feliz que nada ni nadie te impida serlo, que no dejes que nadie te hunda que se crean más que tú, NUNCA creas a quien quiere hacerte daño y verte mal. También debes de valorar todo lo que tengas durante tu vida, ya que no sabes que te deparará el futuro, ni si quiera yo aun lo sé. Ante todo quiero que simepre luches por tus sueños, que no dejs que alquien te diga que no vas a poder, quien te lo diga será porque él no puede, pero tú sí, porque yo confio en ti. También quiero que siempre tengas claro que soy más que tu madre, soy una amiga en la que podrás siempre confiar, desahogarte conmigo, reir, pensar... para todo lo que quieras estaré ahí. Sé que la edad que tienes es difícil, aunque a los adultos le parezca una tontería, no lo es porque hemos pasado de ser niños a ser personas maduras, con pensamiento propio. Otra cosa que te pido es que te cuides mucho, que nunca te dejes guiar por malas personas, que siempre suena a la típica charlita de adultos a niños, pero yo te lo estoy diciendo ahora que tengo 17 años, y no quiero que si haces cosas que no te vayan a convenir salgas perjudicado y sufras. Te siempre opinión propia y nunca dejes que andie te la cambie. Me gustaría también que me dejes enseñarte cosas, viajar, enseñarte libros, películas... enseñarte loq ue me gusta y me ha gustado con tu edad, es decir lo que me gusta ahora. Y también que no te dejes influenciar por mí en los gustos, pensamientos o ideologías, que tú tengas los tuyos propios porque eso sea loq ue de verdad te llena y te gusta. Quiero que sepas que si en algún momento sientes que te fallo no pienses que es por que no te quiero, o soy una mala persona, piensa que todos somos personas y como tales tenemos errores, lo importante es que lo intentaré arreglar siempre. No quiero que sientas que no te quiero o que no me preocupo por ti. Ya que eres la razón de mi vida. Me gustaría que vivieramos en una casa en la montaña, no sé cuando leas esta carta seguramente te rias, porque vivamos en un piso pequeño, pero soñar no cuesta. Por lo que quiero que tú también sueñes, y que intentes siempre cumplirlo que no se quede en un simple pensamiento sin más. Esta carta es en realidad un trabajo para filosofía y cuando el profesor me dijo que tenía que hacerla me pareció un royo, una tontería que no servía de nada, pero ahora que la hago me doy cuenta de que no, de que quiero que cuando tengas 17 años la leas, y sepas lo que pensaba a tu edad, que veas como tu madre también ha sido joven y te comprende aunque pienses que no. A mi me pasa con la mia, con tu abuela... siempre siento que ella no ha sido joven, que me impone normas que no quiero cumplir, que piensa diferente a mí, pero después comprendo que ella debe de imponerme normas para educarme y claro que ha sido joven y ha disfrutado de la vida, pero también eran otros tiempos y había otros pensamientos. Cuando leas esto mi presente ya será pasado para ti y pensarás que soy anticuada, tiene gracia. Ahora quiero que pienses en tu infancia, piensa en todo lo bonito que has vivido, la primera vez que viste la playa, la montaña, la nieve la sensación que tuviste al tocarla, piensa en loq ue te gustaba hacer de pequeño... Yo nunca me había parado a pensarlo hasta hace poco y me sentí muy feliz al recordar lo que me gustaba ir a la playa y coger la arena y sentir como se escurría por mis dedos al igual que hundir los pies en la arena. Me encataba coleccionar tonterías, me encantaba cuando veía a gente que hacía tiempo no veía, el olor a lluvía, buscarle forma a las piedras, a las nubes, ¡a todo!, pintar con el dedo en los cristales, ir en coche y quedarme dormida... y me he dado cuenta que nada de eso ha cambiado que la niña pequeña que ántes hacía y le gustaba estas cosas las sigue haciendo y le sigue gustando. Asi que seguramente cuando tu tengas mi edad y yo sea una vieja me seguirán gustando y si ves que ya no lo hago recuerdamelo recuerdame entonces a la niña que tengo dentro. Y que a ti nunca se te olvide el niño que llevas dentro, disfurta de los pequeños detalles de la vida. Tienes que saber también que seas como seas, hagas lo que hagas, digas lo que digas yo siempre te va apoyar. ¡Que si tú me faltases yo me muero! Puede que cuando este leyendo esto sientas que yo contigo no soy demasiado cariñosa, no em lo tengas encuenta, lo soy a mi manera y eso lo debes de saber de sobra. Te intentaré educar lo mejor que pueda para que valores lo bonita que es la vida, que no todo se queda en lo material, en los moviles, en los amigos, que hay más hayá de todo eso, que existe lo natural, la belleza dentro de las cosas no todo es por su estética, que si alguien necesita ayuda tú se la ofrezcas, que no pienses sólo en ti, mira más allá, no seas como lo demás, ¡SÉ TÚ! No sé si la llegarás a leer algún día... si lo haces espero que te sirva todo lo que te he dicho, y que ¡nunca pero que nunca tengas miedo a tomar decisiones y equivocarte! Eso es lo mejor de la vida equivocarte y aprender de ello, restificar y vivir feliz. Una última cosa que te pido hijo mio es que nunca sientas odio hacia las personas, ya que el odio es un lastre que no sirve absolutamente de nada, la vida es demasido bella como para sentir odio. ¡Y ahora sal ahí y comete el mundo, sonrie sin parar, ya que la sonrisa es la mejor medicina para curar tu tristeza y la de los demás, espero que cuando tu tengas 17 y yo la edad que me corresponda tenga arrugas en las comisuras de tanto reir y si llorás que sea de felicidad! Te quiero muchísimo hijo nunca lo olvides y que lo más lejos de ti sea a tu lado.

Granada, de 1 de Diciembre a 2 de Diciembre de 2012
Hola, hijo mío o hija mía:
Te escribo estas palabras, a contrarreloj y con cierta prisa, porque el internet de esta época es bastante lento y mi profesor de filosofía me va a suspender por no entregarlo a tiempo por correo electrónico ni colgarlo en la red social “Filosofiesta”. Me he pasado toda la tarde intentando solucionarlo, y se me ha pasado escribir las cartas filosóficas. Entonces me dirás ¿cómo es que entonces eras tan irresponsable, con lo que me machacas todos los días sobre la importancia de la puntualidad y de “que no te pille el toro”? Pues hijo o hija, la experiencia nos enseña cosas bastantes útiles para la vida, en la mayoría de las ocasiones por las malas, así que, recuerda, mi niño o mi niña, que la suerte es el resultado de una buena planificación y de saber observar en el momento adecuado, en el lugar adecuado e incluso con las personas adecuadas.
Papá/Mamá, ¿que es Filosofiesta? Supongo que ya te lo habré contado. Por si se me ha pasado por achaques de la edad, o porque mi profesión me lo impide (eso espero, la verdad es que tengo miras a un futuro bastante constructivo y haciendo una de las cosas que más me gustan: escribir). Escribir es una brisa fresca en mitad del desierto. Escribir es ser muchas personas sin dejar de ser tú. Es vivir muchas vidas, muchas aventuras y seguir adelante con tu propia vida. No encontraría palabras exactas para definir que es lo que siento, a la hora de escribir. Que curioso, si siempre encuentro las palabras adecuadas. A veces los sentimientos más acérrimos a nuestro corazón son complicados de explicar. Espero que esta pasión te la haya inculcado bien, y pueda contar tanto nuestra familia como nuestra sociedad con un escritor o escritora y con un o una intelectual más. Pero no te limites a ser una persona más, tienes que destacar. No tengas miedo, cariño mío. Te criticarán, te lo harán pasar mal, te darán la espalda y sufrirás mucho. Pero a pesar de todo, verás la luz al final del túnel y comprobarás por ti mismo o misma que el problema no es contigo, el problema lo tienen ellos. Que sepas que siempre puedes contar conmigo, yo lo he pasado bastante mal en eso ¿sabes? Porque antes no encontraba mi lugar en el mundo, me sentía completamente desgraciado. Quería morir. Pero no le di a nadie esa satisfacción. Me levanté y dejé de mirarme los pies, puse la vista fija en el objetivo y caminé hasta él, con paso firme y decidido, sin dejarme avasallar, sin dejar que los demás decidieran por mí como lo habían hecho durante toda mi vida. Sin dejar que nadie me definiera, sin dejar que nadie me dijera quien soy y así impidiera acercarme a lo que realmente soy, en esencia.
Contándote todo esto se me ha ido el santo al cielo, mi niño o niña. Filosofiesta es (o era) una red social dedicada a la filosofía y a proyectos relacionados con los derechos humanos, del colegio Salesianos San Juan Bosco de Granada, mi ciudad natal. Y gracias a esta página web (y aunque el profesor no quiera evaluarme por no entregarlo a tiempo) estoy a cada palabra, a cada párrafo, más cerca de mí mismo, de quien soy y hacia donde voy. Y me ha costado lo mío, cariño, mucho. Soy prácticamente un adulto-a, pero sin embargo, me he comportado de una forma idealizada y alocada, alejándome de la realidad, ¿y por qué?
Simplemente no quería aceptarla. Es muy dolorosa, o al menos lo era para mí. Por eso me gusta escribir, me alejo de ella por unos instantes imaginándome una historia, y cuando vuelvo a la realidad, es entonces cuando vuelvo con otra perspectiva, con otra visión de cosas, mucho más amplia, rica, enriquecedora.
Y pienso muchas veces, luz de mis ojos, que si no fuera porque soy una resiliente (la resiliencia es la capacidad de las personas para anteponerse a su propio dolor y sobrevivir, aunque yo creo que es algo que ya sabías, si no, ya me encargaré de explicártelo más detenidamente) y porque existe la música (a mi entender el mejor invento de la Humanidad) no podría dedicarme vocacionalmente a la escritura. Ahora mismo estoy escuchando Knigths of Cydonia, de Muse. Una canción que me transmite mucha fuerza y energía. Ya sabes que tu viejo o vieja es un-a melómano-a consumado-a, me gusta todo tipo de música, generalmente la que no se guía por patrones de la industria, o simplemente, la que me llega hasta lo más profundo de mí, la que tiene un mensaje que decirme, que transmitirme, que transformarme.
Te voy a educar para que no tengas prejuicios, para que veas todas las perspectivas posibles y juzgues por ti mismo-a. Mi educación se orientaba al respeto por los demás, pero solo de boquilla. Me educaron en ello, pero luego nos faltábamos mucho al respeto los unos a los otros en casa. Pero no por eso te lo tomes a mal y mires a tus abuelos con malos ojos, son de una época diferente a la mía, como yo lo soy de una época distinta a la tuya. Y chocaremos mucho, pelearemos mucho, ya lo verás. Erraré contigo, porque antes que tu padre-madre también soy humano-a, como tu errarás conmigo. Es algo natural, cariño, se llama choque generacional o conflictos generacionales, necesarios para que el hijo pueda dejar de depender emocionalmente de sus padres (otra cosa es dejar de quererlos) y así pueda valerse solo ante la vida, en especial cuando éstos ya hayan desaparecido.
Te voy a contar un poco como me trata la vida, pero para ello, te voy a contar un poco de como era mi vida cuando era niño (estoy escribiendo generalmente en masculino y a veces con los dos sexo, para el trabajo de filosofía me han dado un apodo de chico, no te asustes, no me he vuelto loco)
Como ya sabes, nací en el seno de una familia de clase trabajadora, pero no muy convencida de las conquistas sociales que se dieron durante la Transición y los 80 para conseguir derechos laborales y sociales en este país, que ahora mismo por la crisis acuciante en la que nos vemos envueltos, están condenados a desaparecer. Hijo o hija mía, lucha para que esos derechos no desaparezcan, o si lo han hecho, lucha por recuperar lo que nuestros padres y abuelos lo que con tanto ahínco conquistaron y les fue arrebatado. No dejes que pisoteen tu dignidad, de ninguna manera. Ante todo eres el pueblo, eres libertad, eres hijo-a de esta tierra y sus gentes. Se digno-a de ello.
Ya me he vuelto a desviar del tema, me pasará muchas veces contigo, en fin, perdóname si lo hago, sobre todo cuando los años me hagan “chochear”, ya nos iremos conociendo, cariño.
Bueno, nací en el seno de dicha familia, y los primeros años de mi vida eran los mejores. Al ser el pequeño de cuatro hermanos me correspondían a mí toda clase de mimos y caprichos, algo que no está del todo bien. Hay a veces que no se le puede dar a un niño todo lo que pide, porque si no entonces, este será un malcriado y eso le acarreará muchas consecuencias negativas en el futuro. Querrá que todo el mundo esté a su entera disposición, a sus caprichos y a su voluntad, se convertirá en todo un tirano egoísta y caprichoso, empeñado en verse el ombligo y sin importar los sentimientos y las necesidades de los demás. Y al final acabará solo, pero no se dará cuenta hasta que sea demasiado tarde. No cometas ese error, cariño, yo me encargaré de convertirte en buena persona, aunque no pueda estar siempre encima de ti y tengas que hacer tu vida. ¿Entiendes ahora por qué a veces he sido tan estricto contigo? Solo velaba por tu bien, por tu seguridad. Si me faltas, oh dios, si me faltaras. No me lo puedo ni imaginar. Ni siquiera estás en este mundo y el terror se apodera de mí al pensar que algo malo te llegara a pasar. Me moriría de la pena, incluso mucho más que eso. Entiérrame tú, que para eso soy tu padre, soy más viejo y te tengo que pasar el relevo. Empieza a cuidarte a ti mismo-a desde ya, yo no podré hacerlo toda la vida, aunque siguiera con vida. Los años me pasarán factura y a lo mejor serás tú o alguno de tus hermanos (si es que he tenido más hijos) los que se encarguen de mí. Pero procuraré no molestaros con mis “chocheces”, y si fuera necesario, contratar a alguien de confianza para que pueda velar por mí, como yo velaba por vosotros cuando erais más pequeños, y así podréis seguir haciendo vuestras vidas como yo haré la mía. Pero al menos me haréis una visita, ¿verdad? Aunque os caliente la cabeza con mis cosas de viejo y mis manías. No me haría más feliz que eso, en mis horas anteriores a la muerte.
Más arriba comentaba que me educaron en el respeto hacia los demás, aunque no se aplicara mucho en las relaciones diarias. Aquí es cuando empieza mi historia de verdad.
Yo era un chico feliz, un niño monísimo si me lo permites. Pero entonces llegó el colegio, la EGB, que al poco tiempo se convirtió en la primaria, y entonces ahí fue cuando comenzaron “mis problemas”, aunque se agravarían al llegar a la adolescencia.
Tres niños se metían conmigo, los mismos que iban al parvulario, porque una vez, cuando apenas contaba con cuatro o cinco años, le pedí a la profesora ir al baño, pero entonces, no me pude aguantar la orina. Imagínate la vergüenza. Dios… y pensar que ese preciso momento fue el que sentenció las primeras dos décadas de mi existencia. Si los que me hacían la vida imposible más adelante lo supieran… tendrían algo más por lo que marginarme, estoy seguro.
Me costaba relacionarme con el resto de los niños, había un chico con el cual hacía buenas migas y nos veíamos siempre después del colegio. Pero le hice un feo cuando tenía 11 años en la escuela de verano y puso a todo el mundo en mi contra, como si no tuviera bastante. Es algo que ya te contaré más adelante, y si quieres saberlo ya, solo te puedo decir que no fue para tanto.
En fin, los primeros años de vida fui pasando de puntillas por la vida de la gente: durante un tiempo éramos amigos, y al cabo de unos años cambiábamos de curso o de colegio y las relaciones se enfriaron hasta desaparecer.
Fue entonces cuando me llevaron al psicólogo por “problemas de adaptación” (esta sociedad tan humana y tolerante, que culpa a las víctimas del sufrimiento y la marginación a las que son sometidas por terceras personas, mira tú que curioso) Entonces se enteraron y me empezaron a apodar el “loco” y ya casi nadie quería juntarse conmigo, salvo los que eran tan inadaptados como yo. Éramos el blanco de los abusones, pero formábamos una pandilla leal y entrañable, hasta que por líos de faldas y por pasar del colegio al instituto se fue todo al garete.
Y por si no fuera bastante, tu abuela también me decía que estaba loco. Por favor, no la tomes con ella, habría que verme como me ponía de energúmeno, pero no sin motivo justificado.
En fin, insultos por la calle, que si estaba loco, que si estaba gordo…. Mis mejores amigos fueron esos inadaptados, mi perra de la que tantas veces te habré hablado, y los libros. Me pasaba las horas muertas en la biblioteca del colegio, eran mi más preciada compañía. Por eso, mi pasión es la escritura, y te recuerdo que al principio pensaban que yo copiaba las historias, que hasta me hicieron una prueba para ver si yo tenía cualidades para la escritura. En fin, pasemos al siguiente capítulo de mi vida.
Llegó el instituto y pensé que todo acabaría allí. Y un poco más y acaba todo conmigo. No me conseguía adaptar y pasaron a llamarme satánico, por como vestía y lo que escuchaba, y sigo escuchando y a mucha honra.
Y nada, no te quiero aburrir más con mi vida, ya te la tienes que saber de memoria. Tienes que tener la cabeza como un bombo con estas batallitas de este viejo tuyo.
Pues en fin, que a veces tengo pesadillas con todo aquello o no puedo pegar el ojo durante toda la noche, fumo como un carretero, con los nervios no logro alcanzar ni la relajación ni la concentración que necesito, tomo ansiolíticos, voy a terapia y sigo sin adaptarme (salvo con aquellos tan inadaptados como yo, que dicho de otra manera, se comportan de una manera más justa, buena y honrada que aquellos que presumen de estar bien adaptados) Y para aclararte, a ti y a todo aquel morboso o morbosa (o curioso o curiosa, para evitar malentendidos) que no estoy loco. Todo esto que estoy contando lo hago en facultad de mis capacidades, si es que se dice de ese modo. Que alguien tome medicación para controlar sus nervios o vaya a terapia, eso no quiere decir que sea un demente. Es una persona traumatizada, cuando no atormentada, que se ha quedado atascada en el mismo capítulo de su vida una y otra vez, que no sabe como salir de él, y que lucha por buscar un sentido a su existencia y por buscar su lugar en el mundo.
¿Ahora entiendes por qué soy como soy?
Pero a pesar de todo esto, no te preocupes, estoy bien. Antes estaba mucho peor, me da vergüenza, mucha vergüenza reconocer que perdía mis horas destrozando mi cuerpo, y de paso, destrozando mi vida. Te lo contaré cuando seas mayor, es algo muy personal para que alguien lo vea escrito. Pero no os preocupéis, nada grave dentro de las circunstancias de mi vida.
Soy un resiliente, lo he tenido todo o casi todo en mi vida pero siempre me han faltado muchas cosas. Cosas esenciales pero invisibles a los ojos, como diría Exupéry, el escritor de “El Principito”. Exactamente diría “Lo esencial es invisible a los ojos”.
Vaya, el texto original constaba de 1200 palabras. Vaya manera de bajarte la moral, y de paso, comerte el coco un rato. Pero necesitaba desahogarme y contarte parte de mi vida. Ahora ves que estoy bien, que quizás me haya convertido en un escritor prestigioso pero comprometido, y que puede darte con más facilidad los estudios que a los abuelos tanto les costó proporcionarme. En realidad, son un trozo de pan. Han sido demasiado buenos conmigo, y han tenido mucha paciencia dentro de lo que cabe. Ya los conocerás, son una gente fantástica. Algo gruñones, pero con un gran corazón. Y si alguien hablara mal de ellos, miente como un bellaco. Y para terminar, hablaré de tu padre-madre (recuerda que decir mi sexo sería delatarme, aunque ya creo que más de uno se habrá percatado quien soy yo, diantres) y te daré unos consejitos que creo que te ayudarán a enfrentarte a la vida. No te preocupes, no te pongas triste mi niño-a, por todo lo que has leído anteriormente. Como bien te dicho soy un resiliente, un superviviente, un guerrero en esta batalla que es la vida, un cowboy que cabalga en su montura por este desierto que a veces nos parece que es nuestra existencia (pardiez, estoy volviendo a escuchar la canción que te había comentado antes, por ahí va la temática y me ha inspirado, me encanta esta canción)
Tu padre-madre… un consejo te doy de antemano. No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, o bien se podría decir que nada es seguro en esta vida, que lo que bien te da, mal te quita.
Y si es esta persona con la que estoy ahora mismo, ha demostrado con creces ser una de las personas más buenas, especiales y maravillosas del mundo. Y si como pareja (y en un futuro, posiblemente como cónyuge) es buena, será un-a magnífico-a padre- madre para ti y para tus hermanos, si es que los tienes. Ten toda la paciencia con él-ella como la tienes conmigo, los padres antes de padres somos humanos, no lo olvides (recuerda lo del choque generacional, y entonces no te costará tanto cuando tengas que lidiar algún problema con nosotros)
Es una persona maravillosa, te encantará conocerla (espero que sea él-ella, tan solo de pensar que no lo fuera se me parte el alma, pero seamos realistas de que todo en esta vida no es ni eterno, ni duradero y pueden pasar muchas cosas antes de concebirte, pero deseo con todas mis fuerzas que sea él-ella, se lo merece y con creces) Más adelante, te contaré nuestra historia de amor, porque como la cuente ahora no terminaré nunca. Todavía me queda que el internet no se vuelva a caer, me va a dar algo.
Y ahora como broche final, te contaré que es lo que te pasa cuando te enamoras. Idealizas a una persona, la conviertes en “tu dios” y al amor en “tu religión” (resulta curioso, porque he suspendido el primer trimestre de lengua y literatura) y con esto hago una referencia al amor de la literatura medieval, aunque total, en todas las épocas se han cometido muchas locuras por amor o por dejarse arrastrar por las más bajas pasiones. Ya te contaré, este no es el momento ni la ocasión, tengo mis secretitos como todo el mundo, además de que tanto el wifi como el tiempo corren en mi contra.
No pierdas la cabeza, a veces un buen chico o buena chica es mejor que ese malote o esa “tía buena”. Y a pesar de todo, no te creas lo que dicen en los cuentos. Ni el príncipe azul es tan azul, normalmente suele desteñir. Ni la princesa ni es vulnerable o bonachona, ni precisa necesariamente que vayan detrás de ella y la “salven”, con que le eches un cable y estés a su lado, tanto en las duras como en las maduras, nada más importa. Si eres chico, no es necesario engañar o emborrachar a la chica para que se acueste contigo, por mucho que te digan tus amigos, que si te lo dicen, no son buenos amigos. Y quien lo hace, te aseguro que es un canalla y un abusón. Siempre con la verdad por delante hasta que des con tu verdadero amor. Hay otros métodos para desahogarse a solas, ya me entiendes chavalote. Tanto si eres chico como chica, no tengas prisas por crecer, ya te irá llegando las cosas conforme avances en la vida. Y si eres chica, cuidado con este tipo de chicos. Te harán sentir especial, te dirán palabras preciosas propias del mismísimo Bécquer o Shakespeare, irán de caballeros y serán muy “cariñosos” contigo, no se si me explicado con la suficiente claridad. He conocido amigos, más bien compañeros de juerga que amigos, que eran unos auténticos canallas, que hacían con las chicas lo que les hacía la gana. No te dejes engañar, ten mucho cuidado con eso, cariño.
Y cuando llegue tu primera vez, por favor, con una persona especial, que te trate con dignidad, respeto y amor auténticos. Y no un calavera que te quiera de boquilla. Sé más lista que ellos, princesa. O de lo contrario, van a saber lo que es el amor de un padre. Lo mismo te digo a ti, chico, lo mismo. Trata a tu chica como lo que es, como una princesa, y cuidado, porque se pueden invertir los roles y que la chica “te salga rana”, más bien como la bruja mala. Nadie está fuera de peligro en esta vida, ten cuidado chavalote. Y por supuesto, poner precauciones, profiláctico siempre, porque antes de llover, chispea. A parte de que hay muchos más métodos anticonceptivos, pero el profiláctico previene las enfermedades de transmisión sexual, siempre. Y las drogas y el alcohol… El alcohol, con precaución. Cuanto menos mejor, no el que más bebe o más fuma es el más mayor y el más maduro. La persona madura sabe lo que le conviene o no le conviene, la persona madura pone un límite, siempre. Las drogas, ni tocarlas. Te destrozará y arruinará la vida. Y el tabaco, un cuarto más de lo mismo. Si ahora fumo (espero que en el futuro, o sea, el ahora mientras lees estas palabras) es porque simplemente, soy idiota. Creo que me calma los nervios, y además soy un adicto a sus sustancias, y además en su tiempo me quise hacer la mayor ante una amiga que era unos años menor que yo, para hacerme el interesante y que “sabía más cosas de la vida que ella”. Estupideces de juventud.
Espero que todo esto te haya servido. Lee, instrúyete, aprovecha las oportunidades que te brinda la vida, pues ciertos trenes solo pasan una vez, y yo estoy aquí de rebote y por avatares del destino.
Te voy dejando ya, si bien no has abandonado esta extensa lectura y has hecho un avioncito de papel con esta carta y lo estás lanzando al vacío, o barquitos, o yo que se… estoy muy cansado, y me queda mucha noche por delante.
Nos veremos muy pronto (No, muy pronto no, no jorobes, que todavía soy estudiante y me queda todavía mucho por recorrer) Procura no cometer los mismos errores que yo, que dentro de lo que cabe, no son del todo irreparables y todavía estoy a tiempo de encauzar mi vida y sacarme el Bachillerato, en primer término.
Con todo el amor del que dispongo, te espera tu padre, Lechuso Lopez (este mote viene de un comic de Zipi y Zape, yo esperaba ser alguno de los mellizos, como todos, me imagino)
PD: Como no desarrolles una mente filosófica y crítica ante la realidad, te vas a enterar, ¡es que te crujo, vamos! (sabes que bromeo, pero sería una de mis mayores ilusiones)

RSS

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

FILOSOFIESTA MÓVIL

Miembros

© 2021   Creado por Fernando López Acosta.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio